Vous êtes sur la page 1sur 10

Manual De Oraciones

Manual De Oraciones Misiones Mocacay Semana Santa 2017

Misiones Mocacay Semana Santa 2017

ORACIÓN DE LA MAÑANA (LAUDES) EL ÁNGELUS

  • V. El Ángel del Señor anunció a María,

  • R. Y concibió por obra del Espíritu Santo.

Dios te Salve María…

  • V. He aquí la esclava del Señor.

  • R. Hágase en mi según tu Palabra.

Dios te Salve María…

  • V. Y el Verbo se hizo Hombre.

  • R. Y habitó entre nosotros.

Dios te Salve María…

  • V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,

  • R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de

Nuestro Señor Jesucristo. Amén Oración Te suplicamos, Señor, que derrames tu gracia en nuestras almas para que los que, por el anuncio del

Ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo Jesucristo, por su Pasión y Cruz seamos llevados a la gloria de su Resurrección. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.

  • R. Amén.

CANTO

SALMO 05 Ant: “Al Levantarme mi corazón te busca Señor”

Al tocar la luz del día mis ojos, Señor, mi corazón se levanta hacia ti en busca de tu mirada. Escucha las palabras de quien siente la vida de nuevo, y estate

atento, Señor; cercano a mi mano abierta, Da respuesta a mi pregunta; ayúdame en mi inquietud, tú que eres mi Señor, en quién yo confío.

A tí abro mi ser, mis ganas de vivir, mi despertar; de mañana en tus manos pongo mis miedos, mis ilusiones; de mañana, en tus ojos pongo la pureza u sinceridad de

  • mi búsqueda. de mañana en tu camino, quiero dirigir

mis pasos. Oye mi voz, Señor, tu que eres bueno y compasivo y alienta mi vida que busca en tí luz y calor.

Mira, Señor, mi corazón pobre, que como un gorrioncillo busca abrigo en tus manos, toma mi arcilla y moldéala según los proyectos que tienes para mí este día. Quiero estar ante tus ojos y dejarme penetrar por tu mirada; delante de tus ojos, Señor, me siento pequeño y frágil.

Derrama al comenzar la mañana tu ternura y tu bondad para que mi corazón se sienta fuerte y animoso Señor, aparta de mi camino el mal que me rodea, y no dejes que este día la mentira se adueñe de mí. Dame mansedumbre y humildad para que mi corazón. Señor, no sea hoy violento ni haga juego sucio a nadie.

Guíame, Señor, tu que eres bueno y santo; guíame hacia la luz y que camine como hijo de la luz; guíame y allana

  • mi camino para que sea fiel a tu ley y tu camino, Señor,

Sea hoy la pasión de mi corazón joven, y que tu Espíritu Santo me ayude en cada paso. Que mi boca, Señor, sea hoy la expresión de mi interior; que mis palabras arranquen de lo profundo y sean verdaderas.

Señor, dame un corazón limpio para que te pueda ver, Señor, dame un corazón de pobre para que viva hoy tu reino, Señor, dame un corazón misericordioso, para que derrame misericordia, Señor, dame un corazón lleno de paz, para que sea hijo tuyo, Señor, dame un corazón que tenga hambre y sed de justicia para que sea saciado y haga tu voluntad; Señor, dame un corazón manso para que posea la tierra, Que mi corazón se alegre y se regocije hoy, porque todo lo espero de Ti Dios mío.

A ti me acojo, Señor, al comenzar el día, protégeme. En ti pongo mi confianza como un niño en su madre, ayúdame. A tí abro mis proyectos y los planes de este día, acompáñame A ti ofrezco lo que soy y lo que tengo, acógelo. A ti que eres Dios de la vida, te pido fuerza, anímame, guíame por el camino justo; como un gran escudo defiéndeme, sé mi fortaleza. Que tus alas, Señor, me cobijen y guarden mientras yo voy viviendo el día de hoy

Ant: “Al Levantarme mi corazón te busca Señor”

SILENCIO REFLEXIVO Y CANTO PRECES

Bendigamos a Jesús, nuestro Salvador, que por su muerte nos ha abierto el camino de salvación, y

digámosle confiados:

Déjanos caminar por tus senderos, Señor.

Señor de misericordia, que en el bautismo nos diste una vida nueva,

te pedimos que nos hagas cada día más conformes a ti.

Enséñanos, Señor, a ser hoy alegría para los que sufren

y haz que sepamos servirte en cada uno de los necesitados.

Que procuremos, Señor, hacer lo bueno, lo recto y lo verdadero ante ti

y que busquemos tu rostro con sinceridad de corazón.

Perdona, Señor, las faltas que hemos cometido contra la unidad de tu familia

y haz que tengamos un solo corazón y un solo espíritu.

Se pueden añadir algunas intenciones libres

Dirijámonos a Dios con la oración que Cristo nos enseñó:

ORACIÓN Señor, Dios nuestro, que por el amor inefable que nos tienes nos enriqueces con toda clase de bendiciones, concédenos pasar de nuestras antiguas faltas a una vida

nueva, para prepararnos convenientemente a la gloria del reino celestial. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén CONCLUSIÓN

  • V. El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos

lleve a la vida eterna. Amen

ORACIÓN DE LA NOCHE (COMPLETAS)

INVOCACIÓN INICIAL

  • V. Dios mío, ven en mi auxilio

  • R. Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al

Hijo, y al Espíritu Santo.

  • R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los

siglos de los siglos. Amén.

EXAMEN DE CONCIENCIA Hermanos, habiendo llegado al final de esta jornada que Dios nos ha concedido, reconozcamos sinceramente nuestros pecados.

Yo confieso…

  • V. El Señor todopoderoso tenga misericordia de

nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.

  • R. Amén.

CANTO

SALMODIA

Ant. Antes de cerrar los ojos, los labios y el

corazón, al final de la jornada, ¡buenas noches!, Padre Dios.

Gracias por todas las gracias que nos ha dado tu amor; si

muchas son nuestras deudas, infinito es tu perdón. Mañana te serviremos, en tu presencia, mejor. A la sombra de tus alas. Padre nuestro, abríganos. Quédate junto a nosotros y danos tu bendición. Gloria al Padre omnipotente, gloria al Hijo Redentor, gloria al Espíritu Santo: tres personas, sólo un Dios.

Ant. Antes de cerrar los ojos, los labios y el corazón, al final de la jornada, ¡buenas noches!, Padre Dios.

REFLEXIÓN SOBRE LA JORNADA Y CORRECCIONES RESPONSORIO BREVE

  • V. En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu.

  • R. En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu.

  • V. Tú, el Dios leal, nos librarás.

  • R. Te encomiendo mi espíritu.

  • V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

  • R. En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu.

CÁNTICO DE SIMEÓN Lc 2, 29-32 Ant. Sálvanos, Señor, despiertos, protégenos mientras dormimos, para que velemos con Cristo y descansemos en paz. Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz, porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. Ant. Sálvanos, Señor

ORACIÓN Concede, Señor, a nuestros cuerpos fatigados el descanso necesario, y haz que la simiente del reino que con nuestro trabajo hemos sembrado hoy crezca y germine para la cosecha de la vida eterna. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

BENDICIÓN

  • V. El Señor todopoderoso nos conceda una noche

tranquila y una santa muerte.

  • R. Amén.

ANTÍFONA FINAL DE LA SANTÍSIMA VIRGEN

Dios te salve, Reina y Madre… (luego retirada en silencio)

ORACIÓN PARA LA VISITA DEL HOGAR

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo…

La paz del Señor llegue a esta casa y a todos los que aquí la habitan. Amén

Queridos hermanos, dirijamos nuestra ferviente oración a Cristo, que quiso nacer de la Virgen María y habitó entre nosotros, para que se digne entrar en esta casa y bendecirla con su presencia. Que fomente el amor entre padres e hijos, los consuele en las alegrías y tristezas, les de salud a los enfermos (si hay un enfermo se menciona el nombre) y descanso eterno a los fieles difuntos familiares de los aquí presentes (se menciona al difunto) que esta casa sea hogar de caridad, desde donde se difunda ampliamente la fragancia de Cristo, para que tu Señor expulses al demonio y no le permitas más su entrada, todo esto te lo pedimos a Ti que Vives y Reinas por los Siglos de los Siglos Amén

Lectura del Santo Evangelio segúnMarcos 1, 29-30; Lucas 10, 38-42; Lucas 19, 1-9; Lucas 24, 28-32. Palabra del Señor. R. Gloria a ti, Señor Jesús. Breve Homilía

PRECES

Con ánimo agradecido y gozoso invoquemos al Hijo de

Dios, Señor de cielo y tierra, que, hecho hombre, habitó entre nosotros, y digamos:

R. Quédate con nosotros, Señor.

Señor Jesucristo, que con María y José santificaste la

vida doméstica, dígnate convivir con nosotros en esta

casa, para que te reconozcamos como huésped y te honremos. R.

Tú, por quien todo el edificio queda ensamblado, y se va levantando hasta formar un templo consagrado, haz que los habitantes de esta casa se vayan integrando en la construcción, para ser morada de Dios, por el Espíritu. R.

Tú que enseñaste a tus fieles a edificar su casa sobre piedra firme. haz que la vida de esta familia se apoye firmemente en tu palabra y, evitando toda división, te sirva con generosidad y de todo corazón. R.

ORACIÓN Tomados de la mano decimos: Padrenuestro, Ave María y Gloria CONCLUSIÓN Que El Señor bendiga este Hogar en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén

ORACIÓN A JESÚS SACRAMENTADO Bendito sea Dios. Bendito sea su Santo Nombre. Bendito sea Jesucristo verdadero Dios y verdadero Hombre. Bendito sea el Nombre de Jesús. Bendito sea su Sacratísimo Corazón. Bendito sea su Preciosísima Sangre. Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar. Bendito sea el Espíritu Santo Consolador. Bendita sea la Incomparable Madre de Dios la Santísima Virgen María.

Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción. Bendita sea su gloriosa Asunción. Bendito sea el Nombre de María Virgen y Madre. Bendito sea San José su casto esposo. Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos. Señor Danos Sacerdotes Santos Señor danos muchos Sacerdotes Santos Señor danos familias santas Señor bendice a esta comunidad reunida Señor danos la paz en Venezuela Señor danos la paz en nuestro hogar ORACIÓN Oh Dios, que nos dejaste el memorial de Tú pasión; Te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de Tu Cuerpo y de Tu Sangre, que experimentemos constantemente en nosotros el fruto de Tu redención. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amen.

ALMA DE CRISTO Alma de Cristo santifícame. Cuerpo de Cristo, sálvame. Sangre de Cristo, embriágame. Agua del costado de Cristo, lávame. Pasión de Cristo, confórtame. ¡Oh, buen Jesús!, óyeme. Dentro de tus llagas, escóndeme. No permitas que me aparte de Ti. Del maligno enemigo, defiéndeme. En la hora de mi muerte, llámame. Y mándame ir a Ti. Para que con tus santos te alabe. Por los siglos de los siglos. Amén