Vous êtes sur la page 1sur 10

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO FACULTAD DE PSICOLOGÍA MODELOS EN PSICOLOGÍA CLÍNICA

LA TERCERA FUERZA EN LA PSICOLOGÍA:

EL MODELO HUMANISTA - EXISTENCIAL

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO FACULTAD DE PSICOLOGÍA MODELOS EN PSICOLOGÍA CLÍNICA LA TERCERA FUERZA EN

TAREA 8

Autor:

Meléndez Peralta Karla Valeria

La corriente humanista existencial está enfocada a estudiar los problemas humanos, es decir, se trata de

La corriente humanista existencial está enfocada a estudiar los problemas humanos, es decir, se trata de “una ciencia del hombre para el hombre” Smith (1962) que intenta hacer un acercamiento a la experiencia humana: Una visión holística del hombre. La postura nació a partir del encuentro de dos tradiciones: la fenomenológica- existencial europea (Gestalt, análisis transaccional, terapia existencial, logoterapia) y la psicología humanística norteamericana (psicoterapia centrada en la persona y experienciales). Como es de notarse, la corriente se integró por diferentes posiciones teóricas así como técnicas particulares y un número importante de autores, entre los que se pueden mencionar, Maslow, Rogers, Kelly, Laing, Perls, May, Berne, Frankl, Lowen, a tal grado que el mismo Maslow (1970), considerado generalmente su inspirador, recuerda que el movimiento de la Psicología humanista no es obra de un solo líder o de un gran nombre que lo caracterice, sino de muchas personas, como Erich Fromm, KurtGoldstein, Karen Horney, Gordon Allport y Henry Murray. Aunque la corriente logró consagrarse como una tercera fuerza dentro de la psicología – Siguiendo al conductismo y al psicoanálisis- los primeros integrantes no estaban tras ese objetivo; ellos intentaban hacer una protesta en contra de los excesos del conductismo y psicoanálisis, marcados por el reduccionismo y el mecanicismo, así como el irracionalismo y el determinismo, respectivamente.

Asimismo, se cuestionaban porqué el campo de la psicología se autolimitaba a abordar a su objeto de estudio a partir de la patología o la conducta observable, proponiendo “una completa descripción de lo que significa existir como ser humano” (Henao, 2013: 90). La corriente, “supone que las personas son libres para elegir su propia clase de existencia. En lugar de atribuir las causas de la conducta a los estímulos, a la genética o a las experiencias tempranas, los psicólogos que adoptan este marco consideran que la causa más importante de la conducta es la realidad subjetiva.”(Tobías, 2009: 12) Los primeros antecedentes de la corriente se dan en la tercera década del siglo pasado con la implementación de políticas de carácter humanístico por parte del presidente Roosevelt en Estados Unidos y el contacto de con obras relacionadas con la Gestalt. Los primeros precursores fueron M. Buber, P. Tillich y William Barret con su obra What is existentialism? Otros nombres que destacan son los de Rollo May, editor de Existence, Adrian Van Kaam editor de Humanitas y de la Review of existential Psychology and Psychiatry, así como Gardner Murphy y Erik Erikson. Por su parte, Carl Rogers -quien es considerado el segundo autor más representativo de la corriente, después de Maslow- desarrolló en los años cuarenta la corriente conocida como consejo no directivo, que más tarde se convertiría en terapia centrada en el cliente reflejada en la obra de 1942 Counseling and Psychotherapy. El trabajo de Rogers nació a partir de la investigación que realizó con niños perturbados en una clínica en Ronchester, en donde entró en contacto con Otto Rank y Jessie Taft. Gracias a su influencia comenzó a inclinarse por encuentros encaminados al terapeuta- paciente donde se enfatiza la permisividad, aceptación y negativa a dar consejos, bajo la premisa de que ninguna persona tiene derecho a dirigir la vida de otra, de forma que el objetivo de la terapia enfocada al cliente consiste en “La liberación de una capacidad ya existente en el individuo potencialmente competente, no a la manipulación experta de una personalidad más o menos pasiva” (Trull & Phares, 2001: 353). El proceso descrito que se lograría a través de tres técnicas: 1) La comprensión precisa y empática: El terapeuta transmite un sentimiento de entendimiento, sensibilidad e interés; 2) La consideración incondicional positivo: El respeto por el cliente como ser humano aun cuando su comportamiento desafíe las

Asimismo, se cuestionaban porqué el campo de la psicología se autolimitaba a abordar a su objeto
Asimismo, se cuestionaban porqué el campo de la psicología se autolimitaba a abordar a su objeto

creencias del terapeuta: No hay aprobación ni desaprobación, solo comprensión y; 3) La autenticidad o congruencia: Es mostrarse ante el paciente con sentimientos reales, es decir, no ocultarse tras una máscara permanente de aprobación. Siguiendo lo descrito, el paciente sería capaz de la maduración y la autodirección. La teoría de Rogers estuvo basada en los postulados de la fenomenología que indica que el campo fenoménico -Todo lo experimentado por el sujeto en cualquier momento- determina su comportamiento, por lo que para comprender al paciente, es necesario comprender su mundo, es decir, su campo fenoménico. Otro de los rasgos que componen la teoría de la personalidad es el “Yo” que en palabras de Rogers es el self fenoménico, es decir el autoconcepto, cuya fuente es la autoestima. La tendencia de los sujetos es mejorar el self o la autorrealización –mantenimiento y mejoramiento del ser- que solo puede ocurrir cuando las opciones se perciben con claridad y se simbolizan de forma adecuada, que es considerado como un estado de salud. El self se construye a partir de las interacciones con el ambiente, en específico a partir de las evaluaciones de otros acerca de la persona: “El self es un patrón organizado, fluido y no obstante consciente de percepciones de las características y relaciones del yo o mí, junto con los valores vinculados a ellas” (Trull & Phares, 2001: 354). De acuerdo con el autor, los problemas salud comienzan cuando el self fenoménico se ve amenazado. Las amenazas varían dependiendo de cada individuo y pueden ser procesadas de distintas formas. Además, Rogers da preponderancia a la situación actual del paciente y en la transformación interna que da lugar a una liberación, dejando a un lado el interés psicoanalítico por el pasado. Dentro de este ejercicio se trata de evitar el uso de palabras tranquilizadoras, interrogar o criticar y poner énfasis en el esclarecimiento de sentimientos y declaraciones que darán lugar a la estructuración, es decir, reflexiones sobre lo que el paciente ha dicho. En general, la responsabilidad del progreso depende del cliente, ya que es el único que puede solucionar los problemas que le aquejan. Las sesiones son programadas una vez a la semana, tratando de evitar la dependencia y constan de siete etapas: 1) Falta de disposición para revelar el self; 2) Se describen poco los sentimientos y se comienzan a reconocer los problemas; 3) Flujo del self más libre; 4) Descripción libre de los sentimientos; 5) Descripción libre de los sentimientos y aceptación; 6) Aceptación de los sentimientos sin negación y; 7) El individuo se encuentra cómodo con la experimentación del self. De esta forma, el desarrollo de la terapia se centra en cliente, dejando a un lado el uso de técnicas.

creencias del terapeuta: No hay aprobación ni desaprobación, solo comprensión y; 3) La autenticidad o congruencia:

En la actualidad la terapia enfocada al cliente ha encontrado otras aplicaciones como la capacitación en relaciones humanas o laborales, para

profesionales que dan consejos en el ámbito médico y programas de voluntariado a lo que se le denomina enfoque centrado en la persona. Es por ello, que se ha desarrollado uno de los principales cuestionamientos a la corriente: La facilidad para impartir la terapia ha fomentado el desarrollo de pseudoterapeutas. Aunada a la crítica anterior, es posible observar que dentro de la corriente se expresa de forma clara que no se cambia al cliente, además evitan la atención y suprimen el pasado, sin embargo, aportaciones de la corriente como la innovación al grabar las terapias y la revalorización de la experiencia humana, son evidentes. Otro de los autores representativos de la etapa es Víktor Frankl, quien desarrolló sus investigaciones en el marco del existencialismo cuyo objetivo es la búsqueda constante del significado, así como ayudar al individuo a alcanzar un punto en que pueda ejercer con responsabilidad la conciencia y la toma de decisiones. La terapia existencial no se interesa por técnicas, el lugar de ello se enfoca en comprender la esencia del cliente. Para esto, puede valerse de la aplicación de preguntas. Víctor Frankl fue un neurólogo y psiquiatra austriaco cuya obra más famosa es El hombre en la búsqueda del sentido publicada en 1945. Además, desarrolló la logoterapia – terapia del significado- que alienta al cliente a encontrar el sentido en lo que parece ser un mundo insensible, descuidado y carente de significado. La logoterapia fue diseñada para complementar la psicoterapia tradicional, sin embargo, puede llegar a ser el método principal si el paciente así lo requiere. Dentro de esta terapia Frankl ocupó dos técnicas: 1) La intención paradójica: Se le pide al sujeto realizar el comportamiento o respuesta que es el objeto de la ansiedad y la preocupación, teniendo en cuenta que no será capaz de replicarlo. 2) Derreflexión: Instruye al cliente a que ignore un comportamiento o síntoma problemático para atraerlo a reflexiones más constructivas.

En la actualidad la terapia enfocada al cliente ha encontrado otras aplicaciones como la capacitación en

El

siguiente

autor

representativo

es

Fritz

Perls, quien al lado de su esposa, Laura Posner, desarrolló la Terapia de la Gestalt que destaca la experiencia presente y la consciencia inmediata de la emoción y la acción, de forma que estar en

contacto con los sentimientos de uno y reemplaza la búsqueda de los orígenes del comportamiento. Entre las obras más representativas del autor están Ego, Hunger and Agression (1947) y Gestalt Therapy (1951)

En la actualidad la terapia enfocada al cliente ha encontrado otras aplicaciones como la capacitación en

Aunque existen diversas corrientes que parecen no ponerse de acuerdo dentro de la Gestalt, es posible identificar una serie de nociones básicas como ver la persona como un todo organizado, no como una colección desarticulada de emociones, cogniciones y comportamientos. También se hace énfasis en que los individuos deben desarrollar una conciencia ellos mismos y sobre la forma en que se derrotan, que se alcanzan por medio de expresión de lo que uno siente ahora, momento a momento. El papel de terapeuta en esta terapia es de un agente catalizador que facilita la consciencia del cliente y lo encamina para encontrar la responsabilidad. El terapeuta pone atención en el presente, dejando a un lado los recuerdos reprimidos:

Busca en el pasado es tratar con algo que ya no existe, de forma que para el autor “No existe nada excepto el ahora. Ahora = Experiencia = Consciencia = Realidad. El pasado ya no es y el futuro no es todavía, sólo existe el ahora” (Trull & Phares, 2001: 364). Si el paciente se preocupa por el futuro o el pasado se crean sentimientos negativos, como la ansiedad.

Aunque existen diversas corrientes que parecen no ponerse de acuerdo dentro de la Gestalt, es posible

Para

la

Gestalt también es muy

importante en análisis del comportamiento

no verbal, ya

que el paciente puede estar

externando una cosa y reflejando en sus gestos lo contrario. Asimismo, toma en cuenta los sueños, pero no de forma retrospectiva, como el psicoanálisis, sino que invita al paciente a replicarlo dentro de la consulta con la finalidad de reconocer e

identificar las partes enajenadas del self y

luego integrarlas. Otro concepto que el autor toma en cuenta es el perro superior y perro inferior, simular superyó y ello de Freud. El autor toma ambos conceptos y pide al paciente representarlos con la finalidad de que pueda integrarlos en el self. Los siguientes aspectos relevantes son las defensas y la responsabilidad. El primero refiere a lo que oculta el cliente y, el segundo, es la invitación a asumir responsabilidad. Además, la Gestalt subraya la importancia de seguir una serie de reglas que serán subrayadas a través de juegos – Juegos Gestalt-

  • 1. La comunicación es en tiempo presente

  • 2. La comunicación es entre iguales

  • 3. Se usa la primera persona “Yo”

  • 4. El cliente se enfoca en la experiencia inmediata

  • 5. No hay chismorreo (Hablar de alguien más)

  • 6. Se desalientan las preguntas como formas de incitar opiniones Por su parte, los preceptos morales son una serie de reglas que deben seguir los pacientes:

A.

Vivir ahora

  • B. Vivir aquí

  • C. Dejar de imaginar

  • D. Dejar el pensamiento innecesario

  • E. Expresarse en forma directa

  • F. Estar consciente de lo agradable y desagradable

  • G. Rechazar los “Debería” y “tendría que provienen de terceros

  • H. Responsabilizarse de sus acciones, pensamientos y sentimientos

  • I. Entregarse a lo que es en realidad.

Las aportaciones dadas por las investigaciones de la Gestalt aún se continúan estudiando, sin embargo, estas van encaminadas a sostener que este tipo de terapia resulta ser más efectiva en jóvenes con estudios universitarios que presentan problemas de afecto y enajenación. Volviendo a la cronología histórica, para 1950 aparece la obra “Humanistic Psychology” y un año más tarde se desarrolla el primer simposio sobre psicología existencial, sin embargo, el acontecimiento que marcaría el despegue aparece hasta 1961 con la fundación de la American Association of Humanistic Psychology (AAHP) a cargo de Abraham Maslow y la aparición del Journal of Humanistic Psychology. La organización estableció cuatro ejes rectores de la corriente:

  • 1. Centrar la atención en la persona que experimenta y, por lo tanto, en la vivencia como fenómeno primario del estudio del hombre.

  • 2. Acentuar las cualidades específicamente humanas, tales como la elección, la creatividad, la valoración y la autorrealización, como opuestas a la concepción de los seres humanos en términos mecanicistas y reduccionistas.

  • 3. Mantenerse fiel al criterio de significación en la selección de problemas y procedimientos de investigaciones, en oposición al énfasis primario en la objetividad.

  • 4. Comprometerse con los valores y la dignidad humana e interesarse por el desarrollo del potencial inherente a cada persona: Las personas deben descubrirse a sí mismas y analizar cómo se relacionan con otras personas o grupos sociales.

A. Vivir ahora B. Vivir aquí C. Dejar de imaginar D. Dejar el pensamiento innecesario E.
Abraham Maslow, además de presidir la AAHP también es reconocido por desarrollar la teoría de la

Abraham Maslow, además de presidir la AAHP también es reconocido por desarrollar la teoría de la jerarquía de las necesidades que consiste en una pirámide que contiene necesidades humanas psicológicas y físicas. El autor sostiene que conforme se satisfacen las necesidades más básicas -parte inferior-, los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados -parte superior -. Las fuerzas de crecimiento dan lugar a un movimiento ascendente, mientras que las fuerzas regresivas empujan las necesidades prepotentes hacia abajo. A continuación se presenta un ejemplo del modelo:

Abraham Maslow, además de presidir la AAHP también es reconocido por desarrollar la teoría de la

Como es de notarse, en la cima de la pirámide se encuentra la autorrealización, en concordancia con lo planteado con el presente trabajo. Maslow a forma en la que las necesidades esenciales son satisfechas es tan importante como las necesidades en sí mismas. Juntos, estos dos elementos definen la experiencia humana. El modelo fue creado con base en el perfil de personajes históricos que el autor consideró como autorrealizados. Entre ellos estaban: Albert Einstein, Mahatma Gandhi y Abraham Lincoln. Aunque la pirámide fue poco apreciado en la actualidad es retomando no solo en el campo de la psicología, sino en estudios referentes a la mercadotécnica y publicidad.

Desglosados los principales temas y postulados de los autores, se pueden establecer de forma general las contribuciones de la corriente:

  • 1. Experiencia: El modelo establece la importancia de abordar la experiencia interior y la conciencia dejando en claro que no es suficiente abordar el contexto.

  • 2. Opciones: La terapia ha dejado en claro que los pacientes son más que sujetos que responden a estímulos con instintos y hábitos, se trata de seres humanos que deciden.

  • 3. El presente: Al resaltar este ítem se deja en claro que los cambios pueden lograrse más allá de la revisión del pasado y el inconsciente.

  • 4. Relación: El vínculo terapeuta – paciente ha cobrado mayo relevancia tomándose como algo crucial para el éxito de la intervención.

  • 5. Maduración: Más allá de curar la psicopatología, la corriente se ha preocupado por la maduración personal.

Desglosados los principales temas y postulados de los autores, se pueden establecer de forma general las

Pese a que las aportaciones del modelo son notables, también se le pueden atribuir una serie de problemas como el uso del lenguaje; dar demasiada importancia a los sentimientos; ausencia del método científico; carencia de objetividad; ausencia de un diagnóstico, falta de investigación y falta de cohesión por parte de sus integrantes. Estudios han demostrado que la mayoría de los pacientes que han participado en este tipo de terapias han demostrado avances significativos, sin embargo, la evaluación de los métodos desarrollados por la psicología experimental no han sido desarrollados a profundidad, por lo que pueden ser catalogados como moderadamente efectivos.

Fuentes

1.
1.
1. Trull, T. y Phares, E. J. (2001). Psicología Clínica. Conceptos, métodos y aspectos prácticos de
1. Trull, T. y Phares, E. J. (2001). Psicología Clínica. Conceptos, métodos y aspectos prácticos de
1. Trull, T. y Phares, E. J. (2001). Psicología Clínica. Conceptos, métodos y aspectos prácticos de

Trull, T. y Phares, E. J. (2001). Psicología Clínica. Conceptos, métodos y aspectos prácticos de la profesión. México: Editorial Thomson.

1. Trull, T. y Phares, E. J. (2001). Psicología Clínica. Conceptos, métodos y aspectos prácticos de
1. Trull, T. y Phares, E. J. (2001). Psicología Clínica. Conceptos, métodos y aspectos prácticos de
1. Trull, T. y Phares, E. J. (2001). Psicología Clínica. Conceptos, métodos y aspectos prácticos de
1. Trull, T. y Phares, E. J. (2001). Psicología Clínica. Conceptos, métodos y aspectos prácticos de
1. Trull, T. y Phares, E. J. (2001). Psicología Clínica. Conceptos, métodos y aspectos prácticos de
1. Trull, T. y Phares, E. J. (2001). Psicología Clínica. Conceptos, métodos y aspectos prácticos de
1. Trull, T. y Phares, E. J. (2001). Psicología Clínica. Conceptos, métodos y aspectos prácticos de
1. Trull, T. y Phares, E. J. (2001). Psicología Clínica. Conceptos, métodos y aspectos prácticos de
  • 2. Henao Osorio, M. C. (enero-junio, 2013).

Del surgimiento de la psicología

humanística a la psicología humanista-existencial de hoy. En: "Revista Colombiana de Ciencias Sociales", 4 (1), pp. 83-100. Recuperado

  • 3. Tobías Imbernón, C.; Valdecasas Campelo, J. G. (2009). Psicoterapias humanístico-existenciales: fundamentos filosóficos y metodológicos. En "Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría" (XXIX), 104, pp. 437-453. Recuperado

en: