Vous êtes sur la page 1sur 3
DIMENSIÓN ÉTICA Y RELIGIOSA DEL SER HUMANO JUAN SEBASTIÁN QUIROGA RIVEROS PRESENTADO A: Andrés Guillermo

DIMENSIÓN ÉTICA Y RELIGIOSA DEL SER HUMANO

JUAN SEBASTIÁN QUIROGA RIVEROS PRESENTADO A: Andrés Guillermo Arévalo

TECNOLOGÍA EN CONSTRUCCIONES ARQUITECTÓNICAS FACULTAD DE ARQUITECTURA CUARTO SEMESTRE

2017

¿Como se reflejan mis valores en mi dimensión ética y religiosa?

Si bien es cierto que todas las costumbres del ser humano se aprenden en el núcleo familiar, quienes son nuestro padres los que forjan nuestra personalidad desde pequeños

y la manera de convivir y ser hacia los demás, de igual manera, al crecer y desarrollarnos

nos desenvolvemos en otros círculos como lo es la escuela y las amistades, con el paso de

los años también en el trabajo, lo cual esto también no enseña a comportarnos de cierta manera, claro que no se trata de fingir ser personas que no somos, sino aprender de los demás y que sus enseñanzas y ejemplo tengan un impacto positivo en nuestras vidas para poder vivir en una adecuada armonía. (Recuperado de

http://somossereseticos.blogspot.com.co/2015/09/teorias-eticas-reflexion-los-

seres.html).

Los hombres como seres que vivimos en sociedad necesitamos una cierta base ética y moral, bien sea subjetiva o no, para que la vida en sociedad sea estable y pueda funcionar. No solo se deben tener reglas, leyes, códigos, etcque se encarguen de regir una determinada población, sino que a partir de la diversidad cultural se deben tener una serie de valores éticos y religiosos con el fin de que haya un respeto por todos y un equilibrio en la vida cotidiana.

A partir de la dimensión ética yo puedo demostrar mis valores de muchas formas,

tomando como base la justicia, la libertad, el respeto, la responsabilidad, puedo considerarme un ser con unos excelentes fundamentos éticos, ya que estos anteriores valores son la base de la ética conociendo a fondo cada valor. Por ejemplo, yo puedo ser libre, pero mi libertad termina cuando inicia la libertad del otro, es decir, así tenga este valor de la libertad, no puedo realizar conductas que afecten al otro o si no estaría errando este valor, lo cual como ser ético no me es permitido. Yo merezco respeto de las demás personas, así como ellas primeramente lo merecen de mi parte.

Esto como parte de la ética que cada uno debe tener, pero por otra parte está la dimensión religiosa, que ya es la decisión del hombre hacia la creencia en un ser superior (monoteísmo) o en varios seres superiores o dioses (politeísmo) y todas las conductas que esto implique para el ser humano.

La palabra de Dios es viva, y ejerce poder, y es más aguda que toda espada de dos filos,

] [

quienes creemos en Dios, sabemos que la biblia, más que una colección de libros es una poderosa guía y es la que se encarga de regular nuestras conductas de una u otra forma. La base de la religión católica y el protestantismo, independientemente de cuales sean sus postulados, es buscar la salvación humana bajo una promesa de llegar a un lugar donde existe un ser superior, pero para ello debemos cumplir diez reglas básicas o los Diez mandamientos de la ley de Diosque se encuentran en el libro del Éxodo, capítulo 20, los

y puede discernir pensamientos e intenciones del corazón.” (Hebreos 4:12.) Para

cuales si se cumplen a cabalidad durante toda la vida dan el premio de estar en la eternidad al lado de nuestro ser supremo.

Pensar en la vigencia de los diez mandamientos en pleno siglo XXI puede ser tornado como una antigüedad, o por lo menos corno una pérdida de tiempo. La relación que tengo con estas leyes se remonta a mi más tierna infancia. Eran los años en los que Dios y Franco estaban por todas partes. En nuestras clases de religión nos intentaban convencer, entre otras cosas, de respetar a pie juntillas los mandamientos y la palabra del Caudillo.(Savater, 2004).

El anterior autor ve a los diez mandamientos como un recuerdo de su infancia, cuando trataban de inculcarle desde la escuela la creencia en Dios, los ve como algo anticuado, cosa que yo en lo personal no lo veo así. Desde un punto de vista ético, se presentan como un decálogo de comportamientos que se resumen en los valores mencionados anteriormente, justicia, libertad, respeto, y que encaminan al ser humano por una vida recta en donde se respetan sus derechos y libertades, pero también respetando los derechos y libertades de los demás. Desde un punto de vista religioso, ya sería la ruta más sencilla para buscar la salvación del alma y el encuentro con Dios, de una u otra forma se está buscando un control y una orientación en el comportamiento de las personas.

Éstas dimensiones se encargan de analizar al ser humano de una forma más profunda, íntegra, e inclusive buscando la humanidadque haya dentro del ser humano y su capacidad de seguir una vida correcta para llegar a determinado fin.

REFERENCIAS

Paláu, Gerardo. (04-09-2015). TEORÍAS ÉTICAS [Mensaje en un blog]. Somos Seres Éticos. Recuperado de http://somossereseticos.blogspot.com.co/2015/09/teorias- eticas-reflexion-los-seres.html

Savater, Fernando. (2004). LOS DIEZ MANDAMIENTOS EN EL SIGLO XXI. Barcelona, España. Editorial Random House Mondadori, S. A.