Vous êtes sur la page 1sur 10
A NTOLOG Í A Cuentos de ciencia ficción P HILIP D ICK , R AY B

ANTOLOGÍA

A NTOLOG Í A Cuentos de ciencia ficción P HILIP D ICK , R AY B

Cuentos de ciencia ficción

PHILIP DICK, RAY BRADBURY, ISAAC ASIMOV, ROBERTO FONTANARROSA, ESTEBAN VALENTINO, ANGÉLICA GORODISCHER, HÉCTOR OESTERHELD

A NTOLOG Í A Cuentos de ciencia ficción P HILIP D ICK , R AY B
Cuentos de ciencia ficción Antología

Cuentos de ciencia ficción

Antología

Cuentos de ciencia ficción Antología

Esta obra fue realizada por el equipo de Editorial Estrada S. A. bajo la coordinación general del profesor Diego Di Vincenzo.

Director de colección: Alejandro Palermo. Compilación, introducción, notas y actividades: Adriana Fernández. Edición: Gabriela Comte y Alejandro Palermo. Corrección: Ediciones Pluma Alta. Realización gráfica: Olga Lagleyze y Juan Deleau. Foto de tapa: Sebastián Izquierdo. Documentación gráfica: María Alejandra Rossi. Jefe del Departamento de Diseño: Rodrigo R. Carreras. Gerente de Preprensa y Producción Editorial: Carlos Rodríguez.

Cuentos de ciencia ficción / compilado por Adriana Fernández; dirigi- do por Alejandro Palermo - 1 a ed. 7 a reimp. - Boulogne: Estrada, 2015. 128 p., 19 x 14 cm - (Azulejos; 36)

ISBN 978-950-01-0975-8

1. Material Auxiliar de Enseñanza I. Fernández, Adriana, comp. II. Palermo, Alejandro, dir. III. Título CDD 371.33

Esta obra fue realizada por el equipo de Editorial Estrada S. A. bajo la coordinación general

Colección Azulejos

36
36

©

Editorial Es tra da S. A., 2005. Editorial Estrada S.A. forma parte del Grupo Macmillan. Avda.Blanco Encalada 104, San Isidro, provincia de Buenos Aires, Argentina. Internet: www.editorialestrada.com.ar Queda he cho el de pó sito que mar ca la Ley 11.723. Impreso en la Argentina. Printed in Argentina. ISBN 978-950-01-0975-8

No se permi te la repro duc ción par cial o to tal, el alma ce na miento, el al qui ler, la trans mi sión o la transfor mación de es te li bro, en cualquier forma o por cualquier me dio, sea electró ni co o mecá ni co, median te fo to copias, digi ta li za ción y otros mé to dos, sin el permi so pre vio y escri to del edi tor. Su infrac ción es tá pe na da por las le yes 11.723 y 25.446.

Cuentos de ciencia ficción

Antología

Índice

La ciencia ficción .................................................................... Preguntas y respuestas

........................................................... El futuro ¿ya llegó? .................................................................

Una guía para curiosos ..........................................................

7

8

9

10

Los cazadores cósmicos, de Philip Dick El peatón, de Ray Bradbury

...................................

.................................................... La última pregunta, de Isaac Asimov

..................................... Plebster y Orsi, del planeta Procyon, de Roberto Fontanarrosa .

Los metales mudos, de Esteban Valentino El Señor Caos, de Angélica Gorodischer

..............................

............................... Una muerte, de Héctor Germán Oesterheld

........................

11

29

39

61

77

87

109

Actividades

Actividades de comprensión de lectura Actividades de producción de escritura

..............................

.............................. Actividades de relación con otras disciplinas

....................

118

121

123

7
7

La ciencia ficción

Con el nom bre de “cien cia fic ción” englobamos una va rie - dad de cuentos, nove las y pelí culas, de la que a veces resul ta di- fí cil ex pli ci tar qué tie nen en co mún. En pri mer lu gar, hay que ob ser var que la ex pre sión se com po ne de dos pa la bras, que pa - re cen te ner sig ni fi ca dos con tra pues tos: la cien cia —que pre tende ser ob je ti va y ri gu ro sa— se en con tra ría en la ve re da opues ta de la fic ción —que se re la cio na con la fan ta sía y lo sub je ti vo. En rea li dad, el nom bre “cien cia fic ción” tie ne su his to ria, y su ori gen no se en cuen tra de ma sia do ale ja do. Es una tra duc ción de la ex pre sión in gle sa scien ce-fic tion, que fue acu ña da en 1926 por Hu go Gerns back, un es cri tor e in ven tor bel ga, na ciona li za -

do es ta dou ni den se, a quien mu chos con si de ran el “pa dre de la cien cia fic ción”. Ese año Gerns back lan zó una re vis ta que ha ría co no ci dos pa ra el gran pú bli co a los au to res y a las obras de es - te nue vo gé ne ro. La re vis ta se lla maba Ama zing Sto ries; es de cir, “his to rias asom bro sas” y, con los años, lle ga ría a con ver tir se en un clá si co de cul to pa ra mi les de lecto res. En la ta pa de la re vis - ta, Gerns back que ría dar una se ñal pa ra que los lec to res com - pren die ran en qué con sis tía la no ve dad de las his to rias que se pu bli ca ban en ella, ya que, has ta ese mo men to, la cien cia fic ción no existía como tal. En aquella época, las narra cio nes que hoy en día no du da mos en ca li fi car de cien cia fic ción —ta les co mo mu-

chas de las no ve las de Ju les Ver ne

  • 1 o de Her bert Geor ge

Wells 2 — re ci bían di ver sos nom bres: via jes fan tás ti cos, re la tos de mun dos per di dos, no ve las cientí fi cas. Pa ra uni fi car to dos esos ti pos de na rra cio nes en una so la ca te go ría y dar una in di ca ción cla ra al pú bli co, a Gerns back se le ocu rrió usar la ex pre sión scien ce-fic tion, abre via tu ra de la fra se scien ti fic fic tion, que, tra du - ci da al es pa ñol, sig ni fi ca “fic ción cien tí fi ca”. A par tir de en ton ces, es te tér mi no se usa en to do el mun do.

1 Escritor francés (1828-1905), autor de Viaje al centro de la Tierra, entre otras obras.

2 Escritor inglés (1866-1946); algunas de sus novelas más famosas son La guerra de los mundos y La máquina del tiempo.

8
8

Preguntas y respuestas

La ca rac te rís ti ca cen tral de to do re la to de cien cia fic ción ra di - ca siem pre en una pre gun ta vin cu la da a un ele men to cien tí fi co o tec no ló gi co. Por ejem plo: ¿qué su ce de ría si fué ra mos ca pa ces de via jar a otras ga la xias?, ¿có mo se ría el mun do si de ter mi na das per - so nas tu vie ran el poder de “es piar” lo que pien san los de más?, ¿qué ocu rri ría si los hu ma nos es ta ble cie ran con tac to con se res in - te li gen tes de otros pla ne tas? Al gu nas de es tas hi pó te sis 3 pro vie nen de las cien cias lla ma - das “duras”, como la Físi ca o la Biolo gía (por ejemplo, las que se plan tean la po si bi li dad de rea li zar via jes a la ve lo ci dad de la luz, o las que es pe cu lan acer ca de la ana to mía que ten drían los ha bi tan - tes de otros pla ne tas). Pe ro tam bién pue den sur gir de las cien cias so cia les, co mo la Eco no mía, la His to ria, la Psi co lo gía o la So cio lo - gía (por ejem plo, las hipó te sis que plan tean el ago ta mien to de re - cur sos ener gé ti cos en el fu tu ro, o las que ima gi nan una so cie dad do mina da por un “Gran Her ma no” que con tro la a los de más y les im pi de cual quier ini cia ti va in di vi dual). Mu chas per so nas su po nen que los re la tos de cien cia fic ción so lo es tán re la cio na dos con la cien cia, las má qui nas, los ex tra te - rres tres y los via jes in ter ga lác ti cos. Tal vez es to se de ba al he cho de que los pri me ros au to res de cien cia fic ción ela bo ra ron sus his - to rias al re dedor de esos ejes. Sin em bar go, des de 1950 has ta la ac tua lidad, la lis ta de los te mas y las pro blemá ti cas que abor da el gé ne ro cre ció mu cho más allá de es tos lí mi tes. Los au to res ac - tua les ela bo ran sus ar gu men tos en tor no de pro ble mas que abar - can, en tre otros: los via jes en el tiem po, los al can ces de la “rea li - dad vir tual” y de la co ne xión glo bal a tra vés de re des in for má ti - cas, la di fe ren cia ción del ser hu ma no con res pec to a los robots, los ex tra te rres tres y otros se res, la ex plo ra ción y la co lo ni za ción

del es pa cio, la clo na ción 4 y la ma ni pu la ción ge né ti ca

5

.

  • 3 Su po si cio nes que se ad mi ten pro visio nal men te pa ra sa car de ellas una con se cuen cia, aun que su ver dad no es té com pro ba da.

  • 4 Pro duc ción de clo nes; es de cir de cé lu las o se ries de in di vi duos mul ti ce- lu la res na ci dos de es tas, ab so lu ta men te ho mo gé neos des de el pun to de vis - ta de su es truc tu ra ge né ti ca.

  • 5 In ter ven ción ar ti fi cial en los pro ce sos de la he ren cia bio ló gi ca.

9
9

El futuro ¿ya llegó?

Cuan do se pu bli ca ron los pri me ros tex tos de cien cia fic ción, la mayo r parte de los au to res y de los lec to res ima gi na ba que el

co mien zo del si glo XXI era un lí mi te leja no y, por eso, mu chas de las histo rias pa re cían es tar plan tea das en esa épo ca fu tu ra. Fi nal - men te su ce dió que ter mi nó el si glo XX y co men zó el si glo XXI… Y mu chos se pre gun ta ron si ese fu tu ro tan te mi do y tan es pe ra - do no ha bía lle ga do ya. Pa ra al gu nos, es te he cho sig ni fi ca que la cien cia fic ción es - tá re co rrien do el fi nal de su ca mi no. Co mo ar gu men to, sos tie nen que to do lo que esos re la tos ha bían an ti ci pa do se ha he cho rea - li dad: las má qui nas, la cien cia y la ci ber né ti ca 6 han co pa do efec - ti va men te el mun do y ya no son fic cio nes po si bles en un fu tu ro in cier to. Es tán aquí. Sin em bar go, an te es ta si tua ción, el gé ne ro se fue mo di fi can - do y produjo sus pro pios cam bios in ter nos. Los tex tos de cien cia fic ción que se es cri ben ac tual men te pue den to mar ele men tos clá - si cos del gé ne ro pa ra pre sen tar los des de en fo ques no ve do sos. O

pue den tra ba jar con la

pa ro dia 7 del gé ne ro pa ra con se guir un

efec to hu mo rís ti co. O tam bién pue den acer car la cien cia fic ción al ám bi to de lo do mésti co, pa ra causar un efec to de ex tra ñe za en el lec tor. Des de es te pun to de vis ta, las po si bi li da des de la cien cia fic ción pa re cen ina go ta bles. Por eso, la cien cia fic ción es un gé ne ro que go za de gran po - pu la ri dad en tre pú bli cos de muy di ver sos ti pos, que en cuen tran en él un ex ce len te en tre te ni mien to, pe ro tam bién una in vi ta ción pa ra re fle xio nar so bre pro ble mas an ti guos y nue vos que en fren - tan los se res hu ma nos. La prue ba del éxi to de la cien cia fic ción es tá pre sen te en las co lec cio nes de li bros con ex ten sos ca tá lo gos en los que con vi ven los au to res clá si cos con los más re cien tes. Lo cierto es que, en los comien zos del siglo XXI, el géne ro si-

gue tan vigen te co mo siempre y, tanto en la lite ra tu ra como en el ci ne, con ti núa de leitan do a personas de distintas edades.

6 Cien cia que es tu dia los sis te mas de co mu ni ca ción y re gu la ción au to má ti - ca de los se res vi vos en com pa ra ción con sis te mas elec tró ni cos y me cá ni cos se me jan tes a ellos.

7 Imi ta ción bur les ca de los pro ce di mien tos del es ti lo de un es cri tor, una obra o un gé ne ro li te ra rio.

10
10

Una guía para curiosos

Den tro de la gran di ver si dad que ofre ce el géne ro, lo mejor es bus car los au to res y los temas que son más afi nes a ca da ti po de lec tor. En la Ar gen ti na exis te, des de la dé ca da de 1960, la co lec - ción Mi no tau ro, pio ne ra en len gua es pa ño la, que in clu ye en su ca tá lo go una se lec ta va rie dad de obras cla ve. También el ci ne es una ex ce len te puer ta de en tra da, ya que mu chas obras de gran des au to res de la cien cia fic ción fue ron lle - va das a la pan ta lla por im por tan tes di rec to res. En tre las mu chas pe lí cu las que se pue den re co men dar, se des ta can las si guien tes:

2001: odi sea en el es pa cio (Stan ley Ku brick, 1968, ba sa da en la no - ve la de Art hur C. Clar ke), So la ris (An drei Tar kovs ki, 1973, ba sa - da en la no ve la de Sta nis lav Lem), El ven ga dor del fu tu ro (Paul Ver hoe ven, 1990, ins pi ra da en un re la to de Phi lip Dick) e In te li - gen cia ar ti fi cial (Steven Spielberg, 2001, basa da en un cuento de Brian Al diss). Es ta an to lo gía es tá pen sa da pa ra que los lec to res re co rran las di ver sas po si bi li da des de la cien cia fic ción y co noz can a al - gu nos de sus au to res. Los cuen tos de Phi lip Dick, Ray Brad bury e Isaac Asi mov pre sen tan plan teos clá si cos del gé ne ro. El pri me - ro se cen tra en los via jes in ter ga lác ti cos y en las hi pó te sis acer ca de có mo se ría el con tac to en tre los se res hu ma nos y los ex tra te - rres tres. El se gun do mues tra un mun do en el que las per so nas son con tro la das por las má qui nas. El ter ce ro plan tea una his to ria des ple ga da en va rios mo men tos de la evo lu ción del uni ver so, apo yán do se en un con cep to de la Físi ca. Pa ra re fle jar las co rrien tes de re no va ción de la cien cia fic ción, se eli gie ron cua tro au to res ar gen ti nos. El cuen to de Fon ta na rro sa mues tra las po si bi li da des del gé ne ro cuan do es abor da do des de la pa ro dia pa ra pro du cir un efec to hu mo rís ti co. Con otros re cur - sos, An gé li ca Go ro dis cher acer ca los te mas de la cien cia fic ción al ám bi to de lo do més ti co, a tra vés de las di ver ti das aven tu ras de un via jan te de co mer cio in ter pla ne ta rio. El tex to de Es te ban Va len ti no to ma co mo pun to de par ti da los clásicos re la tos de via jes es pa cia les, pe ro gra dual men te el tono del cuento se torna poético. La antología concluye con un relato de Héctor Germán Oesterheld, que ofrece una mirada profunda acerca del encuentro con seres de otro planeta.