Vous êtes sur la page 1sur 2

El Documental Madero en San Luis, presenta una exhaustiva investigación sobre la trayectoria de Francisco I.

Madero a
partir de que fue apresado en Monterrey, después confinado en San Luis Potosí, para luego quedar en libertad bajo
caución. En este Documental se indagan las circunstancias sociales, políticas y económicas que lo llevaron a ser el líder del
inicio de la revolución armada en contra del gobierno de Porfirio Díaz.

Madero era quizás quien menos motivos tenía para hacer un llamado a la Revolución, provenía de una familia acomodada
con grandes negocios y propiedades al norte del País, principalmente en Coahuila, de donde era originario. Su lucha era
más bien democrática, en su tiempo fue llamado “apóstol de la democracia” por su espíritu conciliador y unificador, quizás
fue el encierro sin paredes a que fue condenado en San Luis Potosí, quizás sus actividades espiritistas las que lo guiaron por
el camino de la revolución, al recibir el designio, que él debía ser quien liberara al pueblo mexicano de la dictadura. Este
documental se desarrolla con base en entrevistas a historiadores, material hemerográfico, fotografía antigua,
dramatización y dibujos animados.

Dirección: Miguel A. Rivera


Investigación: Jonatan Gamboa
Diseño de Sonido: José Antonio Parga
Música: Armando Corado
Producción ejecutiva: Antonio García, Zaire Alejandro García

Equipo de investigación: Perla Itzamná Navarro Sánchez, Joel Cruz Maytorena, Juan Francisco Morales Rodríguez, Víctor
Hugo Castañón Loredo, Víctor Hugo Cuellar Murillo, Manuel Alfonso Martínez Treviño, Celeste Catalina Magaña Cervantes,
Roxana Hernández Herrera y Patricia Magdalena Guardiola Martínez. Animación: Miguel Ángel Rivera, José Guadalupe
Rivera, Alejandro Medina, Arturo García. Con el apoyo de: Secretaría de Cultura del Estado de San Luis Potosí, Comité para
la Celebración del bicentenario de la Independencia de México y Centenario de la Revolución, Escuela de Educación
Superior en Ciencias Históricas y Antropológicas y Centro de Arte y Nuevas Tecnologías.

Duración aproximada: 34 minutos


Estreno: 20 de noviembre 2010

Madero en Teléfonos de contacto

Madero en
044 444 1762644

San Luis
044 444 1111149

San Luis Potosí, México, 2010.


h�p://maderoensanluis.blogspot.com
San Luis
Documental
[...] Varias veces vi al señor Madero paseando por la Alameda [...] acompañado por Roque Estrada, Rafael Cepeda

Francisco I. Madero en y el estudiante de derecho Pedro Antonio de los Santos [...] Madero era de baja estatura, probablemente de 1.55,
barba cerrada y ojos vivaces.
Jesús Silva Herzog, Una vida en la vida de México.

San Luis Potosí. El quehacer de Madero en San Luis se desarrolló sin


Madero no deseaba una revolución, quería una transición política democrática por la vía de las leyes, defendiendo sobresaltos, vivió en el palacio monumental, propiedad de
la no reelección, misma que terminaría con la dictadura de Porfirio Díaz y con sus más de 30 años en el poder. Federico Meade, ahí siguió realizando reuniones con los
representantes de clubes antireeleccionistas, desarrollando
sus actividades políticas, hasta que, a principios de octubre,
La memoria guarda sorpresas cuando se le despierta. La historia, llegó a Madero un recado de su hermano Gustavo,
entonces, es la eterna caja de Pandora, se reinventa, mundos indicándole la urgencia de abandonar la ciudad, ante el
nuevos surgen de entre los recuerdos desvanecidos por el polvo rumor de que sería asesinado. Madero Evadió la vigilancia a
que se levanta ante los soplos del presente. Así, un recuerdo que estaba sometido, durmió en casa de Julio Peña y en la
entre muchos, surge entre las conmemoraciones del Centenario madrugada del 6 de octubre de 1909, salió disfrazado de
de la Revolución, el recuerdo de un paso marcado por las vías ferrocarrilero de la estación de Peñasco, con rumbo a
férreas que dejaron en San Luis Potosí la certeza de que la Laredo y de ahí a San Antonio Texas.
Revolución Mexicana se gestaba desde una proclamación
indeleble. Una vez instalado comenzó a presidir diversas reuniones
con los otros exiliados. Los principales líderes de los
movimientos locales lo acompañaban en el destierro: Juan
Sánchez Azcona, Federico González Garza, Gustavo Madero,
En junio de 1910, Francisco Ignacio Madero se encontraba en plena campaña política, era candidato a la Camilo Arriaga, Roque Estrada, Luis Aguirre Benavides,
presidencia de la Republica apoyado por el partido Antireeleccionista, bajo el lema “Sufragio efectivo no Aquiles Serdán, entre muchos otros con la finalidad de
reelección”, antes de concluir su campaña fue detenido en Monterrey junto con su gran amigo Roque Estrada, hacer un llamado revolucionario.
acusado de pronunciar un discurso que alentaba a la población a rebelarse contra el gobierno. Roque y
Madero fueron trasladados a San Luis Potosí, donde purgarían poco más de un mes de cárcel, La esposa de
Madero Sara Pérez, no lo abandono en ningún momento por miedo de que fuese fusilado con el pretexto de
la ley fuga. Mientras estaban presos las elecciones se llevaban a cabo en medio de detenciones a
representantes del partido antireeleccionista a lo largo del país, resultando nuevamente ganador Porfirio
Díaz.

Tras la intercesión del obispo Montes de Oca y la presencia del ministro de hacienda José Limantour en San
Plan de San Luis “Madero recurrió al espiritismo buscando
consejos, incluso políticos, se dice que sus
guías espirituales lo incitaron a ser el
Luis Potosí, le fue concedida la libertad bajo caución, Su fianza es pagada por Pedro Barrenechea, rico revolucionario, ante las injusticias que
industrial potosino y socio de Madero en la negociación minera de Santa María de la Paz en Matehuala. La
condición lo obliga a vivir en San Luis como en una cárcel sin paredes, o su regreso a la Penitenciaría.
sufría el pueblo mexicano”.

“Roque Estrada, insistía a Madero El documento se dio a conocer con el nombre


Potosí,
desde los primeros días en la cárcel, en San uLburise 5 de 1910. de Plan de San Luis. En sus líneas quedó
que el llamado a la insurrección, era Oct establecido que todos los mexicanos debían
tomar las armas a partir de domingo 20 de
una obligación de legítima defensa, noviembre de 1910 a las seis de la tarde, y
en cumplimiento de un deber aunque aparece firmado el 5 de octubre de
imprescindible y que ese llamado 1910 en San Luis Potosí, en realidad fue
debería ser hecho por él.” terminado de redactar en San Antonio Texas el
27 de octubre, pero se eligió esta fecha y lugar
para evitar conflictos diplomáticos con
Estados Unidos.