Vous êtes sur la page 1sur 12

Animales Venenosos

del Bosque Seco


Introducción

Entre los días 9 y 10 de junio de 2005 se realizó en la ciudad de Macará,


Ecuador el Taller de “Animales Venenosos del Bosque Seco”, el cual fue
organizado por el mecanismo DarwinNet, el Hospital Civil de Macará y el
Instituto Nacional de Higiene “Leopoldo Izquieta Pérez”. El taller fue
facilitado por el Biólogo Antonio Freire y estuvo dirigido al personal médico
de la zona a fin de que puedan tratar emergencias relacionadas con picaduras
y mordeduras provocadas por animales venenosos; al evento también
asistieron personas que tienen algún interés en el tema por su entorno
laboral.

El biólogo con casi 30 años de trabajo en herpetología (estudio de anfibios y


reptiles), explicó varios aspectos relacionados con los animales venenosos que
habitan los bosques secos y húmedos de la Región Tumbesina, es decir la
costa de Ecuador y el nor oeste de Perú. Detalló información sobre los
animales más conocidos como serpientes y víboras, pero también de otros
animales como abejas, hormigas, ranas, arañas y alacranes, cuya frecuencia
de picaduras puede ser aún mayor.

Se presenta información sobre los signos y síntomas que producen sus


picaduras o mordeduras, así como los tratamientos más recomendados.

Mayor información:
freireantonio@yahoo.com, loja@darwinnet.org

1
SERPIENTES

Las serpientes son reptiles que se deslizan sobre la


tierra. Su piel está cubierta por escamas que pueden
ser de variados colores. Algunas especies son muy
llamativas y otras se confunden con el medio
ambiente para sorprender a sus presas. Tienen la
lengua bífida, y cuando la sacan, les permite detectar
a sus presas por sus señales químicas y olores.
Pueden ver en la oscuridad, pero son sordas y Boa o macanche copa
detectan el calor emitido por los cuerpos de sus (Boa constrictor ortonii)
presas.

Existen muchas serpientes no venenosas como las culebras y las boas o


Constrictoras, las que no tienen veneno, sino que matan a la presa
envolviéndola y apretándola hasta asfixiala.

Las especies venenosas son llamadas víboras, como la “Equis” o “Macanche”, y


la “Coral”.

Las víboras de familia Viperidae son las de mayor importancia desde el punto
de vista médico debido a las diferentes reacciones que se han visto a causa
de su mordedura. El veneno de las especies de esta familia es necrótico,
causando literalmente la pudrición del tejido humano, lo que puede ocasionar
la pérdida de extremidades. También posee anticoagulantes, que impiden la
coagulación de la sangre, pudiéndole causar la muerte a la victima. La muerte
por una mordida de este tipo normalmente sobreviene a las 48 horas, pero
puede ser instantánea.

Entre los distintos géneros que existen en esta familia, tenemos:

1. Crotalus: la serpiente más conocida en este género es el “Cascabel”, la


cual no ha sido reportada para el Ecuador. La mordedura de serpientes
de este género es combatida con el suero anticrotálico.

2. Lachesis: Dentro de este género se encuentra la “Verrugosa”, una


serpiente muy común en los bosques secos. En el oriente ecuatoriano
es conocida como “Yamunga”. En casos de mordedura se utiliza el suero
antilaquético.
3. Bothrops y Bothriopsis: Dentro de estos género existen 14 especies,
entre las más importantes están: Bothrops asper (Equis o Macanche
Mariposa), Bothrops atrox (Hoja Podrida) y Bothriopsis lojanus. El
suero antibothrópico es utilizado en este tipo de mordeduras.

Por su dentición, las serpientes de clasifican en:

Aglifa: con dientes pero no colmillos, no venenosa.

Opistoglifa: semi venenosa.

Proteroglifa: colmillos pequeños en la parte media anterior,


venenosa.

Solenoglifa: (colmillos grandes en la parte frontal, muy


venenosa).

Una característica de las víboras es que en su mordedura se evidencian


claramente dos colmillos, a diferencia de las no venenosas, cuya mordedura
presenta varias hileras de dientes. Es necesario advertir que el colmillo de
una víbora contiene y puede inyectar veneno (en caso de traspasar la piel),
hasta un par de meses después de muerta.

En Ecuador existen 23 especies de la familia


Elapidae, es decir las corales con 22 Micrurus,
y 1 Leptomicrurus. Estas tienen un veneno
neurotóxico y para combatirlo se requiere un
suero llamado Anticoral Polivalente.
En Ecuador la mordedura de una coral es
mortal ya que no existe un suero específico.
Coral (Micrurus catamayensis)

En general, la coral es una serpiente poco agresiva, pero letal. Los primeros
síntomas de la mordedura de una serpiente coral son: vómitos, pérdida de
visión, tos, dolor local. De ser el caso, no se debería esperar mostrar los
síntomas para iniciar el tratamiento.

1
Es importante conocer que existen muchas especies de “falsa coral”, que
imitan los colores de las verdaderas, pero carecen de veneno. Las corales
verdaderas se caracterizan por poseer anillos negros impares (1 o 3) en cada
grupo de anillos, mientras que las falsas corales poseen anillos negros en
número par (2 o 4). Otra clave es que los anillos de color negro y rojo nunca
estan juntos, generalmente están separados por anillos amarillo o blanco.

En lo que se refiere a la toxicidad de las


serpientes, es importante saber que las
serpientes jóvenes son mucho más venenosas
que las adultas. Por esto, para fabricar un
suero antiofídico se requiere trabajar con
individuos de diferentes edades.

Solo en caso de haber dolor, supuración,


hinchazón progresiva, hemorragia, Extracción de veneno de una equis
ennegrecimiento de la zona de la mordida, se (Bothrops atrox)

puede pensar que la mordedura ha sido venenosa. Si no existe ninguno de


estos síntomas, solo se debe lavar bien y desinfectar la herida.

Es importante considerar que entre el 20% y el 50% de las mordeduras de


víboras venenosas no son mortales o causan poco daño.

Lo que SE DEBE HACER al ser mordido por una serpiente venenosa:

- Acostarse cómodamente e inmovilizar al paciente mientras se lo traslada


rápidamente a un Centro Médico. Si la mordedura es en alguna extremidad,
inmovilizarla manteniéndola por debajo del nivel del corazón, sin que quede
colgando.

- Limpiar y desinfectar bien la (s) herida (s).

- No agrandar la (s) herida (s).

- Tratar de extraer la mayor cantidad de veneno succionando a través de las


heridas, utilizando para ello una tela plástica, un sacaleches, ventosas, o
extractores de cualquier tipo. De esta forma se puede extraer hasta un 30%
del veneno inyectado. NUNCA succionar con la boca directamente

2
- Si la víbora atacante es muy grande y se sabe que puede haber mucho
veneno todavía en el cuerpo, se debe tratar de extraerlo haciendo dos cortes
en la piel a no menos de un centíme tro de las heridas de los colmillos
(NUNCA SOBRE ELLAS), de aproximadamente 1 cm de largo y ½ cm de
profundidad. Siempre entre las heridas y el corazón (sentido próximal).
Estas se deben hacer en el sentido de la fibra del músculo para evitar
mayores daños. Succionar todo el veneno que sea posible a través de estos
cortes. Esto es recomendable cuando el tiempo de traslado sea mayor a
cuatro (4) horas.

- Aplicar hielo (crioterapia) en la herida. No retirarlo hasta la aplicación del


suero antiofídico. Sirve para calmar el dolor. No utilizar en caso de
mordeduras de “Equis”.

- Suministrar buena ventilación e hidratación.

- Quitar anillos y todos los objetos que puedan ejercer presión.

- Suministrar antibióticos para evitar infecciones. (400.000 ul de Penicilina).


Cubrir la herida con pomada antibiótica.

- Si hay disponible, suministrar:


a) Sobredosis de vitaminas A, B, C, y K.
b) Analgésicos y tranquilizantes, evitando sobredosis o drogas depresivas.
c) Antialérgicos.
d) Coramina.
e) 1cc. de Adrenalina.

Se aconseja capturar al animal para poder identificarlo. Si se tiene suero


antiofídico, suministrarlo de la siguiente manera:

1) Prueba de alergia al suero


Mezclar una gota de suero antiofídico con 9 gotas de agua. Aplicar una gota
de esta solución en el ojo y esperar 15 minutos. Si se irrita, arde o duele, el
paciente es alérgico, por lo tanto el suero debe inyectarlo un médico. En caso
de emergencia, se puede intentar "desensibilizar" al paciente de la siguiente
manera: inyectar 0,5 cc., 1 cc., 2 cc., 4 cc., 8 cc., y así sucesivamente cada 15
minutos. Es indispensable el suministro de 1 cc. de adrenalina y
antihistamínico.

3
Todo suero antiofídico indica su poder neutralizante, por lo que se debe
seguir las instrucciones en cada caso.

2) Aplicación de suero antiofídico


Se debe aplicar el suero adecuado para la especie de víbora que ha mordido,
de manera intravenosa y no intramuscular en la siguiente dosificación:

1, 2 ó mas dosis (dependiendo de la gravedad del enema) + 80 ml de dextrosa


al 5%, de la siguiente manera:

Durante los 10 primeros minutos de aplicación: 5 ml/min


Durante los 10 minutos siguientes: 10 ml/min
Durante los 20 minutos siguientes: 20 ml/min

Así hasta completar una hora. A continuación se requiere realizar una prueba
de coagulación y si no se tiene un resultado positivo, repetir la dosificación.
Cada suero antiofídico contiene 10 ml.

En el Ecuador se producen sueros antiofídicos de excelente calidad para


varias de las especies más venenosas. Estos se pueden conseguir en el
Instituto Nacional de Higiene y Medicina Tropical “Leopoldo Izquieta Pérez”;
dirección: Julián Coronel 905 y Esmeraldas; Guayaquil – Ecuador; telf. (5934)
228-1944 / 228-1540; P.O. BOX: 3961; E-mail: lipmt@inh@gov.ec;
www.inh.gov.ec.

Lo que NO se debe hacer al ser mordido:

- Pensar que se va a morir.


- Ir al curandero.
- Tomar bebidas alcohólicas o café.
- Mover o agitar al paciente.
- Chupar las heridas con la boca para extraer el veneno.
- Hacer heridas en cruz sobre las incisiones de los colmillos.
- Mantenerse vestido con ropas ajustadas.
- Aplicar torniquete.
- Usar solo antibióticos o pomadas.
- Aplicar hielo y quitarlo consecutivamente.
- Dejar escapar a la serpiente que mordió o destruirlo de tal forma que no
pueda ser identificado.
- Comer demasiado.

4
- Aplicar torniquete y quitarlo por un rato para volver aplicarlo más tarde.
- Aplicar sueros por vía intravenosa a menos que lo haga un médico.
- Dejar el torniquete fijo si el edema aumenta.
- Aplicar suero antiofídico sin probar si la víctima es alérgica a los sueros
antiofídicos.
- Usar el suero equivocado o en poca cantidad.
- Reducir la dosis de suero en los niños.

Es muy importante comprender que los sueros antiofídicos producidos en


otros países como México o Colombia, tienen una efectividad mucho menor
ante las mordeduras de víboras en Ecuador ya que por lo general no se trata
de las mismas especies, o porque las proteínas que componen sus venenos no
son las mismas en los venenos locales. Un suero antiofídico suele tener un
tiempo de validez de un año (esto por garantía de la casa fabricante), aunque
en realidad son activos hasta los 4 años.

Muchas veces se suelen aplicar los llamados choques eléctricos pero se ha


comprobado científicamente que estos no neutralizan ni desnaturalizan el
veneno de la víbora, pero sí se logra prolongar un par de horas la vida de la
persona.

En caso, de carecer del suero antiofídico es frecuente el uso de la planta


llamada “zaragoza” (Aristolochia spp.) la cual contiene ácido aristológico, que
ayuda a neutralizar el veneno de algunas víboras. Tanto la savia como la
planta machacada deben ser puestas sobre la mordedura. Existen 9 especies
de este género, generalmente lianas de la familia Aristolochi aceae que se
pueden encontrar comúnmente en el oriente y en la costa ecuatoriana.

La serpiente marina (Pelamis platurus) que habita en Ecuador posee toxinas


neurotóxicas para las cuales no se encuentran sueros en nuestro país.

Recuerde que el 90% de las serpientes NO SON VENENOSAS y el 50%


de las mordeduras venenosas no llegan a hacer daño. Debido a su
importante función en la naturaleza, SE DEBE EVITAR SU MATANZA.

5
ABEJAS

La abeja de miel (Apis mellifera) es un insecto muy


común en los bosques secos. Existen de dos tipos: la
abeja Real y la Africana (llamada también “asesina”).

La abeja Real es considerada tranquila y productora


de miel. Su picadura no es letal, pero si una persona
tuviese 400 picaduras podría encontrar la muerte.
No ocurre lo mi smo con la abeja Africana la cual es Abeja (Apis mellifera)

muy agresiva y produce 10 veces más miel que una abeja Real. 200 picaduras
de ésta serían necesarias para acabar con la vida de una persona.
Se dice que la abeja Africana llegó a la región oriental del Ecuador en el año
de 1982 proveniente del Brasil y que para el año 1983 ya se encontraron las
primeras colmenas en la costa ecuatoriana.

¿Cómo se puede diferenciar una abeja real de una asesina? Por su


abdomen. La abeja asesina tiene las bandas amarillas más pequeñas.

Las picaduras de abejas son aconsejables en casos de artritis y reumatismo,


pero bajo control de un especialista. De manera general se aconseja no
presionar en el lugar de la picadura, ya que esto producirá picazón e
hinchazón. Es recomendable pasar por el lugar de picadura una navaja (a
manera de afeitada) para retirar el aguijón, el cual se desprende del
abdomen de la abeja y permanece en la piel bombeando el veneno.

Tratamiento para abejas y avispas

- Extraer el aguijón si queda incluido.

- Hielo o amoníaco local, asepsia, corticoides tópicos.


Xilocaína si el dolor es muy fuerte.

- La analgesia general es habitualmente innecesaria.

En caso de anafilaxia (reacción urticariforme, Avispas


angioedema, broncorreactividad o shock), se aplicará el tratamiento clásico
(adrenalina, cortioides, salbutamol, antihistamínicos, según clínica). En estos
pacientes se deben aconsejar medidas de prevención y desensibilización.

6
ARAÑAS

En Sudamérica las principales arañas venenosas son: Latrodectus mactans


(“viuda negra”), la Loxosceles laeta (“araña de casa ”) y la Phoneutria spp.
(“tarántula”).
La Viuda Negra inocula un veneno amarillento (substancias neurotóxicas) a
través de una especie de uña larga. La mordedura de este tipo de arañas
puede ocasionar en una persona alucinaciones severas así como insuficiencia
respiratoria y cardiaca, ante lo cual se recomienda la administración del
suero antilactrodectus.

Loxosceles laeta es una araña que se la encuentra más comúnmente en Perú y


Chile. Tiene un veneno hemolítico necrosante, el cual puede producir en las
personas insuficiencia renal y serias lesiones cutáneas especialmente en cara
y extremidades.

En Perú y Ecuador, las tarántulas son muy


comunes en la costa y oriente. Esta es una araña
que posee un veneno neurotóxico el cual es
enviado directamente al cerebro de la persona y
puede producir la muerte especialmente en
niños. En los casos más graves o en niños se
recomienda la aplicación de 5 a 10 ampollas de
suero antiaracnídico.
En caso de una picadura de araña se recomienda:
- Inmovilizar el miembro afectado
- Aplicar una bolsa de hielo en el área de contacto
- Aplicar analgésicos
- Antisuero si está disponible.

ALACRANES

En Ecuador existen 50 especies de alacranes de


los cuales ninguno es letal excepto para los niños.
En general, son animales tranquilos y los únicos
síntomas de sus picaduras son dolor e inflamación.

En el bosque seco de Loja existe un alacrán


endémico (Tityus lojanus), cuyo veneno no es letal
pero puede causar hinchazón y dolor. Alacrán (Tityus lojanus)

7
El tratamiento para estas picaduras consiste en:
- Inmovilizar el miembro afectado
- Aplicar una bolsa de hielo en el área de contacto
- Aplicar analgésicos
- Antisuero

RANAS

Los sapos y las ranas son anfibios. En sus primeras fases de desarrollo son
animalitos acuáticos semejantes a un pez, que incluso respiran mediante
branquias. Posteriormente sufren cambios físicos llamados metamorfosis,
donde las aletas se transforman en patas, la cola desaparece, y la respiración
se vuelve pulmonar, de forma que pueden mantenerse en hábitats terrestres.

Existen varios géneros de ranas venenosas. Muchas de estas especies


presentan glándulas en la piel que segregan uno de los venenos más tóxicos
del mundo.

La Epipedobates anthony es una rana que solo


se la encuentra en el Ecuador y es endémica de
las provincias de Loja y Zamora Chinchipe; ésta
contiene una sustancia llamada
epipedobatidina la cual es de 200 a 400 veces
más potente que la morfina y no produce
adicción, ni toxicidad en seres humanos, por
lo que está siendo utilizada en medicina con Rana venenosa (Epipedobates anthonyi)
gran éxito.

Se alimentan básicamente de larvas de mosca de fruta, caracoles,


escarabajos y hormigas, siendo estas últimas la fuente de toxicidad de su
veneno ya que producen ácido fórmico.

No transmite su veneno a través de la piel humana, solamente en caso de


ingestión.

8
El presente manual constituye solamente una guia para el tema y
en caso de sucesos mayores se recomienda tener asistencia médica y/o mas especiliazada.

Graficos y Mayor información: Nodo temático del Mecanismo de facilitacion de


informacion sobre Animales venenosos.
www.humboldt.org.co/chmcolombia/servicios/jsp/redes/animales_venenosos/index.htm

Este es un producto del mecanismo DarwinNet – Información para la conservación de


los bosques secos de Perú y Ecuador.
www.darwinnet.org

Un proyecto de BirdLife International en colaboración con Naturaleza y Cultura


Internacional (Perú y Ecuador) y la Fundación ProBosque (Guayaquil).

Financiado por la Darwin Initiative del Gobierno de Gran Bretaña.

Oficinas DarwinNet:
Naturaleza y Cultura Internacional (Ecuador), Av. Pío Jaramillo y Venezuela (esq.),
Loja, Ecuador. Tel: 593 72 573623.
Naturaleza y Cultura Internacional (Perú), Av. Santa Rosa 601, Sullana, Perú
Tel: 51 73 506780
Fundación ProBosque, Vía a la Costa Km. 16, Guayaquil, Ecuador.
Tel: 593 42 2874947

Centres d'intérêt liés