Vous êtes sur la page 1sur 1

La disputa entre el ave y el mejillon

Soplaba una suave brisa que agitaba "Qu hago!. Si abro la boca, el ave
levemente las plantas acuticas de la me comer", pensando as, el mejilln
orilla del ro. no abra la boca.

Junto a una pequea roca, bostezaba "Tengo que hacer algo", pensaba el
un mejilln. ave al no poder volar.

"Qu hermoso da!", abriendo mucho Tratando de asustar al mejilln, el ave


su boca se preparaba a tomar el sol. le dice: "Hasta cuando piensas estar
as, si sigues as te vas a secar y
En esos instantes se acercaba volando morirs".
un ave. "Oh, encontr un delicioso
manjar"!. Entonces, el mejilln le responde: "no
me asustas. Ms bien tu morirs de
El ave se acercaba a hurtadillas al hambre. No me vencers!
mejilln.
Yo tampoco me dejar vencer.
"An no se da cuenta..."
Ni uno ni otro daba su brazo a torcer.
Estando ya cerca, quiso picotear con
su largo pico al mejilln. En esos instantes llega un pescador...

"Uy, fall!" Ya se dio cuenta! El ave "Vaya, vaya" Que suerte encontre
se asust. dos presas juntas!, dijo el pescador y
cogi tanto al ave como al mejilln.
"Hum, hum, hum," desesperadamente
quera sacar su pico de la boca del
mejilln.
"Tonta disputa tuvieron el ave y el
"Sultame, el ave aleteaba, extenda mejilln, pero gracias a ella, hoy
sus alas, mientras apoyaba sus largas disfrutar de una buena comida". Y
patas en una roca, tratando de sacar as, el pescador retorn contento a su
su pico pero el mejilln no abra la hogar.
boca.
MORALEJA:
"Si no me sueltas, te voy a..." el ave
hizo girar su cabeza, con el mejilln Nichiren Daishonin cita esta fbula en
an prendido a su pico. sus orientaciones a los hermanos
Ikegami. Ellos lucharon contra la
"Me voy a caer", el mejilln cerr ms oposicin de su padre a la fe.
fuerte su boca para no caer. Nichiren Daishonin les deca: "La
Entonces, desesperada, el ave unin de los hermanos es como las
empieza a golpear al mejilln contra dos ruedas de un coche o las dos
una roca. ruedas de un coche o las dos alas de
un ave... no debe existir discordia
"Ay, ay," entre los hermanos".

Al mover la boca el mejilln, le causa "Si de su corazn nace la discusin,


heridas de dentelladas en el pico del as como la disputa entre el ave y el
ave. mejilln, existe el peligro del
pescador".
El ave y el mejilln ya no saban que
hacer.

Centres d'intérêt liés