Vous êtes sur la page 1sur 2

MITOS Y LEYENDAS DEL LITORAL ARGENTINO

REGION DE CORRIENTES Y ENTRE RIOS
EL CARAU

Carau es el nombre onomatopéyico de un ave zancuda, de plumaje negro, de vuelo torpe, que
habita en lagunas, esteros y bañados correntinos. Como su nombre lo indica su característica
es su grito que lo emite casi toda la noche o ante la proximidad de algún extraño a la
comunidad en que vive. Cuenta la leyenda que Carau fue un muchacho apuesto y muy buen
bailarín, aparte de guitarrero y cantor, que vivía en compañía de su madre, para quien eran
todos sus cuidados y desvelos. Pero cierta vez que ella enfermó seriamente, Carau agotó sus
esfuerzos para atenderla con medicación casera, y al no tener mejoría resolvió marchar al
atardecer hacia el pueblo más próximo, distante varias leguas del rancho.
En el camino encontró un baile, donde se acercó por curiosidad, pero enseguida se confundió
con los bailarines, atraído por una muchacha muy agraciada, que a su vez coqueteaba con él,
teniendo en cuenta que sobresalía entre todos, por su postura y elegancia. Olvidando por
completo la enfermedad de su madre, continuó bailando toda la noche hasta que de
madrugada un amigo le trajo la noticia que su madre había muerto.... ¡NO IMPORTA MI BUEN
AMIGO - respondió Carau - hay tiempo para llorar! Sin embargo, atormentado por el
remordimiento salió del baile para hacerse cargo de su madre muerta. Cuenta la leyenda que
durante mucho tiempo peregrinó por el pago sin hallar consuelo. La ropa oscura que usaba,
desgastada y desteñida por el tiempo y la intemperie se hizo trizas transformándose después
en plumas, los brazos se volvieron alas y el cuerpo adquirió la forma de un ave.
Se largó a vivir y llorar por los esteros. Cuenta la leyenda que la muchacha que lo retuvo en el
baile, también se convirtió en ave, tomando la forma de la pollona, y lo acompaña al Carau en
su constante peregrinar.

TUPÁ

Ser supremo de los guaraníes, creador de la tierra y el cielo, de las aguas y todos los seres. Se
lo conoce también con el nombre de Ñamandureté, Ñandeyará (o Nuestro Señor, nombre que
asumió después de la conquista espiritual) y Oreyará. Sería la personificación del espíritu del
trueno, que los jesuitas sincretizaron con el Dios cristiano. Es la deidad americana que alcanzó
el más vasto dominio, al ser adorada por los Caribes, Tupíes, guaraníes, Charrúas y Querandíes,
lo que implica afirmar que su territorio iba desde el norte de la Florida (Estados Unidos de
América) hasta la pampa argentina, por la franja oriental del continente. Los Mbyá de Misiones
y Paraguay lo conocen como Tupá Ru Eté, dios de la lluvia, el trueno y el rayo, creado pero no
engendrado por Ñande Ru, con el fin de mandar a los hombres las palabras - almas. Alejandra
Siffredi lo encontró en el panteón mataco, también como dueño del trueno, el rayo y la lluvia,
subordinado a Nilataj. Sin duda un préstamo cultural, que extiende al Chaco el imperio de este
dios.

Una tarde se internó en la selva. para dejarse morir. asombrados que de sus brazos comenzaron a crecer ramas y que su cabeza se doblaba hacia el tronco. notaron. y nos cuenta que dos jovencitas estaban lavando la ropa en un río cuando llegaron Jesús y San Pedro. había una jovencita muy linda. chajá… Se dice que. por ello se las ha llamado aves del amor. y si bien es un ave con habilidad para volar muy alto como las demás rapaces. si se duerme con una pluma de chajá debajo del colchón.. las convirtió en aves para gritar eternamente: chajá. las muchachas le alcanzaron agua con jabón y por eso fueron maldecidas. con forma de botella. . a la cual codiciaban todos los hombres. entristecida. que nada tenía de muchacha. Nos cuenta Coluccio que en el Chaco hay una versión parecida: Dos mujeres lavaban su ropa cuando se acercó una anciana para pedir agua. en lugar de decir yajá (vamos. Comentan que esas flores blancas lo eran por las lágrimas de la india derramadas por la partida de su amado y que se tornaban rosas por la sangre derramada por el valiente guerrero.. hasta que cierto día la tribu entró en guerra. EL PALO BORRACHO A este extraño árbol. Y así la encontraron unos cazadores que andaban por allí. Perdido su amor. sino que era un robusto árbol cuyas flores blancas se habían tornado rosas. en guaraní). Al querer alzarla para llevar el cuerpo al pueblo.. Se negó a todo pretendiente.. Y se enamoraron profundamente.. y como se dice comúnmente: pura espuma como el chajá. éstas le acercaron agua sucia y con jabón y se dijeron la una a la otra: yajá. se internaron los cazadores y un grupo más al interior de la selva y encontraron a la joven. Es un ave monógama y lo único que lo separa de su pareja es la muerte . quienes habiéndoles pedido agua para beber. dijeron chajá y salieron volando convertidas en pájaro.. se supo que ya no lo harían.. lo llaman "Mujer" o "Madre pegada a la tierra" y esto viene porque. De sus dedos florecieron flores blancas. aves inseparables.MITOS Y LEYENDAS DEL LITORAL ARGENTINO REGION DE CORRIENTES Y ENTRE RIOS EL CHAJÁ Nos narra Félix Coluccio en su imperdible "Diccionario Folklórico Argentino" que el chajá habita en zonas de lagunas y ríos. mucho tiempo después.Desde entonces sus carnes no sirven para comerse pues es pura espuma. Los indios salieron aterrados hacia la aldea. y al querer irse.... muerta en medio de unos yuyales. Pasó mucho tiempo y los guerreros no volvían.... se tendrá un oído fino y alerta. El partió a la contienda y ella quedó sola prometiéndole amor eterno. ciertas tribus de la zona del río Pilcomayo.. al darse cuenta de la maldad de ellas. la joven cerró todo sentimiento pues la herida abierta en su corazón ya no podría sanar. pero ella sólo amaba a un gran guerrero.. vive como animal domesticado. En una antigua tribu que vivía en la selva. La viejita. que era la Virgen María. Esta leyenda tiene influencia religiosa. Unos días después..

Centres d'intérêt liés