Vous êtes sur la page 1sur 3

DEFINICION DE EMPRENDIMIENTO

Concepto y definición de emprendimiento

El emprendimiento es un termino últimamente muy utilizado en todo el mundo. Aunque el


emprendimiento siempre ha estado presente a lo largo de la historia de la humanidad, pues es
inherente a ésta, en las últimas décadas, éste concepto se ha vuelto de suma importancia, ante
la necesidad de superar los constantes y crecientes problemas económicos.
La palabra emprendimiento proviene del francés entrepreneur (pionero), y se refiere a la
capacidad de una persona para hacer un esfuerzo adicional por alcanzar una meta u objetivo,
siendo utilizada también para referirse a la persona que iniciaba una nueva empresa o
proyecto, término que después fue aplicado a empresarios que fueron innovadores o agregaban
valor a un producto o proceso ya existente
En conclusión, emprendimiento es aquella actitud y aptitud de la persona que le permite
emprender nuevos retos, nuevos proyectos; es lo que le permite avanzar un paso mas, ir mas
allá de donde ya ha llegado. Es lo que hace que una persona esté insatisfecha con lo que es y lo
que ha logrado, y como consecuencia de ello, quiera alcanzar mayores logros.

Importancia del emprendimiento.


El emprendimiento hoy en día, ha ganado una gran importancia por la necesidad de muchas
personas de lograr su independencia y estabilidad económica. Los altos niveles de desempleo, y
la baja calidad de los empleos existentes, han creado en las personas, la necesidad de generar
sus propios recursos, de iniciar sus propios negocios, y pasar de ser empleados a ser
empleadores.
Todo esto, sólo es posible, si se tiene un espíritu emprendedor. Se requiere de una gran
determinación para renunciar a la “estabilidad” económica que ofrece un empleo y aventurarse
como empresario, mas aun sí se tiene en cuenta que el empresario no siempre gana como si lo
hace el asalariado, que mensualmente tiene asegurado un ingreso mínimo que le permite
sobrevivir.
En muchos países (Casi todos los países Latinoamericanos), para muchos profesionales, la
única opción de obtener un ingreso decente, es mediante el desarrollo de un proyecto propio.
Los niveles de desempleo, en gran parte de nuestras economías, rondan por el 20%, por lo que
resulta de suma urgencia buscar alternativas de generación de empleo, que permitan mejorar
la calidad de vida de la población.
Los gobiernos han entendido muy bien la importancia del emprendimiento, tanto así, que han
iniciado programas de apoyo a emprendedores, para ayudarles en su propósito de crear su
propia unidad productiva.
Casi todos los países, tienen entidades dedicadas exclusivamente a promover la creación de
empresas entre profesionales, y entre quienes tengan conocimiento específico suficiente para
poder ofertar un producto o un servicio.
La oferta de mano de obra, por lo general crece a un ritmo más acelerado de lo que crece la
economía, por lo que resulta imposible poder ofrecer empleo a toda la población. Teniendo en
cuenta que nuestros estados, no tienen la capacidad de subsidiar el desempleo como sí lo
pueden hacer algunos países europeos, la única alternativa para garantizar a la población el
acceso a los recursos necesarios para su sustento, es tratar de convertir al asalariado en
empresario.
Ante estas circunstancias económicas, el emprendimiento es el salvador de muchas familias, en
la medida en que les permite emprender proyectos productivos, con los que puedan generar
sus propios recursos, y les permita mejorar su calidad de Vida.
Sólo mediante el emprendimiento se podrá salir triunfador en situaciones de crisis. No siempre
se puede contar con un gobierno protector que este presto a ofrecer ayuda durante una crisis.
El emprendimiento es el mejor camino para crecer económicamente, para ser independientes, y
para tener una calidad de vida acorde a nuestras expectativas lo cual implica desarrollar una
Cultura del emprendimiento encaminada a vencer la resistencia de algunas personas a dejar de
ser dependientes

RESUMEN DE CRISIS FINANCIERA

"El estallido de la crisis financiera de 2008 puede fijarse oficialmente en agosto de 2007.
Entonces fue cuando los bancos centrales tuvieron que intervenir para proporcionar liquidez",
según George Soros1 . Cierto es puesto que los inicios de la crisis datan de mediados del año
2007, con los primeros síntomas de las dificultades originadas por las hipotecas subprime. A
fines de 2007 los mercados de valores de Estados Unidos comenzaron una precipitada caída,
que se acentuó gravemente en el comienzo del 2008. La confluencia de otros eventos de
particular nocividad para la economía estadounidense (subida de los precios del petróleo,
aumento de la inflación, estancamiento del crédito), exageraron el pesimismo global sobre el
futuro económico estadounidense, hasta el punto de que la Bolsa de Valores de Nueva York
sucumbía diariamente a 'rumores' financieros. Muchos opinan que esto fue lo que precipitó la
abrupta caída del banco de inversión Bear Stearns[cita requerida], que previamente no mostraba
particulares signos de debilidad. Sin embargo en marzo del 2008, en cuestión de días fue
liquidado en el mercado abierto y posteriormente en un acto sin precedentes, la Reserva
Federal maniobró un 'rescate' de la entidad, la cual terminó siendo vendida a precio de saldo a
JP Morgan Chase.

Tras un respiro primaveral, los mercados bursátiles de Estados Unidos volvieron a una extrema
debilidad, entrando oficialmente en caídas superiores al 20% en junio, lo cual se considera un
mercado en retroceso extendido ('bear market'). Esto volvió a ser liderado por malas noticias
en el sector financiero, donde se comenzaron a dar quiebras bancarias, incluyendo la caída del
banco IndyMac, la segunda quiebra más grande en términos de dolares en la historia del país,
con el riesgo latente que otros bancos regionales también pudiesen terminar igual por la crisis.

La crisis tomó dimensiones aún más peligrosas para la economía de Estados Unidos cuando las
dos hipotecarias más grandes del país, Freddie Mac y Fannie Mae, que reúnen la mitad del
mercado de hipotecas, comenzaron a ver sus acciones atacadas por especulación extrema, a tal
punto que a principios de julio, el gobierno de Estados Unidos y la Reserva Federal nuevamente
tuvieron que anunciar un rescate para esas entidades financieras. Tal decisión creó
consternación en varios sectores liberales, que adujeron que tales rescates solo empeorarían a
largo plazo las prácticas éticas de los inversionistas, fomentando con dinero público la
temeridad. Durante ese periodo, la FED, así como otros bancos centrales, continuaron
inyectando liquidez al mercado, por valor de cientos de miles de millones de dólares, euros o
libras esterlinas.

El 15 de septiembre, el Banco de Inversión Lehman Brothers pidió protección crediticia ante la


ley, oficiamente declarándose en quiebra financiera. Mientras tanto, el banco de inversión
Merrill Lynch fue adquirido por Bank of America, a mitad de su valor real. Los candidatos
presidenciales de EEUU en ambos partidos y la prensa comenzaron a catalogar la situación de
'pánico financiero', 'crisis económica en el país' y de 'colapso'.

El dólar estadounidense sufrió un proceso constante de devaluación (el término correcto sería
depreciación) y el déficit comercial que continuó batiendo récords. La ventaja exportadora por
un dólar débil fue completamente anulada en el intercambio comercial por el alza de los precios
del petroleo, del cual EEUU importa el 50%. Millones de familias comenzaron a perder sus
hogares, e instituciones como GM, Ford y muchas aerolíneas empezaron a tener serias
dificultades. Los índices de confianza del consumidor se situaron sus más bajos niveles
históricos (algunos datan de los años 50), y se produjo un alza del desempleo en Estados
Unidos y otros países desarrollados.

RESUMEN DE DEUDA Y CAPITAL

Se denomina deuda a las obligaciones contraídas con un tercero, ya sea una persona física o
una mera entidad jurídica. La parte deudora tambien puede identificarse con una persona física
o jurídica. La toma de deuda se realiza por diversos motivos, siendo los más relevantes para la
economía aquellos que se relacionan con la inversión en áreas productivas.

Como contrapartida, el deudor debe reintegrar el monto en una fecha en una fecha pautada,
agregando al importe un interés que representaba la ganancia al acreedor.

Puede distinguirse entre dos tipos de deuda: Una es la deuda pública, que es aquella que los
estados u organismos internacionales de crédito; generalmente esta consiste en la emisión de
títulos de valores. El otro tipo de deuda es la denominada deuda privada, que consiste en
aquellas obligaciones que mantienen los particulares.

Tambien puede hacerse la distinción entre deuda externa e interna. La primera es aquella que
implica acreedores extranjeros y tiene la ventaja de evitar el menoscabo del ahorro nacional. La
segunda es aquella que se contrae con los acreedores de origen nacional.

En la actualidad es inconcebible el desarrollo de la economía sin la emisión de deuda. Esto


permite a las distintas entidades proveerse de liquidez cuando la necesitan y planificar
estrategias a largo y mediano plazo que les permitan sustentarse financieramente. No obstante,
no siempre el endeudamiento tiene consecuencias positivas. Muchas veces, esta se contrae con
motivos especulativos o ajenos a una inversión que fomente el desarrollo.

Un ejemplo del mal uso de las herramientas crediticias puede ofrecerlo la crisis de las hipotecas
subprime que se desató en 2007 y las consecuencias que esta tuvo en la crisis internacional de
2008. Basicamente el problema consistió en la entrega de créditos hipotecarios con un alto
grado de riesgo; cuando los inversores vieron las señales de alarma y comprendieron que
muchas instituciones bancarias y fondos de inversión tenían activos involucrados, el crédito se
retrajo, afectando a toda la economía.

BIBLIOGRAFIA

http://www.gerencie.com/emprendimiento.html
http://www.definicionabc.com/economia/deuda.php