Vous êtes sur la page 1sur 2

El Diseño de Dios para el Hogar

  • 1. La unión conyugal es monogámica, heterosexual e indisoluble. Génesis 2:24: “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a

o

o

su mujer, y serán una sola carne.” Mateo 19:6: “Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.”

  • 2. La unión conyugal es entre personas de la misma fe

o

2ª Corintios 6:14-15: No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente

con el incrédulo?”

  • 3. El varón está en la dirección del hogar. Efesios 5:23: “El marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.

o

  • 4. El varón es el responsable por el sustento del hogar.

o

1ª Timoteo 5:8: “Si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.”

  • 5. El varón ha de amar a la esposa como a sí mismo.

o

Efesios 5:28-29: “Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus

o

mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia.” Colosenses 3:18: “Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.”

o

1ª Pedro 3:7: Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la

gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

  • 6. El varón debe amar a la esposa sacrificialmente.

o

Efesios 5:25: Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella.”

  • 7. La mujer debe estar sujeta a la dirección del esposo.

o

Efesios 5:22: “Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor.”

o

Efesios 5:24: “Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.”

o

Colosenses 3:18: Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor.”

o

1ª Pedro 3:1-6: Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra 1 , sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, considerando vuestra conducta casta y respetuosaPorque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos; como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor; de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza.”

  • 8. La mujer debe ocuparse de su casa y de criar a los hijos.

o

Tito 2:3-5: Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no

calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de

o

Dios no sea blasfemada.” 1ª Timoteo 2:11-15: “La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque

no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio… Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y

santificación, con modestia.” 2

  • 9. La mujer debe ser pura y modesta en su presentación y su forma de vestir

o

1ª Timoteo 2:9-10: “Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con

pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan

piedad.”

o

1ª Pedro 3:3-4: “Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima

delante de Dios.”

  • 1 No se refiere al caso en que una joven cristiana se casa con un no cristiano, sino al de una mujer que se hizo cristiana estando ya casada y cuyo marido no es creyente. El mandato de Dios, de que el

creyente no debe unirse en yugo desigual con un incrédulo; se mantiene.

  • 2 Este importante pasaje, aunque a simple vista parece enseñar que las mujeres deben ser agentes totalmente pasivos; todo lo que hace es establecer el orden dentro de las reuniones generales de la Iglesia. En la congregación, la mujer no puede oficiar como pastora, ejerciendo así autoridad sobre su esposo (y los esposos de otras) por medio de la predicación. No es un ataque contra la dignidad de la mujer, sino una advertencia contra alterar el orden dentro de la liturgia cristiana (como de hecho se hace en muchas iglesias pentecostales de hoy al nombrar pastoras). “Se salvará engendrando hijos”, significa que, así como los varones son llamados a disfrutar de su salvación mientras dirigen, edifican y apacientan a la Iglesia; las mujeres participan de la misma salvación mientras cuidan, educan, supervisan y orientan a sus hijos.

El Diseño de Dios para el Hogar
El Diseño de Dios para el Hogar

El Diseño de

Dios para el Hogar

El Diseño de Dios para el Hogar