Vous êtes sur la page 1sur 8
ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA SALA SUPERIOR DE UTUADO. engDREN Rosco | wr fe rane, | HERNANDEZ RopRiGunz, periiete ey be | JESEF REYES MORALES, — | jenminont eiGasadant FULANO DE-TAL, MENGANO DE | ,,.,2 0sesorio: Cese de ‘Estorbo Publico; Danos y (LAE SDE DADOS I a he ericions Parle Denandoda SENTENCIA La parte demandante, Universidad de Puerto Rico en Utuado (en lo sucesivo, “UPRU”), presenté el 1 de mayo de 2017 ante el Tribunal de Primera Instancia, Sala Superior de Utuado, una demanda contra Adrian Rosario Emmanuelli, Marayale Hernandez Rodriguez, Jesef Reyes Morales, a quienes identifies como estudiantes de la UPRU y como lideres y manifestantes de la interrupcién de las labores académicas, investigativas y administrativas de dicha institucién. La accién de la UPRU también se presenté contra otras personas cuyo nombre verdadero la institucién desconoce, pero que también identificd como lideres y manifestantes de la protesta que se celebra en los portones de este Recinto universitario. En adelante, a este grupo de personas se le denominara “codemandados”. Numero Identificador: En su demanda, la UPRU alegé que “a la media noche del dia 5 de abril de 2017, un grupo de estudiantes, entre los cuales se encontraban los co-demandados, tomaron posesién del portén principal del campus y crearon una barricada para controlar e impedir el libre acceso a la institucién”. Demanda Jurada, en el parrafo 10. Adujo la UPRU que “la conducta incurrida por los co- demandantes ha impedido y contintia impidiendo la entrada de estudiantes, personal docente y no docente, a la vez que imposibilita que se leven a cabo las tareas académicas, investigativas y administrativas que rutinariamente se ejercen en la UPRU”. Id. enel parrafo 11. Respecto a las investigaciones en curso, la UPRU alegé que las actuaciones de los codemandados colocan “en grave peligro la integridad cientifica de tales investigaciones que, por su naturaleza, requieren de cuidados y atencién diaria”. Id. en el parrafo 31. Esto, segiin la UPRU, “reduce dramaticamente la estima de la institucién en la comunidad académica local e internacional, asi como las posibilidades de continuar obteniendo asignaciones de fondos en el futuro”. Id. en el parrafo 32. Continué expresando la UPRU en su escrito que los codemandados le impiden “garantizar a la comunidad universitaria continuar con sus responsabilidades académicas sin que se afecte el ofrecimiento de cursos, las investigaciones y la terminacién del semestre”. Id. en el pérrafo 32. En cuanto a este tiltimo asunto, la terminacién del semestre, la UPRU alegé que “el retraso del 2des semestre académico, afecta adversamente el calendario y el ofrecimiento de cursos de verano e incluso pone en grave peligro que los estudiantes candidatos a graduacién puedan hacerlo en la fecha proyectada”. Id. en el parrafo 35. La UPRU también alegé que “tiene el deber de remitir informes a las entidades acreditadoras para instituciones educativas. El no tomar accién inmediata sobre las actuaciones de los co-demandados, pondria en riesgo la acreditacién de la UPRU debido a la paralizacién de las funciones académicas y administrativas”. Id. en el parrafo 36. De hecho, la UPRU alegé haber recibido una comunicacién el 21 de abril de 2017 “en la que se le notificé la pérdida de la elegibilidad para recibir fondos federales del Titulo IV de la Higher Education Act of 1965”. Id. en el parrafo 37. Ademés, la UPRU aiiadié que si los co- demandados contindan con la paralizacién de la institucién, ésta “se encuentra en riesgo inminente de perder de forma permanente la asignacién de fondos como institucién de educacion universitaria”. Id. Finalmente, la UPRU aseguré haber “tratado infructuosamente de establecer lazos de comunicacién con los co-demandados a través del Comité de Diélogo y el Consejo General de Estudiantes. No obstante, dichos esfuerzos han resultado infructuosos debido a que éstos contintian provocando dafios a Ja propiedad, obstaculizando el funcionamiento de la UPRU e impidiendo el acceso a la institucién’”. Id. en el parrafo 39. En su demanda, la UPRU presenté cuatro causas de accién, a saber: 3de8 Epo . Interdictos provisional, preliminar y permanente (Cop. ENJ. Civ. Arts. 675-678 y 686-687, 32 LPRA §§ 3521-3524 y 3532- 3533); 2. Interdicto posesorio (COD. ENJ. Cv. Arts. 690-695, 32 LPRA §§ 3561-3566); 3. Cese de estorbo piiblico (COD. ENJ. CIV. Art. 277, 32 LPRA § 2761); y 4. Daiios y perjuicios (Cop. Crv. Art. 1802, 31 LPRA § 5141). En atencién a la demanda incoada, el 2 de mayo de 2017 el Tribunal emitié una Orden y Citacién, la cual fue registrada y archivada el 8 de mayo de 2017. En dicha Orden y Citacién el Tribunal declaré no ha lugar la solicitud de Interdicto Provisional presentada por la UPRU por no cumplir con los requisitos necesarios para su expedicién. Una orden de entredicho provisional podra ser dictada sin notificacién previa a la parte adversa 0 a su abogado tinicamente si: 1. aparece claramente de los hechos expuestos en una declaracién jurada o en la demanda jurada, que se causaran perjuicios, pérdidas 0 dafios inmediatos e irreparables a la parte solicitante antes de que se pueda notificar y ofr a la parte adversa o a su abogado; y 2. el abogado de la parte solicitante o ésta misma certifica por escrito al tribunal: a. las diligencias que se hayan hecho, si alguna, para la notificacién, y 4de8 eg b. las razones en que fundamenta su solicitud para que no se requiera dicha notificacién. Estos requisitos son de estricto y riguroso cumplimiento y la UPRU no cumplié con ellos al momento de presentar su demanda el 1 de mayo de 2017. Ademds, en dicha Orden y Citacién sefialamos Vista de Interdicto para el 5 de mayo de 2017, a las 9:30 de la maiiana. El 5 de mayo de 2017, a las 8:47 de la mafiana, la UPRU presenté una Mocién Informativa en la que narré las gestiones infructuosas realizadas por su emplazador para notificar a los codemandados la accién incoada en su contra. A tales efectos, anejé una Declaracién Jurada del emplazador Félix Adalberto Medina Montero. Llamado el caso la mafiana del 5 de mayo de 2017 para Vista de Interdicto comparecié la Leda. Erika F. Morales Marengo en representacién de la UPRU. En dicha vista, la Leda. Morales Marengo le solicité al Tribunal 5 dias adicionales para emplazar a los codemandados. El Tribunal concedié el término solicitado y ordené la expedicién de nuevos emplazamientos, los cuales fueron entregados a la Leda. Morales Marengo ese mismo dia. La Vista de Interdicto fue re-sefialada para el martes, 16 de mayo de 2017. El 16 de mayo de 2017, a las 9:27 de la mafiana, la UPRU presenté una Mocién Informativa sobre Desistimiento Sin Perjuicio en la que notificé al Tribunal “el desistimiento voluntario sin 5des perjuicio del remedio solicitado debido a que los co-demandados no han podido ser debidamente emplazados”. Llamado el caso la mafiana del 16 de mayo de 2017 para Vista de Interdicto comparecié la Leda. Morales Marengo en representacién de la UPRU. La Leda. Morales Marengo reiteré en corte abierta su interés en desistir al amparo de la Regla 39.1 de Procedimiento Civil. A preguntas del Tribunal sobre si utilizaria los otros mecanismos disponibles para diligenciar los emplazamientos, la Leda. Morales Marengo indicé que “en este caso vamos a actuar conforme a lo que disponga la Administracién Central, que esta tomando cartas en el asunto”. Tratandose de un caso de alto interés publico, el Tribunal solicité a la representante y rectora de la UPRU, Dra. Raquel G. Vargas Gémez, que consignara bajo juramento su interés en desistir del presente caso, segtin planteado por su representacién legal, y si comprendia las consecuencias de dicho desistimiento. A esto la rectora confirmé la intencién de la UPRU en desistir de la presente causa de accién y que fue orientada al respecto. Por otro lado, la Dra. Vargas Gémez indicé las gestiones realizadas para emplazar personalmente a los codemandados. En especifico, la rectora informé haber contratado a dos emplazadores adicionales, quienes visitaron las residencias y hospedajes de los codemandados en varias ocasiones. Sin embargo, ésta indicé que las gestiones resultaron infructuosas. 6de8 El Tribunal inquirié a la parte demandante si alguno de los codemandados era menor de edad. La rectora indicé que todos los codemandados eran menores de edad. A preguntas del Tribunal en cuanto a si los padres de los codemandados habian sido emplazados, ésta indied que tampoco lograron conseguir a sus padres. A preguntas del Tribunal sobre si utilizarian los otros mecanismos disponibles en la Reglas de Procedimiento Civil para emplazar a la parte demandada, la Dra. Vargas Gémez manifests que la posicién de la UPRU es que no utilizarian los mismos. Atendidos los planteamientos de la UPRU, el Tribunal procede a resolver. I La Regla 39.1 de Procedimiento Civil de 2009, 32 LPRA, Ap. V, R. 39.1, dispone: (a) Por la parte demandante; por estipulacién.— Sujeto a las disposiciones de la Regla 20.5 de este apéndice, una parte demandante podra desistir de un pleito sin una orden del tribunal: (2). Mediante la presentacién de un aviso de desistimiento en cualquier fecha antes de la notificacién por la parte adversa de la contestacién o de una mocién de sentencia sumaria, cualesquiera de éstas que se notifique primero, 0 (2). mediante la presentacién de una estipulacién de desistimiento firmada por todas las partes que hayan comparecido en el pleito. A menos que el aviso de desistimiento o 1a estipulacién exponga lo contrario, el desistimiento seré sin perjuicio, excepto que el aviso de desistimiento tendré el efecto de una adjudicacién sobre los méritos cuando lo presente una parte demandante que haya desistido anteriormente en el Tribunal General de Justicia, o en algin tribunal federal o de cualquier estado de Estados Unidos de América, de otro pleito basado en o que incluya la misma reclamacién. (b). Por orden del tribunal— A excepcién de lo dispuesto en el inciso (a) de esta regla, no se permitira a la parte demandante desistir de ningiin pleito, excepto mediante una orden del tribunal y bajo los términos y las condiciones que éste estime procedentes. A menos que la orden especifique lo contrario, un desistimiento bajo este parrafo sera sin perjuicio. Tde8 Bajo el inciso (a) de la Regla 39.1 no es necesario solicitar permiso al tribunal, ni éste puede imponerle condiciones al demandante para desistir. Solo se requiere que se presente ante el tribunal un aviso de desistimiento. Bajo estas circunstancias, el tribunal ordenaré obligatoriamente el archivo y sobreseimiento de la accién sin discrecién para obrar de otra forma. Pramco CV6, LLC v. Delgado Cruz y Otros, 184 DPR 453 (2012); Tenorio v. Hospital Dr. Pila, 159 DPR 777 (2003). Luego de escuchados los planteamientos y corroborado el interés de la parte demandante en desistir de su causa de accién, el Tribunal resuelve declarar HA LUGAR la solicitud de desistimiento presentada por la parte demandante Universidad de Puerto Rico en Utuado. Consecuentemente, se tiene por desistida, sin perjuicio, y se ordena el archivo del presente caso. En Utuado, Puerto Rico a 16 de mayo de 2017. REGISTRESE Y NOTIFIQUESE Jueza Superior 8des