Vous êtes sur la page 1sur 2

Alejandro Doggenweiler Pezzani – Gabriela Muñoz – Consuelo Sánchez Zarricueta

Derecho Laboral I – UPV, Sede La Serena

ARTÍCULO 27.- Lo dispuesto en el inciso primero del artículo 22 no es aplicable al personal


que trabaje en hoteles, restaurantes o clubes - exceptuado el personal administrativo, el de
lavandería, lencería y cocina-, cuando, en todos estos casos, el movimiento diario sea
notoriamente escaso, y los trabajadores deban mantenerse constantemente a disposición del
público.
El desempeño de la jornada que establece este artículo sólo se podrá distribuir hasta por
un máximo de cinco días a la semana.
Con todo, los trabajadores a que se refiere este artículo no podrán permanecer más de 12
horas diarias en el lugar de trabajo y tendrán, dentro de esta jornada, un descanso no inferior a
una hora, imputable a dicha jornada.
En caso de duda y a petición del interesado, el Director del Trabajo resolverá si una determinada
labor o actividad se encuentra en alguna de las situaciones descritas en este artículo. De su
resolución podrá recurrirse ante el juez competente dentro de quinto día de notificada, quien
resolverá en única instancia, sin forma de juicio, oyendo a las partes.

DOCTRINA

Existe una categoría de trabajadores a los cuales tampoco se le aplica limitación de


jornadas del inciso 1°, del artículo 22, esto es, las 45 horas semanales, sin embargo, no se
encuentran excluidos pues de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 27, que es la norma que los
regula, no pueden permanecer más de 12 horas diarias en el lugar de trabajo, por lo tanto, estos
dependientes pueden sobrepasar las 48 horas semanales , pero con un límite de 60 horas
semanales, ya que, esta jornada solo puede distribuirse en un máximo de 5 días a la semana.

Los trabajadores a quien les resulta aplicable la jornada de trabajo establecida en el


artículo 27 del Código del Trabajo, denominada jornada larga o mayor es el personal que trabaja
en hoteles, restaurantes o clubes.

El personal administrativo, de lavandería, lencería y cocina que desempeñe en hoteles,


restaurantes o clubes, se encuentra afecto a la jornada ordinaria máxima legal de 48 horas
semanales que establece el artículo 22 inciso 1° del Código de Trabajo, por lo cual no se aplica la
norma del artículo 27 en estudio.

Estas personas mencionadas en los números precedentes que se encuentran afectadas a


esta jornada mayor no podrán permanecer más de 12 horas diarias en el lugar de trabajo,
correspondiéndole un descanso, dentro de esta jornada, no inferior a una hora, la cual es
imputable a dicha jornada. Al establecerse que dentro de la jornada queda correspondida la hora
de descanso, a estos trabajadores sólo les corresponde laborar once horas diarias, por lo tanto, es
improcedente establecer la obligación de trabajar efectivamente doce horas diarias.
Alejandro Doggenweiler Pezzani – Gabriela Muñoz – Consuelo Sánchez Zarricueta
Derecho Laboral I – UPV, Sede La Serena

JURISPRUDENCIA ADMINISTRATIVA

1. “Dentro del término “restaurantes o clubes” a que alude el artículo 27 del código del
trabajo, pueden considerarse aquellos locales de comida rápida o aquellos ubicados en
patios de comida o food garden.
No resulta jurídicamente procedente que el trabajador exceptuado de la limitación de
jornada de trabajo, por encontrarse en algunas de las situaciones que contempla el inciso
2° del artículo 22 del Código del Ramo, labore horas extraordinarias.
Tampoco es procedente que el dependiente efecto a la jornada de 12 horas diarias prevista
en el artículo 27 del mismo cuerpo legal, trabaje horas extraordinarias”. Ordinario N°
2657/0062, de 08.07.2003.-

2. “Resulta jurídicamente procedente que el personal que trabaja en hoteles, restaurantes o


clubes, afecto a la jornada de excepción prevista en el artículo 27 del código de trabajo,
pacte con su empleador someterse a una jornada de 8 horas diarias distribuidas en 6 días a
la semana, por el contrario, el sistema de “turnos cortados”, cualquiera sea la modalidad
que éste adopten, infringe la norma contenida en el inciso 1° del artículo 34 del trabajo,
por lo cual no resulta jurídicamente procedente”. Ordinario N° 1799/0111, de
12.06.2002.-