Vous êtes sur la page 1sur 33

Universidad de

Costa Rica
Rica

Escuela de
Psicología

DE CARA A LA REALIDAD NACIONAL


EL QUEHACER DE LA ESCUELA DE PSICOLOGÍA
FRENTE AL COMERCIO SEXUAL DE NIÑAS, NIÑOS
Y PERSONAS ADOLESCENTES

Aprendizajes y
Recomendaciones

Ciudad Universitaria
Rodrigo Facio
2007
El vínculo entre la Investigación, la
Docencia y la Acción Social para generar
propuestas de atención a las niñas, niños
y personas adolescentes víctimas

María Cecilia Claramunt


Profesora
Escuela de Psicología
I

Tabla de contenido

RECONOCIMIENTOS II

PRESENTACIÓN III

INTRODUCCIÓN 1

I PRINCIPALES HALLAZGOS EN EL EJE


DE INVESTIGACIÓN 3

1. Evaluación de la respuesta institucional 4


2. Desarrollo de instrumentos 5
3. Propuestas y recomendaciones de acción 6

II. PRINCIPALES APRENDIZAJES DE LA ACCIÓN


SOCIAL 9

1. Enriquecimiento del Modelo Conceptual-Metodológico 10


2. Identificación de estrategias efectivas de intervención 13
3. Lecciones aprendidas en la aplicación de las estrategias 13
4. Lecciones aprendidas en áreas problemáticas de acción 15
5. Barreras encontradas ante el desafío de lograr la protección
integral de derechos para todas las personas menores de
edad víctimas 17

A MANERA DE REFLEXIÓN FINAL 18

Referencias bibliográficas 19
I I

Reconocimientos

La elaboración de este documento ha sido posible gracias a los espacios de reflexión y discusión
colectivas, generados tanto a la luz del programa de investigación como de la elaboración e
implementación de las estrategias de intervención directa con niñas, niños y adolescentes
víctimas de explotación sexual comercial y sus familias.

En este sentido, un importante número de estudiantes y profesoras /es ha participado en


dichos encuentros; sin embargo, es importante reconocer los significativos aportes teóricos y
metodológicos del señor director de la Escuela de Psicología, MSc. Manuel Martínez y de la
Dra. Teresita Cordero, subdirectora y miembra del Comité Asesor del Programa sobre
Explotación sexual comercial y la MSc. Ivannia Guerrero, participantes también de dicho
comité. De las coordinadoras de los proyectos implementados, Licda. Georgina Morera y
Licda. Adriana Rodríguez y de todas las personas que conformaron sus equipos de trabajo; de
la profesora Dra. Mirta González, presencia constante en las discusiones académicas al fungir
como miembra permanente de los comités asesores de los trabajos de graduación o de los
respectivos tribunales examinadores y de la Licda. Nadia Blanco, quien ha apoyado
entusiastamente la ejecución del Trabajo Comunal Universitario frente al problema de la
explotación sexual comercial.
I I I

Presentación
Durante los últimos años la Escuela de Psicología en cumplimiento de sus principios
orientadores se ha sumado a la lucha frontal contra el flagelo de la explotación sexual
comercial de nuestros niños, niñas y adolescentes, en ésta ardua tarea hemos acumulado
importantes lecciones aprendidas, como se suele decir en esta temática.

Hemos aprendido que la explotación sexual comercial es un problema social y


estructural, hijo de la pobreza, del desempleo, de la baja escolaridad y en general de la
postergación social y de la negación de oportunidades y derechos, que aquejan a nuestros
niños, niñas y adolescentes.

Hemos constatado que nuestro país goza de una extraordinaria infraestructura y


cobertura social a lo largo y ancho de la geografía patria. Nos referimos a la difuminada
institucionalidad en todo el territorio nacional, tal es el caso de la Caja Costarricense de
Seguro Social, el Ministerio de Salud, el Patronato Nacional de la Infancia, el Instituto
Mixto de Ayuda Social, el Instituto Nacional de Aprendizaje, las universidades estatales,
el Ministerio de Educación Pública, entre otras muchas, lo cual constituye, sin duda, una
extraordinaria fortaleza y posibilidad en la lucha contra la explotación sexual comercial de
nuestros niños niñas y adolescentes.

Hemos constatado también que lamentablemente existe una enorme incomunicación,


desarticulación y descoordinación entre las instituciones públicas en general, y a nivel del
sector social estatal en particular.

Aprendimos que es de extraordinaria importancia sumar y conjugar esfuerzos


interinstitucionales de manera concertada, como condición para un eficaz combate contra
la explotación sexual comercial.

Conocemos de los enormes retos, desafíos y dificultades para articular una plataforma de
servicios que brinde la respuesta necesaria a las demandas y requerimientos sociales en
materia de explotación sexual comercial.

Sabemos de la incredulidad y la frustración acumulada que campea en muchos


funcionarios, funcionarias e instituciones, en relación con la posibilidad de coordinar y
aunar estrategias en ésta y otras materias. Pero también estamos convencidos de la
capacidad profesional y técnica, así como del nivel de entrega y de compromiso de la
inmensa mayoría de los funcionarios públicos.
I V

La experiencia nos ha enseñado que no basta con la sensibilización de los distintos


actores sociales, que existe un abismo entre la “tallercitis” y la incorporación de nuevas
metodologías, actitudes y prácticas profesionales. Sólo el esfuerzo sistemático y sostenido
hará que se incorporen nuevas y buenas prácticas en las cotidianidades laborales.

No basta con el compromiso de las jerarquías para que funcione adecuadamente la


plataforma de servicios, poco vamos a lograr sino abordamos a las víctimas de la
explotación sexual comercial en su integrabilidad, como sujetos de derechos a la salud, la
educación, la seguridad y a la vivienda digna entre otros.

Es un grave error psicologizar la temática de la explotación sexual comercial, haciendo a


la víctima depositaria de una problemática estructural –social, revictimizándola en este
acto. La atención psicológica es tan solo parte de una estrategia de intervención social y
nunca debe ser “el tratamiento”.

Estamos convencidos que en la explotación sexual comercial, en tanto realidad social, se


conjugan otras conflictivas y patologías sociales, tales como: drogadicción, abandono,
maltrato, violencia doméstica y abuso sexual, sólo para mencionar algunas.

Que el modelo y los protocolos de intervención aplicados a la explotación sexual


comercial-con énfasis en el respeto de los derechos humanos-, son susceptibles de ser
utilizados dentro de una perspectiva de integralidad, para la intervención de otros
problemas sociales.

Hemos aprendido que la coordinación interinstitucional no se puede dar en abstracto,


sino a partir de las carencias y necesidades de la víctima y su familia. Es ocioso intervenir
a la víctima sino se interviene a la vez y simultáneamente a la familia.

A nivel profesional, la intervención con la víctima debe ser también integral esto es, que
quién asiste a la víctima asiste a su familia e interviene a nivel interinstitucional para
preservar sus derechos.

La intervención y coordinación interinstitucional se da a partir de cada caso concreto,


garantizando y preservando los derechos de la víctima y su familia según la naturaleza y
cometidos institucionales; así por ejemplo, es responsabilidad de la Caja Costarricense de
Seguro Social preservar el derecho a la salud, del Ministerio de Educación Pública y del
Instituto Nacional de Aprendizaje el derecho a la educación y a la capacitación, del
Instituto Mixto de Ayuda Social el derecho a una vivienda digna y a la satisfacción de
necesidades básicas, entre otras muchas que se podrían citar, y el Patronato Nacional de
la Infancia en su condición de ente rector, le corresponderá articular de manera
concertada todos estos esfuerzos institucionales para mejorar la calidad de vida de las
víctimas de la explotación sexual comercial y sus familias.
V

Mención especial merece, quizás uno de los derechos más violentados y uno de los más
importantes desde el punto de vista de la intervención y prevención, nos referimos a la
inclusión en los diferentes sistemas educativos de las víctimas, sus hermanos y hermanas,
en tanto factor de contención y protección fundamental, y para garantizar la igualdad de
oportunidades.

Hemos constatado que en general las comunidades ignoran la existencia de la explotación


sexual comercial en sus regiones, por ejemplo, cuando dos años atrás empezamos a
trabajar en la comunidad de Golfito, se nos informaba por parte de la comunidad y las
instituciones que en la zona no existía el problema, dos años después hemos detectado e
intervenido a más de 100 víctimas de explotación sexual comercial y sus familias. Pero
también reconocemos que la organización comunitaria sensibilizada y con el espacio
correspondiente, es capaz de responder a las demandas que plantea este formidable reto.

Hemos corroborado que es posible hacer cambios significativos y marcar diferencias en


la vida de las víctimas de explotación sexual comercial y sus familias, hemos aprendido
de su drama, sufrimiento y esperanzas, lo cual nos inspira y compromete a redoblar
nuestros esfuerzos.

Por último, estamos convencidos de la capacidad y compromiso de los funcionarios y las


funcionarias del Patronato Nacional de la Infancia, para asumir el papel de rectoría que
por ley le corresponde, el cual se logra en la cotidianidad laboral dando y demandando a
quién corresponda, de manera inclaudicable, su mejor esfuerzo en la legítima defensa de
los derechos de nuestros niños y de nuestras niñas.

M.Sc. Manuel Martínez Herrera


Director Escuela de Psicología
Universidad de Costa Rica
1

Introducción
La vinculación entre la investigación y la acción social es la estrategia elegida para generar propuestas de
trabajo en torno al eje de la atención de las personas menores de edad víctimas de explotación sexual comercial

La Escuela de Psicología de la Universidad de Costa Rica tiene como propósito la


formación de profesionales en psicología, mediante “una formación humanista, científica y
técnica, de cara a la realidad social del país para la construcción de una sociedad solidaria, equitativa,
justa y libre, en procura de una vida digna para las personas en el marco del respeto a los derechos
humanos”.1

En concordancia con lo anterior, el primer principio orientador del currículo es el


desarrollo social, es decir, su compromiso con una psicología que aborde los problemas de
la realidad social costarricense y en este sentido, se reconoce la importancia de no
importar acríticamente teorías y metodologías provenientes de países desarrollados, sino
más bien, contribuir con la construcción de una psicología progresista y tercermundista.

Los objetivos curriculares permiten por lo tanto, insertar distintos problemas nacionales
con el fin de que desde la psicología se produzcan nuevos conocimientos que coadyuven
con su transformación. De esta manera, por ejemplo, en los últimos dos años de la
carrera el proceso de enseñanza – aprendizaje se organiza por medio de “módulos”
obligatorios y optativos, que a diferencia de los cursos, constituyen una estrategia que gira
en torno a problemáticas sociales relevantes. La oferta de módulos (mayor a 20) incluye
entre otras problemáticas: discriminación, violencia basada en género, migración,
ambiente, desastres naturales, alcoholismo y farmacodependencia, organización
comunitaria y familia.

Adicionalmente, existen otros espacios académicos tales como los “seminarios de temas”, los
cuales constituyen una alternativa libre para generar discusión sobre temáticas relevantes y
de interés para estudiantes y docentes. En ellos se ha insertado por ejemplo, el enfoque de
derechos humanos y la psicología.

La incursión de la Escuela en el problema de la explotación sexual comercial ha sido


posible entonces, gracias a los propósitos y estructura organizativa del currículo. Así, el
trabajo tendiente a contribuir desde nuestra disciplina a la transformación de esta

1 La misión, visión, objetivo general y principios orientadores del currículo de la Escuela de


Psicología se encuentran disponibles en el documento: Universidad de Costa Rica. Facultad de
Ciencias Sociales. Escuela de Psicología. Guía del Estudiante. Ciudad Universitaria Rodrigo Facio.
2

problemática se viene realizando sistemáticamente desde el año 2002, desde los tres ejes
de experiencia estipulados por la Universidad de Costa Rica.

Formación teórica y metodológica que permita intervenir con criterio


científico frente al problema de la explotación sexual comercial y
DOCENCIA ofrecer soluciones creativas y viables. De esta forma, el problema se
inserta en cursos, módulos, seminarios y otras experiencias
académicas.

Es el eje específico por medio del cual se elaboran e implementan programas


y proyectos para contribuir con la sociedad costarricense en la solución de
problemas nacionales. Así, la Escuela cuenta con diferentes iniciativas
dirigidas a prevenir el problema y a mejorar la efectividad de la atención a la
población menor de edad víctima de explotación sexual comercial. Entre los
programas y proyectos se encuentran, por ejemplo, la implementación de un
Trabajo Comunal Universitario en los cantones de Golfito y Corredores
ACCION
(con la participación de estudiantes de psicología, derecho, administración de
SOCIAL
empresas e informática, entre otras disciplinas) para fortalecer la respuesta
comunitaria; cursos dentro de la modalidad de Extensión Docente dirigidos
a funcionarias y funcionarios del Patronato Nacional de la Infancia con el
propósito de implementar el Enfoque de Derechos Humanos en la atención
de niñas, niños y personas adolescentes víctimas de violaciones severas a sus
derechos y finalmente, la Escuela ha implementado dos proyectos de
atención directa a población víctima en Golfito y Limón; de ellos, el ubicado
en la región de Golfito se encuentra en su segunda etapa de ejecución.

En el año 2002 se inicia el Programa de Investigación denominado:


Explotación sexual comercial: Aportes de la Psicología a la
Construcción de un Modelo de Protección Integral para niñas, niños
y adolescentes víctimas. De éste se desprenden 15 investigaciones, de
las cuales dos se encuentran en etapa de ejecución y la última en
INVESTIGACION proceso de formulación. Los conocimientos adquiridos por este
medio, tienen como propósito fundamental nutrir la docencia y la
acción social en la materia. En forma paralela se realiza otro
programa sobre institucionalización (factores que inciden en la ruta
crítica hacia la institucionalización como alternativa de protección de
personas menores de edad, experiencias de protección alternativas e
impacto a largo plazo) que ha contribuido con importantes hallazgos
al eje de la atención de las niñas, niños y personas adolescentes
víctimas de explotación sexual comercial.
3

A partir de la experiencia acumulada por medio de estos ejes, se busca en este documento
sistematizar las lecciones aprendidas por la Escuela en lo que respecta a la atención de las
personas menores de edad víctimas de explotación sexual comercial. Se espera que las
mismas constituyan un insumo que propicie el debate dentro de la propia universidad y
con otras instituciones estatales y organizaciones de la sociedad civil, en torno a las
estrategias y mecanismos de intervención que permitan garantizar el ejercicio de los
derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes que cotidianamente ven violados sus
derechos fundamentales.
4

I. Principales hallazgos en el eje de


investigación
La creación del programa de investigación Explotación sexual comercial: Aportes de la Psicología
a la Construcción de un Modelo de Protección Integral para niñas, niños y adolescentes víctimas, parte
de dos resultados fundamentales emanados de varias investigaciones anteriores
(Claramunt, Cecilia, 1998; OIT/IPEC, 2002; UNICEF, 2002 a, b; Universidad de Costa
Rica/UNICEF, 2002; Vargas, Patricia, 2003). El primer hallazgo permite establecer la
población meta de la intervención, pues todos los estudios concuerdan en identificar a las
niñas y mujeres adolescentes que provienen de familias y comunidades excluidas del
desarrollo social como el grupo social más vulnerable ante este tipo de explotación y el
segundo, que resalta la necesidad de transformar los modelos de atención directa porque
los hallazgos evidencian que las mismas no inciden efectivamente en la protección contra
el comercio sexual.

De esta forma, el programa reúne un conjunto de estudios enmarcados principalmente


dentro de la modalidad de trabajos finales de graduación de licenciatura y maestría en
psicología y pretende contribuir con el desarrollo de un modelo teórico – metodológico
que permita orientar las estrategias de intervención hacia la garantía efectiva del derecho a
la protección contra el comercio sexual de todas las niñas, niños y personas adolescentes
víctimas.

Los proyectos desarrollados y los que se encuentran en proceso de implementación


pueden ser divididos en tres dimensiones de estudio:

Evaluación: En esta dimensión se encuentran las investigaciones que buscar


identificar vacíos y fortalezas de la respuesta institucional a las personas víctimas y
sus familias

Desarrollo de instrumentos. Es el componente por medio del cual se busca la


elaboración de recursos que faciliten la acción institucional en materia de atención
a la población víctima

Propuestas y recomendaciones de acción: Contempla el conjunto de estudios


dirigidos a conocer una dimensión específica del problema y a partir de dicho
conocimiento, realizar propuestas y lineamientos de intervención.
5

Los principales resultados se presentan de acuerdo con las mismas dimensiones de


estudio.

1. Hallazgos en la respuesta institucional

Esta dimensión de análisis ha sido trabajada en cinco investigaciones (Alfaro, Francia y


Erika Rojas, 2003; Suárez, Carolina, 2003; Fallas, Grace y Georgina Morera, 2004;
Claramunt, Cecilia, 2005, a) y ha contemplado básicamente tres sectores: salud, educación
e instituciones rectoras en materia social -Patronato Nacional de la Infancia, Instituto
Mixto de Ayuda Social y Ministerio de Trabajo y Seguridad Social-. Se analizaron de esta
forma, las políticas y planes nacionales en materia de explotación sexual comercial; los
programas y directrices institucionales y la respuesta profesional, en términos de
conocimientos, actitudes y prácticas. En igual sentido se encuentra una investigación sobre
la respuesta del sector turístico en Guanacaste, la cual se encuentra en la última etapa de
ejecución.

Los resultados pueden resumirse de la siguiente forma:

 Ausencia de una política nacional en explotación sexual comercial

 El Plan Nacional contra la explotación sexual comercial se sustenta


en el Enfoque de la Situación Irregular, no contempla las
competencias institucionales en materia de atención a las personas
menores de edad, las estrategias no plantean una visión de
integralidad y las familias no son integradas en el plan.
PRINCIPALES
RESULTADOS DE
LA RESPUESTA  Las instituciones carecen de programas y lineamientos
INSTITUCIONAL estandarizados para trabajar con las niñas, niños y personas
adolescentes víctimas.

 Una gran parte de los y las profesionales de los sectores estudiados


posee información básica sobre el problema, tal como la definición y
su tipificación como delito. Sin embargo, la capacitación recibida no
es el elemento que distingue a quienes tienen o no la información.
Al respecto es importante señalar la necesidad de que las iniciativas
en esta materia sean revisadas pues la ausencia de diferencias
significativas apunta hacia estrategias inefectivas de capacitación. Al
mismo tiempo, ella no incide tampoco en la aplicación de
procedimientos apropiados de intervención.

 Principales vacíos en torno a conocimientos:


6

 Procedimientos e instancias encargadas de recibir y tramitar


denuncias
 Competencias institucionales
 Procedimientos de intervención con las personas víctimas
 Procedimientos de intervención familiar

 Entre las principales actitudes de las y los profesionales estudiados


que favorecen las intervenciones inefectivas se encuentran: la
interpretación de la victimización como un problema de índole
psicológico y la tendencia de ubicar a las madres como las figuras
responsables de la victimización.

 Las prácticas (procedimientos de intervención) señaladas por las


personas entrevistadas se limitan a las referencias a otras
instituciones. Por tanto, no se pudo visualizar la existencia de
competencias institucionales al interior de cada instancia.

 La mayor parte de profesionales señala desconocer lineamientos


institucionales para la atención.

 A partir de la voz de víctimas y sobrevivientes no se evidencia una


diferencia en los modelos de intervención pre y pos promulgación
del Código de la Niñez y la Adolescencia.

Las recomendaciones ofrecidas son:

 La elaboración urgente de una política nacional en materia de explotación sexual


comercial

 La elaboración de un nuevo plan nacional que articule el enfoque de derechos, la


perspectiva de género y el enfoque generacional. Se recomienda igualmente que el
plan estipule específicamente el objetivo de la intervención con víctimas, las
estrategias para alcanzarlos, las competencias institucionales para cada una de estas
estrategias seleccionadas, los recursos financieros y humanos, así como la evaluación
sistemática del plan.

 La elaboración de directrices y/o protocolos de intervención, dentro de un proceso


continuo de capacitación, seguimiento y monitoreo en las instituciones estatales que
trabajan directamente con la población víctima
7

2. Desarrollo de instrumentos

A partir de las necesidades identificadas en el eje de la intervención directa a personas


menores de edad víctimas, se ha generado los siguientes recursos:

a. Instrumento para evaluar la efectividad de la intervención para garantizar la protección contra el


comercio sexual. Con él se pretende contribuir con la evaluación objetiva de los
procesos de atención específica para la victimización por explotación sexual
comercial. El instrumento mide la efectividad a partir de la evaluación de ocho
categorías, entre las que se encuentran: Éxito según valoración profesional, Permanencia en
el sistema educativo y cumplimiento de responsabilidades escolares y Control del consumo de drogas
y alcohol. Cada categoría se evalúa con un puntaje de acuerdo con varios indicadores
de éxito (instrumento en proceso de validación).

b. Instrumento para evaluar la efectividad de una red local de atención. Tomando en


consideración la importancia de la articulación institucional para garantizar el
disfrute de derechos de las personas menores de edad, se diseño este recurso para
apoyar el quehacer de la plataforma de servicios. (Ruiz, Bianchy, 2003)

c. Instrumento para monitorear la aplicación del enfoque de derechos en los programas dirigidos a
personas menores de edad víctimas de explotación sexual comercial. Este recurso permite
además de monitorear por medio de un conjunto de indicadores de éxito la
aplicabilidad de cada uno de los derechos contemplados en la Convención, orientar
la planificación de los programas en la aplicación de los principios de la Doctrina de
Protección Integral (Porras, Laura y Beatriz Slotten, 2003).

3. Propuestas y recomendaciones de acción

Las propuestas y lineamientos para la atención se enmarcan dentro del Modelo Cíclico de
Respuestas Articuladas (Claramunt, Cecilia, 2005, b), el cual es una propuesta conceptual y
metodológica para articular el enfoque de Protección Integral de Derechos en las
intervenciones directas con la población víctima de explotación sexual comercial. En este
componente se ubican cinco estudios que dan lugar, por tanto, a cinco propuestas de
trabajo o recomendaciones de acción.

El primero comprende un análisis retrospectivo de tres generaciones de mujeres a partir


de la identificación de una niña o adolescente víctima. De esta forma, se logra la
visualización del ciclo intergeneracional de la violencia y de la victimización (madres-tías y
abuelas) y da lugar a recomendaciones específicas para incorporar a las figuras maternas en
8

los planes de intervención con las personas menores de edad (Castro, Dyalá y Karla
Chaves, 2002).

Otro estudio relevante que surge a partir de la escasez de conocimientos y experiencias


acumuladas dentro del país en materia de victimización masculina, es el que apunta a
conocer la ruta de vulnerabilidad de los niños y adolescentes frente al comercio sexual
para generar una propuesta específica para el trabajo con varones víctimas de explotación
sexual comercial. (Pardo, Rogelio, 2005, a).

Tomando en cuenta el antecedente de investigación que denota que un importante sector


de las niñas y adolescentes víctimas está embarazada o es madre de uno o dos hijos/as, en
otro estudio se busca analizar la relación entre explotación y maternidad para generar otra
propuesta específica: la intervención con niñas y adolescentes madres (Rodríguez,
Adriana, 2006).

En igual sentido, se encuentra el trabajo que da como resultado la propuesta para trabajar
el eje del consumo de drogas y alcohol dentro de los programas de intervención con niñas,
niños y personas adolescentes víctimas del comercio sexual (Pardo, Rogelio, 2005, b).

Finalmente, dado el vacío existente en torno a la intervención con un enfoque contextual,


se encuentra el trabajo de investigación sobre el análisis de las estructuras y dinámicas
familiares, que también da como producto una propuesta específica para la intervención
familiar (Blanco, 2005).

Tomando en cuenta que todas las propuestas se encuentran publicadas, a continuación se


presentan algunas recomendaciones para nudos problemáticos identificados en los
procesos de intervención:

 Las figuras maternas constituyen el principal recurso de referencia


afectiva y son a su vez, - a veces, la única- fuente de protección para las
personas menores de edad. Ellas, por lo general, son personas
FIGURA severamente victimizadas y tienen muy debilitada su función protectora.
MATERNA En este sentido, se recomienda el apoyo concreto a la madre como una
estrategia viable para lograr la contención de la niña o niño dentro de la
familia. La figura materna se debe visualizar por lo tanto, como el
recurso de entrada para la intervención familiar, la persona con quien se
coordina y ejecuta el plan y finalmente, la fuente de apoyo más concreto
para la implementación de acciones específicas para la protección de
derechos de todos sus hijos e hijas.
9

 Dada la concomitancia entre consumo de sustancias psicoactivas y


comercio sexual (cerca del 70% de las víctimas presenta uso o abuso de
sustancias y alcohol y de éste, aproximadamente el 3% tiene indicadores
DROGAS de dependencia), se recomienda que en el proceso de detección se valore
el problema y se identifiquen las características del consumo: uso, abuso
o dependencia, tipo de sustancias y formas de acceso
 Resulta importante brindar la capacitación necesaria y adecuada a las y los
prestadores de servicios para el trabajo básico con consumo de
sustancias, en especial para la toma de medidas de emergencia en casos
de intoxicación

 Si bien es cierto que la explotación sexual comercial afecta ampliamente a


niñas y adolescentes mujeres, hay un subregistro de las víctimas
masculinas del comercio sexual. En este sentido, es importante el uso de
técnicas que permitan la identificación de nuevas víctimas, en especial la
“bola de nieve”
 Más allá de las diferencias esperadas, hay importantes similitudes entre las
VICTIMAS rutas de construcción de la vulnerabilidad ante el comercio sexual de
MASCULINAS
víctimas femeninas y las masculinas. Por tanto, la oferta de servicios para
los niños y adolescentes varones atrapados en el comercio sexual no
requiere ser tampoco sustancialmente distinta, sino simplemente accesible
para ellos y sensible a las diferencias de género.
 Se identifican dos principales rutas: una para niños y adolescentes con
conductas feminizadas, y otra para los que no presentan dichas
conductas. Para ambas rutas, el foco de incremento de la vulnerabilidad
ante el comercio sexual es la expulsión familiar. Así, el trabajo en la
instrumentación de la familia para lidiar con las particularidades de sus
hijos, se convierte en una estrategia central en la atención de las víctimas
varones.
 Se debe modificar la prestación de servicios de la plataforma
interinstitucional para hacerlos inclusivos a niños o adolescentes con
conductas feminizadas y/o asociadas con el travestismo, con el fin de no
forzar una transformación de tales conductas a cambio de protección.
 El trabajo con la familia constituye un aspecto medular para incidir al
interior de la misma en la aceptación/inclusión de los niños y
adolescentes con conductas feminizadas y controlar de esta manera, el
riesgo de re expulsión familiar. Este aspecto debe hacerse extensivo a los
centros educativos.
1 0

4. Pasos a seguir

Tomando en consideración que la investigación constituye un componente central del


plan de estudios, la misma se ubica en un espacio continuo a lo largo de toda la carrera de
psicología (ocho cursos específicos en la materia y eje transversal en todos los módulos),
las y los estudiantes se encuentran instrumentalizados para culminar su proceso de
formación con la elaboración de un proyecto final de graduación (tesis, seminarios,
prácticas y proyectos). En este sentido, el programa de investigación en el tema de
explotación sexual comercial se nutre constantemente de estudiantes que desean ofrecer
su contribución a los objetivos del mismo y por tanto, se encuentra permanentemente
enriquecido. Al mismo se suman iniciativas de investigación de profesoras de la carrera y
estudiantes de la maestría en psicología.

Frente a los hallazgos acumulados y las lecciones aprendidas en el eje de la acción social,
es posible identificar nuevos retos para el programa de investigación. Entre ellos se
encuentra el desafío de evaluar la sostenibilidad de las acciones que en un momento
aseguraron la protección efectiva contra el comercio sexual y conocer las variables que
permitan discriminar los procesos de intervención exitosa de los fracasos según algunas
características de las niñas, niños y personas adolescentes, sus familias y comunidades y las
modalidades de explotación sexual comercial. Ello con el afán de generar propuestas para
grupos específicos.

Adicionalmente, se han identificado varios nudos problemáticos para la intervención que


requieren de mayor conocimiento y análisis, tales como permanencia prolongada en calle,
adicción a sustancias en población infantil y rezago escolar.

Algunos de estos temas ya han sido insertados al programa y se encuentran en fase de


formulación. Con los resultados obtenidos por estos estudios y otros que se integren en el
futuro, se espera continuar con el proceso de acumulación de conocimientos que permita
enriquecer la propuesta teórico metodológica para la intervención directa con personas
que experimentan explotación sexual comercial.
1 1

II. Principales aprendizajes de la acción


social

A pesar de que la Escuela de Psicología ha desarrollado diversas experiencias de acción


social frente al problema de la explotación sexual comercial, en este apartado solamente se
retomarán las lecciones aprendidas de los proyectos dirigidos a la atención directa de las
víctimas. En este sentido, se señalan los aprendizajes derivados del vínculo entre
investigación y la acción social para la aplicación del Modelo Cíclico de Respuestas
Articuladas

Antes de iniciar, es preciso responder de forma específica la siguiente pregunta ¿Por qué y
para qué la universidad busca implementar estrategias y procedimientos de intervención
directa con las niñas y niños víctimas? La respuesta se fundamenta en el hallazgo de que
las mismas han sido inefectivas para lograr la protección contra el comercio sexual y por
tanto, la implementación de un modelo de intervención se elige como estrategia de
investigación – acción para generar lecciones aprendidas y buenas prácticas (ámbitos
teórico y metodológico) que contribuyan con el fortalecimiento de la respuesta
institucional hacia niñas, niños y adolescentes que experimentan violaciones severas a sus
derechos.

De esta manera, la implementación de los proyectos de atención directa


tuvo como objetivos la identificación de las estrategias y procedimientos
que aseguraran la protección efectiva contra el comercio sexual y en forma
OBJETIVOS
paralela, -en función de las niñas, niños y adolescentes atendidos- la
liberación del atrapamiento en la explotación sexual comercial y la
protección de todos los otros derechos, principalmente de aquellos que
suelen ser violados en su concomitancia (por ejemplo: educación, bienestar,
salud, convivencia familiar).

Como resultado se logró por ejemplo, en el proyecto desarrollado en Golfito2

 Protección efectiva contra la explotación sexual comercial del 70% de las niñas,
niños y adolescentes atendidos (de un total de 120)

2 Con el apoyo de OIT/IPEC y la Vicerrectoría de Acción Social, la Escuela ejecutó dos

proyectos, uno en Limón y otro en Golfito. Tomando en cuenta que el primero tuvo una duración
aproximada de seis meses y el segundo lleva más de dos años de ejecución, los logros cuantitativos
se limitan a la experiencia desarrollada en los Cantones de Golfito y Corredores porque la duración
y la actual vigencia han permitido la evaluación y la sistematización de la misma.
1 2

 Protección del derecho a la educación en el 90%: inserción, reinserción y


mantenimiento en centros educativos. (El 70% no estaba escolarizada y aprobó el
curso lectivo el 85%)
 Protección del derecho al bienestar. (Como indicador del mismo se señala por
ejemplo, el aumento del ingreso familiar entre un 200 y 400%).

Estos logros se alcanzaron mediante la identificación e implementación de tres estrategias


fundamentales de intervención; proceso obtenido a partir de dos mecanismos
fundamentales: los conocimientos acumulados por el eje de investigación y la aplicación
del Modelo Cíclico de Respuestas Articuladas (eje de acción social) y en este sentido, otro
alcance es el enriquecimiento teórico-conceptual.

1. Enriquecimiento del Modelo Conceptual-Metodológico

La vinculación entre la acción social y la investigación ha permitido identificar que los


constructos Articulación funcional y Ciclo de respuestas constituyen los conceptos
fundamentales que permiten comprender la importancia de alcanzar una respuesta
institucional encaminada a la protección integral de derechos (plataforma de servicios
institucionales en el marco del Sistema Nacional de Protección y de la oferta existente por
parte de otras instancias públicas y privadas) y a su vez, el valor de la respuesta cíclica en
contraposición a los modelos de respuesta lineal que han predominado en las estrategias
de intervención para la población víctima. 3

Adicionalmente, la contrastación del modelo con la realidad nacional, ha permitido


identificar que la aplicación del enfoque de protección integral (subyacente al modelo),
está transversada por la necesidad de mayor claridad conceptual de varios de sus
principios, específicamente del Principio de Integralidad y del de Tríada (Estado, familia,
persona menor de edad). En este sentido se ha hecho necesario incorporar dentro del
modelo, una mayor discusión teórica en torno a los mismos.

Dentro de la misma lógica, la discusión de dos teorías ha sido necesaria con el fin de que
el modelo se vaya construyendo dentro de la realidad nacional. Ellas son la teoría de la
vulnerabilidad social y la teoría del estigma.

3 El Modelo se encuentra descrito en varios documentos. La primera sistematización se encuentra

publicada en Explotación sexual comercial. Guía de trabajo para proveedores/as y encargados/as de servicios
dirigidos a personas menores de edad víctimas. OIT/IPEC, 2003 y otra versión más específica en El
Modelo Cíclico de respuestas articuladas como estrategia para garantizar la protección integral de derechos. En:
OIT/IPEC Explotación sexual comercial. Propuestas de trabajo para una atención integral a las
personas menores de edad víctimas. Vol1, 2005
1 3

La primera ha permitido distinguir entre las causas de la explotación sexual de aquellas


condiciones familiares, comunitarias, sociales y económicas que colocan a
determinados grupos de niños, niñas y adolescentes en el lugar de riesgo para ser
atrapados en la explotación sexual y económica. Y de esta forma, comprender que la
vulnerabilidad frente a la explotación se fundamenta en los procesos de exclusión que
impiden a comunidades, familias e individuos participar en la construcción del sistema
económico y social del país. Por ello, el atrapamiento, más que un problema de índole
personal, se fundamenta en un proceso dinámico donde confluyen factores sociales,
económicos y culturales de desprotección de personas menores de edad.

La incorporación de los fundamentos conceptuales de la teoría de la vulnerabilidad social


al modelo ha permitido identificar la direccionalidad errónea o certera de las acciones para
garantizar la protección de derechos de las víctimas pues su confusión deposita
falsamente la responsabilidad de la violencia y su eliminación en las víctimas.

En el ámbito metodológico, la teoría de la vulnerabilidad social también ha generado la


posibilidad de evidenciar que los planes de intervención deben estar dirigidos a la
reducción/eliminación de los factores de vulnerabilidad social. Tarea que solo puede ser
llevada a cabo mediante la articulación de las respuestas institucionales.

De manera complementaria, la discusión teórica del Principio de la Tríada, ha hecho


posible visualizar que la plataforma debe trasladar el foco4 de la intervención de la niña o
niño a la familia, para que por medio de su fortalecimiento, las personas menores de edad
puedan ejercer sus derechos en un ambiente familiar. Así, la articulación institucional
tiene como principal propósito reducir el impacto de la exclusión social en las dos
funciones primordiales de la familia: la reproducción material y la contención de sus
miembros.

Un importante aprendizaje para la formación y el quehacer de la psicología está vinculado


con el ámbito específico del derecho a la salud mental. Las víctimas, sus hermanas/os, sus
madres –por ejemplo-; todos sufren las consecuencias psicológicas de la exclusión social,
la discriminación y la violencia.

4 Ello no significa la ausencia de políticas, estrategias y procedimientos de intervención dirigidos a


las personas menores de edad, tales como los encaminados al ejercicio del derecho a la salud y la
educación. Por otra parte, se reconoce la importancia de la implementación de acciones dirigidas a
reducir los factores de vulnerabilidad social que se encuentran en un ámbito más amplio: la
comunidad.
1 4

Frente a ello, la teoría del estigma (con sus estrategias de acción) puede contribuir a
generar una respuesta específica para garantizar dicho derecho 5

La psicología enfrenta el reto de


ofrecer construcciones teóricas y
estrategias metodológicas para
abordar las consecuencias
psicológicas de la combinación
entre exclusión social,
discriminación y violencia.

En este sentido, se ha logrado aprender que la interiorización del estigma solo puede
trabajarse mediante el reconocimiento colectivo de la dignidad, valores y talentos de las
personas. Por ello, la recuperación emocional se ha alcanzado fundamentalmente a través
de estrategias de acción que permitiesen transformar la mirada de los otros. Con ello, se
trasladó el potencial de recuperación del ámbito privado al colectivo.

Otro aprendizaje obtenido fue la necesidad de revisar y simplificar el proceso de


intervención. En la ilustración siguiente se grafica específicamente dicho proceso.

5No se propone una importación acrítica de la teoría del estigma, sino más bien, afrontar el reto de
que sus fundamentos y estrategias puedan ser analizadas en el contexto de la violencia sexual y la
exclusión social.
1 5
Ilustración
Proceso de Intervención

Identificación de una
persona menor de edad
víctima

Evaluación
Acciones Proceso de - - - persona
factores de menor de edad
Inmediatas Detección vulnerabilidad - - - familia
social - - - comunidad

Seguimiento Elaboración de
plan de
Ejecución
articulación
del plan
institucional
dentro de un
para reducir
enfoque
factores de
cíclico de
vulnerabilidad
respuestas
- - - persona
menor de edad
- - - familia
- - - comunidad

Seguimiento
Acciones - - - persona
a la menor de edad
Correctivas efectividad - - - familia
del plan - - - comunidad

Instrumento para
evaluar
efectividad de los Evaluación de
procedimientos la
en la protección sostenibilidad
contra el
comercio sexual

En relación con dicho proceso, se ha agregado la evaluación del impacto a mediano plazo.
Su inclusión responde a la necesidad de valorar la sostenibilidad de las acciones efectivas
de intervención. En este sentido, se propone la implementación de un diseño evaluativo
con tres mediciones: seis, doce y dieciocho meses después de haber alcanzado el objetivo
propuesto. Los tiempos se definen básicamente por tomar en cuenta dos variables: la gran
1 6

movilidad territorial de las familias -y por tanto de las personas menores de edad-que
viven en regiones con altas tasas de desempleo y la escasez de recursos humanos y
económicos para implementar estrategias y procedimientos de evaluación de impacto.6

2. Identificación de estrategias efectivas de intervención

El logro de los objetivos vinculados con los procesos de intervención se alcanzó mediante
la identificación e implementación de tres estrategias fundamentales de atención a las
personas menores de edad:

a. Ubicación del problema de la victimización en los factores de


vulnerabilidad social y no en el ámbito individual y psicológico
b. Intervención centrada en la familia y no en la niña o niño
c. La construcción de la plataforma de respuestas institucionales dentro de la
normativa nacional, tomando como eje la función rectora del Patronato
Nacional de la Infancia y su papel ejecutor dentro del Sistema de Protección
Especial.

3. Lecciones aprendidas en la aplicación de las estrategias

A partir de la implementación de estas estrategias, se obtuvieron los siguientes


aprendizajes7.

3.1 Ubicación del problema en los factores de vulnerabilidad social


Aprendizajes:

 La terapia y/o la atención de las consecuencias psicológicas no son un requisito para


la lograr la protección contra el comercio sexual
 La permanencia en el sistema educativo y el apoyo familiar y docente para el
cumplimiento de los de deberes escolares se constituyó en el principal factor
protector contra el comercio sexual

6Cuando exista escasez de recursos para la tercera medición, ésta puede hacerse mediante un
muestreo intencional.

7 Las lecciones aprendidas en el proyecto de Golfito se encuentran sistematizadas de manera

específica en el documento: Universidad de Costa Rica, Escuela de Psicología/OIT/IPEC.


Sistematización de la experiencia. Proyecto: Contribución a la prevención y eliminación de la
explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes en las comunidades de Corredores y
Golfito. 2005. Las aprendidas en Limón se encuentran disponibles en un documento interno de la
Escuela, elaborado para el taller de reflexión sobre Lecciones Aprendidas de dicho programa del
viernes 12 de mayo 2006.
1 7

 La transformación de las condiciones materiales de existencia es un eje indispensable


para evitar la revictimización y constituye el principal reto en los planes de
intervención pues supone la búsqueda e implementación de respuestas
institucionales para combatir exclusión social y pobreza.

3.2 Intervención centrada en la familia


Aprendizajes:

 La institucionalización no fue una estrategia viable y no fue necesaria en la mayoría


de casos
 La alianza con la madre u otra figura adulta de la familia constituye la base de la
protección de derechos de los niñas, niños y adolescentes
 El apoyo concreto a la familia y a las figuras parentales debe estar condicionado a la
protección de derechos de las personas menores de edad (escolaridad, vigilancia a la
salud, no maltrato, entre otros)
 La intervención familiar debe estar orientada hacia la inclusión social (participación,
bienestar, educación e información, combate a la pobreza y acceso a servicios
estatales)
 La intervención debe realizarse in situ y no en oficinas institucionales para favorecer
empatía, conocer y orientar soluciones a los problemas cotidianos y dar seguimiento
a los planes

3.3. Respuestas articuladas


Aprendizajes

 La articulación institucional requiere del fortalecimiento de la función rectora del


Patronato Nacional de la Infancia. Ello implica la necesidad de revisar teórica y
metodológicamente su posición de liderazgo frente a otras instancias estatales y con
ello, lograr implementar transformaciones institucionales y profesionales hacia
dicho objetivo. En este sentido, el trabajo conjunto entre la Escuela de Psicología y
las oficinas locales del Patronato Nacional de la Infancia constituyó la estrategia por
medio del cual se logró el fortalecimiento de dicha instancia para alcanzar el
funcionamiento de la plataforma de respuestas articuladas en la zona.
 Los consejos cantorales y regionales de desarrollo local constituyen un recurso viable
para implementar las respuestas articuladas.
 Es necesaria la revisión conceptual del significado y uso de las medidas de
protección (Protección Especial en el Código de la Niñez y la Adolescencia) con el
propósito de encaminarlas a la articulación de la plataforma de respuestas
institucionales. El trabajo conjunto entre ambas instituciones incluyó la
implementación de un curso semestral para construir colectivamente las estrategias
de intervención; a partir de ello, se logró revisar y aplicar apropiadamente las
1 8

medidas de protección especial, principalmente dirigidas hacia otras instancias


gubernamentales de la zona en aras del fortalecimiento familiar.
 Las actitudes y comportamientos discriminatorios hacia las personas pobres y
excluidas del desarrollo social constituyen el principal desafío para garantizar
respuestas efectivas por parte de las instituciones. Aún no se ha logrado identificar
las estrategias efectivas de cambio.
 La plataforma debe ampliarse hacia la integración de respuestas instituciones no
contempladas en las estrategias tradicionales de atención a personas menores de
edad víctimas. En este sentido, la inclusión del Ministerio de Agricultura, la Estación
Experimental Fabio Baudrit de la Universidad de Costa Rica, la participación de
estudiantes de administración de empresas y FUNDAOSA, entre otras, constituyó
el principal recurso para incidir en el bienestar de las familias. La capacitación
técnica, las alternativas productivas y las alternativas de subsistencia familiar
permitieron no solamente mejorar significativamente el nivel de ingresos, sino y de
forma fundamental, transformar la visión propia y colectiva del derecho a la
participación y la dignidad de las familias y las personas menores de edad. Con estas
acciones se redujo el papel que ocupa la pobreza y la exclusión en la vulnerabilidad
hacia el comercio sexual.

Otro aprendizaje obtenido en este eje es la identificación de las principales barreras


institucionales y profesionales para prestar servicios articulados. De esta forma, en el
ámbito institucional se encuentran por ejemplo la ausencia de directrices y lineamientos
institucionales para el fortalecimiento familiar y la intervención con personas menores de
edad víctimas de violaciones a sus derechos de acuerdo con competencias institucionales;
alta burocracia; pocos recursos; carencia de claridad en términos de competencias
institucionales frente al problema de la victimización por explotación sexual comercial (en
concordancia con la ausencia de dicho eje en el plan nacional actual) y la ausencia de
estrategias efectivas para garantizar la inclusión social de individuos, familias y
comunidades y no solamente para aliviar pobreza

En el ámbito profesional, la principal barrera reconocida es la existencia de una visión


psicologista en la interpretación de la victimización y además, desconocimiento –o
confusión- de la normativa establecida en el Código de Niñez y Adolescencia en relación
con el sistema de protección especial; rechazo sostenido para trabajar empáticamente con
las madres; poca experiencia para coordinar y articular acciones dentro de un enfoque de
competencias institucionales y rendición de cuentas, prejuicios y conductas
discriminatorias hacia las personas pobres y excluidas del desarrollo social y finalmente,
suponer que la institucionalización constituye el único recurso viable para proteger a la
población víctima.
1 9

4. Lecciones aprendidas en áreas problemáticas de acción

A partir de la implementación de los programas de intervención se logró evidenciar tres


grandes áreas o nudos problemáticos para alcanzar la protección efectiva contra el
comercio sexual: la dependencia a las drogas, el involucramiento afectivo de muchas
adolescentes víctimas con hombres adultos que actúan como explotadores o proxenetas y
el fracaso de la institucionalización como medida de protección para mujeres y hombres
adolescentes. A continuación se presentan los principales aprendizajes obtenidos por la
Escuela de Psicología frente a los mismos.

4.1 Dependencia a las drogas

Aprendizajes
Las estrategias de intervención identificadas e implementadas lograron reducir
significativamente el consumo de sustancias (eliminación del consumo de drogas en la
mayor parte de la población trabajada, con excepción del tabaco). Por tanto, es posible
afirmar que el ejercicio de derechos –principalmente cuando hay reinserción al sistema
educativo dentro de un enfoque de participación de la familia y la escuela para el
cumplimiento de responsabilidades escolares- tiene como efecto colateral, la reducción
del problema del uso de drogas. En este sentido, no hubo necesidad de ejecutar acciones
específicas en tal sentido. Sin embargo, las mismas parecieran ser inefectivas con las niñas,
niños y adolescentes con indicadores de dependencia, por cuanto la protección frente al
comercio sexual se logró en unas y otras no; siendo éste, el principal factor de
vulnerabilidad para la revictimización.

Un desafío al respecto, está dirigido por un lado, a la escasez de programas institucionales


para la reducción de la dependencia y por otro, a la debilidad de mecanismos de
evaluación de la oferta existente pues se desconoce su efectividad y sostenibilidad con el
tiempo. En este sentido, la Escuela se enfrentó con el vacío de una respuesta estatal a tal
problema dentro de la plataforma de servicios y por ende, no se ofreció una alternativa
efectiva de solución para los niños, niñas y adolescentes con dependencia a las drogas. La
mayor parte de ellos, se encuentra en el 30% de fracaso de la intervención dirigida a la
protección frente al comercio sexual.

4.2 Relaciones pseudoafectivas

Aprendizajes
Durante la implementación de los proyectos pudo evidenciarse que un grupo importante
de mujeres adolescentes tiene un vínculo de “pareja” con su explotador directo o
proxeneta. En tales casos, se presentan dos importantes problemas y por tanto, desafíos.
2 0

El primero se relaciona con el vacío legal o la interpretación dada por el sistema de justicia
al supuesto consentimiento de una persona adolescente para contraer matrimonio o
convivir con un adulto. (Por ejemplo, se detectó la presencia de varias aprobaciones
notariales –ilegales- para el matrimonio de niñas menores de quince años con hombres
adultos) Cuando las adolescentes son mayores de quince años, el desafío se relaciona con
el rechazo judicial para intervenir en situaciones de violencia y explotación sexual
comercial directa y por ende, para garantizar la protección frente a dichas problemáticas
en personas que aunque aún son menores de edad, tienen la posibilidad legal de dar su
consentimiento para la actividad sexual.

El otro problema está relacionado con la interpretación del vínculo dada por las
adolescentes y por la dinámica misma de la violencia en las relaciones de pareja. Frente a
éste, ha sido recomendable incorporar las lecciones aprendidas y buenas prácticas en
materia de violencia doméstica para la intervención con víctimas (Velzeboer, Marijke,
Ellsberg, Mary, Carmen Clavel y Claudia García, 2003; Bott, Sara, Guedes, Alexandra,
Claramunt, Cecilia, Guezmes, Ana, 2004)

4.3 Institucionalización

Aprendizajes
La institucionalización como estrategia de protección demostró ser poco efectiva en los
casos donde fue aplicada – grupo de hermanitas cuya madre se encuentra en el Buen
Pastor 8 y una niña víctima de trata internacional, por ejemplo-, ya que las niñas y
adolescentes fueron expulsadas (por acción directa o por falta de contención). Ello
implicó la búsqueda de alternativas creativas para garantizar la protección frente al
comercio sexual en grupos sociales dentro de la misma comunidad que cumplieran las
funciones de una familia. En la mayor parte de las situaciones estos grupos funcionaron;
sin embargo, cabe mencionar que el proceso de intervención con la niña víctima de trata
fue totalmente inefectivo. Para el 70% de niñas, niños y adolescentes que fueron
efectivamente protegidos contra el comercio sexual, el fortalecimiento de su grupo
familiar fue la estrategia que permitió dicho logro.

Lo anterior no contradice, sin embargo, la importancia del internamiento institucional en


algunas situaciones, tales como la existencia de dependencia a las drogas. En ellos, cabe
recalcar la importancia de trabajar concomitantemente con el grupo familiar para buscar
su fortalecimiento en aras de preparar la reinserción de la persona menor de edad y
potenciar las condiciones que permitan su permanencia dentro del mismo.

8 Centro penitenciario para mujeres en Costa Rica


2 1

5. Pasos a seguir

Frente a los logros, fracasos y aprendizajes, el principal desafío de la Escuela frente a la


experiencia acumulada, es articular nuevamente el eje de la acción social con el de
investigación, con el propósito de conocer las razones por las cuales la intervención
solamente fue efectiva para el 70 % de la población atendida y al mismo tiempo, evaluar si
dicha efectividad se sostiene a través del tiempo.

En este sentido, se encuentra en proceso de implementación, tal y como fue señalado en


la primera parte del documento9, un proyecto de investigación que permita además de
valorar sostenibilidad, identificar las variables que discriminan los procesos de
intervención exitosa de aquellos que no alcanzaron el propósito de garantizar la
protección efectiva contra el comercio sexual (30% de las niñas, niños y adolescentes
víctimas atendidas), de acuerdo con cuatro categorías de variables: características
sociodemográficas de la persona menor de edad; tipos y modalidades de la explotación
sexual comercial; tipo de espacio comunitario y finalmente, las características y dinámica
del espacio familiar, de pareja y de grupo de pares.

Se espera que el proceso discriminante permita acumular conocimiento que de razón de la


ineficacia de los procesos de intervención ante determinadas características presentes en el
grupo –grupos- más vulnerable al comercio sexual y con ello, poder avanzar hacia nuevas
propuestas de intervención incluyentes y exitosas a tales características.

9 Pasos a seguir en el eje de investigación


2 2

A manera de reflexión final


Es preciso reconocer que en forma paralela a los retos específicos en materia de
protección integral de derechos de las personas menores de edad víctimas de las distintas
modalidades de explotación sexual comercial, existen otros desafíos nacionales que es
necesario considerar para combatir y erradicar la problemática. Por ello, los esfuerzos y
avances en torno a la atención de las personas víctimas solamente pueden considerarse
como una contribución, porque ellos no son la solución. En este sentido, es importante
identificar y enfrentar los retos en otros ejes o dimensiones de acción, por ejemplo, los
que corresponden a la promoción de derechos de personas menores de edad, a la
prevención de los factores que propician la conducta explotadora, a la prevención de los
factores de vulnerabilidad social y al de la sanción de los actos criminales. Dada la
multiplicidad y variedad de los mismos, interesa destacar:

 El desafío de construir e implementar un plan nacional que articule los ejes


de atención, promoción, prevención y atención bajo el marco de
competencias institucionales.

 El desafío nacional para articular el eje de la protección de derechos de las


niñas, niños y adolescentes víctimas con el de la aplicación de la leyes
penales relacionadas con el comercio sexual; de tal manera que resulte
evidente la intolerancia judicial para quienes cometen y promueven tales
conductas criminales. Un aumento en la tasa de sentencias condenatorias
por denuncias interpuestas e investigaciones de oficio – que incluya tanto el
delito de proxenetismo agravado como el de relaciones sexuales remuneradas, entro
otros-, podría constituirse en un indicador de éxito que acompañe al de
procesos de protección efectiva según número de víctimas identificadas.
Esta articulación es imprescindible ya que se reconoce que ante la
existencia, impunidad y proliferación del comercio sexual siempre habrá
niñas, niños y adolescentes vulnerables al mismo.

 El desafío de romper con el aumento del número de familias y comunidades


en exclusión social, pues las personas menores de edad que provienen y
viven en ellas no solamente se encuentran en una situación de mayor
vulnerabilidad frente al comercio sexual sino también de ver cotidianamente
violados sus derechos humanos fundamentales –educación, salud, bienestar,
por ejemplo-. Ello implica además de revisar las políticas y prácticas
institucionales, la transformación del modelo de desarrollo que permita la
inclusión social de todos los grupos, familias, comunidades y sectores del
país. En este sentido, la existencia de programas locales que pudiesen ser
2 3

exitosos en lograr la protección de derechos de un determinado grupo de


niños y niñas víctimas es absolutamente infructuosa ante el aceleramiento
de las contradicciones sociales.

 El desafío de superar las barreras institucionales y profesionales en las


instancias que trabajan directa o indirectamente con personas menores de
edad. Ello implica no solamente la transformación de políticas y planes
institucionales, sino también la incorporación del rubro presupuestario a las
acciones que se emanan de los mismos. En igual sentido, el Consejo
Nacional de Educación Superior y otras instancias encargadas de vigilar la
calidad de la enseñanza universitaria privada y pública, las propias
universidades y en especial las estatales y las distintas carreras, se enfrentan
al desafío de buscar e implementar cambios sustanciales en la formación
que contribuyan a romper las barreras de los y las profesionales para
articular, coordinar y trabajar sin actitudes y prácticas discriminatorias y
estigmatizantes.

Frente a estos y otros retos igualmente importantes, es imprescindible la participación


activa de personas, grupos y sectores conscientes de la necesaria transformación social
para aunar esfuerzos que permitan alcanzar el sueño de un país solidario, inclusivo y
respetuoso de la dignidad humana de quienes viven en él, sin distinción de género, edad,
etnia, nacionalidad y otras condiciones que actualmente suponen una razón justificada
para la violación de sus derechos humanos.

*******************
2 4

Referencias bibliográficas

Alfaro, Francia y Erika Rojas (2003) Explotación sexual comercial: Una visión retrospectiva desde
la experiencia de mujeres adultas trabajadoras sexuales, víctimas de explotación sexual
comercial en la niñez y la adolescencia. Trabajo final de graduación presentado a la
Escuela de Psicología para optar al título de Licenciatura en Psicología. Universidad de
Costa Rica, Facultad de Ciencias Sociales. Ciudad Universitaria “Rodrigo Facio”

Blanco, Nadia (2005) Propuesta de intervención familiar para la protección integral de niñas, niños
y adolescentes víctimas del comercio sexual. En: Propuestas para trabajar con personas
menores de edad víctimas de explotación sexual comercial. San José, Costa Rica:
OIT/IPEC. Vol. 5

Bott, Sara; Guedes Alexandra; Claramunt, Cecilia; Guezmes, Ana (2004) Fortaleciendo la respuesta
del sector de la salud a la violencia basada en género. Manual de referencia para
profesionales de salud en países en desarrollo. New York: IPPF/RHO

Castro, Dyalá y Karla Chaves ( 2002) Explotación sexual comercial y Ciclo Intergeneracional de la
Violencia Basada en Género: Estudio de casos a partir del Modelo Contextual
Intergeneracional. Trabajo final de graduación presentado a la Escuela de Psicología para optar
al título de Licenciatura en Psicología. Universidad de Costa Rica, Facultad de Ciencias Sociales.
Ciudad Universitaria “Rodrigo Facio”

Claramunt, Cecilia (1998) Explotación sexual comercial. La ruta crítica hacia la prostitución infantil.
San José, Costa Rica: UNICEF

______________ (2005, a) Explotación sexual comercial y trabajo infantil. Análisis de la respuesta estatal
costarricense a las personas menores de edad y sus familias desde el enfoque de los derechos
humanos. Tesis sometida a la consideración de la Comisión del Programa de Estudios de
Posgrado en Psicología para optar al grado de Magíster Scientiae Universidad de Costa Rica,
Sistema de Estudios de Posgrado. Ciudad Universitaria “Rodrigo Facio”

______________ (2005, b) El modelo cíclico de respuestas articuladas como estrategia para


garantizar la protección integral de derechos. En: Propuestas para trabajar con personas
menores de edad víctimas de explotación sexual comercial. San José, Costa Rica:
OIT/IPEC. Vol. 1

Fallas, Grace y Georgina Morera, (2004) Explotación sexual comercial. Conocimientos, actitudes y
prácticas del sector salud (CCSS) de la Provincia de Limón Trabajo final de graduación
presentado a la Escuela de Psicología para optar al título de Licenciatura en Psicología.
Universidad de Costa Rica, Facultad de Ciencias Sociales. Ciudad Universitaria “Rodrigo Facio”

Oficina Internacional del trabajo. Programa Internacional para la eliminación del trabajo Infantil
(OIT/IPEC (2002) Explotación sexual comercial. Costa Rica. San José, Costa Rica:
OIT/IPEC

Porras, Laura y Beatriz Slotten (2003) Instrumento de monitoreo para la incorporación del enfoque de
derechos en la atención a personas menores de edad víctimas de explotación sexual comercial
Trabajo final de graduación presentado a la Escuela de Psicología para optar al título de
Licenciatura en Psicología. Universidad de Costa Rica, Facultad de Ciencias Sociales. Ciudad
Universitaria “Rodrigo Facio”

Rodríguez, Adriana (2005) Propuesta de intervención para la protección integral de niñas y


adolescentes madres víctimas de explotación sexual comercial y sus hijos e hijas. En:
2 5

Propuestas para trabajar con personas menores de edad víctimas de explotación sexual
comercial. San José, Costa Rica: OIT/IPEC. Vol.2

Ruiz, Bianchy (2004) Atención Integral a víctimas de explotación sexual comercial. Implementación
de las primeras fases de un modelo de gestión para el desarrollo de un programa de
atención en la Provincia de Limón. Trabajo final de graduación presentado a la Escuela de
Psicología, para optar al título de Licenciatura en Psicología. Universidad de Costa Rica,
Facultad de Ciencias Sociales. Ciudad Universitaria “Rodrigo Facio”

Suárez, Carolina (2003) El sector educativo frente a la problemática de la explotación sexual comercial.
Trabajo final de graduación presentado a la Escuela de Psicología para optar al título de
Licenciatura en Psicología. Universidad de Costa Rica, Facultad de Ciencias Sociales. Ciudad
Universitaria “Rodrigo Facio”

Vargas, Patricia (2003) Sistematización de programas que brindan atención a víctimas de


explotación sexual comercial en Centroamérica, Panamá y República Dominicana. En:
Explotación sexual comercial. Documentos de trabajo. Reflexiones sobre programas de
atención a víctimas. San José, Costa Rica: OIT/IPEC. pp. 49-71

Velzeboer, Marijke; Ellsberg, Mary; Carmen Clavel; García, Claudia (2003) La violencia contra las
mujeres: responde el sector de la salud. Washington, D.C: Organización Panamericana de
la Salud/ Organización Mundial de la Salud

UNICEF (2002, a) Informe Resumen. Estado de situación. Atención a víctimas de la explotación


sexual comercial en Costa Rica. San José, Costa Rica. Documento interno de trabajo.

UNICEF (2002, b) Espacios de atención para víctimas en explotación sexual comercial: opinión de
algunas chicas sobrevivientes y profesionales en el tema, respecto a la alternativa de casa
abierta en contraposición a la institucionalización San José, Costa Rica. Documento
interno de trabajo.

Universidad de Costa Rica / UNICEF (2001) La pérdida de la esperanza. Estado de los Derechos
de la Niñez y la Adolescencia en Costa Rica. San José, Costa Rica: UNICEF, Universidad
de Costa Rica, Capítulo 4
26