Vous êtes sur la page 1sur 2

Profesor practicante: Felipe Zamorano

Profesora de Taller III: Patricia Soto

Reseña Transición.

Durante toda nuestra existencia estamos expuestos a cambios de


diversos tipos, tales como físicos, psicológicos, espaciales etc. esto
significa que siempre estamos moviéndonos de un lugar a otro,
experimentando anhelo de lo pasado y buscando la aceptación de lo
presente.

A esto hace referencia el término transición, el cual llevado al


ámbito educacional, se refleja en el paso de una etapa a otra por parte
de alumno, el cual debe afrontar un nuevo reto, en un nuevo escenario
y con nuevas sensaciones.
Durante el período escolar existen muchos puntos de quiebre o de paso
de un contexto a otro, por ejemplo: desde la sala cuna hacia la
educación básica, de la educación básica a la media, etc. En todos casos
el alumno debe lidiar con un espacio desconocido, poseedor de nuevas
cualidades, no siempre congruentes con las del escenario anterior. Es
por esto que la transición debe ser un proceso gradual, estructurada
desde el escenario base hasta la primera parte del nuevo ámbito (8vo
básico – 1º medio), además teniendo en cuenta otro aspectos, tales
como:

- Problemas psicológicos, como la ansiedad, el miedo y las


resistencias.
- Alteraciones producidas por los cambios, respecto a los logros
académicos, el interés y la motivación por el aprendizaje.
- La coherencia en el desarrollo del currículo, es decir, la existencia
de una concatenación de las materias durante estos años.
Sabiendo esto, podemos ahora señalar las etapas de una transición
gradual y poco nociva para los alumnos que viven este proceso. Primero
debe existir una fase preparatoria, la cual alista e informa al alumno y
a su familia de las características de la nueva cultura escolar. Luego
sigue la etapa de cambio, que va desde la salida de su colegio base
hasta la incorporación al nuevo espacio. Aquí el alumno conoce las
nuevas normas a la cual esta expuesto, lo que quizás ayude a
incrementar la inseguridad.
Cuando ya el alumno se hace parte del nuevo establecimiento y toma
sus primeras decisiones, en relación a las nuevas normas y condiciones
que establece el espacio, podríamos decir que está en la fase del
asentamiento. El alumno ya ha tomado las primeras decisiones en el
establecimiento, sin mayor cuestionamiento, puesto que debe acatar las
nuevas normas. Sin embargo, luego de esto comienza una etapa de
revaloración y significación del espacio, en donde el alumno puede
adaptarse al espacio o tomar una postura de resistencia activa o pasiva
(fase de bifurcación).
Al final del período de transición o postransición, el alumno evalúa los
aspectos positivos y negativos del paso de la educación básica a la
media, es decir, pone en la balanza el como ha solucionado los conflictos
producidos en este proceso y como ha afrontado, al mismo tiempo, los
cambios físicos y culturales de la adolescencia.

Al haber descrito a la transición y sus etapas, solo debemos


establecer y proyectar prácticas beneficiosas para el alumno, es
decir, tomar medidas que sean preventivas en pos de mitigar
problemas causados por el transito de un lugar conocido a otro
por conocer.