Vous êtes sur la page 1sur 28

INSTITUTO TECNOLÓGICO DE ZACATEPEC

DEPARTAMENTO DE INGENIERÍA QUÍMICA Y BIOQUÍMICA

PROCESOS DE SEPARACIÓN III

TEMAS:

ABSORCIÓN ADSORCIÓN

Alumno: Eder Ismael Hernández López Profesor: Luis Alberto Arau Roffiel

Grupo: VA

Fecha de entrega: 12/12/2016

ABSORCIÓN DE GASES

La absorción gaseosa es aquella operación básica en que se separa uno o más componentes de una mezcla gaseosa por medio de un líquido en el que son solubles. La operación contraria a esta es llamada desorción, es decir separar de una mezcla líquida alguno de sus componentes por medio de un gas. Dado que los efectos térmicos que acompañan a la absorción y desorción suelen ser relativamente pequeños, se supone que estas operaciones se llevan a cabo isotérmicamente.

Constituyentes de las fases La fase gaseosa está constituida por:

-El componente que se transfiere a la fase líquida, o componente transferible. -El resto de los componentes que sólo actúan como conjunto portador, o «componente» portador. La fase líquida como constituida por:

- El componente transferido desde la fase gaseosa, o componente transferible. - El resto de los componentes, o «componente» portador para dicha fase.

El mecanismo del paso de este componente de una a otra fase comprende, de una parte, las relaciones de equilibrio, y de otra, la velocidad con que se desarrolla el proceso. La importancia del equilibrio es obvia, ya que mediante su conocimiento se puede calcular el límite a conseguir en unas condiciones determinadas. La velocidad del proceso nos indica el tiempo que tardaremos en alcanzar el resultado que deseamos. Con ambos datos se llega al conocimiento completo de la operación. La absorción es, por tanto, una de las operaciones básicas cuyo fundamento estriba en el conocimiento de la difusión del componente que se transmite. La elección de disolvente a emplear en este proceso debe ser hecha cuidadosamente, y después de una debida ponderación de los distintos factores que intervienen. Evidentemente, es esencial una buena selectividad hacia el componente a absorber y una cierta facilidad para separarlo de él posteriormente, así como un precio de coste razonable y unas propiedades físicas aceptables.

TIPOS DE ABSORCIÓN

Se pueden clasificar en dos grupos:

Física: El gas se elimina por tener mayor solubilidad en el solvente que otros gases.

Química: El gas que se va eliminar reacciona con el solvente y queda en solución, esta reacción puede ser reversible o irreversible

DISOLVENTES PARA ABSORCIÓN

Elección de disolventes para absorción Propiedades
Elección de disolventes para absorción
Propiedades
Solubilidad del gas Volatilidad Corrosión Costo Viscosidad Miscelánea
Solubilidad del gas
Volatilidad
Corrosión
Costo
Viscosidad
Miscelánea

SOLUBILIDAD DE GASES EN LÍQUIDOS EN EL EQUILIBRIO

La disolución de un gas en un líquido a presión y temperatura determinadas tiene una presión de vapor que es función de las presiones parciales del gas y del disolvente. Esta última, por lo general, no influye en el intercambio del gas, quedando para estos efectos solamente la presión parcial del gas. Cuando para una concentración dada en el líquido la presión parcial del gas es muy baja, se dice que éste es muy soluble, y lo contrario cuando dicha presión es muy elevada. La solubilidad de un gas depende de la presión parcial del gas y no de la presión total. (Siempre que ésta no sobrepasa las 5 atm., pues en caso contrario, debe tenerse en cuenta su variación con ella.)

Sistemas de dos componentes: Cierta cantidad de un gas simple y un líquido relativamente no volátil se llevan al equilibrio la concentración resultante del gas disuelto en el líquido recibe el nombre de solubilidad del gas a la temperatura y presión predominantes. A una temperatura dada, la solubilidad aumentará con la presión.

Química: El gas que se va eliminar reacciona con el solvente y queda en solución, esta

La solubilidad de cualquier gas depende de la temperatura, y depende en la forma descrita por la ley de van ‘t Hoff para el equilibrio móvil: “si se aumenta la temperatura de un sistema en equilibrio, ocurrirá un cambio durante el cual se absorberá calor”. Generalmente, pero no siempre, la disolución de un gas tiene como resultado la evolución de calor; por ello, en la mayoría de los casos, la solubilidad de un gas decrece al aumentar la temperatura.

Sistemas de multicomponentes

Si una mezcla de gases se pone en contacto con un líquido, la solubilidad en el equilibrio de cada gas será, en ciertas condiciones, independiente de la de los demás, siempre y cuando el equilibrio se describa en función de las presiones parciales en la mezcla gaseosa.

Soluciones líquidas ideales

Cuando

una fase líquida

se puede considerar ideal, la

presión parcial

en

el

equilibrio

de

un

gas

en

solución puede ser calculada sin necesidad de

la

determinaciones experimentales. Características significativas de las soluciones ideales:

1. Las fuerzas intermoleculares promedio de atracción y repulsión en la solución no cambian al mezclar los componentes.

2. El volumen de la solución varía linealmente con la composición.

3. No hay absorción ni evolución de calor al mezclar los componentes. Sin embargo, en el caso de gases que se disuelven en líquidos, este criterio no incluye el calor de condensación del gas al estado líquido.

4. La presión .total de vapor de la solución varía linealmente con la composición expresada en fracción mol.

MECANISMO DE LA TRANSFERENCIA DE MATERIA

La difusión en los cuerpos principales de las fases se lleva a cabo de forma aún no bien conocida, a causa de la superposición, con la difusión, del transporte de materia por mezcla turbulenta de pequeños volúmenes de fluido. El mecanismo más empleado para describir la transmisión de materia entre fases ha sido el de la doble película de tránsito, concepto que se basa en suponer despreciables las diferencias de concentración en el seno de las fases en contacto y considerar, por tanto, que la resistencia a la transmisión se acumula en las dos

capas de tránsito inmediatamente adyacentes a la superficie de separación. Este concepto lleva implícito que no existe resistencia en la interfase y que la difusión a través de dichas películas se hace por difusión natural.

EQUIPOS UTILIZADOS EN ABSORCIÓN

Columnas de absorción

Torres de relleno Torres de platos Torres de pulverización

EQUIPO UTLIZADO EN ABSORSCIÓN

Tipos diversos

Lavadores mecánicos Frascos de Woulfe Turiles Cellarius Codos Tyler de cuarzo

Figura 2. Torre empacada El aparato que se utiliza con frecuencia en la absorción de gases

Figura 2. Torre empacada

El

aparato que se utiliza con

frecuencia en la absorción de gases y en otras operaciones es la

torre

empacada.

El

dispositivo

consiste en una columna cilíndrica,

o torre, equipada con una entrada de gas y un espacio de distribución en la parte inferior; una entrada de líquido y un distribuidor en la parte

superior;

salidas para

el

gas

y

el

líquido

por

la

parte

superior e

inferior,

respectivamente;

y

una

masa soportada de cuerpos sólidos inertes que recibe el nombre de torre empacada.El gas

que contiene el soluto, o gas rico, entra en el espacio de distribución situado debajo del empaque y asciende a través de los intersticios del empaque en contracorriente con el flujo del líquido. El empaque proporciona una gran área de contacto entre el líquido y el gas, favoreciendo así un íntimo contacto entre las fases. El soluto contenido en el gas rico es absorbido por el líquido fresco que entra en la torre, y el gas diluido o agotado sale de la torre por la parte superior. El líquido se enriquece en soluto a medida que desciende por la torre y el líquido concentrado, llamado licor concentrado, sale por el fondo de la torre a través de la

salida de líquido.

BALANCE MATERIA EN LA TRANSFERENCIA DE UN COMPONENTE

Flujo a contracorriente: En una torre a contracorriente, la corriente gaseosa en cualquier punto de la torre consta de G moles totales/tiempo (área de sección transversal de la torre); está formada por el soluto A que se difunde de fracción

mol y, presión parcial

´p

o relación

mol

Y, y

de

un

gas que no se difunde,

básicamente insoluble, G s moles/tiempo. La relación entre ambos es:

 

Y

= ´p

y=

1Y

p t ´p

G s =G (1y )=

G

1+Y

La siguiente figura muestra las cantidades de flujo para un absorbedor.

Figura 3. Esquema general de una torre de absorción En la misma forma, la corriente del

Figura 3. Esquema general de una torre de absorción

En la misma forma, la corriente del líquido consta de L moles totales/tiempo (área)

que contienen x fracción mol de un gas soluble, o relación mol X, y Ls,

moles/tiempo (área) de un disolvente básicamente no volátil.

X= 1x x

L s =L(1x )=

L

1+X

Puesto que el gas disolvente y el líquido disolvente no cambian en cantidad

cuando pasan a través de la torre, conviene expresar el balance de materia en

función de éstos. Un balance de soluto en la parte inferior de la torre (entorno I) es

G s (Y 1y )=L s ( X1x)

Las gráficas siguientes muestran las líneas de operación para el absorbedor y

desorbedor.

Figura 4.Líneas de operación para el absorbedor y TRANSFERENCIA DE UN COMPONENTE. OPERACIÓN EN VARIAS ETAPAS

Figura 4.Líneas de operación para el absorbedor y

TRANSFERENCIA DE UN COMPONENTE.

OPERACIÓN EN VARIAS ETAPAS A CONTRACORRIENTE.

Las torres de platos y arreglos similares proporcionan paso a paso el contacto del

líquido y el gas; por lo tanto, son cascadas a contracorriente en varias etapas. En

cada plato de una torre de platos, el gas y el líquido se ponen en contacto íntimo y

se separa, por lo que, el plato constituye una etapa.

Cada punto sobre esta curva representa la concentración del gas en equilibrio con

el líquido correspondiente, a la concentración y temperatura locales. Para un

absorbedor (transferencia de masa del gas al líquido), la línea de operación

siempre cae arriba de la curva de solubilidad en el equilibrio, mientras que para un

desorbedor (transferencia de masa del líquido al gas) la línea siempre está por

debajo. La línea de operación es recta sólo cuando se grafica en unidades de

relación mol. En fracciones mol o presiones parciales, la línea es curva.

El número de etapas ideales que se necesitan para lograr determinado cambio en

la composición del líquido o del gas, tanto para absorbedores como para

desorbedores, puede determinarse gráficamente.

Figura 5. Absorbedor de platos

En la figura anterior, las composiciones del líquido y el gas correspondientes a

cada plato están señaladas en el diagrama de operación. Por ejemplo, el plato

ideal 1 proporciona un cambio en la composición del líquido de X 0 a X 1 y de la

composición del gas de Y 2 a Y 1. El paso marcado con I en el diagrama representa

el plato ideal.

Cuanto más cerca esté la línea de operación de la línea en el equilibrio, más

etapas se necesitarán, y si las curvas llegaran a tocarse en cualquier punto

correspondiente a una relación Ls/Gs mínima, el número de etapas será infinito.

FACTOR DE ABSORCIÓN (A)

Es la relación entre la pendiente de la línea de operación y de la curva de equilirio

A= mG L

Valores menores a 1 correspondientes a la convergencia de la línea de

operación y la curva en el equilibrio para la parte inferior del absorbedor, la

absorción fraccionaria de soluto está definitivamente limitada, aun para los

platos teóricos infinitos.

Para los valores de A mayores a la unidad, es posible cualquier grado de

absorción si se cuenta con los platos suficientes.

Para un grado dado de absorción de una determinada cantidad de gas,

cuando A aumenta más de la unidad, el soluto absorbido se disuelve cada

vez en más líquido y, por lo tanto, se vuelve menos valioso.

Al mismo tiempo, el número de platos decrece, de tal forma que el costo del

equipo decrece.

Con frecuencia se ha encontrado que la A más económica está en el rango

de 1.25 a 2.0.

PLATOS REALES Y EFICIENCIA DEL PLATO

Los métodos para calcular la eficiencia Murphree respecto a un absorbedor

permiten calcular la eficiencia del palto en función de las composiciones y

temperatura del fluido cuando ésta varía de un extremo a otro de la torre.

La línea punteada se traza entre la curva en el equilibrio y la línea de operación, a

una distancia vertical fraccionaria desde aquella línea de operación que sea igual

a la eficiencia de Murphree del gas predominante. Entonces, el valor de F MGE para

el plato inferior es la relación entre la longitud de las líneas AB/AC.

Puesto que entonces la línea punteada representa las composiciones reales de los

efluentes de los platos, se utiliza en lugar de la curva en el equilibrio, para

completar la construcción de los platos, que ahora proporciona el número de

platos reales.

Cuando la eficiencia de Murphree es constante para todos los platos, y en

condiciones tales que la línea de operación y las curvas en el equilibrio son rectas

(Ley de Henry, operación isotérmica, soluciones diluidas), puede calcularse la

eficiencia global del plato y el número de platos reales puede determinarse

analíticamente:

E o

= platosideales

platosreales

= log [1+E MGE ( A 1 ) ]

1

log (

A 1 )

PASOS PARA LA CONSTRUCCIÓN DE CURVAS DE EQUILIBRIO.

Para la fracción en fase gaseosa

se

ocupa

la

combinación

de

las

ecuaciones de Dalton con Raoult:

y= P° componente P total

x (1)

Donde para la P° componente ; se calcula mediante la ecuación de Antoine,

sustituyendo los valores de A, B, C del componente correspondiente y

también la temperatura.

ln P=A

B

TC (2)

La

P total

es la que se te da en el problema y dada en mm Hg.

Construir una tabla de fracciones molares con ayuda de un hoja de cálculo,

teniendo como columna

x

y y .
y
y
.

Construir una tabla de relaciones morales, teniendo una nueva

 Construir una tabla de fracciones molares con ayuda de un hoja de cálculo,  

X

y

Y

.

Los valores para la fracción molar del componente en la fase líquida se

calculan proponiendo una

y 1

y una

y 2 , estableciendo un rango entre

ellas siendo

y 1

la inicial y

y 2

como la final, siendo

y 2

y 1

.

En la primera tabla de fracciones molares el primer valor de

x

menor que

=0 y

y

=0, el segundo valor en

x

se debe intentar con diferentes valores

tratando de acercarse al valor de

y 1

. Para la columna de

y 1

se anexa

la ecuación (1), y se busca llegar al valor de

y 2 ,

solo se varía el valor de

x

.

la ecuación (1), y se busca llegar al valor de 2 solo se varía el valor

Ya obtenidos los valores de la primera tabla de fracciones molares, para

llevarlos a relaciones molares se ocupan las siguientes ecuaciones:

y

Y=

1y

X= 1x x

Los valores de

x

y

y

para las ecuaciones anteriores son las mismas

de la tabla de fracciones molares.

Una vez completa la tabla de relaciones molares se grafican X-Y para

obtener la curva de equilibrio para absorción.

0 0.02 0.04 0.06 0.08 Curva de equilibrio de absorción 0.1 0 0 0 0 0
0
0.02
0.04
0.06
0.08
Curva de equilibrio de absorción
0.1
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0.14
0.12

CALCULO DE LA TORRE

Altura, N etapas

Diámetro

Gráfico

Algebraico

Métodos gráficos:

CALCULO DE LA TORRE Altura, N etapas Diámetro Gráfico Algebraico Métodos gráficos: Caudales de fluido: L

Caudales de fluido:

L(moles de líquido/hm 2 )

G(moles de gas/hm 2 )

Corrientes exentas:

(molesde disolvente/hm 2 )

(moles de inerte /hm 2 )

Composiciones exentas:

x

X= 1x (moles de soluto /molesde disolvente)

x

Y= 1y (moles de soluto /molesde inerte )

La

línea

de

operación está

por

encima

de

la

línea

de

equilibrio

porque

cada

en

etapa hay más

soluto en

el

gas que en la interfase.

CALCULO DE LA TORRE Altura, N etapas Diámetro Gráfico Algebraico Métodos gráficos: Caudales de fluido: L

Balance de soluto en la torre:

L 1 x 1 +G 2 y 2 =L 2 x 2 +G 1 y 1

Sustituyendo en función de caudales exentos:

(

1x 1 ) +G´ ( 1y 2 ) =L´ ( 1x 2 ) +G´ ( 1y 1 )

x

1

y

2

x

2

y

1

Línea de operación:

L´ [( 1x 2 ) ( 1x 1 )] =G ´ [( 1

x

2

x

1

y 2

y 2 ) (

1y 1 )]

y

1

En concentraciones exentas:

( x 2 x 1 ) =( y 2 y 1 )

Balance de soluto en la torre: L x + G y = L x + G

TRAZADO DE ETAPAS “N” EN COLUMNAS CON PLATOS

Método gráfico análogo a Mc Cabe Thiele, considerar:

Línea de operación recta: Gas portador insoluble y solvente no volátil.

El calor de absorción es despreciable.

La operación es isotérmica

TRAZADO DE ETAPAS: ABSORCIÓN CON PLATOS

TRAZADO DE ETAPAS: ABSORCIÓN CON PLATOS RELACIÓN L´/G´ MÍNIMO

RELACIÓN L´/G´ MÍNIMO

TRAZADO DE ETAPAS EN COLUMNAS EMPACADAS Deducción de la ecuación de diseño por balance de materia
TRAZADO DE ETAPAS EN COLUMNAS EMPACADAS
Deducción de la ecuación de diseño por balance de materia en un diferencial de la
columna y luego se integra a lo largo de la torre.
Se obtienen expresiones del tipo:
x
y
b
b
L
dx
V
dy
Z=
Z=
z=H L N L z=H G N G
aS ∫ x−x i
aS ∫ y i −y
K L
K V
x
y a
a

ADSORCIÓN

La adsorción es una operación de separación en la que ciertos componentes de

una fase fluida se transfieren hacia la superficie de un sólido, donde quedan

unidos mediante fuerzas de naturaleza física (débiles) o bien mediante verdaderos

enlaces químicos.

ADSORCIÓN La adsorción es una operación de separación en la que ciertos componentes de una fase

Fig. 1 Diferentes procesos de sorción

Fig. 2 Representación esquemática de los procesos de adsorción. El proceso de cambio iónico supone un

Fig. 2 Representación esquemática de los procesos de adsorción.

El proceso de cambio iónico supone un intercambio de una sustancia o ión por

otra sobre la superficie del sólido.

El término adsorción incluye la adsorción y la absorción conjuntamente, siendo

una expresión general para un proceso en el cual un componente se mueve desde

una fase para acumularse en otra, principalmente en los casos en que la segunda

fase es sólida.

La principal distinción entre sorción (adsorción y absorción) y cambio iónico es que

las ecuaciones que describen la sorción consideran solamente una especie

química, de manera que la distribución del soluto entre la disolución y el sólido

responde a una relación simple, lineal o no. Las ecuaciones para el cambio iónico

tienen en cuenta todos los iones que compiten por los lugares de intercambio.

El sólido sobre el que se retiene el componente transferible de la fase fluida,

recibe el nombre de adsorbente, mientras que el componente transferido desde la

fase fluida a la superficie del adsorbente, que lo retiene, recibe el nombre de

adsorbato. La adsorción se establece debido a las fuerzas de atracción entre las

moléculas de fluido y la superficie sólida. Si las fuerzas son de tipo van der Waals,

conllevan una fisisorción sobre la superficie del adsorbente, resultado de

interacciones intermoleculares débiles entre el sólido y el fluido. La adsorción

activada o quimisorción ocurre cuando se forman enlaces químicos entre las

moléculas de fluido y la superficie adsorbente. Normalmente, la quimisorción

provoca la adsorción de una monocapa sobre la superficie adsorbente. La energía

de adsorción en fisisorción es muy inferior a la que se implica en un enlace

químico, y por tanto la reversibilidad del proceso se obtiene, bien sometiendo al

sistema a un calentamiento o bien a vacío, de forma que se disminuya la presión

del adsorbato. La fisisorción es un fenómeno exotérmico, aunque la energía

puesta en juego es siempre superior a la correspondiente al fenómeno de

condensación. Cuando la adsorción se produce en poros de pequeño tamaño, la

energía implicada aumenta considerablemente.

Tabla 1. Comparativo de la adsorción física y química.

 

Fisisorción

Quimisorción

Fuerzas de Van der Waals

Enlaces químicos

Carácter exotérmico (1-10

Carácter exotérmico (10-100

kcal/mol)

kacl/mol)

Rápida

Lenta

Reversible

Irreversible

Formación de multicapas

Sólo monocapa adsorbida

Ocurre en todos los sólidos y en

Ocurre en ciertos sólidos y en

toda su superficie

determinados puntos

Poca selectividad

Gran selectividad

Dependencia lineal con T

Dependencia exponencial con T

 

(Arrhenius)

Ventajas de la adsorción como operación de separación.

o

Bajo consumo energético

o

Gran flexibilidad de elección del adsorbente

o

Elevada selectividad

Frente a la destilación

Pueden separarse componentes con volatilidad relativa menor o igual a 1.2

– 1.5. Por ejemplo, la separación de isómeros es mucho más fácil mediante

adsorción con zeolitas.

Si se trata de separar grupos de componentes que presentan rangos de

puntos de ebullición que se solapan, sería precios utilizar varias columnas

de destilación, con el consiguiente aumento de los costes.

El producto de interés está en concentración relativamente baja. En estas

condiciones se necesitaría una relación de reflujo muy elevada en

destilación, lo que provocaría un gran aumento en los costes energéticos.

La adsorción en ingeniería química se considera

como una operación de

separación gas-sólido o líquido-sólido. A escala industrial se lleva a cabo en lechos

adsorbentes, normalmente en lechos fijos. Además de su aplicación en la

separación de compuestos de una mezcla, la adsorción se utiliza para el

almacenamiento de gases. Esto resulta de especial interés en el desarrollo de

aplicaciones de almacenamiento y estabilización de gases de uso en automoción,

como pueden ser, actualmente, el gas natural y, en un futuro, el hidrogeno. En

cualquiera que sea la forma de aplicación de la adsorción como operación de

separación o almacenamiento, resulta fundamental el conocimiento de las

características del adsorbente y del equilibrio de adsorción que se establece entre

´este y los compuestos de la corriente que se va a tratar. El conocimiento del

equilibrio de adsorción para un determinado sistema adsorbato-adsorbente

posibilita el diseño de las condiciones de operación, presión y temperatura de

trabajo. Además, a través de la información que se obtiene de los datos de

equilibrio de adsorción, es posible establecer las características del adsorbente;

por tanto, en ocasiones el equilibrio de adsorción se utiliza para caracterizar

materiales para su posterior uso como adsorbente o catalizador.

Tipos de adsorción

Cabe distinguir tres tipos de adsorción según que la atracción entre el soluto y el

adsorbente, los cuales son:

Adsorción

Intercambio iónico

Física

Química

La mayor parte de los fenómenos de adsorción son combinaciones de las tres

formas de adsorción y, de hecho, no es fácil distinguir entre adsorción física y

química.

Equilibrio de adsorción

Una de las formas más habituales de representación del equilibrio de adsorción es

mediante la relación entre la cantidad adsorbida y la presión, en el caso de gases

o vapores, o la concentración en la fase liquida, en el caso de adsorción de

líquidos, para una temperatura determinada. Esta relación se conoce como

isoterma de adsorción para un determinado sistema adsorbato-adsorbente. Las

isotermas de adsorción, se pueden clasificar atendiendo a seis tipos (Fig. 3):

Fig. 3 Clasificación de las isotermas según la IUPAC.  La isoterma de tipo I (Langmuir)

Fig. 3 Clasificación de las isotermas según la IUPAC.

La isoterma de tipo I (Langmuir) es cóncava hacia el eje de abscisas, en el que se

no porosos cuando existe poca afinidad entre el adsorbato y el adsorbente.

la presión relativa, y la cantidad adsorbida se aproxima a un valor constante al aumentar la presión relativa. Las isotermas de este tipo corresponden a solidos microporosos. El límite de adsorción está determinado, en mayor extensión, por el volumen accesible frente al tamaño de poro. La isoterma de tipo II (BET) es la forma normal de isoterma que se obtiene con un

sólido no poroso o macroporoso. Representa una adsorción en monocapa y multicapa sin restricciones. Se admite frecuentemente que el punto B, señalado en la Figura 2, indica el valor de presión relativa para el cual el recubrimiento de la monocapa se ha completado, indicando así el principio de adsorción por multicapa. La isoterma de tipo III es convexa hacia el eje de abscisas para todo el intervalo de

presión relativa. Este tipo de isoterma se presenta en materiales macroporosos o

Por tanto, al ser las interacciones adsorbato-adsorbente menores, no se

observa el efecto de un campo de fuerzas a bajas presiones relativas.

La isoterma de tipo IV presenta un ciclo de histéresis, el cual se asocia con

la condensación capilar propia de la adsorción/desorción en mesoporos, y

un valor límite en la cantidad adsorbida para el intervalo superior de presión

relativa. La parte inicial de la isoterma se atribuye a la adsorción en

monocapa, puesto que coincide con la primera región de la isoterma de tipo

II. Este tipo de isoterma se presenta en los materiales adsorbentes

mesoporosos.

La isoterma de

tipo

V

se obtiene para materiales mesoporosos, pues

presenta un ciclo de histéresis, cuando existe poca afinidad entre el

adsorbato y el adsorbente. Es muy poco frecuente.

La isoterma de tipo VI representa la adsorción escalonada en multicapa

sobre una superficie uniforme no porosa. Cada uno de los escalones que

presenta corresponde a una capa adsorbida. Suele presentarse por

ejemplo, en la adsorción de argón a la temperatura del nitrógeno líquido (77

K) sobre negro de humo grafitizado.

Existen diversas teorías implicadas en el análisis del equilibrio de adsorción. En

los siguientes párrafos se destacan las características principales de aquellas que

tienen mayor relevancia histórica o uso habitual. Las expresiones de cada una de

estas isotermas se muestran en el Tabla 2. La forma más sencilla de representar

el equilibrio de adsorción es suponer que para concentraciones muy bajas de

adsorbato en la superficie del adsorbente, las moléculas de adsorbato son

independientes unas de otras. De esta forma, se puede asumir que la fase

adsorbida, que se presenta diluida, se comporta como un gas ideal bidimensional,

pudiéndole ser aplicada la ley de los gases ideales para el caso particular de un

sistema no volumétrico. En este caso, se puede establecer la proporcionalidad

entre la extensión de la adsorción y la concentración o la presión parcial del

adsorbato en el límite de llenado cero, lo que al final se reduce a la ley de Henry.

La ecuación de Langmuir representa adecuadamente ciertos casos de

quimisorción y ha sido de especial relevancia para el desarrollo de posteriores

modelos de fisisorción. Los fundamentos de esta teoría se basan en la teoría

cinética de los gases. Así, se supone que el adsorbente dispone de un número

finito de sitios de adsorción, estando parte de ellos ocupados por moléculas de

adsorbato y otra parte libres. La velocidad de adsorción depende de la presión y

del número de sitios libres, mientras que la velocidad de desorción es dependiente

del número de sitios ocupados. El estado de equilibrio se obtiene cuando ambas

velocidades de adsorción y desorción se igualan, para cierto valor de presión y

proporción de sitios libres. En la ecuación de Langmuir, K es la constante del

equilibrio de este proceso (Tabla 2). Cuando el adsorbente se ha saturado de

adsorbato, la cantidad que recubre su superficie corresponde al llenado de la

monocapa, nm.

Tabla 2. Ecuaciones representativas de modelos para el equilibrio de

adsorción.

Nombre

Ecuación

Observaciones

Ley de

n=K H p

K H

, constante de

Henry

Langmuir

 

K L n m p

 

Henry

n=

1+ K L p

 
L= número de etapas m interacciones laterales ∗T ) n K B 1+K∗p∗e ( C∗ε aa
L= número de etapas
m
interacciones laterales
∗T )
n
K B
1+K∗p∗e ( C∗ε aa ∗
energía
ε aa ,
n/n m =
n
n
m
∗T )
n
K B
K∗p∗e ( C∗ε aa ∗
Guggenheim
Fowler-
E 1 =energía
condensación
p
p
= (k∗p) 1/m
m, parámetro empírico
(b+ p m ) 1/m
n/n L =
p
Toth
adsorción límite
, capacidad de
n L
1+(k∗p) 1 /m
n/n L
p
Sips
D, b, parámetros
empíricos
n=D∗p b
Freunlich
T )
−U
K B
K=K 0 ∗e (
C, n° de interacciones
n m ∗C
p
p
n-BET
)
RT
C∝e ( E 1 −E L
)
C∗ (
monocapa
p 0
0
n( p 0 −p) =
∗p
n m ∗C
+
1
p
m
, llenado de
n
C−1
E 1 =energía
p
0 ) L+1
1+(C+1)∗ ( 0 ) L +C∗ (
n
adsorción
=
m
0
p
n
BET
)
p
1− (
0 ) L+1
p
p
p
p
∗1−(L+1)∗ ( 0 ) L + L∗ (

La isoterma de Brunauer, Emmett y Teller (BET), considera el llenado de los poros

por adsorción en múltiples capas de adsorbato. En el trabajo original de estos

autores se ampliaba la teoría cinética de Langmuir a la formación de un número

infinito de capas adsorbidas en una superficie, generando una isoterma tipo II. De

forma análoga a la teoría de Langmuir, se consideró que las moléculas adsorbidas

en la primera capa (monocapa), actuaban como sitios de adsorción para las

moléculas de la segunda capa y así sucesivamente, de forma que se aplica la

teoría cinética de los gases para cada una de las capas adsorbidas, alcanzándose

en cada caso el equilibrio para ciertos valores de presión y grado de recubrimiento

de la capa anterior. Se hicieron dos aproximaciones relevantes: considerar que la

energía implicada en la adsorción en la segunda y sucesivas capas era igual a la

de condensación de un vapor, y que el espesor de la multicapa para una presión

relativa igual a la unidad era infinito. En la expresión final de la isoterma BET se

incluye un parámetro, C (Tabla 1), relacionado con la energía molar de adsorción.

Una extensión del modelo BET es la isoterma BDDT, que incluye un parámetro

que contabiliza el número de capas adsorbidas y en la que se asigna directamente

el calor de adsorción; pero la ecuación resultante es un modelo complicado que

apenas se utiliza. Si el número de capas en la adsorción se presenta limitado, la

ecuación de BET se puede modificar para que tenga en cuenta esto último,

obteniéndose la ecuación n-BET.

Existen además una serie de ecuaciones empíricas para el ajuste de datos de

adsorción. La primera de ellas fue el modelo de Freundlich, que tiene en cuenta

aquellos comportamientos no lineales entre la cantidad adsorbida y la

concentración o presión parcial de la fase fluida; por tanto, propone una relación

lineal entre las funciones logarítmicas de n y p. Además, no establece un valor

límite de la cantidad adsorbida según aumenta la presión. Este modelo no

reproduce correctamente los datos de sistemas confinados a baja temperatura o a

presión elevada. De las analogías entre el proceso de adsorción y el de

condensación se infirió la relación entre el potencial de adsorción y la presión

relativa a través de la energía libre de Gibbs (teoría de Polanyi). Esta relación se

basa en considerar el comportamiento termodinámico de la fase adsorbida

idéntico al de una fase condensada, por lo que se conoce también como

aproximación de condensación:

∆G=−RTln f ¿ =−RT lnp =A

f

p 0

Donde f es la fugacidad, f* la fugacidad en el equilibrio,

p/ p 0

la presión relativa,

A el potencial de adsorción, que está relacionado con la afinidad entre el

adsorbato y el adsorbente, y ΔG es el incremento en el valor de la energía de

Gibbs.

Materiales adsorbentes

Al ser la acumulación de adsorbato por unidad de superficie muy pequeña, la

adsorción se suele llevar a cabo en materiales porosos, de elevada superficie

específica y volumen de poros, disponiendo así de una elevada capacidad de

adsorción. La superficie específica las de un material poroso se definen como la

superficie de la estructura porosa del material sumada con la superficie externa de

las partículas de adsorbente, por unidad de masa del mismo. El volumen de poros

V p de un adsorbente es el volumen de adsorbato que puede retener por unidad

de masa. Ambos parámetros están relacionados con el tamaño de poro d p que

posea el material. La IUPAC distingue materiales micro-, meso- y macroporosos,

atendiendo al tamaño de poro:

Microporos:

Mesoporos:

Macroporos:

d p <2nm

2nm<d p <5nm

d p >5nm

Las características principales de un material que son evaluables en su uso como

adsorbente son:

  • 1. La capacidad de adsorción es una de las características más importantes de un adsorbente. Se define como la cantidad de adsorbato que puede retenerse en el adsorbente por unidad de masa o volumen. La capacidad de adsorción se relaciona directamente con la superficie específica del material y con su volumen de poros, así como con el tamaño de poro promedio del material.

  • 2. La selectividad es el cociente entre la capacidad de adsorción de un componente y la correspondiente a otro en una mezcla dada. De esta forma, la selectividad representa la manera más simple de descripción de un equilibrio multicomponente. Desde un punto de vista práctico, la selectividad relativa de un compuesto i respecto de otro j, S ij , se define como el cociente de sus relaciones molares en las fases adsorbida y fluida:

S ij = x i /x j

y i / y

j

Donde

x

es la función molar en la fase adsorbida e

molar en la fase fluida.

y

es la fracción

Otra forma de evaluar la selectividad consiste es la relación de las

pendientes de las isotermas individuales para los valores bajos de

concentración o presión parcial, es decir se expresa mediante el cociente

de las constantes de Henry para el equilibrio gas o líquido-sólido:

S ij =

K i

K j

  • 3. La regenerabilidad de un adsorbente es la capacidad de mantener sus propiedades texturales y adsorbentes después de un número finito de ciclos de utilización. La regeneración de un adsorbente se puede llevar a cabo mediante la elución de un disolvente que tenga mayor afinidad que el adsorbente por el adsorbato; este proceso se conoce como regeneración química. También puede hacerse por calefacción mediante un gas inerte o haciendo vacío.

  • 4. La cinética de transferencia de materia se relaciona directamente con la resistencia al transporte en las zonas interparticulares. Resulta muy relevante, pues controla el tiempo de un ciclo en los procesos de adsorción queda determinada por la difusión interna.

  • 5. Respecto de las propiedades mecánicas, un buen material adsorbente debe presentar una adecuada resistencia mecánica, si éste se va a utilizar en un lecho fijo, y una buena resistencia a la abrasión, en el caso de adsorbente para lechos para lechos móviles, fluidizados o tanques agitados.

Control de adsorbentes

La evaluación de un adsorbente suele efectuarse midiendo la cantidad de

adsorbato contenida en el o disolución antes y después de su contacto con el

adsorbente, la velocidad de adsorción, u otras condiciones físicas como dureza y

resistencia química. Las concentraciones iniciales y finales de adsorbato se

determinan de varios modos:

 

Midiendo presiones

  • a) Gases o vapores

Por análisis químico

Por el aumento de peso experimentado por el adsorbante

  • b) Adsorbatos en medio líquido

Por colorimetría, conductimetría,

etc. Por análisis químico

Aplicaciones

Una de las aplicaciones más conocidas de la adsorción en el mundo industrial, es

la extracción de humedad del aire comprimido. Se consigue haciendo pasar el aire

comprimido a través de un lecho de alúmina activa u otros materiales con efecto

de adsorción a la molécula de agua. La saturación del lecho se consigue

sometiendo a presión el gas o aire, así la molécula de agua es adsorbida por la

molécula del lecho, hasta su saturación. La regeneración del lecho, se consigue

soltando al exterior este aire comprimido y haciendo pasar una corriente de aire

presecado a través del lecho. Lo habitual es encontrar secadores de adsorción en

forma de dos columnas y mientras una adsorbe, la otra es regenerada por el

mismo aire seco de la columna anterior. Este sistema se conoce como pressure

swing adsorbtion o PSA. Conocido también como cambio de presión por vaivén.

Otras aplicaciones en las que se emplea éste proceso de adsorción como

separación son: purificación de agua, tratamiento de aguas residuales, quitar

olores, sabores o colores no deseados por ejemplo en aceites, jarabes de azúcar,

en la deshumidificación de gasolinas, o en el secado de aire.

La otra aplicación más extendida es la obtención de nitrógeno, haciendo pasar un

caudal de aire comprimido por el lecho adsorbente, compuesto por carbón

molecular, especialmente manufacturado para ese propósito.

REFERENCIAS

Ocon, J. Tojo, G. Problemas de Ingeniería química. Operaciones básicas. Tomo II.

Mc.Caabe, L. Operaciones unitarias en ingeniería química. 7° edición. Editorial

Mc.Graw Hill.

Vian, A. Ocon, J. Elementos de ingeniería química. Operaciones básicas. Editorial

Aguilar.

Martínez, P. Martínez, E. Operaciones de separación en ingeniería química.

Métodos de cálculo. Editorial Pearson.

Treybal, R. Operaciones de transferencia de masa. 2° edición. Editorial Mc.Graw

Hill