Vous êtes sur la page 1sur 7

Algunas herejías

http://www.youtube.com/watch?v=PZlwfbDtU9w

http://www.youtube.com/watch?
v=AOiiT5sWsO4&annotation_id=annotation_671357&feature=iv

http://www.youtube.com/watch?v=owbUZUhIIPw&feature=channel

Se llama herejía la negación pertinaz, después de recibido el bautismo, de


una verdad que ha de creerse con fe divina y católica, o la duda pertinaz
sobre la misma. Se diferencia de la apostasía en que en la herejía no se
rechaza totalmente la fe cristiana y del cisma que es un rechazo a la
sujeción al Papa. (Código de Derecho Canónico - CIC can. 751). -CIC#
2089

Ebionitas -Siglo I- Promovieron la estricta observancia de la ley de


Moisés al considerarla indispensable para alcanzar la salvación. Al
rechazar las enseñanzas de San Pablo, no dudaron de acusarlo de
‘apostata’.
Utilizaban un evangelio especial, llamado "Evangelio de los hebreos."

Nicolaítas -Siglo I- Mencionados en Ap. 2,6 secta liderada –se cree- por
Nicolás de Antioquia, uno de los siete diáconos designados por los
Apóstoles en Jerusalén (ver Hch. 6,5). Tenían costumbres licenciosas -las
que no consideraron impuras- y finalmente fueron absorbidos por
corrientes gnósticas en el siglo II.

Marción -Siglo II- Sus herejías fueron combatidas por muchos Padres de
la Iglesia y en el año 144 fue excomulgado. Rechazaba el Antiguo
Testamento, y del Nuevo sólo aceptaba el Evangelio según san Lucas
radicalmente editado y diez de las cartas de Pablo. En el momento de su
muerte (150) había logrado exitosamente el primer cisma del Cristianismo,
cuyos efectos se prolongarían hasta el siglo III. Dijo que Cristo no era el
Mesías y este se llamaría Emanuel, no Jesús.

Modalismo -Siglo II- Dice que en Dios sólo hay una persona como una es
también su naturaleza: los nombres de Padre, Hijo y Espíritu Santo no son
otra cosa sino aspectos diversos del Dios único. (anti-trinitario.) Los
líderes modalistas prominentes son Noeto de Esmirna, Práxeas y Sabelio.
Fue combatido por Tertuliano, Hipólito de Roma y luego por Eusebio de
Cesarea y san Hilario de Poitiers; el Papa Calisto excomulgo a Sabelio.
Maniqueismo -Siglo III- Dice que en el principio existían dos principios
opuestos, uno bueno y otro malo. Estos dos lucharon por supremacía, y el
mundo fue creado. Cristo no tuvo un verdadero cuerpo y para los elegidos
les estaba prohibido el matrimonio, carne, vino y el trabajo ordinario. San
Agustín lucho contra el y fue finalmente condenado en el Cuarto Concilio
Laterano en 1215.

Coliridianismo y Antidicomarianitismo -siglo IV- La excesiva devoción


mariana de esta secta se convirtio en idolatría al adorar a María. Esta
aberración surgió de la veneración de la Iglesia que le corresponde a
María como siempre Virgen, Madre de Dios, y poderosa intercesora
celestial, pero cruzó la línea de la ortodoxia cuando algunos cristianos
comenzaron a venerar a María como divina.

En la en gran-medida-pagana Arabia, segun Epifanio, las mujeres de


Arabia, entusiasmadas con el coliridianismo, se reunian un solo dia cada
año para tributar a la Virgen un culto insensato, que consistia
principalmente en el ofrecimiento de una torta que ellas se comian
despues en honor a la Santisima Virgen ( 78:13) Epifanio escribió en
contra de los Coliridianos en su más importante obra apologética,
Panarion (Caja de Medicina [374-377]) refutando más de ochenta herejías
que él conocía.
Enfatiza la diferencia entre María y Dios: "No es correcto honrar a los
santos más allá de lo que se debe "(ibid. 78:23) "Ahora, el cuerpo de
María fue de hecho santo, pero no era Dios, la Virgen era de hecho una
virgen y venerada, pero no nos fue dada para adorarla,sino que ella
misma adoraba al que nacio de su carne.... Honren a María, pero dejen
que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo sean adorados, no dejen que
nadie adore a María. . . a pesar de que María es la más bella y santa y
venerable, sin embargo, no debe ser adorada "(ibid. 79:1, 4).

Antidicomarianitismo fue un movimiento arabe que degradada la condición


de María y sus virtudes, hasta el punto de proclamar que "Santa María
tuvo relaciones sexuales con un hombre, es decir, José, después del
nacimiento de Cristo "(78:1 Panarion). Tambien seria refutada por
Epifanio.

Macedonianismo -siglo IV- Creada por el arzobispo de Constantinopla,


Macedonio; negaba la divinidad del Espíritu Santo. Fue condenado en el
Primer Concilio de Constantinopla en el 381.

Arrianismo -siglo IV- Fue la primer gran herejía, que negaba que Cristo
es Dios, diciendo que es inferior al Padre. Arrio fue un obispo libio, quien
desde el 318 propagó la idea de que no hay tres personas en Dios sino
una sola persona, el Padre. En el 320 un sínodo que reúne más de cien
obispos de Egipto y Libia excomulga a Arrio y a sus partidarios, ya
numerosos. No obstante, la herejía continúa expandiéndose, llegando a
desarrollarse una crisis de tan grandes proporciones, que el Emperador
Constantino el Grande se vio forzado a intervenir para encontrar una
solución. En el Concilio de Nicea (325 d.C) el partido bajo la guía de San
Atanasio, diácono de Alejandría, logró una definición ortodoxa de la fe y el
uso del término homoousion (consustancial, de la misma naturaleza) para
describir la naturaleza de Cristo.

««Creemos en un solo Dios Padre omnipotente... y en un solo Señor


Jesucristo Hijo de Dios, nacido unigénito del Padre, es decir, de la
sustancia del Padre... Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no
hecho, consustancial al Padre... Aquellos que dicen: hubo un tiempo en el
que Él no existía... o que el Hijo de Dios es creado, o mudable, o sujeto a
cambios, [a ellos] la Iglesia Católica los anatematiza.»»
Luego el emperador Constancio II apoyo a los arrianos y se dio el
momento de mayor poder y expansión de la herejía arriana y hubieron
persecuciones anti-catolicas. Pero a la muerte del emperador se quedaron
sin su gran protector y luego llego la derrota final del arrianismo con el
Concilio de Constantinopla en el año 381.

Pelagianismo -siglo V- Negaba la transmisión del pecado original, falta


que habría afectado sólo a Adán, por tanto la humanidad nacía libre de
culpa. Decía que la gracia no tiene ningún papel en la salvación, sólo es
importante obrar bien siguiendo el ejemplo de Jesús. Fue condenada en
un Concilio en Cartago en el 431.

Nestorianismo -siglo V- Fundado por el obispo de Constantinopla. Decía


que habían dos personas separadas en Cristo, de las cuales de una María
era la Madre, y que no era la Madre de Dios, sino del hombre. Fue
condenado en el Concilio de Efeso en el 431 y el Concilio de Calcedonia
en el 451.

Semipelagianismo -siglo V- Decía que el comienzo de la fe y el primer


deseo del bien venia del poder del hombre solamente, sin ayuda de la
gracia de Dios. Fue condenado en el Segundo Concilio de Orange en el
529

Monotelismo -siglo VII- Negaba la existencia de una voluntad humana


separada en Cristo. Fue condenada en el Tercer Concilio de
Constantinopla en el 680.

Iconoclasia -siglo VIII- Rechaza como superstición el uso de imágenes


religiosas y aboga por que se destruyan. Se originó con el crecimiento del
Islam, religión que considera idólatras a todas las imágenes sagradas. La
presión del Islam sobre los políticos precipitó la crisis. Los iconoclastas
destruían las imágenes y perseguían a quienes las venerasen.
La primera fase de los ataques ocurrieron con el emperador León el
Isauriano en el año 726 y terminó con el Segundo Concilio de Nicea en el
787, el cual definió que las imágenes pueden ser expuestas y veneradas
legítimamente porque el respeto que se les muestra va dirigido a la
persona que representan.
La segunda fase comenzó con el emperador León V el Armenio y terminó
cuando la Fiesta de la Ortodoxia fue establecida en el año 842 bajo la
emperadora Teodora.
Fue rechazada por San Juan Damasceno y condenada en el Segundo
Concilio de Nicea en el 787.
La Reforma Protestante reanudó los ataques contra la veneración de
imágenes y reliquias por considerarla supersticiosa.

La herejía Griega y el Cisma. Llevado por Focio, que fue impuesto por el
Emperador en la Sede de Constantinopla en el 857. Fue depuesto y
condenado por el Cuarto Concilio de Constantinopla en el 869, pero el
Cisma fue luego completado bajo el Patriarca de Constantinopla, Miguel
Cerulario, quien, en 1054, rechazo la supremacía del Papa y estableció la
llamada Iglesia Griega “Ortodoxa.” Y es herejía, pues dice que el Espíritu
Santo procede del Padre solo, y no del Padre y del Hijo.

Berengario de Tours -siglo XI- Negaba la presencia real de Jesús en la


Eucaristía. Fue condenado en Roma en 1078 pero murió reconciliado con
la Iglesia.

Valdenses -siglo XII- Rechazaron la Santa Misa, el Purgatorio, las


ofrendas, las oraciones por los muertos, la oración en la Iglesia y la
propiedad privada del clero. Reclamaban el derecho de las mujeres y los
laicos a predicar sin licencia eclesiástica. Consideraban inválidos los
sacramentos administrados por sacerdotes indignos. Fue condenada en el
Tercer Concilio Laterano en el 1179 y la Iglesia los excomulgó en el
Concilio de Verona en 1184

Petrobrusianos -siglo XII- Seguidores de Pedro de Bruys, un sacerdote


rebelde que, en los primeros años del siglo XII, declarándose auténtico
representante del cristianismo y dotado de una vigorosa elocuencia, se
puso a predicar contra el bautismo de los niños, contra la
transustanciación, contra las imágenes, las cruces y las iglesias – puesto
que a Dios se le reza en espíritu - contra las oraciones por los difuntos y
contra la obediencia a la autoridad eclesiástica.
Fue asesinado en Saint-Gilles du Gard, el viernes santo, por una masa
enfurecida por la ofensa, que lo arrojó luego sobre la misma hoguera de
cruces y crucifijos que él había preparado en la plaza del pueblo para, en
ella, cocer y guisar la carne, en desprecio de los católicos. continuó
todavía una veintena de años bajo la guía de un ex benedictino, Enrique
de Lausana, que fue condenado por el Concilio de Pisa el año 1135.

Albigensianismo -siglo XIII- Negaba todos los sacramentos y decía que


hay dos dioses y dos Cristos. Recomendaba el suicidio y condenaba el
matrimonio. Fue condenado por el Tercer y Cuarto Concilio Laterano en
1179 y en 1215.

Wickliffe -siglo XIV- Dijo que la Biblia era la única fuente de la verdad,
que el Papa no era la cabeza de la Iglesia, que nuestra voluntad no es
libre, negaba la transubstanciación, y decía que el hombre esta unido al
pecado y Dios aprueba el pecado, que la Confesión no servia, que el
pecado mortal invalida el poder eclesiástico y que el clero que peca debía
ser excomunicado. Estos errores fueron enseñados por Jan Hus -siglo
XIV- también y fueron condenados en el Concilio de Constanza en 1414.

Luteranismo -siglo XIV-, de donde comenzó el Protestantismo en 1517


cuando llamo a todos a la interpretación privada de la Biblia. Dice muchas
cosas, entre ellas creía en la predestinación, que no importa cuanto
peques pues ya estaba asegurada tu salvación antes de que nacieras, dijo
que cada uno era su propio sacerdote, negaba la Misa, la mortificación y
el celibato; decía que solo por la fe eres salvo y solo la Biblia era
necesaria, y en una de sus frases conocidas dice “La razón es la mayor
enemiga de la fe”. Aunque todavía creía en la presencia real de Cristo en
el pan de la cena, diciendo que ambos estaban presentes, Cristo y el pan
(consubstanciación); permiten las imágenes y su liturgia es parecida a la
Católica. Karlstadt, anterior colega de Lutero, creía como Zwinglio que la
Eucaristía solo era simbólica. Los luteranos prohibieron los trabajos de
Karlstadt y Zwinglio vino a su defensa. Lutero consideraba a los
zwinglianos, así como a los calvinistas, herramientas del demonio. La
guerra de los campesinos que se produjo por sus creencias devasto
Alemania y comenzó las guerras, que dividieron la Cristiandad hasta 1648.
El Papa León X excomulgo a Lutero en 1521. Sus doctrinas fueron
condenadas por el Concilio de Trento (1545-1563.)
Zwinglio -siglo XVI-, del mismo tiempo de Lutero, dijo que el bautismo
solo era algo simbólico, se opuso a la presencia real de Cristo en la
Eucaristía y tuvo varias doctrinas luteranas. En 1529 se reunieron los
reformadores suizos con los alemanes, pero estuvieron de acuerdo en
casi todos los puntos excepto en la Eucaristía. Sus doctrinas fueron
condenadas por el Concilio de Trento.

Calvinismo -siglo XVI-, también cree que solo por la fe somos salvos y
muchas creencias de Lutero, estuvo en contra de este diciendo que la
Iglesia si debía estar sobre el Estado, pondría en el Consejo de Ginebra
su doctrina el cual seria infalible. En el Concilio de Trento (siglo XVI),
condeno las ideas protestantes. Fue condenado por el Concilio de Trento.

Jansenismo –siglo XVI-XVII- fundada por el obispo de Ypres, decía que


algunos de los mandamientos de Dios son imposibles, buenos trabajos
hechos por no-creyentes era pecado, y que Cristo no murió por todos sino
por unos pocos. Fue condenado por el Papa Urbano VIII en 1642 y el
Papa Clemente XI en el 1705.

Febronianismo -siglo XVIII- Elaborado por el obispo auxiliar de Tréveris,


Juan Nicolás von Hontheim. Para éste, los obispos eran quienes tenían la
facultad de ser los jueces en cuestiones referidas a la Fe, por lo que el
Papa no podía imponer ninguna norma eclesiástica sin que los obispos lo
hayan aprobado previamente. Así, sostuvo que los obispos, aún con la
ayuda del poder temporal, podían deponer al Papa cuando éste se
excediera en sus atribuciones y competencias. Todas éstas formulaciones
fueron condenadas sucesivamente por los papas Clemente XIII en 1764 y
1766, y por Clemente XIV en 1771 y 1774.

Modernismo –siglo XIX- niega toda religión sobrenatural, revelación


Divina, la divinidad de Cristo y la autoridad de la Iglesia. Dice que el alma
religiosa debe sacar de ella misma objetos y los motivos de su fe y realizar
la existencia de Dios de la conciencia interior y excavar buscando lo
divino. Fue condenado por el Papa San Pío X en 1907, quien lo llamo “la
suma de todo error.” Pero resurgió después del Concilio Vaticano
Segundo (1962-1965). Muchos laicos a veces tienen ideas modernistas,
cuando dicen cosas tales como, “la Iglesia ya no enseña eso,” la cual es
una extensión del error Modernista que cree que las creencias cambian
con el tiempo y la percepción de la gente acerca de la verdad.

Surgieron muchas mas, nombrare unas pocas: Montanismo (siglo II),


Donatismo (siglo IV), Islam (siglo VII), Bogomilos (siglo X), Quietismo
(siglo XVII), Fideísmo (siglo XVIII), Galicanismo (siglo XVI), etc.…
En fin, hubieron -y hay- sectas casi-Cristianas para cada gusto desde los
que creían que Jesús no era hombre (Docetismo -siglo I-) hasta los que
pensaban que Jesús no era Dios (Adopcionismo -Siglo II-). Ir por cada una
de las herejías seria tedioso y sin punto. Lo importante es que cada
herejía ha sido un desafío para la Iglesia desde el principio, y aunque
estas primeras herejías fueron vencidas, en verdad nunca han
desaparecido. Solo son readaptadas para los nuevos tiempos. Muchas de
estas herejías son lo que llamaríamos hoy “mas santas que la tuya,”
esforzando una disciplina moral mas rigurosa que la de la Iglesia. Común
entre todas estas herejías es la afirmación de juicio privado, revelación
privada, y ponerse en contra de la adherencia de la Iglesia Católica a la
tradición autoritaria de la Cristiandad Apostólica.

Traducido de "This is the Faith" por Francis Canon Ripley, puse tambien el
Calvinismo, Zwinglio, Modalismo, Coliridianismo y Antidicomarianitismo,
Petrobrusianos, Febronianismo y las herejias que no son explicadas,
sacandolas de wikipedia, enciclopedias catolicas y otros libros. El texto
despues de las herejias tambien viene del mismo libro de las primeras.

Para saber mas del Protestantismo


visitar http://bibliaytradicion.wordpress.com/