Vous êtes sur la page 1sur 48
Posgrado en Derecho Agrario y Ambiental CURSO AMBIENTE Y PRODUCCION AGRARIA Buenas Prácticas Agrícolas y Producción

Posgrado en Derecho Agrario y Ambiental CURSO AMBIENTE Y PRODUCCION AGRARIA

Buenas Prácticas Agrícolas y Producción Más Limpia y su incidencia en la producción agraria

Presenta: Vitzah Cole De León

18, Octubre, 2016

CONTENIDO

Página

  • 1. INTRODUCCIÓN ………………………………………………………………………………….

3

  • 2. TERMINOLOGÍA CLAVE ……………………………………………………………………

...

7

  • 3. CONCEPTUALIZACIÓN ..

………………………………………………………………………

11

3.1

PRODUCCION

MAS LIMPIA (P+L) …………………………

……………………

11

  • 3.1.1 Centros de producción más limpia ……………………………

…………

13

  • 3.1.2 Incentivos para implementación de P+L …………………………….…

14

  • 3.1.3 Dificultades para la implementación de P+L ……………………

15

  • 3.1.4 Normativa nacional en torno a la P+L ……………………………….…

..

17

  • 3.1.5 SIREA y DIGECA ……………………………………………………………………

19

3.2

BUENAS PRACTICAS AGRÍCOLAS ………………………………………………

28

  • 3.2.1 Normativa y convenios en torno a las BPA ..

……………………… … ..

30

  • 3.2.2 Elementos de las BPA ……………………………………………………….…

..

31

  • 3.2.3 AGUA ……………………………………………………………………………………

32

  • 3.2.4 SUELO ………………………………………………………………………………….

35

  • 3.2.5 PRODUCCION DE CULTIVOS ………………………………………………

38

  • 3.2.6 PROTECCION DE CULTIVOS ………………………………………………

….

39

  • 3.2.7 COSECHA, POST-COSECHA Y ALMACENAMIENTO ………………

42

  • 3.2.8 BIENESTAR, SALUD Y SEGURIDAD DE LOS TRABAJADORES ….…

45

  • 5. CONCLUSION ………………………………………………………………………………….

 

47

  • 6. BIBLIOGRAFIA ………………………………………………………………………………

..

48

ANEXOS:

Lista de empresas con Certificación voluntaria BPA 2015-2016

Convenios firmados por Costa Rica para la BPA

Decreto Ejecutivo No. 37109. Reglamento del SIREA

Decreto Ejecutivo No. 37707 Reglamento establecimiento costos

de inscripción y evaluación SIREA

Resolución R-245-2013-MINAE

Listado de reconocimientos vigentes del SIREA al 27/6/2016

2

1.- INTRODUCCION

En nuestro país como en casi todos los países del mundo, la producción agropecuaria

es uno de los más importantes rubros para la economía y la alimentación de los

habitantes.

Es mediante leyes de cada país y normativa internacional en pro del ambiente y los

consumidores, que se logra la obtención de mejores rendimientos y mayores

beneficios económicos tanto para los productores como para los consumidores al

adquirir los productos.

La globalización ha generado importantes cambios en las reglas que rigen el comercio

internacional y a la vez ha abierto una serie de espacios para la inserción exitosa de la

producción agropecuaria.

Como parte de estos cambios, en 1994 se aprobó en la Ronda de Uruguay, dentro del

marco del Acuerdo General de Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) -que

posteriormente dio origen a la Organización Mundial del Comercio (OMC)- donde se

gestó el Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (AMSF).

(MAG, 2008).

Este último acuerdo establece cambios radicales en la política comercial agropecuaria

de los países, en lo que a alimentos corresponde, se eliminan o reducen barreras

arancelarias y se mantienen, refuerzan o crean nuevas medidas sanitarias.

Los acuerdos del GATT, los acuerdos sobre la aplicación de Medidas Sanitarias y

Fitosanitarias y el Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio, vinieron a generar

una serie de medidas adicionales tendientes a aumentar las exigencias sanitarias en el

proceso de producción de los alimentos inocuos, que ayudarán a controlar los peligros

microbianos, químicos y físicos asociados, con todas las etapas de las agro cadenas,

desde la finca hasta la planta de procesamiento.

3

El proceso de la globalización, entendido como la internacionalidad de los fenómenos

económicos, sociales y políticos, con una progresiva apertura de las economías

nacionales, incrementan los riesgos de introducción y dispersión de plagas.

Por lo anterior, la permanencia exitosa de los productores agropecuarios en el

mercado nacional e internacional, dependerá de la aplicación de Buenas Prácticas

Agropecuarias para evitar o reducir daños ambientales, procurar la adecuada

productividad de las actividades agropecuarias y obtener productos inocuos para las

personas que los consumen.

Aunado a esto, para evitar las desigualdades entre los países desarrollados y

subdesarrollados y lograr un desarrollo sostenible no basta solo con que se firmen

acuerdos internacionales que comprometan a los gobiernos a adoptar políticas

diferentes a las que hoy se están implementando, es imperante cambiar la forma de

pensar del hombre dentro la sociedad, asimismo se requiere la adquisición de nuevos

y prometedores valores que conduzcan al hombre a la solidaridad humana, a la

responsabilidad que tiene con la sociedad y el ambiente que lo rodea, es interpretar de

manera diferente su actuación ante la sociedad, no es dejar de producir, no es dejar de

consumir, es producir y consumir de manera diferente para satisfacer las necesidades

elementales con el uso racional de los recursos naturales y sin comprometer la

producción y el consumo de las futuras generaciones.

La humanidad debe encontrar nuevas formas de explotación y administración de los

recursos para lograr un desarrollo humano sostenible, pero este desarrollo humano

no puede basarse solamente en un proceso de crecimiento económico.

Es importante que éste desarrollo humano sea sostenible y esto significa utilizar

nuestras ilimitadas capacidades intelectuales en lugar de nuestros limitados recursos

naturales.

4

Significa también que el desarrollo científico y tecnológico proporcione beneficios

para la sociedad y no sea empleado, por ejemplo, para crear armas convencionales,

biológicas y químicas utilizadas para destruir poblaciones e impactar negativamente

el medio natural y social.

Por otra parte, si se logra incorporar a las Buenas Prácticas Agrícolas, la Producción

más Limpia, se genera una sinergia estratégica que vinculada e insertada a las

políticas nacionales, sectoriales y locales de desarrollo industrial, comercio exterior,

aranceles, inversiones, energía, transporte, agricultura, educación, ciencia, tecnología

y salud, pueden contribuir al logro de las metas del milenio relacionadas con la

reducción de la pobreza y el hambre, la mejora de la salud humana y el aseguramiento

de la sostenibilidad ambiental.

La preocupación de los países no solo debe ser por mayor cantidad de alimentos que

coadyuven con la seguridad alimentaria, sino que estos sean inocuos para

salvaguardar la salud de la humanidad, la cual debe desarrollarse en un ambiente

sano, lo que no es posible lograrlo sin una estrategia que solucione el problema de la

acumulación de los desechos y emisiones que se generan y de este proceso se encarga

la Producción más Limpia (P+L).

A este enfoque de reacción y tratamiento conocido como tecnologías de “final del

tubo” (también denominadas de “etapa final”, o del término en inglés “end of pipe”), se

intenta controlar la contaminación al final del tubo, empleando exclusivamente

técnicas curativas como plantas de tratamiento de aguas, filtros en chimeneas,

incineración o neutralización de desechos, confinamiento de sustancias

contaminantes y disposición de residuos en rellenos sanitarios o “botaderos”.

Para el desarrollo de esta investigación se recurre básicamente a la recopilación e

interpretación de información sobre los temas de Buenas prácticas agrícolas y

Producción más limpia que se han logrado localizar en internet por medio de páginas

web tanto de instituciones nacionales como son el MAG, MINAE, el SEF, el Centro

5

Nacional de Producción más limpia, SIREA, así como de organismos internacionales

como la PNUMA.

A pesar de que en las páginas consultadas es fácil encontrar a ambas prácticas o

sistemas, estos aparecen en forma muy separada, por lo que se intenta mostrar la

correlación e incidencia que tienen las mismas en la Agricultura cuando son unidas.

Ante esto, al relacionar las Buenas Prácticas agrícolas (BP) y la Producción más Limpia

(P+L) en la agricultura, se puede hablar de Sistema de buenas prácticas agrícolas

bajo el concepto de producción más limpia.

Este vinculo de los sistemas se define como “una forma de producción agropecuaria

que aplica procedimientos especiales que buscan proteger la naturaleza y sus

especies”.

A efecto de mostrar los alcances de ambos sistemas, se conceptualizará cada uno por

separado, sus incidencias en la agricultura y por último se concluirá con la

importancia que tiene su implementación.

6

2.-

TERMINOLOGIA CLAVE (MAG, 2008):

Agroquímicos sintéticos. Son sustancias químicas sintéticas utilizadas para

nutrición, protección y producción agropecuaria. Incluyen fertilizantes, plaguicidas y

otros como aceites, atrayentes, coadyuvantes, estimulantes, materias inertes,

reguladores y hormonas.

Bioinsumos. Se llaman así los insumos utilizados en la nutrición y protección de las

plantas y animales, que son originados mediante procesos de síntesis, extracción o

cultivo a partir de fuentes naturales y que son biodegradables, por ejemplo: abonos

orgánicos, abonos foliares, bioplaguicidas, sustratos, y otros.

Caracterización agroecológica. Descripción de las características físicas, químicas y

biológicas del suelo y del medio natural presente en una finca, como por ejemplo el

tipo de suelo, la topografía, la profundidad, la pendiente, la textura, la estructura, las

áreas inundables, el contenido de elementos químicos y materia orgánica, la acidez, la

riqueza biológica, y otras.

Clase de plaguicida. Determina si el producto es un insecticida, fungicida, herbicida,

nematicida u otro.

Coadyuvante. Es una sustancia química que contribuye, asiste o ayuda a realizar una

mejor acción cuando se mezcla en forma correcta con un plaguicida sintético

formulado.

Contaminación de la producción. La introducción o presencia de cualquier peligro

biológico (microbiano) o químico, materia extraña u otras sustancias no añadidas

intencionalmente a los alimentos en cantidades superiores a las permitidas según

legislación nacional o normativa internacional y que puedan comprometer la

inocuidad o la aptitud de los alimentos.

7

Degradación de suelos. Deterioro de las características químicas físicas y biológicas

del suelo con disminución de su productividad en el tiempo, como consecuencia de los

procesos tales como erosión hídrica o eólica, salinización, anegamiento, agotamiento

de los elementos nutritivos para las plantas, contaminación con productos

agroquímicos de lenta descomposición o elementos pesados, deterioro de la

estructura, compactación, sedimentación y otras formas de degradación.

Equipo de aplicación. Dispositivo, herramienta, equipo o máquina, utilizada para la

aplicación de sustancias de uso agrícola para el combate de plagas y enfermedades en

las plantas y animales, tanto en forma líquida como sólida, en forma de neblina o

aerosoles, en cualquiera de los métodos conocidos de aplicación. Impacto ambiental.

Efecto negativo de un proceso productivo, sobre los recursos naturales y las personas.

Límite máximo residual (LMR). Es el límite legal superior de un residuo de

plaguicida o de sus metabolitos, que se permite o reconoce como aceptable en o sobre

alimentos, productos agropecuarios para consumo humano o animal, basado en las

Buenas Prácticas Agropecuarias.

Manejo Integrado de Plagas (MIP). Es la cuidadosa consideración de todas las

técnicas disponibles para combatir las plagas y la posterior integración de medidas

apropiadas que disminuyen el desarrollo de poblaciones de plagas y mantienen el

empleo de plaguicidas y otras intervenciones a niveles económicamente justificados y

que reducen al mínimo los riesgos para la salud humana y el ambiente. Con el MIP se

hace hincapié en el crecimiento de cultivos sanos, perturbando lo menos posible los

ecosistemas agrícolas y fomentando los mecanismos naturales de control de plagas.

Plaga. Cualquier especie, raza o biotipo vegetal o animal o agente patógeno dañino

para las plantas o productos vegetales.

 

Plaguicida.

Cualquier

sustancia

o

mezcla

de

sustancias

destinadas

a

prevenir,

destruir

o

controlar

cualquier

plaga,

incluyendo

los

vectores

de

enfermedades

8

humanas o de los animales, las especies de plantas o animales indeseables que causan

perjuicio o que interfieren de cualquier otra forma en la producción, elaboración,

almacenamiento, transporte o comercialización de alimentos, productos agrícolas,

madera y productos de madera o alimentos para animales, o que pueden

administrarse a los animales para combatir insectos, arácnidos u otras plagas en o

sobre sus cuerpos. El término incluye las sustancias destinadas a utilizarse como

reguladoras del crecimiento de las plantas, defoliantes, desecantes, agentes para

reducir la densidad de fruta o agentes para evitar la caída prematura de la fruta, y las

sustancias aplicadas a los cultivos antes o después de la cosecha para proteger el

producto contra el deterioro durante el almacenamiento y transporte.

Prácticas agro conservacionistas. Son aquellas prácticas aplicadas en la producción

agropecuaria, que permiten aumentar la cobertura vegetal del terreno, aumentar la

infiltración del agua en el perfil del suelo, evitar y reducir la contaminación, mantener

y mejorar la fertilidad del suelo, evitar la escorrentía del agua sobre la superficie del

suelo, y aumentar la productividad de los diversos sistemas de producción.

Procesamiento. Tratamiento que se le hace a los productos para clasificarlos,

acondicionarlos y empacarlos para evitar el deterioro de su calidad y garantizar su

inocuidad.

Productos de consumo en fresco. Se refiere a todos los productos agropecuarios

cuya presentación para consumo humano requiere que sean mínimamente

procesados, como es el caso de frutas, vegetales, huevos y otros.

Residuo. Cualquier sustancia específica presente en alimentos, productos agrícolas o

alimentos para animales, como consecuencia del uso de un plaguicida sintético

formulado, ingrediente activo grado técnico, coadyuvantes y sustancias afines.

Subproductos para la alimentación animal. Materiales vegetales originados en

procesos agroindustriales y residuos de cosechas.

9

Tipo de uso. Se refiere a la actividad agrícola, pecuaria o forestal, a la cual se dedica

un área de terreno determinada.

Umbral de Acción. Es la población máxima de una plaga que se puede tener en un

cultivo sin que cause detrimento en su nivel productivo. Arriba de éste umbral se

deben establecer las medidas de control.

Unidades de producción animal. Son los establecimientos dedicados a la producción

animal tales como fincas ganaderas, porquerizas, lecherías, granjas avícolas, granjas

de ganado menor, caballerizas y otras.

Desarrollo Sostenible: Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin

comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias

necesidades.

Desarrollo Humano: Proceso que intenta conseguir ampliar la gama de opciones de

las personas, brindándoles las mayores oportunidades de educación, atención médica,

ingreso y empleo y abarcando el espectro total de opciones humanas, desde un

entorno físico en buenas condiciones hasta las libertades económicas y políticas.

Consumo: Cantidad de recursos que se extraen del medio ambiente para su

utilización con fines económicos, una parte de los cuales se dispone como desechos.

(PNUMA).

Consumo sustentable: Es el consumo de servicios y productos que responde a las

necesidades básicas y conllevan a una mejor calidad de vida, mientras se minimiza el

uso de recursos naturales y materiales tóxicos, así como la generación de residuos y

contaminantes a través del ciclo de vida de un producto o servicio, sin comprometer

las necesidades de las generaciones futuras. (Tercera Comisión para el Desarrollo

Sustentable).

10

3.- CONCEPTUALIZACION

  • 3.1 PRODUCCION MAS LIMPIA (P+L)

El concepto de Producciones Más Limpia, aparece en 1989, y su promotor y encargado

de divulgarlo ha sido el Programa de las Naciones Unidas para el

Medio Ambiente (PNUMA).

 

Pero

fue

hasta

en

el

año

de

1994, que

aparece

el Programa

Internacional de

Producciones

Más

Limpias

el

cual

tiene

como

objetivo

desarrollar

capacidades

nacionales en Producciones Más Limpias y fomentar el desarrollo industrial sostenible

en países subdesarrollados.

Y es en el 98 que el PNUMA lanza la Declaración Internacional de Producciones Más

Limpias, firmada por un importante número de países, organizaciones empresariales

e instituciones de todo el mundo.

La definición que hace el PNUMA sobre la Producción Más Limpia (P+L) es:

“una estrategia integrada y continua de prevención, aplicada a los procesos,

productos y servicios, con el fin de lograr un uso más eficiente de los recursos,

dando lugar a un mejoramiento en el desempeño ambiental, minimizando los

desechos y los riesgos a la salud y al medio ambiente”.

Este concepto fue definido sobre la base de cuatro criterios:

  • 1.- Puesta en práctica de una estrategia ambiental preventiva;

2.- Conservación de materias primas y energía, la eliminación de los materiales

tóxicos, y la reducción de la cantidad y toxicidad de todas las emisiones y residuos

antes de que se concluya el proceso productivo;

3.- Reducción de los impactos en todo el ciclo de vida del producto, es decir desde

que se extraen las materias primas hasta su destino final;

11

4.-

Constante aplicación de conocimientos, mejoramiento de la tecnología y cambio

de actitudes.

La Producción más Limpia es un concepto general para las estrategias ambientales

preventivas, trata de prevenir la generación de la contaminación y maneja impactos

ambientales del proceso entero de producción, y no solo el impacto de sus productos,

se dirige más al origen de los problemas ambientales que a sus efectos, por medio de

un conjunto integrado de mejoramientos en todas las etapas del ciclo de vida de

procesos y productos.

La Producción más Limpia promueve además la innovación y el diálogo de los grupos

interesados; armoniza el crecimiento económico y ambiental y se preocupa por la

seguridad del consumidor y del trabajador.

Es un término muy amplio que abarca lo que algunos países llaman minimización de

desechos, elución de desechos, prevención de contaminación y otros nombres

parecidos, pero también incluye algo más.

La P+L se aplica a la industria pero es útil también en casi todos los sistemas

productivos como es en el agrícola, donde busca los mismos objetivos de menor

consumo de materias primas y limitar los efectos residuales que devienen de la

utilización de fertilizantes y pesticidas, o por usar residuos naturales reciclados desde

el propio sistema productivo para el enriquecimiento de los suelos.

12

  • 3.1.1 Centros de producción más limpia

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) se ha unido con

la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) para

ayudar a introducir la P+L en países en vías de desarrollo y en países en transición.

El Programa ONUDI/PNUMA para Centros Nacionales para la Producción Más Limpia

(CNP+L) es un programa único para el desarrollo de la capacidad de ayuda para lograr

la adopción y el desarrollo del concepto de la Producción Más Limpia a nivel nacional.

Adicionalmente a los 25 CNP+L, que se encuentran en operación, otras instituciones

han establecido centros para facilitarle los conocimientos técnicos de la Producción

Más Limpia a la industria y al Gobierno. Más de 100 centros de varios tipos están

operando en la actualidad.

Los Centros de Producción Más Limpia (CP+L) han llegado a ser una fuente

importante para las estrategias ambientales preventivas en sus respectivos países. Los

centros han promovido la Producción Más Limpia en forma convencional por medio

de una mezcla de un aumento de conciencia, capacitación, proyectos de demostración

13

y servicios de asesoría técnica. Como tal, se espera que los CP+L jueguen un papel

importante en promover la aplicación de estrategias ambientales preventivas por

parte de los Gobiernos y las industrias en países emergentes. (PNUMA, 2006)

  • 3.1.2 Incentivos para la implementación de Producciones más limpias

Mientras otras medidas ambientales implican crecimiento de los costos, las P+L se

justifican por sí solas porque representa un beneficio empresarial, ya que sus acciones

están encaminadas a la reducción de las corrientes residuales y al aumento de la

productividad material y/o la seguridad del proceso.

Aún cuando no exista legislación que regule este sistema o no se aplique, las

oportunidades para emprender las P+L son mayores cuando las empresas tienen que

realizar, por obligación el tratamiento de sus corrientes residuales o cuando,

siguiendo el principio “quien contamina paga”, están sometidas bien al pago de un

permiso o tasa, antes de liberarlas al medio externo, o bien al pago por un depósito

controlado.

Los motivos económicos van acompañados cada vez más por otros, como la necesidad

de conservar la imagen empresarial o las responsabilidades legales que se pueden

derivar de un daño humano o ambiental provocado por una contaminación de origen

identificable con la empresa.

Algunos de los incentivos que enumera el CNP+L son:

El cumplimiento de la legislación presente o previsible en un futuro próximo.

Obtener ventajas adicionales en la obtención de renovaciones de los permisos de

fabricación cuando la Administración sigue una política incentivadora de

Producciones Más Limpias y aplica medidas tales como poder acogerse a trámites

más simplificados.

Lograr beneficios en la explotación y aumento de la competitividad.

14

Mejora de la imagen empresarial y, asociada con ella, establecimiento de mejores

relaciones con los clientes, vecinos y sociedad en general.

Una reducción de las posibles responsabilidades civiles y penales.

Asegurar mejores condiciones de trabajo en cuanto a higiene y seguridad.

La reducción de la necesidad de tratamiento de efluentes, dejando capacidad

disponible en las instalaciones para futuros proyectos de ampliación y reduciendo

la inversión que sería necesaria.

Las mejoras se benefician de ventajas de las compañías aseguradoras.

La empresa tiene un valor más seguro para los accionistas.

• Mejora de la imagen empresarial y, asociada con ella, establecimiento de mejores relaciones con los
  • 3.1.3 Dificultades para la implementación de las producciones más limpias

Para adoptar las P+L y lograr los incentivos enumerados las empresas se encuentran

con las siguientes dificultades:

La falta de conciencia ambiental.

Una típica resistencia burocrática a introducir cualquier tipo de cambio.

La falta de soporte empresarial por parte de los altos niveles de gestión.

La falta de consenso dentro de la organización.

La falta de información sobre las posibilidades y ventajas existentes en las

Producciones Más Limpias.

15

La falta de una tecnología apropiada aun existiendo y siendo asequibles, el

desconocimiento de las tecnologías que se podrían aplicar.

La falta de una tecnología adaptada a las necesidades y circunstancias específicas.

El desconocimiento de las ventajas que las Producciones Más Limpias pueden

 

representar para asegurar la continuidad empresarial.

Incomprensión de la reglamentación.

Prevención por parte de los responsables de investigación, desarrollo, ingeniería o

producción. • Un incorrecto control del programa una vez en ejecución y la falta de información
producción.
• Un incorrecto control del programa una vez en ejecución y la falta de información
sobre las ventajas que se van consiguiendo.
Incorrecta asignación de los costos de tratamiento o disposición final que no
permiten reflejar las ventajas económicas.
Políticas de precios o subsidios para el agua, la energía, el vertido de residuos, etc.
que distorsionan la situación comparativa.
La falta de recursos financieros.
• La falta de internalización de los costos ambientales.

16

3.1.4 Normativa nacional

En nuestro país la Producción más Limpia se encuentra amparada en una serie de

normativa, a saber:

Decretos Ejecutivos:

Decreto Ejecutivo N.º 25083 –MINAE premio “Guayacán”, 26 de abril de 1996

Decreto Ejecutivo N.º 26635, del 2 de febrero de 1998.

Decreto Ejecutivo N.º 28815, del 09 de agosto del 2000.

Decreto Ejecutivo N.º 30840, del 12 de junio del 2002.

Decreto Ejecutivo N.º 31176 MINAE Canon ambiental por vertidos, del 23 de junio de

2003 (actualmente en espera de resolución por recurso de amparo interpuesto ante la

Sala Constitucional)

Decreto Ejecutivo N.º 31697-MEIC, del 22 de marzo del 2004.

Decreto Ejecutivo N.º 32868, Canon Ambientalmente Ajustado por Aprovechamiento

de Agua, 30 enero del 2006.

Decreto Ejecutivo No. 31628-MINAE del 11 febrero del 2004

Decreto Ejecutivo No. 37109-MINAET del 13 febrero del 2012 Creación SIREA

(Sistema de Reconocimientos ambientales)

Decreto Ejecutivo No. 37707-MINAE del 19 abril 2013. Reglamento para el

Establecimiento de los Costos de Inscripción y Evaluación en el Marco del SIREA.

Leyes:

Ley de Aguas, N.º 276, agosto de 1942.

Ley de pesca y caza marítima N.º 190, julio de 1948 y su Reglamento N.º 363, de enero

de 1949.

Ley General de Salud, N.º 5395, octubre, 1963.

Ley Orgánica del Banco Popular y de Desarrollo Comunal, N.º 4351, del 11 de julio de

1969.

Ley sobre Zona Marítimo-Terrestre, N.º 6043, marzo de 1972.

17

Ley General de Agua Potable, N.º 276, del 27 de agosto de 1946; reformada por las

Leyes N.º 2332, de 9 de abril de l959; N.º 5046, de 16 de agosto de 1972; y N.º 5516,

de 2 de mayo de 1974.

Ley Orgánica del Instituto Nacional de Aprendizaje, N.º 6868, del 6 de mayo de 1983.

Ley de Promoción al Desarrollo Científico y Tecnológico, N.º 7169, del 1º de agosto de

1990.

Ley de Conservación de Vida Silvestre, N.º 7317, octubre 1992.

Ley de Ratificación de Costa Rica al Convenio Regional sobre Cambios Climáticos, N.º

7513, del 29 de octubre de 1993.

Ley de Regulación del Uso Racional de la Energía, N.º 7447, de 1994.

Ley Orgánica del Ambiente, N.º 7554, de 1995.

Ley sobre el Acuerdo Centroamericano sobre Movimiento Transfronterizo de

Desechos Peligrosos, N.º 7520, julio de 1995.

Ley de Protección Fitosanitaria del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) N.º

7664, abril de 1997.

Ley de Uso, Manejo y Conservación de Suelos, N.º 7779, abril de 1998.

Ley de Fortalecimiento de las Pequeñas y Medianas Empresas, N.º 8262 de mayo de

2002.

Normas:

Normas de Calidad para Aguas Servidas.

Normas de Ubicación de Sistemas de Tratamiento de Aguas Residuales

Planes nacionales de desarrollo Plan Nacional de Desarrollo para Costa Rica 94-98.

Plan Nacional de Desarrollo Humano (1998- 2002).

Plan Nacional de Desarrollo “Monseñor Víctor Manuel Sanabria” 2002-2006.

Plan Nacional de Política Ambiental 2005 (Administración 1994-1998).

Proyecto BID ATN/WP-8467-CR.

Política Hídrica Nacional, Costa Rica, 2005.

Reglamentos Reglamento de Higiene Industrial, Decreto N.º 11492-SPPS, abril de

1980.

18

Reglamento del Premio Nacional de Energía, Decreto N.º 25584-MINAE-H-P, octubre

de 1996.

Reglamento para el Manejo de Desechos Peligrosos Industriales D-27001, mayo de

1998.

Reglamento para el Manejo de Lodos procedentes de Tanques Sépticos.

Reglamento para el Manejo Discriminado de Desechos Sólidos.

Resolución No. 245-2013MINAE. Aprobación procedimiento de convocatoria,

admisibilidad, metodología de evaluación y entrega de los reconocimientos creados

según Artículo 10 del Decreto Ejecutivo No. 37109.

  • 3.1.5 DIRECCIÓN DE GESTIÓN DE CALIDAD AMBIENTAL (DIGECA) 1

Reglamento del Premio Nacional de Energía, Decreto N.º 25584-MINAE-H-P, octubre de 1996. Reglamento para el Manejo

Es la Instancia del Ministerio de Ambiente y Energía que se encarga de atender la

denominada “agenda Café”, (temas de contaminación desde una perspectiva

preventiva).

Promueve la gestión ambiental con el fin de garantizar que las actividades, obras y

proyectos, tanto públicos como privados, se enmarquen en una visión de desarrollo

sostenible.

Es mediante la Ley Orgánica del Ambiente No. 7554 que se designa al MINAE como

responsable de coordinar las políticas y acciones de protección del aire, el agua, el

suelo y los recursos energéticos, por este mandato es que se crea en el año 2002 la

Dirección General de Gestión de la Calidad Ambiental (DIGECA).

1 http://www.digeca.go.cr/

19

Y su creación fue inicialmente mediante dirección del Despacho del Ministro, y

posteriormente mediante el Decreto No. 31628-MINAE, publicado en La Gaceta No.

29, del 11 de febrero, 2004.

Objetivo de la DIGECA:

Promover la mejoría en la calidad ambiental y la prevención de la contaminación

mediante el diseño e implementación de herramientas e instrumentos técnicos y

jurídicos de gestión ambiental que impulsen la producción y el consumo sostenible en

los diversos sectores de la sociedad, contribuyendo así a alcanzar el desarrollo

sostenible en el país.

La DIGECA cuenta con dos unidades programáticas:

  • Monitoreo y Control

  • Investigación y Desarrollo

Cuenta con un equipo interdisciplinario de 22 funcionarios.

Los servicios que se ofrecen son:

  • 1. Autorizaciones de desalmacenaje de sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono (SAOs).

  • 2. Permisos de exoneración para importación de vehículos híbridos y eléctricos.

  • 3. Promoción y seguimiento a los Planes de Gestión Ambiental Institucional que deben elaborar las instituciones públicas.

  • 4. Emisión de criterios técnicos sobre la valoración de riesgo ambiental para la aprobación de registro de plaguicidas.

  • 5. Atención a solicitudes de información sobre temas de calidad ambiental (sustancias químicas, residuos sólidos, valoración del daño ambiental, producción más limpia, Convenios de Estocolmo y Montreal; entre otros.).

20

6.

Mecanismos de prevención y auto-regulación tales como el Sistema Nacional

de Reconocimientos Ambientales (SIREA), proyecto de eco-etiquetado y los

acuerdos voluntarios de producción más limpia con diversos sectores.

  • 7. Focalía de Convenios Internacionales, como el Convenio reciente de Minamata sobre el mercurio, el Protocolo de Montreal referente a la protección de la capa de ozono y el Convenio de Estocolmo sobre los Componentes Orgánicos Persistentes

  • 8. Participación en procesos inter-institucionales e intersectoriales de elaboración de normativa en los diversos temas vinculados con la gestión de la calidad ambiental (gestión del aire, suelo, agua, residuos sólidos y sustancias químicas).

  • 9. Red de monitoreo de la calidad del aire en un marco de coordinación

 

interinstitucional.

10.

Apoyo al sector municipal en materia ambiental (PGAI y otros instrumentos de

gestión ambiental)

PROYECTOS

  • 1.- Manejo Integral de PCBs (Bifelinos Policrorados, “docena sucia”, son químicos

tóxicos) en Costa Rica

2.- Actividades habilitantes para la Evaluación inicial de Minamata (MIA)

3.-

Proyecto Plataforma de Piña

 

4.-

Proyecto Plan Nacional de Implementación

 

5.-

Proyecto Fortalecimiento Institucional

La

DIGECA

es

la

dependencia

encargada

de

otorgar

los

reconocimientos

a

las

empresas u organizaciones que la SIREA-UCR evalúa para dicho reconocimiento

otorgándoles puntuaciones superiores a 75.

 

21

3.1.6

SISTEMA DE RECONOCIMIENTOS AMBIENTALES (SIREA) 2

3.1.6 SISTEMA DE RECONOCIMIENTOS AMBIENTALES (SIREA) 2 El SIREA es el primer mecanismo oficial para reconocer

El SIREA es el primer mecanismo oficial para reconocer públicamente a aquellas

organizaciones, empresas o comunidades que le aporten a la calidad ambiental del

país, por medio de proyectos o prácticas productivas amigables con el ambiente, con

lo cual contribuyen a alcanzar el desarrollo sostenible del país.

Fue establecido mediante el Decreto Ejecutivo No. 37109 MINAET, está a cargo de la

Secretaría Ejecutiva (SE), que es un órgano permanente que tiene como función

asesorar y apoyar al Ministro de Ambiente y Energía para la implementación de dicho

sistema.

Está integrada por el Ministro de Ambiente y Energía (o un representante) y las

siguientes Direcciones del MINAET:

1.-

Dirección de Gestión de Calidad Ambiental (DIGECA), (quien coordina),

2.-

Dirección de Cambio Climático (DCC) y;

3.-

Dirección Sectorial de Energía (DSE).

Sus principales objetivos son:

1. Constituirse en el sistema de reconocimiento estatal en materia ambiental.

2.- Integrar en un solo esquema todos los reconocimientos ambientales existentes en

el país, de acuerdo con los requerimientos definidos.

2

Todo

lo

relativo

a

la

http://sirea.ucr.ac.cr/

SIREA,

lo

coordina

la

UCR

y

se

puede

encontrar

en

la

página:

22

3.- Dictar lineamientos generales en materia de reconocimientos ambientales, para

que las nuevas iniciativas de reconocimientos que se promuevan cumplan con los

requisitos definidos por el SIREA.

4.- Contribuir a prevenir la contaminación ambiental, la optimización en el uso de

recursos, e incrementar la ecocompetitividad en las organizaciones públicas y

 

privadas.

5

..

Dar a conocer e impulsar las experiencias novedosas y de impacto positivo en el

 

ambiente.

PRINCIPIOS DEL SIREA

1.

Rendición de cuentas: Responder a los órganos de gobierno, autoridades legales

y a otras partes interesadas, respecto a sus decisiones y acciones.

2.

Comportamiento ético: Ser coherente con los principios de buena conducta

generalmente aceptados en el contexto de una situación determinada y apegado a la

normativa nacional e internacional relacionada con el tema.

3.

Cooperación público-privada: Cumplir y garantizar el cumplimiento de la

legislación, la implementación del Plan Nacional de Desarrollo (PND) y los planes de

 

mejora continúa.

4.

Cumplimiento de la legislación nacional: Cumplir con los deberes u

obligaciones establecidos en la legislación por parte de la organización.

5.

Enfoque social: Orientación hacia el tema social como variable continúa en los

distintos estadios de avance de las organizaciones, para atender los principios del

desarrollo sostenible:

6.

Mejora continua: Búsqueda y aplicación continúa de oportunidades de mejora

del desempeño.

7.

Transparencia: Apertura a las decisiones y actividades que afectan a la sociedad y

al medioambiente.

23

RECONOCIMIENTOS:

EMPRENDEDURISMO AMBIENTAL

Este es un reconocimiento dirigido a toda aquella organización o institución que

muestre logros o innovaciones en un área específica del quehacer humano y que

potencie la mejora del ambiente y la calidad de vida de una determinada población.

Su implementación está prevista para el 2016.

PRODUCCION MÁS LIMPIA

Es un premio que se otorga a una organización o institución que aplica de forma

continúa a una estrategia ambiental, preventiva e integral, en los procesos, productos

y servicios, y con ello están logrando reducir riesgos al ser humano y al medio

ambiente. Este reconocimiento tiene como organizador a la UCR.

Lineamientos de evaluación:

La SIREA establece diferentes parámetros para los siguientes sectores:

-Comercio y Servicios

-Pecuario intensivo

-Industria alimentaria

-Industria médica

-Industria química

-Telecomunicaciones

-Generación eléctrica

-Agricultura

Para cada uno de estos sectores se evalúan los siguientes puntos:

Aspectos generales

24

Gestión de Agua

Gestión del Aire

Gestión de la Biodiversidad

Dirección de la Organización

Gestión de la energía

Gestión de materia prima e insumos

Gestión de otros aspectos ambientales

Gestión de Residuos sólidos

Gestión de seguridad laboral

Gestión de suelos

  • RECONOCIMIENO ECO-EFICIENCIA

El Reconocimiento en Eco-eficiencia es un galardón que se otorga a una organización

que por sus logros o innovaciones en un área específica del quehacer humano

potencie la mejora del ambiente y la calidad de vida de la sociedad del país.

El concepto de Eco-eficiencia implica la creación de más bienes o servicios utilizando

menos recursos mientras se reduce la polución y la generación de residuos y se

alcanza mediante la distribución de “bienes con precios competitivos y servicios que

satisfagan las necesidades humanas y brinden mayor calidad de vida, a la vez que

reduzcan progresivamente los impactos ambientales de bienes y la intensidad de uso

de los recursos , a través del análisis del ciclo de vida de un producto o servicio”.

  • RECONOCIMIENTO EN RESPONSABILIDAD SOCIAL

Este galardón distingue a una Organización que incorpora en su funcionamiento de

forma integral un conjunto de criterios sociales, ambientales y económicos, los cuales

se cumplen en su totalidad y son parte integral de su gestión.

25

  • PROGRAMA BANDERA AZUL ECOLÓGICA (PBAE)

Es parte de los reconocimientos del SIREA, esto después de haber pasado por una

estricta evaluación de criterios ambientales. Entre los aspectos evaluados están: que

se cuente con procedimientos adecuados, criterios de evaluación técnicamente

sustentados, evaluadores debidamente capacitados, buenos sistemas de control y la

aplicación del principio de mejora continua entre muchos otros parámetros.

  • SELLO SANITARIO DE CALIDAD DEL AYA

Este programa se integra al SIREA en el 2014, a partir de una evaluación exhaustiva de

los criterios que se emplean para otorgar dicho sello. Entre esos criterios el SIREA

destaca que se cuente con procedimientos claros, evaluadores capacitados y buenos

sistemas de control.

Desde el año 2002 el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AYA)

creó el Programa Sello de Calidad Sanitaria (PSCS) con el objetivo de reconocer a los

entes operadores de acueductos que suministran agua de calidad potable en forma

sostenible y en armonía con la naturaleza.

COMO SE OBTIENE UN RECONOCIMIENTO

La postulación para los reconocimientos del SIREA es voluntaria, para lo cual las

organizaciones postulantes deberán cumplir con los lineamientos del Procedimiento

de convocatoria, admisibilidad, metodología de evaluación, y entrega de los

reconocimientos creados en el artículo 10 del Decreto Ejecutivo No. 37109.

Asimismo, la Organización interesada deberá realizar la solicitud siguiendo los

siguientes pasos:

26

1.

Completar el formulario de inscripción Solicitud de reconocimiento y

la declaración jurada, esta información debe ser firmada por el representante de

la Organización.

  • 2. Pagar el monto correspondiente (Información de costos) por concepto de inscripción al Organizador del reconocimiento que corresponda definidos en el “Reglamento para el establecimiento de los costos de inscripción y evaluación en el marco del Sistema de Reconocimientos Ambientales” publicado en la Gaceta Alcance Digital N°106 de fecha 11 de junio del 2013″.

La participación en los Reconocimientos del SIREA tiene un costo.

Con el formulario

de inscripción se debe pagar un monto de $750.00.

Si la solicitud es aprobada la empresa u organización se somete a un proceso de

evaluación la cual tiene otro costo, quienes evalúan sobre expertos debidamente

capacitados por la UCR. Los cálculos de estas evaluaciones se estipulan en el Decreto

No. 37707-MINAE, anexo.

CÓMO SER EVALUADOR (EEE-SIREA)

Para formar parte del SIREA en calidad de Evaluador o Experto técnico (EEE) se

deben cumplir una serie de requisitos, llenar una solicitud y firmar un compromiso de

confidencialidad e imparcialidad.

El EEE-SIREA tiene 3 categorías de Evaluadores 3 :

1.-

Evaluador Técnico

2.- Evaluador

3.-

Experto Técnico

3 http://sirea.ucr.ac.cr/wp-content/uploads/2011/12/Anexo-I-Seleccion-EEE-SIREA.pdf

27

EMPRESAS CON RECONOCIMIENTOS

EMPRESAS CON RECONOCIMIENTOS 3.2 BUENAS PRÁCTICAS AGRÍCOLAS Este sistema se basa en hábitos y costumbres que
  • 3.2 BUENAS PRÁCTICAS AGRÍCOLAS

Este sistema se basa en hábitos y costumbres que se utilizan en la Agricultura limpia y

que cuidan el ambiente, que disminuyen o eliminan el uso de productos de síntesis

química en los cultivos y en la cría de animales que tienen un cuidado especial de la

tierra, antes, durante y después de la cosecha; al igual que los que protegen la

conservación de la naturaleza y prestan mayor atención al bienestar de los

trabajadores.

28

Las Buenas Prácticas Agrícolas – BPA- se definen como una serie de tecnologías y técnicas realizadas

Las Buenas Prácticas Agrícolas BPA- se definen como una serie de tecnologías y

técnicas realizadas en el campo destinadas a obtener productos frescos, de

excelente calidad, con altos rendimientos económicos, haciendo énfasis en el

manejo integrado de plagas y enfermedades, conservando los recursos

naturales y el medio ambiente, minimizando así los riesgos para la salud

humana.

Se basa fundamentalmente en tres principios:

  • 1. La obtención de productos sanos, que no representen riesgo para la salud de los consumidores.

  • 2. La protección del medio ambiente.

  • 3. El bienestar de los trabajadores en el campo.

29

Las BPA constituyen una herramienta efectiva para garantizar a los clientes

(supermercados, industria, consumidores domésticos), un producto que ha sido

manejado adecuadamente y que con la aplicación de las BPA, se beneficiarán:

Agricultores: Porque se le da un valor añadido de sus productos

Consumidores: Se asegura la compra y consumo de alimentos “seguros” y de calidad.

Comercio e industria: Ofrecen productos de alta calidad.

Sociedad: Agricultura sostenible y por tanto, un mejor medio ambiente.

Sus acciones abarcan desde la producción, procesamiento y transporte de productos

de origen agropecuario, orientadas a asegurar la inocuidad del producto, la protección

al medio ambiente, así como del personal y las condiciones apropiadas de trabajo. En

el caso de los productos pecuarios involucra también, el bienestar animal.

  • 3.2.1 Normativa en torno a las Buenas Prácticas Ambientales

En el Departamento de Normas y Regulaciones se atienden los temas relacionados con

la aplicación de la normativa internacional fitosanitaria, establecidas por

la Organización Mundial la de Comercio (OMC), el Codex Alimentarius de la FAO, la

Convención de Protección Internacional Fitosanitaria de la FAO; Comités de Medidas

Sanitarias y Fitosanitarias de los Tratados de Libre Comercio. También la relación con

otras organizaciones conocidas como "ONPF´s" (Organización Nacional de Protección

Fitosanitaria) y las "ORPF´s"(Organización Regional de Protección Fitosanitaria).

Las instituciones nacionales encargadas de la implementación de las buenas prácticas

ambientales en Costa Rica, son:

MAG:

Ministerio de Agricultura y Ganadería

SFE:

Servicio Fitosanitario del Estado

ASA:

Agencia de Servicios Agropecuarios

UCRA: Unidad de Control de Residuos de Agroquímicos

30

UOR: Unidades Operativas Regionales

En el país las Buenas prácticas agrícolas se rigen por la siguiente normativa:

Decreto Ejecutivo No. 28659. Reglamento de expendios y bodegas de agroquímicos.

Ministerio de Salud. 31 de mayo del 2000.

Decreto No. 33903-MINAE-S. Reglamento para la evaluación y clasificación de la

calidad de cuerpos de agua superficiales. Ministerio de Salud y Ministerio de

Ambiente y Energía. 09 de marzo de 2007.

Metodología para la determinación de la capacidad de uso de las tierras de Costa

Rica. Ministerio de Agricultura y Ganadería. Agosto de 1995.

Ley General de Salud. No 5395. Ministerio de Salud, Costa Rica.

Reglamento para quemas agrícolas controladas No. 35368-MAGS-MINAET.

Ministerio de Agricultura y Ganadería, Ministerio de Salud y Ministerio del

Ambiente, Energía y Telecomunicaciones. 06 mayo de 2009.

Reglamento Técnico Centroamericano RTCA.

Buenas prácticas de

higiene para

alimentos no procesados y semiprocesados.

Costa Rica ha firmado los siguientes convenios (ver anexo #2)

  • 3.2.2 Elementos de las Buenas Prácticas Agrícolas

Los principios básicos o marco conceptual de las Buenas Prácticas Agrícolas BPA-

incluyen 11 elementos, recursos y disciplinas para elaborar la gestión de calidad de

diversos sistemas de producción, a saber:

31

1.

Agua: gestión de recursos hídricos y uso eficiente del agua.

  • 2. Suelo: mantener y mejorar la fertilidad de los suelos.

  • 3. Producción de cultivos: elegir cultivos adecuados, establecer rotación de cultivos, manejo de desechos de cultivos anteriores, aplicar de forma equilibrada los fertilizantes.

  • 4. Protección de los cultivos: variedades resistentes y tolerantes a plagas y enfermedades típicas del cultivo, rotación de cultivos, etc.

  • 5. Producción animal: gestión del ganado, evitar contaminantes en piensos, gestión de purines y estiércol.

  • 6. Salud Animal: cuidar la salud del ganado mediante asesoría veterinaria e instalaciones adecuadas.

  • 7. Bienestar animal: asegurar que los animales se alimenten correctamente, no sufran dolores ni enfermedades y que las instalaciones sean confortables.

  • 8. La cosecha, post-cosecha y almacenamiento en la finca: aplicar normas adecuadas para la cosecha, post-cosecha y almacenamiento de productos en la finca.

  • 9. Post-cosecha

    • 10. Almacenamiento

    • 11. Bienestar, salud y seguridad de los trabajadores

3.2.3 AGUA

En Costa Rica el agua es un bien de dominio público. No es propiedad privada, así lo

establece el artículo 50 de la Ley Orgánica del Ambiente. Esto significa que el

propietario de un terreno donde hay fuentes de agua como nacientes, quebradas, ríos

o mantos acuíferos, no es dueño del agua y para poder utilizarla requiere una

concesión tal como lo establece el artículo 17 de la ley de aguas.

Para

asegurar

la

calidad

de

este

recurso,

se

deben

definir

parámetros

de

cumplimiento para cada una las secciones del proceso productivo donde el agua sea

32

de uso prioritario, como por ejemplo, en la aplicación de riego o de agroquímicos, el

lavado de herramientas, el aseo personal, y en algunas prácticas de poscosecha, como

el lavado del producto final. La utilización de agua contaminada puede conllevar la

diseminación de ciertos microbios, como: Escherichia coli, Salmonella spp., Vibrio

cholerae, Shigella spp., Cryposporidium parvum, Giardia lambili, Cyclopspora

cayetanensis, Toxiplasma gondii, e incluso el virus como el de la hepatitis A, que

pueden afectar el estado de salud del consumidor. Incluso, si el agua contaminada

entra en contacto con factores contaminantes (estiércol, materias orgánicas,

químicos), representa un alto riesgo para la inocuidad de los alimentos ya que los

contamina.

Los inconvenientes que comúnmente se encuentran:

  • 1. Posibilidad de contaminación con otro tipo de aguas al presentarse inundaciones Infiltraciones o escorrentías.

  • 2. Presencia de animales o de humanos en cercanía de las fuentes hídricas.

  • 3. Presencia de pozos sépticos en cercanías a las fuentes de agua.

En estos casos, las BPA que deben seguirse para asegurar la calidad del agua para

riego y otras prácticas de cultivo, son:

Realizar una evaluación (nuevas producciones y producciones en etapa avanzada)

de los riesgos del agua empleada en las prácticas del cultivo y en el riego, para

identificar los contaminantes que esta pueda tener.

La evaluación del agua utilizada debe realizarse periódicamente, de tal manera que

se puedan aplicar acciones correctivas si las condiciones del agua cambian.

A partir de los resultados de la evaluación de riesgos se debe realizar el análisis de

laboratorio para cada riesgo identificado (por ejemplo contaminación microbiana)

con el fin de establecer las medidas que se deben tomar.

Si se comprueba que el agua no cumple con los requisitos mínimos para su

utilización, se debe tomar una acción correctiva que incluya el empleo

de

33

tecnologías probadas que permitan disminuir al máximo los riesgos encontrados

(por ejemplo: tratamiento físico y/o químico).

Cuando en los cultivos, la parte comestible está constituida por hojas, tallos,

inflorescencias, brotes o frutos (expuestos al medio) es requisito indispensable

evitar que el agua de baja calidad entre en contacto directo con dichas partes.

Los sistemas de almacenamiento de agua deben permanecer limpios y protegidos

contra fuentes externas de contaminación y deben permitir la fácil conducción

hacia el cultivo. Estos sistemas deben ser sometidos a limpieza y mantenimiento

periódico, de tal manera que se garantice su buen funcionamiento.

El sitio para ubicar o construir un pozo profundo o un tanque para extraer o

almacenar agua debe estar lejos de cualquier posible fuente de contaminación

como pozos sépticos, canales de aguas residuales o áreas de paso de ganado.

También es muy importante utilizar eficientemente el agua, administrando el

recurso óptimamente, debido a que la aplicación indiscriminada de riego, por la

frecuencia y la duración para satisfacer las necesidades hídricas del cultivo, puede

acarrear pérdidas en la producción y en los recursos naturales que intervienen en

este proceso. Los problemas más comunes por realizar esta práctica son:

  • Pérdidas exageradas de agua en el riego y en otras prácticas agronómicas.

  • Salinización del suelo.

  • Pérdida de la capa arable.

  • Aumento de los costos de producción.

Dentro de las BPA, con relación al uso racional de agua, se debe:

Diseñar un plan de riego que incluya el tiempo y la frecuencia de aplicación del

agua con base en los requerimientos hídricos del cultivo en cada estado de

desarrollo y en el tipo de suelo.

Realizar la aplicación de riego en forma homogénea para todo el cultivo, evitando

encharcamientos y carencia del recurso. El sistema de riego es también

34

fundamental para el aprovechamiento del recurso hídrico, ya que si se posee de un

sistema en mal estado, es posible que se pierda agua, tanto en el transporte como

en la aplicación al cultivo. Por otra parte, cuando el tipo de riego implica contacto

directo de agua con la parte comestible de la planta se corre el riesgo de

contaminar el producto, si el agua no es de óptima calidad.

Para un buen sistema de riego, se deben tener en cuenta lo siguiente:

  • Los elementos del sistema de riego deben de estar en buen estado para evitar pérdidas en el transporte o en la aplicación del agua. Se debe establecer dentro del plan de riego, revisiones periódicas del sistema de riego y de sus implementos, así como un plan de mantenimiento de los mismos.

  • Utilizar sistemas de riego que eviten al máximo el contacto directo de agua con la parte comestible del producto y que además sean eficientes en la aplicación, evitando pérdidas de agua y de plantas.

  • La toma de agua para riego se debe disponer en la parte superficial de la fuente, para evitar la remoción de lodo y disminuir el riesgo de contaminación química y biológica. La calidad del agua para poscosecha y consumo humano es también muy importante, ya que este es el punto final del proceso antes de que llegue al consumidor. El agua utilizada para el lavado de los alimentos, requiere de condiciones óptimas de calidad para asegurar la inocuidad del producto; y en el caso de los trabajadores, la falta de agua potable para el consumo humano es un factor que influye negativamente sobre el bienestar de los mismos.

3.2.4 SUELO

El suelo es un recurso fundamental en la producción agropecuaria. Está expuesto a

diversos elementos naturales y antrópicos que pueden causar su degradación o ser

vectores de contaminación de la producción. Debido al clima y a las condiciones

35

fisiográficas, la principal causa de degradación de suelo es la erosión hídrica; por lo

tanto se requiere la aplicación de medidas para evitar la desintegración y arrastre de

las partículas de suelo, tales como siembra directa, uso de coberturas, mínima

labranza, cultivos asociados, pasturas mejoradas, siembra a contorno, entre otras. Por

su función, tanto en la producción de alimentos como en el ciclo del agua, el manejo

del suelo es un campo que requiere gran atención. Es necesario que los productores

agropecuarios conozcan muy bien las características agroecológicas de su finca, e

identifiquen los riesgos que amenazan la producción, y a partir de dicho conocimiento

seleccionen las prácticas más adecuadas para obtener productos de calidad e

inocuidad y que a la vez contribuyan a evitar la degradación del suelo y la

contaminación de las fuentes de agua superficiales y subterráneas.

Las Buenas Prácticas fundamentales para reducir los riesgos de degradación del suelo

y la contaminación de los productos son:

  • 1. Realizar y documentar la caracterización agroecológica de la finca.

  • 2. Identificar de manera detallada, los posibles riesgos de degradación del suelo y contaminación de la producción y aplicar prácticas para reducir o eliminar dichos riesgos.

  • 3. Diseñar y aplicar un plan para el uso de la finca según su capacidad de uso.

  • 4. Realizar obras de conservación de suelos y prácticas agro conservacionistas que permitan potencializar su capacidad de uso, tales como siembra a contorno, barreras vivas, uso de coberturas, mínima labranza, cultivos asociados, siembra directa y otras.

  • 5. Conocer y documentar el uso previo del suelo para poder identificar riesgos potenciales.

  • 6. Identificar las posibles fuentes de contaminación física, química y biológica asociadas con el uso anterior, tanto del sitio de interés como de las áreas vecinas y aplicar medidas preventivas.

36

7.

Los terrenos con antecedentes de contaminación física, química o biológica y alta

incidencia de plagas de vegetales en el ciclo previo, podrán ser utilizados hasta

que el grado de contaminación desaparezca y se demuestre mediante análisis.

  • 8. En los terrenos cuyo historial de uso se desconozca, se podrá llevar a cabo producción agropecuaria sólo cuando mediante pruebas de laboratorio se demuestre que la cantidad de contaminantes físicos, químicos y biológicos no exceden los límites máximos permitidos.

  • 9. Cuando para producir vegetales de consumo fresco se requiera utilizar terrenos de la finca que estén siendo destinados a producción animal, se debe primero demostrar mediante análisis que el suelo está libre de contaminación.

    • 10. Realizar análisis de suelo y establecer el programa de fertilización requerida, según la disponibilidad de nutrientes en el suelo y la demanda de la producción deseada.

    • 11. Conocer el uso de las áreas aledañas al sitio de producción, para identificar riesgos de contaminación de los productos debido a organismos patógenos o sustancias tóxicas que puedan ser transmitidas por medio del agua, el viento, los trabajadores, los medios de transporte, la maquinaria y animales silvestres y domésticos.

    • 12. En caso de que en áreas aledañas a sitios de cultivo de productos de consumo fresco existan fuentes de contaminantes que puedan trasmitirse por arrastre en el agua, viento o derrumbes, es necesario crear barreras físicas para detener o desviar eventuales flujos de contaminación.

    • 13. En caso de que los terrenos de producción hayan sido afectados por inundaciones y deslaves, se requiere hacer análisis para determinar la existencia de contaminantes químicos y biológicos.

    • 14. En cultivos hidropónicos el sustrato o medio utilizado debe estar libre de contaminantes de manera que se garantice la inocuidad de la producción.

    • 15. Los desechos orgánicos que se generen en el sitio de cultivo, se deben tratar adecuadamente antes de ser incorporados al suelo, o deben ser retirados del campo y llevados a sitios acondicionados para hacer compost. La basura no

37

orgánica debe recolectarse en basureros y colocarse en contenedores o

 

depósitos alejados del campo de cultivo.

16.

Cuando se requiera hacer drenajes, éstos deben mantenerse limpios evitando

estancamiento de agua y cúmulo de desechos orgánicos.

3.2.5

PRODUCCION DE CULTIVOS

La primera destreza que necesita aplicar “día a día” un agricultor en su huerto, granja

o terreno es la “observación”. Cada día el responsable de la producción debe recorrer

el terreno y observar detenidamente el estado de los cultivos, salud de los animales, la

presencia de plagas y/o enfermedades, en el caso que existan. Cambios en el

crecimiento de las plantas, flores, frutos, aves y animales necesitan ser reconocidos

con el fin de tomar la acción necesaria para protegerlos.

La segunda destreza es la “planificación”, para lo cual es necesario hacer uso de sus

conocimientos técnicos y de la información obtenida de su observación sobre el

desarrollo de la producción. De los conocimientos, observaciones y experiencias que

tiene un agricultor va a depender el éxito en la producción de cultivos y en el

desarrollo de los animales de la granja. De esta manera, al agricultor puede planificar

con antelación el período de cosecha y tomar una decisión para sembrar el siguiente

cultivo. La rotación de cultivo es una práctica que consiste en alternar cultivos

diferentes en un terreno con el propósito de alterar el proceso de desarrollo de las

plagas y enfermedades que atacan a estos cultivos, los cuales deben poseer

características diferentes, de manera que las plagas o enfermedades que ataquen a

uno no sean de importancia para el otro.

Para la rotación de cultivos, las BPA que deben implementarse son:

- Teniendo en cuenta la especie cultivada y sus características propias, es necesario

establecer un número mínimo de ciclos de cultivo de una determinada especie en un

mismo lote, ya que existe una alta probabilidad de que aumenten los problemas

38

fitosanitarios, disminuyendo así la productividad y la calidad de los alimentos y

aumentando las pérdidas del producto final.

- Se debe establecer de manera planificada un programa de rotación de cultivos de

acuerdo a parámetros productivos determinantes como:

Duración del ciclo de producción

Disponibilidad de nutrientes en el suelo

Necesidades nutricionales de cada especie

Ciclo de vida de los organismos fitopatógenos

Tipo de organismo fitopatógeno

Tipo de preparación del suelo

Épocas de sequía

- También se deben tener presente, los requerimientos periódicos del mercado para

determinar las especies que más se adaptan al lote, las que tienen mejores

producciones y mejores precios finales de venta y aquellas cuyas condiciones de

producción faciliten el desarrollo y las prácticas agronómicas del siguiente cultivo.

  • 3.2.6 PROTECCIÓN DE CULTIVOS

Para lograr un buen control de plagas y enfermedades es muy importante la

destrucción de las fuentes de infestación, que pueden ser de dos tipos:

a. Los que permiten la supervivencia de la plaga de un ciclo de cultivo a otro; y,

b. Los que favorecen el desarrollo de la plaga durante cada ciclo.

A continuación se presentan algunas de las principales prácticas que se recomiendan

implementar para evitar las plagas y enfermedades:

Destrucción de residuos de cosecha (rastrojos): los rastrojos de la cosecha

anterior pueden albergar poblaciones iniciales de insectos para el siguiente ciclo de

39

cultivo; por lo que, la destrucción de residuos, incorporándolos al suelo, o quemando

los desechos reduce en un alto porcentaje, las plagas y enfermedades que se

presentan en los cultivos o en lugares cercanos.

• Plantas trampa: existen algunas plantas que son más apetecidas que otras para

ciertas plagas. Se recomienda sembrar este tipo de plantas cerca del cultivo principal

para que así la plaga se establezca primeramente en esta plantación sin valor

comercial y combatir la plaga o destruirla junto con las plantas trampa antes de que el

cultivo de interés se vea afectado.

• Campo limpio: mantener el terreno completamente limpio por un período

prolongado, no menor de dos meses. Esta práctica debe realizarse en grandes

extensiones de terreno.

• Preparación de terreno: el uso del arado y la rastra, puede causar que algunos

huevos de las plagas queden en la profundidad, impidiendo que puedan emerger, o

bien van a quedar cerca de la superficie, exponiéndolas al frío, la desecación o los

depredadores.

• Siembra: elegir la fecha apropiada de siembra, puede favorecer el control de plagas,

realizando la siembra en las épocas en que la plaga se encuentre ausente, o su nivel de

infestación, sea menor.

• Control de malezas: las malezas, además de competir por nutrientes, agua y luz,

albergan tanto insectos como patógenos, por lo que se recomienda mantener limpio

de malezas el terreno y alrededores, antes de realizar la siembra y durante el

desarrollo del cultivo. En los procesos de control de plagas y enfermedades, se

recomienda el uso de métodos naturales, prácticas culturales y control biológico.

El uso de agroquímicos debe ser una práctica justificada y necesaria y para su

aplicación se deben considerar aspectos como que los agroquímicos utilizados sean

adecuados para la plaga en cuestión, de baja toxicidad para los enemigos naturales y

mamíferos, de baja persistencia y ser seguros para la salud humana y para el medio

ambiente.

Los principios del control de plagas y enfermedades deben incluir:

40

• Identificación exacta de la plaga o enfermedad y los organismos benéficos presentes,

mediante un monitoreo frecuente y sistemático.

• El/La encargado/a del monitoreo y las inspecciones, debe estar capacitada en la

identificación de las plagas, enfermedades y los organismos benéficos. Debe tomar la

decisión de realizar la aplicación o suministrar toda la información al encargado de la

plantación para que sea éste el que tome la medida correspondiente.

• Definir el umbral económico para las plagas y enfermedades. Con base en el

muestreo determinar si la aplicación es económicamente justificada.

• Considerar las condiciones climáticas del momento como apoyo en las predicciones

de incidencia de plagas; en época lluviosa y húmeda, el desarrollo de hongos es más

activo.

• Introducción de agentes de control biológico, posterior a una evaluación del agente

en cuestión.

• Si el uso de agroquímicos es inevitable se deben seguir las siguientes reglas básicas:

Momento adecuado, basado en umbrales, predicciones, estado de la plaga y su

incidencia.

Tratamiento adecuado y correcto, de acuerdo con lo especificado en la etiqueta,

usando químicos específicos para el problema presentado y aprobados por el país de

destino, evitando en lo posible los de amplio espectro y cumpliendo con el período

recomendado desde la última aplicación a la cosecha. Con la técnica adecuada, usando

la maquinaria correcta, calibrada como debe ser y en buenas condiciones.

Para asegurar que las aplicaciones y la eliminación de restos de los agroquímicos se

hagan en forma correcta, el personal encargado de las mismas debe estar

debidamente capacitado para la labor.

Se debe llevar y mantener un registro de todas las aplicaciones que se realicen, que

incluya la siguiente información:

41

  • Nombre comercial del producto.

  • Ingrediente activo.

  • Dosis y volumen de aplicación.

  • Fecha de aplicación.

  • Insecto, maleza o enfermedad que se está controlando.

  • Firma de la persona que recomendó y de quien supervisó la aplicación.

    • 3.2.7 COSECHA, POST-COSECHA Y ALMACENAMIENTO EN LA FINCA:

La cosecha es una de las etapas finales en la producción y en muchos casos, los

productos cultivados no se pueden lavar después de recolectadas por lo que el manejo

adecuado durante esta etapa es primordial para la inocuidad del alimento.

Las Buenas Prácticas Agrícolas que deben seguirse durante la cosecha y manejo de los

productos son las siguientes:

o Al seleccionar los productos cosechados se deben tener en cuenta, además de los

aspectos de apariencia, factores como la presencia de pudrición, daños por plagas y

riesgos de acumulación de residuos de sustancias químicas peligrosas.

o El método de cosecha debe ser el más adecuado para cada tipo de especie cultivada,

evitando los daños y manteniendo la integridad del producto.

o Al recolectar el producto, se debe usar recipientes limpios que impida el contacto

directo del producto con el suelo.

o

La cosecha debe realizarse en las horas más frescas del día para evitar la pérdida de

agua del producto; luego los alimentos deben trasladarse rápidamente a un lugar

fresco para evitar que ganen calor.

o Los utensilios y recipientes que se vayan a utilizar deben estar lavados para

disminuir el riesgo potencial de contaminantes químicos o biológicos.

o

Para transportar el producto, las canastillas, cajas, baldes, etc. se debe estar limpios

y sin ningún residuo de material extraño.

42

Los procesos post-cosecha incluyen todas las acciones que se realizan desde la

recolección del producto hasta el momento antes de que lo adquiera el consumidor

final; sus objetivos son garantizar la inocuidad y asegurar la calidad final del producto.

Un buen manejo post-cosecha incluye:

a.

Cosechar en el momento óptimo para maximizar el tiempo de almacenaje y la

calidad de consumo.

b.

Minimizar el uso de químicos de post-cosecha (ceras, fungicidas, preservantes,

etc.); en caso necesario, cualquier químico utilizado debe estar dentro de los

requerimientos legales.

c.

Buscar técnicas alternas que ayuden a reducir la necesidad de uso de químicos,

como por ejemplo atmósfera controlada, temperaturas, etc.

Es fundamental que el agua que es utilizada para el lavado final de los alimentos llene

los requerimientos básicos para no alterar el estado inocuo del producto. También es

importante enfatizar, que algunas especies cultivadas no se pueden lavar después de

recolectadas, por lo que el manejo adecuado de los recipientes se convierte en una

práctica primordial dentro de las BPA.

En estos casos, las BPA son las siguientes:

o Tratar, en lo posible, que el uso de recipientes de recolección sea exclusivo para los

diferentes productos.

o En caso de utilizar los recipientes en diferentes labores, éstos deben ser lavados y

desinfectados antes de ser usados durante la recolección.

o El almacenamiento de estos recipientes debe realizarse de tal forma que el riesgo

de contaminación sea reducido al mínimo. Una técnica común para preservar el

alimento por más tiempo (entre el período de la cosecha y el consumo) es la

aplicación de agroquímicos.

43

Si se lleva a cabo esta práctica es necesario contar con apoyo técnico adecuado para

desarrollar las aplicaciones sin incurrir en riesgos graves para la inocuidad del

alimento y salud del consumidor, por lo que se deben seguir las siguientes BPA:

o Si se toma la decisión de aplicar agroquímicos en la post-cosecha, se debe contar

con asesoría técnica de una persona capacitada.

o En caso fuera necesario utilizar plaguicidas, se podrán emplear sólo aquellos que

estén certificado y sean específicos para el uso durante esta etapa.

o Al realizar una aplicación se deben seguir las recomendaciones de la etiqueta,

teniendo en cuenta las dosis apropiadas, el sistema de aplicación más correcto y la

categoría toxicológica.

Después de la cosecha y la post-cosecha, los productos deben de almacenarse por un

período corto en la finca mientras se transportan al lugar de venta. Por lo tanto, es

necesario contar con un área que tenga las condiciones adecuadas para evitar la

contaminación, mantener la inocuidad del producto y preservarlo.

Las BPA que deben de seguirse para el correcto almacenamiento de los productos

son:

o

El lugar en donde se mantengan los productos después de la cosecha debe estar

lejos de cualquier fuente de contaminación.

o

Este lugar debe evitar al máximo exponer el producto a condiciones ambientales

adversas que deterioren los alimentos.

o

Almacenar el producto en canastos, carretas limpias y colocarlas en superficies

limpias para no contaminar el alimento.

Los riesgos potenciales de contaminación pueden resultar por microorganismos

patógenos (bacterias, virus) provenientes de estiércoles, excrementos, heces y/o

agentes químicos (agroquímicos, productos de limpieza y desinfección), que debido a

falta de higiene del personal, son transmitidos a los alimentos.

44

3.2.8 BIENESTAR, SALUD Y SEGURIDAD DE LOS TRABAJADORES:

Las normas básicas de higiene son muy importantes y muchas veces no son tomadas

en cuenta durante las diferentes etapas de la producción de alimentos, por lo tanto,

aumentan los riesgos de contaminación química y biológica de los productos

limitando la inocuidad y calidad del mismo.

o En caso de enfermedad, el trabajador debe avisar inmediatamente al encargado en

caso de que se trate de una enfermedad infecto-contagiosa. Para regresar al trabajo

se hace necesario un certificado médico indicando que está en condiciones de

volver a laborar.

o Toda herida abierta debe cubrirse totalmente, informándole al encargado para que

deje registrado el accidente y asegurarse que al final de la jornada, el parche aún

esté presente. En caso que se presente una herida sangrante, el trabajador debe

retirarse. Si una curita o vendaje se pierde, el encargado debe ser informado de

inmediato y proceder a localizarlo.

o Se deben mantener registros de primeros auxilios y de revisiones de la higiene en

general.

En relación a las instalaciones sanitarias deben cumplir con lo siguiente:

  • a. En el campo, se deben de disponer de letrinas para uso de los trabajadores. También debe de haber una pila con agua para que puedan lavarse las manos con agua y jabón después de utilizar la letrina. Cuando no se cuente con alcantarillado, se debe construir un pozo séptico y evitar la contaminación de las fuentes de agua.

  • b. A nivel industrial, el número de sanitarios debe ser proporcional al número de hombres y mujeres que componen el personal: uno para cada sexo por cada 25 personas. La disposición mínima de por lo menos, un baño por unidad productiva constituye una necesidad básica para el bienestar de los trabajadores.

45

  • c. Los sanitarios deben mantenerse limpios, deben contar con papel higiénico, los lavamanos deben disponer de jabón líquido y papel toalla para secarse las manos (no se recomiendan los paños pues estos pueden quedar contaminados) y deben tener basureros.

  • d. Deben haber letreros con la leyenda "LÁVESE LAS MANOS" colocados dentro de la puerta de cada sanitario y sobre el lavamanos.

46

CONCLUSION

Los principales retos que tienen tanto los países, los gobiernos a lo interno y las

personas en general, son en primera instancia, contribuir efectivamente a la

seguridad y soberanía alimentaria, abordar de forma adecuada el cambio climático,

contribuir a los procesos de desarrollo rural y mejoramiento de condiciones de vida

en el campo y organizar los enlaces entre los productores y consumidores.

La puesta en marcha tanto de las Buenas Prácticas Agrícolas como la Producción más

Limpia, permite el acceso a productos alimenticios y otros más inocuos y sin causar

daño al medio ambiente., contribuyendo a la salud humana tanto al que produce como

al que consume. La principal ventaja que genera su práctica es la seguridad en la

producción agrícola.

47

BIBLIOGRAFIA

• Villalobos, H. Área de Normas y Certificación: Buenas Prácticas para el manejo de

Productos Agrícolas. Consejo Nacional de Producción, Costa Rica.

• Siller-Cepeda, J. et al. 2000. Guía para el Agricultor: “Manual de Buenas Prácticas

Agrícolas para Frutas y Hortalizas Frescas”. Unidad de Inocuidad de los Alimentos de

la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación

SAGARPA-, México, D. F.

• Siller-Cepeda, J. et al. 2002. “Manual de Capacitación para Trabajadores Agrícolas”.

Unidad de Inocuidad de los Alimentos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería,

Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación SAGARPA-, México, D. F.

• Programa Integral de Transferencia de Tecnología para la producción limpia y la

comercialización de hortalizas en la sabana de Bogotá. 2004. Componente 7: sello de

calidad y buenas prácticas agrícolas “Guía de Buenas Prácticas Agrícolas para la

producción de hortalizas limpias en la Sabana de Bogotá”. Corporación Colombiana

Internacional y Servicio Nacional de Aprendizaje SENA-, Bogotá.

• FAO. 2000. Mejorando la Nutrición a través de Huertos y Granjas Familiares: Manual

de Capacitación para trabajadores de campo en América Latina y El Caribe.

Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, Roma.

• Programa para el Desarrollo de la capacidad competitiva agrícola exportable No

tradicional. Guía para el Agricultor. BID-AGEXPRONT, Guatemala.

48