Vous êtes sur la page 1sur 22

TABLA DE CONTENIDOS

INTRODUCCIÓN ......................................................................................................... 3

CARACTERIZACIÓN GENERAL DEL SITIO ..................................................................... 4

Características Naturales ................................................................................................. 5

Antecedentes Históricos y procesos de investigación ................................................... 5

LOS POBLADORES DE LAS MERCEDES: CARACTERIZACIÓN GENERAL............................. 8

PERVIVENCIA DE LAS MERCEDES ............................................................................. 17

CONCLUSIONES ...................................................................................................... 20

BIBLIOGRAFÍA ......................................................................................................... 21

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 2


INTRODUCCIÓN
Dentro del contexto que compete al curso de Historia Antigua de América, de la
Universidad de Costa Rica, tiene asidero este trabajo el cual tiene como enfoque central
levantar una obra monográfica capaz de describir la pertinencia y legado del Sitio
Arqueológico Las Mercedes, ubicado en el distrito del mismo nombre, en el cantón de
Guácimo, Limón.

La presente monografía tratará de retratar los diversos aspectos que permitan la


desmitificación de los aspectos aborígenes en nuestro país, determinando así, de manera
clara y en la medida de los posible las tradiciones culturales y el comportamiento social,
mediante la contextualización de los estudios realizados sobre los grupos aborígenes
habitantes de Las Mercedes y su ligazón con sociedades indígenas, llevando la herramienta
de la superposición, bajo el rigor que esta requiere, a un nivel macro para tratar así de
comprender la cosmovisión imperante.

Lejos de ser una asignación, es un aporte a la construcción de la historia del sitio en


cuestión. Este trabajo tiene como norte fundamental ayudar en el proceso de consulta y
documentación de aspectos culturales y de organización que rodean a este; ese será el
leitmotiv bajo el cual se concibe el presente trabajo, el cual busca ser un material que
pueda ser útil para la explicación de la cuestión aborigen en este territorio en específico
teniendo en mente, por demás, el rescate de la cuestión aborigen en el Atlántico
Costarricense que permita destacar la importancia de este sitio teniendo el contexto de la
novedad del mismo, novedad que permite inferir un panorama arqueológico nacional
promisorio, gracias a los esfuerzos dados para descubrir las riquezas que poseen los sitios
arqueológicos a lo largo del país.

Es nuestro objetivo coadyuvar a la incitación del interés personal por el estudio de


Las Mercedes desde una perspectiva histórica en contexto, un trabajo necesario ante la
circunstancia y necesidad de la continuidad y desarrollo de la memoria colectiva sobre el
legado indígena costarricense.

Valga recalcar la riqueza de este patrimonio “recién descubierto”, el cual se


encuentra lleno de evidencias útiles para el diseño de hipótesis futuras y explicación de
inquietudes actuales sobre la comunidad aborigen costarricense y sus centros de
nucleación filial.

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 3


CARACTERIZACIÓN GENERAL DEL SITIO
El sitio arqueológico Las Mercedes se encuentra a escasos 90 metros sobre el nivel
del mar en la provincia de Limón, cantón de Guácimo, distrito de Mercedes al noroeste de
la capital josefina en la región Caribe de Costa Rica la cual es una de las zonas más
húmedas del país. Este sitio debe su nombre a la finca productiva de 110 hectáreas de
extensión que fue propiedad del empresario Minor Keith el cual tuvo a cargo la
construcción del ferrocarril y el usufructo del banano en este sector del país, lo que lo lleva
a descubrir este territorio en 1880. Actualmente este sitio arqueológico se encuentra en
las instalaciones de la Universidad Earth, bajo el régimen de Reserva Natural con el afán
de proteger el territorio de abusos y saqueos.

FIGURA 1. UBICACIÓN GEOGRÁFICA DEL SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES

El sitio arqueológico consta de al menos 15 plataformas en 25 hectáreas de


extensión, cantidad que puede variar considerablemente debido a las labores de
investigación que se desarrollan en la actualidad en el sitio. Las plataformas se encuentran
unidas entre sí por calzadas que parecen indicar la existencia de un complejo habitacional
ampliamente desarrollado, y si así se quiere, ofrece indicios de un cacicazgo mayor en la
zona. Actualmente los arqueólogos centran sus esfuerzos en el complejo Las Mercedes 1
que corresponde al 20% del territorio total (aproximadamente más de 11 ha), el cual es el
principal de un total de tres sitios de estudio identificados por las siglas LM-1, LM-2 y LM-
3.

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 4


CARACTERÍSTICAS NATURALES
Con respecto a sus características geográficas y climáticas es posible afirmar que
este se encuentra en una banda topográfica en donde nace (piedemonte) el Volcán
Turrialba y en una llanura aluvial contenida en el conjunto de llanuras del Caribe las
cuales tienen su periodo de máxima formación en el Holoceno (12 000 a.C)1, teniendo su
origen gracias a la merma de la actividad volcánica y el aumento de las precipitaciones lo
cual ocasionó una abundante erosión de las montañas. El conjunto de las llanuras del
Caribe tienen como característica general la navegabilidad de sus ríos y su rasgo aluvial2,
lo cual será un factor al que responderá el desarrollo del sitio objeto del presente trabajo.

El sitio se encuentra rodeado de los ríos Novillos y el Parismina, los cuales se


configuran al sureste y noroeste, respectivamente, siendo estos los que nutren a
quebradas y riachuelos que proveen al área nuclear del sitio de fuentes de agua
inmediatas, lo que provoca, como veremos más adelante una configuración
“arquitectónica” teniendo en cuenta este importante factor.

El tipo de bosque presente en este lugar es un bosque muy húmedo tropical con
transición al bosque pre montano, debido a su configuración de piedemonte. El suelo de
este sitio se caracteriza por ser rico en nutrientes, de escasa profundidad lo que facilitó el
huaquerismo en gran manera, debido a la superficialidad de las construcciones. Por el
clima presente en la región y al nivel elevado de pH en los suelos de este sitio, es difícil
encontrar restos de materiales textiles u óseos, perviviendo, en su mayoría, evidencias
cerámicas y líticas como hachas, esculturas y edificaciones las cuales arrojan que este sitio
pudo ser habitado desde el año 1500 antes de nuestra era3.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS Y PROCESOS DE INVESTIGACIÓN


El descubrimiento de Las Mercedes tiene una coyuntura que no puede ser obviada;
esta tiene asidero a finales del siglo XIX cuando en Costa Rica se gestaban una serie de
cambios acarreados por los liberales en diversos campos como el social y el económico. En
el particular caso de la infraestructura, los liberales sostenían la tesis de una necesaria
modernización para así generar ingresos, a raíz del monocultivo cafetalero y la imperante
necesidad de mejorar las condiciones para el transporte al Atlántico favoreciendo la
exportación costarricense hacia el mercado europeo, así en esta coyuntura y bajo el
mandato del General Tomás Guardia se inicia la construcción de un ferrocarril a través de
un emprésito sostenido con Inglaterra y aunque el préstamo fue otorgado no fue posible

1 Flores, Eusebio (2001). o r ost ed. . San ose osta Rica


2 Ídem.
3 Vásquez, R. (2008). Las Mercedes: interpretación y conservación. En Museo Nacional de Costa Rica - Museo

de Arqueología e Historia, Costa Rica. Montreal.

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 5


terminar la obra con estos fondos, más no obstante un joven empresario inglés llamado
Minor Keith propone arreglar la deuda y terminar la construcción4.

Durante el proceso de construcción de las líneas ferroviarias es innegable que se


tengan que destruir zonas de vegetación, así como realizar excavaciones las cuales
evidenciaron en diversos tractos de la ruta trazada, gran cantidad de restos materiales
como cerámica, herramientas de piedra y esculturas con fuertes tendencias a la suposición
del establecimiento en esa zona de sociedades indígenas cacicales que habían partido años
antes de que Keith y sus hombres abrieran camino. La aparición constante de este tipo de
legados materiales logró que el interés de Keith aumentara, así como aumentaba su acervo
personal de objetos y arte precolombino al avanzar la construcción.

Al finalizar la construcción del ferrocarril en 1880,


Keith recibe en concesión los territorios aledaños a las vías
del tren5, incursionando de esta manera en la plantación de
banano en sociedad lo que le permite descubrir un
cementerio indígena en las cercanías de las líneas férreas
construidas en la llanura de Santa Clara, el cual estaba
intacto y era rico en vestigios materiales importantísimos
para estudios posteriores6. Este cementerio es parte de lo
que hoy conocemos como Las Mercedes, un sitio cuyo
proceso de investigación arroja resultados interesantes
FIGURA 2. ESTATUA EXTRAÍDA POR
que contribuyen con el estudio de la cuestión indígena en HARTMAN EXHIBIDA EN EL MUSEO
ETNOGRÁFICO DE SUECIA. MUSEO
la región Caribe costarricense. NACIONAL

Luego de un periodo largo en el que se dio un gran huaquerismo y una intensa


destrucción por causa de este, se da el interés de realizar un estudio formal sobre Las
Mercedes el cual fue llevado a cabo por el botánico y antropólogo sueco, Carl. V Hartman
en 1896, el cual es atraído por la cantidad de vestigios materiales expuestos por Keith.
Hartman documentó sobre aquellas evidencias visibles a niveles superiores de los suelos
como por ejemplo montículos, tumbas de cajón, altares del sitio arqueológico compilando
todos los resultados de esa investigación en su libro publicado en 1901 llamado
Archaeological researches in Costa Rica. Precisamente, Hartman extrae del sitio, dos
estatuas de guerreros, que medían aproximadamente un metro ochenta centímetros, lo
que hace suponer, acompañado con las evidencias recolectadas, que el sitio era un lugar

4 Molina, I. (2008). Del legado Colonial al modelo agro exportador. San José: Editorial Universidad de Costa Rica
5 Chacón, Mario (2005). Historia y políticas nacionales de conservación. EUNED.
6 Mason, J. Alden (1945). Costa Rican Stonework: The Minor C. Keith Collection. New York, NY: American

Museum. p.199

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 6


exclusivo en el cual se daba intercambio comercial según datan las piezas de cerámica que
se han podido vincular con sociedades aborígenes en Nicaragua.

El principal aporte de esta obra fue su carácter pionero, al describir el conjunto de


plataformas que existían en el sitio y de la evidencia de un probable contacto con los
españoles gracias al descubrimiento de cuentas de vidrio en el sitio como producto de una
relación de intercambio.

Luego de la exploración de
Hartman se da una investigación
patrocinada por el Centro George Gustav
Heye del National Museum of the American
Indian de los Estados Unidos en los años de
1916-1917, a cargo de Alanson Skinner7, el
cual se centra en los aspectos funerarios
como los cementerios, además de describir
con base a las excavaciones de Hartman, el
principal montículo el cual constaba de
unos 30 metros de diámetro y 6.5 metros
de longitud, teniendo en el borde superior
de este, estatuas de piedra además de la
existencia de calzadas de piedra que
conectaban a los montículos entre sí, los
cuales diferían de configuración, así era
posible encontrar montículos cuadrados y
circulares u ovalados; tenían la función
básica de servir de plataforma de grandes
estatuas, las cuales miraban hacia el este8.
FIGURA 3. PIEZAS ENCONTRADAS EN LAS MERCEDES POR
Lo anterior refleja la existencia de una KEITH. EN ORDEN DESCENDENTE: PIEZA DE JADE DE
CARÁCTER RITUAL, PIEDRA DE SACRIFICIOS O ALTARES,
sociedad estratificada y sumamente
CABEZAS TROFEO Y ASIENTOS OVALES
jerarquizada. Otro aspecto que manifiesta
Skinner es que estas estatuas fueron
encontradas por Keith, el cual manifiesta que todo lo que remitió al Museo Nacional de
Estados Unidos en Washington fue encontrado en la superficie, principalmente las
estatuas-ídolos, además de mencionar que las herramientas de piedra fueron encontradas

7Mason, J. Alden (1945). Op cit. p202.


8Ferrero, Luis (2000) Costa Rica precolombina: arqueología, etnología, tecnología, arte. Editorial de Costa Rica.
p148

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 7


en las tumbas9, las cuales tenían como característica el ser amuralladas y contener en estas
restos cerámicos de diversa manufactura.
Según datos preliminares del arqueólogo J. Allen Mason y su ayudante Jesús
Alpízar, Keith extrajo y desenterró una cantidad de más de 1000 piezas10, las cuales en su
mayoría se encuentran exhibidas en museos de Estados Unidos como por ejemplo el
Museo de Historia Natural de Nueva York y el de Brooklyn.
Durante el tiempo este sitio fue utilizado por primeramente por Keith y
posteriormente por la United Standard Fruit Company para desarrollar en él, plantaciones
intensivas de banano, caso común de las tierras inscritas en las Llanuras de Santa Clara, las
cuales resultaron ser muy productivas para este tipo de cultivo, lo que inherentemente
manifiesta una asecho al legado material, evidenciado por el huaquerismo encontrado en
la posesión de piezas nativas por museos internacionales así como en la investigación
realizada en 1950 por la arqueóloga Doris Z. Stone, la cual visita el sitio en un periodo de
migración de cultivos, específicamente del cultivo de banano a cacao, teniendo como
importancia su intervención en pro del descubrimiento de plataformas circulares.
Años luego de un intenso usufructo de las tierras de Atlántico, se dan los primeros
estudios arqueológicos nacionales los cuales fueron liderados en 1983 por Maritza
Gutiérrez y Luis Hurtado de Mendoza, en representación al Museo Nacional de Costa Rica,
los cuales manifiestan un importante precedente puesto que estos arqueólogos levantan
un esbozo con la ubicación de las estructuras superficiales y cementerios alterados por las
diversas actividades productivas desarrolladas en el terreno, dando pie al inicio de
investigaciones más profundas en cuanto a la necesidad de caracterizar el pasado de los
habitantes de Las Mercedes.

LOS POBLADORES DE LAS MERCEDES: CARACTERIZACIÓN GENERAL


Al investigar un sitio arqueológico sin duda se busca, con base a los vestigios
materiales, hallar respuestas a la cosmovisión imperante en el tiempo y el espacio, así esta
labor se convierte en una de las labores más arduas, pero no menos interesantes del
quehacer arqueológico.

En el caso de Las Mercedes, lo que se conoce es una caracterización a nivel macro


regional Atlántico, es decir una caracterización partiendo de los estudios realizados en la
misma área de confluencia, y de algunos datos que revelan el carácter particular del sitio.
Así partiendo de las perspectivas posibles de ser sujeto de análisis en cuanto al desarrollo

9Mason, J. Alden (1945) Opus cit. p 204


10Kikut, María Elena. Protección Jurídica al Patrimonio arqueológico costarricense. Tesis para alcanzar el rango
de licenciatura en Derecho. Universidad de Costa Rica.1982 p48.

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 8


social del sitio y desde una perspectiva cuasi holística de la sociedad, es que analizaremos
con base en la evidencia material y en las conclusiones de los diversos reportes de trabajo
en el modus vivendi de los pobladores de este sitio.

En los últimos años, la producción de


artículos y alcances a los mismos ha sido
enfocada en tratar de comprender aún más
sobre los habitantes, así bajo las
investigaciones del arqueólogo Ricardo
Vásquez (Museo Nacional) y del Dr. Claude
Chapdelaine (Universidad de Montreal) es
que se han dado temporadas de excavación
FIGURA 4. MONTÍCULO DE
que revelan en gran parte el cómo fueron los PIEDRA EN LAS MERCEDES

pobladores.

Sobre los habitantes de Las Mercedes, comúnmente se manifiesta que estos


pertenecen a la tribu huetar. Vásquez justifica esto al afirmar que:

Desde el punto de vista de la evolución en la cultura material, la mayoría de los


arqueólogos estarían de acuerdo en que al menos las zonas Intermontana, Pacífica
y Caribe central de Costa Rica evidencian afinidad. Por ejemplo, la cerámica
muestra rasgos comunes. Esto hace tentador la validación de una unidad tribal con
variaciones regionales, que hubiera mantenido una misma lengua con dialectos; lo
cual concordaría con la interpretación española de los "huetares" en los siglos XVI y
XVII.11

El criterio especializado del arqueólogo Vásquez, deja ver un celo ante la


afirmación clara de identificar con certeza a los huetares como los habitantes de este sitio,
aunque la afirmación tiene asidero en sí, si denotamos la filiación con respecto a la lengua,
puesto que de acuerdo con Miguel Ángel Quesada, este grupo fue “la nación indígena más
poderosa y organizada de osta Rica a la llegada de los españoles”12 , lo cual muestra que
su lengua y muchas de sus tradiciones imperaban en su hinterland el cual se expandía al
centro y Atlántico costarricense.

Respecto a los huetares, no hay muchos registros conocidos del contacto con los
españoles, aunque, en el particular y conociendo documentalmente la línea de conquista
tomada por estos, creemos que no tuvieron un contacto próximo, sino más bien indirecto,

11 Vásquez, Ricardo (comunicación personal, Mayo, 31, 2010)


12 Quesada, Miguel. Á. (1998). Tradiciones huetares. Universidad Nacional Costa Rica. p16

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 9


que le permitió conjeturar características comunes. Sobre los huetares desde la
cosmovisión española desconocemos su carácter teológico, más conocemos su tendencia a
los sacrificios humanos, teniendo en el caso particular de estos, el uso de armas y
recipientes encontrados en precisamente en Las Mercedes que se creen pudieron haber
fungido para la recolección la sangre para algún ritual religioso13. Según los relatos de
Girolamo Benzoni, historiador italiano llegado a América, que en el caso de los huetares
estos no solo cortaban las cabezas, como era la costumbre en las sociedades donde se daba
el holocausto de sus enemigos, sino también cortaban los brazos y piernas.

Con relación a la cantidad de pobladores de este sitio, sería obra de conjetura citar
una cifra, más no obstante y bajo el concepto español de huetar, es posible obtener un
número que puede ayudarnos a crear un panorama acerca de este sitio gracias a la
estimación realizada por el obispo Thiel el cual manifiesta que existían al momento del
contacto de los españoles e indígenas unos 11 700 caribes repartidos entre 3 500 huetares
y 8 200 viceitas14 lo que indica una fuerte influencia sobre los grupos de aborígenes
presentes en el país por parte este grupo. Sobre el contacto español con este sitio en
particular es poco o nada lo que se sabe15, y aunque podríamos conjeturar que si se obtuvo
debido a las cuentas de vidrio encontradas en algunos ajuares fúnebres, recordemos que
otra manera viable para que llegaran a tan áridos terrenos era por la vía del intercambio,
la cual si está comprobada por los estudios arqueológicos

Lo que si queda en claro acerca de los pobladores de Las Mercedes, es que su


arquitectura permite inferir el establecimiento de un cacicazgo mayor por su
monumentalidad, la cual es comparada con el Monumento Nacional de Guayabo, ubicado a
aproximadamente 25 kilómetros de distancia, en el cantón de Turrialba, provincia de
Cartago, lo que inherentemente constituye la organización de una sociedad estratificada,
en función de diversos factores como por ejemplo, el sentido de defensa que desarrollaron
puesto que muchas de las esculturas en piedra son figuras de guerreros, sobre los cuales
es posible inferir un papel preponderante de estos en la defensa del cacicazgo, teniendo
así que los conflictos bélicos eran parte de un sistema político estable y poderoso16.

Sobre el desarrollo escultórico en Las Mercedes es posible afirmar que este fue
considerablemente muy numeroso, así la mayor parte de las representaciones escultóricas

13 J. Alden manifiesta en Costa Rican Stonework.. (p242) que se encontraron en Las Mercedes recipientes
cuadrados sobre los cuales manifiesta la duda de su uso ritual para contener líquidos como sangre u otro
material.
14 Fernández, Ricardo (2005). Historia de Costa Rica: el descubrimiento y la conquista. EUNED. p18

15 Plan General de Manejo Y Desarrollo Del Parque Internacional de la Amistad. (s.d.). . Bib. Orton IICA /

CATIE. p41
16Solano, Andrea. “Sitio las Mercedes fue capital de importante aldea indígena”. La Nación Digital, 3 de mayo del
2009.

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 10


estuvieron ligadas a procesos de reproducción y legitimaciones ideológicas o diseñadas
para la exhibición pública, teniendo como motivos principales seres humanos, seres
antropomorfos y animales de su entorno.

En el aspecto de legitimización es posible manifestar la tendencia a representar a


los guerreros en tamaño natural, por lo que se puede deducir que existieron conflictos
bélicos para defender la soberanía del cacicazgo. Otras estatuas representan la clase
burócrata, llevando en la cabeza de estas estatuas una especie de talle que puede ser
comparable con sombreros cónicos y elaboradas “coronas”17 como se muestra en la figura
5

FIGURA 5. DETALLE DEL TALLADO EN LAS CABEZAS DE ESTATUAS HUMANAS EN


PEQUEÑAS DIMENSIONES HALLADOS POR HARTMAN EN SU PRIMERA EXPLORACIÓN

Otro aspecto que además permite conocer la jerarquía superior del sitio es el
descubrimiento de un sector de 25 hectáreas en donde había una explanada para
ceremonias públicas rodeada por las residencias de las familias más importantes de la
comunidad,18 evidenciando la capacidad de estos habitantes en temas relacionados con el
desarrollo de la infraestructura, la construcción y manufactura lítica y cerámica. Más no
obstante es básico recordar que de la mano del desarrollo material se da una necesidad
imperiosa de calendarizar y de distribuir la mano de obra para así minimizar las
consecuencias en cuanto a la producción agrícola, el pilar básico de la economía y
subsistencia de los indígenas de la región, la cual posee características climáticas muy
puntuales, las cuales definimos a inicio de este documento, que pudieron venir en
detrimento de la actividad agrícola.

De acuerdo con los restos encontrados y los diversos reportes elaborados por
Vásquez et al. es posible manifestar que la estructura social de Las Mercedes se componía
de tres niveles principales, siendo el primero ocupado por el cacique principal y los

17 Mason, J. Alden (1945) Op. cit.


18 Ídem

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 11


caciques secundarios, secundados de los burócratas y en la base de la sociedad, el resto de
la población19.

El complejo arquitectónico inserto dentro del sitio revela la construcción de


palenques situados en plataformas que lograron hacer mediante una elevación del terreno
y que luego procedían a nivelar para construir ahí estos lugares habitacionales. Los
palenques de más altura eran las residencias de la élite, de forma cónica, los cuales medían
hasta 40 metros de alto por 30 metros de diámetro. Los hallazgos demuestran que su
planificación habitacional fue excelente además de la utilización de una mano de obra de
aproximadamente 500 hombres20 en total, lo que denota que existían trabajadores
especializados que se encargaban de las construcciones de las calzadas, los muros, las
aceras, terrazas artificiales y acueductos.

FIGURA 6. INFOGRAFÍA RESUMEN DE LOS VESTIGIOS MATERIALES HALLADOS EN LAS MERCEDES.

19Vásquez, R., & Chapdelaine, C. (2008). Arquitectura, caminos empredrados y cronología del sector principal
del Sitio Las Mercedes-1, Caribe Central de Costa Rica. Revista Antropólogica del Museo Nacional de Costa Rica,
31(2), 27-70.
20 Vásquez, R. (2008). Las Mercedes: Interpretación y conservación. En Costa Rica. Museo Nacional de Costa

Rica - Museo de Arqueología e Historia. Montreal.

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 12


Sobre la alimentación de los pobladores, y
siguiendo la premisa de su filiación con los
huetares, probablemente poseían una
agricultura basada en tubérculos como la
yuca, pejibaye, ñame y era enriquecida con
carne de animales como venado y la danta21.
A pesar de ser una conjetura, es posible
afirmarla en la cantidad de puntas de lanza,
encontradas en el sitio por Minor Keith las
cuales dejan ver en comparación con la
escasez de estos instrumentos en la zona
boscosa del este de América del Sur22, la
riqueza de este sitio en cuanto a tecnologías
para el procesamiento de alimentos, pieles
y transformación de materias primas.
Dentro de la tecnología desarrollada por
FIGURA 7. METATES EXTRAÍDOS DE LAS
estos primeros pobladores se encuentra una MERCEDES POR MINOR KEITH. J.ALDEN
cantidad considerable de metates, que
tienen un uso común en Mesoamérica para la molienda de los granos de maíz y el
molimiento de otros granos.

A partir del análisis lítico, es posible inferir, además de un proceso de producción


alimenticia (se desconoce si para intercambio), diversos procesos básicos en los cuales a
raíz de los vestigios encontrados es posible afirmar que estos se desenvuelven en el
desarrollo de actividades sociales como la elaboración de artesanía, control del fuego y
permanencia ideológica, lo cual indica la imperante necesidad de la existencia per se de un
orden jerárquico, entre el cual se destaca el papel de los artesanos, los cuales trabajan la
piedra y la cerámica, la cual se ha encontrado en abundancia en las fosas fúnebres, además
de cerámica local como cerámica policroma perteneciente a la zona de la Gran Nicoya, el
Istmo de Rivas y la cerámica Galleta de la región de Gran Chiriquí, lo que deja entrever el
establecimiento de una red de intercambio y comercio de artículos suntuarios. En las
piezas autóctonas es posible notar una caracterización común presente en la decoración,
diseño e imágenes empleados, siendo usada la cerámica polícroma como ofrenda en los
entierros de la élite cacical. En las Mercedes se desarrolló un tipo muy particular de
cerámica que se denominó cerámica Mercedes Línea Blanca, la cual menciona Luis Ferrero

21 La Nación. (26 de julio de 2000). Nuestros primeros pobladores. La Nación, págs. 4C-5C.

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 13


que se sitúa en el periodo Temprano que se inicia en el 800 d.C, periodo en el que
predominan los ceramios monocromos de líneas finas23. Recientemente en una excavación
de un sitio llamado Nuevo Corinto, el cual no está a más de 30 kilómetros de Las Mercedes,
cerámica Mercedes Línea Blanca producida por los habitantes del sector, es decir no como
producto del intercambio fue que se hallaron estos vestigios, lo que nos lleva a pensar en
Las Mercedes como un centro de alto rango cacical que tenía bajo su hinterland a diversas
poblaciones periféricas que se adoptan las costumbres de la jefatura a la que están
sumisos.

Otro factor de interés en cuanto al desarrollo de la alfarería es la presencia de


cerámica “Atlántico egro Relleno de Rojo” que data del Período IV 1.500-500 AC), la
cual es una cerámica de pasta delgada, excelente cocción y un fino acabado, con tintes
hechos de hematina, pero lo más interesante es que estas características son similares a
las del Formativo Medio en Mesoamérica en lugares como Soconusco y la costa del Golfo
de México, siendo los lugares en dónde se da esta cerámica, asentamientos muy
importantes donde su intercambio se dio en niveles de alto rango.

Con respecto a la lítica esta manifiesta la autosuficiencia de los pobladores en


cuanto a las necesidades básicas y suntuarias. Diversas exploraciones arqueológicas en los
últimos años apuntan a dos fines con el trabajo de piedra pulida, el primero y el más
conocido es para el desarrollo de las actividades domésticas, donde se emplearon
utensilios tales como machacadores, morteros, rompe nueces, piedras y manos de
molienda y metates, para el proceso de los alimentos y la transformación de materias
primas, y el otro aspecto importante por igual, es el trabajo de la piedra pulida con un fin
social o religioso, como por ejemplo los artefactos ornamentales o algunos que expresan el
simbolismo de códigos vinculados con la legitimación de las órdenes sociales.

Es conocido que para sostener el poder, era necesario crear una mentalidad
colectiva adherente que permita justificar el mismo y por ende provocar la sumisión de los
mayores a los menores, es aquí donde aparecen los simbolismos, los cuales se encuentran
estrechamente ligados a los rituales religiosos, que permiten conjeturar aspectos
particulares del cotidiano en la época. En cuanto a este campo existe poca información,
debido a que los investigadores se han advocado hacia la cuestión social desde un punto
amplio, teniendo de este tema solo conjeturas a la luz de las evidencias encontradas en los
ajuares funerarios y en los nichos funerarios y es a raíz de esto que es posible notar el
nivel superior que ostentaba este sitio debido a la evidencia del alto grado de elaboración
que algunos objetos encontrados ostentaban, en comparación con otros ajuares funerarios

23 Ferrero, Luis. Opus cit. p 144

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 14


que pertenecían probablemente al estrato base de la jerarquía social. Estos objetos
evocaban representaciones simbólicas particulares tanto amorfas como de animales
dentro de la cosmovisión plasmada, así era común encontrar figuras de jaguares, reptiles,
entre otros24. Los jaguares manifestaban una divinidad común encontrada en toda la
vertiente Atlántica evidenciado por lo encontrado en las diferentes investigaciones
realizadas al patrimonio arqueológico.

En cuanto a la construcción de las tumbas, estas tenían una construcción similar


entre ellas, sus formas más comunes eran rectangulares u ovaladas y las piedras que se
usaban tanto para el piso como para las paredes eran colocadas de una manera muy
cuidadosa. En algunos casos se hallaron tumbas dentro de los lugares habitacionales, estas
formas de entierro eran muy comunes en algunas regiones del área en mención, asimismo
se han hallado cementerios con agrupaciones de varias tumbas. Dentro de los objetos que
se colocaban dentro de las tumbas podemos citar artefactos de cerámica, utensilios de
piedra tales como hachas, cuentas de vidrio, siendo estas últimas propias de los europeos
las cuales datan del siglo XVI.

Un aspecto que es posible de conjeturar a raíz de una visión macro social es que
los indígenas habitantes del Atlántico posiblemente acostumbraban a embalsamar a sus
muertos, sobre todo los de más alto rango, como los caciques principales y los caciques
secundarios, los que además eran enterrados en tumbas más amplias y labradas, además
les colocaban joyas y otros artículos valiosos. Debido a las condiciones climáticas de esta
zona, no se han encontrado vestigios de estos rituales, pero por los hallazgos en la costa
donde se preservan mejor estas tumbas podemos asumir que esto se practicaba en las
zonas aledañas. Con respecto a esto podemos encontrar referencia testimonial en el Diario
de Cristóbal Colón cuando arribó por vez primera a la costa atlántica, en el cual se dice que

“El lm r nt or nó qu su h rm no, l ob rn or, u r t rr on l unos


de la tripulación para ver la aldea y observar las costumbres de la población del
lugar. Contaron que, dentro de las casas, que eran de madera cubetas de caña,
había sepulturas en las cuales los cadáveres estaban secos, con los ojos dilatados,
sin mal olor envueltos en mantas de algodón. Al lado de los cadáveres estaban
colocadas alhajas de oro, cordones de cuentas y otros objetos preciosos,
ons r os por llos más v l osos”25

Mason, J. Alden (1945) Opus cit. p271


24

Casas, Bartolomé de las, & Varela, Consuelo. (1989). Diario del primer y tercer viaje de Cristóbal Colón. Alianza.
25

Madrid

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 15


En las exploraciones arqueológicas es posible además encontrar restos de lascas y
figuras sin terminar, en dónde es conjeturar que se tenía una especie de taller donde
elaboraban figuras de dioses donde se empleaba la lava basáltica porosa, material que
permitía de fácil manejo. En las excavaciones también se han encontrado objetos de forma
cilíndrica y adornados en su parte superior con figuras de armadillos, jaguares, lapas y
coyotes, así como unas mesas pequeñas hechas de piedra y decorados también con
cabezas de animales a su alrededor lo que indica que tuvieron un uso religioso puesto que
estos elementos posiblemente servían para hacer ceremoniales o rituales además de dejar
de entrever el carácter animista de los pobladores de Las Mercedes.

Un aspecto que no podemos dejar de lado es la presencia en el terreno de calzadas


prolongadas que se extienden en la llanura conocida como Línea Vieja la cual se desarrolla
entre La Junta y Guápiles26, nombre que se debe a un tramo sin salida de la línea férrea
construida por Keith, teniendo este sector la presencia de una calzada con cantos rodados
en la cual se realizaban actividades comerciales, inclusive la arqueóloga Doris Stone lo
clasifica como una “especie de bazar”27 , en el cual Las Mercedes se encontraba inmersa. En
el caso particular de Las Mercedes se han podido descubrir dos calzadas principales las
cuales oscilan entre los 5 y 8 metros de ancho, estas calzadas empedradas que han sido
bautizadas con el nombre de Iroquois y Pocora, teniendo ambas, una extensión indefinida
por el momento. Más lo que si se manifiesta es que estas calzadas es su configuración al
rodear el rio Dos Novillos y tres desagües de este, lo que muestra una importancia de los
ríos en la configuración arquitectónica periférica de Las Mercedes.

Cabe destacar además que en la calzada Pocora, en su extremo sureste se


encontraron restos de escalinatas empotradas en el declive que conduce al paraje de la
quebrada Santa Emilia, nos hace suponer que era un lugar para realizar una especie de
baño ritual antes de continuar al encuentro con el máximo cacique en alguna festividad
ceremonial puesto que además se da un desarrollo de intercambio comercial a larga
distancia ya que se encontró un tipo de cerámica que es característica de la zona de
Nicoya, en Guanacaste, y del istmo de Rivas, en Nicaragua, por lo que podemos concluir la
gran capacidad que tenían esta sociedad prehispánica en temas relacionados con
economía, política, religión, entre otros, manifestando además de una jefatura cacical
superior, una naturaleza exclusiva y ceremonial del sitio Las Mercedes-1.

Diversas conjeturas se han realizado con respecto al porqué de la organización de


las construcciones alrededor del rio, el especialista y arqueólogo Ricardo Vásquez propone

26 Flores, Eusebio (2001). Opus cit. p120


27
Ferrero, Luis. Opus cit. p 150

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 16


una hipótesis sumamente interesante en cuanto a esto al manifestar que esta distribución
puede responder a códigos simbólicos y ceremoniales. Además conjetura que el diseño
arquitectónico manifiesta un simbolismo dual ante el sexo masculino y femenino, en el
cual se presenta por mitades de las plataformas, así la mayor es femenina y la sureste es
masculina, otro ejemplo que manifiesta Vásquez es la “femineidad” de la calzada Iroquois
la cual representan una vulva y vagina, y entre la cual pasa el flujo del arroyo28. Vásquez
manifiesta esta explicación apoyándose en la evidencia material analizada desde la
contemporaneidad, manifestando desde su óptica una tendencia a plasmar por parte de
los indígenas motivos sexuales en las esculturas o petroglifos hallados motivados por su
cosmovisión particular.

En la temporada de investigación realizada en 2009 se encontró, además de una


tendencia de contención de los ríos al amurallarlos con cantos rodados, una plaza
empedrada, sobre la cual Vásquez manifiesta que puede ser un espejo de agua a la cual los
pobladores actuales llamaron “la piscina de los indios” siendo esta drenada mediante una
zanja por el último periodo bananero.

PERVIVENCIA DE LAS MERCEDES


El Sitio Las Mercedes es
considerado por algunos especialistas
como el segundo sitio de relevancia
arqueológica en Costa Rica, solo
superado por el Monumento de
Guayabo, y a pesar de su importancia
arqueológica, este ha sido brevemente
estudiado. A pesar del carácter
indiciario de los estudios realizados,
estos son la materia base para la
FIGURA 8. DEMOSTRACIÓN DE LAS DIFERENTES CAPAS
constitución de un panorama general DEL SUELO EN LAS MERCEDES. ALONSO TENORIO / NACION.COM
sobre el modus vivendi de los
habitantes y su configuración.

En los últimos años se ha intensificado el proceso de investigación arqueológica


primando aspectos de cronología, economía o política y poco en ideología debido a la
extensión del terreno, puesto que como manifestamos con anterioridad, los esfuerzos de

28Vázquez, Ricardo; Chapdelaine, Claude (2005). "Desarrollo y alcances del poder cacical amerindio en el sur de
Centroamérica: el sitio Las Mercedes-1, Caribe Central de Costa Rica". Departamento de Antropología e Historia (San
José, Costa Rica: Museo Nacional de Costa Rica). p 175

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 17


investigación se centralizan en Las Mercedes-1. El escaso interés de los investigadores
hacia este sitio es patente, y así lo manifiesta el arqueólogo Ricardo Vásquez, jefe de las
excavaciones realizadas en la actualidad: “ ste sitio es una joya patrimonial y merece toda
la atención de los investigadores, pero lamentablemente es uno de los menos
estudiados”29. A pesar de que los pocos estudios presentes han sido sumamente detallados
y sistemáticos, es recientemente que un grupo de arqueólogos del Museo Nacional y de la
Universidad Estatal de Nueva York en Albany (U Albany), liderados por los arqueólogos
Ricardo Vásquez y Robert M. Rosenswig respectivamente retomaron las investigaciones
iniciadas por el segundo, promoviendo la pasantía de estudiantes avanzados de
arqueología a este sitio. En el 2009 una nueva temporada se coordinó con la U Albany
teniendo así que más de 170 estudiantes y 50 graduados han participado de las
investigaciones en el sitio30.

En el 2005, el arqueólogo Ricardo Vásquez, acompañado esta vez por


investigadores de la Universidad de Montreal, Canadá, representada en la figura del
especialista Dr. Claude Chapdelaine, realizaron un ambicioso proyecto interpretativo
sobre el “ esarrollo y alcances del poder cacical: el sitio Las Mercedes, Caribe Central de
osta Rica”, el cual una vez más, demostró el carácter principal del sitio incentivando
temporadas más intensivas de investigación.

A partir de mayo del 2009, gracias a un convenio con la Universidad Earth y el


mismo Museo Nacional de Costa Rica se ha comenzado la difusión y al sitio se le ha dado la
importancia respecto a esfuerzos de investigación, iniciando con un estudio más riguroso
del terreno, descubriendo diversas capas estratificadas y caracterizando las generalidades
de este aspecto tan importante para la labor arqueológica, puesto que la caracterización
del suelo permite la precisión de estudios posteriores a este análisis.

El sitio arqueológico de las Mercedes no solo es conocido a nivel nacional, sino que
también a nivel internacional, en donde se han dedicado páginas de publicaciones
internacionales a la exposición de estudios y aspectos diversos sobre este sitio, así es que
gracias a este reconocimiento, el Museo Nacional ha logrado establecer fructíferas
alianzas para el estudio, pues según lo explican los personeros de este ente, existe la
prometedora posibilidad de que el proyecto de investigación se extienda en años
venideros, como parte de un convenio interinstitucional Museo Nacional-Universidad de
Montreal. De esta forma, sería posible ampliar el área de estudio dentro de la reserva

29 Solano, A. (2010, Febrero 22). Arqueólogos desempolvan sitio indígena en Guácimo. La Nación. San José.
Recuperado a partir de http://wvw.nacion.com/ln_ee/2009/febrero/22/aldea1882107.html
30
Costa Rica 2009 Archaeological Field School. (s.d.). . Recuperado Junio 26, 2010, a partir de
http://www.albany.edu/anthro/costa/rica.htm

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 18


arqueológica. Por demás la administración de la universidad EARTH ha mostrado interés
por coadyuvar en el estudio científico, como plataforma para sustentar una propuesta de
puesta en valor del sitio, es decir, una valoración de los hallazgos en el sitio, que contemple
componentes de restauración y museografía.31.

Es sumamente conocido que del lugar se han extraído una enorme cantidad de
piezas arqueológicas, algunas en buen estado y otras fragmentadas por las actividades de
huaqueo y productivas a las cuales fue sometido el terreno, más sin embargo cabe rescatar
que la gran mayoría de las que podemos catalogar como esculturas monumentales, no se
encuentran en manos del país sino repartidas en diversos museos a nivel internacional,
debido a que la colección de Keith fue vendida luego de su muerte por sus herederos, ante
lo cual y debido al reinicio de las labores de investigación, es ahora un buen momento
para realizar la gestión ante las autoridades del Museo Etnográfico de Suecia, lugar en
donde se encuentran las impresionantes esculturas de guerreros con cabezas trofeo
(figura 2), el establecimiento de un acuerdo que permita a los costarricenses disfrutar de
tan asombrosas esculturas.

Hoy, el único legado existente de esa sociedad tan compleja, son los vestigios
materiales, los cuales se han encontrado, no solo en el área protegida por ley, sino en
territorios aledaños en los cuales se ha desarrollado la agricultura y la ganadería, puesto
que es un incierto el causante del declive de esta población y los factores que
intermediaron en ello, más aún estos aspectos puede que se develen gracias a los
esfuerzos imperantes en los diversos procesos de investigación que aún se llevan a cabo,
es inclusive sabido que en 2010 se está desarrollando procesos de investigación de las
demás zonas sin estudiar, lo que certeramente trae buenos augurios ante la posibilidad de
caracterizar más específicamente este sitio.

Es importante que el desarrollo y sostenibilidad de un proyecto a mediano plazo


que permita establecer fondos económicos para el desarrollo de investigación de manera
que así se pueda obtener más conocimiento sobre el sitio. Además de necesaria el
sostenimiento de las leyes de protección como se ha hecho hasta el momento para que a
su vez las generaciones futuras tengan también la oportunidad de conocer en primera
persona y a través de una puesta museográfica acorde, los modos de vida de los primeros
poblamientos costarricenses en la región Atlántica.

31Museo Nacional de Costa Rica –Proyectos Concluidos. (s.d.). . Recuperado Abril 23 , 2010, a partir de
http://www.museocostarica.go.cr/es_cr/a-fondo/las-mercedes.html?Itemid=64

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 19


CONCLUSIONES
A la luz de la investigación realizada cabe destacar diversos aspectos importantes
para la pervivencia del sitio como tal, los cuales se centran en la importante función de
divulgación de los hallazgos a un gran número de la población, así creemos, sin duda
alguna de un necesario maridaje entre historia y arqueología como instrumento para las
publicaciones posteriores, considerando que el sitio arqueológico Las Mercedes es sin
duda uno de los legados aborígenes descubiertos con mayores posibilidades de
prospección a futuro debido a su naturaleza jerárquica, la cual ha permitido el interés de la
investigación de campo.
Ante el aspecto étnico, aún quedan vacíos ante la búsqueda de una definición de
identidad colectiva suscitada desde la contemporaneidad, puesto que el huetarismo filial
de los pobladores de Las Mercedes es aún un tema que genera roces entre diversos
especialistas que han estudiado el sitio, puesto que muestran reservas al considerar la
majestuosidad del lugar y de la probable autoformación ideológica gestionada con el afán
de crear fuerzas coercitivas que permitieran la expansión del control del territorio.
Como experiencia de investigación, nos ha sido muy grato el manejo de fuentes,
primados por los reportes, más nos es patente la duda sobre conocer la producción
literaria que pueda generar este sitio en países cuyas colaboraciones han sido
indudablemente valiosas, como en el caso de Canadá y Estados Unidos. Sin duda no hay
que perder pista de ello.
Por demás es necesario abogar por la recuperación del material extraído; no nos
cabe duda que otro hubiese sido el destino de los resultados de nuestra investigación de
tener todo ese valioso material en contexto, por eso el llamado al respeto al patrimonio
material, el cual es la única vía para la reconstrucción total.
Sea extensivo nuestro sincero agradecimiento al arqueólogo Ricardo Vásquez del
Departamento de Arqueología del Museo Nacional de Costa Rica y jefe de las exploraciones
realizadas en la actualidad en el sitio, por su valiosa colaboración ante las diversas dudas
que afloraban en el desarrollo de esta investigación histórica.

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 20


BIBLIOGRAFÍA
Casas, Bartolomé de las, & Varela, Consuelo. (1989). Diario del primer y tercer viaje de
Cristóbal Colón. Alianza. Madrid

Chacón, Mario (2005). Historia y políticas nacionales de conservación. EUNED.

EARTH (2005). Reporte del análisis de suelos de la temporada 2005 de excavaciones


arqueológicas en el sitio Las Mercedes-1. Guácimo, Limón, Costa Rica: Laboratorio de Suelos, Escuela
de Agricultura de la Región Tropical Húmeda.

Fernández, Ricardo (2005). Historia de Costa Rica: el descubrimiento y la conquista.


EUNED.

Flores, Eusebio (2001). o r ost ed. . San ose osta Rica

Gutiérrez González, Maritza (1985). "Inspección arqueológica en la Finca Las Mercedes,


Pocora, Vertiente Atlántica". Departamento de Antropología e Historia (San José, Costa Rica: Museo
Nacional de Costa Rica).

Hartman, C. V. (1991). Arqueología costarricense: textos publicados y diarios inéditos.

Editorial de la Universidad de Costa Rica.

Kikut, María Elena. Protección Jurídica al Patrimonio arqueológico costarricense. Tesis para
alcanzar el rango de licenciatura en Derecho. Universidad de Costa Rica.1982

La Nación. (26 de julio de 2000). Nuestros primeros pobladores. La Nación, págs. 4C-5C.

Mason, J. Alden (1945). Costa Rican Stonework: The Minor C. Keith Collection. New York, NY:
American Museum.

Molina, I. (2008). Del legado Colonial al modelo agro exportador. San José: Editorial
Universidad de Costa Rica

Museo Nacional de Costa Rica –Proyectos Concluidos. (s.d.). . Recuperado Abril 23, 2010, a
partir de http://www.museocostarica.go.cr/es_cr/a-fondo/las-mercedes.html?Itemid=64

Plan General de Manejo Y Desarrollo Del Parque Internacional de la Amistad. (s.d.). . Bib.
Orton IICA / CATIE. p41

Quesada, Miguel. Á. (1998). Tradiciones huetares. Universidad Nacional Costa Rica.

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 21


Skinner, Alanson (1920). "An Image and an Amulet of Nephrite from Costa Rica". Indian
Notes and Monographs (New York, NY: Museum of the American Indian Heye Foundation) 6 (4): 111–
113. http://www.archive.org/details/imageandamuletof00skin.

Solano, A. (2010, Febrero 22). Arqueólogos desempolvan sitio indígena en Guácimo. La


Nación. San José. Recuperado a partir de
http://wvw.nacion.com/ln_ee/2009/febrero/22/aldea1882107.html

Solano, Andrea. “S t o l s M r s u pt l mport nt l n n ”. La Nación


Digital, 3 de mayo del 2009.

Vásquez, R. (2008). Las Mercedes: interpretación y conservación. En Museo Nacional de


Costa Rica - Museo de Arqueología e Historia, Costa Rica. Montreal.

Vásquez, R., & Chapdelaine, C. (2008). Arquitectura, caminos empredrados y cronología del
sector principal del Sitio Las Mercedes-1, Caribe Central de Costa Rica. Revista Antropólogica del
Museo Nacional de Costa Rica, 31(2), 27-70.

Vázquez, Ricardo; Chapdelaine, Claude (2005). "Desarrollo y alcances del poder cacical
amerindio en el sur de Centroamérica: el sitio Las Mercedes-1, Caribe Central de Costa Rica".
Departamento de Antropología e Historia (San José, Costa Rica: Museo Nacional de Costa Rica).

SITIO ARQUEOLÓGICO LAS MERCEDES 22