Vous êtes sur la page 1sur 34
ESCUELA DE CONTABILIDAD Y FINANZAS LA AUDITORIA, COMO HERRAMIENTA DE GESTION ALUMNOS:  CHIQUE PAUCA, HEBERT

ESCUELA DE CONTABILIDAD Y FINANZAS

LA AUDITORIA, COMO HERRAMIENTA DE GESTION

ALUMNOS:

CHIQUE PAUCA, HEBERT

CHOQUE GUTIERREZ, DEYSI

PACO ZAVALAGA, ALLYSON

RUIZ MAMANI, CARLOS

SILVA ZAVALAGA, JHONATTAN

VASQUEZ LAULATE, PAOLO

 

DOCENTE:

 

Mag. RICARDO MENDOZA

 

CURSO:

 

ADMINISTRACION II

 

CARRERA:

CONTABILIDAD Y FINANZAS

CICLO:  VII TACNA-PERÚ
CICLO:
VII
TACNA-PERÚ

DEDICATORIA…

Este trabajo va dedicado a una persona muy especial, que

día a día me demuestra este gran camino que ha de

seguirse y culminar, como es el sueño que tengo por esta

gran carrera como mi objetivo personal.

.

2

AGRADECIMIENTO

El presente trabajo va dirigido a mi familia y a las personas que

más han influenciado en mi vida, a mi docente, por sus

enseñanzas y a sus consejos, guiándonos y haciéndome una mejor

persona de bien, con todo el gran cariño se lo dedico.

3

CONTENIDO

DEDICATORIA…......................................................................................................................

AGRADECIMIENTO................................................................................................................

INTRODUCCIÓN.......................................................................................................................

CAPÍTULO I...............................................................................................................................

Planteamiento del problema........................................................................................................

1.1 OBJETIVOS...................................................................................................................

  • 1.2 JUSTIFICACIÓN E IMPORTANCIA DE LA INVESTIGACIÓN............................................................

CAPITULO II..............................................................................................................................

MARCO CONCEPTUAL.............................................................................................................

  • 2.1 Nociones previas....................................................................................................

CAPITULO III...........................................................................................................................

MARCO TEÓRICO................................................................................................................

  • 3.1 Características del Habeas Corpus.......................................................................

  • 3.2 Clasificación del Hábeas Corpus..........................................................................

    • 3.2.1 Hábeas Corpus Reparador..............................................................................

    • 3.2.2 Hábeas Corpus Restringido............................................................................

    • 3.2.3 Habeas Corpus Correctivo..............................................................................

    • 3.2.4 Hábeas Corpus Preventivo.............................................................................

    • 3.2.5 Habeas Corpus Traslativo...............................................................................

    • 3.2.6 Hábeas Corpus Innovativo..............................................................................

    • 3.2.7 Hábeas Corpus Instructivo..............................................................................

      • 3.3 Derechos protegidos según el Código Procesal Constitucional............................

      • 3.4 Procedimiento del Habeas Corpus.......................................................................

        • 3.4.1 Legitimación...................................................................................................

          • 3.4.1.1 legitimación activa.........................................................................................

          • 3.4.1.2 legitimación pasiva........................................................................................

            • 3.4.2 Demanda..........................................................................................................

            • 3.4.3 Competencia....................................................................................................

1

3.4.4

Competencia del juez de paz..........................................................................

  • 3.4.5 Tramites en caso de detención arbitraria.......................................................

  • 3.4.6 Tramites en caso distintos..............................................................................

  • 3.4.7 Tramite en caso de desaparición forzada.......................................................

  • 3.4.8 Normas especiales de procedimiento.............................................................

  • 3.4.9 Contenido de sentencia fundada....................................................................

    • 3.4.10 Apelación....................................................................................................

    • 3.4.11 Trámite de Apelación..................................................................................

CAPITULO IV..........................................................................................................................

MARCO JURÍDICO................................................................................................................ 4.1 Casuística............................................................................................................

EXP N 01460-2016-PHC/TC............................................................................................ SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL................................................................

CONCLUSIONES.....................................................................................................................

SUGERENCIAS........................................................................................................................

BIBLIOGRAFÍA.......................................................................................................................

2

INTRODUCCIÓN

La auditoría como herramienta en los sistemas de gestión viene utilizándose desde

principios del siglo XIX, cuando se crearon las primeras auditorias de cuentas por

LLOYDS.

Con el desarrollo del comercio, surge la necesidad de las revisiones independientes,

para asegurar la adecuación y finalidad de los registros mantenidos en varias empresas

comerciales.

El origen de la auditoría es más antiguo de lo que nos imaginamos. En la edad

Media, los señores feudales controlaban las producciones y auditaban las cuentas de alguna

manera, para no perder el control de las mismas.

Hoy en día no solamente existen sistemas de gestión financieros que requieren ser

auditados, las empresas han acreditado diferentes sistemas de gestión normalizados por

distintas normas internacionales.

Actualmente se usa para evaluar, tanto internamente como por terceros, el sistema

de gestión. Siendo la prevención un sistema clave en la gestión de la empresa, se hace

imprescindible su uso cotidiano para la detección de no conformidades de sistemas que nos

lleven a la realización de las acciones correctivas correspondientes en la línea de la

consecución de los objetivos empresariales que tengamos.

3

CAPÍTULO I

Planteamiento del problema

  • 1.1 Objetivos Primer objetivo Determinar que es la auditoria de gestión y los criterios generales establecidos en la norma 19011. Segundo objetivo Analizaremos el derecho vulnerado a través del expediente que tenemos como modelo de este proceso.

  • 1.2 Justificación e importancia de la investigación

La gran importancia que tiene de este instituto del HÁBEAS CORPUS en el art.200

de la constitución siendo una garantía constitucional, que se encuentra directamente

relacionada con el bien jurídico que protege. Ciertamente como algunos han dicho,

“el ser humano en algunas situaciones ha preferido morir a vivir sin libertad”. Es por

ello que en las sociedades donde se respetan los derechos humanos, siempre

encontraremos medios de protección de este supremo derecho.

4

En este mismo artículo 200 C. en sus incisos habla sobre sus funciones que consisten

en:

Proteger, ampara o tutela la libertad individual, se aplica contra actos u omisiones

que vulneran la libertad individual, se aplica contra autoridades, funcionarios o

personas particulares.

5

2.1 Nociones previas

CAPITULO II

Marco conceptual

2.1.1 Definición de la auditoria

Este término proviene del latín habeas corpus [ad subiiciendum] que

tengas [tu] cuerpo [para exponer], "tendrás tu cuerpo libre", siendo hábeas la

segunda persona singular del presente de subjuntivo del verbo latino habere

‘tener’. O puede ser llamado igualmente como "cuerpo presente" o "persona

presente".

También puede decirse que tutela los derechos fundamentales

derivados de la vida y la libertad frente a cualquier acto u omisión de

cualquier autoridad, funcionario o persona que pueda vulnerar dichos y que

en síntesis puede decirse de él que es la suprema garantía del derecho a la

libertad que asiste a toda persona detenida o presa de manera arbitraria o sin

la formalidad legal para que su detención sea vista inmediata y públicamente

6

por un juez o tribunal, a fin que, luego de oírlo, se decida si su detención es o

no legal y si debe levantarse o no.

El Hábeas Corpus es una acción de garantía constitucional que

procede contra todo acto u omisión de funcionario, autoridad o particular

que vulnera o amenaza la libertad individual y los derechos íntimamente

relacionados a ella, con excepción de aquellos tutelados por la Acción de

Amparo. En el nuevo Código Procesal Constitucional peruano a entrar en

vigencia en diciembre del 2004 se le denomina “Proceso de Hábeas Corpus”,

en contraposición a la denominación de Acción de Habeas Corpus de la Ley

23506.

  • 2.1.1.1 Antecedentes históricos del Habeas Corpus

A decir por Domingo García Belaunde, el Habeas Corpus,

como garantía constitucional de la libertad, es una institución muy

antigua cuya aparición en Inglaterra parece remontarse al siglo

XII. Aunque, más antes, se conocía de ésta figura en la antigüedad

griega y en Roma. Pero, es en Inglaterra del siglo XII en que se

reconoce una serie de derechos y libertades; ejemplo que más

tarde seguirían nuestros pueblos americanos. El primer país que

introdujo la figura del Hábeas Corpus en nuestra región fue Brasil

en su Código Penal de 1830 y más concretamente en su Código

de Procedimientos Penales de 1832.

7

  • 2.1.1.2 Antecedentes nacionales del Habeas Corpus En el Perú, como Estado, el sentido del Hábeas Corpus ha estado presente desde que nace la República, en el Estatuto Provisorio de San Martín el 8 de octubre de 1821, pues se advierte en la Octava Sección lo siguiente: “Todo ciudadano tiene igual derecho a conservar y defender su honor, su libertad, su seguridad, su propiedad y su existencia y no podrá ser privado de ninguno de estos derecho, sino por el pronunciamiento de la autoridad competente, dado conforme a las leyes, el que fuera defraudado de ellos injustamente podrá reclamar ante el gobierno esta infracción”. En ese orden de ideas el Reglamento Provisorio promulgado el 15 de Octubre de 1822 por José de La Mar prescribía en su Artículo 5°: “Sólo podrá mandar arrestar o poner preso a alguna persona e individuo, cuando lo exija la salud pública pero certificada la prisión remitirá al reo con su causa a disposición del juzgado o tribunal correspondiente dentro del término de24horas”. Años más tarde, 21 de octubre de 1897, se cautela la libertad personal contra las detenciones arbitrarias mediante Ley, es decir que su nacimiento es eminentemente legal. Posteriormente, el tratamiento al habeas corpus es enriquecido por las leyes 2223 y 2253 de 1916. Y será recién con la

8

Constitución de Leguía de 1920, en la que de manera concluyente

y por primera vez aparecerá el vocablo latino de Hábeas Corpus

en su Artículo 24 se lee: “Nadie podrá ser arrestado sin

mandamiento escrito del juez competente o de las autoridades

encargadas de conservar el orden público, excepto infraganti

delito, debiendo ser puesto el arrestado dentro de 24 horas a

disposición del juez que corresponda. Los ejecutores de dicho

mandamiento están obligados a dar copia de él siempre que se les

pidiera. La persona aprehendida o cualquier otra podrá interponer

conforme a Leí/, el recurso de Hábeas Corpus por prisión

indebida”. Cuarenta años más tarde en 1961 se expide la Ley N°

2223 que establece las garantías individuales.

Finalmente, el 8 de diciembre de 1982, se publica la Ley 23506

de Hábeas Corpus y Amparo, culminando así un largo proceso

histórico de lucha por la libertad. En la actual Constitución

Política de 1993, se regula al Hábeas Corpus en el Artículo 200º

inciso 1

Son garantías constitucionales:

1) La Acción de Hábeas Corpus, que procede ante el hecho u

omisión, por parte de cualquier autoridad, funcionario o persona,

que vulnera o amenaza la libertad individual o los derechos

constitucionales conexos”.

9

Asimismo, también es regulado el Hábeas Corpus por el nuevo

Código Procesal Constitucional, promulgado por Ley 28237 y

publicado el 31 de Mayo

del 2004; que más adelante

describiremos.

Sostiene, Alberto Borea que, la experiencia judicial de los Hábeas

Corpus en el Perú a un nivel práctico antes que teórico, ha sido

asumir una interpretación restringida de la libertad individual, en

particular de la libertad física, seguridad personal y libertad de

tránsito, básicamente; a pesar que el artículo 12 de la Ley de

Hábeas Corpus, establece los supuestos de procedencia de dicha

garantía, habiendo quedado desprotegida la libertad en la

mayoritaria jurisprudencia nacional en los casos vinculados, al

derecho a la vida en las demandas por detenidos-desaparecidos, a

la integridad física, psíquica y moral; a no ser incomunicados; y a

la excarcelación en el caso de reo absuelto, entre otros.

César Landa, manifiesta que sin embargo con la entrada en

funcionamiento del Tribunal Constitucional, la jurisprudencia en

materia de protección de la libertad personal y derechos conexos a

ella, fue mayoritariamente tutelar. Coincidimos con César Landa,

pues observamos que, en el año 2003, a través de múltiples

sentencias el Tribunal, ha asumido y definido su posición en

defensa de los derechos fundamentales y de sumo intérprete de la

Constitución.

10

Teniendo, así como finalidad principal del Hábeas Corpus es el

restablecimiento de la libertad personal vulnerada o amenazada;

es decir, volver al estado anterior a la privación de libertad de la

persona.

  • 2.1.2 La libertad Personal

Dado también que no podemos pasar por alto, esta gran conquista de

este derecho se encuentra en la base de las dos grandes revoluciones:

americana y francesa, que dan lugar al constitucionalismo moderno. En

cuanto a la primera, se puede citar el inicio de la Declaración de

Independencia de 1776 que dice así: "mantenemos como verdades evidentes

que todos los hombres nacen iguales, que su Creador les atribuye

determinados derechos inalienables, entre los que se cuentan la vida, la

libertad y la búsqueda de la felicidad

...

".

Y en cuanto a la segunda, hemos

visto ya que la libertad es la piedra angular de la Declaración de Derechos del

Hombre y del Ciudadano de 1789. Desde entonces las diferentes

constituciones de corte liberal han reconocido de una forma u otra este

derecho fundamental.

Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 en su artículo 3

y 9 plantea: todo individuo

tiene derecho

a

la

vida,

a

la libertad

y

a

la

11

seguridad de su persona. Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso, ni

arrestado o desterrado. Igual tratamiento recibe este derecho en el artículo 9

del Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos, y le adiciona que

toda persona que haya sido ilegalmente detenida o presa, tendrá el derecho

efectivo a obtener reparación. A estos mismos principios la Convención

Americana sobre Derechos Humanos en su artículo 7 le agrega que nadie

puede ser privado de su libertad física, salvo por las causas y en las

condiciones fijadas de antemano por las Constituciones Políticas de los

Estados Partes o por las leyes dictadas conforme a ellas, y reconoce algunas

garantías para los individuos privados de libertad, como por ejemplo que toda

persona detenida o presa deberá ser llevada, sin demora, ante un juez u otro

funcionario autorizado por la ley para ejercer funciones judiciales y tendrá

derecho a ser juzgada dentro de un plazo razonable o a ser puesta en libertad,

sin perjuicio de que continué el proceso. Así mismo señala que dichas

personas privadas de libertad tienen derecho a recurrir ante un juez o tribunal

competente, a fin de que éste decida, sin demora, sobre la legalidad de su

arresto o detención y ordene su libertad si el arresto o detención fueran

ilegales.

Si bien los derechos humanos son derechos inherentes a todos los

seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de

residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o

cualquier otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos,

sin discriminación alguna. Estos derechos son interrelacionados,

independientes e indivisibles.

12

Es así que es la facultad o capacidad que tiene el hombre de obrar

de una manera o de otra, o sencillamente no obrar, esta facultad nace del

poder de que se halle revestido naturalmente el hombre para emplear sus

facultades en la ejecución de aquello que le parezca más conveniente. Por

tanto, la libertad debe entenderse como ausencia de coacciones o trabas

externas que impidan el desarrollo integral de la persona. Acto libre sería

entonces aquel que se ejecuta con dominio, esto es, con facultad para

realizar otro distinto o contrario, o cuanto menos para omitirlo.

Montesquieu: la libertad es el derecho de hacer lo que las leyes

permitan, y si un ciudadano pudiera hacer lo que las leyes prohíben, no

tendría más libertad, porque los demás tendrían el mismo poder. Y

señalaba que en una sociedad que tiene leyes, la libertad no puede

consistir en otra cosa que en poder hacer lo que se debe querer y en no

ser obligado a hacer lo que no debe quererse.

13

CAPITULO III

Marco teórico

3.1 Características del Habeas Corpus

Así como el proceso de Hábeas Corpus persigue una finalidad como garantía

constitucional que protege la libertad de las arbitrariedades del poder, ésta se compone

de características importantes que parten de su propia naturaleza y aquellas que le

atribuye la legislación procesal constitucional a modo de reglas generales de

aplicación.

Sumariedad.

Es decir, goza de un procedimiento rápido, fulminante, inmediato, bajo

responsabilidad. El carácter sumario de este procedimiento exige la preferencialidad

por parte de los jueces, claro está, bajo su responsabilidad.

Subsidiaridad

Debido a que, si no existe recurso alguno o si se agotó todo recurso en defensa

de la libertad personal vulnerada, el Hábeas Corpus se convierte en el único

instrumento de defensa de esta libertad constreñida por una resolución que, a decir de

Cesar Landa, no se ajusta al derecho constitucional.

Informalidad

14

A través de Hábeas Corpus se debe determinar si existió o no la violación al

derecho a la libertad y por ser este procedimiento sumario, debe ser lo menos

complejo posible, pues en juego está la libertad de un procesado o denunciado.

Inclusive, en este tipo de procedimientos, la acción se puede presentar verbalmente

ante el juez penal.

Reglas aplicables al procedimiento del Hábeas Corpus. (Artículo 23º de

la Ley 23506, Ley de Hábeas Corpus y Amparo).

a.- No caben recusaciones en el procedimiento.

b.- No caben Inhibiciones por parte del juez penal que conoce del asunto.

c.- No caben aplazamientos de las diligencias a realizarse.

d.- No interviene el Ministerio Público, a no ser que sirva para coadyuvar al

agraviado.

3.2 Clasificación del Hábeas Corpus

El Proceso de Habeas Corpus no se reduce solamente a restituir la libertad individual, sino que tiene un alcance mucho mayor en el Derecho Constitucional y en Derecho Procesal Constitucional; es así que contiene distintas variantes que podemos clasificarlas de la siguiente manera:

15

3.2.1

Hábeas Corpus Reparador

Se dirige contra detenciones calificadas de arbitrarias y se da bajo tres

supuestos: Primero: Las producidas fuera de los supuestos del Mandato

Judicial (escrito y motivado) o de flagrante delito, o también de la llamada

“Cuasi flagrancia”. Segundo: La que pese a producirse dentro del Mandato

judicial o flagrante delito se prolonguen por encima de las 24 horas más el

término de la distancia en el caso de delitos comunes o de 15 días más el

término de la distancia en el caso de delitos calificados, y; Tercero: Las

ordenadas por funcionarios distintos a los jueces o por jueces que carecen de

competencia y las que se ejecutan por personas distintas a la policía.

  • 3.2.2 Hábeas Corpus Restringido

Se emplea cuando la libertad física o de locomoción es objeto de molestias, obstáculos, perturbaciones o incomodidades que, en los hechos, configuran una seria restricción para su cabal ejercicio. Es decir, que, en tales casos pese a no privarse de la libertad al sujeto, se le limita en menor grado. Entre otros supuestos, cabe mencionar la prohibición de acceso o circulación a determinados lugares; los seguimientos perturbatorios carentes de fundamento legal y/o provenientes de órdenes dictadas por autoridades incompetentes; las reiteradas y injustificadas citaciones policiales; las continuas retenciones por control migratorio o la vigilancia domiciliaria arbitraria o injustificada, etc.

16

3.2.3

Habeas Corpus Correctivo

Dicha modalidad, a su vez, es usada cuando se producen actos de

agravamiento ilegal o arbitrario respecto a las formas o condiciones en que se

cumplen las penas privativas de la libertad. Por ende, su fin es resguardar a la

persona de tratamientos carentes de razonabilidad y proporcionalidad, cuando

se ha determinado cumplir un mandato de detención o de pena.

  • 3.2.4 Hábeas Corpus Preventivo

Se postula de esta manera cuando existe amenaza a la libertad

individual, debiendo merituarse conforme a los requisitos de probabilidad o

certeza y de inminencia. Cesar Landa señala que procede esta figura:

“cuando se amenace de manera cierta y concreta la libertad personal, la

libertad de tránsito o la integridad personal”. Asimismo, señala que “La

amenaza real es un asunto de casuística, que debe valorar el juez, en base al

principio constitucional de la presunción de inocencia, a la interpretación

extensiva de la presunción de la defensa de la libertad y a la interpretación

restrictiva de la limitación de la misma

  • 3.2.5 Habeas Corpus Traslativo

Es empleado para denunciar mora en el proceso judicial u otras

graves violaciones al debido proceso o a la tutela judicial efectiva, es decir,

cuando se mantenga indebidamente la privación de la libertad de una

17

persona o se demore la determinación jurisdiccional que resuelva la

situación personal de un detenido. “Se busca proteger la libertad o la

condición jurídica del status de la libertad de los procesados, afectados por

las burocracias judiciales.

  • 3.2.6 Hábeas Corpus Innovativo

Procede cuando, pese a haber cesado la amenaza o la violación de la

libertad personal, se solicita la intervención jurisdiccional con el objeto de

que tales situaciones no se repitan en el futuro, en el particular caso del

accionante. Dicha acción de garantía debe interponerse contra la amenaza y

la violación de este derecho, aún cuando éste ya hubiera sido consumado. A

pesar de haber cesado la violación de la libertad individual, sería legítimo

que se plantee un Habeas Corpus innovativo, siempre que el afectado no vea

restringido a futuro su libertad y derechos conexos.

  • 3.2.7 Hábeas Corpus Instructivo

Cuando una persona detenida y desaparecida por una autoridad o

particular que niega la detención y por ello es imposible ubicarla, se

ocasiona a la persona afectada la violación de sus derechos a la libertad, a la

comunicación, defensa, integridad física e incluso derecho a la vida.

Tiene

como

objeto

individualizar

al

presunto

responsable

para

proceder a denunciarlo.

18

3.3

Derechos protegidos según el Código Procesal Constitucional

Según el artículo 25º del C.P.C. están protegidos los siguientes derechos que son:

  • a) La integridad personal, y el derecho a no ser sometido a tortura o tratos inhumanos o humillantes, ni violentado para obtener declaraciones.

  • b) El derecho a no ser obligado a prestar juramento ni compelido a declarar o reconocer culpabilidad contra sí mismo, contra su cónyuge, o sus parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad.

  • c) El derecho a no ser exiliado o desterrado o confinado sino por sentencia firme.

  • d) El derecho a no ser expatriado ni separado del lugar de residencia sino por mandato

judicial o por aplicación de la Ley de Extranjería.

  • e) El derecho del

extranjero, a

quien se ha concedido asilo

político,

de

no

ser

expulsado al país cuyo gobierno lo persigue, o en ningún caso si peligrase su

libertad o seguridad por el hecho de ser expulsado.

  • f) El derecho de los nacionales o de los extranjeros residentes a ingresar, transitar o salir del territorio nacional, salvo mandato judicial o aplicación de la Ley de Extranjería o de Sanidad.

  • g) El derecho a no ser detenido sino por mandato escrito y motivado del Juez, o por las autoridades policiales en caso de flagrante delito; o si ha sido detenido, a ser puesto dentro de las 24 horas o en el término de la distancia, a disposición del

juzgado que corresponda, de acuerdo con el acápite "f" del inciso 24) del artículo 2

de la Constitución sin perjuicio de las excepciones que en él se consignan.

  • h) El derecho a decidir voluntariamente prestar el servicio militar, conforme a la ley de la materia.

  • i) El derecho a no ser detenido por deudas.

  • j) El derecho a no ser privado del documento nacional de identidad, así como de obtener el pasaporte o su renovación dentro o fuera de la República.

  • k) El derecho a no ser incomunicado sino en los casos establecidos por el literal "g" del inciso 24 del artículo 2 de la Constitución.

19

  • l) El derecho a ser asistido por un abogado defensor libremente elegido desde que se es citado o detenido por la autoridad policial u otra, sin excepción.

  • m) El derecho a retirar la vigilancia del domicilio y a suspender el seguimiento policial, cuando resulten arbitrarios o injustificados.

  • n) El derecho a la excarcelación de un procesado o condenado, cuya libertad haya sido declarada por el juez.

  • o) El derecho a que se observe el trámite correspondiente cuando se trate del procedimiento o detención de las personas, a que se refiere el artículo 99 de la Constitución.

  • p) El derecho a no ser objeto de una desaparición forzada.

  • q) El derecho del detenido o recluso a no ser objeto de un tratamiento carente de razonabilidad y proporcionalidad, respecto de la forma y condiciones en que cumple el mandato de detención o la pena.

También procede el hábeas corpus en defensa de los derechos constitucionales conexos con

la libertad individual, especialmente cuando se trata del debido proceso y la inviolabilidad

del domicilio.

  • 3.4 Procedimiento del Habeas Corpus

El procedimiento en las acciones de Hábeas Corpus según la ley

28237 se desarrolla dependiendo de ciertas pautas que nombraremos

teniendo como …

3.4.1

Legitimación

Según el art. 26 º del C.P.C. La demanda puede ser interpuesta por la

persona perjudicada o por cualquier otra en su favor, sin necesidad de tener

su representación. Tampoco requerirá firma del letrado, tasa o alguna otra

formalidad. También puede interponerla la Defensoría del Pueblo.

20

3.4.1.1

legitimación activa

Pueden interponer la demanda

  • a) El afectado, quien puede comparecer por medio de representante.

  • b) Cualquier persona cuando se trate de amenaza o violación del medio ambiente u otros derechos difusos (aunque pensamos que en este caso se trata también en esencia de un afectado por el acto lesivo).

  • c) La Defensoría del Pueblo.

  • 3.4.1.2 legitimación pasiva

El legitimado pasivo para contestar la demanda es el autor del

agravio al derecho, quien puede ser una autoridad, funcionario o persona sin

cargo público.

  • 3.4.2 Demanda

Según el art. 27º del C.P.C. La demanda puede presentarse por

escrito o verbalmente, en forma directa o por correo, a través de medios

electrónicos de comunicación u otro idóneo. Cuando se trata de una

demanda verbal, se levanta acta ante el Juez o Secretario, sin otra exigencia

que la de suministrar una sucinta relación de los hechos.

  • 3.4.3 Competencia

Según el

art.

281

del C.P.C.

La demanda de hábeas

corpus

se

interpone ante cualquier Juez Penal, sin observar turnos.

Este factor competencia es uno de los más importantes elementos

del proceso de Hábeas Corpus. En efecto y de acuerdo a la ley de amparo y

21

hábeas corpus actual, está facultado para conocer de las acciones de Hábeas

Corpus cualquier juez penal del lugar donde se encuentre el detenido o del

lugar donde se haya ejecutado la medida o del lugar donde se haya citado. Si

se trata de detención arbitraria, atribuida a la orden de un juez, la acción se

interpondrá ante la Sala Penal, la que designará a otro juez penal, quien

decidirá en el término de 24 horas.

  • 3.4.4 Competencia del juez de paz

Según el art. 29º del C.P.C Cuando la afectación de la libertad

individual se realice en lugar distinto y lejano o de difícil acceso de aquel en

que tiene su sede el Juzgado donde se interpuso la demanda este dictará

orden perentoria e inmediata para que el Juez de Paz del distrito en el que se

encuentra el detenido cumpla en el día, bajo responsabilidad, con hacer las

verificaciones y ordenar las medidas inmediatas para hacer cesar la

afectación.

  • 3.4.5 Tramites en caso de detención arbitraria

Según el art. º30º del C.P.C. Tratándose de cualquiera de las formas

de detención arbitraria y de afectación de la integridad personal, el Juez

resolverá de inmediato. Para ello podrá constituirse en el lugar de los

hechos, y verificada la detención indebida ordenará en el mismo lugar la

libertad del agraviado, dejando constancia en el acta correspondiente y sin

que sea necesario notificar previamente al responsable de la agresión para

que cumpla la resolución judicial.

22

3.4.6

Tramites en caso distintos

Según el art. 31º del C.P.C. Cuando no se trate de una detención

arbitraria ni de una vulneración de la integridad personal, el Juez podrá

constituirse en el lugar de los hechos, o, de ser el caso, citar a quien o

quienes ejecutaron la violación, requiriéndoles expliquen la razón que

motivó la agresión, y resolverá de plano en el término de un día natural,

bajo responsabilidad. La resolución podrá notificarse al agraviado, así se encontrare

privado de su libertad. También puede notificarse indistintamente a la

persona que interpuso la demanda, así como a su abogado, si lo hubiere.

  • 3.4.7 Tramite en caso de desaparición forzada

Según el art. 32º del C.P.C. Sin perjuicio del trámite previsto en los artículos anteriores, cuando se trate de la desaparición forzada de una persona, si la autoridad, funcionario o persona demandada no proporcionan elementos de juicio satisfactorios sobre su paradero o destino, el Juez deberá adoptar todas las medidas necesarias que conduzcan a su hallazgo, pudiendo incluso comisionar a jueces del Distrito Judicial donde se presuma que la persona pueda estar detenida para que las practiquen. Asimismo, el Juez dará aviso de la demanda de hábeas corpus al Ministerio Público para que

realice las investigaciones correspondientes. Si la agresión se imputa a algún miembro de la Policía Nacional o de

las Fuerzas Armadas, el juez solicitará, además, a la autoridad superior del presunto agresor de la zona en la cual la desaparición ha ocurrido, que informe dentro del plazo de veinticuatro horas si es cierta o no la vulneración de la libertad y proporcione el nombre de la autoridad que la hubiere ordenado o ejecutado.

23

3.4.8

Normas especiales de procedimiento

Según el art. 33º este proceso se somete además a las siguientes reglas:

  • a) No cabe recusación, salvo por el afectado o quien actúe en su nombre.

  • b) No caben excusas de los jueces ni de los secretarios.

  • c) Los jueces deberán habilitar día y hora para la realización de las actuaciones procesales.

  • d) No interviene el Ministerio Público.

  • e) Se pueden presentar documentos cuyo mérito apreciará el juez en cualquier estado del proceso.

  • f) El Juez o la Sala designará un defensor de oficio al demandante, si lo pidiera.

  • g) Las actuaciones procesales son improrrogables.

    • 3.4.9 Contenido de sentencia fundada Según el art.

34 º del C.P.C. La resolución que declara fundada la demanda de

hábeas corpus dispondrá alguna de las siguientes medidas:

  • a) La puesta en libertad de la persona privada arbitrariamente de este derecho; o

  • b) Que continúe la situación de privación de libertad de acuerdo con las disposiciones legales aplicables al caso, pero si el Juez lo considerase necesario, ordenará cambiar las condiciones de la detención, sea en el mismo establecimiento o en otro, o bajo la custodia de personas distintas de las que hasta entonces la ejercían; o

  • c) Que la persona privada de libertad sea puesta inmediatamente a disposición del Juez competente, si la agresión se produjo por haber transcurrido el plazo legalmente establecido para su detención; o

  • d) Que cese el agravio producido, disponiendo las medidas necesarias para evitar que el acto vuelva a repetirse.

3.4.10 Apelación

Según el

art. 35º

del C.P.C.

Sólo es apelable la resolución

que pone fin

a

la

instancia. El plazo para apelar es de dos días

24

3.4.11

Trámite de Apelación

Según el art. 36º del C.P.C Interpuesta la apelación el Juez elevará en el día los autos al Superior, quien resolverá el proceso en el plazo de cinco días bajo responsabilidad. A la vista de la causa los abogados podrán informar.

4.1 Casuística

CAPITULO IV

Marco jurídico

EXP N 01460-2016-PHC/TC

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

En Lima, a los 3 días del mes de mayo de 2016, el Pleno del Tribunal Constitucional, integrado por los magistrados Miranda Canales, presidente; Ledesma Narváez, vicepresidenta; Urviola Hani, Blume Fortini, Ramos Núñez, Sardón de Taboada y Espinosa-Saldaña Barrera, con el voto singular del magistrado Sardón de Taboada y el fundamento de voto del magistrado Espinosa-Saldaña Barrera, pronuncia la siguiente sentencia.

ASUNTO

Recurso de agravio constitucional interpuesto por don Alberto Fujimori Fujimori contra la sentencia de fojas 1484, de fecha 27 de enero de 2016, emitida por la Cuarta Sala Penal para Procesos con Reos en Cárcel de la Corte Superior de Justicia de Lima, que declaró improcedente la demanda de habeas corpus de autos.

25

HA RESUELTO

1.- Declarar IMPROCEDENTE la demanda en el extremo que concierne a la separación del magistrado César San Martín Castro por la supuesta infracción del 22 principio de imparcialidad.

2.- Declarar

INFUNDADA la demanda en lo

demás que

contiene.

Publíquese

y

notifíquese. Antecedentes

FUNDAMENTOS

Delimitación del petitorio

1. La demanda tiene por objeto que se declaren nulas las sentencias emitidas por la Sala Penal Especial y la Primera Sala Penal Transitoria, que se ordene un nuevo juicio oral y se disponga la inmediata libertad del demandante porque, según alega, se habría excedido todo plazo de detención.

Sobre la alegada vulneración del derecho al juez natural y del principio de legalidad procesal penal, como consecuencia del enjuiciamiento por magistrados supremos provisionales.

a) Argumentos del demandante

2. El demandante sostiene que, en el desarrollo del proceso penal, se ha vulnerado el derecho al juez natural y el principio de legalidad procesal penal, puesto que ' si bien su juzgamiento correspondía a la Sala Penal Especial de la Corte Suprema de Justicia del Perú, conforme al artículo 100 de la Constitución, esta debió estar integrada por jueces supremos titulares y no por jueces supremos provisionales. No cuestiona el hecho de que, por motivos de carga procesal, pueda asignarse jueces supernumerarios a las Salas supremas, pero enfatiza que para el juzgamiento de un ex presidente de la República, que se encuentra 401 instrucción como el juicio oral sean realizados por jueces supremos titulares, los protegido por el antejuicio político, es indispensable garantizar que tanto la cuales, a su parecer, "son menos propensos a ceder a presiones o influencias por parte del poder político". Por ello, según concluye que algunos de los magistrados que expidieron las sentencias impugnadas no cumplían con esta garantía.

26

Análisis de sentencia

El demandante del presente hábeas corpus alega que fue extraditado para ser juzgado en el Perú por tres delitos; pero que sin embargo, de acuerdo a una mención hecha en el parte resolutiva de su sentencia condenatoria (y en varias de la parte considerativa), realmente habría sido condenado en base a otra razón: la comisión de crímenes de lesa humanidad. Frente a ello, corresponde entonces analizar qué se entiende por crímenes de lesa humanidad y cuál es el carácter que tiene la referencia a esos crímenes en el fallo sometido a nuestro análisis.

2. En primer lugar el concepto de "crímenes de lesa humanidad", mencionado por el Ministerio Público y la parte civil en diferentes incidencias del proceso, no tienen una tipificación como figura delictiva. Implica en nuestro país una calificación hecha a ciertos delitos, por considerarlos violaciones graves generadas en el ejercicio abusivo del poder estatal, y que además, configuran el incumplimiento de obligaciones internacionales.

3. Dicho con otras palabras, en el Perú los denominados crímenes de lesa humanidad no están tipificados como delitos. Lo que existe es que, a propósito de considerar a ciertos delitos comunes como conductas calificables de crímenes de lesa humanidad, se predica de ellos determinadas cualidades adicionales. En este sentido, no se quiebra la doble imputación necesaria para habilitar una extradición, pues el hoy demandante de hábeas corpus ha sido condenado solo por los tres delitos por los cuales se concedió su extradición.

4. Resulta entonces importante precisar que un juez, mediante su labor jurisdiccional, no se encuentra habilitado para configurar delitos. Esa es una tarea que corresponde al legislador. Ahora bien, lo que si puede hacer un juez, en una dinámica de convencionalización del Derecho, es declarar que ciertos delitos comunes, al ser además crímenes de lesa humanidad, merecen y tienen determinadas cualificaciones adicionales.

5.

Este tipo

de afirmaciones, sin importar si éstas

fueron

consignadas en la parte

considerativa o parte resolutoria de una sentencia, tienen únicamente un carácter

declarativo. Los condenados por los delitos declarados como de lesa humanidad

27

deberían seguir su condena en base a condiciones que les corresponde por tratarse de tales, y cuyo cumplimiento, por cierto, no son de competencia de esos jueces. Dicha declaración, para mayores señas, no constituye una imputación penal, y por ende, por medio de esta no se deduce la responsabilidad penal del imputado, ni su relación o nivel de participación en los hechos investigados, ni determina el quantum de la pena a imponer, etc. Su establecimiento acarrea consecuencias más bien sobre las condiciones y los beneficios a invocar, entre las más conocidas.

6. No compete a este Tribunal Constitucional, en el presente proceso, evaluar si la judicatura ordinaria debe cumplir esta declaración de y cómo debe cumplirse. Lo que corresponde a este Tribunal, como se afirma también en el voto de la mayoría, es señalar que es infundado el extremo en el cual se alegaba el quiebre de la doble imputación por una mención a crímenes de lesa humanidad.

7. A ello solo convendría añadir que, si alguna autoridad actúa de una manera que no se condice con aquellas cualidades que se derivan de declarar a un delito común como crimen de lesa humanidad, actuación que podría darse en el plano de lo fáctico, una lógica consecuencia de encontrarnos dentro de un Estado Constitucional es que dicha actuación no se encontraría exenta de un eventual control, por lo menos en sede jurisdiccional, y en base a criterios ya reconocidos incluso por este mismo Tribunal Constitucional.

CONCLUSIONES

Sin dudas es el Habeas Corpus el mecanismo por excelencia de protección a la

libertad personal, así lo ha demostrado la historia, quien nos enseña que desde tiempos

inmemoriales el hombre ha buscado la forma de defenderse ante las arbitrariedades del

poder estatal. Por tanto, es importante, antes de terminar, dejar claro que el Hábeas

Corpus no es un procedimiento, sino un proceso. Su finalidad es velar por la libertad de

28

una persona y las resoluciones tomadas a partir de él responden a esta exigencia. Por

ejemplo: el derecho de ingresar, transitar y salir del territorio nacional, el derecho a no

ser incomunicado) ante violaciones o amenazas de violación provenientes de una

autoridad o de un particular. Lo puede presentar el mismo afectado o cualquier otra

persona en su nombre; si el Juez comprueba que efectivamente aquéllas se han

producido, ordena la inmediata libertad de la persona o, si fuera el caso, ordena que se

suspenda la violación o amenaza de violación de un derecho conexo a la libertad.

Como también a la vulneración de un debido proceso cuando el juez excede el

plazo de una prisión preventiva al procesado.

Este expediente que nos sirvió como modelo analizar y sobre todo teniendo

como valor primordial el RESPETO entre nosotros como ciudadanos de este mundo, es

así que concluyendo nos damos cuenta que tan grande son los valores y como deberían

influenciar en nuestro día a día para poder vivir en paz y armonía como seres humanos.

SUGERENCIAS

En primer lugar el Hábeas Corpus es un instituto de Derecho Público y Procesal, por tener origen y fundamento en la Constitución misma y estar destinado a la protección de la garantías conocidas en la doctrina como derechos públicos subjetivos

Dado, que teniendo en cuenta su importancia, es necesario poder delimitar los presupuestos legales para privar de libertad a una persona, a fin de estar en

29

condiciones de precisar cuándo procede una petición de Habeas Corpus. Presupuestos, que han de estar en correspondencia con las exacciones de la libertad y la seguridad jurídica, y de esta manera poder justificar las coacciones a un principio tan elemental como la plena libertad: condicionamiento indispensable y exclusivo para el desarrollo integral del ser humano.

Como último el Hábeas Corpus no consiste en determinar la responsabilidad penal de la persona a favor de quien se interpone, como dijimos, por medio de este proceso sólo se verifica si existe amenaza o afectación de la libertad individual y, en caso que esta se verifique, ordenar se repongan las cosas al estado anterior de la violación o amenaza de violación.

BIBLIOGRAFÍA

BLOG.PUCP.EDU.PE/BLOG/ARIOJABERMUDEZ/2013/03/22/HABEAS-CORPUS/

WWW.DEFINICIONABC.COM/DERECHO/HABEAS-CORPUS.PHP

HTTP://JUICIOPENAL.COM/DERECHOS-DEL-DETENIDO/EL-PROCEDIMIENTO-

HABEAS-CORPUS/

SAGÜÉS,

N.

P.

(1988).

DERECHO

PROCESAL

CONSTITUCIONAL

(SEGUN

EDICIÓN ACTUALIZADA Y AMPLIADA ED.). BUENOS AIRES: RAO SRL.

SAGÜÉS, N. P. (1988). DERECHO PROCESAL CONSTITUCIONAL "HABEAS CORPUS " (VOL. SEGUNDA EDICION ACTUALIZADA Y AMPLIADA). BUENOS AIRES: ASTREA.

30

FUENTES DE RED

http://www.monografias.com/trabajos79/proceso-amparo/proceso-amparo2.shtml

http://www.tc.gob.pe/tc/private/adjuntos/transparencia/pdf/marco_legal/Codigo_Procesal.p

df

http://www.tc.gob.pe/jurisprudencia_sistematizada/jurisprudencia_constitucional/proceso_

hc1m.

31