Vous êtes sur la page 1sur 2

KAREN JOHANNA ARAQUE SALDAÑA

MATERIA: COMPRENSION E INTERPRETACIÓN TEXTUAL
DOCENTE: MISAELINA OSPINA PEÑA

EL ALMA DE LA TOGA

¿Qué es una bogado?, O ¿Cómo ser un buen abogado?, Seguramente son preguntas que
nos hemos hecho al menos nosotros, los estudiantes de esta rama, es cierto que el estudio
o la universidad solo brindan el conocimiento, nos dan las herramientas con las cuales
debemos trabajar, pero en ocasiones los docentes no se preocupan por dar nada más
aparte de esto, la teoría, las leyes o artículos que debemos saber para ejercer en algún
caso, el ser abogado es algo más, algo que implica más la vocación; el meterse en los
problemas del defendido para entender lo que necesita, como abogados debemos ser
correctos, saber manejar nuestros conocimientos, entender y aplicar la ética, los valores,
las vivencias propias de nuestra vida.

Hay muchas personas que consiguen títulos de “abogado” tras perseguir algún cargo
laboral que han deseado ya sea por gratificación económica o estatus, puede ser como
cuando se habla de los secretarios o los que aplican a trabajar en algún banco, pero
realmente como dice el autor-“Abogado es el que ejerce permanentemente; no de modo
esporádico la Abogacía, los demás serán licenciados en derecho, muy estimables, muy
respetables, muy considerables, pero licenciados en derecho, Nada más”-. Esto es
totalmente cierto, a mi pensar abogado es sólo aquel que en su diario vivir está dispuesto
a ayudar con sus conocimientos, con todo lo aprendido no solo en la universidad, sino en
la vida misma a los demás, a aquella persona que esté en una situación de vulnerabilidad
de sus derechos.

Cualquier persona, con cualquier profesión debe tener fuerza interna, ésta es la que nos
sostiene en todo momento, la fuerza no solo proviene del conocimiento que podamos tener
sino también como seres humanos tenemos la necesidad de creer en una fuerza o ser
supremo, en el caso del autor del libro y el mío propio esa fuerza se llama Dios, para mí él
es el que nos ayuda a alimentar esa confianza en nosotros mismos, al ser abogados
debemos tener más fuerza, más convicción propia sin ser egocentristas, debemos creer en
nosotros mismos, ya que al ser abogados aconsejamos sobre cómo se hacen o deben ser

pero de algún modo debemos blindarnos y sólo se hace nunca perdiendo la fe en nosotros mismos. puede ser el mismo defendido o cualquier otro. La responsabilidad tiene algo de orgullo. al darse cuenta de ello tal vez las personas se abstengan de realizar actos que están en contra de la ley o que afecten a los demás en nuestro entorno. que nos libran de ser banales. el ingenio. no porque no tengamos la razón.las cosas. sino porque si no creemos en nosotros mismos ¿por qué pedir que alguien más como un juez nos crea?. Esto también sirve de ejemplo para el resto de la comunidad. conciencia y rectitud. la moral. ya que por naturaleza el hombre es un ser social y siempre está en necesidad de encajar o en nuestra profesión de comprobar. Ángel Osorio y Gallardo menciona –“antes de hablar del secreto profesional convendrá decir cómo se guarda un secreto. agilidad mental. Si hablamos de derecho o más precisamente de abogados. Como abogados siempre vamos a ir tras la misma cosa y siempre estamos persiguiendo ese algo llamado justicia. éstas palabras realmente me hacen pensar que aunque es algo que suena muy fácil. esto con el fin de aprender que lo que hizo estuvo mal. claro que sí. mal o bien. de lo contrario nos dejaríamos afectar por los comentarios externos. para esto basarnos en los códigos y leyes que rigen en nuestra nación. el autor escribe -“Por eso digo que la justicia no es fruto de un estudio. sino un conjunto de cualidades que nos forman como ser integral. al tomar un caso es nuestra misión defender la verdad de ésa parte.La sensación de justicia en lo personal es el hecho de saber y sentir que las cosas se hicieron bien. siempre hablaran con justa o sin justa causa. Este libro nos hace reflexionar y pensar que abogado no es el hecho de adquirir conocimientos. empezando por la contra parte. sino de una sensación”. No hay más que una manera de guardarlo: no diciéndoselo a nadie”-. . debemos defender la verdad y la integridad del ser humano como tal. creo que al recibir una penitencia o punición se trata de enviar el mensaje a la persona que cometió la falta. ya sea el pro o el contra. que al ser abogados son muchos. realmente es algo muy difícil de hacer. indiscutiblemente debemos mencionar palabras como la ética. que aquel que cometió un acto ilegal obtuvo una sanción. y si hacemos esto. en el momento de estar en una audiencia o algún proceso si no estamos seguros podemos perder. de que hizo algo indebido que va en contra de la sociedad.