Vous êtes sur la page 1sur 1

Pero, qu es comer y beber indignamente?

Por Charles Hodge


(De su Comentario en 1 Corintios 11:27)
No se trata de comer y beber con una conciencia de indignidad, porque esa
sensacin de desierto enfermo es una de las condiciones aceptables de la
comunin. No son todos los casos en general, sino los que son
conscientemente enfermos y quienes vienen a Cristo para ser sanos. Por
otro lado, tampoco se trata de comer dudosamente y con miedo de estar
debidamente preparados para venir a la mesa del Seor; las dudas son una
evidencia de una fe dbil e indican un mejor estado de nimo que la
indiferencia o una falsa seguridad.
En el Catecismo Mayor de nuestra Iglesia, En respuesta a la pregunta, si
alguien que duda de su ser en Cristo, puede venir a la Cena del Seor, se
dice:
"Quien duda de su ser en Cristo, o de su debida preparacin en el
Sacramento de la Cena del Seor, puede tener verdadero inters en
Cristo, aunque todava no est seguro de esto, Dios le tiene en
cuenta, si est debidamente afectado con la comprensin de la
falta de Cristo, y desea sinceramente encontrarse en l y desea
apartarse de la iniquidad. En cuyo caso (porque se hacen
promesas, y este Sacramento es nombrado, para el alivio incluso
del dbil y dudoso cristiano) debe lamentarse de su incredulidad y
trabajar para que sus dudas se resuelvan. Y siendo as, Puede y
debe venir a la Cena del Seor, para que se fortalezca ms. "
Comer o beber indignamente es en general venir a la mesa del Seor en un
espritu descuidado e irreverente, sin la intencin o el deseo de conmemorar
la muerte de Cristo como el sacrificio por nuestros pecados, y sin el
propsito de cumplir con los compromisos con lo que asumimos. La manera
en la cual los Corintios comieron indignamente fue, que tomaron la mesa
del Seor como si fueran la de ellos; No haciendo distincin entre la Cena
del Seor y una comida ordinaria; viniendo juntos para satisfacer su
hambre, y no para alimentarse del Cuerpo y la Sangre de Cristo; Y
rechazando la comunin con sus hermanos ms pobres. Esta, no es la nica
manera en que los hombres puede comer y beber indignamente. Todo lo
que hay que observar es que la advertencia es directa contra los
descuidados y profanos, y no contra los tmidos y los dudosos.
Fuente: http://www.puritansermons.com/reformed/hodge02.htm