Vous êtes sur la page 1sur 3

INTRODUCCIÓN

Dentro de la Práctica Clínica Basada en la Evidencia (PBE) existe el término evidencia que hace referencia a la evidencia científica, por lo que es algo que se comprueba, demuestra o verifica. También existe una relación con el concepto de toma de decisiones el cual es importante destacar que adquiere distinto significado en función de quién tome la decisión.

Posteriormente se desarrolla la Enfermería Basada en la Evidencia (EBE) con el fin de promover la utilización de los resultados de la investigación en la práctica clínica con la finalidad de cubrir todos los aspectos relacionados en las decisiones clínicas y de salud, teniendo en cuenta la preferencia y los valores de los pacientes para así de esta manera disminuir sus prejuicios y aumentar los beneficios.

La Enfermería Basada en la Evidencia se define la aplicación consciente, explícita y juiciosa de la mejor evidencia científica disponible relativa al conocimiento enfermero para tomar decisiones sobre el cuidado de los pacientes, teniendo en cuenta sus preferencias y valores, e incorporando la pericia profesional en esta toma de decisiones.

DESARROLLO

La EBE está formada por fases que son la formulación de preguntas clínicas (reflexión sobre práctica enfermera, preguntas estructuradas y preguntas concretas), búsqueda bibliográfica (bibliografía existente, publicaciones secundarias, bases de datos, publicaciones primarias y formulación de hipótesis), lectura crítica (metodología, diseño de estudios), implementación (guía de práctica clínica, contexto, factores individualizados y organizativos) y evaluación (repercusión de los cambios, beneficios, daños, costos, auditoría).

Debemos destacar que la evidencia la podemos recolectar de otras fuentes de investigación como pueden ser de otras disciplinas, opiniones de expertos, colegas, experiencia adquirida con otros pacientes y el continuo trabajo diario que tengamos con el trato con las personas internadas en los hospitales. Aunque también existen factores que impiden la falta de evidencia para las enfermeras como son una investigación de baja calidad, los ensayos clínicos no son apropiados para todas las áreas del cuidado y sobre todo en aquellos hospitales que no son muy grandes.

Con todo esto se adquiere un conocimiento enfermero donde existe un conocimiento empírico y experiencia al mismo nivel. Por lo tanto, la teoría, la investigación y la evidencia están unidas racionalmente.

También debemos considerar los modelos existentes dentro de la EBE que son útiles para la práctica de la enfermería que son el modelo Iowa donde se utiliza el término tigger para alertas de síntomas que indican que existe un problema, el modelo de Stetler que se utilizan seis fases que son la preparación, validación, evaluación comparativa, toma de decisión, traducción y aplicación ye valuación, el modelo de Rogers con cinco etapas que son conocimiento, persuasión, decisión, puesta en práctica y confirmación y el modelo ACE donde se identifica el conocimiento para su aplicación en la práctica clínica.

Cuando las enfermeras se encuentran dentro del campo de trabajo comienzan a recoger información de los pacientes, valorando sus problemas y sus necesidades, para así valorar los objetivos y planificar los cuidados.

CONCLUSIÓN

Se debe colocar en la subjetividad de las personas para identificar sus necesidades trabajar con un método inductivo y enfocado a las personas. Colocarse en el lugar de la otra persona para comprender su experiencia y utilizar la inducción para

construir una teoría son dos de los elementos más importantes de la investigación cualitativa.

También es importante cuando se quieran compartir los conocimientos adquiridos en el cuidado de un paciente cuando su cultura es diferente a la de los demás y esto implica adquirir diferentes estrategias por medio de la evidencia basada en la investigación cualitativa, tomando en cuenta la lectura crítica para poder hacer una discriminación de aquellos conocimientos que son aplicables a los cuidados que llevamos a cabo.

BIBLIOGRAFÍA