Vous êtes sur la page 1sur 7

29 de Julio, 2010 (Jueves)

Por: pastor Daniel Brito

Título: ¿Palestina o Israel? - Estudiando el libro de Josué

Texto: Josué 13:1-7


“Cuando Josué era ya bastante anciano, el Señor le dijo: «Ya estás muy viejo, y todavía queda
mucho territorio por conquistar.2 Me refiero a todo el territorio filisteo y guesureo,3 que se extiende
desde el río Sijor, al este de Egipto, hasta la frontera de Ecrón al norte. A ése se le considera
territorio cananeo, y en él se encuentran los cinco gobernantes filisteos: el de Gaza, el de Asdod, el
de Ascalón, el de Gat y el de Ecrón. También queda sin conquistar el territorio de los aveos.4 Por el
lado sur queda todo el territorio cananeo, desde Araj, tierra de los sidonios, hasta Afec, que está en
la frontera de los amorreos.5 Además queda el territorio de los guiblitas y todo el Líbano oriental,
desde Baal Gad, al pie del monte Hermón, hasta Lebó Jamat. 6 Yo mismo voy a echar de la
presencia de los israelitas a todos los habitantes de Sidón y a cuantos viven en la región montañosa,
desde el Líbano hasta Misrefot Mayin. »Tú, por tu parte, repartirás y les darás por herencia esta
tierra a los israelitas, tal como te lo he ordenado.7 Ya es tiempo de que repartas esta tierra entre las
nueve tribus restantes y la otra media tribu de Manasés.”

Introducción
Continuamos con nuestro estudio en el libro de Josué, tratando los capítulos 13 y 14. En nuestro
estudio de éste libro encontramos muchas lecciones sobre creencias erróneas que surgen sobre el
Pueblo de Israel por causa de la ignorancia, y otras muchas lecciones también como ejemplo para
nuestras vidas.

Lección

1. El tiempo había transcurrido. – Hemos estudiado un poco más de la mitad de nuestro libro, y
encontramos que Josué ya era un hombre viejo y lleno años. El pueblo de Israel había pasado 38
años en el desierto hasta llegar al Jordán, y ahora vemos que la conquista está tomando poco
tiempo en comparación, porque había tomado solamente 7 años. Ahora encontramos a Josué ya
no como general, sino como el administrador que divide la tierra que es dada a los hijos de
Israel.

2. Los Filisteos: Enemigos de Israel. – Noten que varios pueblos son mencionados por JEHOVÁ
que tenían que ser conquistados. Uno de los grandes errores que el pueblo de Israel hizo fue el
de no expulsar a todos los habitantes de la tierra de Canaán. Esos habitantes fueron piedra de
tropiezo para el pueblo de Israel, exactamente como Moisés les había advertido.

(a) Entre esos pueblos encontramos mencionados a los Filisteos. Ese pueblo fue un gran
enemigo de Israel, y encontramos más adelante en el libro de los Jueces, que también fueron
usados por JEHOVÁ para castigar al pueblo de Israel cuando desobedecían a JEHOVÁ.

(b) La Biblia de las Américas de Estudio, nos dice: “Los filisteos se habían establecido por la
costa de Canaán en la época de Abraham e Isaac (Gn 21:32). Más filisteos emigraron de

Página 1
Creta durante el siglo XII a.C. (Deut. 2:23).”i

(c) Es de la tierra de los Filisteos, donde encontramos el origen del nombre de Palestina.
Veamos más en nuestro siguiente punto.

3. ¿Palestina o Israel? – En nuestros días tenemos un conflicto en el Medio Oriente, entre el


Pueblo de Israel, y sus vecinos árabes. Ese conflicto se está apretando en lo que nos acercamos
a la Venida de JESUCRISTO, y al desenlace final con la llegada del anticristo. El gran
problema es el mismo odio que tanta gente tiene hacia el pueblo de Israel; incluyendo el
llamado de muchos Cristianos a que Israel les de a los “Palestinos” sus tierras para vivir junto a
Israel. Veamos algunas cosas.

(a) En primer lugar, éste conflicto es producto de la desobediencia del pueblo de Israel, de no
expulsar a los Filisteos como JEHOVÁ les había dicho. Los Filisteos no solamente fueron
un ESTORBO, sino que fueron enemigos de Israel y de JEHOVÁ.

(b) En segundo lugar, la tierra de Israel no ha tenido a ningún pueblo “Palestino”. Veamos la
explicación dada por el apologista Pablo Santomauro.

i. “Creemos que el error en filas evangélicas sólo puede tener origen en un constumbrismo
adquirido de los medios seculares, o simplemente en el desconocimiento de la historia,
así como de la actual guerra propagandística en detrimento de la nación de Israel.
Cualquier investigación histórica seria revelará que el nombre Palestina fue acuñado en
135 D.C. por el emperador Adriano luego de reprimir una revuelta judía al mando de
Bar Kochba. Adriano, quien conocía muy bien el poder propagandístico de las palabras
y los símbolos, escogió el nombre de Palestina por ser éste una alusión “latinizada” a
los antiguos enemigos de Israel conocidos como los Filisteos. Con esto Adriano intentó
borrar de la memoria colectiva el nombre de Israel. En el análisis final, encontramos que
Palestina fue un nombre instituido por un gran enemigo de la Biblia y del pueblo judío.

ii. Los antiguos cristianos comenzaron a usar el término Palestina alrededor de 300 D.C.
La Iglesia en general adoptó el nombre en su literatura y en los mapas. Los Cruzados,
siendo una excepción, llamaron al territorio el Reino de Jerusalén. Los británicos, a su
vez, habiendo recibido dominio sobre la región luego de la Primera Guerra Mundial,
continuaron designando la zona como Palestina (comprendiendo ambos lados del
Jordán). Por décadas se les llamó palestinos a todos los habitantes del lugar, sean judíos,
árabes, griegos, armenios o europeos en general.”ii

(c) Hoy día aun los Cristianos amigos de Israel no saben por qué se usa el nombre Palestina, en
vez de Israel, por razones de ignorancia. Aun los Cristianos son influenciados por los
medios de comunicación que imponen el uso de Palestina sobre Israel, e incluso, el de
llamar a los árabes de esa área, “Palestinos” y los habitantes originales de esa tierra. Pero
eso no solamente es un gran error, sino que es “antisemita” y muy dañino.

i. Por eso mismo es importante entender que no existe un pueblo Palestino, y que la tierra
de ISRAEL, tampoco se llama Palestina, y que el NOMBRE que JEHOVÁ le dio a
Jacob cuando le cambió su nombre, fue ISRAEL, y no Palestina (Génesis 32:28).

Página 2
4. La muerte de un adivino nos deja una gran lección. – (Josué 13:22) “Los israelitas pasaron
a filo de espada a muchos hombres en el campo de batalla, incluso al adivino Balán hijo de
Beor”

(a) Nuestro Texto está solamente narrando lo que ya había ocurrido en el pasado, mientras
Israel acampaba al otro lado del Jordán. Pero es importante notar que Balán es mencionado
otra vez por la sencilla razón del mal que hizo contra Israel. Veamos algunas cosas:

i. Balán era un adivino, pero por alguna razón que desconocemos, tuvo un encuentro con
el Verdadero Dios, JEHOVÁ.

ii. Balán habló cara a cara con JEHOVÁ mismo, o sea, el Ángel de JEHOVÁ, quien es el
mismo JESUCRISTO antes de Su Encarnación (Números 22:31-35), y aun así, su amor
por el dinero lo llevó a ir TOTALMENTE en contra de lo que JEHOVÁ le había dicho
que hiciera.

(b) Para el pueblo de Israel Balán los hace recordar DOS cosas:

i. La primera es a aquellos que ODIAN a Israel, y buscan su destrucción total.

ii. La segunda es al peligro de MEZCLARSE con los IMPÍOS. Eso es porque Balán ideó
que ya que JEHOVÁ quería bendecir al pueblo de Israel, la única forma de destruirlos,
era hacer que los hombres Israelitas se mezclaran con mujeres paganas, que los harían
no solamente dejar a un lado su LEALTAD A JEHOVÁ, sino que muchos de ellos se
arrodillaron delante de los dioses falsos.

A. (2 Pedro 2:15) “Han abandonado el camino recto, y se han extraviado para seguir
la senda de Balán, hijo de Bosor, a quien le encantaba el salario de la injusticia.”

(c) LECCIÓN #1 PARA NOSOTROS: ¡Cuidado con la AVARICIA! Fue la avaricia lo que
llevó a Balán a ir en contra del mismo JEHOVÁ. El falso evangelio de la prosperidad
convierte a muchos en avaros, porque solamente están pensando en riquezas, y como
beneficiarse de ellas. Es importante seguir la ADVERTENCIA que nuestro SEÑOR
JESUCRISTO nos dejó:

i. (Lucas 12:15) “¡Tengan cuidado! —advirtió a la gente—. Absténganse de toda


avaricia; la vida de una persona no depende de la abundancia de sus bienes.”

(d) LECCIÓN #2 PARA NOSOTROS: ¡Cuidado con la INFIDELIDAD A DIOS! Todo lo que
TIENTE al cristino/a a alejarse de Dios, o aun, a ENFRIARSE espiritualmente, no viene de
DIOS. Al contrario, viene del enemigo de nuestras almas, Satanás, y de la propia
NATURALEZA PECAMINOSA. Más claro: la carne.

i. (Hebreos 12:15-16) “Asegúrense de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de


que ninguna raíz amarga brote y cause dificultades y corrompa a muchos;16 y de que
nadie sea inmoral ni profano como Esaú, quien por un solo plato de comida vendió

Página 3
sus derechos de hijo mayor.”

5. El peligro de quedar separados. – (Josué 13:29-32) “Éstas son las tierras que Moisés había
entregado a la media tribu de Manasés y sus clanes:30 el territorio que abarca Majanayin y
toda la región de Basán, es decir, todo el reino de Og, incluyendo las sesenta poblaciones de
Yaír.31 Además, la mitad de Galaad, y Astarot y Edrey, ciudades del reino de Og, les
correspondieron a la mitad de los descendientes de Maquir hijo de Manasés, según sus
clanes. 32 Ésta es la herencia que Moisés repartió cuando se encontraba en los llanos de
Moab, al otro lado del río Jordán, al este de Jericó.”

(a) Dos tribus y medias le habían pedido a Moisés quedarse en la tierra al otro lado del Jordán.
Moisés les dio la tierra, pero con muchas amonestaciones de no DESOBEDECER A
JEHOVÁ (Números 32).

(b) Pero es una realidad que esas tribus estaban separadas de las demás, y sufrieron muchos
ataques de sus enemigos. También fueron las primeras en TRAICIONAR A DIOS, y en ir al
cautiverio Asirio (1 Crónicas 5:25-26).

(c) LECCIÓN PARA NOSOTROS: Los Cristianos debemos RECORDAR todo el tiempo,
que no somos LLANEROS SOLITARIOS. El ejemplo de Israel es de mucha importancia
para nosotros. El creyente necesita la comunión con los santos. Por eso no debemos dejar de
CONGREGARNOS.

i. (Hebreos 10:25) “No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos,


sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se
acerca.”

6. La heredad de Caleb. – (Josué 14:6-15) “Los descendientes de Judá se acercaron a Josué en


Guilgal. El quenizita Caleb hijo de Jefone le pidió a Josué: «Acuérdate de lo que el Señor le
dijo a Moisés, hombre de Dios, respecto a ti y a mí en Cades Barnea.7 Yo tenía cuarenta años
cuando Moisés, siervo del Señor, me envió desde Cades Barnea para explorar el país, y con
toda franqueza le informé de lo que vi.8 Mis compañeros de viaje, por el contrario,
desanimaron a la gente y le infundieron temor. Pero yo me mantuve fiel al Señor mi Dios.9
Ese mismo día Moisés me hizo este juramento: "La tierra que toquen tus pies será herencia
tuya y de tus descendientes para siempre, porque fuiste fiel al Señor mi Dios." 10 »Ya han
pasado cuarenta y cinco años desde que el Señor hizo la promesa por medio de Moisés,
mientras Israel peregrinaba por el desierto; aquí estoy este día con mis ochenta y cinco años:
¡el Señor me ha mantenido con vida!11 Y todavía mantengo la misma fortaleza que tenía el
día en que Moisés me envió. Para la batalla tengo las mismas energías que tenía entonces.12
Dame, pues, la región montañosa que el Señor me prometió en esa ocasión. Desde ese día, tú
bien sabes que los *anaquitas habitan allí, y que sus ciudades son enormes y fortificadas. Sin
embargo, con la ayuda del Señor los expulsaré de ese territorio, tal como él ha prometido.»
13 Entonces Josué bendijo a Caleb y le dio por herencia el territorio de Hebrón.14 A partir
de ese día Hebrón ha pertenecido al quenizita Caleb hijo de Jefone, porque fue fiel al Señor,
Dios de Israel.15 Hebrón se llamaba originalmente Quiriat Arbá, porque Arbá fue un
importante antepasado de los anaquitas. Después de todo esto el país se vio libre de guerras.”

Página 4
(a) Si tenemos mucho que aprender de alguien, es de Caleb, un hombre que ni siquiera
pertenecía al pueblo de Israel.

(b) Caleb quenizita o cenecita, no era del pueblo de Israel, sino del ceneo, grupos nómadas que
entre ellos estaban la familia del suegro de Moisés. Veamos algunas cosas sobre Caleb:

i. Había nacido un esclavo en Egipto.

ii. Fue uno de los espías enviados por Moisés a reconocer la Tierra Prometida.

A. Solamente Caleb y Josué trajeron un BUEN REPORTE de la Tierra Prometida. Ellos


afirmaban que podían conquistarla por el Poder de DIOS. Por esa razón solamente
Josué y Caleb fueron los que tenían más de 20 años de edad que habiendo salido de
Egipto, pudieron POSEER la Tierra Prometida. Todos los demás murieron en el
desierto.

iii. Caleb había sido TOTALMENTE fiel a JEHOVÁ.

iv. Noten que Caleb le pidió a Josué la tierra de Hebrón, que era la tierra habitada por los
hijos de Anac, quienes eran gigantes. Aquellos que 40 años atrás ATERRORIZARON al
pueblo rebelde de Israel, ahora Caleb pide expulsarlos de ahí. Y agrega: “ Y todavía
mantengo la misma fortaleza que tenía el día en que Moisés me envió. Para la batalla
tengo las mismas energías que tenía entonces”

v. Como dijo el gran predicador J. Vernon McGee: Si uno quiere una receta para tener una
vida larga, y una vida buena, aquí la tenemos.iii

(c) LECCIÓN #1 PARA NOSOTROS: Caleb es un EJEMPLO para todo creyente de la


IMPORTANCIA de la FIDELIDAD A DIOS. Nada en la vida se puede comparar a la
IMPORTANCIA DE LA FIDELIDAD A DIOS. La RECOMPENSA es la mejor de todas:
Vida Eterna.

(d) LECCIÓN #2 PARA NOSOTROS: Caleb es el EJEMPLO de aquellos que no se dejan


guiar por las QUEJAS de otros. 45 años de esperar por la PROMESA que Moisés le dio a
Caleb, es una buena cantidad de años. ¿Cuántas razones no habían para Caleb quejarse
durante todos esos años? Sin embargo, no lo hizo. Él (Caleb) es más bien un EJEMPLO de
lo que el ANTÍDOTO en contra de las QUEJAS es: seguir el ejemplo de Caleb.

(e) LECCIÓN #3 PARA NOSOTROS: La conquista de la Tierra Prometida nos debe recordar
que para el creyente, nuestra labor aquí en la tierra nunca va a terminar. Al contrario, hasta
el Cielo, no paramos.

i. (Filipenses 3:12-16) “No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea *perfecto.
Sin embargo, sigo adelante esperando alcanzar aquello para lo cual Cristo Jesús me
alcanzó a mí.13 Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien,
una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está
delante,14 sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece

Página 5
mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús. 15 Así que, ¡escuchen los
perfectos! Todos debemos tener este modo de pensar. Y si en algo piensan de forma
diferente, Dios les hará ver esto también.16 En todo caso, vivamos de acuerdo con lo
que ya hemos alcanzado.”

Conclusión

Oremos......

Página 6
i Biblia de Estudio, La Biblia de las Américas, p. 310, Foundation Publication.
ii Pablo Santomauro, http://pastordanielbrito.wordpress.com/2010/04/25/nombre-de-la-tierra-santa-¿palestina-o-israel/
iii J. Vernon McGee, Thru the Bible, vol. II, p. 29, Thomas Nelson publisher.