Vous êtes sur la page 1sur 118

PROTECCIONES ELECTRICAS

Luis Morán T. Ingeniero Civil Eléctrico (Ph.D.)

TABLA DE CONTENIDOS

Pág.

I.- Generalidades sobre las Protecciones Eléctricas

1

1.1.-

Objetivos

1

1.2.-

Condiciones de Seguridad

1

1.3.-

Daño a Equipos versus Continuidad de Servicio

1

1.4.-

Consideraciones Económicas

2

1.5.-

Planificación de un Sistema de Protección

2

1.6.-

Anormalidades contra las Cuales se Debe Proteger

2

1.7.-

Equipos de Protección

5

1.8.-

Diseño Preliminar de un Sistema de Protección

5

1.9.-

Características de Operación de un Sistema de Protección

6

1.10.- Seguimiento

7

II.- Componentes de un Sistema de Protección

8

2.1.-

Transformadores de medidas

8

2.1.1.-

Transformadores de corriente

8

2.1.2.-

Transformadores de potencial

17

2.2.-

Fusibles

18

 

2.2.1.-

Fusibles para baja tensión

19

2.2.2.-

Fusibles para media tensión

23

2.3.-

Interruptores de Potencia

27

2.3.1.-

Arco eléctrico

27

2.3.2.-

Formas de apagar el arco

29

2.3.3.-

Características constructivas de los interruptores

29

2.3.4.-

Especificación técnica de un interruptor de potencia

34

2.3.5.-

Aplicación de interruptores sobre 1000 m de altitud

38

2.3.6.-

Interruptores para reconexión automática

39

2.3.7.-

Desconectadores o Seccionalizadores

41

2.3.8.-

Interruptores de baja tensión

41

2.4.-

Relés de Protección

43

2.4.1.-

Generalidades

43

2.4.2.-

Características y principios de operación

44

2.4.3.-

Tipos de relés

45

III.- Esquemas de Protección

61

3.1.-

Introducción

61

3.2.-

Protección de transformadores

61

3.3.-

Protección de subestaciones

72

3.4.-

Protección de condensadores

76

3.5.-

Protección de cables

79

3.6.-

Protección de motores

82

3.7.-

Protección de generadores

91

IV.- Protección contra Fallas a Tierra

93

4.1.-

Introducción

93

4.2.-

Formas de puesta a tierra de un sistema eléctrico

93

4.3.-

Esquemas de protección contra fallas a tierra

96

4.4.-

Sensibilidad de las protecciones a tierra

97

V.- Protección contra Sobretensiones

98

5.1.-

Introducción

98

5.2.-

Origen de las sobretensiones

98

5.3.-

Dispositivos de protección contra sobretensiones

100

VI.- Protección de Líneas

102

6.1.-

Introducción

102

6.2.-

Protecciones de distancia

102

6.3.-

Impedancia y ángulo característico de la línea

102

6.4.-

Protección de distancia polifásica

103

6.5.-

Zonas de alcance en protecciones de distancia

103

6.6.-

Protección de distancia Carrier

106

VII.- Coordinación de Protecciones

111

7.1.-

Introducción

111

7.2.-

Información requerida

111

7.3.-

Zonas de protección

112

7.4.-

Requerimientos de protección

113

7.5.-

Intervalos de coordinación

113

7.6.-

Corrientes de pickup

114

7.7.-

Característica Tiempo-Corriente

115

7.8.-

Selección de la escala de corriente

115

7.9.-

Procedimiento detallado

115

Apuntes de Protecciones Año 2000

CAPITULO I GENERALIDADES SOBRE LAS PROTECCIONES ELECTRICAS

1.1.- Objetivos:

Los principales objetivos de un sistema de protecciones consisten en proveer seguridad a las personas, minimizar el daño a los componentes de un sistema eléctrico y limitar la extensión así como la duración de una falla. Las causas de una falla son en la mayoría de los casos impredecibles, aunque en general se deben a errores humanos, condiciones de operación adversas, o por el mal funcionamiento o incorrecta especificación de un equipo. Un sistema eléctrico debe estar concebido de manera que pueda autoprotegerse despejando fallas automáticamente.

1.2.- Condiciones de Seguridad:

La prevención de accidentes en las personas debe considerarse como el principal objetivo de un sistema de protecciones. Para ello, los dispositivos de interrupción deben estar dimensionados correctamente y las partes energizadas deben estar lo suficientemente aisladas de manera de no exponer al personal a grandes riesgos (explosión, fuegos, arcos o golpes de corriente). La seguridad del personal debe tener prioridad sobre la continuidad del servicio, daño a equipos o consideraciones de tipo económicas.

1.3.- Daño a Equipos versus Continuidad de Servicio:

En general se hace difícil compatibilizar los requerimientos de continuidad de servicio con una máxima protección a equipos en un sistema de protecciones eléctricas. Muchas veces al darle prioridad a la continuidad de servicio, se sacrifica en cierta medida el grado de protección a determinados equipos y a las personas. Un caso típico lo constituyen los sistemas aislados de tierra o aterrizados a través de una alta resistencia. Este tipo de sistema de distribución ofrece mayor continuidad de servicio, debido a que la magnitud de las corrientes de falla monofásica son bajas, por lo que se requiere de sistemas de protecciones más sofisticados. En sistemas eléctricos donde la interrupción del servicio no es muy crítica, las protecciones deben diseñarse de manera de minimizar el daño a los

Luis Morán T.

1

Apuntes de Protecciones Año 2000

equipos manteniendo una buena continuidad de servicio. Tomando en cuenta que el principal objetivo es el de ofrecer una buena selectividad de manera de minimizar el número de equipos a desenergizar en caso de falla, en la mayoría de los casos se va a preferir desconectar un equipo dañado tan pronto la falla se detecte.

1.4.- Consideraciones Económicas:

El costo de un sistema de protecciones no debe ignorarse y en la mayoría de los casos determinará el grado de protección adecuado o razonable para un equipo o sistema de distribu- ción. En el costo del sistema de protecciones no sólo debe considerarse la inversión inicial, sino que también debe evaluarse el costo de operación y mantención del sistema. Con un adecuado diseño que necesariamente involucrará un mayor costo inicial en el proyecto, un sistema eléctrico puede ofrecer buenas características de confiabilidad, flexibilidad y rendimiento. Sin embargo, existe un valor máximo a invertir en un sistema de protecciones, valor que depende, entre otras cosas, de la importancia que tiene el equipo a proteger en la operación del sistema. En general, se acepta como razonable, un costo cercano al 5% de la inversión total.

1.5.- Planificación de un Sistema de Protección:

Las principales pautas a seguir en el diseño de un sistema de protección son las siguientes:

a) Aislar rápidamente la parte dañada del sistema de manera de mantener suministro normal de energía minimizando el daño a los equipos.

b) Minimizar la corriente de cortocircuito del sistema, reduciendo de esta forma el posible daño al sistema, sus componentes y los equipos que energiza. Una forma de reducir la corriente de cortocircuito en sistemas de distribución consiste en especificar transformadores de potencia con alta reactancia de dispersión o bien conectar reactores en serie a las barras del sistema de distribución. Otra forma de reducir la amplitud de la corriente de cortocircuito consiste en usar dispositivos de protección extra rápidos, que puedan despejar la falla antes que la corriente alcance el valor máximo (5 milisegundos).

c) Proveer circuitos alternativos, con reconexión automática, para minimizar la duración de la falla o bien proveer caminos alternativos para la energización del sistema.

Luis Morán T.

2

Apuntes de Protecciones Año 2000

1.6.- Anormalidades contra las cuales se debe proveer protección:

Las principales fallas que pueden ocurrir en un sistema eléctrico son los cortocircuitos y las perturbaciones. Los cortocircuitos se producen por diferentes causas, como ser fallas en la aislación por un exceso de humedad, daños mecánicos en equipos, o bien por pérdida de la rigidez dieléctrica debido a sobrecargas excesivas o mala utilización del equipo. Una perturbación es la condición que permite continuar la operación del sistema, pero puede dañar ciertos equipos si se prolonga más de un tiempo prudente. Entre las perturbaciones existentes, las más comunes son las sobrecargas, sobretensiones, oscilaciones y los desequilibrios de fases. Sobrecargas se producen por un mal dimensionamiento o mala mantención (mal alineamiento del eje de un motor, rodamientos gastados, etc.). Mala operación también constituye una causa de calentamiento. Estas pueden ser partidas frecuentes de un motor, tiempos de aceleración demasiado largos o ventilación obstruida. Un equipo se encuentra sobrecargado cuando su corriente es superior al valor nominal indicado en la respectiva placa. Las sobretensiones son peligrosas por las siguientes razones:

- Someten a las aislaciones a esfuerzos que las envejecen y pueden llegar a destruirlas.

- En casos de duración prolongada traen como consecuencia daños en los equipos tanto de los usuarios, como en equipos de generación y en las líneas de transmisión.

- En caso de fallar el aislante se producen cortocircuitos.

El daño que una sobretensión pueda provocar en un equipo eléctrico depende tanto de la magnitud y duración, como de la pendiente de crecimiento que tenga. Así, sobretensiones de gran magnitud pero corta duración pueden perforar una aislación producto del excesivo dv/dt. Las causas más frecuentes de aparición de oscilaciones se producen durante la conexión y desconexión de cargas de alta potencia. En este caso, producto de la variación de la potencia entregada por el sistema, se producen cambios en los ángulos de torque de los generadores sincrónicos. El valor del nuevo ángulo de torque se logra después de un cierto número de oscilaciones amortiguadas, pudiendo en algunos casos perder su sincronismo, lo que se traduce generalmente en una sobrecorriente y en la generación de esfuerzos mecánicos importantes tanto en el generador como en su máquina motriz.

Luis Morán T.

3

Apuntes de Protecciones Año 2000

Los desequilibrios en las cargas se deben principalmente por la ocurrencia de una o dos

fases abiertas. Aunque los desequilibrios no producen altas corrientes, sus consecuencias no

deben despreciarse, ya que producen vibraciones y calentamientos excesivos en motores y

generadores. Tanto en motores como en generadores, los desequilibrios en tensiones generan la

circulación de corrientes de secuencia negativa en los estatores, las que inducirán corrientes de

alta frecuencia en los devanados del rotor, aumentando significativamente su temperatura.

Los cortocircuitos pueden ser bifásicos, trifásicos o bien entre una o más fases y tierra.

Cada una de estas fallas genera corrientes con formas de onda muy características. De igual

forma, el cortocircuito puede realizarse con baja impedancia de falla (cortocircuito franco) o a

través de un arco. Fallas con arco tienen una impedancia relativamente alta, lo que limita la

corriente de cortocircuito, pero de igual forma, este tipo de falla puede producir un gran daño al

sistema, producto de la alta energía liberada durante el arco.

El sistema eléctrico debe protegerse contra las mayores corrientes de falla (en general co-

rresponden a un cortocircuito trifásico). Sin embargo, debe tenerse en cuenta que la protección

puede no operar a tiempo en el caso de corrientes de cortocircuito menores. Esto es, un sistema

de protección puede no necesariamente proporcionar un despeje adecuado para fallas con arco.

Otras fuentes de fallas las constituyen los rayos, o bien las sobretensiones generadas por

operación de interruptores o por pérdida de sincronismo de grandes motores. Este tipo de falla no

alcanzan a ser detectadas por las protecciones de sobrecorriente, por lo que deben ser despejadas

con otros tipos de relés o por para-rayos.

De los diferentes tipos de cortocircuito que pueden ocurrir en un sistema de potencia, la

falla monofásica a tierra es la que tiene mayor incidencia. Estudios estadísticos demuestran que el

porcentaje de ocurrencia de los diferentes tipos de falla es el siguiente:

TABLA 1.1 Probabilidad de Ocurrencia de Fallas

Tipo de Falla

% de Ocurrencia

Monofásica a Tierra

85

Bifásica

8

Bifásica a Tierra

5

Trifásica

2 o menos

Luis Morán T.

4

Apuntes de Protecciones Año 2000

De igual forma, se ha comprobado que de los diferentes equipos que conforman un

sistema eléctrico de potencia, los que tienen mayor probabilidad de ocurrencia de falla son las

líneas aéreas. La probabilidad de ocurrencia de fallas en otros equipos se detalla a continuación:

TABLA 1.2 Tasa de Ocurrencia de Fallas en Equipos Eléctricos

EQUIPO

% Ocurrencia

Línea de Transmisión Aérea

50

Cables

10

Switchgear

15

Transformador

12

Transformador de Medida

2

Equipos de Control

3

Otros

8

1.7.- Equipos de Protección:

Generalmente, los sistemas de protección se componen de sensores que son los en-

cargados de detectar las condiciones anormales de operación (relés), y de un dispositivo

encargado de desconectar el equipo dañado (interruptor). En media y alta tensión estos dos

equipos constituyen unidades independientes y se comunican entre sí, a través de circuitos de

control. En baja tensión, el interruptor y el relé constituyen una sola pieza. En el caso de los

fusibles, el interruptor y el sensor lo constituye el filamento. En el caso de los sistemas en alta

como en media tensión, los relés se conectan a través de transformadores de medida al circuito de

potencia.

1.8.- Diseño preliminar del sistema de protección:

Las principales etapas que hay que considerar en el diseño de un sistema de protección

son las siguientes:

a) Determinar los requerimientos de protección del sistema eléctrico, incluyendo tamaño, tipo

y características de operación.

b) Proceder a un efectuar un diseño preliminar, determinando las corrientes de cortocircuito en

cada punto del sistema junto a los requerimientos de protección.

c) Hacer un análisis de las características tiempo-corriente de manera de lograr una adecuada

selectividad en la operación.

Luis Morán T.

5

Apuntes de Protecciones Año 2000

d) Seleccionar protecciones contra fallas a tierra junto a sus características de ajuste.

e) Seleccionar las protecciones especiales.

Además, en esta etapa se deben considerar numerosos factores que están relacionados con el posterior desempeño de las protecciones. Estos factores responden a consideraciones técnicas, económicas y físicas como se muestra en la Figura 1.1.

PRINCIPALES CONSIDERACIONES ELÉCTRICAS ECONÓMICAS FÍSICAS CARACTERÍSTICAS SISTEMA DE POTENCIA IMPORTANCIA
PRINCIPALES
CONSIDERACIONES
ELÉCTRICAS
ECONÓMICAS
FÍSICAS
CARACTERÍSTICAS
SISTEMA DE POTENCIA
IMPORTANCIA
FACILIDADES DE
OPERATIVA
MANTENCIÓN
INSTALACIÓN
COSTO
CONDICIONES DE
MÁXIMA Y MÍNIMA
CORRIENTE DE FALLA
TIPO DE
DEL EQUIPO
OPERACIÓN
FALLA
TRANSFORMADORES
CONDICIONES
DE CORRIENTE
DE ESTABILIDAD
ESTABILIDAD DE
PROTECCIÓN
EFECTO DE FALLA
EN OTROS EQUIPOS
COSTO DE LAS
PROTECIONES
C/R AL COSTO
DEL EQUIPO
TRANSFORMADORES
CARACTERÍSTICA
DE POTENCIAL
DEL EQUIPO
AJUSTE Ipick Y
TIEMPO OPERACIÓN
RELÉS Y EQUIPOS
AUXILIARES
DISTANCIA ENTRE
PUNTOS DE PROTECCIÓN
TIPO DE PUESTA
A TIERRA
BURDEN
DE CABLES
DISPONIBILIDAD
HILO PILOTO

Fig. 1.1. Concepción de un Sistema de Protecciones.

1.9.- Características de Operación de un Sistema de Protección:

Las principales características de operación de un sistema de protección que deben ser

consideradas en la etapa de diseño y especificación de los equipos son las siguientes:

a) Confiabilidad: Es una forma de medir la operación correcta de un sistema de protección, en términos de dependencia (responder cuando se le requiera) y de seguridad (evitar operacio- nes innecesarias).

b) Selectividad: La selectividad de un sistema de protección se refiere a la capacidad de detec- tar una falla y despejarla en el menor tiempo y con la mínima cantidad de interruptores. Un

Luis Morán T.

6

Apuntes de Protecciones Año 2000

sistema de protección bien diseñado y correctamente coordinado debiera ser capaz de proveer máxima continuidad de servicio con mínima cantidad de desconexiones.

c) Velocidad: Es la habilidad de una protección de despejar una falla lo más rápido posible, minimizando el daño a los equipos. La velocidad de operación debe ajustarse de manera que no resulte lenta ni tampoco muy rápida. Una operación lenta podría provocar daños irreparables al equipo que se protege, mientras que una operación muy rápida podría provocar operaciones indebidas producto de fenómenos transitorios en el sistema. En líneas de transmisión, la velocidad de operación de los interruptores tiene directa incidencia en la estabilidad del sistema.

d) Simplicidad: Generalmente se refiere a la forma como se conectan y se ubican físicamente las protecciones en el sistema eléctrico. Una buena disposición de los equipos (transformadores de medida, interruptores y relés) facilita la labor de mantención. Mientras más simple sea el sistema de protección (esto significa pocos componentes) se aumentan los índices de confiabilidad debido a que se disminuye el número de equipos que pueden fallar.

e) Costo: Siempre se busca lograr máxima protección a un mínimo costo. Se puede diseñar un sistema que presente altos índices de confiabilidad pero a un elevado costo.

1.10.- Seguimiento:

Las características de operación de un sistema de protección requieren de una constante revisión. Este proceso en general incluye una instalación adecuada, pruebas y calibración conve- nientes y de un buen programa de mantención, incluyendo pruebas y calibraciones cada cierto tiempo.

Luis Morán T.

7

C A P I T U L O

II

Apuntes de Protecciones Año 2000

COMPONENTES DE UN SISTEMA DE PROTECCION

2.1.- Transformadores de Medida:

Un transformador de medida es un equipo diseñado para reproducir en su circuito secundario la corriente o tensión primaria de manera que puedan ser utilizados en circuitos de medidas, control, o en dispositivos de protección. La relación entre señales primarias y

secundarias debe ser lo más exacta posible, conservando la misma fase, y manteniendo el mínimo error de transformación en las respectivas magnitudes.

A través de los transformadores de medidas se sensan las señales que los relés de

protección deben vigilar. Estos equipos proporcionan señales de tensión y corriente en el devanado secundario de amplitudes bajas y normalizadas. El principal objetivo de los transformadores de medida es proveer una aislación galvánica entre el circuito de potencia y los circuitos de medida, control o protección. De esta manera se brinda una efectiva protección tanto a los instrumentos como a las personas. Dependiendo de la señal que midan, los transformadores de medidas se clasifican en transformadores de corriente o en transformadores de potencial.

2.1.1.- Transformador de corriente:

Un transformador de corriente es un dispositivo capaz de transformar las corrientes de línea de un circuito de potencia en valores de corrientes normalizadas de menor amplitud. El transformador de corriente también aísla los instrumentos de medida del circuito primario en alta tensión. La bobina primaria del T/C se conecta en serie al circuito de potencia mientras que la bobina secundaria se enrolla en el núcleo magnético del T/C, y sus terminales se conectan al instrumento o equipo de protección. De acuerdo a las características constructivas de la bobina primaria, los T/C se clasifican en:

a) T/C tipo bobinado:

La bobina primaria se enrolla con una o más vueltas al núcleo de fierro. Las bobinas pri-

marias y secundarias se encuentran aisladas entre sí y también están aisladas del núcleo.

Luis Morán T.

8

Apuntes de Protecciones Año 2000

b) T/C tipo barra:

Consiste en un conductor fijo, aislado, en forma de barra o tubo, como bobina primaria que atraviesa el núcleo de fierro, en general de forma toroidal al que se ha enrollado la bobina secundaria.

c) T/C tipo ventana:

Es aquel que consta solamente de una bobina secundaria enrollada alrededor de núcleo de fierro y en el cual la bobina primaria no forma parte del T/C propiamente tal.

d) T/C tipo bushing:

Tiene un núcleo de fierro toroidal al cual se ha enrollado la bobina secundaria pero no tiene bobina primaria. Va montado en el bushing de los transformadores de potencia y la bobina primaria la forma el cable conductor del circuito de potencia.

El valor nominal normalizado de la corriente secundaria es 5 o 1 Amperes.

A.- Especificaciones Técnicas de un T/C:

Las

principales

características

técnicas

que

deben

seleccionar un T/C son las siguientes:

ser

indicadas

al

momento

de

a) Corriente nominal:

La corriente nominal máxima debiera ser igual o mayor a la máxima corriente de operación del circuito en donde se ha conectado el T/C. Las magnitudes de las corrientes inrush también deben ser consideradas, específicamente con respecto al efecto que puede tener en instrumentos de medidas o en relés de protecciones.

b) Factor de sobrecarga:

Es una constante dada por el fabricante, que indica cual es la máxima corriente primaria que puede circular a través del T/C en forma permanente sin exceder la temperatura máxima de los enrollados para una temperatura ambiente de 30º C. El factor de sobrecarga (rating factor RF)

Luis Morán T.

9

Apuntes de Protecciones Año 2000

normalizado es de 1.0 - 1.33 - 1.5 - 2.0 - 3.0 o 4.0. Por ejemplo un T/C de 100/5 con un RF igual

a 1.5 puede operar en forma permanente con 150/7.5 A.

c) Corriente térmica de tiempo corto:

Es la máxima corriente simétrica, valor RMS, que puede circular por el primario durante

1 segundo, con las bobinas secundarias en cortocircuito, sin exceder las temperaturas máximas

que toleran las aislaciones de las bobinas primarias y secundarias respectivamente.

d) Corriente mecánica de tiempo corto:

Es la máxima corriente asimétrica de cortocircuito que el T/C es capaz de soportar sin que

se dañe físicamente. Este tipo de corriente se especifica solamente en T/C tipo bobinado.

Cooresponde al valor máximo de la amplitud de la corriente del primer ciclo, que circula por la

bobina primaria estando el secundario en cortocircuito. Se le denomina también corriente

dinámica y se define como: I din = 2.5 I térmica .

e) Tensión de Impulso:

El BIL (Basic Impulse Voltage Level) se especifica de acuerdo al voltaje nominal del

sistema. La tabla 2.1 muestra los valores del BIL de los T/C de acuerdo a la tensión nominal del

sistema de distribución.

TABLA 2.1 BASIC IMPULSE NOMINAL LEVELS PARA TRANSFORMADORES DE CORRIENTE

Voltaje Nominal del Sistema kV

Máxima Tensión fase-neutro kV

BIL and full wave crest kV

0.6

0.38

 

10

2.4

1.53

45

4.8

3.06

60

8.32

5.29

75

13.8

8.9

110 ó 95

25.0

16.0

150

ó 125

34.5

22.0

200

ó 150

Luis Morán T.

10

Apuntes de Protecciones Año 2000

f) Voltaje nominal:

Corresponde a la tensión entre línea del circuito de potencia. Los T/C pueden operar hasta con un 10% por sobre el voltaje nominal.

B.- Precisión:

El comportamiento de un relé de protección depende de la clase de precisión que el T/C mantenga no sólo a corriente nominal pero también para las corrientes de falla. El grado de preci- sión para altas corrientes depende de la sección transversal del núcleo y del número de vueltas del secundario. Mientras mayor sea la sección transversal del T/C, mayor es el flujo magnético que puede desarrollarse antes de alcanzar el punto de saturación. La saturación del T/C genera un alto error en la razón de transformación. Por otro lado, un gran número de vueltas en el devanado secundario requiere de un menor flujo magnético para inducir la corriente secundaria que debe circular a través del relé. La norma ANSI/IEEE C57-13-1978 define las clases de precisión de los T/C con las letras C y T junto a un número de clasificación. La letra C indica que el error inducido en la razón de transformación puede calcularse mientras que T indica que este error ha sido determinado experimentalmente. El número de clasificación indica el voltaje que debe inducirse en el secundario con una carga normal (burden según lo especificado en Tabla 2.2) y operando con una corriente igual a 20 veces la corriente nominal primaria sin que se exceda en más de un 10% el error en la razón de transformación. Aún más, el error de razón no debiera exceder del 10% para ninguna corriente en el rango de 1 a 20 veces la corriente nominal. Las tensiones nominales secundarias son 10, 20, 50, 400 y 800 V.

Ejemplo:

C 200 significa que el error de transformación puede calcularse y no excederá el 10% para corrientes primarias entre 1 y 20 In con un burden de 2.0 . El voltaje máximo que debe inducirse en el secundario para generar esta corriente con un burden nominal es:

máximo voltaje secundario = 200 V Vs = 20 x 5A x 2

Luis Morán T.

11

Apuntes de Protecciones Año 2000

Los transformadores Clase C agrupan a los T/C tipo bushing, cuyas bobinas se encuentran uniformemente distribuidas, o cualquier otro tipo de T/C cuyo flujo magnético de dispersión tenga un efecto despreciable en la razón de transformación. Los transformadores Clase T, agrupan a la mayoría de los transformadores del tipo bobinado, o bien aquellos en los cuales el flujo de dispersión tiene un efecto apreciable en la razón de transformación. Las normas europeas distinguen entre T/C para uso en instrumentación y en protecciones. Los T/C a usarse en sistemas de protección se designan con la letra P y tienen un error entre 5 y 10%, a burden nominal expresado en VA, y corriente nominal. Las normas europeas distinguen tres tipos de T/C designados por las siglas TPX, TPY y TPZ. Los transformadores de corrientes designados por las letras TPX corresponden a unidades con núcleo magnético uniforme (sin entrehierro), error de razón de 0.5%, y una constante de tiempo del circuito secundario de 5 segundos o más. Puede usarse con otros T/C del tipo TPX o TPY en sistemas de protecciones. Los transformadores del tipo TPY constan de un entrehierro en su circuito magnético, tie- nen una constante de tiempo en su circuito secundario que fluctúa entre 0 y 10 segundos. Tienen un error de razón de ± 1% y son más caros que los TPX. La transformación de la componente continua de corriente presente en efectos inrush y en fallas no es tan precisa como en los TPX. Su principal ventaja es que el flujo remanente es pequeño comparado con transformadores tipo TPX. Por último, los tranformadores tipo TPZ poseen un núcleo lineal, con una constante de tiempo de 60 ± 6 ms para 50 Hz, y de 50 ± 5 ms para uso en 60 Hz. El error de razón es ± 1% para corriente nominal primaria. Su principal uso es en circuitos de alta tensión, en los cuales las corrientes de falla presenten una elevada componente continua, la que se refleja al circuito secun- dario sin mayor atenuación.

C.- Burden :

El burden de un transformador de corriente corresponde a la carga conectada en los termi- nales del devanado secundario. El burden de un T/C se especifica en base a los Volts-Amperes con su respectivo factor de potencia para una determinada corriente, o bien en función de la impedancia total especificando el valor de la reactancia. El término burden se usa para diferenciar la carga del T/C de la impedancia del circuito de potencia. El burden nominal de un transformador de corriente corresponde a la máxima carga que se le puede conectar en forma

Luis Morán T.

12

Apuntes de Protecciones Año 2000

permanente, sin exceder los valores máximo de error de razón y ángulo indicados por el

fabricante. La siguiente tabla indica valores de burden normalizados.

TABLA 2.2 Burden Standard para Transformadores de Corriente con 5 A Secundarios.

Designación

Resistencias

Inductancia

Impedancia

Volt-Amp

Factor

del Burden

[Ohms]

[mHy]

[Ohms]

(con 5A)

Potencia

Burden para Relés

B-1

0.5

2.3

1.0

25

0.5

B-2

1.0

4.6

2.0

50

0.5

B-4

2.0

9.2

4.0

100

0.5

B-8

4.0

18.4

8.0

200

0.5

 

Burden para Instrumentos

 

B-0.1

0.09

0.116

0.1

2.5

0.9

B-0.2

0.18

0.232

0.2

5.0

0.9

B-0.5

0.45

0.580

0.5

12.5

0.9

B-0.9

0.81

1.040

0.9

22.5

0.9

B-1.8

1.62

2.080

1.8

45

0.9

D.- Características de Excitación :

Las características de excitación dadas por el fabricante indican la relación entre la co-

rriente de excitación y el voltaje secundario. Estos valores se obtienen ya sea en forma

experimental (prueba de circuito abierto realizada en el secundario midiendo valores efectivos de

tensión y corriente) o en forma teórica a partir de sus valores de diseño. Para los transformadores

Clase T, se entregan curvas de sobrecorriente, indicando la magnitud de las corrientes primarias y

secundarias, para un rango entre 1 y 22 veces la corriente primaria nominal. Se entrega una curva

para cada valor de burden nominal.

E.- Polaridad :

Los puntos de polaridad indican la dirección instantánea de las corrientes primarias y se-

cundarias. En el mismo instante en que la corriente primaria está entrando por el punto de polari-

dad, la corriente secundaria está saliendo por el punto de polaridad indicado. Los puntos de pola-

ridad primario y secundario se indican por las letras H1 y X1 respectivamente.

Luis Morán T.

13

Apuntes de Protecciones Año 2000

F.- Conexiones :

En circuitos trifásicos los T/C se pueden conectar en estrella, delta abierta o en delta. La conexión en estrella es útil cuando se requiere medir o sensar corrientes de falla a tierra. En la co- nexión en V (o delta abierta) se usan solo 2 T/C. Este esquema sirve para detectar fallas trifásicas o de línea a línea. La conexión en delta requiere de 3 T/C y se usa principalmente para protección diferencial de transformadores de potencia Y-. En el lado de la Y del transformador de potencia los T/C se conectan en y en lado de la estos se conectan en Y. De esta manera se compensan los desfases en las corrientes primarias y secundarias producto de la conexión del transformador de potencia

G.- Operación en Vacío :

Una importante característica de operación consiste en el cuidado que se debe tener para no operar nunca un T/C con el secundario en circuito abierto. Si por casualidad se opera el T/C con el secundario en circuito abierto, se debe verificar la aislación del devanado secundario. La diferencia entre un T/C y transformador de potencia radica en la forma como se conec- tan al sistema. El T/C al ir conectado en serie al circuito de potencia no determina su corriente de excitación. Por esta razón, al quedar con el secundario en circuito abierto, toda la corriente pri- maria se transforma en corriente de excitación, generando un alto valor de Fuerza Magneto Motriz (N 1 Ip). Al estar la bobina secundario en circuito abierto no hay una FMM que contrarreste este efecto generándose altas tensiones entre sus terminales.

H.- Saturación :

El problema de saturación magnética se genera debido a la inducción de una densidad de flujo alta. La inducción de una densidad de flujo alta se produce por una excesiva corriente en el primario, por presencia de flujo magnético residual o por un burden demasiado grande. Al operar el T/C en la zona de saturación, la precisión del T/C disminuye y la forma de onda en el secundario se puede distorsionar debido a la presencia de armónicas. En este caso la corriente en el secundario es menor al valor que debería obtenerse de acuerdo a la razón de transformación. Los problemas de saturación en general no son dañinos para el T/C propiamente tal, pero si afectan su operación, alterando la razón de transformación y distorsionando la forma de onda de

Luis Morán T.

14

Apuntes de Protecciones Año 2000

la corriente secundaria. En este caso, el mayor peligro consiste en la no operación de las protecciones de sobre corriente provocando una descoordinación en el sistema. El punto de saturación de un transformador de corriente se define como aquel punto de operación, en donde un 10% de aumento en la tensión secundaria producirá un aumento de un 50% en la corriente de excitación. Para evitar o minimizar problemas provocados por la saturación, es necesario disminuir el burden del T/C lo más posible. En sistemas en que la corriente de falla es 20 o más veces la co- rriente nominal del T/C este último debe cambiarse, o bien disminuir el burden o cambiar el tap.

debe cambiarse, o bien disminuir el burden o cambiar el tap. Fig. 2.1. Curvas de saturación

Fig. 2.1. Curvas de saturación de transformadores de corriente.

2.1.2 Transformador de Potencial :

Un transformador de potencial es un transformador convencional que consta de una bobina primaria y otra secundaria enrollada en el mismo núcleo. Los T/P convencionales son

Luis Morán T.

15

Apuntes de Protecciones Año 2000

unidades nonofásicas diseñadas de manera de mantener una relación constante entre las tensiones

primarias y secundarias. La tensión primaria del T/P está determinada por el voltaje del sistema

de potencia y en la mayoría de los casos la tensión secundaria es de 120V.

Los transformadores de potencial se dividen en dos grandes grupos:

- Transformadores Electromagnéticos.

- Transformadores Capacitivos.

La ventaja del segundo sobre el primero es sólo económica, pues el precio de los

transformadores electromagnéticos para tensiones superiores a los 110 kV es mayor a los del tipo

capacitivos. Sin embargo, los T/P de tipo capacitivo presentan limitaciones de respuesta ante

fenómenos transitorios, pero su uso en alta tensión está ampliamente extendido.

A.- Clase de Precisión:

La precisión de un T/P no cambia al operar con una tensión primaria de ± 10% del valor

nominal. Las clases de precisión de un T/P varían entre 0.3 - 1.2, representando el % de error en

la razón de transformación. Estas clases de precisión son suficientes para la operación con relés

de protección. Los burden normalizados para un T/P con secundario en 120 V se muestran en la

siguiente tabla.

TABLA 2.3 BURDEN NORMALIZADO PARA TRANSFORMADORES DE POTENCIAL

Designation

VA

Power

Resistance

Inductance

Impedance

Factor

(Ohms)

(Henries)

Ohms

W

12.5

0.10

115.2

3.04

1152

X

25

0.70

403.2

1.09

576

Y

75

0.85

163.2

0.268

192

Z

200

0.85

61.2

0.101

72

ZZ

400

0.85

30.6

0.0503

36

M

35

0.20

82.3

1.07

411

Es importante no exceder el valor del burden máximo especificado por el fabricante, de ma-

nera de no dañar su aislación ni de disminuir su vida útil. Los puntos de polaridad en el primario

y secundario se designan por H1 y X1 respectivamente.

Para la medición de fenómenos transitorios o de frecuencia distinta de la nominal, los T/P

presentan una serie de limitaciones debido al aumento en el error de razón inducido en señales de

Luis Morán T.

16

Apuntes de Protecciones Año 2000

alta frecuencia. En los transformadores electromagnéticos, su precisión dependerá de la

capacidad de los devanados, pero su respuesta hasta la armónica 30 es lo suficientemente buena

para que puedan utilizarse sin problemas en tensiones de hasta 30 kV. Para tensiones superiores

pueden presentarse resonancias entre el valor de L y C del T/P, por lo que se hace necesario

conocer la curva de respuesta en frecuencia para determinar en forma exacta el modelo.

El transformador de potencial es similar al transformador de potencia, pues ambos tienen

por finalidad transformar el voltaje primario. Sin embargo, la diferencia entre estos dos dispositi-

vos radica en que el transformador de potencial se especifica en términos del máximo burden que

puede conectarse al devanado secundario sin exceder los errores de razón y ángulos especificados

por el fabricante. El transformador de potencia se define en términos de máxima carga que puede

conectarse al secundario sin exceder los valores máximos de temperatura. El error de razón y

ángulo especificado, de acuerdo a la clase de precisión es la siguiente:

TABLA 2.4 Errores de Razón y Angulo de Acuerdo a la Clase de Precisión Para ±±±± 10% Vn, de 0 a 100% Burden

Clase

Error de razón

Error de ángulo

0.3

0.997-1.003

± 15 minutos

0.6

0.994-1.004

± 30 minutos

1.2

0.988-1.012

± 60 minutos

B.- Conexiones:

La conexión de los transformadores de potencial puede hacerse en delta, delta abierta o en

estrella. En sistemas balanceados la conexión de los T/P se hace en delta abierta. En sistemas que

tienen cargas monofásicas, la conexión de los T/P se hace en estrella, especialmente en sistemas

de medición. Conexiones con delta abierta en T/P empleados en sistemas con neutro aislado

generalmente llevan una resistencia de carga en el secundario a fin de evitar posibles problemas

de ferro-resonancia.

La conexión usual de los T/P es entre fase y tierra, si bien en ciertos casos se usan dos T/P

conectados entre fases (conexión en “V”). Este tipo de conexión se usa en sistemas de medidas

en media tensión, pero no para propósitos de protección, al no permitir la obtención de tensiones

fase-neutro que son necesarias para muchos sistemas de protección. Otra de las ventajas de la

conexión fase neutro en los sistemas con neutro aislado o aterrizado a través de resistencia es que

Luis Morán T.

17

Apuntes de Protecciones Año 2000

las sobretensiones inducidas en los secundarios ante una falla en el primario del propio T/P son menos dañinas.

C.- Protecciones:

La conveniencia de usar fusibles en la protección de transformadores de potencial se ha dis- cutido durante muchos años sin llegar a una conclusión final. El propósito del fusible es proteger al sistema de potencia desenergizando un T/P dañado. Nuevos criterios adoptados respecto a este tema recomiendan el uso de fusibles limitadores de corriente o equivalente para ser conectados a conductores del sistema de potencia que no estén aterrizados.

Los transformadores de potencial construidos con condensadores están constituidos por un divisor capacitivo al cual se conecta un transformador con bobinas en paralelo, cuya tensión nominal varía de 6 a 20 kV. Una ventaja importante desde el punto de vista económico de este transformador, es que puede utilizarse para la inyección de señales de alta frecuencia en las líneas de alta tensión, especialmente para esquemas de protección del tipo carrier. La inyección de estas señales de alta frecuencia no alteran las características del transformador de tensión. El esquema del transformador de tensión capacitivo se muestra en la siguiente figura.

Vp

C 1 L1 C 2 6 - 20 kV
C
1
L1
C
2
6 - 20 kV

T/P

en la siguiente figura. Vp C 1 L1 C 2 6 - 20 kV T/P Vs

Vs

Fig. 2.2.- Esquema de un transformador de tensión capacitivo.

La bobina L1 es de núcleo magnético y se usa para compensar el error de ángulo introducido por la variación de frecuencia de las señales de voltaje sensadas.

Luis Morán T.

18

2.2 Fusibles

Apuntes de Protecciones Año 2000

Un fusible es un dispositivo de protección contra sobrecorrientes que opera al quemarse el

elemento sensor de corriente debido a la circulación de una corriente superior al valor especifi- cado. Las principales características de operación de un fusible son las siguientes:

a) Combina el elemento sensor y de interrupción en una sola unidad.

b) Su operación depende de la magnitud y duración de la corriente que fluye a través de él.

c) No puede usarse como un dispositivo para abrir o cerrar un circuito.

d) Es un dispositivo monofásico. Sólo el fusible de la fase dañada operará quedando las otras fases activas.

e) Después de haber operado debe cambiarse, ya sea completamente o sólo el elemento sensor de corriente.

2.2.1.- Fusibles para Baja Tensión :

Fusibles especificados bajo recomendaciones de Underwriter Laboratories poseen las si- guientes características generales de operación:

- Deben ser capaces de soportar un 110% de la corriente nominal en forma permanente.

- Si la corriente nominal fluctúa entre 0 y 60 A deben operar después de 1 hora con 1.35 In y de 2 horas para fusibles con corriente entre 61 y 600 A.

- Fusibles con corriente nominal superior a 600 A deben operar en 4 horas con 1.5 In.

- Fusibles con diferentes voltajes y corrientes deben tener diferentes dimensiones físicas para evitar confusiones.

A.- Clasificación de los Fusibles en Baja Tensión:

La forma como se clasifican los fusibles de baja tensión, de acuerdo a sus características de operación y constructivas son las siguientes:

Fusibles Clase G :

Son de 0-60A y 300 V, de dimensiones pequeñas para uso en instrumentos de medidas, equipos electrónicos, etc. Disponibles en 4 tamaños diferentes 15, 20, 30 y 60 A con capacidad de ruptura de 100 kA. No son considerados fusibles con tiempo de retardo, sin embargo tienen

Luis Morán T.

19

Apuntes de Protecciones Año 2000

tiempos de operación que varían entre 12 a 25 segundos para 200% In. Esta característica los hace atractivos para protección de circuitos con cargas inductivas.

Fusibles Clase H :

Capacidad nominal de 0-600A y 600V. Son fusibles encapsulados con capacidad de rup- tura máxima de 10 kA rms simétricos. No son limitadores de corrientes y de acuerdo a las normas la capacidad de interrupción puede no ser especificada en el fusible. En todo caso no pueden em- plearse en circuitos que poseen corrientes de cortocircuito superiores a 10 kA rms simétricos. Se construyen en unidades que se pueden volver a utilizar y desechables. Fusibles que se pueden volver a utilizar están hechos de zinc. La desventaja de los fusibles re-usables radica en que al cambiar el elemento fusible se puede utilizar uno de mayor capacidad provocando una mala protección. Además la escasa capacidad de ruptura los hace poco atractivos. Se les clasifica como fusibles con tiempo de retardo, esto significa que requieren de 10 segundos para despejar una corriente igual a 5 veces el valor nominal.

Fusibles Clase J :

Capacidad nominal de 0-600 A, 600 V. Tienen dimensiones físicas menores a las de un fusible clase H. Estos fusibles se clasifican como fusibles rápidos, limitadores de corriente y con capacidad de ruptura de 200 kA rm simétricos. Algunos fabricantes ofrecen fusibles clase J con tiempo de retardo de 10 segundos para 5 veces la corriente nominal para permitir sobrecargas.

Fusibles Clase K :

Capacidad nominal 0-600A, 250 y 600V. Poseen las mismas dimensiones físicas que los fusibles clase H y tienen capacidades de interrupción entre 50, 100 kA y 200 kA simétricos. Se subdividen en fusibles rápidos (clase K1) y con tiempo de retardo (clase K5 y K9). La diferencia entre K1, K5 y K9 es la capacidad de ruptura. Los K1 poseen menor capacidad de ruptura y los K9 la mayor. Fusibles clase K con tiempo de retardo soportan 5 veces In durante 10 segundos.

Fusibles Clase R :

Capacidad nominal 0-600A, 250 y 600V. Son fusibles limitadores de corriente con capacidad de ruptura de 200 kA simétricos RMS. Estos fusibles también se construyen con

Luis Morán T.

20

Apuntes de Protecciones Año 2000

tiempos de retardo y de acción rápida. Si traen indicado "tiempo de retardo" significa que demoran 10 segundos en operar con 5 veces la corriente nominal.

Fusibles Clase L :

Capacidad nominal de 601-6000A, 600V y capacidad de ruptura de 200 kA efectivos simétricos. Los valores máximos de Ip e I 2 t dependen de la corriente nominal del fusible. Por

ejemplo un fusible con In entre 601 y 800 A tiene un Ip de 80 kA y un I 2 t de 10.000 x 10 3 A 2 s. También existen fusibles instantáneos y con capacidad de sobrecarga, esto es aproximadamente 4 segundos para 5 veces In.

Fusibles Clase T :

Capacidad nominal de 0-600A, 250 y 600 V. Son fusibles limitadores de corriente compactos con 200 kA rms simétricos de ruptura.

Fusibles de Complemento (Supplemental Fuses) :

Capacidad nominal de 0-60A y 0-600 V. Se usan para proveer protección adicional a equipos energizados por circuitos que ya poseen protección de sobrecorriente. Por ejemplo en tubos fluorescentes, paneles de control para soldaduras, etc.

Fusibles para Condensadores :

Capacidad nominal de 0-250A, 250 y 600 V. Se usan en conjunto con condensadores de potencia para aislar una unidad fallada del resto del banco. Para proveer buena protección, la corriente nominal del fusible debe especificarse de acuerdo a la capacidad de sobrecarga del fusible, generalmente especificado en función de los kVAr que puede entregar. Se debe tener especial cuidado con los voltajes post falla inducidos entre los terminales del fusible para evitar el reencendido del arco.

Fusibles para Semiconductores :

Corriente nominal de 0-6000 A, y rango de voltajes de 0-1000 V. Están diseñados para operar rápidamente en caso de sobrecorriente (sobrecarga o cortocircuito). Deben ser extremadamente rápidos en operar en caso de falla. Las dimensiones físicas de estos fusibles

Luis Morán T.

21

Apuntes de Protecciones Año 2000

dependen del nivel de tensión para evitar errores. Al seleccionar estor fusibles el I 2 t del fusible debe compararse con el I 2 t del elemento semiconductor. Los fusibles para uso en convertidores estáticos se especifican de la siguiente manera:

i) Voltaje sin carga del transformador.

ii) Corriente rms a través del semiconductor.

iii) Máxima corriente de cortocircuito en el secundario del transformador.

iv) Corriente de cortocircuito máxima del semiconductor.

Es importante destacar que la selección de un fusible para proteger un semiconductor no debe hacerse en función de las corrientes nominales, pero sí en función de los valores de I 2 t que soportan ambos dispositivos.

B.- Fusibles limitadores de corriente:

Los fusibles limitadores de corriente deben su nombre al rápido tiempo de operación que poseen. La principal característica de estos fusibles es que son capaces de desenergizar el circuito en falla antes de que la corriente alcance su valor máximo. Esto obliga a tener tiempos de fusión y de apagado de arco inferiores a un cuarto de ciclo (5 ms). La máxima corriente de cortocircuito que verá un equipo protegido por un fusible limitador de corriente se puede determinar a partir de gráficos editados por normas. Estos gráficos permiten conocer la máxima corriente de cortocircuito que el fusible dejará circular por el sistema. El valor de I p entrega una idea de la energía magnética que se entregará al sistema en caso de cortocircuito. El valor de I 2 t mide la cantidad de energía calórica que pasará al circuito en caso de falla. En la protección de semiconductores de potencia, es importante comparar el valor del I 2 t entregado por el fabricante, con el valor máximo de I 2 t que deja pasar el fusible, para asegurar una protección efectiva. C.- Coordinación de Tiempos de Operación :

La mejor manera de lograr una buena coordinación en la operación de fusibles consiste en comparar sus características tiempo corriente. Sin embargo, en muchos casos no es posible dispo- ner de estas características. Para lograr una buena condición en la operación de fusibles conecta- dos en cascadas en un sistema de baja tensión se recomienda el uso de la siguiente tabla:

Luis Morán T.

22

Apuntes de Protecciones Año 2000

TABLA 2.5 Criterio de Coordinación entre Fusibles

   

Lado de la Carga

 

Lado Línea

Clase L

Clase K1

Clase J

Clase K5

Clase J

Clase G

(601-6000A)

(0-600A)

(0-600A)

(0-60A)

Clase L

2 : 1

2

:

1

2

:

1

6

:

1

5

:

1

 

Clase K1

 

3

:

1

3

:

1

8

:

1

4

:

1

4

:

1

Clase J

 

3

:

1

3

:

1

8

:

1

4

:

1

4

:

1

Clase K5

 

1.5

:

1

1.5

:

1

2

:

1

1.5 : 1

1.3 : 1

Clase J

 

1.5

:

1

1.5

:

1

4

:

1

2

:

1

2

:

1

Clase G

 

1.5

:

1

1.5

:

1

4

:

1

2

:

1

2

:

1

Esta Tabla garantiza una operación coordinada de los fusibles para depejar corrientes de

cortocircuito. Sin embargo, al utilizarla se puede comprometer seriamente la protección contra

sobrecarga de los diferentes equipos.

D.- Corriente de Interrupción:

Los fusibles de baja tensión tienen capacidades de ruptura elevadas lo que les permite

interrumpir con alta eficiencia y confiabilidad altas corrientes de cortocircuitos. En resumen, para

los diferentes tipos de fusibles existentes para uso en baja tensión, las capacidades de ruptura son

las siguientes:

- Fusibles Clase H: Inferior a 10 kA.

- Fusibles Clase K: 50, 100 o 200 kA.

- Fusibles Clase RK 1 y RK 5 : 200 kA.

- Fusibles Clase RK 1 y RK 5 con tiempo de retardo: 200 kA

- Fusibles Clase J, CC, T y L: 200 kA.

E.- Características Tiempo-Corriente:

Las curvas tiempo-corriente entregadas por los fabricantes muestran los tiempos de ope-

ración de los fusibles para diferentes valores de corrientes. Los tiempos de operación en general

se muestran a la izquierda, en el eje vertical, mientras que en el eje horizontal se muestran los

valores de corriente. El valor de tiempo indicado en las curvas puede corresponder al tiempo

mínimo de fusión del fusible, o bien tiempo promedio de fusión, o tiempo total de apagado de la

Luis Morán T.

23

Apuntes de Protecciones Año 2000

corriente. En caso de no indicarse específicamente a que valor corresponde, se asume un valor promedio de tiempo de fusión. Este valor promedio asume una tolerancia de ± 10% en la corriente para un tiempo de operación definido. Por lo tanto, el tiempo mínimo de fusión se considera inferior en un 10 % en corriente al valor promedio. Para tiempos superiores a 0.1 segundo, el tiempo máximo de fusión se considera igual al tiempo total de despeje de la falla. Para tiempos entre 0.1 y 0.01 segundos el tiempo de despeje se considera mayor al tiempo de fusión debido al tiempo de apagado del arco que en este caso adquiere importancia. Para tiempos de operación tan rápidos, el valor del I 2 t adquiere relevancia para definir criterios de coordinación y asegurar una protección efectiva.

2.2.2.- Fusibles para media tensión :

Existe una gran variedad en fusibles para media y alta tensión, tanto en niveles de corriente y voltaje, como en características constructivas y de operación. Estos fusibles pueden emplearse tanto en aplicaciones interiores como exteriores. La capacidad de interrupción se indica en valores asimétricos y se obtiene multiplicando el valor efectivo simétrico de la corriente de cortocircuito momentánea por 1.6. En el caso que la capacidad de interrupción esté expresada en MVA simétricos, el valor se obtiene de la fórmula.

MVA =

MVA simétricos, el valor se obtiene de la fórmula. MVA = 3 (voltaje nominal del fusible

3 (voltaje nominal del fusible rms)(Corriente Simétrica de Interrupción).

El rango de tensiones para fusibles en media y alta tensión fluctúa entre 2.3 y 138 kV. En media tensión se clasifican en fusibles de potencia y de desconectadores fusibles. También existen fusibles limitadores de corriente. Los fusibles para alta tensión son solo para uso externo y se clasifican según sus características constructivas y de operación en:

- Fusibles de Distribución: los que se dividen en Fusibles de Expulsión, Fusibles en Líquido (sumergidos en aceite) y en vacío.

- Fusibles de Potencia: se clasifican en Fusibles de Expulsión, Limitadores de Corriente, Sumergidos en aceite, Electrónicos.

Luis Morán T.

24

Apuntes de Protecciones Año 2000

Ambos tipos de fusibles se usan en sistemas de distribución, diferenciándose solamente en

su capacidad de interrupción, y en el voltaje de aplicación. Para realizar una correcta selección es necesario conocer:

i) Tensión del sistema,

ii) Nivel de aislación,

iii) Máxima corriente de cortocircuito en el lugar de la instalación,

iv) Máxima corriente de carga,

v) Tipo de sistema (aéreo o subterráneo) en delta o estrella aterrizado.

Estos valores permitirán establecer la tensión, corriente de operación y capacidad de inte- rrupción del fusible seleccionado.

A.- Fusibles de Distribución :

Este tipo se identifica por las siguientes características:

i) Rigidez dieléctrica.

ii) Uso en sistemas de distribución

iii) Características de construcción mecánica especialmente diseñada para operación en tendi- dos aéreos.

iv) Voltaje de operación

La extinción del arco se produce al interior de la cámara donde se ubica el hilo fusible de- bido a la acción de gases desionizantes liberados producto de la combustión del arco. Este tipo de fusibles se usa principalmente en líneas aéreas, en distribución urbana o en protección de trans- formadores en el lado de alta. De acuerdo a su tensión nominal, la capacidad de ruptura está dada por:

Luis Morán T.

25

Apuntes de Protecciones Año 2000

TABLA 2.5 Capacidad de Ruptura Desconectadores Fusibles

Voltaje

I coci, simétrico rms

[A]

4.8

125000

7.2

150000

14.4

132000

25

80000

34.5

5000

De acuerdo a su tiempo de operación se clasifican en Fusibles Clase K (rápidos) o

Fusibles Clase T (lentos). La capacidad de sobrecarga de estos fusibles es de 15%.

B.- Fusibles de Potencia :

Estos fusibles poseen mayores tensiones nominales, corrientes nominales y capacidad de

ruptura que los desconectadores fusibles. Se diseñan tanto para aplicaciones interiores como exte-

riores. Su capacidad de ruptura está normalizada para sistemas con razón X/R mayor a 15, y ca-

pacidad simétrica de cortocircuito. De acuerdo a sus características de operación se clasifican en

fusibles limitadores de corriente y fusibles tipo expulsión. El fusible tipo expulsión apaga la co-

rriente por la acción desionizante de los gases liberados por el material que forma el fusible pro-

ducto del arco. En general estos fusibles usan ácido bórico en polvo, lo que aumenta su rigidez

dieléctrica y su capacidad de ruptura. En fusibles limitadores de corriente el arco se extingue

producto de la acción del polvo o de la arena colocados al interior del cartucho. Esta forma de

apagar el arco es más rápida puesto que confina el arco a un espacio muy pequeño, impidiendo su

expansión, además de enfriarlo efectivamente.

Algunos fusibles limitadores de corriente traen incorporado tiempos de retardo para ope-

ración a corrientes de sobrecarga superiores a su valor nominal. Por ejemplo fusibles tipo 100E

operan en 300 segundos con corrientes que fluctúan entre 200 y 240 veces su valor nominal. Los

fusibles clase E se clasifican como fusibles de uso general. Los fusibles clase C poseen la

característica de operar en 1000 segundos con corrientes entre 170 y 240 % el valor nominal.

Fusibles limitadores de corriente para uso en partidores de motores de media tensión se designan

por la letra R. Estos fusibles se clasifican en clases que fluctúan entre 2R y 36R hasta 5000 V y

capacidad de interrupción asimétrica de 80 kA en 5500 V. Los valores de corriente nominal van

Luis Morán T.

26

Apuntes de Protecciones Año 2000

desde 70 A para fusibles tipo 2R hasta 650 A para fusibles clase 36R. Estos valores son válidos para una temperatura ambiente de 55 ºC. En general la clase R indica un punto de fusión a 20 segundos para una corriente igual a 100 veces su valor nominal. Así, por ejemplo, un fusible 12R opera en 20 segundos para una corriente de 1200 A. La operación de fusibles limitadores de corriente genera altas tensiones transitorias en el lado de la línea en un sistema eléctrico. Estas tensiones transitorias deben coordinarse con las tensiones de operación de los pararrayos para evitar daños en la aislación de otros equipos del sistema de potencia.

C.- Fusibles Electrónicos:

Tienen una corriente nominal de 600 A y una capacidad de ruptura de 40 kA simétricos. Tienen características tiempo-corriente ajustables, similares a las de un interruptor de baja tensión. Sus características de operación los hacen ideales para uso en protección de subestaciones, transformadores y alimentadores en plantas industriales. Tienen un tiempo de operación más rápido que los interruptores de potencia para despejar corrientes de cortocircuito. Se han construido unidades para trabajar con tensiones desde 4.16 hasta 25 kV. El fusible está conformado por una unidad de control y un módulo de interrupción. El módulo de control consta de un transformador de corriente y circuitos electrónicos que sensan la magnitud de la corriente. El módulo de interrupción opera en respuesta a una señal del módulo de control provocada por una sobrecorriente. A diferencia de los fusibles limitadores de corriente, los elementos fusibles del módulo de interrupción no llevan corriente en forma permanente, por lo tanto, su característica tiempo corriente es más estable y no depende de la temperatura inicial de operación.

2.3 Interruptores de Potencia

El interruptor de potencia es el dispositivo encargado de desconectar una carga o una parte del sistema eléctrico, tanto en condiciones de operación normal (máxima carga o en vacío) como en condición de cortocircuito. En media y alta tensión la operación de un interruptor obedece a la señal de un relé encargado de vigilar la correcta operación del sistema eléctrico donde está conectado. La apertura de los contactos del interruptor es comandada por un circuito

Luis Morán T.

27

Apuntes de Protecciones Año 2000

de control, que una vez recibida la señal del relé, energiza el mecanismo encargado de abrir los contactos. Los equipos de control asociados con la operación de interruptores de potencia tienen la misma importancia desde el punto de vista de mantención, y de selección que la parte de potencia (contactos principales y auxiliares, cámara de apagado de arco). Existen diferentes formas de energizar estos circuitos de control. Para obtener una mayor confiabilidad estos circuitos se conectan a bancos de baterías. Este tipo de energización si bien aumenta los índices de confiabilidad, también aumenta el costo y los requerimientos de mantención exigidos por las baterías. Las tensiones más empleadas por estos circuitos son de 48 y 125 V. También es común energizar estos circuitos de control a través de transformadores de servicios auxiliares, conectados desde las barras de la central generadora o subestación, con un voltaje secundario en estrella de 400/231 Volts. La potencia nominal de estos transformadores depende de la cantidad de circuitos a energizar y en general es cercana a los 15 kVA. En ciertos sistemas la potencia de estos transformadores se aumenta y se conectan además de los circuitos de ventilación, refrigeración, alarma y otros equipos auxiliares requeridos en la operación de una central generadora o subestación.

2.3.1 Arco Eléctrico La desfavorable condición de operación de los interruptores de potencia se debe principal-

mente a la presencia de un arco entre los contactos al instante de su apertura o del cierre. Durante la presencia del arco se mantiene la circulación de corriente en el circuito de potencia. Las características del arco dependen, entre otras cosas de:

i) La naturaleza y presión del medio ambiente donde se induce,

ii) la presencia de agentes ionizantes o desionizantes,

iii) la tensión entre los electrodos y su variación en el tiempo,

iv) la forma, separación y estructura química de los electrodos,

v) la forma y composición de la cámara apaga chispa.

La generación del arco se debe a la ionización del medio entre los contactos haciéndolo conductor, lo que facilita la circulación de corriente. La presencia de iones se origina por la des- composición de las moléculas que conforman el medio entre los contactos producto de colisiones entre éstas y los electrones aportados por la corriente. La energía necesaria para ionizar una molécula de gas puro fluctúa entre los 9.7 y 5.1 eV. Esta energía se obtiene de la aceleración de

Luis Morán T.

28

Apuntes de Protecciones Año 2000

las partículas producto de la alta temperatura alcanzada (6000 ºK para el aire) y por la presencia

de un fuerte campo eléctrico externo producto de la concentración de cargas en los respectivos

contactos. Se puede decir que la emisión de electrones desde la superficie de los contactos de un

interruptor de debe a las siguientes causas:

i) Aumento de temperatura, originando una emisión termo-iónica de electrones,

ii) Presencia de un alto gradiente de tensión, responsable de la emisión de electrones por

efecto de campo.

La emisión termo-iónica de electrones se produce por el aumento en la resistencia y en la

densidad de corriente en la superficie de los contactos, al momento de producirse la apertura. De

igual forma, el alto gradiente de potencial existente entre los contactos al cierre o durante los

primeros instantes del proceso de apertura, origina un proceso de emisión de electrones por

efecto de campo eléctrico. Estos electrones altamente energéticos chocan con las moléculas del

medio produciendo una reacción química endotérmica o exotérmica. La energía calórica

desarrollada durante el arco es altamente destructiva y puede estimarse a través de la expresión:

W

e

t

=

0

()

i t

e

b

t

()

dt

donde

W e

es la energía liberada durante el arco

i

es el valor instantáneo de la corriente,

e b

es la caída de tensión a través del arco,

t

es el tiempo de duración del arco.

En circuitos de corriente alterna el arco se apaga en forma natural cada vez que la

corriente se hace cero. Esta condición es altamente favorable para re-establecer la rigidez

diélectrica entre los contactos evitando de esta manera posibles re-encendidos. Esta característica

de operación puede ser interpretada como una forma de sincronizar la apertura de los contactos

del interruptor con el proceso de apagado natural de la corriente del circuito de potencia

2.3.2 Formas de Apagar el Arco

En los interruptores de potencia existen dos maneras de apagar el arco. Estas son:

Luis Morán T.

29

Apuntes de Protecciones Año 2000

i) Aumentando la resistencia que ofrece el arco a la circulación de corriente;

ii) Aprovechar el instante en que la corriente cruza por cero, instante en que el arco se

apaga, evitando su re-ignición. La resistencia del arco puede aumentarse enfriando el arco, o bien alargándolo, o dividiéndolo. El inconveniente de este método es que la energía que debe ser disipada es alta, razón por la cual su uso se limita a aplicaciones en baja y media tensión tanto en corriente alterna como en continua. En el segundo método, se aprovecha el hecho que el arco se apaga en forma natural 100 veces por segundo, por lo tanto, lo que se persigue es evitar que este vuelva a re- encenderse. Para ello es necesario re-establecer rápidamente la rigidez dieléctrica entre los contactos de manera que la tensión inducida entre estos sea siempre inferior a la tensión de re- ignición.

2.3.3 Características constructivas de los Interruptores:

Los interruptores de potencia para media y alta tensión se pueden clasificar de acuerdo a sus características constructivas. Las principales características constructivas de los interruptores consisten en la forma en que se apaga el arco y a la habilidad mostrada para establecer la rigidez dieléctrica entre los contactos para soportar en buena forma (sin re-encendido del arco) las tensiones de reignición. Las ventajas y desventajas de los principales tipos de interruptores se indican a continua-

ción:

a) Interruptores de gran volumen de aceite:

Ventajas:

- construcción sencilla,

- alta capacidad de ruptura,

- pueden usarse en operación manual y automática,

- pueden conectarse transformadores de corriente en los bushings de entrada.

Desventajas:

- posibilidad de incendio o explosión,

- necesidad de inspección periódica de la calidad y cantidad de aceite en el estanque,

Luis Morán T.

30

Apuntes de Protecciones Año 2000

- ocupan una gran cantidad de aceite mineral de alto costo,

- no pueden usarse en interiores,

- no pueden emplearse en conexión automática,

- los contactos son grandes y pesados y requieren de frecuentes cambios,

- son grandes y pesados.

b) Interruptores de pequeño volumen de aceite

Ventajas:

- comparativamente usan una menor cantidad de aceite,

- menor tamaño y peso en comparación a los de gran volumen,

- menor costo,

- pueden emplearse tanto en forma manual como automática,

- fácil acceso a los contactos

Desventajas:

- peligro de incendio y explosión aunque en menor grado comparados a los de gran volumen,

- no pueden usarse con reconexión automática,

- requieren una mantención frecuente y reemplazos periódicos de aceite,

- sufren de mayor daño los contactos principales,

- es difícil conectar transformadores de corriente,

- menor capacidad de ruptura.

c) Interruptores Neumáticos

Se usan principalmente en alta tensión y poseen las siguientes características:

Ventajas:

- no hay riesgos de incendio o explosión,

- operación muy rápida,

- pueden emplearse en sistemas con reconexión automática,

- alta capacidad de ruptura,

- la interrupción de corrientes altamente capacitivas no presenta mayores dificultades,

Luis Morán T.

31

- menor daño a los contactos,

- fácil acceso a los contactos,

- comparativamente menor peso.

Desventajas:

Apuntes de Protecciones Año 2000

- poseen una compleja instalación debido a la red de aire comprimido, que incluye motor, compresor, cañerías, etc.,

- construcción más compleja,

- mayor costo,

- requiere de personal especializado para su mantención,

- son más sensibles a la tensión de reignición del arco.

El continuo aumento en los niveles de cortocircuito en los sistemas de potencia ha forzado

a encontrar formas más eficientes de interrumpir corrientes de fallas que minimicen los tiempos

de corte y reduzcan la energía disipada durante el arco. Es por estas razones que se han estado desarrollando con bastante éxito interruptores en vacío y en hexafluoruro de azufre (SF 6) .

d) Interruptores en vacío La alta rigidez dieléctrica que presenta el vacío (es el aislante perfecto) ofrece una exce- lente alternativa para apagar en forma efectiva el arco. En efecto, cuando un circuito en corriente alterna se desenergiza separando un juego de contactos ubicados en una cámara en vacío, la co-

rriente se corta al primer cruce por cero o antes, con la ventaja de que la rigidez dieléctrica entre los contactos aumenta en razón de miles de veces mayor a la de un interruptor convencional (1 kV por µs para 100 A en comparación con 50 V/µs para el aire). Esto hace que el arco no vuelva

a re-encenderse. Estas propiedades hacen que el interruptor en vacío sea más eficiente, liviano, y económico. La presencia del arco en los primeros instantes después de producirse la apertura de los contactos se debe principalmente a:

- emisión termoiónica,

- emisión por efecto de campo eléctrico.

Luis Morán T.

32

Apuntes de Protecciones Año 2000

En otras palabras, los iones aportados al arco provienen de los contactos principales del interruptor. Conviene destacar que en ciertas aplicaciones se hace necesario mantener el arco entre los contactos hasta el instante en que la corriente cruce por cero. De esta forma se evitan sobretensiones en el sistema producto de elevados valores de di/dt. La estabilidad del arco depende del material en que estén hechos los contactos y de los parámetros del sistema de potencia (voltaje, corriente, inductancia y capacitancia). En general la separación de los contactos fluctúa entre los 5 y los 10 mm.

Ventajas

- tiempo de operación muy rápidos, en general la corriente se anula a la primera pasada por cero,

- rigidez dieléctrica entre los contactos se restablece rápidamente impidiendo la reignición del arco,

- son menos pesados y más baratos,

- prácticamente no requieren mantención y tienen una vida útil mucho mayor a los interruptores convencionales,

- especial para uso en sistemas de baja y media tensión.

Desventajas:

- baja capacidad de ruptura,

- generan sobretensiones producto del elevado di/dt,

- tienen capacidad de interrupción limitada (del orden de 60 a 100 MVA).

Es importante destacar la importancia que tiene la correcta selección del material con que se fabricarán los contactos de los interruptores en vacío. La estabilidad del arco inducido al mo- mento de separarse los contactos dependerá principalmente de la composición química del material con que fueron fabricados. Si el arco es inestable, significa que se apagará rápidamente antes del cruce natural por cero de la corriente, generando elevados di/dt con las consiguientes sobretensiones. Para evitar esta situación, se buscan materiales que presenten baja presión de vapor en presencia de arco. Estos materiales no son fáciles de encontrar, pues tienen propiedades no del todo apropiadas para uso en interruptores en vacío. Por ejemplo materiales con buena

Luis Morán T.

33

Apuntes de Protecciones Año 2000

conductividad térmica y eléctrica tienen bajos puntos de fusión y ebullición, y alta presión de vapor a altas temperaturas. Sin embargo, metales que presentan baja presión de vapor a altas temperaturas son malos conductores eléctricos. Para combinar ambas características se han investigado aleaciones entre metales y materiales no-metálicos como Cobre-Bismuto, Cobre- Plomo, Cobre-Tantalio, Plata-Bismuto, o Plata-Telorium.

e) Interruptores en Hexafluoruro de Azufre:

El SF 6 se usa como material aislante y también para apagar el arco. El SF 6 es un gas muy pesado (5 veces la densidad del aire), altamente estable, inerte, inodoro e inflamable. En presencia del SF 6 la tensión del arco se mantiene en un valor bajo, razón por la cual la energía disipada no alcanza valores muy elevados. La rigidez dieléctrica del gas es 2.5 veces superior a la del aire (a presión atmosférica). La rigidez dieléctrica depende de la forma del campo eléctrico entre los contactos, el que a su vez depende de la forma y composición de los electrodos. Si logra establecerse un campo magnético no-uniforme entre los contactos, la rigidez dieléctrica del SF 6 puede alcanzar valores cercanos a 5 veces la rigidez del aire. Son unidades selladas, trifásicas y pueden operar durante largos años sin mantención, debido a que prácticamente no se descompone, y no es abrasivo. En presencia del arco el SF 6 reacciona químicamente absorbiendo electrones, lo que dificulta la circulación de la corriente. Los tipos de reacciones químicas desarrolladas en pre- sencia del arco son:

SF 6 + e - = SF 6 SF 6 + e - = SF 5 + F -

-

Los iones resultantes de esta reacción química son pesados y relativamente inmóviles por lo tanto ineficientes conductores de electricidad. Parte de estos iones reaccionan químicamente con los metales que componen los contactos formando moléculas de sulfuros de cobre y otros compuestos sulfurosos. Diferentes pruebas y experimentos han demostrado que la presencia de estos elementos es muy pequeña. Estos productos son extraídos del gas por filtros formados por óxido de aluminio (Al 2 O 3 ) al hacer pasar el gas al estanque de alta presión. Los metales fluorosos producto de esta reacción química precipitan formando una fina capa de polvo no conductor y corrosivo.

Luis Morán T.

34

Apuntes de Protecciones Año 2000

Otra importante ventaja de este gas es su alta rigidez dieléctrica que hace que sea un excelente aislante. De esta forma se logra una significativa reducción en las superficies ocupadas por subestaciones y switchgear. La reducción en espacio alcanzada con el uso de unidades de SF 6 es cercana al 50% comparado a subestaciones tradicionales. Esta ventaja muchas veces compensa desde el punto de vista económico el mayor costo inicial. La presión a que se mantiene el SF 6 en

interruptores es del orden de 14 atmósferas mientras que en switchgear alcanza las 4 atmósferas. Quizás si la única desventaja de este tipo de interruptor consiste en que no pueden operarse a temperaturas muy bajas (inferiores al punto de congelamiento), para evitar que el gas se solidifique.

2.3.4 Especificación técnica de un Interruptor de Potencia. La especificación técnica de un interruptor de potencia consiste en definir un conjunto de valores que limitan las condiciones de operación máximas del interruptor. Los parámetros a indicar son los siguientes:

a) Voltaje máximo

b) Factor de rango de tensión K

c) Frecuencia nominal

d) Corriente nominal

e) Rigidez dieléctrica (clase de aislación)

f) Ciclo de trabajo

g) Tiempo de interrupción nominal

h) Tiempo de retardo nominal

i) Corriente de cortocircuito

j) Voltaje transitorio de recuperación

k) Corriente normal de interrupción y vida útil

l) Corriente de interrupción capacitiva

m)Corriente de interrupción inductiva

n) Voltaje de control nominal

Luis Morán T.

35

Cada uno de estos parámetros indica lo siguiente:

Apuntes de Protecciones Año 2000

a) Voltaje máximo

Es el máximo valor efectivo de tensión al cual el interruptor puede operar. En general esta tensión es mayor al voltaje nominal del sistema.

b) Factor de tensión K

Es la razón entre el voltaje máximo de operación y el voltaje mínimo entre los cuales las capacidades simétricas y asimétricas de corriente de interrupción varían en forma inversamente proporcional a la tensión de operación.

c) Frecuencia nominal

Este valor tiene inci-

dencia en los tiempos de apertura y cierre de los contactos además del tiempo de apagado del arco.

Es la frecuencia a la cual el interruptor está diseñado para operar.

d) Corriente nominal

Es el valor efectivo correspondiente a la máxima corriente que puede circular a través del interruptor en forma permanente, a frecuencia nominal, sin exceder los límites máximos de temperatura de operación indicados para los contactos. La temperatura en los contactos depende del material que están hechos (cobre, plata o equivalente), del medio en que están sumergidos, y de la temperatura ambiente. En interruptores con contactos de cobre las máximas temperaturas de operación están referidas a una temperatura ambiente máxima de 40 ºC y en caso de contactos de plata de 55 ºC.

e) Rigidez dieléctrica

Define la máxima tensión que soporta el interruptor sin dañar su aislación. La rigidez die- léctrica debe medirse entre todas las partes aisladas y partes energizadas y también entre los con- tactos cuando están abiertos. Estas pruebas se realizan entre contactos y tierra (contacto cerrado), a través de los contactos, entre fases (con contactos cerrados).

Luis Morán T.

36

Apuntes de Protecciones Año 2000

f) Ciclo de trabajo

El ciclo de trabajo normal de un interruptor de potencia se define como dos operaciones

"cerrar-abrir" con 15 segundos de intervalo CO-15s-CO. Para este ciclo de trabajo, el interruptor

debe ser capaz de cortar la corriente de cortocircuito especificada en sus características de placa.

g) Tiempo de interrupción nominal

Es el tiempo máximo transcurrido entre el instante en que se recibe la señal de apertura en

la bobina de control y el momento en que se interrumpe la corriente en todos los polos del

circuito principal. Este tiempo de interrupción se mide con corrientes entre 25% y 100% de la

corriente nominal de interrupción a tensión nominal. Para corrientes inferiores a 25% el tiempo

de interrupción puede ser mayor en un 50% al valor nominal, para interruptores con tiempos de

apertura que fluctúan entre 5 y 8 ciclos y de 1 ciclo en interruptores de 3 ciclos o menos.

h) Tiempo de retardo nominal

Este tiempo se expresa en segundos y corresponde al máximo tiempo (Y) que el interrup-

tor debe conducir K veces la corriente de cortocircuito nominal antes de abrir sus contactos. Este

tiempo puede ser mayor al especificado por Y para corrientes de cortocircuito bajas. Este nuevo

tiempo T se calcula por

T = Y

k (corriente de coci nominal)

corriente de coci a travé s delinterruptor

2

i) Tiempo de reconexión nominal :

Es el mínimo tiempo requerido para que el interruptor vuelva a cerrar sus contactos en

condiciones de voltaje de control nominal y máxima presión del fluido.

j) Corrientes de cortocircuito :

Es el máximo valor efectivo medido en el instante en que los contactos comienzan a sepa-

rarse. Esta corriente corresponde a un cortocircuito trifásico o entre líneas con tensión y ciclo de

trabajo nominal. Entre estas corrientes deben especificarse los valores simétricos y asimétricos

de interrupción.

Luis Morán T.

37

Apuntes de Protecciones Año 2000

La capacidad de interrupción simétrica es la máxima corriente RMS de cortocircuito sin

considerar la componente continua que el interruptor debe ser capaz de cortar en condiciones de

voltaje nominal y ciclo de trabajo normal. Para una tensión de operación diferente al valor

nominal la corriente de interrupción está dada por:

corriente de interrupción simétrica = corriente de coci nominal x (V máx /V op )

La capacidad de interrupción asimétrica corresponde al valor RMS de la corriente total

(incluida la componente continua) que el interruptor debe ser capaz de interrumpir en

condiciones de voltaje y ciclo de trabajo nominal. La corriente asimétrica de interrupción se

puede obtener del valor simétrico multiplicado por una constante S. La constante S depende del

tiempo de apertura de los contactos y es igual a 1.4 - 1.3 - 1.2 - 1.1 y 1.0 para interruptores con

tiempos de apertura iguales a 1 - 1.5 - 2 - 3 - 4 o más ciclos. El tiempo de apertura es igual a la

suma de 1/2 ciclo + tiempo real de separación o bien 1.0 - 1.5 - 2.5 - o 3.5 ciclos para disyuntores

con tiempos de interrupción igual a 2 - 3 - 5 u 8 ciclos respectivamente.

2.3.5. Uso de interruptores en localidades ubicadas sobre 1000 m de altura

Los interruptores ubicados a alturas superiores a los 1000 m sobre el nivel del mar deben

modificar sus valores nominales de voltaje y corriente para considerar el efecto de enrarecimiento

del aire que afecta las condiciones de ventilación así como de aislación del interruptor. Los facto-

res de corrección se indican en la siguiente tabla.

Tabla 2.7 Factores de corrección.

Altura

Tensión

Corriente

pies

m

[V]

[A]

3300

1000

1.00

1.00

5000

1500

0.95

0.99

10000

3000

0.80

0.96

Ejemplo 1 :

Considerar un interruptor en aceite con voltaje nominal máximo de 38 kV y corriente no-

La capacidad de cortocircuito en 38 kV es de 22 kA con un tiempo de inte-

minal de 1200 A.

Luis Morán T.

38

Apuntes de Protecciones Año 2000

rrupción de 5 ciclos. Calcular las nuevas especificaciones técnicas si el interruptor debe operar a

7000 pies de altura.

Tensión :

Interpolando linealmente para 7000 pies:

V =

38 kV

Corriente :

0.95 - (0.95

-

0.80) *

5000  

10000 - 5000  

7000

-

=

33.8 KV

I = 1200 A ((0.99 -(0.99 - 0.96) * ((7000-5000)/(10000-5000))) = 1174 A

2.3.6. Interruptores para reconexión automática.

La reconexión automática se usa especialmente en líneas de transmisión radiales para

aumentar la continuidad de servicio. El tiempo de reconexión del interruptor debe especificarse

de acuerdo a las características de operación del sistema eléctrico. Por ejemplo en sistemas de

distribución urbana la reconexión puede ser lenta, no así en sistemas industriales o en líneas de

transmisión. En sistemas de transmisión los tiempos de reconexión deben ser muy rápidos de ma-

nera de evitar pérdidas de sincronismos o problemas de estabilidad. También al calcular el

tiempo de reconexión se debe considerar la desionización del arco de manera de eliminar la

posibilidad de reencendido. Este tiempo muerto depende del nivel de tensión y para sistemas

sobre 115 kV es de alrededor de 8 ciclos. El diagrama de operación de un interruptor operado con

reconexión automática se muestra en la Fig. 2.2.

Al usar un interruptor de potencia en un sistema con reconexión automática la capacidad

de ruptura del disyuntor debe modificarse de acuerdo al ciclo de trabajo con que se utilizará el

interruptor. El cálculo de la nueva capacidad de ruptura debe efectuarse tomando en cuenta las

siguientes consideraciones :

i) El ciclo de trabajo no debe tener más de 5 aperturas.

ii) Toda operación dentro de un intervalo de 15 minutos se considera parte de un mismo ciclo

de trabajo.

Luis Morán T.

39

Apuntes de Protecciones Año 2000

iii) El interruptor debe usarse en un sistema cuya corriente de cortocircuito no exceda el valor

corregido de la corriente de interrupción para la tensión nominal y el ciclo de trabajo

especificado.

Apertura Encendido contactos Corto CircuitoEnergización Apagado arco en cont. principales Arco en Cont.
Apertura
Encendido
contactos
Corto
CircuitoEnergización
Apagado
arco en cont.
principales
Arco en Cont.
Auxiliares
Extinción
Orden de
Reconexión
Cierre
Bobina
arco en cont.
auxiliares
Contactos
Principal
Interruptor
Tiempo Interrupción
Tiempo
Retardo
de Arco
Relé
Tiempo
Tiempo
Contactos
Apertura Arco
Auxiliares
Tiempo de Reconexión
Tiempo
Separación
Contactos
Principales

Fig. 2.2. Ciclo de trabajo de un Interruptor Automático trabajando en reconexión automática.

Los interruptores especialmente diseñados para operar con reconexión automática se llaman

“Restauradores” o “Reconectadores”. El reconectador es un aparato que al detectar una condición

de sobrecorriente abre sus contactos, y una vez que ha transcurrido un tiempo determinado cierra

sus contactos nuevamente, energizando el circuito protegido. Si la condición de falla sigue presente,

el restaurador repite la secuencia cierre-apertura un número determinado de veces (por lo general

son 4 como máximo). Después de la cuarta operación de apertura queda en posición de abierto

definitivamente. Cuando un reconectador detecta una situación de falla abre en un ciclo y medio.

Esta rápida operación de apertura disminuye la probabilidad de daño a los equipos instalados en el

circuito en falla. Uno o uno y medio segundos después cierra sus contactos, energizando

nuevamente el circuito. Después de una, dos, y hasta tres operaciones rápidas el restaurador cambia

a una operación de características retardada. Este cambio de característica a una más lenta permite

coordinar este dispositivo con otros equipos de protección.

Luis Morán T.

40

Apuntes de Protecciones Año 2000

2.3.7.- Desconectadores o Seccionalizadores Un desconectador o seccionalizador es un dispositivo de apertura de un circuito eléctrico que abre sus contactos automáticamente mientras el circuito está desenergizado por la operación de un interruptor o restaurador. Debido a que este equipo no está diseñado para cortar corrientes de falla, se utiliza siempre en serie con un dispositivo de interrupción. Por lo mismo, dado que no

interrumpe corrientes de falla, no tiene características tiempo-corriente, lo que constituye una de sus mayores ventajas y facilita su utilización en esquemas de protección. En caso de ser usados en serie con reconectadores, el seccionalizador cuanta el número de operaciones de cierre - apertura, y abrirá sus contactos solo cuando la corriente del sistema sea cero, y corresponda a la última operación del seccionalizador. Las principales características de operación de los desconectadores son las siguientes:

i) Los seccionalizadores no tienen curva tiempo-corriente, por lo cual son usados entre dos dispositivos de protección que tienen curvas de operación que están muy juntas y donde un paso adicional de coordinación no es práctico.

ii) Son comúnmente empleados en circuitos donde las corrientes de falla elevadas son evitadas coordinando con fusibles.

2.3.8.- Interruptores de Baja Tensión Los interruptores utilizados en la protección de circuitos con voltajes nominales inferiores a

1000 Volt en corriente alterna o 3000 Volt en corriente continua tienen características constructivas

y de operación diferentes a los interruptores en media y alta tensión. Los interruptores para baja tensión se clasifican en:

i) Interruptores de potencia,

ii) Interruptores tipo Caja Moldeada.

La principal diferencia entre estos interruptores radica en sus características constructivas, principalmente en el nivel de aislación de las partes que van energizadas. Los interruptores del tipo caja moldeada han experimentado un desarrollo espectacular en las últimas décadas, razón por la cual han desplazado a los interruptores de potencia en aplicaciones industriales y residenciales. La

principal característica de los interruptores tipo caja moldeada es que son completamente sellados, y

al igual que los interruptores de potencia traen incorporado las unidades sensoras de sobrecorriente.

Los interruptores de baja tensión, proveen protección contra sobrecarga, cortocircuitos y fallas

Luis Morán T.

41

Apuntes de Protecciones Año 2000

monofásicas. Traen incorporados los transformadores de corriente y los circuitos de protección electrónicos. Su característica tiempo-corriente trae incorporado unidad de tiempo largo (para protección contra sobrecarga) y unidad de tiempo-corto (protección contra cortocircuitos). Los interruptores caja moldeada se especifican para trabajar con 100% de su corriente nomi- nal en forma permanente, siempre que la temperatura ambiente no sobrepase 40 o C. En caso contra- rio, la corriente nominal debe reducirse en un 20%. La capacidad de cortocircuito de los interrupto- res en baja tensión se especifica a través de la corriente de interrupción expresada en Amperes Simétricos (valor efectivo). Algunos fabricantes especifican la corriente de cortocircuito de tiempo- corto, que corresponde a la máxima corriente de cortocircuito que puede circular por el interruptor durante 30 ciclos, sin que este se dañe. En caso que no se especifique este valor, la corriente de tiempo-corto es igual a la corriente de interrupción simétrica. Algunos interruptores caja moldeada traen incorporado característica limitadoras de cortocircuito, similares a las de los fusibles.

2.4 Relés de Protección

2.4.1 Generalidades:

Un relé es un equipo cuya función es vigilar o sensar permanentemente una variable eléctrica y comandar la operación de un interruptor en el caso que la amplitud de la variable sen- sada varíe con respecto a un valor predeterminado. Los relés de protección pueden clasificarse de diferentes maneras. La forma más común consiste en clasificarlos de acuerdo a la variable que monitorean o de acuerdo a la función que desempeñan. Otra forma de clasificar estos dispositivos es de acuerdo a la tecnología empleada. De esta manera se pueden tener relés electromagnéticos o relés estáticos o electrónicos. La última generación tecnológica empleada en la fabricación de relés hace uso intensivo de microprocesadores. Una forma de identificar estos relés de acuerdo a la función que realizan es usando los nú- meros definidos en la norma ANSI/IEEE C57-2-1979. Estos números van del 1 al 99 y cada uno de ellos identifica un determinado relé. Algunos de estos números se identifica a continuación.

Luis Morán T.

42

Nº del Relé

Función

Apuntes de Protecciones Año 2000

21

relé de distancia

25

relé de sincronismo

27

relé de bajo voltaje

32

relé direccional de potencia

40

relé de pérdida de excitación

46

relé de balance de fase (corrientes balanceadas o corrientes de secuencia negativa)

47

relé de secuencia de fase

49

relé térmico de sobrecarga

50

relé de sobrecorrientes instantáneas

51

relé de sobrecorriente

52

Interruptor de Potencia

59

relé de sobre voltaje

60

relé de balance de voltaje

67

relé direccional de sobrecorriente

81

relé de frecuencia

86

relé de bloqueo

87

relé diferencial

Junto a estos números una letra indica el equipo que se protege o bien complementa la información dada por el número. Las letras normalizadas son las siguientes:

Letra

Indicación

A

Sólo alarma

B

Protección de barras

G

Protección contra fallas a tierra en un sistema con neutro o en protección de generador.

GS

Protección contra falla a tierra con transformador de corriente toroidal o bien en sensor de falla a tierra.

L

Protección de líneas

Luis Morán T.

43

Apuntes de Protecciones Año 2000

M

Protección de motor

T

Protección de transformador

V

Voltaje

2.4.2 Características y Principios de Operación:

Todos los relés operan en respuesta a una o más variables eléctricas para abrir o cerrar un

contacto en el caso de relés electromagnéticos o bien disparando un tiristor o transistor. Los relés electromagnéticos se han usado durante muchos años debido a su simplicidad, confiabilidad, seguridad, bajos requerimientos de mantención y larga vida útil. Sin embargo, el desarrollo de relés de estado sólido se ha popularizado en las últimas décadas debido a sus inherentes ventajas. Las principales ventajas de los relés de estado sólido radican en sus bajos valores de burden, mejor respuesta dinámica, mejor comportamiento sísmico y reducido tamaño. Otra importante ventaja de los relés electrónicos radica en la multiplicidad de funciones que pueden realizar. Los relés electromagnéticos tienen sólo dos principios de operación: atracción magnética

e inducción magnética. La atracción magnética basa su operación en la fuerza de atracción o repulsión ejercida por una bobina solenoide sobre un vástago de hierro. Este tipo de relés opera tanto en corriente alterna como en corriente continua y se emplea para obtener respuestas rápidas

u operar unidades instantáneas. Los relés tipo disco de inducción tienen principios de operación similares a un motor de inducción monofásico. El torque producido en el disco resulta de la interacción entre los flujos magnéticos inducidos por las bobinas y por las corrientes generadas en el disco. Este tipo de relés puede usarse solamente en sistemas de corriente alterna y es muy empleado en relés que requieran tiempos de retardo. En esas aplicaciones se incluyen relés de sobrecorriente, sobre/bajo voltaje, relés de frecuencia. Los relés que usan el principio de atracción magnética se usan en relés de sobrecorriente instantáneos, relés direccionales, relés diferenciales y relés de distancia.

2.4.3. Tipos de Relés.

A.- Relés de Distancia: (#21) Los relés de distancia se usan en protección de líneas de transmisión con tensiones superiores a los 34.5 kV. Los tiempos de operación de este tipo de relés son rápidos.

Luis Morán T.

44

Apuntes de Protecciones Año 2000

Los relés de distancia sensan la tensión y la corriente del circuito al que se conectan. Si una señal proporcional a la razón de la tensión y corriente medida es inferior a un valor de referencia el relé se activa. La ventaja de este tipo de relés es que su operación es independiente de las protecciones de sobrecorrientes existentes en el sistema. La distancia del punto de falla con respecto al lugar de conexión del relé se obtiene en forma indirecta considerando la razón entre las señales de tensión y corriente medidas. Este principio de operación constituye su principal ventaja, pues este relé responde a una variación en la impedancia del sistema en vez de responder frente a cambios en la magnitud de la corriente. Por lo tanto, el relé de distancia tiene un alcance de distancia limitado, a diferencia del relé de sobrecorriente cuyo alcance depende del nivel de la corriente de falla del sistema. Los relés de distancia electromecánicos usan relés del tipo disco de inducción y tienen tiempos de operación que fluctúan entre 1 y 1.5 ciclos. Relés de distancia electrónicos tienen tiempos de operación menores (0.25 a 0.5 ciclos). Dependiendo de la variable sensada los relés de distancia se clasifican en:

relés de distancia del tipo reactancia.

relés de distancia del tipo impedancia.

relés de distancia del tipo admitancia.

i) Relé de Distancia del tipo Reactancia:

Este relé mide la parte compleja de la impedancia del circuito que está protegiendo. La operación del relé se produce cuando la reactancia del sistema se hace inferior al valor de la reactancia calibrada en el relé X 1 . El relé de reactancia también opera para valores negativos de

R. Esto equivale a sensar la reactancia del circuito conectada aguas arriba del relé. Esto significa

que los relés de reactancia no poseen característica direccional. Además su operación es inde- pendiente de la reactancia del arco. Sin embargo estos relés pueden operar para determinados

valores de carga, razón por lo cual es aconsejable usarlos con otros dispositivos de protección de manera de restringir su rango de operación, tanto en sentido positivo como en el negativo del eje

R. Su característica de operación es la siguiente.

Luis Morán T.

45

Apuntes de Protecciones Año 2000

Apuntes de Protecciones Año 2000 Fig. 2.3. Característica de operación del relé de distancia tipo reactancia.

Fig. 2.3. Característica de operación del relé de distancia tipo reactancia.

ii) Relé de Distancia del tipo Impedancia:

El relé de impedancia mide la magnitud de la impedancia de un circuito (R ± jX). Su

característica de operación en el eje R-X corresponde a un círculo con centro en el origen. Este

relé acusa una falla cuando la magnitud de la impedancia medida Z

2

= (

2

RX

2

+

2

2

)

1 2
1
2

es inferior a

1 2 ) . Al igual que el relé de reactancia este relé no

posee característica direccional. Para darle la característica direccional, se debe usar otro

dispositivo de protección que limite su rango de operación aguas arriba del punto donde se

conecta (tercer cuadrante del diagrama R-X).

iii) Relé de Distancia del Tipo Admitancia (Mho):

El relé tipo mho mide la parte compleja de la admitancia (susceptancia), y a diferencia del

relé de impedancia, posee característica direccional. El relé opera cuando el valor de la

impedancia del circuito se ubica al interior de la circunferencia. Como esta circunferencia se

ubica en el primer cuadrante, el relé de distancia tipo mho tiene característica direccional. Esta

característica de direccionalidad constituye su mayor ventaja, pues le da la capacidad de

distinguir fallas que se produzcan sólo en la dirección que está protegiendo. Para aplicaciones

específicas el círculo se puede desplazar en cualquier sentido. Esto equivale a agregar una

característica direccional al relé de reactancia o al relé de impedancia. Su característica en plano

R-X es un círculo.

la impedancia de ajuste de relé Z

1

= (

2

RX

1

+

1 2
1
2

Luis Morán T.

46

Apuntes de Protecciones Año 2000

Apuntes de Protecciones Año 2000 Fig. 2.4. Característica de Operación del Relé de Distancia tipo Mho.

Fig. 2.4. Característica de Operación del Relé de Distancia tipo Mho.

B.- Relé de Sincronismo: (# 25) Este relé se usa cuando dos o más fuentes de potencia en corriente alterna deben conec- tarse a una misma barra. Para poder sincronizar dos fuentes de potencia en corriente alterna es necesario que al momento de conectarse, sus tensiones tengan igual amplitud, igual frecuencia y además estén en fase. El relé de sincronismo supervisa la conexión de fuentes de potencia en corriente alterna, tanto para una sincronización manual como automática permitiendo el cierre de los contactos del interruptor sólo en el caso que las tensiones en ambos lados del interruptor cumplan las condicio- nes anteriores. El relé de sincronismo energizará la bobina de cierre del interruptor en el instante preciso en que se den las condiciones para sincronizar ambas fuentes. El ángulo de desfase permitido para sincronizar dos sistemas varía entre 10 y 30 grados. Este tipo de relé se emplea tanto para supervisar una sincronización manual como para sincronizar en forma automática. En ambos casos la señal del relé debe considerar el tiempo de retardo del interruptor razón por la cual debe entregar la señal de salida instantes antes que las tensiones se pongan en fase. Para ello estos relés traen incorporados dos ajustes, uno para considerar el tiempo de operación del interruptor (0.05 a 0.4 segundos) y el otro para ajustar el ángulo de desfase en los voltajes (0 a 30-40 grados). El ángulo de desfase para comandar el cierre del interruptor se puede obtener de la siguiente expresión:

θ = 360s.t

donde θ : es el ángulo de desfase en grados

Luis Morán T.

47

s : es el deslizamiento

t : tiempo de cierre del interruptor

Apuntes de Protecciones Año 2000

C.- Relé de Bajo-Voltaje: (# 27) El relé de bajo voltaje se calibra para operar cuando la tensión del circuito al que está co- nectado es inferior a un valor predeterminado. Este tipo de relé se usa principalmente en:

protección contra baja tensión en barras: en caso de que la tensión de una barra sea inferior a un valor de referencia, el relé activa una alarma o bien desconecta cargas que no puedan ope- rar con bajas tensiones. Estos relés tienen incorporados tiempos de retardo para evitar opera- ciones falsas en caso de bajas de tensiones de corta duración.

protección de respaldo: el relé de bajo voltaje con tiempo de retardo puede emplearse como protección de respaldo en caso que otras unidades fallen. Por ejemplo este tipo de relé puede desconectar un generador en caso de falla en el sistema, siempre que las otras protecciones no operen. Estos relés pueden ser del tipo electromagnético o digital. Los relés de baja tensión con tiempo de retardo generalmente se implementan con un disco de inducción. En caso que la tensión sea inferior a un valor predeterminado el contacto normalmente cerrado se abre y permanece en ese estado hasta que el voltaje recupere su valor. Su característica de operación es del tipo tiempo inverso. Existen relés compensados en frecuencia de manera de mantener inalterada su característica frente a amplios rangos de variación de frecuencia. Relés digitales de bajo voltaje también poseen una característica de operación del tipo tiempo inverso. Estos relés son compensados en frecuencia y son capaces de soportar temblores sin provocar falsas operaciones. Relés de baja tensión con tiempos instantáneos del tipo electromecánico son del tipo armadura atraída y tienen tiempos de operación inferiores a 1.5 ciclos y el voltaje de referencia puede ajustarse con bastante precisión. El problema de este tipo de relé es que va a tender a operar cada vez que la tensión cruce por cero provocando vibraciones que pueden alterar su funcionamiento.

Luis Morán T.

48

Apuntes de Protecciones Año 2000

D.- Relé direccional de Potencia: (# 32) Como su nombre lo indica este relé operará cuando el flujo de potencia activa en un de- terminado sentido exceda a un valor de referencia. Estos relés tienen las siguientes aplicaciones:

para controlar el sentido de los flujos de potencia: en el caso de industrias con generación propia estos relés se usan para impedir que el generador entregue potencia activa al sistema. En este caso el relé se puede emplear para activar una alarma o desconectar un interruptor.

para evitar motoreo de generadores: evita que el generador comience a operar en el modo motor absorbiendo energía de la red. En este caso lo que se trata de proteger es el equipo que mueve al generador.

para evitar inversiones en los flujos de potencia: esto puede ocurrir al desenergizar el prima- rio de un transformador dejando el secundario conectado a una barra, y producirse una falla a tierra en el devanado primario. Estos relés deben sensar la corriente y el voltaje del circuito. El valor del máximo torque que hará operar el relé dependerá de sus características de diseño. En relés direccionales de potencia de estado sólido el ángulo de desfase entre tensión y corriente permitido puede ajustarse. Al usarlos en protección de generadores estos relés deben poseer tiempos de retardo para evitar operaciones frente a posibles oscilaciones entre el generador y el sistema.

E.- Relé contra pérdida de excitación: (# 40) Estos relés se usan para proteger motores o generadores sincrónicos frente a una desco- nexión involuntaria del circuito de campo. En máquinas de media y baja potencia la pérdida de excitación se protege con:

relés instantáneos de corriente continua conectados al circuito de campo.

relés que controlan el desfase entre la señal de tensión y corriente, esto es el factor de poten- cia.

En máquinas de potencia superiores a los 3000 HP se usan relés de impedancia que se en- cargan de medir la corriente y tensión del estator. Para esto se usa un relé de distancia del tipo impedancia o del tipo admitancia. Al desconectarse el circuito de campo, la impedancia equiva- lente de la máquina vista por el relé disminuye, haciendo operar la protección.

Luis Morán T.

49

Apuntes de Protecciones Año 2000

F.- Relé de corriente desbalanceada: (# 46) Este relé protege contra corrientes de estator desbalanceadas en máquinas eléctricas. El desbalance de corriente puede ser provocado por la apertura de un fusible, una fase abierta en las bobinas de la máquina, o por cargas desbalanceadas en el caso de los generadores. Estos relés pueden actuar por desbalance de corrientes o por presencia de corrientes de secuencia negativa. Los relés que sensan desbalances de corrientes actúan cuando los valores efectivos de las corrientes de dos fases exceden un valor determinado expresado en porcentaje. El relé de secuencia negativa opera en función de la amplitud de la componente de secuencia negativa presente en la corriente. Para ajustar este relé el valor del calentamiento provocado por la componente de secuencia negativa en la máquina debe indicarse. Los relés de corrientes desbalanceadas consisten en relés del tipo disco de inducción con dos bobinas de corriente conectadas a diferentes fases. El grado de desbalance tolerado se puede fijar a voluntad pero en general es inferior al 25%. El tiempo de operación puede ser dado por una característica de tiempo inverso o bien tiempo definido. Los relés que sensan corriente de secuencia negativa son del tipo disco de inducción en el cual a la bobina de corriente se le ha agregado un filtro. Este filtro permite la energización de la bobina sólo con corriente de secuencia negativa.

G.- Relé de secuencia de tensión: (# 47) Estos relés se emplean para proteger motores de corriente alterna contra baja tensión y también para prevenir partidas con una fase abierta o con secuencia de fase invertida. Este tipo de relé también protege contra sobretensiones. Estos relés se implementan usando relés del tipo disco de inducción (tipo electromecánico) o con circuitos electrónicos. La mayoría de estos relés traen incorporado una unidad de protección contra baja tensión. El tiempo de operación es inversamente proporcional al voltaje aplicado.

H.- Relé térmico o de sobrecarga: (# 49) Estos relés se emplean para proteger motores, generadores y transformadores contra ele- vadas temperaturas de operación producto de prolongadas sobrecargas. Los principios de opera- ción de estos relés se pueden clasificar en:

Luis Morán T.

50

Apuntes de Protecciones Año 2000

protección por imagen térmica: el elemento sensor se energiza a través de transformadores de corriente. La protección se obtiene haciendo circular una corriente proporcional a la del equipo que se protege a través de un elemento que tiene la misma característica de calenta- miento del equipo protegido. Algunos traen incorporado un compensador de temperatura am- biente.

protección a través de resistencia detectoras de temperatura: estas resistencias se ubican al interior del equipo que se protege. Este tipo de protección se usa en máquinas de alta potencia (sobre 1500 HP). Esta protección emplea un puente Wheastone para ir sensando las variacio- nes de la resistencia producto del aumento de la temperatura. El valor de temperatura obtenido es bastante preciso. En general se instalan seis RTD en los equipos y el relé se encarga de monitorear el valor de mayor temperatura. Una vez alcanzado el valor de referencia ajustado en el relé se genera una señal de alarma o se activa el circuito de control de un interruptor. Algunos relés traen una unidad especial que impide la reconexión del equipo mientras la temperatura interior no sea 10 °C menor al valor máximo no permitido.

I.- Relé de sobrecorriente: (# 50, 51, 50/51 y 51V) Son los más empleados en sistemas de protección. Se usan tanto en protección primaria como secundaria y se encuentran en todas las zonas de protección de un sistema eléctrico. De acuerdo a sus características de operación estos relés se clasifican en:

relés de tiempo inverso relés de tiempo muy inverso relés de tiempo extremadamente inverso relés de tiempo definido relés de tiempo instantáneo

En relés con tiempos de retardo, el tiempo de operación depende del valor de la corriente sensada. En relés instantáneos la operación es muy rápida (0.5 a 2 ciclos) y se produce una vez que se sobrepasa el valor de referencia. La unidad instantánea puede venir en un sólo relé o bien incorporada a un relé del tipo tiempo inverso. Relés de sobrecorriente instantáneos se implementan tanto con tecnología electrónica como electromagnética. Los relés electromagnéticos son en general del tipo armadura atraída. La

Luis Morán T.

51

Apuntes de Protecciones Año 2000

corriente pick up se ajusta moviendo la posición del émbolo con respecto al solenoide. La imple- mentación de los relés electrónicos es sencilla, consiste en un circuito comparador y los tiempos de respuesta y reposición son rápidos. Relés de sobrecorriente de tiempo inverso: relés electromagnéticos son del tipo disco de inducción. El tiempo de operación se puede ajustar cambiando la posición del disco en reposo. Esto equivale a aumentar la distancia de separación de los contactos. Las diferentes características de operación (inverso, muy inverso y extremadamente inverso) se logra actuando sobre el diseño de las bobinas y de las características mecánicas del resorte que ejerce el torque resistente. Algunos fabricantes incluyen dos bobinas, la que se conecta al secundario del transformador de corriente y otra en cortocircuito. La bobina en cortocircuito actúa como la espira de sombra en motores monofásicos. Un imán permanente proporciona el retardo requerido por el relé. En estos relés se ajusta la corriente pick up y el level. La corriente de pick up se ajusta modificando el tap de la bobina de corriente del relé y el level cambiando la posición de reposo del contacto móvil, de esta forma se obtienen las diferentes característica de tiempo inverso. Relés de sobrecorriente estáticos se construyen usando circuitos electrónicos o digitales. En circuitos electrónicos la característica de operación se obtiene con circuitos RC. El tiempo de retardo en circuitos digitales se obtiene con contadores. Las características de operación son similares a las obtenidas con relés electromagnéticos. La principal ventaja de los relés de sobrecorriente de estado sólido radica en que su operación no se ve influenciada por temblores, tienen menores tiempos de reposición, no presentan sobrecarrera y tienen menor burden. Existen relés de sobrecorriente que presentan características de operación especiales tal como característica direccional, o relés de sobrecorriente con control de tensión o retención de voltaje. Los relés de sobrecorriente de retención de voltaje se usan en protección de generadores. Se usan como protección de respaldo para diferenciar entre una falla externa (donde la tensión de la barra disminuye significativamente) o una sobrecarga (la tensión en la barra solo se ve afectada por la regulación de tensión del sistema). En estos relés el tiempo de operación se modifica de- pendiendo del valor de tensión del sistema. En relés de sobrecorriente estáticos, fabricados bajo la norma IEC 255-4, se definen cuatro características de operación, cuyas curvas tiempo-corriente se definen a través de la ecuación:

Luis Morán T.

52

t =

k β

(/ I

I

>

)

α

1

donde t

es el tiempo de operación en segundos,

k

constante de multiplicación,

I

corriente de carga,

I >

Corriente de ajuste.

Apuntes de Protecciones Año 2000

La curva tiempo-corriente se define de acuerdo a los valores de α y β especificados en el

relé. Los valores indicados por norma se muestran en la siguiente Tabla.

TABLA 2.8 Parámetros de Relés de Sobrecorriente

Característica Tiempo- Corriente

αααα

ββββ

Inverso

0.02

0.14

Muy Inverso

1.0

13.5

Extremely Inverse

2.0

80.0

Tiempo Largo Inverso

1.0

120.0

J.- Relés de Sobre tensión: (# 59)

Estos relés protegen contra tensiones mayores al valor nominal. Se usan en barras de sis-

temas, o accionando una alarma cuando la tensión crece por sobre un valor predeterminado.

Estos relés también se emplean para detectar fallas a tierra. Para ello se pueden conectar

en la esquina de una delta abierta formada por los transformadores de corriente. En este caso

detectan la presencia de voltajes de secuencia cero en la delta abierta. El voltaje pick up puede

ser muy bajo, pues en condición de operación normal esta tensión es nula. Es recomendable

conectar una resistencia en paralelo con el relé para evitar la generación de ferro-resonancias.

Otra forma de detectar fallas a tierra usando relés de sobretensión consiste en conectar una

resistencia alta entre el neutro del sistema a tierra y medir la tensión en esta resistencia. En caso

de falla la tensión en los terminales de la resistencia puede ser elevada accionando el relé.

Relés de sobretensión se implementan con tecnología electrónica o de estado sólido. Relés

de sobretensión del tipo electromagnético se implementan con relés del tipo disco de inducción,

Luis Morán T.

53

Apuntes de Protecciones Año 2000

presentando una característica de tiempo inverso. Existen relés que son compensados en frecuen- cia esto es, presentan una característica de operación constante frente a variaciones en la frecuencia del sistema dentro de ciertos límites. Relés de sobretensión estáticos presentan características de operación similares a los electromecánicos. Relés de sobretensión instantáneos son del tipo armadura atraída actuando con tiempos muy bajos cuando la tensión del relé sobrepasa un determinado valor. El valor pick up se ajusta moviendo la posición del émbolo al interior del solenoide.

K.- Relé de tensión balanceada: (# 60) Este relé opera en caso de que la magnitud de las tensiones aplicadas a un equipo difieran en un cierto porcentaje. Este tipo de relé se usa para proteger motores frente a fases abiertas (operación de fusibles). Traen incorporados un juego de contactos normalmente abiertos (para activar alarmas) y normalmente cerrado (para hacer operar interruptores). En muchos casos se usan para respaldar la operación de otros relés, tal como relés de sincronización, baja tensión, o relé de sobrecorriente con retención de voltaje. El tiempo de operación es fijo y en la mayoría de los casos lo ajusta el fabricante en 200 ms (10 ciclos). También se emplean para detectar pequeños desbalances en las tensiones del sistema. Su principal aplicación es en la protección de motores para evitar la circulación de corrientes de secuencia negativa a través de los devanados del estator.

L.- Relé direccional de sobrecorriente: (# 67 y 87G) Este tipo de relés se usa para proteger sistemas frente a fallas ocurridas en una

determinada dirección desde el punto de conexión (aguas arriba o aguas abajo) y ser insensibles frente a fallas ocurridas en la dirección opuesta. Aplicaciones típicas de este relé incluyen:

i) Detectar fallas en sistemas cuando quedan energizados a través de circuitos secundarios al operar la protección primaria. En este caso la corriente de falla es mucho menor a la "vista" por la protección principal razón por la cual se requiere un relé sensible.

ii) Proveer una protección más sensitiva a generadores y motores discriminando acerca de la dirección del punto de falla.

Luis Morán T.

54

Apuntes de Protecciones Año 2000

Relés direccionales de corriente requieren de una señal de polarización para proveer la ca- pacidad direccional. La señal de polarización puede ser de tensión o corriente. En caso de usar una señal de corriente en el circuito de polarización esta se obtiene con transformadores de corriente conectados al neutro del generador o transformador. En caso de usar una señal de polarización de tensión, esta se obtiene del secundario de transformadores de voltaje con primarios conectados en delta abierta (entre líneas) y secundarios conectados de igual forma (se requieren solo 2 transformadores de potencial). En caso de conectarse entre fase y neutro se requieren tres transformadores de potencial conectados en Y-Y. Relés direccionales de corriente del tipo electromagnético constan de una unidad de sobrecorriente del tipo disco de inducción y otra unidad direccional de potencia instantánea. Este relé sólo activa la unidad de sobrecorriente una vez la unidad direccional ha actuado. La unidad direccional consta de una bobina de corriente de operación y otra de polarización. Esta última se energiza con tensión o corriente y permite determinar la dirección del flujo de corriente. Relés direccionales de corriente instantáneos traen en vez de un relé tipo disco de inducción, una unidad de atracción de armadura controlada por la unidad direccional de potencia.

M.- Relé de frecuencia: (# 81) Este relé opera cuando la frecuencia de la señal que sensa (tensión o corriente) es mayor a un valor determinado. Dependiendo del valor de frecuencia de referencia este relé puede operar como dispositivo de sobre frecuencia o de baja frecuencia. Relés de baja frecuencia se emplean en sistemas que poseen generación propia solamente, o generación propia en combinación con generación remota (sistema de distribución). En este caso el relé de baja frecuencia actúa como protección de sobrecarga. En aplicaciones de este tipo, el relé de baja frecuencia actúa sobre inte- rruptores que conectan cargas, de manera de ir disminuyendo la potencia de salida del generador hasta que la frecuencia recupere su valor nominal. Relés de sobrefrecuencia generalmente se aplican a generadores para evitar sobrevelocidad en caso de partidas o bien producto de pérdidas repentinas de cargas. En este caso el relé entrega una señal de alarma o bien se hace actuar sobre el equipo motriz que acciona el generador. Las características constructivas de este tipo de relés varían, en general se implementan con relés del tipo disco de inducción (posee tiempo de retardo regulable), con relé de armadura atraída o con circuitos electrónicos o digitales.

Luis Morán T.

55

Apuntes de Protecciones Año 2000

Relés implementados con disco de inducción poseen dos bobinas conectadas en paralelo una con impedancia equivalente inductiva y la otra capacitiva. Estas bobinas generan un flujo magnético que es proporcional a la frecuencia de la señal sensada. La frecuencia de referencia se ajusta a un valor que fluctúa entre 0.1 y 0.2 Hz inferior al valor nominal. El relé de armadura atraída es más preciso que el anterior y más rápido. Su principio de operación es similar al de disco de inducción, esto es se generan dos flujos magnéticos cuyos ángulos de desfase varían con la frecuencia y pueden alcanzar los 5 o 6 ciclos. Este tiempo de retardo se incluye a propósito para evitar operaciones falsas, las que pueden ser provocadas por fallas. Relés de estado sólido se implementan con circuitos resonantes LC o con contadores, pro- porcionando una mejor sensibilidad y ajuste de tiempo más precisos. Al igual que en los relés electromagnéticos no se incluyen tiempos de operación instantáneos para evitar falsas operaciones. El rango de ajuste de estos relés fluctúa entre 90% y 110% la frecuencia nominal.

N.- Relés diferenciales: (# 87) El relé diferencial ofrece una protección eminentemente selectiva que no requiere coordi- narse con otras protecciones existentes en el sistema de potencia. Por esta razón posee un tiempo de operación muy bajo (algunos ciclos) y detecta fallas ocurridas solamente en el interior de la zona de protección. El principio de operación consiste en comparar corrientes de entrada con co- rrientes de salida, las que en caso de no haber fallas deben ser iguales. Este tipo de protección es ampliamente empleada en equipos de alta potencia como motores, generadores, transformadores y barras. La zona de protección queda definida por los transformadores de corriente encargados de sensar corrientes de entrada y corrientes de salida. De acuerdo a su principio de operación los reles diferenciales se clasifican es:

Relés diferenciales de corriente

Relés diferenciales de porcentaje:

- porcentaje fijo

- porcentaje variable

- con retención de armónica

Relés diferenciales de alta impedancia Relé diferencial hilo piloto

Luis Morán T.

56

Apuntes de Protecciones Año 2000

La operación del relé diferencial depende en gran medida de la selección de los transfor- madores de corriente. Estos deben ser los más parecidos posibles para así evitar operaciones fal- sas.

i) Relé diferencial de sobrecorriente: (# 87) Este tipo de relé actúa considerando un valor fijo de corriente diferencial. Su desventaja radica en que no se le puede modificar su sensibilidad pudiendo operar debido al error de razón de los transformadores de corriente. En protección contra fallas a tierra el relé que opera conside- rando un flujo magnético diferencial es más sensible. En este caso los tres conductores más el neutro se pasan por el interior de un núcleo toroidal. En condición de operación normal el flujo resultante es nulo. Para fallas con impedancia (flujo resultante bajo) la sensibilidad del relé se puede aumentar agregando vueltas a la bobina secundaria. Relés diferenciales de corriente trifási- cos necesitan 6 transformadores de corriente además de tener acceso a todos los terminales de circuito que se desea proteger.

ii) Relé diferencial de porcentaje: (# 87T, 87B, 87M y 87G) Estos relés se usan en protección de motores, generadores y transformadores. La corriente diferencial que hace operar al relé se ajusta a un porcentaje de la corriente nominal, evitando operaciones falsas, provocadas por errores en los transformadores de corriente, corriente inrush o corriente de excitación en el caso de protección de transformadores. El valor de la corriente diferencial puede ser fija o variable dependiendo del tipo de relé, y se ajusta de acuerdo al equipo que protege. Así en aplicaciones de motores, generadores y barras, el valor de la corriente diferencial se ajusta a un porcentaje pequeño de la corriente nominal. En protección de transformadores el valor de la corriente diferencial puede alcanzar el 50% de la corriente nominal. Esto se justifica para evitar la operación por corriente de excitación (operación en vacío).

Relés diferenciales con retención de armónicas se usan en protección de transformadores para impedir su operación por corriente inrush. Esto se logra colocando un filtro de segunda ar- mónica (armónica dominante). De esta forma se puede disminuir el valor de la corriente diferencial a un 20% o 30% del valor nominal.

Luis Morán T.

57

Apuntes de Protecciones Año 2000

Los relés diferenciales del tipo electromagnéticos se implementan con relés del tipo disco de inducción. Estos relés poseen dos bobinas de retención y 1 bobina de operación. Las bobinas de retención evitan el movimiento del disco, mientras que la bobina de operación por donde se hace circular la corriente diferencial hace que el relé opere. En el caso de los relés con retención de armónicas se pone el filtro pasa bajos en la bobina de operación de manera de hacer circular sólo la componente fundamental. Las componentes ar- mónicas circulan sólo por las bobinas de retención.

iii) Relés diferenciales de alta impedancia: (# 87B) Estos relés se usan en protecciones de barras y evitan operaciones falsas producto del comportamiento desigual de los transformadores de corriente, al conectar a su secundario un relé de alta impedancia (1700 a 2600 ). En caso de fallas ocurridas fuera de la zona de protección se produce un mayor error en la corriente secundaria del T/C conectado más próximo al punto de falla. Producto de la alta impedancia conectada al relé, se induce una alta tensión en el secundario lo que aumenta la corriente de excitación del transformador. Esto hace que se incremente el error de razón pero debido a la alta impedancia del relé, la mayor corriente de excitación es forzada a circular a través de la rama de magnetización del transformador. En el caso de fallas ocurridas al interior de la zona de protección, el error en los T/C disminuye, la impedancia de la rama de mag- netización aumenta significativamente por lo que la corriente secundaria circula a través de las bobinas del relé. Relés diferenciales de alta impedancia del tipo electromagnéticos se implementan con un relé de sobretensión conectado en paralelo al secundario de los T/C y un relé de sobrecorriente instantáneo. La magnitud de la tensión en los terminales del relé depende de la ubicación de la falla (al interior o exterior de la zona de protección), de la resistencia de la bobina secundaria del T/C, la razón de la transformación y el valor efectivo de la corriente de falla. La unidad de sobretensión operará cuando el voltaje secundario sobrepase un determinado valor. Al ocurrir una falla al interior de la zona de protección, la corriente secundaria del T/C circula a través de la bobina de corriente del relé. En general, en paralelo al relé se conecta una resistencia no lineal que impide la generación de sobretensiones que pueda dañar la protección. El tiempo de operación de este relé frente a fallas severas ocurridas al interior de la zona de protección fluctúa entre 0.5 y 1.5 ciclos.

Luis Morán T.

58

Apuntes de Protecciones Año 2000

iv) Relé diferencial hilo piloto: (# 87L) Las protecciones diferenciales vistas anteriormente no sirven para la protección de líneas de transmisión o cables producto de las distancias involucradas. Para ello se usan relés especiales que hacen uso de circuitos de comunicaciones para conectar los secundarios de los transformado- res de corriente puestos en los extremos de la zona de protección. Este tipo de protección recibe el nombre de relé diferencial hilo piloto debido a los conductores que llevan las señales de los se- cundarios de los transformadores de medida. Esta es una protección eminentemente selectiva de alta velocidad y que se emplea en líneas cortas de longitudes cercanas a los 35 km. Su tiempo de operación es del orden de los 20 ms.

Principio de operación:

El esquema de protección diferencial del tipo hilo piloto consta de dos relés iguales conectados en los extremos de la línea. Los relés se interconectan a través de dos hilos pilotos. Los secundarios de los tres transformadores de corriente conectados a cada fase en ambos extremos de la línea energizan un circuito electrónico que genera una señal proporcional a la corriente de línea y con una polaridad que depende de la dirección del flujo de potencia en la línea. Cada relé posee una bobina (o circuito) de retención y bobina (o circuito) de operación. El sistema de retención va conectado en serie con el hilo piloto mientras que la bobina de operación de cada relé se conecta en paralelo a los hilos pilotos. Al ocurrir una falla al exterior de la zona de protección la corriente circulará a través de las bobinas de retención y el hilo piloto sin pasar por las bobinas de operación. En caso de falla al interior de la zona de protección el flujo de corriente en uno de los extremos de la línea se invertirá obligando la circulación de corrientes mensajeras a través de las bobinas de operación de ambos relés provocando la apertura de los interruptores que energizan la línea. La protección hilo piloto ofrece protección tanto contra cortocircuitos entre fase al interior de la zona protegida como contra falla a tierra. La sensibilidad depende del error de razón de los transformadores de corrientes.

Especificación técnica:

Para asegurar la correcta operación de esta protección es importante especificarla correc- tamente. La especificación técnica de esta protección debe incluir el tamaño del conductor, aisla-

Luis Morán T.

59

Apuntes de Protecciones Año 2000

ción y blindaje. Con respecto a la instalación debe indicarse si los hilos pilotos irán en forma aérea o subterránea. En caso de ir en forma aérea se debe cuidar la distancia mínima con respecto a las líneas de alta tensión. En el caso de ir enterrado es importante el blindaje y su puesta a tierra.

Luis Morán T.

60

Apuntes de Protecciones Año 2000

CAPITULO III ESQUEMAS DE PROTECCION

3.1.- Introducción Debido a la gran variedad de fallas que pueden sufrir los diferentes componentes de un sistema eléctrico de potencia se hace necesario implementar esquemas de protección que permitan distinguir las diferentes anomalías a las que pueden quedar sometidas los diferentes equipos. Una cantidad importante de normas han estandarizado esquemas de protecciones mínimos a emplear en motores, generadores, transformadores, cables, y otros equipos usados en sistemas eléctricos. En este Capítulo se presentan diferentes esquemas y criterios empleados en la protección de transformadores, cables, barras, generadores, motores y líneas de transmisión.

3.2.- Protección de transformadores El esquema de protección empleado en transformadores depende de su potencia nominal y niveles de voltaje primario y secundario. El transformador en general es un equipo de alta confiabilidad, pero dada la importancia que tiene en los sistemas de distribución, se debe proteger convenientemente, no sólo contra fallas internas, pero también para evitar que quede sometido a condiciones de operación extremas en caso de fallas en otros puntos del sistema eléctrico. En la mayoría de las aplicaciones, el transformador se protege tanto en el circuito primario como en el secundario. La protección conectada en el circuito primario protege al transformador contra posibles fallas internas mientras que la protección secundaria protege al transformador contra fallas externas.

3.2.1.- Protección de transformadores en aceite Transformadores con aislación en aceite traen incorporado sensores especiales que permiten verificar el nivel, presión, temperatura, o la presencia de gases en el aceite, lo que también da una señal acerca de la forma como está operando el transformador. En general estos sensores no están capacitados para dar la orden de apertura al interruptor, pero sí se conectan a contactos que al cerrarse activan diferentes tipos de alarmas.

Luis Morán T.

61

Apuntes de Protecciones Año 2000

Detectores de nivel de aceite, miden el nivel de aceite contenido en el estanque y lo comparan con un valor de referencia. Al estar el valor medido bajo la referencia, se activa una alarma de manera que el operador pueda verificar el origen de la fuga de aceite, y proceder a rellenar el estanque. Al operar el transformador con bajo nivel de aceite, se disminuye consi- derablemente la capacidad de ventilación del transformador y su nivel de aislación. Esto puede llevar a una severa degradación en sus condiciones de operación disminuyendo su vida útil. Los sensores de presión de aceite sirven para detectar fallas internas en el transformador. Estos sensores se usan en transformadores con estanques sellados. La presencia de presión positiva (mayor a la presión atmosférica) o de presión negativa (inferior a la presión atmosférica) puede indicar una falla interna. El aumento de la presión en el estanque se puede deber a la presencia de gases debido a la descomposición del aceite, producto de la existencia de una falla interna que genera arcos, o bien debido a un aumento excesivo en la temperatura. La pérdida de presión se puede deber al escape de aceite del estanque. Estos sensores de presión ayudan a proteger el estanque contra posibles deformaciones producto de los cambios en la presión interna. Algunos transformadores traen incorporados válvulas de purga, las que permiten escapar gas o aceite, manteniendo la presión dentro de ciertos límites. Transformadores de mayor potencia (sobre 5 MVA), traen relés contra aumento repentino en la presión del aceite. Dado que un aumento brusco en la presión del aceite se debe a una falla interna (descomposición del aceite producto de un arco generado por una falla a tierra, cortocircuito entre espiras, o mal contacto), este relé está capacitado para actuar sobre la bobina de apertura del interruptor. El tiempo de operación de estos relés es cercano a los cuatro ciclos, para aumentos de presión igual a 25 (lbf/in 2 )/s en caso de aceite y de 5 (lbf/in 2 )/s, en el caso de aire. Otro relé que sirve para detectar fallas internas en el transformador producto de la presencia de gases en el estanque es el relé Buchholz. Este relé se ubica entre el estanque del transformador y la cámara de expansión y su función es detectar la presencia de gases en el aceite. Estos gases quedan atrapados en el relé. La magnitud de la falla se puede estimar dependiendo de cuan rápido se acumulen los gases en el relé. Un análisis de la composición química de los gases ayuda a ubicar el origen de la falla.

Luis Morán T.

62

Apuntes de Protecciones Año 2000

3.2.2.- Protección contra altas corrientes Corrientes superiores al valor nominal del transformador pueden circular debido a sobrecargas, cortocircuitos, fallas a tierra o sobretensiones. Sobretensiones pueden generar corrientes mayores al valor nominal, las que pueden ser interpretadas como sobrecarga, o pueden provocar daños en la aislación lo que se traduce en un cortocircuito.

i) Protección contra sobrecarga La presencia de corrientes mayores a las nominales, debido al aumento de carga del equipo, producen altas temperaturas que pueden llegar a exceder los valores límites de la aislación provocando un severo deterioro en la vida útil del transformador. Estas sobrecargas se pueden