Vous êtes sur la page 1sur 1

El Plan de Dios tras nuestras Adversidades

No es fcil entender la adversidad pero Dios siempre tiene un plan !


"Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a
los que conforme a su propsito son llamados". Romanos 8:28

Seguramente mas de una vez te haz preguntado "por qu me tocan vivir tantas
adversidades?"
Es una pregunta difcil de responder y la mayora de las veces nadie nos puede ayudar con
una respuesta medianamente acertada. S. Lewis (un conocido escritor ingls nacido en el
siglo pasado), en su libro titulado "Mero Cristianismo", compar la manera en que Dios
usaba nuestras adversidades a un hombre paseando un perro. Si el perro enreda su correa
alrededor de un poste y trata de seguir caminando hacia adelante, no lo lograr, porque l
mismo tirar de la correa hacia atrs. Tanto el perro como el dueo buscan el mismo
objetivo, y es moverse hacia adelante, pero el amo debe resistir al perro que tira de la
misma correa y en la misma direccin pero empujando en sentido opuesto. Y aunque el
hombre comparte el mismo deseo que el animal, entiende mejor que ste en que direccin
se debe ir, entonces toma una accin opuesta a la de la voluntad del perro. Es de esta
manera que El Seor usa nuestras adversidades.
A nadie le gusta ser tirado y corregido por Dios, pero cuando discernimos que hay un
propsito superior tras cada adversidad, entonces podemos pasar a travs de ellas con
esperanza, expectativa y firmeza porque sabemos que esas circunstancias son necesarias
para nuestro bien!
Entre otras cosas las pruebas y tribulaciones llegan a nuestra vida para que maduremos
como creyentes, para que alcancemos un nivel superior de fe, paciencia y templanza. Es
lgico que no disfrutemos de las adversidades, pero si ya estamos atravesndolas, lo mas
inteligente que podemos hacer es tratar de sobrellevarlas fielmente, sto producir en
nosotros perseverancia, carcter y esperanza. Y esa esperanza no ser decepcionada
porque confiamos en el amor de Dios que sido derramado en nuestros corazones por el
Espritu Santo.
"..y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergenza;
porque el amor de Dios ha sido
derramado en nuestros corazones por el Espritu Santo que nos fue dado"Romanos
5:4-5
Dios quiere lo mejor para sus hijos, y sabe en la direccin correcta que debe tirar de
nosotros para que vayamos exactamente por donde l entiende que debemos ir