Vous êtes sur la page 1sur 13

Bogotá, Julio 6 de 2010

Señores
LA SILLA VACIA
Atn. Juanita León
Directora

Me refiero al artículo publicado en la silla vacía titulado “El Abogado Álvaro


Dávila el polémico amigo del Alcalde” en el que ustedes hicieron diversas
afirmaciones calumniosas, tendenciosas, mal intencionadas y carentes de
verdad en contra mía y de la Firma de Abogados que represento, que afectan
gravemente nuestra honra, nuestro buen nombre y prestigio profesional así como
nuestros derechos fundamentales, tal como se desprende del contenido general
del articulo y, concretamente, de las expresiones que señalamos a continuación,
sólo a título de ejemplo, porque todo el articulo está plagado de comentarios
insidiosos que buscan descalificar nuestra honradez y hacer construcciones en
relación con ejercicios profesionales indebidos, lo cual hace que el articulo en su
integridad resulte malicioso y dañino.

Las afirmaciones sin fundamento que aparecen en su artículo y que solicito sean
rectificadas de inmediato, son las que se transcriben a continuación, las cuales,
para efectos de la rectificación solicitada, se precisan con la información correcta
para su correspondiente divulgación en la misma página, con el mismo despliegue
y durante el mismo tiempo que permaneció el artículo publicado:

1.- De la introducción del Artículo:

1.1 “Funcionarios y contratistas entrevistados por la silla vacía perciben a


Dávila como un intermediario que tiende puentes entre empresas
privadas interesadas en negocios con el distrito y las secretarías de la
Alcaldía, algunas de cuyas licitaciones él asesora, aprovechando la
amistad que tiene con el alcalde Samuel Moreno”.

Ni esta Firma de Abogados ni yo en mi capacidad individual hemos


“tendido puentes entre empresas privadas interesadas en negocios con el
distrito y las secretarías de la Alcaldía” como Ud. tendenciosamente lo
afirma. En ejercicio de nuestra profesión de abogados, representamos
abierta y públicamente los intereses de cualquiera de nuestros clientes ante
cualquier autoridad Nacional, Departamental o Municipal.

Mucho menos puede Ud. afirmar que esos puentes se tienden para
licitaciones que yo asesoro. Ni esta Firma de Abogados ni yo en mi
capacidad individual, hemos asesorado NINGUNA licitación del Distrito, ni
de las Secretarías de la Alcaldía, ni de ninguna entidad descentralizada
distrital. En la fecha he solicitado, en ejercicio del derecho de petición, a
todas las entidades distritales certificar esta circunstancia (Anexo 1).

El único proceso licitatorio que fue objeto, no de una asesoría integral del
mismo, ni de una estructuración jurídica, sino de la expedición de opiniones
legales puntuales por parte de esta Firma, relacionadas con algunas de las
cláusulas jurídicas del borrador de pliego de condiciones correspondiente,
fue el del Relleno Sanitario de Doña Juana para la Unidad Administrativa
Especial de Servicios Públicos – UAESP – durante el primer semestre de
2009.

Así lo certifica mediante declaración juramentada No 6777 del 7 de Julio de


2010, rendida ante el Notario Tercero de Bogota (Anexo 2) la Dra. Victoria
Virviescas, quien se desempeñó como Directora de la UAESP mientras
estuvo vigente el contrato con esta Firma. En la parte pertinente de su
declaración la Dra. Virviescas manifiesta:

“Que la estructuración de los prepliegos de condiciones de la licitación


003/09 de la UAESP para la operación y mantenimiento del Relleno Doña
Juana, estuvo a cargo de funcionarios directivos de la UAESP director
estratégico Robinson Gómez, director operativo, Carlos Lasprilla, directora
jurídica, Catalina Franco y tres profesionales vinculados a la entidad por la
modalidad de prestación de servicios Paula Pimentel, Camilo Ortiz y Diana
Cristancho; que contó con el apoyo jurídico de Davila Davila asociados en
calidad de asesor externo.”

Es claro entonces, que nuestra ÚNICA participación en procesos licitatorios


del Distrito o sus Secretarías, se limita al hecho de haber conceptuado
sobre algunas de las cláusulas de dicho borrador de pliego del Relleno
Sanitario en la UAESP y NO como Ud. lo afirma, que somos asesores de
licitaciones del Distrito y sus Secretarías.

De otra parte, debo manifestarle que mientras estuvo vigente la vinculación


contractual de esta Firma con esa entidad, el proceso licitatorio del Relleno
sólo se surtió en su etapa preliminar de publicación de prepliegos, como se
puede constatar en la página de contratación a la vista del Distrito.

La licitación, se llevo a cabo íntegramente, después de nuestra voluntaria e


irrevocable desvinculación como asesores externos de la UAESP así que
resulta imposible afirmar que la hayamos asesorado.

En razón de lo anterior, su afirmación en el sentido de que somos asesores


de algunas licitaciones del Distrito y sus Secretarías y que tendemos
puentes entre dichos despachos y empresas privadas interesadas en esos
negocios, aprovechándonos de nuestra amistad con el Alcalde, lo cual
comporta una acusación de trafico de influencias y ejercicio indebido de la
profesión, no tiene fundamento alguno y resulta ser absolutamente falsa.

1.2 “También asesoró al RUNT”

Ni Dávila Dávila Asociados ni Álvaro Dávila en su capacidad individual,


hemos sido asesores del RUNT tal como se lo manifesté a usted
personalmente. En la fecha he solicitado en ejercicio del derecho de
petición al RUNT certificar esta circunstancia (Anexo 4).

1.3 “Dávila es muy amigo de Moreno, con quien estudio en el Colegio


Anglo Colombiano y luego compartió estudios de Derecho en la
Universidad del Rosario”

Tal como consta en los archivos del Colegio Anglo Colombiano y en la


Facultad de Derecho de la Universidad del Rosario, el señor Alcalde de
Bogotá es de la promoción de 1978 de dicho Colegio y de la promoción de
1983 de dicha Universidad mientras que yo pertenecí a las promociones de
1981 y de 1986 respectivamente.

2.- Con relación a la Licitación de las Basuras

2.1.- “Pero la Licitación fue estructurada jurídicamente por dos personas


que trabajaban con él: Luis Guillermo Dávila Vinueza, fundador de su
firma Dávila Dávila Asociados y hermano de su socio Germán Dávila, y el
abogado Felipe Herrera, empleado suyo”

El abogado Felipe Herrera Carrillo a quien Ud. se refiere jamás ha sido


empleado ni ha tenido vínculo laboral alguno con Dávila Dávila Asociados ni
con Álvaro Dávila como lo certifica el Sr. Jaime Espinel, contador de la Firma y
mío personal. (Anexo 7)

2.2.- “El nombre de Dávila apareció cuando se supo que había vuelto a
contratar a Herrera para que lo asesorara en la estructuración de la
licitación del nuevo contrato de las basuras por parte de la UAESP en
2010”.

Como quiera que el doctor Felipe Herrera Carrillo no había sido contratado ni
por Dávila Dávila ni por Álvaro Dávila con anterioridad al 2010 la expresión
“había vuelto a contratar a Herrera” resulta falsa.
Con relación a que fue contratado para “que lo asesorara en la estructuración
de la licitación del nuevo contrato de las basuras por parte de la UAESP en
2010”, me permito manifestarle que el objeto del contrato de prestación de
servicios celebrado entre la UAESP y esta Firma de abogados NO incluía la
estructuración de NINGÚN proceso licitatorio lo cual excluye el de basuras y
cualquier otro que adelantara la UAESP.

Textualmente le transcribo el objeto del contrato celebrado entre Dávila Dávila


Asociados: “prestar sus servicios profesionales de asesoría jurídica
especializada en la realización de todos los procesos de selección que
requiera la UNIDAD para la celebración de los contratos de concesión, en
todas las actividades que estén orientadas a la prestación de los servicios de
recolección, transporte, disposición final, reciclaje y aprovechamiento de
residuos sólidos, la limpieza de vías y áreas públicas, de conformidad con la
propuesta presentada por el CONTRATISTA, que forma parte integrante del
presente contrato”.

El objeto del contrato celebrado, aquí transcrito, es claro en restringir los


servicios a una asesoría jurídica especializada en los procesos de selección y
no incluye una estructuración jurídica de los mismos, la cual siempre se llevó a
cabo íntegramente al interior de la UAESP, por parte de funcionarios de esa
entidad, como lo certifica la Directora de la UAESP en la declaración
juramentada anexa.

Pero además de no hacer parte del objeto contractual la estructuración de


licitaciones, mientras se ejecutó el contrato de asesoría legal entre Dávila
Dávila Asociados y la UAESP, jamás hubo una sola consulta de dicha entidad
a esta Firma de abogados relacionada con la licitación del nuevo contrato de
basuras, como se desprende del texto de la declaración juramentada No 6777
de 7 de julio de 2010, ante el Notario Tercero de Bogota, de la entonces
Directora de la UAESP Dra. Victoria Virviescas, donde expresamente aparece
lo siguiente:

“ Que la elaboración de la EXPOSICIÓN DE MOTIVOS PARA LAS ÁREAS


EXCLUSIVAS DE SERVICIO DE ASEO, para presentarla ante la CRA en el
mes de Noviembre de 2009, para la ciudad de Bogota, fue liderado por el
entonces director estratégico de la UAESP, Robinson Gómez y desarrollado
por profesionales contratados directamente por la UAESP; este insumo el cual
sería la base para la elaboración de los pliegos de condiciones de la licitación
de RECOLECCIÓN BARRIDO Y LIMPIEZA, no fue consultado a la firma
Davila Davila Asociados”

Entonces, la verdad es que, mientras estuvo vigente nuestro contrato con la


UAESP, un grupo interno de la UAESP, fue el que estructuró íntegramente NO la
licitación de las basuras, sino la exposición de motivos para el otorgamiento de
áreas de servicio exclusivo dirigido a la CRA (paso previo a la licitación)
documento en el cual NO participó esta Firma.

La licitación de basuras no se estructuró dentro de la vigencia de nuestro contrato,


el cual se extendió desde el día trece (13) de diciembre de 2008 hasta el día cinco
(05) de octubre de 2009, entre otras cosas, por cuanto los contratos de concesión
para la operación de dicho servicio público de recolección barrido y limpieza, se
vencen en septiembre de 2010. Es decir, que cuando nos retiramos de prestar
nuestros servicios profesionales a la UAESP todavía faltaban ONCE meses para
que se vencieran esos contratos y NO había ninguna estructuración de la licitación
en marcha.

Como es de público conocimiento, hasta la fecha, la UAESP NO ha iniciado el


proceso de licitación de la concesión del servicio de recolección barrido y limpieza.

En razón de lo anterior, resulta completamente falso afirmar que el Dr. Felipe


Herrera Carrillo fue contratado por mí para estructurar la licitación del nuevo
contrato de basuras por parte de la UAESP en 2010 como Ud. equivocadamente
lo afirma en su artículo.

El doctor Felipe Herrera Carrillo, en razón de sus altos conocimientos en materia


medio ambiental y por el hecho de que se desempeñaba como asesor externo de
la Señora Viceministra del Medio Ambiente, fue contratado por esta Firma para
asesorar a la UAESP en los aspectos medio ambientales del Relleno de Doña
Juana, no de ningún proceso licitatorio ni mucho menos de la licitación de las
basuras.

La duración de su vinculación fue de dos (2) meses en calidad de asociado y


renunció ante el cuestionamiento público, que por una supuesta inhabilidad en la
licitación del 2002, de la cual ni esta Firma de Abogados ni yo teníamos
conocimiento, hizo el Concejal Sanguino. Adjunto la carta de renuncia del Dr.
Herrera (Anexo 8)

3.- “El escándalo de la UAESP”

3.1.-“Dávila en ese momento era el asesor jurídico de la UAESP y el


encargado de estructurar jurídicamente la licitación del Relleno Sanitario
y de la multimillonaria licitación de basuras”

La anterior afirmación resulta falsa toda vez que el objeto del contrato
celebrado entre Dávila Dávila Asociados y la UAESP expresamente establece
lo siguiente:“prestar sus servicios profesionales de asesoría jurídica
especializada en la realización de todos los procesos de selección que
requiera la UNIDAD para la celebración de los contratos de concesión, en
todas las actividades que estén orientadas a la prestación de los servicios de
recolección, transporte, disposición final, reciclaje y aprovechamiento de
residuos sólidos, la limpieza de vías y áreas publicas, de conformidad con la
propuesta presentada por el CONTRATISTA, que forma parte integrante del
presente contrato”.

Reiteramos que ni Dávila Dávila Asociados ni Álvaro Dávila estuvieron jamás


encargados de estructurar jurídicamente la licitación del Relleno Sanitario ni de
la multimillonaria licitación de basuras en el cual la Firma. Le insisto en que en
virtud del citado contrato de prestación de servicios, esta Firma revisó los
aspectos jurídicos de un pliego de condiciones previamente elaborado por la
UAESP. Como es de público conocimiento, este proceso licitatorio no fue
abierto sino hasta el 2010, cuando el contrato suscrito con Dávila Dávila
Asociados ya había terminado.

El objeto del contrato celebrado aquí transcrito es claro en restringir los


servicios a una asesoría jurídica especializada en los procesos de selección y
no incluye una estructuración jurídica de los mismos, la cual, repetimos, se
llevo a cabo íntegramente al interior de la UAESP, como lo certifica bajo la
gravedad del juramento la Ex Directora Dra. Victoria Virviescas en los
siguientes términos:

“Que la estructuración de los prepliegos de condiciones de la licitación


003/09 de la UAESP para la operación y mantenimiento del Relleno Doña
Juana, estuvo a cargo de funcionarios directivos de la UAESP director
estratégico Robinson Gómez, director operativo, Carlos Lasprilla, directora
jurídica, Catalina Franco y tres profesionales vinculados a la entidad por la
modalidad de prestación de servicios Paula Pimentel, Camilo Ortiz y Diana
Cristancho; que contó con el apoyo jurídico de Dávila Dávila Asociados en
calidad de asesor externo.”

“ Que la elaboración de la EXPOSICIÓN DE MOTIVOS PARA LAS ÁREAS


EXCLUSIVAS DE SERVICIO DE ASEO, para presentarla ante la CRA en el
mes de Noviembre de 2009, para la ciudad de Bogota, fue liderado por el
entonces director estratégico de la UAESP, Robinson Gómez y desarrollado
por profesionales contratados directamente por la UAESP; este insumo el
cual sería la base para la elaboración de los pliegos de condiciones de la
licitación de RECOLECCION BARRIDO Y LIMPIEZA, no fue consultado a
la firma Davila Davila Asociados”

En razón de lo anterior, su afirmación de que Dávila en ese momento era el


asesor jurídico de la UAESP y el encargado de estructurar jurídicamente la
licitación del Relleno Sanitario y de la multimillonaria licitación de basuras,
resulta absolutamente falsa.
3.2.- “Y Dávila trajo a su ex socio Alier Hernández Enríquez”

El doctor Alier Hernández Enríquez no ostenta la calidad de socio de Dávila


Dávila Asociados ni de Álvaro Dávila en ninguna sociedad. El Dr. Alier
Hernández no obstante aparece como “Asociado” NO socio de esta firma en la
presentación que hacemos a algunos de los clientes que trabajamos
conjuntamente, no hizo parte del equipo de profesionales que la Firma
presentó a la UAESP para ejecutar el contrato celebrado, ni prestó sus
servicios dentro del contrato mencionado, razón por la cual su afirmación de
que Dávila trajo a su ex socio Alier Hernández a la UAESP resulta también
falsa.

Así lo certifica la Ex Directora de la UAESP en la declaración juramentada No.


6777 de 7 de julio de 2010, ante el Notario Tercero de Bogotá, donde
expresamente manifiesta lo siguiente:

“ Que Alier Hernández NO tuvo ningún tipo de vinculación con la UAESP en mi


administración”

(Anexo 6 )

En razón de lo anterior, su afirmación de que Dávila trajo a su ex socio Alier


Hernández Enríquez, también resulta absolutamente falsa.

3.3.- “Una contratación que habría sido normal sino fuera porque
Virviescas nombro al mismo tiempo a la esposa de Hernández, Catalina
Franco como secretaria jurídica de la Unidad según lo denunció el
Espectador”

La doctora Catalina Franco se desempeñó como Coordinadora de Contratos


de la UAESP desde el 23 de febrero hasta el 23 de Noviembre de 2007, bajo
administraciones diferentes a la de la doctora Virviescas y la del Alcalde
Samuel Moreno (Gloria Lucía Ospina y Lucho Garzón).

Su experiencia con la entidad y su amplio conocimiento previo de los temas


propios de su objeto, así como la recomendación que le hizo la Dra. Liliana
García, Subdirectora de Gestión Corporativa de la UAESP, a la entonces
Directora Dra. Virviescas, llevaron a la Representante Legal de la entidad a
designarla como Directora Jurídica.

Así aparece consignado en el texto de la declaración juramentada No. 6777 de


7 de julio de 2010, ante el Notario Tercero de Bogota, de la entonces Directora
de la UAESP Dra. Victoria Virviescas, donde expresamente dice lo siguiente:
“Que la entonces Directora jurídica de la UAESP, Catalina Franco, nombrada
por mí y posesionada el primero de abril de 2009, fue recomendada por Liliana
García, directora corporativa de la entidad, por su excelente labor que había
desempeñado como coordinadora de contratos en la misma entidad entre 23
de febrero y 23 de noviembre de 2007.”(Anexo 6)

En razón de lo anterior, su calificación de “anormal” de esta designación resulta


tendenciosa y su insinuación de que habría sido nombrada por la relación de
su esposo con nuestra Firma de abogados resulta falsa.

3.4.- “A las pocas semanas de integrado el nuevo equipo le impuso varias


multas a Proactiva, la empresa que, según la conversación del
restaurante, quería sacar de la licitación del relleno”

Las multas impuestas a Proactiva bajo las Resoluciones No. 528 de Agosto 18
de 2009, No. 518 de Agosto 10 de 2009, No. 487 de 2 de Junio de 2009 y No.
612 de 23 de Octubre de 2009, que Ud. implica que fueron impuestas para
sacar a esa empresa de la licitación del relleno, fueron TODAS confirmadas
por la nueva administración de la UAESP, mediante las Resoluciones Nos.227
de 26 de abril de 2010, No. 257 de 12 de Mayo de 2010, No. 579 de 7 de
Octubre de 2009 y No. 305 de 8 de junio de 2010.

Pero no solamente la nueva administración confirmó las multas, lo cual de suyo


implica que fueron bien impuestas y sin ningún propósito ilegal como el que
usted afirma, sino que además el liquidador del contrato de Proactiva Dr. Felipe
Negret, incluyó el valor total de las multas impuestas que asciende a CIENTO
NOVENTA Y TRES MILLONES SETECIENTOS NOVENTA Y UN MIL PESOS
($193.791.000) en el acta de liquidación final del contrato entre Proactiva y la
UAESP.

Las razones anteriores corroboran que las sanciones fueron correctamente


impuestas y ratificadas por la nueva administración de la UAESP y su
liquidador del contrato con Proactiva, y no como usted afirma para “sacar de la
licitación del Relleno” a esa empresa que, para su información, presentó oferta
en dicha licitación según consta en la página de contratación a la vista de dicha
entidad.

Nuevamente su afirmación resulta falsa.

3.5.- “Franco y su esposo denunciaron al Espectador por injuria, pero el


periódico no rectificó y lo curioso es que a la salida de la Audiencia de
conciliación, según reporte Fidel Cano en su twitter, Dávila estaba
esperando a Franco y a su esposo”
No sólo la Doctora Catalina Franco y el Dr. Alier Hernández denunciaron al
Espectador también lo hizo el Dr. Edgar González quien participó en la cena en
el restaurante de donde salió el mantel cuyos garabatos fueron interpretados
por Jaime Lombana, según lo confirmó este último al aire en la emisión de
Caracol Radio del 29 de junio de 2010 y con quien mantengo una disputa
personal y profesional desde hace una década.

No sólo hubo denuncias para El Espectador. Yo personalmente denuncié a


Jaime Lombana y al Concejal Antonio Sanguino (colaborador de esa revista, lo
cual si resulta una coincidencia) ante la Fiscalía General de la Nación por los
delitos de injuria y calumnia.

El Periódico no le rectificó a la Doctora Catalina Franco ni el Dr. Alier


Hernández pero sí lo hizo al Dr. Edgar González en la edición del 29 de enero
de 2010 (Anexo 11)

A la salida de dicha audiencia de conciliación ante la Fiscalía me encontraba


presente por cuanto participé, como denunciante contra Jaime Lombana, en la
audiencia que la antecedió, ante la misma Fiscalía.

La Señora Fiscal decidió que las dos audiencias se celebraran una


inmediatamente después de la otra como lo puede corroborar en las Actas de
las audiencias donde aparece la fecha y la hora en las que se llevaron a cabo.
(Anexo 12)

3.6.- “El artículo no mencionó a Dávila pero habló de un mantel en el que


la funcionaria de la Uesp había dejado los trazos gráficos de su proyecto.
Luego en La W, María Isabel Rueda reveló otras siglas en el mantel, entre
ellas A.D., que según dijo, hacía alusión al abogado Álvaro Dávila, y a un
signo pesos, que María Isabel interpretó como una comisión específica.”

En primer lugar los tres abogados que participaron en la cena de donde salió el
mantel, esto es, el Dr. Alier Hernández, la Dra. Catalina Franco y el Dr. Edgar
González, que contiene las letras a las que Ud. hace referencia, unánimemente
manifestaron que NINGUNA de ellas correspondía a mi nombre.

Adicionalmente, la alusión que hizo Ma. Isabel Rueda a Álvaro Dávila y a un


signo pesos, que Ma. Isabel interpretó como una comisión específica, fue
INTEGRAMENTE RECTIFICADA por la W en su emisión en el horario de las 7
: 15 AM del 11 de septiembre de 2009 en los siguientes términos:

“transcribir lo subrayado
En este orden de ideas su afirmación resulta incompleta, omite la verdad sobre
lo que ocurrió con posterioridad a esa emisión del programa la W y mal
intencionadamente no se refiere a la rectificación de la propia Ma. Isabel
Rueda a quien Ud. cita en su artículo.

3.7.“La contratación de Dávila había generado sospechas porque la directora de la


Uesp Victoria E. Virviescas apenas se posesionó canceló el contrato recién
firmado con el abogado Carlos Malagón para contratar a Dávila, que había sido su
jefe en la ETB.”

Su afirmación resulta completamente infundada y falta a la verdad. El contrato que


la UAESP suscribió con el Dr. Malagón, se dio por terminado de mutuo acuerdo
entre la entidad y este abogado. En la fecha, estoy solicitando a la UAESP los
antecedentes documentales que así lo certifican. La Dra. Virviescas no canceló el
contrato de Malagon como Ud. equivocadamente lo afirma para contratar a Dávila.

3.8.- “Después de este escándalo, Álvaro Dávila renunció a todas sus asesorías
con el distrito.”

La anterior afirmación también es falsa. La Firma Dávila Dávila Asociados decidió


no prorrogar el contrato suscrito con la UAESP. El contrato suscrito con
Transmilenio culminó por vencimiento del plazo de ejecución, al igual que el
contrato suscrito con la Lotería de Bogotá en fechas muy posteriores a cuando
ocurrió lo que Ud. califica como escándalo.

Dávila Dávila Asociados no ha renunciado a tres de sus asesorías judiciales con la


Lotería de Bogota ni a la representación judicial de la Empresa de Acueducto y
Alcantarillado de Bogota EAAB contra Corpoguavio.

4.- “La grabación de Olano”

4.1.- “En la grabación filtrada en Caracol Radio, el representante Germán


Olano, le expresa supuestamente a Miguel Nule la molestia que tiene el
contralor de Bogotá Miguel Ángel Morales Russi por que un tal Julio y
Dávila no le han pagado las comisiones”

Lo que dice la grabación transmitida por Caracol Radio y que se atribuye


presuntamente al Representante Germán Olano, textualmente, es lo siguiente:
“Julio y Dávila me están peloteando” y por ningún lado manifiesta que Dávila le
deba unas comisiones o que Dávila no le haya pagado las comisiones como Ud. lo
afirma, razón por la cual su afirmación resulta absolutamente falsa. La mención
que Ud. hace de este asunto en el contexto del articulo donde se está refiriendo a
mi y a la Firma de abogados que represento, constituye una asociación de mi
nombre con un eventual hecho delictivo.

4.2.- “El nombre de Álvaro Dávila salió relucir a raíz de la escandalosa


grabación de la conversación del representante Germán Olano que podría
convertirse en la prueba reina del famoso 'Cartel de la Contratación' de
Bogotá. Pero no es la primera vez que su nombre es mencionado en relación
con un escándalo en la contratación del distrito”

En la grabación que algunos medios de comunicación han reproducido en días


pasados, en la cual se escucha una supuesta conversación entre el representante
Germán Olano y el Señor Miguel Nule, NO se menciona el nombre de Álvaro
Dávila. Si bien se menciona el nombre “Julio” y el apellido “Dávila”, de manera
alguna puede aseverarse que se trata de Álvaro Dávila, como erróneamente se
señala en el artículo publicado en “La Silla Vacía”.

Esta asociación que Ud. hace de mi nombre con el Dávila que mencionan en la
grabación en el contexto del artículo, constituye una acusación de que me
encuentro envuelto en un hecho de corrupción.

Caracol Radio, que hizo la asociación del apellido Dávila con mi nombre, no sólo
desmontó de su página dicha información, sino que además, al aire planteó la
posibilidad de que el Dávila a quien se están refiriendo en esa grabación sea otra
persona.

La afirmación final que Ud. hace en el sentido de que “Pero no es la primera vez
que su nombre es mencionado en relación con un escándalo en la contratación del
distrito” resulta falsa también por cuanto mi nombre no ha sido mencionado en
relación con ningún escándalo de contratación del distrito.

Las menciones a las que Ud. hace referencia, que son (i) las del pleito judicial por
la adjudicación de las basuras en 2002, proceso en el cual NO participé (y Ud así
lo reconoce) no constituyen un escándalo de contratación como Ud. lo afirma. Se
trata de un proceso judicial que no puede catalogarse de “escándalo” instaurado
por el proponente que perdió y demandó la nulidad de la adjudicación. La sola
interposición de la demanda o adelantar el trámite judicial correspondiente, no
implica per se la existencia de un “escándalo” como lo quiere hacer entrever el
artículo ya que mientras el Juez competente no anule total o parcialmente la
Resolución de adjudicación, ésta se reputa ajustada a derecho en virtud de la
presunción de legalidad de los actos administrativos (ii) el asunto del Relleno
sanitario de Doña Juana que tampoco fue un “escándalo de contratación” como
Ud. lo califica y donde la ÚNICA mención que hubo a mi nombre fue instigada por
parte el Sr. Jaime Lombana, según lo reconoció al aire en la emisión del 29 de
Junio de Caracol Básica, cuando interpretó unas letras de un mantel lleno de
garabatos con mis iniciales y (iii) el supuesto escándalo de la DNE y los Nule que
tampoco es de naturaleza contractual toda vez que mi nombre sólo se menciona
como abogado en la negociación del Acuerdo de Pago, por cuanto NO tuve NADA
que ver con el negocio jurídico original, y que además NO es del Distrito.

4.2.-“En su momento, el Zar anticorrupción manifestó su preocupación


sobre la posible participación de Dávila en el proceso de cesión”

Lo anterior resulta totalmente falso, el Zar anticorrupción jamás manifestó la


preocupación referida y en la fecha le estoy solicitando una certificación escrita
sobre este particular. (Anexo 13)

5.- “Crédito de DNE a los Nule”

La vinculación de Dávila Dávila Asociados a la negociación de un acuerdo de


pago con la DNE data de noviembre de 2009, ni la Firma ni Álvaro Dávila en su
capacidad individual, participaron de la celebración de los contratos de fiducia
entre la DNE y el Consorcio Bogotá-Fusa que se celebraron en el año de 2007.

5.1.- “Dávila ha dicho que su asesoría a los Nule se limitó a ese episodio y
que él no tuvo nada que ver con el contrato de Transmilenio y los Nule,
que existió mientras Dávila Dávila Asociados prestaba asesoría jurídica a
Transmilenio”

El grupo Nule nunca ha celebrado contratos con Transmilenio. Suscribió un


contrato con el IDU de obra pública para la construcción de una troncal de
Transmilenio sin que esta última entidad haya participado ni en el proceso de
selección de contratistas, ni en la adjudicación, ni en su celebración, ni
ejecución. Todas las anteriores actividades están a cargo del IDU que es la
entidad contratante.

Dávila Dávila Asociados efectivamente presto asesoría jurídica a Transmilenio


para los contratos de concesión de operación de la troncal, los cuales fueron
adjudicados, celebrados y se encuentran en ejecución ante Transmilenio que
es la entidad contratante y sus contratistas son los operadores del servicio de
transporte público de Transmilenio, que explotan este servicio público en
concesión y dentro de los cuales no se encuentra ninguna empresa afiliada,
asociada o vinculada al grupo Nule.

El abogado del Grupo Nule en la cesión del contrato de la avenida 26 fue el Dr


Jorge Pino Ricci.

Rotundamente le manifestamos que sus afirmaciones, apreciaciones,


interpretaciones, sospechas y conjeturas son en absoluto carentes de verdad y,
por lo mismo, resultan calumniosas y atentatorias frente a nuestra honra, buen
nombre y prestigio personal y profesional y nos han causado y nos siguen
causando enormes perjuicios de orden material y de orden moral que ustedes
están en la obligación legal y profesional de interrumpir.

Por esas razones les estamos solicitando que, en el menor tiempo posible, se
sirvan rectificar las afirmaciones que en este escrito les estamos destacando así
como el contexto general del artículo de una manera tal que nuestros derechos
queden satisfechos y protegidos para lo cual, y también sólo por vía de ejemplo,
deberán decir que carecen de toda prueba que pueda empañar la transparencia
de nuestra conducta como personas y como abogados.

Atentamente,

ALVARO DAVILA
Representante legal
Dávila Dávila Asociados.