Vous êtes sur la page 1sur 17

Año de la Inversión para el Desarrollo Rural y la Seguridad Alimentaria

UNIVERSIDAD NACIONAL DE BARRANCA

“ Año de la Inversión para el Desarrollo Rural y la Seguridad Alimentaria ” UNIVERSIDAD NACIONAL

Conceptos del hombre

Derecho y ciencias políticas

2013

DEDICATORIA

Dedicado a nuestros padres y amigos

INTRODUCCION

ÍNDICE

La educación como acción humana en su constante búsqueda de superación como lo especifica el sentido de NATURALEZA HUMANA (ver Naturaleza en sentido particular / Naturaleza en sentido global, cósmico o universal) intenta definir un ideal de hombre a alcanzar en su perfeccionamiento.

Pero desde la misma concepción de hombre en su mundo físico y su naturaleza humana en interacción con el mundo de la cultura y las circunstancias del ambiente, pueden generar inestabilidad o desequilibrio y es cuando tiene sentido reflexionar sobre ese ideal a alcanzar. Existen diferentes concepciones de hombre, según algunas teorías, para mayor profundidad en su reflexión se les sugiere consultar los siguientes enfoques.

El término hombre puede definirse desde diversas perspectivas. En ocasiones, por citar un caso, se puede emplear para describir a los homínidos, a cualquier ejemplar masculino que pertenezca al género humano o, a nivel histórico y/o con sentidos más amplios, a la humanidad en general, sin distinción de ningún tipo entre damas y caballeros (por ejemplo, con frases como “El hombre era nómade y se trasladaba para buscar alimentos”). De todas formas, en la actualidad esa forma de nombrar a la especie humana está siendo cuestionada porque denota el aspecto sexista de la lengua, el cual debe ser modificado, en pos de una integración equitativa para todos los géneros. En su uso habitual, la palabra hombre identifica a los seres que pertenecen al género masculino. También se utiliza el concepto de varón para señalar al macho humano desde un punto de vista biológico, pero no se puede dejar de tener en cuenta que la palabra hombre abarca un mayor número de nociones.

Por supuesto el hombre tiene sus propias cualidades biológicas y psicológicas que permiten trazar diferencias notorias entre él y la mujer. Entre ellas, aparece la testosterona, una hormona androgénica exclusiva de los caballeros que facilita el desarrollo de la musculatura corporal sin necesidad de hacer grandes sacrificios. Las integrantes del conjunto femenino producen dicha hormona, pero a una escala mucho menor. Por otra parte, el aparato reproductor masculino le otorga al hombre el poder de fecundar el óvulo femenino y transmitir los datos genéticos a través de la célula espermatozoide. En el hombre, los principales órganos sexuales son externos; en cambio, en el caso de la mujer éstos son internos.

Entre otros detalles que marcan diferencias entre hombres y mujeres, se encuentran un tono de voz más grave, una altura física superior, el crecimiento de pelo en la zona facial, el mayor volumen corporal, la propensión a la calvicie y una piel más resistente.

Cabe destacar que, más allá del desarrollo social alcanzado, los hombres en general tienen una expectativa de vida menor que las mujeres ya que ellas suelen vivir una media de siete años m

Cosmologismo

Su ideal es la unidad entre el hombre y todo lo existenteno caben maestros,niescuelas,cada cual es maestro de símismola libertad es absoluta o es una negación del serno existen reglas aparentes, ni métodos ,ni tiempos, ni formalidadeslos principios morales y valores noseimponen ni se proponen, porque ya

• Su intuición fundamental es la unidad entre el hombre y todo lo existente. • El hombre no se destaca fundamentalmente del cosmos. • En este contexto no caben maestros, cada cual es maestro de sí mismo. • La libertad es absoluta o es una negación del ser.

Entre otros detalles que marcan diferencias entre hombres y mujeres, se encuentran un tono de voz

Trascendentalismo

Afirma la naturaleza metacósmica del hombre, con un destino trascendental que supera el marco de la fugaz existencia intramundanael mundo viene de dios y hacia él se dirigeconduce al moralismo: concepción del pecado y la inclinación hacia el mallas escuelas deben preparar a los educandos para la lucha en este mundo perverso, es un lugar de reorientación y remodelación de la naturaleza humanael profesor es un dictador de principios y normas, indicador de sendas, reformador

En filosofía y literatura, creer en una realidad superior que la adquirida mediante la experiencia de los sentidos o una clase superior de conocimiento que le logrado por la razón. Casi todas las doctrinas trascendentales derivan de la división de la realidad en un reino del espíritu y un reino de la materia. Tal división identifica a muchas de las grandes religiones del mundo.

WALT WHITMAN Y EL TRASCENDENTALISMO

Del puritanismo adoptó la tendencia a subordinar todo valor al aspecto ético.

Es posible constatar que Whitman absorbió acaso por su comunicación con Emerson, acaso por propia convicción algunas de las propuestas básicas del trascendentalismo. Así, por ejemplo, este movimiento sostuvo que el Hombre (más precisamente, su alma) era el centro espiritual del universo, pues solamente en él podía hallarse la clave de la historia, de la naturaleza, y aun del universo mismo. De ahí que la estructura del universo duplique la estructura del yo individual. En este punto, es fácilmente reconocible la influencia de la filosofía idealista y el aporte de las concepciones teóricas de los escritores románticos.

Donde la teoría trascendentalista se volvía más personal era en la participación asignada al individuo. La virtud y la felicidad decían dependen de la autorrealización y esta, a su vez, emana de una armónica conciliación entre dos tendencias psicológicas universales: el impulso expansivo, de trascendencia del yo y el impulso de autoafirmación personal, el anhelo de constituir una individualidad única e indivisa. Aportes espiritualistas, místicos y aun cierta anticipación de corrientes filosóficas posteriores, confluían en distinta medida en la plasmación de esta ideología. En el fondo se trataba de un individualismo extremo, propio del espíritu norteamericano, con un marcado espiritualismo y una cerrada defensa del ímpetu expansivo, del quehacer práctico, del optimismo y de la confianza en el futuro. En otras palabras una suma de varias de las constantes que el estadounidense típico ha desarrollado a lo largo de su historia.

El trascendentalismo sostenía además una especial correspondencia que, según

Emerson, debía existir entre las leyes naturales y las espirituales. Como luego lo hará

Whitman en sus poemas, Emerson afirma eque “el hombre debe ser su propia iglesia”, idea que éste desarrolla y amplía.

IDEALISMO

El mundo es una entidad organizada jerárquicamente, donde la conciencia es el ápice de lo existente y elconstitutivoesencial del hombrela razón es el poder delhombrelas ideas preceden a la acción y son superiores a elladivorcio entre el pensamiento y la acción, la teoría y praxis, materia y espíritula educación será teórica ,racional, desencarnada, separada de la vida concreta y del trabajo manualel profesor es un

La noción de idealismo posee dos grandes acepciones. Por un lado, se emplea para describir la posibilidad de la inteligencia para idealizar. Por otra parte, el idealismo se presenta como un sistema de carácter filosófico que concibe las ideas como el principio del ser y del conocer. El idealismo de perfil filosófico, por lo tanto, sostiene que la realidad que se halla fuera de la propia mente no es comprensible en sí misma, ya que el objeto del conocimiento del hombre siempre es construido a partir de la acción cognoscitiva. Puede decirse entonces que el idealismo se opone al materialismo, una doctrina que asegura que la única realidad es la materia. Los idealistas subjetivos creen que la entidad en sí es incognoscible, pero la reflexión brinda la posibilidad de acercarse al conocimiento. Para los idealistas objetivos, en cambio, el único objeto que puede conocerse es aquel que existe en el pensamiento del individuo.

La noción de idealismo posee dos grandes acepciones. Por un lado, se emplea para describir la posibilidad de la inteligencia para idealizar. Por otra parte, el idealismo se presenta como un sistema de carácter filosófico que concibe las ideas como el principio del ser y del conocer.

El idealismo de perfil filosófico, por lo tanto, sostiene que la realidad que se halla fuera de la propia mente no es comprensible en sí misma, ya que el objeto del conocimiento del hombre siempre es construido a partir de la acción cognoscitiva.

Puede decirse entonces que el idealismo se opone al materialismo, una doctrina que asegura que la única realidad es la materia. Los idealistas subjetivos creen que la entidad en sí es incognoscible, pero la reflexión brinda la posibilidad de acercarse al conocimiento. Para los idealistas objetivos, en cambio, el único objeto que puede conocerse es aquel que existe en el pensamiento del individuo.

Es posible distinguir, de acuerdo al idealismo, entre el fenómeno (el objeto que puede conocerse de acuerdo a la percepción de los sentidos) y el noúmeno (es

decir, los objetos en sí mismos, con sus propias características naturales). La realidad está conformada por el contenido de la conciencia del hombre: o sea, por lo que percibimos y no por lo que realmente es.

POSITIVISMO

Concuerda básicamente conelcosmologismo en suconcepción de la naturalezahumana, pero discrepa en laactitud del hombre ante elmundo Afirma que entre el hombre y el animal no hay diferencias esenciales, sino de grado; al hombre le aplican las mismas leyes que en los demás seres vivos con efectos más complejos ,Los fenómenos espirituales son resultado de la autosugestión; son creencias, no realidadesTodo en el hombre es fundamentalmente instintivoLos instintos fundamentales del hombre son la posesión, el dominio y el progreso, manifestados a través de la producción e objetos y comodidades, lucha por el poder, competencia entre los productores para sacar un máximo de ganancias en la búsqueda de progreso en todos los camposCanonización ideológica delhombre capitalista; la historia humana se reduce a la producción, a la lucha por el poder y el progreso científico

Indudablemente el Positivismo aparece en un momento histórico (finales del Siglo XIX y comienzos del XX), cuyo terreno había sido abonado por innumerables cambios tecnológicos como los acontecidos por la Revolución Industrial, coincidiendo a la vez, con el decaimiento del sentido metafísico y religioso del conocimiento.

El hombre, al no obtener las respuestas esperadas en la religión, en su búsqueda y peregrinaje permanente, por saber el porqué de las cosas, fija su atención en la ciencia, ya que la misma le brinda seguridad, confianza y confort. Ya no es el hombre, a merced de la naturaleza, más bien es un ser, que encuentra respuestas lógicas al estudiar en forma analítica, los mecanismos de los objetos que se encuentran en su alrededor.

Y en este marco, con los cimientos antes mencionados, germina la semilla del Positivismo, doctrina que Comte resume bien, a través de su Ley de los Tres Estadios, marcando así el comienzo de la Historicidad del Conocimiento Humano.

A partir de este momento, la realidad se va a encontrar limitada por coordenadas de: tiempo, espacio y masa, puesto que solo considera la posibilidad de estudiar científicamente los hechos, los fenómenos, el dato experimentable, lo observable, lo verificable para lograr el progreso de la sociedad, y ello, solo se puede alcanzar a través de la ciencia, considerada desde Hegel, como la expresión más pura de la Racionalidad de la cultura. Esta, se propone a entender el mundo real, definir sus relaciones, leyes y características de la manera más objetiva, independientemente de la

subjetividad de los investigadores, de los orígenes y condiciones psico-sociales del descubrimiento o de sus aplicaciones prácticas, utilizando en todo momento, la verificación en la experiencia y en la observación de los fenómenos. Concepción que se expande hacia todas las ramas del saber, inclusive hacia los hechos sociales que también son tratados como cosas.

EL POSITIVISMO Y LA FILOSOFIA.

Es aparentemente, una reflexión sobre la ciencia. Después de agotadas éstas, no queda un objeto independiente para la filosofía, sino ellas mismas; la filosofía se convierte en teoría de la ciencia. Así, la ciencia positiva adquiere unidad y conciencia de sí propia. Pero la filosofía, claro es, desaparece; y esto es lo que ocurre con el movimiento positivo del siglo XIX, que tiene muy poco que ver con la filosofía. Pero en Comte mismo no es así. Aparte de lo que cree hacer hay lo que efectivamente hace. Y hemos visto que:

  • 1. Es una filosofía de la historia (la ley de los tres estados).

  • 2. Una teoría metafísica de la realidad, entendida con caracteres tan originales y tan nuevos como el ser social, histórica y relativa.

  • 3. Una disciplina filosófica entera, la ciencia de la sociedad; hasta el punto

de que la sociología, en manos de los sociólogos posteriores, no ha llegado nunca a la profundidad de visión que alcanzó en su fundador. Este es, en definitiva, el aspecto más verdadero e interesante del positivismo, el que hace que sea realmente, a despecho de todas las apariencias y aun de todos los positivistas, filosofía.

·

EL SENTIDO DEL POSITIVISMO.

Esta ciencia positiva es una disciplina de modestia; y esta es su virtud. El saber positivo se atiene humildemente a las cosas; se queda ante ellas, sin intervenir, sin saltar por encima para lanzarse a falaces juegos de ideas; ya no pide causas, sino sólo leyes. Y gracias a esta austeridad logra esas leyes; y las posee con precisión y con certeza. Una y otra vez vuelve Comte, del modo más explícito, al problema de la historia, y la reclama como dominio propio de la filosofía positiva. En esta relación se da el carácter histórico de esta filosofía, que puede explicar el pasado entero

Economismo

Un economista es un profesional cuya preparación académica le permite explicar y prever los fenómenos económicos a través del uso de métodos y herramientas desarrollados por las diversas escuelas de pensamiento de la ciencia económica. Sus conocimientos les permite realizar amplias funciones sea en instituciones públicas o en privadas. En el sector público desempeñan funciones, por ejemplo, en áreas donde se realizan estudios y planificación económica, definición de las políticas macroeconómicas, entre otros. En el sector privado, desempeñan generalmente funciones en los departamentos de finanzas.

Sociologismo

Para Emile Durkheim, uno de los fundadores de la escuela moderna de sociología, el ser humano recibe de la sociedad en la que vive un sistema de valores y normas morales. Esto significa que la sociedad impone al individuo una serie de valores, por lo que el papel de la persona es puramente pasivo.

Además, las normas morales tienen como sentido último cohesionar la sociedad. Así que la fuerza moral de dichas normas procedería, en última instancia, de la presión social, siendo sancionadas las conductas inapropiadas que se salen del marco de lo que esa sociedad considera como aceptable.

El sociologismo niega, pues, la libre capacidad de los individuos para asumir normas propias, para cambiar las establecidas y/o para actuar en contra y al margen de las normas morales imperantes. El sociologismo supone una negación de la autonomía moral de los individuos, considerándolos meros receptores y sujetos pasivos, bajo la influencia de las presiones sociales.

EXISTENCIALISMO

Reacción contra elidealismo; seopone a laidolatría dela razónen contra delpositivismo,se refiere alascreacionesdel hombre ydeunasociedaddeshumanizadasydesnaturalizadas.Invitaaanularlarazónparalo grarsentiry vivir con lanaturalezacreadora.La libertad seconvierteenunacondenaporlaausenciadevalores o lamismasituaciónhumanaysocial.

El existencialismo es una corriente filosófica que persigue el conocimiento de la realidad a través de la experiencia inmediata de la propia existencia. De todas formas, no se ha desarrollado una teoría precisa o exacta que defina claramente este concepto. Lo que está claro es que este movimiento de la filosofía destaca al ser humano individual como creador del significado de su vida. La temporalidad del sujeto, su existencia concreta en el mundo, es aquello que constituye al ser y no una supuesta esencia más abstracta. Los existencialistas no creen que el individuo sea una parte de un todo, sino que cada ser humano es una integridad libre por sí misma. La existencia propia de una persona es lo que define su esencia y no una condición humana general.

El existencialismo es una corriente filosófica que persigue el conocimiento de la realidad a través de la experiencia inmediata de la propia existencia. De todas formas, no se ha desarrollado una teoría precisa o exacta que defina claramente este concepto. Lo que está claro es que este movimiento de la filosofía destaca al ser humano individual como creador del significado de su vida. La temporalidad del sujeto, su existencia concreta en el mundo, es aquello que constituye al ser y no una supuesta esencia más abstracta. Los existencialistas no creen que el individuo sea una parte de un todo, sino que cada ser humano es una integridad libre por sí misma. La existencia propia de una persona es lo que define su esencia y no una condición humana general.

En otras palabras, el ser humano existe desde que es capaz de generar cualquier tipo de pensamiento. El pensamiento hace que la persona sea libre:

sin libertad, no hay existencia. Esta misma libertad convierte al individuo en un ser responsable de sus actos. Hay, por lo tanto, una ética de la responsabilidad individual. La persona debe hacerse cargo de los actos que realiza en el ejercicio de su libertad.

TRANSHUMANISMO

el hombre esunserecológicoysociales centro finy sentido dela realidad. El transhumanismo es una corriente de pensamiento orientada para hacia el futuro que no acepta las tradicionales limitaciones humanas como la muerte, las enfermedades y otras deficiencias de la biología. Además tiene como premisa que la especie humana no representa el final de nuestra evolución, sino el principio.

Formalmente se define de la siguiente manera:

• El estudio de las ramificaciones, de las promesas y los peligros potenciales del uso de la ciencia, tecnología, creatividad y otros medios que superen las limitaciones fundamentales del hombre.” • “El movimiento intelectual y cultural que afirma la posibilidad y el deseo de alterar fundamentalmente la condición humana, especialmente por medio del uso de la tecnología, para eliminar el envejecimiento y aumentar efectivamente

las capacidades intelectuales, físicas y psicológicas de la raza humana.”

¿QUÉ ES UN TRANSHUMANO?

Transhumano, es el término para referirse a un “humano transicional”, un paso

potencial hacia la evolución del post-humano. Llamando transhumanos a la

“manifestación más temprana de nuevos seres evolutivos”, Los primeros signos

del transhumanismo incluyen el refuerzo corporal con implantes, la andrógina, la reproducción asexual, y la identidad repartida. Actualmente muchos humanos empiezan a considerarse a sí mismos como transhumanistas, el concepto de transhumano ha tomado connotaciones de auto identificación y pro-acción, tal y como muestra esta definición extraída del Apartado de Terminología Transhumanista.

MARXISMO

i) Concepción marxista de la naturaleza humana

  • - En cuanto ser natural, el hombre es de naturaleza activa y tiene una serie de fuerzas naturales. Pero sus necesidades le convierten en un ser

pasivo/receptivo, y en cuanto corpóreo/biológico depende del resto de la naturaleza y es un objeto más entre otros («naturalismo»).

  • - En cuanto ser natural humano, la naturaleza humana no es mera

naturaleza fija, estática, cerrada; tiene que ir haciéndose al ritmo de su progresiva realización humana. Su nacimiento se produce en la historia, que es su verdadera naturaleza, donde se da la conversión de la naturaleza en hombre.

  • - El trabajo constituye la esencia del hombre, entendiendo «trabajo»

como actividad práctico-productiva que expresa la verdadera naturaleza del

hombre. Es la producción lo que lo distingue operativamente de los

animales, y no la religión o la autoconciencia: «El hombre (

...

)

se diferencia de

los animales a partir del momento en que comienza a producir sus medios de vida» (La ideología alemana, p. 19). Esto significa que:

• En el trabajo/acción práctica y mediante el trabajo se produce la apertura del

hombre al mundo y a la realidad.

• Mediante la praxis y el trabajo realiza el hombre su ser en la historia,

entendida como proceso real y práctico.

• La praxis configurará la totalidad de la vida social.

• En la praxis surge y cobra sentido el viejo problema de la naturaleza del saber, del conocimiento, de la verdad y valor de las teorías científicas: «El problema de si puede atribuirse al pensamiento humano una verdad objetiva no es un problema teórico, sino práctico» (Tesis sobre Feuerbach, II).

• Sólo en la praxis y mediante la praxis se encuentra una solución teórica y técnica a los problemas importantes y a los pseudoproblemas: «Es en la práctica donde el hombre debe demostrar la verdad»; «Todos los misterios que inducen a la teoría, al misticismo, encuentran su solución racional en la práctica humana y en la comprensión de esta práctica» (Tesis sobre Feuerbach, II y

VIII).

- La naturaleza del hombre consiste en la producción de su vida. Esto le obliga a relacionarse con la naturaleza -relación natural- y con los demás hombres -relación social-.

- La esencia humana es, en su realidad, el conjunto de las relaciones sociales (Tesis,

ii) El «humanismo» marxista. Tres significados:

  • a) El marxismo puede ser considerado como un humanismo porque promueve

una crítica y lucha contra la alienación del hombre. Su objetivo es terminar con la explotación, con la deshumanización, para hacer posible una liberación del hombre por medio de la libertad, la racionalidad y sus capacidades personales. Mantiene, pues, el ideal ilustrado-racionalista.

  • b) Niega la existencia de un ser distinto y superior a la naturaleza y al

hombre. El ser humano, autónomo y racional, puede desarrollar y manifestar todas las potencialidades de lo humano. El naturalismo humanista del marxismo vive de la negación de Dios y afirma la primacía, suficiencia y autonomía del hombre.

  • c) El hombre es el principio de la sociedad, el sujeto de la historia, el eje

teórico de su concepción del mundo y de la historia. Se puede afirmar,

entonces, que el marxismo es un humanismo epistemológico, en la medida en que «el hombre» o una supuesta «esencia humana» es el principio científico-explicativo de la teoría de la historia.

No obstante, detrás de estas aportaciones laten algunas contradicciones. Por una parte, el hombre es el resultado de un complejo conjunto de relaciones sociales que lo configuran, explican y casi determinan estrechamente. Y, por otra, difícilmente puede servir de eje o principio teórico-explicativo en la visión marxista del mundo si es un resultado o producto social (carecería de sentido la acepción epistemológica). Se comprende así que pensadores como Louis Althusser se nieguen a considerar al marxismo un humanismo - un concepto ideológico- y prefieren hablar de «socialismo» -concepto científico-. Y concluye afirmando que, desde el punto de vista de la teoría, Marx es un antihumanista teórico: «Sólo se puede conocer algo acerca del hombre a condición de reducir a cenizas el mito filosófico del hombre».