Vous êtes sur la page 1sur 7

Cómo me curé de la miopía – David De Angelis

por Fernando | Nov 16, 2014 | - | 40 Comentarios

Hoy practicaremos un ejercicio de pensamiento lateral (y vete acostumbrando), que consiste en buscar estrategias imaginativas que escapan a la lógica pero que pueden resolver los problemas de una manera diferente y más eficientemente. No se trata de hacerlo todo al revés, sólo de buscar “atajos” a problemas de difícil solución. En este blog iremos viendo algunos ejemplos. Hoy nos estrenamos con uno bastante polémico que la gente de entrada seguramente rechace: Curar la miopía con ejercicios. Antes os pongo un poco en mi contexto personal: llevo utilizando lentillas desde los 14 años y desde entonces mi miopía ha crecido de los -0,75 a los -3. A día de hoy no puedo hacer vida normal sin lentillas por que el mundo me parece un poco más borroso de lo que es. También he de decir que soy bastante escéptico y rechazo toda obsolescencia programada: desde hace un tiempo utilizo lentillas diarias Pero utilizo cada par durante un mes, dos o incluso tres. Sólo las tiro cuando me molestan y el líquido del bote lo cambio cuando está sucio (corred a decirme en los comentarios que tendré el ojo lleno de hongos, que se me va a caer, que me voy a quedar ciego, etc). Pero dejemos de hablar de mi, que he venido a hablar del libro del señorito David De Angellis. Antes de leérmelo indagué un poco por la red y vi que no había testimonios en Google ni a favor ni en contra y las versiones italianas y francesas del libro tampoco tenían ni una sola reseña en Amazon. Y me desanimé bastante, por que una cosa es pensar diferente y otra ser el único idiota que se cree a este tipo. Pero al final me di cuenta que en inglés habían titulado el libro de otra manera y que ese sí tenía reseñas: 26 personas le dan 5 estrellas y 7 le dan sólo 1. Además los testimonios a favor son de personas que dicen haber curado su miopía o estar en proceso de hacerlo y los que opinan en contra lo único que argumentan es que el libro es difícil y que los ejercicios son una tontería.

Así que con un poquito más de ganas me empecé este aburridísimo

libro de 256 páginas. El libro no es sólo aburrido por que hable en lenguaje muy técnico y enrevesado, es que además escribe sin apenas pausas, mezclando todos los temas según le van pasando por la cabeza y repitiendo cosas fuera de su lugar.

A David De Angellis se le perdona el error por que simplemente

“descubrió” un método y quiso exponerlo en un libro para compartirlo

públicamente y de paso hacerse millonario si colaba, pero ¿dónde estaba el editor para poner orden y coherencia en ese libro? Si te da por leerlo puedes saltarte tranquilamente las 82 primeras

páginas, que lo único que hace es liarte en jerga médica y experimentos raros con pollos y monos.

Y es que para apoyar una de sus teorías (que el ojo miope pierde su

forma esférica) incluye pruebas de estudios realizados en 1991 con gallinas a las que les pusieron lentes graduadas. Y si, lo siento, la curiosidad me pudo y tuve que buscar el experimento en Google:

Si quieres iniciar una petición en Change.org para pedir cárcel a los responsables de semejante maltrato psicológico al animal por llevar un gorro tan sumamente feo te daré sus nombres: Schaeffel e Irving.

Y para que te hagas una idea de lo coñazo que resulta el libro te pongo

un párrafo cualquiera. No tuitees esto, no hace falta:

“Para enfocar una imagen de manera perfecta y que resulte lo más nítida posible, la imagen misma debe “formarse” en la sección retiniana de la fóvea central, en la sección central de la mácula lútea: esta sección se caracteriza por una capacidad NOTABLEMENTE superior de “interpretar” la imagen. Toda desviación de los ejes visuales (incluso un ligero estrabismo), y los problemas eventualmente existentes que afecten a la perfecta coordinación ocular (defectos en la binocularidad de la visión), llevan a una focalización NO óptima, precisamente debido al hecho de que el desequilibrio que afecta a los músculos extrínsecos de uno de ambos ojos provoca un enfoque erróneo y no exacto sobre la porción retiniana de la fóvea central, produciendo la excentricidad retiniana.” Si alguien te cae muy mal ya sabes que libro regalarle. Pero bueno, vamos a las cosas valiosas que dice el libro, que no son muchas, pero son bastante interesantes. David empieza diciendo que la gente quiere que su visión a distancia se vuelva nítida al instante y que rechazamos cualquier otra cosa a menos que seamos muy inteligentes y estemos motivados. Vamos, que si no lo hacemos somos tontos ¿qué moda es esa de llamar imbécil al que no piensa como tú? Luego se nos vuelve místico diciendo que nada es imposible para quien cree que puede y que recuperar una vista nítida, sin la esclavitud de las

gafas no sólo hará que puedas ver sin “niebla” sino que toda tu vida se volverá más clara en todos los aspectos. Achaca además la “epidemia” de miopías a la prescripción de gafas, sobretodo en casos de miopías muy leves como -0,5/-0,75 y descarga responsabilidad diciendo que todos los ejercicios los hagas con la supervisión y el consentimiento de un médico especializado al que le informes del método que vas a seguir (vamos, lo que hacemos todos ¿verdad?) El sistema de De Angelis tiene como objetivo fortalecer y estirar los músculos oculares que se encargan de enfocar. Para ello nos propone diferentes ejercicios que deberemos practicar 4/5 veces por semana, 3 o 4 veces al día durante 5 minutos cada vez (ajústalo a tu buen criterio). Tanto el tiempo como las repeticiones y la intensidad se deberán ir ampliando, como si estuviéramos entrenando un músculo en el gimnasio (al no poder ponerle más peso al ojo por razones “logísticas” lo que haremos será ejercitarlo durante más tiempo):

Ejercicio 1:

Delante del espejo calcula el punto en que consigues ver bien las pupilas. Mira un punto fijo y sin dejar de mirarlo haz todos y cada uno de estos movimientos (partiendo y volviendo siempre al punto central):

Ejercicio 2:

Mira un punto fijo situado a 3 metros o más y efectúa rotaciones de cabeza hasta llegar al límite manteniendo la fijación. Deberemos insistir en aquellas direcciones donde notemos más resistencia y menos fuerza. Es preciso mantener la fijación en el grado extremo el máximo posible, hasta percibir una sensación de ligera fatiga. Variante: Efectuar rotaciones completas de los ojos como si siguiéramos el contorno de un reloj enorme. Deberás hacerlo con los ojos abiertos y con los ojos cerrados, detectando “nudos” en la trayectoria y trabajando esa zona para que desaparezcan. Ejercicio 3:

Utilizaremos gafas de entrenamiento positivas para leer, usar el ordenador y en ambientes cerrados. Debes leer durante 5/10 minutos a una distancia de unos 50cm con unas gafas de +1 de manera que las letras sean algo borrosas y se produzca un desenfoque. Con el entrenamiento irás enfocando cada vez mejor por lo que deberás ir alejando el texto y aumentando la graduación de las gafas de entrenamiento. Para mejorar ese enfoque prueba a hacer lo siguiente: fijándote en el texto e intentando enfocarlo abre mucho los ojos durante 5 segundos, cierra los párpados suavemente y vuelve a fijarte en el texto. Debería

volverse más nítido. Hazlo cada vez que veas que has perdido el enfoque. Fuera de casa intentaremos prescindir de nuestras gafas y lentillas y si no es posible intentaremos obtener una graduación menor de ellas. Pero ¿qué son las gafas de entrenamiento? Pues esas gafas baratas y horteras que se supone que son para leer en casa. El autor aconseja comprarlas de +1,+2 y +3 (y combinar (+1)+(+3), (+1)+(+3) para obtener +4 y +5). Yo he encontrado un par en Carrefour, en mi caso de +1,5 y +3. Creo que iré a pocas discotecas con ellas puestas:

Deberás hacer pausas entre los ejercicios de desenfoque, relajando los ojos mirando a lo lejos y efectuando 2 o 3 series de rotaciones oculares en ambos sentidos. Al principio notarás los ojos algo cansados e ineficientes, pero pasado un tiempo sufrirán una supercompensación aumentando su fuerza, flexibilidad y resistencia. Si perseveras en el entreno comenzarás a ver “destellos” de visión nítida. Con el tiempo esa visión durará cada vez más hasta hacerse permanente finalmente. Es fácil que no experimente mejoras en 2/3 semanas de entrenamiento y de repente un día notes una clara mejoría. Es fundamental mantener

la fe en el sistema (todo esto en palabras del autor. Yo aun no he

probado nada).

Y eso sería todo lo que tendrías que hacer para curar tu miopía. Si te

decides a hacerlo por favor, déjalo en los comentarios contando tu experiencia, sea cual sea. Será de gran ayuda para todos los que lleguen a este artículo. Las últimas 100 páginas del libro explica que tiene algunas teorías sobre como beneficiar el proceso de “curar” la vista y aquí entran todo tipo de creencias personales, que van desde llevar una dieta alcalinizante (verduras y alimentos ricos en minerales), no ingerir productos que contengan acidificantes (azúcar, alcohol, carne, pescado, aves, harinas ), practicar el ayuno terapéutico con cierta frecuencia

para “desintoxicar” el cuerpo, aprender técnicas de relajación como el Rebirthing o Vivation, realizar entrenamiento aeróbico hasta iniciarse en la relajación. También defiende que la miopía tiene un componente emocional: El miope no ve porque, al menos a nivel inconsciente, no quiere ver. Un miope tiende a desarrollar un carácter introspectivo y aislado.

A medida que logres ver “más allá” de tu antigua distancia de enfoque

notarás que también la tendencia a una visión “miope” de la vida tenderá a disolverse. Notarás un mayor deseo de estar en contacto con los demás y tus relaciones sociales mejorarán.

¿Qué piensas tú de todo esto? ¿Crees que somos miopes por que nos negamos a ver la realidad?

Y para finalizar acusa a la industria médica/óptica de tener intereses

comerciales para evitar que la gente se cure de su miopía y que no se preocupan en absoluto por difundir una higiene visual que evite futuras miopías. Acaba acusando a casi todos de poner “de moda” las gafas, hasta el punto de decir que Harry Potter lleva gafas para inducir a los niños a su consumo por querer parecerse a su héroe.

http://statics.vayagif.com/gifs/2014/05/

GIF_195281_sabes_que_has_estudiado_demasiado_cuando.gif

Harry leyendo el final de “Cómo me curé de la miopía”

Si te ha sabido a poco el artículo y estás deseando saber cómo de

aburrido es este libro lo puedes adquirir pinchando en la imagen (o si se

lo quieres regalar a alguien que te caiga muy muy mal).

He intentado explicarlo lo mejor que he sabido teniendo en cuenta lo caótico de leer que es el libro. Si no has entendido algo deja tus dudas en los comentarios e intentaré contestar si lo sé. La semana que viene haré otro ejercicio de pensamiento lateral, que en este caso he probado en alguna ocasión y sé que puede funcionar. El libro es bastante más famoso que el de hoy: Aprende inglés en 7 días.

4.04 (80.87%) 23 votes

Para los escépticos de la comunidad científica

Es probable que un sistema de cura de los defectos visuales como éste no sea aceptado de buen grado por la comunidad científica, pero en realidad eso no tiene ninguna importancia para quienes hayan empezado a VER cada vez más nítidamente con sus propios ojos y sin el auxilio de gafas ni lentes de contacto.

Considerando que la validez de una técnica curativa encuentra su fundamento en las pruebas directas sobre los pacientes y en relación con sus BASES científicas, o sea con las leyes fisiológicas a las que hace referencia, deseo que QUIENES alimentan dudas sobre el Power Vision System para la cura progresiva de la miopía y otros trastornos de

la vista prueben y argumenten sobre BASES CIENTÍFICAS las siguientes cuestiones:

1.    PRUEBEN que el estrés hiperacomodativo, inducido por acomodación excesiva a cortas distancias, NO provoca un AUMENTO del tono acomodativo y, por tanto, empeoramiento de la visión.

2.    PRUEBEN que el uso de las gafas y lentes de contacto NO contribuye al aumento del tono acomodativo y al empeoramiento de la visión.

3.    PRUEBEN que el principio AEDI, de la Adaptación Específica a la Demanda Impuesta, NO cabe aplicarlo a la adaptación estructural y funcional de los órganos visuales.

Que el ejercicio muscular y el de acomodación de desenfoque con el uso de lentes (sobre los que se basa el sistema Power Vision) NO provocan adaptaciones basadas en el principio fisiológico AEDI.

4.    EXPLIQUEN por qué una persona miope se ve progresivamente forzada al uso de lentes cada vez más potentes CONTRARIAMENTE al hecho de que la persona se haya adaptado a las lentes que utiliza y al estado hiperacomodativo, desarrollando un AGRAVAMIENTO de la visión.

Si sólo una de estas argumentaciones no encuentra una respuesta VÁLIDA, quiere decir que el sistema Power Vision es EFICAZ y posee BASES CIENTÍFICAS.

Espero encontrar en la comunidad científica al oculista y al optómetra estudiosos que respalden Power Vision System y que me brinden su apoyo para sensibilizar a los “profesionales del sector” a seguir a las personas más motivadas para disminuir la dependencia del uso de las gafas y lentes de contacto y para recuperar su propia vista de manera progresiva y natural.

Ello probablemente produciría un cambio en el NEGOCIO de la vista, pero es un DEBER de todo médico ayudar al paciente a extirpar el mal y no a hacerle partícipe de una cadena de montaje de la que la casi totalidad de los pacientes hipovidentes NO es consciente.

Que quien desee unirse a esta importante misión difunda tales principios de cura. Quedo a su disposición para probar sobre el terreno la validez de este sistema, ofreciendo su aplicación en un estudio monitorizado y controlado por estudiosos serios y motivados del sector.

QUÉ HE APRENDIDO DE MI EX MIOPÍA

La miopía fue para mí una gran escuela de vida, fuente de grandes e importantes enseñanzas. Además de volver a lograr una vista perfectamente nítida, mi itinerario de estudio y experiencia de la miopía me trajo diversos y agradables cambios también en el plano personal y relacional: el proceso de renovación de mi vista me llevó a ver y reconocer en mí lo que no estaba de acuerdo con mis intereses y aspiraciones y a cuidar y curar mi actitud con los demás. Comprendí que la niebla que ofuscaba mi sentido de la vista la creaba yo mismo como barrera para separarme de los demás: extraña afirmación esta, en un libro que proporciona un enfoque también científico a la etiología de la miopía. El trabajo que afronté sobre mí mismo, sobre mis órganos sensoriales de la vista y sobre mi consciencia, me llevó a cambios evidentes sobre la manera de percibirme a mí mismo y de percibir el mundo: estoy especialmente contento de estos “efectos colaterales” de este empeño sobre el cuerpo que he llamado “Power Vision System”. La elección de este nombre se hizo también con referencia a la potenciación

de la visión interior, la toma de conciencia de los propios deseos y aspiraciones más profundas, requisito necesario para una vida orientada a la consecución de los mismos para la propia evolución y la propia realización personal, además de para la potenciación de la vista física. Quien emprenda el camino que he propuesto en este trabajo mío, sacándolo adelante en la niebla de sus propios ojos y de sus propias dudas, adquirirá también cualidades que le serán útiles en otras empresas de la vida: en el fondo puede verse como un reto y una aventura apasionante, que lleva a quien cree en el corazón y persevera en el tiempo a ver el nacimiento de sus propios deseos más íntimos; no sólo, pues, una vista nítida, sino también una mayor fuerza para afrontar las propias dudas e inseguridades.

El hecho de haber vencido mi miopía, ese “mal” considerado incurable por la orientación todavía predominante en el campo de la medicina, me llevó a reflexionar sobre cuáles son en realidad las posibilidades de curación del individuo, más allá de lo que la ciencia actual ha establecido como posible o imposible. Estoy firmemente convencido de que una ciencia médica más centrada en los sentimientos y emociones del individuo, con especial atención a la persona considerada como unidad de varios niveles (físico, mental, emocional y espiritual) puede conducir a resultados que superan con mucho la mera eliminación o, mejor, supresión del síntoma, que es, en esta óptica, un mensaje del cuerpo y del alma que apunta hacia la verdadera curación. Me pregunto cuáles pueden ser las cualidades y potencialidades de un individuo que haya conquistado no sólo su propia salud (en términos de ausencia de enfermedad), sino también y sobre todo su propia curación (entendida como estado profundo y total de bienestar y armonía psicofísica). Las fronteras aquí se expanden hacia una armonía del ser que supera con mucho las expectativas del hombre común, siempre focalizado sobre su pequeño mundo de dudas, miedos e ilusiones. Doy las gracias, por tanto, a mi ex miopía por haberme concedido esta gran oportunidad de aceptarme a mí mismo, mis aspiraciones más profundas, y de haberme hecho comprender la belleza y la implicación que se siente convirtiendo en parte de uno mismo las imágenes que se reflejan en tus propios ojos.

y la implicación que se siente convirtiendo en parte de uno mismo las imágenes que se
y la implicación que se siente convirtiendo en parte de uno mismo las imágenes que se
y la implicación que se siente convirtiendo en parte de uno mismo las imágenes que se
y la implicación que se siente convirtiendo en parte de uno mismo las imágenes que se
y la implicación que se siente convirtiendo en parte de uno mismo las imágenes que se
y la implicación que se siente convirtiendo en parte de uno mismo las imágenes que se
y la implicación que se siente convirtiendo en parte de uno mismo las imágenes que se
y la implicación que se siente convirtiendo en parte de uno mismo las imágenes que se