Vous êtes sur la page 1sur 14

ARQUEOLOGÍA E IDENTIDAD… O IDENTIDAD DE LA

ARQUEOLOGÍA EN LA COMUNIDAD INDÍGENA DE AMAICHA


DEL VALLE (TUCUMÁN, ARGENTINA)
Carlos A. Aschero, Víctor H. Ataliva, M. Lorena Cohen,
Sara M. L. López Campeny & Carolina Somonte
La Comunidad Indígena de Amaicha del Valle (Tucumán, Argentina) es un caso paradigmático
para mostrar cómo las prácticas para introducir esta identidad están sujetas a un campo de
acción difuso, en el que juegan un rol principal las tensiones entre las facciones que operan
en la Comunidad y los componentes diversos que combina el proceso de construcción de la
propia identidad comunera. En base al complejo campo de relaciones sociales que configuran
la Comunidad amaicheña, la estrategia que nos proponemos se centra en el trabajo con la
población estudiantil local, lo que significa minimizar las tensiones entre facciones y operar en
el marco de los hogares, que participan activamente en el interjuego de las relaciones dentro de
la Comunidad.

ARCHAEOLOGY AND IDENTITY… OR IDENTITY OF THE ARCHAEOLOGY


IN THE INDIGENOUS COMMUNITY OF AMAICHA DEL VALLE (TUCUMÁN,
ARGENTINA)

The Native Community of Amaicha del Valle (Tucumán, Argentina) is a paradigmatic case to show
how the practices to introduce this identity are bound to a vague scope. In which the strains between
the factions that run in the Community and the diverse components that combine the construction
process if the community identity itself play a principal role. Based on the complex camp of the
social relationships that form the community of Amaicha, the strategy that we propose is focus on
home student work, which means to minimize the strains between factions and run in the “home
frame” that actively participate in the inter-game of the relationships inside the community.

Carlos A. Aschero: CONICET, Instituto de Arqueología y Museo, Universidad Nacional de Tucumán, San
Miguel de Tucumán, Argentina. E-mail: aschero@unt.edu.ar
Víctor H. Ataliva: Instituto de Arqueología y Museo, Universidad Nacional de Tucumán, San Miguel de
Tucumán, Argentina. E-mail: vataliva@hotmail.com
M. Lorena Cohen: Instituto de Arqueología y Museo, Universidad Nacional de Tucumán, San Miguel de
Tucumán, Argentina. E-mail: marialorenacohen@yahoo.com.ar
Sara M. L. López Campeny: Becaria CONICET, Instituto de Arqueología y Museo, Universidad Nacional
de Tucumán, San Miguel de Tucumán, Argentina. E-mail: saralopezc@arnet.com.ar
Carolina Somonte: Becaria AGENCIA, Instituto de Arqueología y Museo, Universidad Nacional de
Tucumán, San Miguel de Tucumán, Argentina. E-mail: carosomon@arnet.com.ar

Concebimos a la Arqueología las que arqueólogos y arqueólogas se


como una disciplina social que además vinculan como actores sociales. Asumimos
de aportar a la construcción del pasado de también que el discurso generado desde la
las sociedades, puede contribuir a generar Arqueología está condicionado tanto por los
cambios sociales en las comunidades en intereses particulares de los investigadores -

Textos Antropológicos, 2005, Volumen 15, Número 2, pp. 263-276


Carreras de Antropología y Arqueología, Universidad Mayor de San Andrés, La Paz
264 Textos Antropológicos Vol. 15, No. 2

desde cómo conciben la Arqueología, hasta distan de ser continuas y es recién en los
sus prejuicios y expectativas personales- últimos años que las relaciones con la
como por el contexto sociohistórico y comunidad se intensificaron, actualmente
político particular de producción. Esta percibimos la compleja trama de disputas
situación nos lleva a reconocer que las en la que, como investigadores, debemos
construcciones del pasado que postulamos interactuar. Por cierto que esto no nos
tienen un poder activo en el presente, en redime de la crítica que sobre nuestras
tanto este conocimiento puede ser empleado acciones en Amaicha del Valle se podrían
para validar, legitimar o enmascarar realizar, aunque debemos tener presente la
determinadas estructuras sociales, como dinámica misma de esta comunidad vallista.
así también producir cambios sociales.
Esta última transformación es posible La Comunidad Indígena de Amaicha del
a partir de una visión crítica que haga Valle
evidente las interrelaciones existentes
entre ciencia y política (Leone et al. 1987; Amaicha del Valle constituye una
Gilman 1989; Trigger 1992; McGuire & comunidad rural de aproximadamente
Navarrete 1999; Johnson 2000; entre otros). 5.000 habitantes, ubicada a 2000 msnm
Podemos mencionar como ejemplo, el caso y a 160 km de la capital provincial,
particular de los reclamos por parte de las San Miguel de Tucumán (Fig. 16.1). A
comunidades indígenas que ha obligado a diferencia de otras comunidades de los
los investigadores a reflexionar sobre su valles altoandinos del noroeste argentino
relación con la sociedad y a tomar claras (NOA), la Comunidad Indígena amaicheña
posiciones al respecto (Ayala & Avendaño tiene la posesión comunitaria de sus tierras,
2003; Cárdenas & Reyes 2003; entre otros). otorgada por Cédula Real a principios
Por lo tanto, la disciplina puede constituir del siglo XVIII. El territorio abarca
una herramienta importante en el complejo actualmente unas 50.000 ha. (Isla 2002) y se
proceso de construcción de memorias e dan aquí una serie de particularidades que
identidades, vinculadas con diferentes consideramos relevantes destacar en tanto
procesos de legitimación (política, constituyen el contexto social en el que
territorial, etc.) por parte de las comunidades los arqueólogos y arqueólogas interactúan:
indígenas, históricamente concebidas En primer lugar, la existencia de
como grupos sociales subalternos en el una compleja situación socio-política,
marco de los estados sudamericanos. materializada en la presencia de sectores
Si reconocemos la función con intereses claramente diferenciados en
social de nuestra actividad científica, cuanto a la concepción y toma decisiones
toda estrategia de investigación -desde sobre múltiples temas tales como: la
su planteamiento inicial- debe partir identidad comunitaria y su vinculación
del conocimiento de las necesidades, con las poblaciones prehispánicas, el
las expectativas y la realidad social manejo del patrimonio arqueológico y la
particular de la comunidad con las que nos responsabilidad de su protección, entre otros
relacionamos (McGuire & Navarrete 1999). factores que inciden en la conservación del
En el caso que aquí presentamos, la mismo. Dentro de la comunidad amaicheña,
práctica de campo (sensu Guber 2004) nos Isla (2002:256-260) ha destacado el
permitió acceder a distintas situaciones en papel que adquieren los siguientes
las que nos aproximamos a la cotidianeidad elementos de su estructuración social:
amaicheña. Si bien nuestras intervenciones - La importancia del hogar y sus
Aschero et al. Arqueología e Identidad o Identidad de la Arqueología 265

No menos importante de destacar es


el hecho de que detectamos percepciones del
pasado e interpretaciones de los vestigios
arqueológicos en muchas ocasiones
fuertemente desvinculadas de los aportes
de las investigaciones arqueológicas.
Esto se traduce en ciertos discursos de
las facciones tendientes a subvalorar, en
particular, la complejidad de los procesos
sociales locales anteriores a las invasiones
incaica y española y, en general, la
diversidad cultural. Ahora bien, no estamos
haciendo aquí un juicio de valor acerca de
cómo conciben el pasado las facciones o
ciertos actores sociales. Por el contrario, es
Fig.16.1 Ubicación geográfica del área de estudio.
probable que los canales empleados por los
Tomado de Somonte (2002:25).
arqueólogos para comunicar los resultados
de sus investigaciones y para contribuir a
formas de reproducción social como la construcción del pasado amaicheño en
células que luchan contra la exclusión forma conjunta con la comunidad no hayan
en términos del mercado laboral. sido efectivos. Por otra parte, consideramos
- La no existencia de una cultura de que las percepciones del pasado que las
clases diferenciadas, pero sí de una “cultura facciones ponen en juego condicionaron la
vallista” que hacen suya los diferentes acción de los arqueólogos y que actualmente
actores sociales y agrupaciones, pero dentro es necesario implementar estrategias
de la que existen jerarquías sociales visibles. para introducir la consigna del manejo
- La presencia de facciones que sustentable de los recursos culturales
introducen un elemento dinámico (sensu Molinari 1998; Molinari et al. 2000).
para la integración de diferentes Estrategias que deben tener en cuenta, por
niveles socioeconómicos en la lucha cierto, la ponderación que la comunidad
para mejorar las condiciones de vida. realiza sobre estos bienes y de qué manera
- La comunidad, que es una visualizan su integración en la construcción
instancia de lucha por los recursos de la propia identidad comunera.
públicos integrando, al mismo tiempo, a Otro aspecto que debe incluirse en
las citadas facciones. Existe una ideología el presente análisis es el notable incremento
comunera que se constituye en una del número de turistas que, además de
estrategia identitaria que reúne a todos participar de las fiestas tradicionales, accede
estos distintos elementos (Isla 2002). a los sitios arqueológicos sin contar con el
Un segundo aspecto a considerar control o la guía de personas capacitadas
es la presencia de recursos naturales y para tal fin. A este acceso irrestricto a los
culturales concebidos como componentes sitios arqueológicos por parte de numerosos
esenciales de la identidad amaicheña, y que visitantes, debemos agregar la acción de
no pueden disociarse en aspectos aislados, una serie de agentes naturales y antrópicos
sino que configuran un paisaje cultural que modifican, alteran y perturban la
construido histórica y cotidianamente por integridad de los contextos arqueológicos
los amaicheños, y también por las facciones. (i.e., Cohen et al. 2000, para el sitio El
266 Textos Antropológicos Vol. 15, No. 2

Remate; Somonte et al. 2004 para el sitio que se responsabilizó al cacique Miguel
Campo Blanco, y Somonte 2002 para el S. Pastrana (ex Delegado Comunal en la
sitio Bajo Los Cardones). Todos estos década de 1990), nuevamente se reiniciaron
factores ponen en riesgo la conservación los conflictos, en donde la otra facción -
del patrimonio arqueológico como bien advirtiendo este atentado al patrimonio
no renovable y portador de información vallisto- realizó públicamente la denuncia2.
sobre las sociedades del pasado.
Al mismo tiempo, como resultado Acciones realizadas en la comunidad
de la crisis socioeconómica por la que
atraviesa el país, en Amaicha se observa una Desde fines del año 1995, el Instituto
importante emigración, en especial de los de Arqueología y Museo (IAM) ha llevado a
jóvenes quienes se trasladan -ante la escasa cabo distintas actividades en la comunidad
oferta laboral local- a distintos centros de Amaicha del Valle, las que incluyeron
urbanos en busca de alternativas de trabajo. la realización de un Taller de Extensión en
No pretendemos caracterizar el que se discutieron aspectos relacionados
someramente a la comunidad amaicheña, con el patrimonio, su conservación y las
ni tampoco presentarla como un caso características de los emprendimientos
singular en el que el faccionalismo opera turísticos deseados por la comunidad
activamente hacia el interior de la misma (Aschero et al. 1997). Al año siguiente, el
(ver, por ejemplo para los aymara de Bolivia, IAM inicia las investigaciones arqueológicas
Albó 2002), sólo brindamos algunos en la localidad de Los Zazos, realizando
aspectos en los que se desarrolla nuestra excavaciones en el sitio agropastoril
intervención. Remitimos en todo caso para “El Remate I” (cf. Cohen et al. 2000).
una lectura más profunda a la contribución Durante las excavaciones (1996-1998),
de Isla (2002). Agreguemos que desde su alumnos de las escuelas del ciclo básico
investigación hasta el presente, las disputas y superior visitaron el lugar, participando
entre las facciones se intensificaron o de forma activa en las tareas realizadas
menguaron coyunturalmente, o bien ante por los arqueólogos. Paralelamente a las
ciertas situaciones las facciones deciden intervenciones arqueológicas, y en el marco
capitalizarlas material y simbólicamente. del Proyecto elaborado por el IAM: “Exhibir,
Vamos a considerar aquí sólo dos ejemplos. Comprender y Proteger”, premiado con un
El primero corresponde a la Fiesta de subsidio de la Fundación YPF, miembros
la Pachamama realizada en el 2003 y el del Equipo de Comunicación para el
segundo a un incidente registrado durante Desarrollo de la Facultad de Filosofía y
el año 2004. En el primer caso, los intereses Letras (UNT), elaboraron el documental
de las facciones para posicionarse como “Amaicha ¿Qué hacemos con el pasado?”
los dignos depositarios de la tradición (Korstanje et al. 1998-1999). El mismo
y la identidad amaicheña, los llevaron a fue presentado a la comunidad de Amaicha
disputarse la organización de la ceremonia en diversas oportunidades en las que
y el espacio donde debía realizarse, se debatieron, con el público asistente,
concluyendo la pugna con la inédita los temas tratados por el audiovisual.
elección de dos representantes de la Madre En el mes de Octubre de 2001, se
Tierra, esto es, cada facción con “su” elaboró una encuesta con el fin de detectar
Pachamama1. En el segundo caso, y debido en la población inquietudes, requerimientos,
a la extracción de más de una veintena expectativas y conocimientos generales
de cardones para su venta ilegal, en la vinculados con el pasado prehispánico,
Aschero et al. Arqueología e Identidad o Identidad de la Arqueología 267

los vestigios arqueológicos y el papel del En relación con la segunda pregunta


arqueólogo en la comunidad y, de esta (Fig. 16.3), los resultados fueron notables
manera, ser empleada como una herramienta en cuanto a una aparente desconexión
diagnóstica para planificar nuevas entre la realización de investigaciones
actividades de extensión a desarrollar en arqueológicas y su conocimiento por
Amaicha. La encuesta se repartió entre parte de los miembros de la comunidad
los alumnos de la Escuela Agrotécnica que participaron de esta encuesta. En este
de Amaicha y la consigna indicada fue sentido, del 63% de los encuestados, el
que debía ser contestada conjuntamente 31% afirmaba desconocer la realización de
por todos los miembros de la familia. La cualquier tipo de investigación arqueológica
misma consistió en tres preguntas: 1) en la zona, el 22% no podía precisar el
¿sabe qué hace un arqueólogo?; 2) ¿sabe lugar en que se habían efectuado y el
si se han realizado trabajos arqueológicos 10% restante negaba que en Amaicha se
en la zona?; y 3) ¿qué espera del trabajo hubieran efectuado trabajos arqueológicos.
del arqueólogo en la comunidad?. Debido En una primera lectura interpretamos
a que el análisis de los resultados de esta estos resultados como una falla en las
encuesta se ha discutido en trabajos previos actividades de transferencia respecto de
(López Campeny et al. 2002, 2003), a las investigaciones arqueológicas, a pesar
los fines del presente trabajo nos interesa de la realización de las actividades de
destacar solo algunos puntos principales3. “difusión” ya mencionadas. Es probable
Con respecto a la primera pregunta que precisamente en las herramientas
(Fig. 16.2), integrando la categorías empleadas para la “difusión” de las
designadas como B (20%), D (10%), E investigaciones radiquen las falencias
(9%), F (7%), G (7%) e I (4%), estos de los arqueólogos, en tanto proceso
ítems constituyen el 57% del total. Esto de transferencia unidireccional, donde
puede ser interpretado en términos de la participación de los distintos actores
la existencia, en parte de la comunidad sociales está restringida o subsumida a la de
encuestada, de un conocimiento de los un mero receptor del discurso arqueológico
temas principales abordados por un del pasado amaicheño. Esta situación,
arqueólogo. Particularmente debemos dificulta una construcción conjunta con la
aclarar que el término “fósil” es empleado comunidad, de manera tal que ésta “actúa
por algunos pobladores para referirse “a como consumidora de un producto acabado
cualquier cosa vieja” incluyendo a los ofertado desde la arqueología” (Gassiot
vestigios arqueológicos. Por otra parte, Ballbè & Palomar Puebla 2000:91). Sin
el manejo de un cierta información en embargo, debemos considerar que también
relación al trabajo del arqueólogo, no en las encuestas se materializan las
resulta llamativo si consideramos que disputas entre las facciones. Al recoger las
durante la realización de las excavaciones encuestas, una de las docentes de la Escuela
efectuadas en el sitio “El Remate I”, Agrotécnica nos comentó su sorpresa al
participaron alumnos de las escuelas del notar que muchas personas que “ella daba
ciclo básico y superior de Amaicha. En fe” conocían efectivamente de la realización
relación con esto, no podemos dejar de de las intervenciones arqueológicas en el
lado el hecho de haber repartido la encuesta sitio El Remate, afirmaban desconocer las
entre alumnos de la escuela, entre los que se investigaciones realizadas. Interpretaba
encuentran algunos que, en aquel entonces, esta situación relacionando el contexto
nos visitaron durante las excavaciones. en el que comenzaron las investigaciones
268 Textos Antropológicos Vol. 15, No. 2

Fig.16.2 Respuesta a la pregunta ¿Sabe qué hace un arqueólogo?


A- Estudia restos de dinosaurios y fósiles (27,47%)
B- Estudia objetos del pasado y la antigüedad (18,94%)
C- No sabe (10,51%)
D- Busca restos de los antepasados (9,47%)
E- Interpreta el pasado a partir del estudio de vestigios materiales (8,53%)
F- Estudia la historia (7,10%)
G- Estudia el pasado del hombre (7,10%)
H- Estudian elementos de la naturaleza: piedras, plantas, animales, clima, etc. (2,36%)
I- Estudia “cosas de los indios” (3,79%)
J- Realizan excavaciones (0,94%)
del Instituto de Arqueología y Museo a Con respecto al primero, una polémica
mediados de 1990 y bajo la gestión del restauración realizada hacia fines de la
entonces Delegado Comunal, cara visible de última Dictadura Militar argentina lo
una de las facciones. Dichas intervenciones habilitó -impactando negativamente-
se solicitaron “en nombre de un interés de para la visita de contingentes turísticos.
toda la comunidad”, actuando la autoridad El sitio es nuevamente impactado hacia
comunal como representante del colectivo, 1994, cuando se inicia la construcción
sin contar con el consentimiento real de la del denominado “Complejo Ruinas de
comunidad. En consecuencia, quienes hoy Quilmes”, un lujoso hotel emplazado en
no concuerdan con él, prefieren desconocer el asentamiento arqueológico mismo,
o negar las tareas de los arqueólogos como obras avaladas desde el Poder Ejecutivo de
una estrategia para no legitimar ésta u otra Tucumán (Isla 2002:118-119; ver también
actividad realizada durante su gestión. Endere & Curtoni 2003). Con respecto a
Otro porcentaje importante de las Los Cardones4, se destaca por su visibilidad
encuestas (30%) mencionaba con igual en el paisaje amaicheño. El mismo está
frecuencia a dos sitios como aquellos en los vinculado con el discurso de una de
que se habían desarrollado investigaciones las facciones, quienes lo consideraban
arqueológicas: Quilmes y Los Cardones. importante por una supuesta relación con la
Aschero et al. Arqueología e Identidad o Identidad de la Arqueología 269

Fig.16.3 Respuestas a la pregunta ¿Sabe si se han hecho trabajos arqueológicos en la zona?


A- No sabe si se han hecho investigaciones en la zona (30,28%)
B- Afirma que no se hicieron investigaciones en la zona (10,28%)
C- Sabe que se han hecho investigaciones pero no sabe en qué lugar (21,71%)
D- Menciona conocer investigaciones en el Sitio de Quilmes (13,71%)
E- Menciona investigaciones en el Sitio de Los Cardones (15,42%)
F- Menciona investigaciones en otros sitios arqueológicos próximos a Amaicha (7,46%)
G- No contesta (1,14%)
presencia incaica en la región. De hecho, el relacionados con los resultados de las
sitio fue renombrado durante la década de mismas; un pedido explícito de que el
1990 como “Samaicha”, denominación que trabajo arqueológico produzca resultados
no tuvo, aparentemente, mayor recepción favorables para la comunidad (interés
ya que al menos los encuestados continúan englobado en el uso de términos como
refiriéndose al mismo como Los Cardones. “avance”, “mejora”, “progreso” y
La última pregunta apuntaba a “valoración de la riqueza local”); y que
sondear la existencia, o no, y el tipo de se promocione turísticamente este espacio
expectativas que los pobladores tenían vallisto. En este último caso, si bien no
en relación con la intervención de un se especifica de qué manera, suponemos
arqueólogo en diferentes aspectos de la que se puede estar haciendo referencia
comunidad. Los resultados (Fig. 16.4) a la apertura de los sitios a los visitantes,
pueden sintetizarse considerando que un o a la creación del museo mencionado y,
45.4% considera que la Arqueología puede en todos los casos, a la participación de
brindar resultados concretos produciendo la comunidad en estos emprendimientos.
beneficios para cubrir las necesidades A este porcentaje debemos agregar los
actuales vinculadas al desarrollo de la que piden capacitación y la generación de
comunidad. Esto incluiría las respuestas fuentes de trabajo. Por otra parte, es posible
que se refieren a: la organización o montaje agrupar las categorías que se refieren al
de un museo; los pedidos de “devolución” pedido de “saber sobre nuestro pasado”,
tanto de los materiales obtenidos durante que se “recupere la identidad” y que se
las excavaciones, como de informes “rescate el patrimonio”, las que suman un
270 Textos Antropológicos Vol. 15, No. 2

Fig.16.4 Respuestas a la pregunta ¿Qué espera del trabajo del arqueólogo en la comunidad?
A- Saber sobre “nuestro pasado” (16,88%)
B- No sabe o no contesta (14,19%)
C- Que se construya un museo para la comunidad (17,32%)
D- Conocer para obtener resultados favorables para la comunidad: avance, mejora, progreso, valoración
de la riqueza local (9,77%)
E- Que se devuelvan a la comunidad los materiales excavados y la información obtenida a partir
de ellos (13,01%)
F- Que se fomente el turismo (3,55%)
G- Piden buenas intenciones y respeto (5,77%)
H- Que se lleven a cabo investigaciones arqueológicas en la zona (7,55%)
I- Que se realicen hallazgos “interesantes” y “valiosos” (6,66%)
J- No esperan nada (3,55%)
K- Que descubran la identidad del pueblo (0,88%)
L- Que se rescate el patrimonio (1,33%)
M- Quieren participar y colaborar en tareas posteriores (i.e., construir un museo) (0,44%)
N- Piden capacitación y orientación (0,44%)
O- Que se de trabajo a los miembros de la comunidad (0,88%)

total de un 18,21%. Esto nos esta indicando exposición itinerante diseñada para ser
una baja percepción sobre las posibilidades montada en las instituciones educativas
de la Arqueología para aportar en aspectos y espacios culturales de Amaicha, la que
relacionados con las raíces históricas fue inaugurada en diciembre de 2001 en la
de la comunidad y su relación con la Escuela Agrotécnica y, hasta la fecha, sigue
construcción de la identidad amaicheña. circulando por diferentes centros educativos
A partir de los principales de la zona. Las actividades de extensión
resultados de la encuesta elaboramos el realizadas hasta el momento por el IAM, el
Proyecto Museográfico “Amaicha... una diálogo generado con la comunidad a partir
mirada al pasado” (López Campeny et de estas tareas, así como los resultados de la
al. 2002, 2003). El mismo consiste en una encuesta realizada, permitieron vislumbrar
Aschero et al. Arqueología e Identidad o Identidad de la Arqueología 271

un interés de la comunidad por obtener de la experiencia aquellas personas


información sobre el pasado, contar con interesadas en recibir la capacitación
asesoramiento sobre el manejo de su y que no sean alumnos de la escuela.
patrimonio cultural y lograr beneficios que
permitan un desarrollo autosustentable. Discusión
De esta manera, como una forma de dar
continuidad a las actividades iniciadas en Las tareas de investigación y
el año 1995 y en respuesta a algunas de extensión realizadas en la comunidad
las inquietudes mencionadas, elaboramos desde 1995 por el Instituto de Arqueología
la propuesta de capacitación “Amaicha… y Museo, jugaron y juegan aún hoy,
un futuro con raíces” (Aschero et al. 2002; para arqueólogas y arqueólogos, un rol
López Campeny et al. 2003), en el marco fundamental en el proceso de construcción
de una política de manejo sustentable de de la identidad de la Arqueología ante la
recursos culturales a largo plazo (sensu comunidad de Amaicha del Valle. Es a
Molinari et al. 2000). La capacitación través de este proceso de construcción que
pretende generar una participación activa podemos dar cuenta del complejo marco
de la comunidad local en la puesta en valor en el que opera la relación Arqueología-
y uso sustentable de los recursos culturales Comunidad, definido básicamente por el
arqueológicos (López Campeny et al. 2003). interjuego de enfrentamientos diversos
Los objetivos generales de este entre facciones y las prácticas arqueológicas
proyecto, son: (1) capacitar a miembros que los mismos miembros de la comunidad
de la comunidad para su formación colocan en medio de tales conflictos.
como promotores activos para la En relación con el papel de la
valoración, protección y preservación Arqueología en esta pugna entre facciones,
de los sitios arqueológicos; y (2) lograr a partir del análisis de la encuesta,
que la Comunidad de Amaicha del Valle notamos que subyacen dos caras de una
disponga de la Arqueología como una misma moneda: el uso del conocimiento
herramienta que contribuya al desarrollo generado por las investigaciones -o la
socioeconómico del lugar, a partir del manejo Arqueología en sí misma- participa en los
sustentable de los recursos culturales. enfrentamientos entre facciones, ya sea
Los objetivos particulares, son: (1) bajo formas convenientes de aceptación,
brindar a los amaicheños una capacitación o bien de negación. En este sentido, el
como guías para la visita al museo local conocimiento de los trabajos realizados y
y a los sitios arqueológicos de la zona; aún los investigadores mismos, pueden ser
y (2) motivar y asesorar a los jóvenes concebidos por las facciones como capital
de la comunidad para la actualización simbólico susceptible de legitimar cierta
del museo local, la diagramación de los posición frente a los “otros” amaicheños.
circuitos de visitas guiadas a los sitios Ante esta situación, reconocemos lo
arqueológicos y la correspondiente puesta problemático de trabajar en relación con una
en marcha de estos emprendimientos. u otra facción dentro de la comunidad, sin
La capacitación está destinada participar, en alguna medida, de las tensiones
principalmente a los estudiantes de los lo que, de cierta manera, complejiza la
dos últimos años del bachillerato de la propuesta de aplicar una capacitación ante
Escuela Secundaria de Amaicha, ya que una comunidad con la dinámica de las
la misma cuenta con una orientación en facciones en pugna. Así, es válido aclarar
turismo. Asimismo podrán participar que la existencia de facciones no impide
272 Textos Antropológicos Vol. 15, No. 2

que existan situaciones en las cuales los este sentido, los vestigios arqueológicos
distintos sectores confluyan en una postura podrían ser concebidos por los amaicheños
homogénea: la comunidad. Como afirma -como en otros lugares del mundo- como
Isla (2002), la comunidad es una instancia de fuentes documentales que refuercen su
lucha por los recursos públicos integrando identidad. Pero es posible que en Amaicha
al mismo tiempo a las facciones. Existe una el papel de la memoria esté relacionado
ideología comunera que se constituye en fundamentalmente con la reivindicación de
una estrategia identitaria que reúne a todos la tierra y el territorio, donde la profundidad
estos distintos elementos (Isla 2002:256- temporal e histórica se remonta al momento
260). De esta forma, las facciones no evocan de la Cédula Real y al árbol genealógico.
fragmentación, sino que “juegan un rol muy Lo anterior, sumado a la identificación
dinámico en la integración subordinada de lo inca como signo de “prestigio”, deja
de miembros de los diferentes estratos a de lado la verdadera profundidad temporal,
la lucha por mejorar las condiciones de diversidad y complejidad de los procesos
vida” (Isla 2002:260). En este intento por sociales locales, anteriores a la intromisión
prosperar, la valoración de la educación incaica. Ejemplo de esto lo constituye el
conforma para los amaicheños, una empleo de un discurso que legitima la
posibilidad de alternativa laboral y, como relevancia del sitio Los Cardones por su
expresa el autor, continúa siendo, a pesar vinculación cultural -ficticia o real- con
de la crisis, una disposición en los hogares. la presencia incaica, o por su carácter
Por otro lado, las respuestas a la de sitio ceremonial, desconociendo
última pregunta de la encuesta, demuestran y subvalorando, en el primer caso, la
que no hay una visión de la Arqueología profundidad temporal y la complejidad
como herramienta que pueda contribuir al de las poblaciones arqueológicas locales
reforzamiento de la identidad en términos y, en el segundo caso, la relevancia de los
de profundidad del proceso histórico. elementos materiales asociados con la vida
Esto, en el marco de los dilemas de la cotidiana para documentar los procesos
identidad instaurados en esta comunidad5, sociales de las poblaciones del pasado.
nos lleva a preguntarnos si es que existe El objetivo de nuestra participación
una falta de información para elaborar un como investigadores en Amaicha del Valle
discurso sobre la identidad desde sus raíces es introducir la Arqueología a partir de
históricas temporales o es que en realidad las actividades de capacitación planteadas
no hay una necesidad de esta información en el proyecto “Amaicha… un futuro con
para construir este discurso. Al respecto, raíces”, tendientes a propiciar actitudes
Isla (2002) menciona que actualmente la positivas para el manejo sustentable del
identidad étnica de Amaicha está fundada patrimonio arqueológico asumiendo la
sobre la base de la Cédula Real del siglo preservación integral de estos recursos
XVIII y el árbol genealógico (cf. Isla culturales a largo plazo. Pero en base al
2002). Ambos documentos actúan como complejo campo de relaciones sociales
soportes en la construcción de dicha que configuran la comunidad amaicheña,
identidad y, realidad o ficción compartida, la estrategia que nos proponemos para
hoy son mencionados como insignias de la lograr este objetivo tiene como punto
antigüedad de la tradición Calchaquí. Esto de partida el trabajo con la población
permite discutir el papel del concepto de estudiantil local, cuyo establecimiento
“documento”, esto es, la validez diferencial secundario cuenta con un bachillerato en
de ciertos vestigios como documentos. En turismo. Asumimos que trabajar con esta
Aschero et al. Arqueología e Identidad o Identidad de la Arqueología 273

población significa minimizar las tensiones información potencial que éste contiene para
entre facciones a la que está sujeta nuestra el conocimiento del pasado. Esta propuesta,
propuesta al operar en el marco de los que articula el uso sustentable del patrimonio
hogares, que participan activamente en el arqueológico más un plan de manejo que
interjuego de las relaciones dentro de la garantice su conservación (cf. Molinari
comunidad tal como las investigaciones 1998; Molinari et al. 2000) configura,
de Isla (2002) lo han señalado. desde nuestra perspectiva, la identidad
de la Arqueología ante las comunidades
Consideraciones finales en las que interactuamos, intentando
introducirla como parte de las prácticas
Entendemos que uno de los aportes sociales cotidianas. Amaicha del Valle -
potenciales de la Arqueología a esta como Comunidad Indígena con derechos
comunidad es destacar lo particular del reconocidos por la Constitución de la Nación
desarrollo local, es decir, generar aportes Argentina- es un caso paradigmático para
tendientes a no globalizar el pasado y mostrar cómo las prácticas para introducir
subsumir de esta manera lo singular esta identidad están sujetas a un campo
del pasado amaicheño a un “paquete” de acción difuso y complejo, en el que
que se ajuste al pasado prehispánico del juegan un rol principal las tensiones entre
NOA, o aún andino (en el caso particular las facciones y los componentes diversos
de ciertas pretensiones de destacar el que combina el proceso de construcción
pasado a través de la presencia inca). de la propia identidad comunera.
A diferencia de otros casos en
los que el conocimiento sobre el pasado Agradecimientos
puede ser empleado en función de las
reivindicaciones territoriales indígenas, en A Sole Marcos, por haber participado
Amaicha la posesión de las tierras es un en la preparación de las encuestas. A la
evento anterior y, aparentemente, no se comunidad de Amaicha, a quien debemos
considera que la Arqueología pueda aportar nuestros primeros intentos por hacer de la
en este sentido. Al respecto, podemos Arqueología una verdadera práctica social.
preguntarnos acerca de cuál es el verdadero A Julieta Somonte, una vez más, por la
impacto social de nuestras investigaciones traducción del resumen. Y especialmente
en la comunidad. Esta última posee una al Chino Ataliva, porque su dedicación
clara estrategia en relación a su posesión al trabajo hizo posible este escrito.
territorial (documentación histórica de por
medio), y las relaciones de poder entre Referencias Citadas
las facciones se dirimen en la pugna por
ciertos recursos culturales que consideran Albó, X.
relevantes (la ceremonia de la Pachamama, 2002 Pueblos indios en la política. Plural
la posesión de un museo, etc.) y que están Editores, La Paz.
sujetos a la percepción que cada facción tiene Aschero, C. A., P. Arenas, J. García
sobre los mismos. Es en este marco en el Azcárate, E. Ribotta, A. Korstanje & R.
que intentamos hacer de la Arqueología una Molinari
herramienta para producir una nueva toma 1997 El presente del pasado: la propuesta
de conciencia en aquellas comunidades que de los amaicheños. Actas de las
disponen de su patrimonio arqueológico, a Jornadas de Antropología de la
la vez que las mismas garanticen a futuro la Cuenca del Plata, Vol. III, pp. 68-
274 Textos Antropológicos Vol. 15, No. 2

73. Escuela de Antropología de participación: acerca de la noción


Rosario, Universidad Nacional de de paisaje arqueológico. En
Rosario, Rosario. Análisis, interpretación y gestión
Aschero, C. A., V. H. Ataliva, M. L. Cohen, en la Arqueología de Sudamérica,
S. M. L. López Campeny & C. Somonte editado por R. P. Curtoni & M. L.
2002 Amaicha… un futuro con raíces. Endere, pp. 277-296. INCUAPA,
Proyecto para la capacitación de Olavarria.
miembros de la comunidad de Gassiot Ballbè, E. & B. Palomar Puebla
Amaicha del Valle en el manejo 2000 Arqueología de la praxis:
sustentable del patrimonio cultural. información histórica de la acción
Proyecto presentado a la Fundación social. El caso de la Unión de
TIEMPOS, San Miguel de Cooperativas Agropecuarias de
Tucumán. Miraflor, Nicaragua. Complutum
Ayala, P. & S. Avendaño 11:87-99.
2003 Arqueología y sociedad: el caso de Gilman, A.
las comunidades indígenas en Chile. 1989 Marxism in American archaeology.
Ponencia presentada en el Simposio En Archaeological Thought
“Pueblos Originarios yArqueología”, in America, editado por C. C.
51 Congreso Internacional de Lamberg-Kaarlovsky, pp. 63-
Americanistas, Santiago de Chile. 73. Cambridge University Press,
Cárdenas, U. & W. Reyes Cambridge.
2003 Traspaso y puesta en valor de sitios Guber, R.
arqueológicos a comunidades 2004 El salvaje metropolitano. Paidos,
indígenas atacameñas: Buenos Aires.
evaluación y proyección de las Isla, A.
experiencias desarrolladas en 2002 Los usos políticos de la identidad.
la II Región de Antofagasta, Indigenismo y Estado. Editorial de
Chile. Ponencia presentada en el las Ciencias, Buenos Aires.
Simposio “Pueblos Originarios Johnson, M.
y Arqueología”, 51 Congreso 2000 Teoría Arqueológica.
Internacional de Americanistas, Una introducción. Ariel,
Santiago de Chile. Barcelona.
Cohen, M. L., S. M. L. López Campeny & Korstanje, F., S. Marcos, C. Ballesteros, A.
S. V. Urquiza Santochi & J. Villanueva
2000 De Remate. La antigua vida 1998-1999 Amaicha ¿Qué hacemos con
cotidiana en el Valle de Amaicha. el Pasado? Documental de la serie
Manuscrito inédito depositado pedagógica Conociendo nuestro
en la Biblioteca del Instituto de Pasado. Centro Latinoamericano
Arqueología y Museo, Facultad de para el Desarrollo y la Comunicación
Ciencias Naturales e Instituto de Participativa, San Miguel de
Arqueología y Museo, Universidad Tucumán.
Nacional de Tucumán, San Miguel Leone, M., P. B. Potter & P. A. Shackel
de Tucumán. 1987 Toward a Critical Archaeology.
Endere, M. L. & R. P. Curtoni Current Anthropology 28:283-
2003 Patrimonio, arqueología y 302.
Aschero et al. Arqueología e Identidad o Identidad de la Arqueología 275

López Campeny, S. M. L., V. H. Ataliva, Virtual de Antropología y


M. L. Cohen, C. Somonte, C. A. Aschero Arqueología, Octubre 2000.
& G. A. Sosa URL: Http://http.naya.org.ar/
2002 Arqueología, Identidad y congreso2000/ponencias/Roberto_
Construcción del pasado: Molinari2.htm
reflexiones a partir de la Exposición Rivolta, G.
Itinerante “Amaicha… una mirada 2000 Conformación y articulación
al pasado”. Ponencia presentada espacial en un poblado estratégico
en el VII Congreso Nacional de defensivo: Los Cardones. Seminario
Estudiantes de Arqueología, San Final de Licenciatura inédito. Carrera
Pedro de Colalao, Tucumán. de Historia, Facultad de Filosofía y
López Campeny, S. M. L., C. Somonte, M. Humanidades, Universidad Nacional
L. Cohen, V. H. Ataliva & C. A. Aschero de Córdoba, Córdova.
2003 Un pasado para el presente: Proyecto 2002 Hacia formas de explicación de la
de extensión y capacitación para el complejidad espacial en el sitio “Los
manejo sustentable del patrimonio Cardones”. Actas del XII Congreso
arqueológico en Amaicha del Nacional de Arqueología Argentina,
Valle, Tucumán (Argentina). Tomo II, pp. 547-556. Universidad
CDROM Especial de Antropología Nacional de Córdoba, Córdoba.
y Educación II. Revista Noticias Somonte, C.
de Antropología y Arqueología, 2002 El uso del espacio y la producción
NAYA. y/o descarte de artefactos líticos
McGuire, R. H. & R. Navarrete en la Quebrada de Amaicha, Pcia.
1999 Entre motocicletas y fusiles: las Tucumán. Trabajo Final inédito.
arqueologías radicales anglosajona Carrera de Arqueología, Facultad
e hispana. Revista do Museo de Ciencias Naturales e Instituto de
de Arqueologia y Etnologia Arqueología y Museo, Universidad
Suplemento 3:181-199. Nacional de Tucumán, San Miguel
Molinari, R. de Tucumán.
1998 Orientaciones para la gestión y Somonte, C., S. Hocsman, Á. R. Martel &
supervivencia de los recursos M. P. Babot
culturales: Proyecto de Reglamento 2004 Procesos de formación en un sitio
para la Preservación del Patrimonio cantera-taller: Campo Blanco
Cultural en Áreas Protegidas de la (Tucumán-Argentina). Chungara
APN. Ponencia presentada en el 1er Volumen Especial, Tomo II.
Congreso Virtual de Antropología y Trigger, B.
Arqueología, Octubre 1998. URL: 1992 Historia del pensamiento
http://http.naya.org.ar/congreso/ arqueológico. Crítica, Barcelona.
ponencia3-8.htm
Molinari, R., L. Ferraro, H. Paradela, A. Notas
Castaño & S. Caracotche 1. Al respecto ver las ediciones del
2000 Odisea del Manejo: Conservación 1/03/2003 (p. 11) y 2/03/2003 (p. 12)
del Patrimonio Arqueológico y del Diario La Gaceta (San Miguel de
Perspectiva Holística. Ponencia Tucumán).
presentada en el 2do Congreso
276 Textos Antropológicos Vol. 15, No. 2

2. Diario El Siglo (San Miguel de arqueológica.


Tucumán), ediciones del 9/02/2004 (p. 24) 4. Sitio en proceso de investigación desde
y 10/02/2004 (p. 24). la Universidad Nacional de Córdoba (cf.
3. De un total de 200 encuestas repartidas Rivolta 2000, 2002).
retornaron 159. Es válido aclarar que no 5. Siguiendo a Isla (2002:107) la identidad
asumimos que esta cantidad de encuestas étnica de Amaicha, “no se dirime en la falsa
sea estadísticamente representativa de la disyuntiva de Indios o Gauchos. Ellos pasan
población amaicheña, pero sí consideramos de una a otra, e incluso pueden rechazar el
que las mismas brindan indicios -desde término Indio, pero asumir el de Coya, o
el punto de vista cualitativo- acerca de el de Calchaquí” (Isla 2002:107, destacado
algunos aspectos vinculados con la práctica en el original).