Vous êtes sur la page 1sur 5

LOS JÓVENES EN LAS REPRESENTACIONES SOCIALES DOMINANTES.

Las representaciones y el modo de tratar a los jóvenes modelan a su vez a la
adolescencia estableciendo los tipos de comportamiento que se consideran
adaptados a esta edad. Si se cree, por ejemplo, que los jóvenes son débiles,
inestables, incapaces de participar de forma responsable en la vida social y
política, se tomarán medidas para protegerlos, para impedirles que participen
en la vida adulta, provocando de este modo una inmadurez social y unos
comportamientos infantiles que se interpretarán como prueba de la validez de
las representaciones.
Los estudios históricos sobre las representaciones sociales nos permiten
pensar que en general se ha visto a los jóvenes de un modo negativo, lo que
permitía marginar-los y privarlos de los derechos fundamentales con la
conciencia limpia. Los jóvenes, como afirma Willis (1981), son fácilmente
difamados y se convierten sin dificultad en los chivos expiatorios de todos los
males de una sociedad.
Los que producen las representaciones sociales son muchos (los líderes
sociales y políticos, los intelectuales, los artistas, los periodistas) y, en una
sociedad compleja, es-tas representaciones son diversas: no sólo existen las
representaciones dominantes que están en función del mantenimiento del
orden establecido, sino que están también las representaciones alternativas
elaboradas por los grupos marginados y explotados, cuan-do toman conciencia
de su condición y se organizan para cambiarla. Las representaciones diversas
están ligadas a comportamientos diferentes. Los padres que respetan la
autonomía de sus hijos adolescentes tienen de los jóvenes una imagen distinta
de la que tienen los padres autoritarios.
LA AUTONOMÍA
Durante la adolescencia, los muchachos dejan atrás la dependencia
característica de la niñez y pasan a la autonomía típica de la edad adulta. Pero
el aumento de la autonomía durante la adolescencia es frecuentemente mal
interpretado. A menudo se confunde autonomía con rebelión y el volverse
persona independiente, a su vez, se equipara con romper con la familia. Esta
perspectiva sobre la autonomía va de la mano con la idea de que la
adolescencia es, inevitablemente, una época de tensión y trastorno. Pero como
hemos visto en capítulos anteriores, la idea de que la adolescencia es un
periodo de “tormenta y presión” ha sido repetidamente cuestionada en la
investigación científica. El mismo tipo de pensamiento ha ocurrido con respecto
al desarrollo de la autonomía. En lugar de ver la adolescencia como época de
rebelión espectacular y activa, los investigadores hoy ven el aumento de la
autonomía durante la adolescencia como algo gradual, progresivo y aunque
importante relativamente poco dramático.
Los cambios cognoscitivos de la adolescencia también desempeñan un papel
importante en el desarrollo de la autonomía. Una parte de ser autónomo incluye
el ser capaz de tomar nuestras decisiones. Cuando pedimos el consejo de

la formación de grupos sociales de diversa índole ha sido una característica histórica en la evolución del hombre. Poder tomar en cuenta las perspectivas de otras personas. funcional y psicológica de las diversas grupalidades sociales. ayudan al joven a sopesar las opiniones y sugerencias de otros en forma más eficiente y a llegar a tomar decisiones independientes. si usted está decidiendo entre quedarse en casa a estudiar para un examen o ir a una fiesta. contribuyendo con ello a la construcción de identidades sociales. De esta manera. lo que contribuye en gran medida a la formación de la vida cotidiana de los sujetos sociales. en las mismas condiciones socioculturales. la mayoría de los grupos de jóvenes han sido evaluados negativamente por la mirada de la sociedad y sus instituciones. usted puede ver que la perspectiva de cada quien influye en su consejo. ha obligado a que los individuos encuentren en el grupo social este papel de mediación con la sociedad. y la dificultad de inmiscuirse en la evolución natural de los grupos humanos. la capacidad de ver esto exige cierto nivel de abstracción intelectual que no se consigue antes de la adolescencia. El desarrollo que presentan las sociedades modernas. sobre todo cuando se intenta estudiar las dimensiones estructural. Muchas veces sin un conocimiento cierto de los . su profesor y la persona que ofrece la fiesta probablemente le darán consejos opuestos. En el erróneo entendido de que el joven adolescente sólo debe preocuparse por aprovechar productivamente su tiempo en el adiestramiento físico. razonar en formas más sutiles y prever las consecuencias futuras de los diversos cursos de acción son cosas que. en lo que respecta a la asimilación de las normas y los usos sociales. el inmenso abanico de la existencia de grupos humanos en la sociedad convierte esta temática en algo de suyo complejo. cada vez con más fuerza. las experiencias del tiempo libre y la construcción de identidades grupales. Sin embargo. y las especificidades que presentan responden a la forma en que se estructura la interacción de una sociedad en particular. moral e intelectual para una vida futura. Sin embargo. todas ellas. El grupo humano se convierte así en un espacio en el cual el particular se apropia de la sociedad. Esta diversificación. a menudo recibimos opiniones encontradas. Por ejemplo. Estos cambios de pensamiento son requisitos importantes para el desarrollo de un sistema de valores basado en el sentido del bien y del mal de la propia persona y no sólo en reglas y regulaciones que le dieron sus padres u otras figuras de autoridad JUVENTUD Y GRUPOS DE PARES La existencia de grupos humanos ha permeado todos los niveles de la vida de los hombres particulares. ha dado por resultado el escaso conocimiento que tienen la propia sociedad sobre los grupos de pares que se organizan en su seno. se olvida todo un mundo de significados para la juventud que se encuentra en el hecho de compartir con otros jóvenes. Los cambios cognoscitivos de la adolescencia también aportan el fundamento lógico de los cambios en el pensamiento de la persona joven acerca de problemas sociales. morales y éticos. Como adulto.otros.

este nuevo espacio suele llevarlo a modificar o reafirmar su comportamiento y su concepto sobre aquélla. entre ellos el atlético. es poca la investigación existente enfocada directamente a la enseñanza secundaria. según sea su cargo. los límites de autoridad y el tipo de comunicación que debe establecerse en los niveles ascendente. por medio de programas. donde la regla es no sobrepasar a la autoridad. La organización se basa en una estructura de relaciones jerárquicas. en su comportamiento y carácter. según sus características de personalidad pues los cambios de trabajo de la escuela primaria a la secundaria son bruscos. El resultado principal de la instrucción secundaria es crear un entorno que brinde apoyos económicos. probablemente diez veces más lento que durante la enseñanza primaria. emocional. Sin duda alguna. Cuando el alumno de secundaria llega a la escuela. Aunque en décadas pasadas se han lo-grado avances enormes en la comprensión de los procesos cognitivos. pero en el momento de la adolescencia el ritmo del desarrollo cognoscitivo es lento. existe una clara distinción entre “aprendizaje” e “instrución”. tiene establecidas sus responsabilidades de manera formal. cada una de ellas en lo particular presenta sus variantes. El reglamento de las escuelas secundarias. la social. entonces. moral. prevocacional y política.diferentes grupos juveniles. LOS ALUMNOS DE SECUNDARIA ANTE LA DISCIPLINA ESCOLAR La escuela secundaria sustenta normativamente una estructura organizativa que regula las relaciones entre los distintos niveles jerárquicos. para lo cual cuenta con un organigrama y un reglamento interno que le da sustento legal y le permite delimitar los campos de acción y de poder. biológicos. a la vez que el estudiante en lo individual vive otros de la misma magnitud (fisiológicos. Si bien existe una normatividad general para las escuelas secundarias. horizontal o descendente. y la personal. ya lleva consigo un tipo de disciplina y una idea de la misma. especifica las funciones. adecuación y toma de decisiones dentro de su propio ámbito de acción. además de delimitar las funciones que debe cumplir cada miembro de la escuela y permite la interpretación. deja establecidas de manera clara las jerarquías y la centralización del poder. ya que todo el personal que labora en la escuela. algunas veces. mediante actividades de grupos de compañeros y organizadas. LAS ESCUELAS Y EL ADOLESCENTE Para los adolescentes. . recurriendo a una variedad de medios. políticos y sociales que se relacionen con todas las fases del desarrollo: la física. en las cuales se especifica tanto al jefe inmediato como a los subordinados. funciones y relaciones de autoridad. sin embargo. se les considera como un espacio de pérdida del tiempo y un lugar propicio para adquirir “malas mañas” siempre originadas en los demás compañeros. psicológicos) que inciden. las escuelas secundarias impulsan cierto desarrollo y aprendizaje cognoscitivo.

y los menos capaces se benefician de los más. Examinó doce escuelas secundarias de la ciudad de Londres. en tanto que los que no conciben más que un triste mercado laboral puede verse tentado a abandonar sus estudios. en parte debido al apretado vínculo existente entre esos aspectos. parece tener una influencia de desgaste. clases bien manejadas. Por ejemplo. y la delincuencia. Esos datos son una fuente valiosa de hipótesis porque permiten una “descripción gruesa” que otros estilos de investigación no arrojan. Mientras el porcentaje de esos alumnos sea relativamente bajo. Por consiguiente. ¿Cuáles son las características de las escuelas que parecen fomentar el crecimiento de los alumnos? Esta pregunta ha incitado considerables investigaciones etnográficas y de estudios de casos acerca de las escuelas secundarias. Las “instantáneas” de investigación de alumnos de secundaria no bastan para comprender tanto a los adolescentes como a su instrucción. el enfoque de la ecología social recalca el modo en que las características sociales y de organización de la escuela interfieren en el desarrollo del adolescente. un deber importante para el futuro es mejorar nuestra comprensión de las influencias recíprocas entre esos aspectos del desarrollo. y la existencia de modelos de roles adultos positivos que mejoran los rendimientos de los estudiantes . Sin embargo. un porcentaje demasiado elevado de alumnos problema lleva a mayores índices de delincuencia y a menor rendimiento.Los medios a través de los cuales la escuela moldea los diversos aspectos del desarrollo del adolescente son a menudo confusos y controvertidos. por las trayectorias del desarrollo en las que se encontraron antes de la secundaria. el estudio de Rutter indica que la mezcla “problema” y menos capaces. la transición de primaria a secundaria se presenta casi al mismo tiempo que el inicio de la pubertad. incluyendo el rendimiento académico. Aquellos que esperan llegar a la universidad funcionarán mejor debido a esa intención. la asistencia escolar. debido a que también importan las primeras experiencias de vida de los alumnos y las futuras que tienen en mente para sí mismos. Este estudio recalca asimismo factores tales como buenos criterios escolares. y por medio de entrevistas y de observación directa valoró un amplio espectro de resultados. Aunque otras investigaciones suelen mostrar que los alumnos más capaces no retroceden académicamente al ser situados con estudiantes menos capaces. si existe. Un estudio sobresaliente de Rutter y sus colaboradores combinó los enfoques del sistema escolar y de la ecología escolar. El aspecto clave es el grado en el que el crecimiento de los jóvenes se ve limitado. ECOLOGÍA SOCIAL En tanto que el enfoque del método se centra sobre todo en la manera en que los antecedentes y las características personales de los adolescentes los ayudan u obstaculizan a medida en que avanzan en la escuela. sacan provecho al relacionarse con los que son más ca-paces y mejores que ellos.