Vous êtes sur la page 1sur 3
Es un agente anestésico, de color blanco lechoso, que se disuelve en aceite de soja y lecitina de huevo. Se usa para conseguir una rápida inducción al sueño en casos de anestesia general o una sedación moderada en caso de procedimientos desagradables, como son las endoscopias o la reducción de fracturas. Como no está etiquetado por la Drug Enforcement Agency como “sustancia de obligado control”, el propofol corre como agua en los hospitales, cosa que facilita tanto el que se convierta en un elemento de abuso como el que no se identifique, en principio, al sanitario consumidor. El primer caso de abuso de propofol fue publicado por la revista Anesthesiology en el año 1992. El consumidor era un anestesista, que se autoinyectaba propofol en una media de 10-15 veces al día. La Anestesiología es una especialidad de alto riesgo para drogodependencias, no sólo por el estrés que conlleva, sino porque el anestesista tiene a su alcance una enorme cantidad de drogas que alcanzarían precios considerables en el “mercado negro”. Y, además, ve como sus pacientes se lo pasan de vicio cuando se las inyecta. Entre 1992 y 2002, se registraron varios casos más de abuso de propofol, implicando siempre a personal sanitario. El primer caso de no sanitario adicto a propofol fue publicado en 2002. Y se había convertido en consumidor tras tratarse unas migrañas resistentes al tratamiento habitual con este fármaco (que, entre otras cosas, disminuye la presión en el interior del cráneo). Cuando no pudo conseguirlo a través de su médico, este personaje accedió al fármaco gracias a un veterinario. El chollo se le acabó cuando su mujer lo encontró inconsciente y azul-pitufo, en el baño de su casa, tras una sobredosis accidental. Aparte de que es muy sencillo pasarse de dosis si no se sabe manejar, el propofol tiene otros efectos perjudiciales: entre ellos, el llamado “síndrome de infusión de propofol”, que ocurre cuando se usa durante muchos días o en consumidores crónicos. A la larga, el propofol produce la muerte de las células musculares de todo el cuerpo, incluido el corazón, con lo que pueden aparecer arritmias mortales. Con todo este panorama, ¿qué es lo que lleva a alguien a consumir propofol? Pues resulta que dosis pequeñas del fármaco producen desinhibición sexual y sueños con alto contenido erótico. Y siempre hay quien piensa con los bajos. ¿Qué es propofol? Propofol disminuye la actividad de su cerebro y sistema nervioso. Propofol se usa para ayudarle a relajarse antes y durante la anestesia general en una cirugía y en otros procedimientos médicos. Propofol también se usa en pacientes críticamente enfermos que requieren un tubo de respiración conectado a un respirador (una máquina que mueve el aire dentro y fuera de los pulmones cuando una persona no puede respirar por su cuenta). Propofol puede también usarse para fines no mencionados en esta guía del medicamento. ¿Cuál es la información más importante que debo saber sobre propofol? Antes de recibir propofol, dígale a su médico de todas sus condiciones médicas y alergias. También asegúrese que su médico sepa si usted está embarazada o lactando. En algunos casos, usted no podrá usar propofol. SLIDESHOW View Frightful (But Dead Serious) Drug Side Effects ¿Qué debería discutir con el profesional del cuidado de la salud antes de recibir propofol? Usted no debe recibir propofol si es alérgico a este. Para asegurarse que propofol es seguro para usted, dígale a su médico si usted tiene:  epilepsia u otro trastorno convulsivo; o  colesterol o triglicéridos elevados (un tipo de grasa en la sangre). Categoría B del embarazo por la FDA. No se espera que propofol le cause daño al bebé nonato. Dígale a su médico si usted está embarazada o planea quedar embarazada durante el tratamiento. Propofol puede pasar a la leche materna y causarle daño al bebé lactante. Usted no debe amamantar mientras usa esta medicina. ¿Cómo se administra propofol? Propofol se administra como una inyección por medio de una aguja en una de sus venas. Usted va a recibir esta inyección en un hospital o ambiente quirúrgico. Usted se va a relajar y se dormirá rápidamente después de que le inyecten propofol. Su respiración, presión arterial, niveles de oxígeno, función renal, y otros signos vitales serán vigilados de cerca mientras este bajo los efectos de propofol. ¿Qué sucede si me salto una dosis? Ya que propofol se administra por un profesional de la salud en un ambiente médico, no se cree probable que usted olvide una dosis. ¿Qué sucedería en una sobredosis? Ya que este medicamento es administrado por un profesional de la salud en un ambiente médico, es poco probable que ocurra una sobredosis. ¿Qué debo evitar después de recibir propofol? Propofol puede causar mareo y somnolencia severos, los cuales pueden durar por varias horas. Usted necesitará que alguien lo lleve hasta su casa después de su cirugía o procedimiento. Usted no puede conducir ni hacer nada que requiera que este despierto y alerta por lo menos durante las 24 horas después de haber recibido propofol. ¿Cuáles son los efectos secundarios posibles de propofol? Busque atención médica de emergencia si usted tiene alguno de estos síntomas de una reacción alérgica: ronchas; dificultad para respirar; hinchazón de la cara, labios, lengua, o garganta. Dígale a quien lo cuida inmediatamente si usted tiene:  sensación de desvanecimiento (como si se fuera a desmayar), aún después de sentirse despierto;  respiración débil o superficial; o  dolor o molestia severos en el sitio donde le administraron la inyección. Efectos secundarios comunes pueden incluir:  picazón o sarpullido leve;  latido cardíaco lento o rápido; o  quemazón u ardor leves alrededor de la aguja intravenosa. Esta lista no menciona todos los efectos secundarios y puede ser que ocurran otros. Llame a su médico para consejos médicos relacionados a efectos secundarios. Usted puede reportar efectos secundarios llamando al FDA al 1-800-FDA1088. ¿Qué otras drogas afectarán a propofol? Tomar otras medicinas que le den sueno o hagan su respiración más lenta puede empeorar estos efectos. Después de haber sido tratado con propofol, pregúntele a su doctor antes de tomar una pastilla para dormir, un narcótico para el dolor, un relajante muscular, o medicina para la ansiedad, depresión, o convulsiones. Otros drogas pueden interactuar con propofol, incluyendo medicinas que se obtienen con o sin receta, vitaminas, y productos herbarios. Dígale a cada uno de sus proveedores de salud acerca de todas las medicinas que usted esté usando ahora, y cualquier medicina que usted comience o deje de usar. ¿Dónde puedo obtener más información?  Su médico o farmacéutico le pueden dar más información acerca de propofol.  Recuerde, mantenga ésta y todas las otras medicinas fuera del alcance de los niños, no comparta nunca sus medicinas con otros, y use este medicamento sólo para la condición por la que fue recetada.  Se ha hecho todo lo posible para que la información que proviene de Cerner Multum, Inc. ('Multum') sea precisa, actual, y completa, pero no se hace garantía de tal. La información sobre el medicamento incluida aquí puede tener nuevas recomendaciones. La información preparada por Multum se ha creado para uso del profesional de la salud y para el consumidor en los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.) y por lo cual Multum no certifica que el uso fuera de los EE.UU. sea apropiado, a menos que se mencione específicamente lo cual. La información de Multum sobre drogas no sanciona drogas, ni diagnóstica al paciente o recomienda terapia. La información de Multum sobre drogas sirve como una fuente de información diseñada para la ayuda del profesional de la salud licenciado en el cuidado de sus pacientes y/o para servir al consumidor que reciba este servicio como un suplemento a, y no como sustituto de la competencia, experiencia, conocimiento y opinión del profesional de la salud. La ausencia en éste de una advertencia para una droga o combinación de drogas no debe, de ninguna forma, interpretarse como que la droga o la combinación de drogas sean seguras, efectivas, o apropiadas para cualquier paciente. Multum no se responsabiliza por ningún aspecto del cuidado médico que reciba con la ayuda de la información que proviene de Multum. La información incluida aquí no se ha creado con la intención de cubrir todos los usos posibles, instrucciones, precauciones, advertencias, interacciones con otras drogas, reacciones alérgicas, o efectos secundarios. Si usted tiene alguna pregunta acerca de las drogas que está tomando, consulte con su médico, enfermera, o farmacéutico.