Vous êtes sur la page 1sur 90

LINEAS DE CATEQUESIS

J.ALDAZABAL

Ha y una nueva forma de acercarse a la figura de María y de proponerla en la
catequesis o en la predicación.

La nueva sensibilidad ha sido orientada por el mismo Concilio, con el capítulo
octavo de la "Lumen Gentium", y sobre todo por la "Marialis Cultus" de Pablo
VI en 1974.

Cada generación ha mostrado su aprecio y su devoción mariana según los
matices de su propia espiritualidad. Siguiendo aquella gozosa profecía de que
"todas las generaciones me llamarán bienaventurada", la comunidad cristiana de
todos los tiempos la ha alabado y le ha dirigido su oración.

El Concilio nos ha movido en todos los aspectos de nuestra comprensión
teológica y de nuestra espiritualidad a renovar, a revisar, a orientarlo todo más
claramente conforme al Evangelio, o a la Palabra de Dios, dando la primacía a
Cristo Jesús, al domingo y a los tiempos fuertes del Ano cristiano. Esto ha
afectado también a nuestra devoción mariana. No en el sentido de disminuir
nuestro amor a la Virgen María, o de menospreciar las formas heredadas -tanto
litúrgicas como devocionales- de esta misma devoción: pero sí en una dirección
de discernimiento y de adaptación a los valores que el mismo Concilio, y luego
la reforma litúrgica, nos han presentado como primarios. El mismo Pablo VI en
la "Marialis Cultus", ha ejercitado con valentía la autocrítica en este aspecto del
culto mariano.

Este cambio de orientación ha traído casi inevitablemente una evolución en
nuestra comprensión de la Virgen: evolución que en cierto modo se puede
llamar en verdad una "crisis". Si Cristo ha de ser el verdadero centro de nuestra
oración, si el domingo debe prevalecer sobre todo otro día, si la clave de nuestra
espiritualidad ha de ser la Palabra revelada, si la celebración litúrgica es
prioritaria respecto a los otros ejercicios de piedad: todo esto ha hecho que para
muchos se haya "relativizado" y cuestionado la forma que habíamos tenido
hasta ahora de honrar a la Virgen María. No ha sido fácil encontrar el equilibrio
entre esos valores primarios y la expresión del amor a la Virgen, que
naturalmente ha de seguir y ha seguido existiendo en la espiritualidad del
pueblo cristiano. Una cierta confusión, y también un examen de conciencia y un
reajuste incluso teológico, han hecho que las formas de devoción mariana hayan
experimentado un momento de cansancio o de paréntesis.

Pero en los últimos anos, debido sobre todo al magisterio de Pablo VI y de Juan

Pablo II, superado en gran parte ese período de "silencio" o de revisión, ha sido
notorio el redescubrimiento de la figura de María para la teología y la
espiritualidad de la Iglesia. Eso sí: con un lenguaje renovado y unas formas más
ajustadas. Por ejemplo con una armonía mucho mayor, al presentar a la Virgen,
en su cercanía al misterio de Cristo, o a la comunidad de la Iglesia, o a los
valores antropológicos más apreciados por el hombre de hoy, superando las
exageraciones y desvíos de los que tan valientemente habla Pablo VI en su
documento. Hay una "vuelta a María", con una teología enriquecida y una
devoción que ha revisado sus formas, pero que no ha disminuido -más bien ha
aumentado- su amor.

LOS CRITERIOS DE APROXIMACION A LA FIGURA DE MARIA
Pablo VI ha señalado los criterios que en la actual comprensión de la Iglesia
deberían ayudar a nuestra nueva visión de la Virgen.

a) La vuelta al Evangelio. La fuente auténtica donde hemos de buscar el retrato
de la Virgen es el Evangelio, y no tanto las etapas intermedias de los siglos
pasados. No es que sea ilegítima la evolución mariana en la historia de la
Iglesia: pero ciertamente el "ropaje" que las varias generaciones y sensibilidades
han añadido a la figura evangélica de Maria no ha sido siempre enriquecedor.
En gran parte la frialdad que algunos últimamente han podido sentir hacia la
devoción mariana se han debido a ese lenguaje heredado de los últimos siglos,
mientras que la figura de María tal como aparece en el N.T. es de tal
reciedumbre y atractivo, también para los cristianos de hoy, que la convierte en
modelo de fe cristiana de perenne actualidad.

Por eso Pablo VI invita a "que en la Biblia se inspiren para su lenguaje las
fórmulas de oración y las composiciones destinadas al canto" (MC 30) y que en
todo momento busquemos "la figura de la Virgen tal como nos es presentada
por el Evangelio" (MC

b) Las actitudes de la fe en María. Otro de los criterios que están dando nuevo
color a la presentación de la Virgen es que no se basa tanto en los privilegios
que la han hecho única en la historia de la salvación, sino en las actitudes vitales
que ella muestra en el Evangelio.
Naturalmente que en María la acción salvadora de Dios y de su Espíritu ha
obrado maravillas que nos llenan de gozo: la Inmaculada Concepción, la
Maternidad virginal, la gloriosa Asunción. Estos privilegios serán siempre
objeto de nuestra admiración y de nuestro culto.
Ella aparece como el fruto privilegiado de la Pascua de Cristo y obra maestra de
la acción del Espíritu.

Pero en la actual sensibilidad, tal como aparece en la "Marialis Cultus", se

tienen muy presentes además aquellos aspectos del retrato de la Virgen que la
hacen más cercana a nosotros y modelo entrañable de nuestra actitud cristiana:
su fe, su disponibilidad para con Dios, su participación activa en el plan
salvador de Dios, su docilidad a la Palabra, su capacidad de oración y de
alabanza, su apertura y solidaridad, su sentido social, su presencia en la
comunidad cristiana, su fortaleza en las dificultades, su fidelidad en el
cumplimiento de la misión encomendada...
Con esta perspectiva María aparece para los cristianos de hoy como el modelo
de las mejores esperanzas y de las más profundas virtudes evangélicas y "les
ofrece el modelo perfecto del discípulo del Señor" (MC 37).

c) Su cercanía a nosotros. Una de las tendencias más características de la nueva
sensibilidad mariana es la de presentar a María, no alejada de nosotros, por su
perfección ideal, sino como una persona que pertenece a nuestra familia, el
miembro más entrañable de la Iglesia, la comunidad de Jesús; no una Virgen
elevada al mundo de las hadas o de los milagros, sino -tal como aparece en el
Evangelio- íntimamente enraizada en la vida diaria, compañera de camino en la
fe de todos los demás creyentes en Cristo; no aislada e inaccesible, sino modelo
de toda la comunidad, hermana y Madre de todos los creyentes.

Como dice K. Raliner, María debe aparecer como la mujer del pueblo, la mujer
pobre, la mujer que aprende, que vive inmersa en la situación histórica y social
y religiosa de su tiempo y de su gente; en definitiva, debe aparecer como una
persona humana y no como un ser divino; como aquella mujer que desde y en el
gris diario de su situación, aceptó para sí y para los demás su misión en la
Historia de la Salvación, con sus actos y sus sufrimientos, aprendiendo a través
de la inseguridad, en fe, esperanza y amor. Precisamente así es ella modelo y
madre de los creyentes" (Razón y Fe, 1975, p. 232).

Algo parecido ha sucedido con las perspectivas más antropológicas en torno a
Cristo en la teología actual: Cristo como el verdadero Hombre, que cumple en sí
mismo y ofrece a todo hombre la plenitud de todos los valores que pueden
desear.

d) Unida a Cristo, al Espíritu y a la comunidad. Son tres criterios que Pablo
VI desarrolla ampliamente (MC 25-28). Junto a la persona de Cristo, centro de
nuestra fe, aparece también, en lugar discreto pero irrenunciable, su Madre.
Junto al protagonismo del Espíritu, cada vez más reconocido en la
espiritualidad actual, aparece la "llena de gracia", la que ha sido modelo de
docilidad el Espíritu. Dentro de la Iglesia, la comunidad de Cristo y del
Espíritu, está Maria, la primera cristiana, su más insigne miembro, su
protectora y madre.

ha dejado que actúe en ella.T. modelo de las mejores virtudes cristianas. sino más bien incluyéndola y resaltando su mejor virtud. siguiendo la "Lumen Gentium" y la "Marialis Cultus". podrían ser las siguientes. como el Verbo y la Palabra de Dios. con toda la intención con que Dios ha querido que estuviera presente en nuestra Historia de Salvación. cuando diga que "bienaventurados más bien los que escuchan la Palabra de Dios y la guardan" (Lc 11. Ella es la antítesis del "no" de Eva. Todos estos criterios. que luego pedirá Cristo a sus discípulos.46).19). indisolublemente unida a Cristo. ante todo. que con su propio cuerpo. ha creído la Palabra de Dios. La primera cristiana. Por eso.. no exaltada hasta la frontera del mito por la exageración del amor. deben ayudamos a comprender nosotros mismos mejor. Pablo VI la presenta como "la Virgen oyente" (MC 17). Elia acogió a Cristo. El evangelio dirá que ella "meditaba todas estas cosas en su corazón" (Lc 2. Su prima Isabel la alabará ante todo "porque ha creído". a) Aparece. así como los textos de la liturgia. no está excluyendo a su Madre.28). porque la fe es su actitud radical de apertura a Dios. llena de su Espíritu. en su capítulo octavo: "La Santísima Virgen María. y por tanto representante de todos los que a lo largo de los siglos habían dicho o dirían "sí" a Dios. . y que seguía a Jesús dentro del grupo de los discípulos (Mt 12. "Hágase en mí según tu Palabra": es la actitud fundamental de la fe. en el misterio de Cristo y de la Iglesia". responsable. miembro de la comunidad eclesial. con una fe personal. Una figura no basada en milagros o apariciones. antes con su fe. como la Virgen creyente. Aparece como la personificación del Israel del A. Las líneas de una catequesis mariana. Ha dicho "sí" a Dios. comprometida. del "resto de Israel". La Virgen abierta a Dios La primera gran dirección en la que María se nos muestra como cumplimiento del Evangelio de Cristo es su relación para con Dios. Madre de Dios. no aislada: sino la figura recia y materna que aparece en el Evangelio. conjugados. y a saber presentar a los demás.Es expresivo el titulo de la "Lumen gentium". el padre de la fe. Nuestra hermana y madre. La más perfecta discípula de Cristo. como Abraham. la figura de María.

oyente. obtiene además una gracia superior: que Jesús. Nuestra devoción a la Virgen María no sólo nos estimula en la línea de la humildad o de la pureza: nos invita a ser sus discípulos en la fe y en la oración.. Como discípulos de María. Así aparece Maria orando en la Iglesia naciente y sigue así en todo tiempo" (MC 18). de humildad.. confirme a sus discípulos en la fe en El. donde prorrumpe en expresiones de alabanza a Dios. "También el último trazo biográfico de María nos la describe en oración. haciendo presente a su Hijo con delicada súplica una necesidad temporal. realizando el primero de sus signos. oración de súplica (la petición de Caná). 1) La Virgen orante. creyente: como María. En la Virgen tiene la Iglesia." (MC 18). el verdadero y único sacerdote - . También en esto es modelo de una comunidad eclesial que ha querido renovar últimamente su vida de oración. su propia vida en la Cruz. Son tres momentos de un retrato evangélico: María que responde a la iniciativa de Dios con su oración..Actualmente también la Iglesia está valorando cada vez más la actitud de la escucha de la Palabra de Dios. personal y comunitaria. su oración. está "aprendiendo" a ser discípula. se convierte también en oración nuestra: oración de alabanza (el Magnificat). en el que confluye la gozosa alegría del viejo y del nuevo Israel. al Padre. oración comunitaria (María con los demás discípulos a la espera del Espíritu). oración contemplativa (María que conserva en su corazón y medita sobre los acontecimientos). volver a aprender su oración de alabanza (sobre todo en la Liturgia de las Horas y en la oración eucarística). Quiere ser comunidad de fe. c) La Virgen oferente. para esta actitud primera del cristianismo. canto de los tiempoÉ mesiánicos. la oración por excelencia de Maria. Ella es la Maestra de la Iglesia orante. Maria aparece en el Evangelio como la mujer orante: la que se dirige a Dios con su alabanza y súplica. de fe y esperanza: todo esto es el cántico del Magnificat. Los apóstoles perseveraban unánimes en la oración. "También aparece como Virgen orante en Caná: allí. Madre de Jesús. Es verdad que Cristo ofrece de una vez por todas el sacrificio salvador.14). juntamente con las mujeres y con María. El es el Mediador. y con sus hermanos (11ch 1. su mejor espejo y modelo. "Así aparece en la visita a Isabel. tanto en la celebración litúrgica como en todo momento de oración y movimiento de espiritualidad.. la que Pablo VI llama "la perfecta discípula de Cristo".

no se encierra en sí misma. Una mujer que con la alegría que debe sentir por haber sido la elegida de Dios. sino también en la oblación vital de su propia existencia diaria. ofreciendo a Dios lo mejor que la humanidad ha sabido dar en toda su historia -la entrega pascual de Jesús. María está junto a la Cruz de su Hijo. es Cristo Jesús el que se ofrece. y que en la alegría de la fiesta se da cuenta del .Pero también en esto la Virgen María. como memorial de ese Sacrificio Pascual de Cristo.y luego. No sólo abierta por la fe al plan salvador de Dios. La que empezó a cumplir su misión con el "hágase en mí según tu Palabra". por su docilidad al Espíritu y por su cercanía con Cristo. ya en su infancia. pero a la vez "la misma Iglesia ha percibido en el corazón de la Virgen que lleva al Niño a Jerusalén para presentarlo al Señor una voluntad de oblación que trascendía el significado ordinario del rito" (MC 20). la Madre. es la que mejor nos puede estimular a unir la Eucaristía y nuestra propia vida en una única ofrenda al Señor. al final. La Virgen abierta a los demás En el Evangelio. tiene que oir ya en esta escena el anuncio sombrío de la espada en labios del anciano Simeón. con la misma voluntad sacrificial que He 10 le afirma desde el momento de la Encarnación y que le llevará hasta la consumación de la cruz. María aparece también como un modelo entrañable de disponibilidad de sentido social y comunitario. su Madre.. cuando hacemos este memorial eucarístico. sino que acude con sentido realista y servicial a cuidar de su prima Isabel en los meses anteriores a su maternidad y que le atiende en el parto. en la vida diaria y también al pie de la Cruz. La comunidad cristiana celebra ahora con renovada participación la Eucaristía. Ella puede ser para nosotros el mejor modelo de una comunidad oferente Y no sólo en la celebración litúrgica. más allá del cumplimiento de las leyes relativas a la oblación del primogénito y de la purificación de la madre.estamos muy cerca tanto de Cristo como de su Madre. Le está unida en su ofrenda sacrificial para la salvación de la humanidad: . aparece unida a su Hijo en las páginas del evangelio. de cari dad fraterna. la que se ofreció a sí misma. Por eso. Que acepta gustosa la invitación a la boda de unos amigos en el pueblo vecino de Caná. sino cercana a sus hermanos. la Iglesia. en actitud de respeto ante el misterio y de solidaridad con su Hijo.. con toda la elocuencia del silencio de una madre."en el episodio de la Presentación de Jesús en el Templo. ha vislumbrado. un misterio de salvación relativo a la historia salvífica" (MC 20). la actitud oferente de la Madre. está al lado de~su Hijo que muere en la Cruz. junto a Jesús. se hace todavía más explícita. . "sufriendo profundamente con su Unigénito y asociándose con ánimo materno a su sacrificio" (LG 28. MC 20).

siempre perseguido. Hermana y Madre. Fuerte ante el dolor y fiel a su vocación La misión que le encomendó Dios no fue nada fácil: ser la Madre del Mesías. porque la elección de Dios no cambió su estado social ni le facilitó los problemas económicos. Sin los milagros y los ángeles que aparecen en los libros apócrifos. Ya Simeón le anunció que una espada de dolor iba a estar presente en su vida y que su Hijo iba a ser signo de contradicción. que refleja a la Virgen no como una mujer alienada y pasiva. Y a la hora de las alabanzas. de pueblo. no replegada en sí misma. Israel. que sigue mostrándose solidaria de nuestras necesidades y está siempre dispuesta a interceder ante su Hijo por nosotros. ya no está. de familia pobre. Y a la vez. a la comunidad cristiana. Jesús. y desbarata los planes de los orgullosos. no se retira ni desaparece para rumiar a solas los acontecimientos. Valiente oración. Una mujer que después de los angustiosos momentos de la muerte de Jesús y de la alegría de su resurrección. Una mujer que en el canto del Magnificat muestra un alto sentido de solidaridad con su pueblo. desde las sospechas de sus vecinos sobre su maternidad hasta las angustias de un nacimiento fuera de toda posada. experta en dolor. resulta María. Modelo de servicialidad. a sus vecinos. a sus familiares. como antes lo estuviera con Jesús. como valor fundamental del evangelio de Cristo. la del Magníficat. recia. Una mujer que experimentó de mil modos el dolor. fiel. sino cercana a la Iglesia naciente. imitadora fiel de su actitud de total entrega por los demás. Ha dejado discretamente el puesto a su Hijo. En las páginas del Evangelio María aparece como modelo de entereza y de fidelidad a esta su vocación. Está allí. en oración con los discípulos. El "sí" que dio al ángel tuvo consecuencias importantes en su vida María se muestra como una mujer sencilla. desde los inconvenientes del destierro hasta el dolor de ver a su Hijo perseguido y llevado a la muerte. la "primera discípula" del Maestro. sino abierta a su pueblo. de nuevo. Para una Iglesia que pone un énfasis clarísimo en la caridad. modelo de todos los que durante los siglos iban a seguir .apuro de los novios porque falta el vino y con delicadeza logra de su HUO el primer milagro. Abierta a la comunidad. La Madre de Jesús se nos presenta en el Evangelio como una mujer fuerte. y alaba a Dios porque libera a los pobres y es vengador de los humildes y oprimidos.

La mejor modelo de oración. Ser fieles a la propia vocación. han dicho "sí" a Dios y quieren vivir el evangelio. En verdad. María. Figura de una Iglesia que quiere ser fiel a la Palabra de Dios y portadora de Cristo al mundo. orante.. La que cumplió la misión que se le encomendaba desde las circunstancias más normales de una vida pobre y sencilla. modelo de la Iglesia madre y virgen. creyente. servicial. La nueva Eva. misionera. La imagen evangélica de María al pie de la Cruz de su Hijo es ciertamente el modelo más entrañable y cercano a las comunidades cristianas de todos los tiempos. dinámica. El prototipo de todos los que en el AT y el NT y en los veinte siglos de fe cristiana. evangelizadora. La Madre fecunda y virginal. dócil al Espíritu. Por eso María. Imagen y garantía del destino de gloria y salvación que Dios nos prepara. La mejor Maestra. es ante todo su primer miembro: salvada por Cristo. Mucho mas sierva que "reina": "he aquí la esclava del Señor. supone muchas veces la experiencia del dolor y de la dificultad. en esta vida. porque miró la humillación de su esclava". y ella supo ser abierta y fiel a Dios. madre de los creyentes. Pero en el evangelio aparece como la mujer de un trabajador. La llena del Espíritu.. La que entendió su vida como servicio a los demás. porque fue la mejor discípula. desde la pobreza y la sencillez de la vida diaria. Y como una creyente a la que tampoco se le ahorró la oscuridad y la duda.. la primera creyente en Cristo. En María es donde mejor se ve cómo Dios ha querido salvar a la humanidad y cómo la humanidad ha sabido responder a la iniciativa de Dios. La primera cristiana Por todo ello Pablo VI la llama con gusto "la primera cristiana". también ella "avanzó en la peregrinación de la fe" (LC 58) Los artistas tienen derecho a pintarla rodeada de estrellas y ángeles.. Dios actuó en ella. en relación a la comunidad eclesial. . pobre y humilde. fruto exquisito de la Pascua y de la acción de su Espíritu. la perfecta discípula de Cristo. La realización más completa de una Iglesia fraterna.a su Hijo desde las dificultades y las contradicciones. Es también modelo y tipo de todo lo que la Iglesia desea ser.

asociada a El. Todos estos aspectos del misterio de María aparecen reflejados en los textos de las fiestas marianas.es Cristo Jesús. también en lo que se refiere . El recuerdo que le dedica la comunidad cristiana no es "paralelo" al de Cristo: el nuevo Calendario ha querido "incluir de manera más orgánica y con más estrecha cohesión la memoria de la Madre dentro del ciclo anñal de los misterios del Hijo" (MC 2). y el signo viviente de la salvación de Dios. el que dijo "aprended de mí". dijo también: "vosotros sois la luz del mundo". El es el Maestro por excelencia. su resumen y realización más perfecta. auxilio. María aparece como el inicio de la Iglesia. espejo de todas las virtudes y encarnó todas las bienaventuranzas evangélicas proclamadas por Cristo" (Pablo VI. 1964). ciertamente no hacemos ningún agravio a la centralidad de Cristo.Al presentar a María como Modelo e Imagen de la Iglesia. que hace de los libros litúrgicos. y con más riqueza todavía en la Liturgia de las Horas. Pero el que dijo "yo soy la Luz". EL RITMO DEL AÑO CRISTIANO EL RECUERDO DE MARIA A LO LARGO DEL AÑO El año del Hijo y el recuerdo de la Madre La Virgen no tiene un ciclo propio dentro del año cristiano. encargó también: "id y enseñad". del Adviento y la Navidad. orante. su Madre. la verdadera "Hija de Sión" la nueva Eva. El protagonista -ahora con más claridad que antes. es ciertamente su Madre. nos ha enseñado a vivir el evangelio. Y si alguien. Según los tiempos y las fiestas. en la clausura de la tercera sesión del Concilio. María. así como también su mejor ayuda. sobre todo del Misal y de la Liturgia de las Horas. abogada y Madre. Y todo ello nos lo ofrece la liturgia con un equilibrio pedagógico. habiendo aprendido de Jesús. respetando la centralidad de Cristo y de su Espíritu. Pero a su lado aparece con frecuencia. madre y virgen. tipo y figura de la comunidad cristiana. en las mismas direcciones y actitudes que aquí hemos destacado: creyente. El Concilio estableció ya muy explícitamente el cristocentrismo como orientación fundamental de todo el culto cristiano. Ella es la memoria viviente de este evangelio salvador de Jesús: "en su vida terrena realizó la perfecta figura del discípulo de Cristo. la mejor escuela de fe y devoción mariana. en las misas votivas y del común. como su mejor prototipo y motivo de imitación y esperanza.

Esta centralidad de Cristo ha quedado más subrayada en la reorganización de los nuevos libros litúrgicos: siempre es Cristo a quien celebramos. resume ambas perspectivas: "la Santísima Virgen María. la Madre del Señor.al culto de la Virgen y los Santos: "en la celebración de este círculo anual de los misterios de Cristo. incluso en las fiestas de la Virgen. Como estuvo indisolublemente unida a Cristo. que ahora se llama "Presentación del Señor". y la del 25 de marzo. estuvo presente y muy cercana en la realización histórica de ese Misterio de Cristo. unida con lazo indisoluble a la obra salvífica de su Hijo" (SC 103). la Iglesia admira y ensalza el fruto más espléndido de la redención y la contempla gozosamente como una purísima imagen de lo que ella misma toda entera. la Virgen María. Va a ser ésta.y luego hasta físicamente -al pie de la Cruz y en Pentecostés. La liturgia celebra y actualiza el misterio de salvación realizado en Cristo Jesús. y es lógico que lo esté también en su celebración. sobre todo. Madre de Dios. en el cambio de nombre y de orientación de dos fiestas que antes se consideraban marianas y ahora son fundamentalmente de Cristo. aunque a la vez se una el recuerdo de la Madre: la del 2 de febrero. en el capítulo octavo dedicado a María. Esta relación de María con la Iglesia aparece con insistencia en los nuevos textos marianos que vamos a analizar. Y es que "en ella (en María). La pedagogía del Calendario Dos direcciones en las que la liturgia contempla y celebra a María: su unión con Cristo y su unión con la Iglesia. su Hijo. Ya el título de la "Lumen Gentium". Las fiestas marianas. ansía y espera ser" (SC 103). Pero María. fiestas de la comunidad eclesial Pero a la vez hay otra dimensión también claramente presente en nuestra memoria festiva de María: su íntima relación con la comunidad eclesial. . Este es el contenido central del año litúrgico y de toda celebración. la santa Iglesia venera con amor especial a la bienaventurada Madre de Dios. precisamente. una dimensión muy destacada en los textos de fiestas como la Inmaculada o la Asunción. también lo estuvo a la comunidad cristiana: primero un poco embrionalmente en la Encamación y Nacimiento del Mesías. La gozosa memoria que los cristianos hacemos de ella sólo se entiende plenamente a la luz de Cristo. Esto se ve. que ha vuelto a tener como nombre "la Anunciación del Señor". en el misterio de Cristo y de la Iglesia".

más que nunca. salvada por El e inicio de la comunidad eclesial. ¿qué mejor fiesta de la Madre que el nacimiento del Hijo? En María se concentra la espera adventual de todo el A. día semanal de recuerdo mariano. al que ciertamente. le dio a luz y lo presentó a los pastores y a los magos. el cántico del Magnificat. El mes de mayo. Aquí. O sea.T. que es bueno seguir señalando con algún canto u oración. Una devoción como la de los "primeros sábados" no puede constituir el tiempo fuerte de la vida espiritual. la preparación del nacimiento de Jesús. está asociada su Madre. sino que ayude a resaltar el tiempo del Adviento. El concilio de Zaragoza (año 656) expresaba ya el color mariano de la Navidad: "quod est festum Matris. El Adviento y la Navidad El "tiempo fuerte" mariano por excelencia de todo el año es ahora el Adviento y la Navidad. el centro debe ser Cristo. De modo especial a partir del día 17 de diciembre se acentúa en la Misa y en la Liturgia de las Horas el recuerdo de la Virgen. sobre todo coincidiendo como sucede con el tiempo fuerte por excelencia de todo el año: el Tiempo Pascual. tampoco puede constituirse en el centro casi exclusivo de la devoción a la Virgen. la que "le esperó con inefable amor de madre" (segundo prefacio de Adviento). nisi Incarnatio Verbi?". Estos días escuchamos los pasajes evangélicos que hablan del matrimonio de Maria con José. La nueva orientación del año cristiano nos quiere "educar" a la justa proporción de nuestras celebraciones. Lo cual es muy lógico: María de Nazaret vivió mejor que nadie la espera del Mesías. como testigo excepcional y como colaboradora admirable en el misterio de la Encarnación y el Nacimiento de . y con más motivos que nadie. encontramos dibujada una entrañable memoria de la Virgen. que va progresivamente aumentando el recuerdo de la Virgen a medida que se acerca a la plenitud de la Navidad.Por eso no nos extraña que. la visita a Isabel. la anunciación del ángel. la Madre del Salvador y la primera cristiana. si el Año litúrgico nos invita a celebrar el misterio de nuestra salvación. La novena de la Inmaculada habrá que orientarla de modo que no distraiga. aunque sea loable distinguirlo con alguna práctica mariana. En ella culmina la historia de Israel y empieza la nueva Iglesia. no puede restar importancia al domingo. El sábado. y la acogida gozosa del Mesías por los creyentes del N. respetando siempre la incuestionable centralidad de Cristo. también nos ponga delante con frecuencia este recuerdo de la Virgen María.T. el día del Señor.

la Encarnación del Mesías. ella. como "sede de la sabiduría" que lo ofrece a la adoración de los pastores y los magos. tendríamos que ordenar a esta primacía otras expresiones de nuestro recuerdo mariano. Luego. Las lecturas bíblicas de la Misa en los tres ciclos componen una visión teológica de la fe mariana en la mejor línea de la historia de la salvación. la Virgen María. porque por vez primera un domingo comparte el recuerdo de Cristo con el de un Santo. trasladada aquí desde su antigua fecha del 11 de octubre. Mesías y Cabeza de la nueva humanidad.vaya siendo asimilada por el pueblo cristiano esta prioridad del Adviento y Navidad como el tiempo . vemos el "comienzo e imagen de la Iglesia. aparece la famosa expresión de "Madre de la Iglesia". la Madre. y la solemnidad de Santa María Madre de Dios. el tiempo de Navidad celebra la progresiva manifestación de Cristo como Salvador. Su figura aparece estos días con insistencia: como madre que da a luz a Cristo. puede considerarse en su lugar en el tiempo de Adviento. durante el Adviento y la Navidad. ciertamente se encuentra mucho mejor ambientada en el clima de Navidad y se ha convertido en la fiesta mariana más importante del año. Así. se subrayan las dos direcciones esenciales del misterio de María: Cristo y la comunidad eclesial. En María. como esposa y ama de casa en la fiesta de la Sagrada Familia. como el mes de mayo. de manera que progresivamente -y sin negar la validez de otros tiempos. su Hijo. También la Inmaculada. y por primera vez en un texto litúrgico romano. con los anuncios proféticos por una parte. Si el Adviento y la Navidad son "el tiempo particularmente apto para el culto a la Madre del Señor" (MC 4). el 8 de diciembre. Cristo Jesús. sin mancha ni arruga" (MC 3). por tanto. llena de juventud y de limpia hermosura" (prefacio de la fiesta). y en medio las reflexiones de Pablo o de la carta a los Hebreos sobre el misterio central. su realización en el evangelio.Cristo Jesús. es nuestro hermano. pero a la vez la comunidad cristiana celebra gozosamente la maternidad de María. liberada de todo pecado. Llama la atención sobre todo el domingo IV de Adviento. si se entiende bien. También aquí el misterio principal es el de Jesús. desde el 25 de diciembre. Este día celebramos lo que Pablo VI llama "la preparación radical" de María: preparación que puede considerarse también símbolo de toda la Iglesia: celebramos "el feliz exordio de la Iglesia. Dos fiestas marianas se incluyen en el calendario del Adviento y la Navidad: la Inmaculada Concepción. En la poscomunión del 1 de enero. Esta última. el 1 de enero. lo es en cierto modo tanto de Jesús como de la Iglesia. hermosa. Esposa de Cristo.

La Cuaresma y la Pascua La Cuaresma y la Pascua tienen en la actual liturgia muy poco color mariano. Y sin embargo ella compartió al pie de la Cruz la entrega de su Hijo. en un reciente documento sobre la devoción a la Virgen. se sentirán animados a tomarla como modelo y a prepararse. sino también de su hora pascual y del envío del Espíritu a su comunidad. virginal. en concreto. vigilantes en la oración y jubilosos en la alabanza. uno piensa que nos hubiera ayudado a comprender y celebrar mejor la Pascua de Cristo un recuerdo discreto de su Madre. el culto a la Virgen de su necesario punto de referencia: Cristo" (MC 4). es un himno que bien podría afirmarse que resume todo el espíritu de la Pascua: el Dios poderoso que hace obras grandes y exalta a los humildes. salvífica de Aquella cuya virginidad intacta dio a este mundo un Salvador" (MC 5). con la escena del testamento de Cristo en la Cruz -"he ahí a tu madre. como sucede en algunas formas de piedad popular. También en la Cincuentena pascual se centra la atención totalmente en el misterio de Cristo.mariano por excelencia. Ella no sólo fue testigo de la Encamación del Mesías. En Cuaresma apenas se hace alguna alusión a la Virgen en las preces de la Liturgia de las Horas.. Desde luego. para salir al encuentro del Salvador que viene" (MC 4). hagan una petición oficial para que de un modo discreto y sabio se . En la Navidad celebrarán "una prolongada memoria de la maternidad divina. El Viernes Santo. En el Adviento "los fieles que viven con la Liturgia el espíritu del tiempo. recibirán acentos muy especiales en este tiempo. pidiendo su protección para los afligidos y los pecadores (viernes y sábado de ceniza).. Apenas algún detalle: la antífona "Regina coeli" después de Completas y algunas lecturas patrísticas en el Oficio de Lecturas. El Magnificat. sólo la lectura de la Pasión de san Juan. es la Madre del Resucitado y acompañó a la comunidad eclesial en la espera pentecostal del Espíritu. Es de agradecer que los Servitas. he ahí a tu hijo"-. el recuerdo diario de María en la Plegaria Eucarística y en el Magnificat de Visperas. Lo cual ayudará también a conseguir "un feliz equilibrio cultual. ¿No es extraño que la liturgia se muestre tan remisa en su recuerdo durante este tiempo de Cuaresma y Pascua? Sin caer en ningún exceso y sin distraer la absoluta centralidad del Misterio Pascual de Cristo y su Espíritu. que puede ser tomado como norma para impedir todo aquello que tiende a separar. nos permite nombrar a la Virgen en este día tan señalado. también en esto modelo y prototipo de nuestra participación en la Pascua. al considerar el inefable amor con que la Virgen esperó al Hijo.

que contiene la memoria más céntrica que hacemos de la Virgen. más unida que nadie a Cristo. desarrollan a lo largo del año una completa teología mariana. Ella es un modelo entrañable de las actitudes "eucarísticas" cristianas: . como el de la misma Virgen María: ella es el primer fruto de la Pascua y la primera agraciada del Don del Espíritu.pero sobre todo en la Plegaria Eucarística.. del común de la Virgen o de las varias fiestas. . la discípula de Jesús.en el acto penitencial. hay toda una serie de prefacios. y otras en la parte final de las intercesiones. a veces se la recuerda por su intervención en la Encamación de Cristo (en varios prefacios).. naturalmente. la que ha participado ya gloriosamente. la que con los apóstoles y discípulos recibió la plenitud del Espíritu. cuando lo hay: "se encamó por obra del Espíritu Santo y nació de María la Virgen". es significativo. con conciencia de comunión eclesial y con sentido escatológico de marcha hacia la realización plena: "para que gocemos de tu heredad junto con tus elegidos: con María. ella estaría muy cerca de la comunidad cristiana que celebra la Eucaristía. que. La que estuvo al pie de la Cruz. . la que creyó.es la que mejor escuchó la Palabra de Dios.en el Credo. Pero aunque no nombráramos explícitamente a la Virgen. En la Misa la recordamos de diversas maneras: . y lo mismo en Pascua y en la celebración de Pentecostés. cuando se elige la fórmula del "Confiteor"." (tercera Plegaria).. El recuerdo diario de María En nuestra actual liturgia tenernos diariamente un recuerdo de la Virgen tanto en la Eucaristía como en la Liturgia de las Horas. Esta aproximación nos ayudaría a comprender mejor tanto el misterio de la Pascua. en su Asunción. de acción de gracias y . junto con el Leccionario y las oraciones de las distintas Misas. Además. la que "conservaba y meditaba" todo en su corazón. de la Pascua de su Hijo: ciertamente puede ser recordada con gozo por la Iglesia al celebrar la Pascua de Cristo. . siempre Virgen".la que nos dio admirable ejemplo de "eucaristía". a la vez que su proyección espiritual a nuestras vidas. en donde ella aparece en primera línea con los ángeles y los santos: "por eso ruego a santa María.recuerde explícitamente en la liturgia del Triduo Pascual un elemento que le es intrínseco: la participación de la Madre en la Pasión de su Hijo. cuando la comunidad hace memoria de los Santos. El que en el corazón de la Eucaristía la Iglesia haga mención de la Virgen diariamente.. la Virgen Madre de Dios. o sea.

la que nos enseñó una actitud íntima de "oferente". Además. "Sub tuum praesidium". cuando celebramos bien la Eucaristía. se subraya sobre todo la intercesión de María. La liturgia cristiana. El común y las misas votivas de la Virgen Además del recuerdo diario y de las fiestas y tiempos litúrgicos del año. asociada a su Hijo en los momentos culminantes de su Misterio Pascual. . finalmente.y es. tanto el día en que presentaba a su Hijo en el Templo. responsorios. poco creativas en relación a las direcciones que ahora aprecia más la sensibilidad eclesial. cuyo memorial es la Eucaristía. . antífonas. hace memoria diaria de la Virgen en algunos de sus momentos más significativos. estamos imitando plenamente las mejores virtudes de la Virgen María. la relación multiforme de María con Cristo y con . Se mueven. En estos textos.la que estuvo al pie de la Cruz. hay las conocidas antífonas marianas: la Salve. También en la Liturgia de las Horas.bendición a Dios. la que nos da ejemplo de presencia en la reunión de la comunidad: cuando los discípulos estaban en oración. Grández dedica un comentario en otras páginas de este mismo Dossier. Difícilmente podemos elevar a Dios mejor alabanza que esta. "Ave Regina caelorum". que no parecen tan ricos como los del Adviento o los de las fiestas marianas. algunos con doble colecta alternativa. a las que R. salmos. En cuanto a la Liturgia de las Horas el conjunto es más rico. esperando el Espíritu. pues. como con su presencia junto a El cuando moría. en unas claves muy generales. preces. sin exageraciones. los formularios para el Común de la Virgen María nos ofrecen un buen modo de expresar orando nuestra fe en ella. su maternidad y virginidad y la imitación de sus virtudes. oraciones. hay un elemento diario mariano muy significativo: la Iglesia ha querido proclamar en Vísperas la poética oración que el Evangelio pone en labios de María. Aquí sí aparecen con riqueza las alegorías bíblicas. "Regina coeli". en su Magníficat. al final de Completas. el "Alma Redemptoris Mater". el Magnificat. Para la Eucaristía ofrece el Misal Romano siete formularios completos. por lo general. tales como la relación prototípica de María con relación a la Iglesia. En verdad. lecturas bíblicas y patrísticas. porque en verdad tiene más géneros literarios de expresión: himnos. pero con un puesto de honor para la que considera el miembro más insigne de nuestra familia. aparte de algunas preces esparcidas a lo largo del año.

FARNES Hacer unas reflexiones sobre el significado exacto que tiene. Nada nos dicen de tal práctica los antiguos sacramentarios y leccionarios romanos. LA MEMORIA SEMANAL DE SANTA MARIA EN EL SABADO P. es el prefacio el que.por lo menos hay un hecho innegable: a partir de este tiempo cada vez son más los Sacramentarios que presentan misas de Santa María para los sábados.el Espíritu.. con un lenguaje teológicamente denso pero con la suficiente calidad poética. Alcuino (+804). En la Iglesia latina parece que esta costumbre se remonta al siglo VIII. entre las misas votivas que compone para el célebre Suplemento del Sacramentario Gregoriano. y las mejores páginas de la devoción mariana en las obras de los Santos Padres. que hablan de Maria como Madre de la Iglesia ya desde la escena del Calvario. Si la lectura de estas páginas consigue que las comunidades logren aquel doble equilibrio que consiste en no olvidar por lo menos sistemáticamente. que tanta resonancia tuvo en las costumbres litúrgicas del Medioevo. Además de sus oraciones. En efecto. Un "lugar mariano" particularmente interesante es la misa votiva de María Madre de la Iglesia. debería hacer notar su influjo en que rápidamente se extendiera la costumbre de recordar a la Virgen en el último día de cada semana. la Iglesia bizantina desconoce aún hoy esta práctica. Pero pronto vino a sumarse otro hecho que sin duda influyó mucho más que el de la misa sabatina en dar al sábado un carácter mariano: se trata de la nueva práctica que progresivamente aparece y se extiende por todas partes y que consiste en añadir cada sábado al Oficio divino del día otro pequeño Oficio en . que debe tener la memoria de Santa María en el sábado pensamos que puede ser útil para situar. Haciendo un poco de historia Empecemos diciendo que la costumbre de tributar un recuerdo especial a María en los sábados ni es primitiva ni universal. dicha memoria tanto en el conjunto general de las celebraciones del año litúrgico como en particular en la amplia serie de celebraciones que en honor de María presenta el Calendario. con la mayor objetividad posible. presenta ya dos de ellas en honor de María para usarlas en los sábados.esta memoria ni hacer de cada sábado una "fiesta de María" nos daremos por muy satisfechos. su cercanía modélica para la comunidad cristiana. más profundiza en la relación de María con la comunidad eclesial. Y por lo que respecta al Oriente. el célebre reorganizador de la liturgia romana en tiempos de Carlomagno. que apareció por primera vez en el Misal en su edición de 1975. No puede dudarse que este popular Suplemento.

A partir de los ss. De oficio parvo añadió a la salmodia del día pasó a ser un Oficio que podía suplir el Oficio del día en todos aquellos sábados que quedaran libres de otras celebraciones más importantes. que significa reposo. Y es precisamente con este carácter con el que se ha conservado hasta nuestros días y como lo admite la nueva Liturgia de las Horas actualmente en uso. Más adelante Durando (+1296) y el beato Santiago de Vorágine (+1298) ven la motivación de esta costumbre en el hecho de que en el sábado que siguió a la muerte del Señor María fue la única que perseveró creyendo en la divinidad de su Hijo. Como hemos visto ya más arriba esta costumbre no es primitiva. Por qué el sábado para recordar a María Resulta difícil saber cuál fue la motivación que indujo en la Edad Media a escoger precisamente el sábado para el culto mariano. Por ello las referencias a María en los textos litúrgicos del sábado son mucho más periféricas que las referencias a la pasión en los viernes o al triunfo pascual en los domingos. XI y XII nos encontramos ya con el deseo de buscar razones y proponer motivaciones para justificar la dedicación del sábado a María. XVI san Pío V mandó suprimir del Breviario tridentino todos los Oficios de devoción que como excrecencias habían llegado a desfigurar la propia naturaleza de la oración de las horas. en el caso del sábado tenemos únicamente un hecho "devocional". porque cuando la Sabiduría a Dios vino al mundo reposó en María como en un lecho sacratísimo". Decimos que este hecho influyó definitivamente en consolidar el sábado como día mariano sobre todo porque cuando en el S. san Pedro Damiano (+~1O72) afirma que "se dedica a María el sábado. Buscando una espiritualidad para esta memoria de María Sea lo que fuere de las razones que motivaron la costumbre de dedicar los sábados a la Virgen y de las posteriores justificaciones que más tarde se buscaron para explicar o razonar dicha práctica. Así el antiguo Oficio parvo de los sábados.honor de Maria. un nuevo carácter. hay que admitir que el hecho . Bajo este aspecto hay que subrayar que es muy distinta la relación que media entre el viernes y la muerte del Señor o entre el domingo y su resurrección que la que se da entre el sábado y María: en los primeros casos nos encontramos con motivaciones "sacramentales" que arrancan de la misma Tradición. tomó definitiva carta de ciudadanía en la liturgia romana. adquiriendo. únicamente se salvó de la supresión decretada el oficio de los sábados en honor de María. es verdad. por otra parte el nexo que se da entre María y el sábado es totalmente extrínseco: se ha escogido el sábado como hubiera podido preferirse cualquier otro día de la semana (los bizantinos aún hoy consagran a María el miércoles). Así.

con un ponerse al final de las tareas semanales en actitud de reposo cabe a aquella que es nuestra madre. cada semana. entonces cabe decir que un sábado en el que se recuerda a María introduce bien y significativa-mente el domingo: como María fue la Aurora que precedió al Sol de justicia y el Tabernáculo preparado para servir de templo al HIJO de Dios hecho hombre. el gran día del Señor. de que hagamos un esfuerzo para encontrar su debido significado y lograr que su espiritualidad enriquezca las comunidades que celebran esta memoria. en primer lugar. Si a este hecho añadimos que el sábado ha sido dedicado al recuerdo de María ya desde la Edad Media. que. particularmente evocativa la oración conclusiva de Nona en los sábados del tiempo ordinario: cuando el domingo está ya a las puertas y se aproxima la hora en que. Si miramos el sábado en la perspectiva del día festivo que sigue.tiene ya una cierta importancia: este proceder común significa mejor que una práctica particular de sólo unos fieles la naturaleza del culto litúrgico que es acción común de la Iglesia como tal. la fiesta primordial de los cristianos.mismo de consagrar periódicamente cada semana un día al recuerdo de la Madre de Dios es algo válido ya en sí mismo. De la misma forma que es signo de piedad entrañable terminar diariamente la Liturgia de las Horas con un canto a María después de Completas. después de. Digamos. que se hizo presente en el mundo encarnándose en María. Bajo este aspecto concreto del sábado como introducción del domingo cristiano es. el simple hecho de que el día dedicado a la veneración de María sea un día común a toda la familia cristiana -o por lo menos a una parte importante de la misma. prepara. haberte . la Iglesia se despide del sábado pidiendo en la última oración de este día que "por intercesión de la santísima Virgen María. por tanto. así lo es también el terminar los trabajos de cada semana con un recuerdo de María. la madre de toda la Iglesia. a nuestro juicio. independientemente del día concreto que se elija y merecedor. así el sábado. se hará nuevamente presente en cada una de las asambleas cristianas congregadas a través del mundo entero apenas termine el sábado. va a empezar el domingo. silo vemos como preludio e introducción del domingo. con las I Vísperas y las misas dominicales de los sábados al atardecer. consagrado a María. bíblicas y patrísticas que las últimas generaciones. Terminar la semana recordando a María en el sábado puede tener también matices evocativos para la espiritualidad de nuestro tiempo más' sensible a las categorías litúrgicas. en esta celebración de los sábados tenemos un nuevo medio de expresar la comunión eclesial: en la veneración a María nos unimos no sólo los fieles de la actual Iglesia peregrina sino que nos sentimos una misma familia con aquellos otros cristianos que nos precedieron y que como nosotros y con nosotros han formado la única Iglesia de Jesucristo. día en que el mismo HIJO de Dios. la llegada del domingo.

Sentado. en cambio. de que en su interior se inserta un "recuerdo" -eso es exactamente lo que significa "memoria".del santo (o en nuestro caso de la Virgen). el principio básico de que en las memorias los elementos fundamentales (lecturas y salmodia) corresponden a la feria y que de la memoria se hace únicamente un recuerdo (oración de la misa. naturalmente.. En las memorias. durante la semana que ahora concluye con Nona) podamos presentarnos a ti (nuevamente glosaríamos: en el último y definitivo "Día del Señor" del que el domingo que va a empezar es figura y comienzo) sin temor alguno". eso sí. con las características propias de una memoria y no desfigurar su naturaleza dándole aires de fiesta. La memoria de Santa María en el sábado y las solemnidades y fiestas de la Virgen Más arriba hemos aludido ya al doble escollo en el que puede caerse con referencia a la memoria de Santa María en el sábado: el de olvidarla sistemáticamente como sino existiera y el de convertir prácticamente cada sábado en una especie de "fiesta de María". por tanto. Intentemos esclarecer un poco este problema. preparando la llegada del domingo. evocación que posiblemente resultará más sugerente para la espiritualidad de nuestro tiempo. El nuevo Calendario romano ha introducido la categoría de memoria como tal. si cabe la expresión. la más memoria de todas las memorias. Y ello. En ella todo va en torno al objeto de la misma: lecturas. lo aplican también a la memoria de Santa Maria en el sábado que es.servido durante toda nuestra vida (y especialmente. Lo primero en lo que hay que insistir al respecto es que la memoria de Santa María en el sábado no es una fiesta sino una conmemoración. Hay que celebrarla. evoca el papel de la Virgen preparando la venida de Cristo y es una nueva motivación que puede añadirse a las razones medievales. como celebración distinta de las fiestas. Así el sábado. Aún diríamos más: el hecho de que la memoria de Santa María se repita periódicamente casi todas las semanas aleja si cabe más la memoria de Santa María de lo que son las fiestas que por su propia naturaleza son anuales. del oficio de . pero siempre eran "fiestas". He aquí un punto en el que hay que insistir. oraciones y cantos. Pero para muchos esta distinción ha pasado desapercibida y continúan celebrando las memorias como si se tratara de fiestas menos importantes. glosaríamos. la tela de fondo es muy otra: se trata de la celebración ferial tal como se tiene habitualmente todos los días con la particularidad. La fiesta es el día consagrado a celebrar un determinado santo o un misterio concreto. Antes de la actual reforma litúrgica las fiestas podían tener mayor o menor categoría. en las fiestas todo hace referencia explícita al objeto de la misma. pues. "día de María". "Día del Señor". himnos y antífonas e incluso algunas veces el mismo prefacio de la misa y la salmodia del oficio.

la sensibilidad litúrgica y lo que yo llamaría "equilibrio celebrativo". después de haber tratado de cada una de las solemnidades y fiestas de María. Marialis cultus. En este supuesto -que desgraciadamente vemos convertido en norma en más de una comunidad- no sólo queda desvirtuado el dinamismo del año litúrgico en general sino que incluso queda perjudicado el mismo culto litúrgico de María. al referirse a la memoria de Santa María en el sábado dice el Papa explícitamente que esta memoria es una manera "discreta y flexible" de recordar a María. Discreta porque sin perturbar el curso habitual de las celebraciones feriales incorpora el recuerdo de María en la celebración. preces. olvidando esta discreción y flexibilidad de la que habla la Marialis cultus. Teniendo claro este principio algunas veces se podrá tomar de la memoria un determinado elemento secundario. flexible. pero habitualmente nunca todos ellos deben ser de la memoria. cada sábado. pues cuando lleguen las grandes solemnidades de la Virgen éstas perderán gran parte de su relieve pues la mayoría de los textos litúrgicos usados "sonaran" como piezas ya muy conocidas por la celebración de cada sábado. Los elementos libres deben escogerse. Algunas sugerencias concretas para una equilibrada celebración de la memoria de Santa María en el sábado a) En la misa podemos distinguir como tres bloques: el de la liturgia de la Palabra. los ritos introductorios.lectura. La . se usara el conjunto de todos los elementos libres de la Virgen tomando del común los cantos. Con referencia a estos elementos más secundarios las actuales normas litúrgicas ofrecen una innegable libertad que admite gran variedad de posibilidades. Es sin duda en este contexto de mesura y equilibrio en el que se pronuncia la Exhortación Apostólica de Pablo VI.) que precisamente por su menor importancia pueden ser o bien de la feria o bien de la memoria. Si por el contrario. pues. las lecturas breves. de Laudes y de Vísperas. de manera funcional. color de los ornamentos. pues en este caso la memoria parecería una "pequeña fiesta" en honor de María. Aquí entra. cabe aún determinar en concreto de dónde se van a tomar los otros elementos más periféricos (cantos. etc. lecturas breves. entonces la memoria de los sábados quedaría convertida en una pequeña "fiesta de María" y perdería con ello su naturaleza propia de "memoria". himnos. otras otro. los himnos. porque en esta celebración se pueden introducir algunas veces unos elementos en honor de la Virgen. Pero de esta libertad debe usarse equilibradamente de tal forma que el conjunto de la celebración no presente un ambiente festivo sino que tenga un auténtico "aire ferial". el de la liturgia eucarística y. evidentemente. etc. otras otros. en la memoria de Santa Maria en sábado no entra ya la oración de Vísperas porque éstas son del domingo). sin desnaturalizar el carácter propio de lo que es una memoria. finalmente.. las preces.

las perícopas del Oficio de lectura y el conjunto de los demás elementos que son más bien ambientales. no se admite ningún texto que corresponda a la memoria. en esta parte cabe sólo alguna alusión -sin marcar demasiado las tintas. silos seis feriales que presenta al misal se usan sucesivamente en cada uno de los días de la semana. colocará. una celebración consistente en sí misma (por ello las plegarias eucarísticas son casi invariables). pues. habitualmente se usa sólo de la Virgen la primera oración y para las otras dos se recurre a los 34 formularios feriales. la asamblea celebrante bajo la protección de María. la variedad de las oraciones será entonces realmente abundante. el que corresponde precisamente a los sábados. un cierto tono mariano al conjunto de la celebración. el canto de c6munión y la oración después de la comunión. Cuando toda la celebración va en torno a un único tema (solemnidades y fiestas) resulta más natural que en la parte eucarística haya también alguna alusión al mismo. con todo creemos mejor que estos elementos sean habitualmente de la feria. las posibilidades son muy numerosas .liturgia de la Palabra toda ella es necesariamente ferial y ni siquiera "jurídicamente" cabe la posibilidad de incorporar en ella ningún formulario de la memoria. ya de por sí. el VI (incorporado también a la plegaria eucarística II). Pero éste no es el caso de las memorias. precisamente para esta parte el Común de la Virgen ofrece hasta seis oraciones distintas (para las otras oraciones sólo hay tres). en el tercer bloque.a lo que se ha proclamado en la liturgia de la Palabra. b) En la Liturgia de las Horas las posibilidades son mucho más numerosas y. si. La liturgia eucarística sí que admite la inclusión de algunos elementos de la memoria. De hecho la Eucaristía es. En el salterio y en las perícopas bíblicas del Oficio de lectura. por decirlo así. El binomio "canto de entrada- colecta" dará. Distingamos también aquí como tres bloques: el salterio. El tercer bloque -el rito de entrada. tiene ya una bonita y discreta alusión a María: "hecho hombre por obra del Espíritu Santo y nacido de María la Virgen". por el contrario. como el prefacio. Además. aunque pueda tomarse de la memoria de Santa María tanto la oración sobre las ofrendas. que son los elementos principales. Del bloque eucarístico. pues. consiguientemente. Con referencia al prefacio en concreto. de por si. pero hay que decir que esta incorporación es muy delicada. el equilibrio más difícil. En todo caso nunca el conjunto de todos estos elementos es conveniente tomarlo del común de la Virgen.es el que más posibilidades ofrece para hacer en los sábados una memoria" de María. Con ello tendremos exactamente una celebración ferial con un recuerdo (memoria) de la Virgen.

En lugar de los himnos marianos podría tomarse del común. fiestas locales de Maria. El problema de la lectura patrística mariana no se soluciona tampoco tomando lecturas marianas de otros lugares: es cierto que la “Institutio" es bastante abierta a admitir otras lectura patrísticas además de las que figuran en la Liturgia de las Horas. cabe pues. Algunas veces se podría añadir también uno de los himnos. b) porque las preces feriales de los sábados son mucho más oración de la mañana -y Laudes es fundamentalmente la oración de la mañana. en otras semanas. si ya se usan cada sábado. Lo que menos recomendaríamos es el uso de las preces de Laudes y ello por dos razones: a) porque su texto se usa ya en las grandes solemnidades y es mejor que estos formularios suenen como "nuevos" en los días más importantes. las preces feriales de Laudes. las lecturas feriales de los sábados? ¿No es un empobrecimiento suprimir sistemáticamente todas estas lecturas? Por todo ello más bien aconsejaríamos usar muy pocas veces de esta posibilidad. la antífona del cántico evangélico. Y hay aún un segundo aspecto: ¿no es lástima omitir. en concreto pensamos que lo más adecuado es recurrir habitualmente al Común de la Virgen sólo para la oración conclusiva de Laudes. Precisamente por esta abundancia de posibilidades. etc. con mayor razón aún que en el caso de la misa.) En es-tos días muchos de los formularios -aunque el libro los repita- pertenecen al común y. gr. Además -y ello es un aspecto muy importante.) Digamos finalmente que este proceder desvirtuaría también algunos de los formularios que se usan en las grandes solemnidades (v. a manera de salutación a María. en las grandes solemnidades marianas "sonarán" a textos muy oídos. la lectura breve y el responsorio de Laudes. Además estas preces feriales de los sábados en las semanas I y III ya aluden de manera suficiente a María y lo hacen con fórmulas distintas a las del Común que se usa en las fiestas. preguntarse hasta qué punto una repetición frecuente de estas mismas lecturas cumple bien la misión de alimentar la plegaria dando ideas nuevas. En el Oficio. gr. Queda aún la posibilidad de la lectura patrística.que las del Común de la Virgen. podría ser sugerente cantar. recurrir cada sábado al Común de la Virgen para el conjunto de estos elementos libres daría a la memoria el impropio carácter de "fiesta de la Virgen". En la Liturgia de las Horas hay sólo un conjunto de 12 lecturas marianas posibles para los sábados. Inmaculada. Asunción. en otros sábados. etc.porque los mismos elementos de este grupo son muy variados. unas veces el del Oficio de lectura. con frecuencia por lo menos.suprimiría totalmente el uso de algunos formularios feriales que sólo se usan los sábados (v. todas las lecturas patrísticas del año que corresponden a los sábados del tiempo ordinario. omitidos los elementos antes citados. pues. otras el de Laudes (no ambos simultáneamente). En cuanto a la misma se impone también una gran discreción. Pero estas posibilidades tienen unos límites impuestos más por la misma naturaleza y finalidad de la .

De la misma forma que el domingo. Antes de incorporar no importa qué lectura -corno se hace a veces. parecería que el color de los ornamentos debería ser -o por lo menos podría ser el verde. en cierta manera la celebración de los sábados es una celebración votiva. Aunque el misal establezca el blanco para las fiestas y memorias de María. a estas observaciones podría aún añadirse el elenco de amplias posibilidades que. tiene diversas categorías de recuerdo mariano (MC 2-9): . pausadamente. 250 del mismo documento.y más memoria. No cualquier texto puede incorporarse a la celebración eclesial hay textos muy bonitos. tres (o cuatro) "fiestas": * la Presentación de Jesús en el Templo * la Natividad de María * la Visitación * en España. hay cuatro "solemnidades": * la Inmaculada Concepción de María * la Maternidad divina * la Anunciación del Señor * la Asunción . no el blanco.el color ferial (IGMR 310). c) Terminemos haciendo una última sugerencia a un detalle de esta memoria ciertamente secundario. que las restantes del calendario pues se repite cada semana. a cada participante. pero que sólo caben en la oración personal.a la Liturgia de las Horas habría que leer. Si es verdad que la memoria de Santa María en el sábado es sólo memoria es decir recuerdo. muy ambiental: el color de las vestiduras. Nuestra Señora del Pilar . ofrece el n. lo que se dice en los nn. a pesar de ser fiesta del Señor. ALDAZABAL El Calendario de fiestas de la Virgen. en el tiempo ordinario tiene el color verde. muy sugerentes. así la memoria de su Madre es más lógico que conserve también este último color ferial. LAS FIESTAS DE LA VIRGEN MARIA J. si es cierto que lo principal de los sábados es el fondo ferial más que el "recuerdo mariano". que recorre el Año Litúrgico acompañando a la celebración del Misterio de Cristo. si cabe. Pensamos que este proceder es legítimo y más equilibrado. y para estas celebraciones votivas puede usarse es recomendable que se use. pero muy visible. 161-162 (qué lecturas pueden usarse) y 163 (cuál es la finalidad que persigue esta lectura).lectura patrística que por las meras normas.

Una semana después del Nacimiento de Cristo.-y "memorias": * la Virgen de los Dolores * la Virgen de Lourdes * la Virgen del Carmen * la dedicación de la Basílica de Sta. En la oración sobre las ofrendas decimos que en cierto sentido estamos celebrando el inicio de nuestra historia: "nos llena de gozo celebrar el . El evangelio (el mismo que el de la Misa de la aurora de Navidad) nos presenta a la feliz Madre contemplando el misterio de su Hijo (Lc 2). o sea. origen y razón de ser de todo el misterio de María y de nuestra veneración hacia ella. y no el 11 de octubre. resaltan ante todo la relación de María con su Hijo: "mirad. "tú que hiciste a María tu Madre llena de gracia" (preces de Vísperas). María nos ha engendrado al Salvador". Las lecturas bíblicas de la Eucaristía insisten en este aspecto: Cristo es el "nacido de una mujer" (Ga 4). La atención se centra en la maternidad divina. "la Madre ha dado a luz al Rey" (antífonas de Laudes). tanto de la Misa como de la Liturgia de las Horas. como antes. Pero a la vez tiene mucho que ver la fiesta de María con la Iglesia. Es una fiesta que nos lleva a "celebrar la parte que tuvo María en el misterio de la salvación y a exaltar la singular dignidad de que goza la Madre Santa. por la que merecimos recibir el Autor de la vida" (MC 5). con todos nosotros. María * la Presentación de Maria en el Templo * la Virgen del Rosario * el Inmaculado Corazón de María * Santa Maria Reina . El año empieza bien. El invitatorio del Oficio de Lectura resume admirablemente la alegría por la fiesta de la Madre y su relación esencial con el Hijo: "celebremos la Maternidad de la Virgen María: adoremos a su Hijo Jesucristo. 1 de enero: SANTA MARIA.además de las que puedan tener las diversas familias religiosas o poblaciones o diócesis. el Señor". celebramos la fiesta de la Madre. Los textos del día. MADRE DE DIOS Solemnidad Es la fiesta mariana más antigua en el calendario romano (siglos VI-VII) y ahora se halla muy bien situada en el ambiente de la Navidad. Toda la grandeza de María está en su condición de Madre del Señor: "tú que diste a María el gozo de la maternidad".

"encuentro". El Hijo de esa Madre que es María. La lectura bíblica del Oficio de Lecturas (Hb 2) presenta a Cristo como semejante en todo a nosotros. "alégrate. Por eso. resulta que es el "príncipe de la paz" (preces de Laudes). una memoria conjunta del Hijo y de la Madre. pero que en este día se dicen de la Virgen María: "regocíjate. Pablo VI. lectura) de que el Señor hará su entrada en el Templo y es revelado al anciano Simeón como el Mesías y luz de las naciones (evangelio). donde culminará el misterio de su muerte y resurrección. Así se realiza el anuncio de Malaquías (1. 5). cumpliendo así sus padres la ley' de llevar a su hijo primogénito y ofrecerlo a Dios. Lo que estamos celebrando no es un hecho aislado que llena de alegría a la Madre. Hija de Sión" (So 3). y por primera vez en un texto litúrgico romano. "Es la celebración de un misterio que realizó Cristo y al que la Virgen estuvo íntimamente unida como la Madre del Siervo de Yahvé. aparecen las famosas exclamaciones proféticas que se refieren a Israel y ahora se cumplen en la Iglesia. Hija de Sión" (Za 9). en la MC (n. ejerciendo un deber propio del antiguo Israel y presentándose a la vez como modelo del nuevo Pueblo de Dios.comienzo de nuestra salvación". en la poscomunión de este día aparece la expresión "Madre de la Iglesia". que ya es veladamente anunciado en el . Por eso también. porque se la considera fiesta del Señor. Cristo es nuestro hermano: "tú has querido nacer de la Virgen María para ser nuestro hermano" (preces Vísperas). A los cuarenta días de la Navidad celebramos cómo Jesús es llevado al Templo. y no exclusivamente mariana. sino que tiene mucho que ver con la comunidad que luego se va a formar en tomo a ese Jesús que nace como Mesías. La Maternidad de María es el inicio de todo un proceso de salvación que tiene en la Iglesia su plenitud y su cumplimiento: "por la maternidad virginal de María entregaste a los hombres los bienes de la salvación" (oración colecta).. constantemente probado en la fe y en la esperanza por el sufrimiento y la persecución" (MC 7). como lecturas bíblicas de la Hora menor.. 2 de febrero: LA PRESENTACION DEL SEÑOR Fiesta A esta fiesta se le ha restituido la denominación de "Presentación del Señor". Es. que le llevará también al sufrimiento y a la muerte. que presenta a Jesús como igual a nosotros en el camino de su vida. lectura (Hebreos 2). de hecho. o sea. La razón del título es clara. Los orientales llaman a esta fiesta "hypapante". La centralidad de Cristo en esta fiesta queda todavía más subrayada en la 2. sus herma-nos. Esta entrada de Jesús en el Templo de Jerusalén no será la única: todo el evangelio de Lucas presenta la vida de Cristo bajo la clave de una subida a Jerusalén. razona por qué también en este día celebramos el día de la Paz.

la Madre del Mesías. con las palabras de Simeón a la Madre. y lo estará también en la hora suprema de la Cruz. La muchacha se llamaba Bernardita Soubirous y tenía catorce anos. aún sin olvidar la centralidad del misterio de Cristo Mesías. En la Liturgia de las Horas. es un modelo eximio de una Iglesia que quiere salir al encuentro de su Señor.evangelio. Vale la pena resaltar este día el rito de entrada con la procesión de velas. como gesto de servicialidad. y el canto de su alabanza a Dios: el Magnificat. No es extraño que la fiesta de hoy se haya elegido en Roma. Luz del mundo. subrayan el papel de María. Ella estuvo presente en esta primera ofrenda del Niño. El simbolismo de las velas (hoy es la "Calendaria") alude al anuncio de Simeón. María. y solidaria de su destino en todo momento. llena de gracia" (Magnificat). en cuyos brazos entró en el Templo. Desde entonces Lourdes se ha convertido en lugar de peregrinación y oración mariana. Una de las preces de Vísperas alude a la espada de dolor que va a afectar también a la Madre. que presenta a Cristo como Luz de las naciones. y es un constante recordatorio de la caridad con los enfermos. portadora de Cristo. estos últimos años. Las antífonas de la Liturgia de las Horas hablan de ella como "aurora de la salvación. por parte de Pío IX. María. en Massabielle. del dogma de la Inmaculada Concepción. que Dios se revela a los humildes y sencillos. se acentúa el color mariano (que en la Eucaristía apenas aparece): las antífonas del Magnificat. tanto en las primeras como en las segundas Vísperas. . como marco para una simbólica renovación por parte de los religiosos -con luces y velas en las manos-de su ofrenda y consagración a Dios. En verdad se cumple lo que anunciara Cristo. 11 de febrero: NUESTRA SEÑORA DE LOURDES memoria Cuatro años después de la proclamación. invita a la oración y a la penitencia. porque de ti nació el Sol de la justicia" (Benedictus) o le dedican el saludo del ángel: "Dios te salve. La caridad y la oración: los dos hilos conductores de la fe cristiana. la Virgen se apareció varias veces en 1858 a una humilde muchacha del sur de Francia. y no sólo por las curaciones milagrosas que allí se han verificado. El mensaje de la Virgen Inmaculada ("yo soy la Inmaculada Concepción" son sus palabras centrales a Bernardita) se concreta sobre todo en la lectura evangélica: la visitación de María a su prima. sino sobre todo porque es un santuario que anima a la fe.

Con relación a Cristo. en Madre de Dios y también en verdadera Madre delos vivientes" (MC 6).. Del Espíritu en su acción sobre Maria se habla incluso en lenguaje esponsal (antífona de Tercia). el Dios-con-nosotros (l. Nueve meses exactos antes de la Navidad. en una proyección que los textos establecen con naturalidad. del misterio de Cristo hecho hombre: "tú has querido que la Palabra se encarnase en el seno de la Virgen María.... por obra del Espíritu. Cristo.25 de marzo: LA ANUNCIACION DEL SEÑOR Solemnidad Es también -como la de la Presentación del 2 de febrero.. que se conectará con el otro extremo de su vida: el Misterio Pascual. Este misterio sucede por obra del Espíritu de Dios: "Cristo. Los textos de este día hablan. ante todo. y por tanto la maternidad de María. porque su Hijo.. como conmemoración del principio de la Redención.. ha tenido su origen en la Encarnación de tu Unigénito. pero sobre todo muestra la alegría porque en esa Encamación del Hijo de Dios estamos de alguna manera incluidos todos nosotros. en el seno de María de Nazaret. lectura). la Iglesia A María se la llama "nueva Eva" (preces de Laudes). a toda la humanidad destinada a la salvación.. celebramos el misterio de la Encarnación de Cristo. virgen fiel y obediente. confesamos a nuestro Redentor como Dios y como hombre verdadero" (oración colecta). Con relación a María."una fiesta conjunta de Cristo y de la Virgen: del Verbo que se hace hijo de María y de la Virgen que se convierte en Madre de Dios. Pero la Encamación de Cristo. lectura: Is 7).. desde el primer momento. encarnado en su seno por obra del Espíritu Santo" (prefacio).. se ven también en relación con nosotros. los que íbamos a creer en El y formar su Iglesia: "la Iglesia. que con su "sí" generoso se convirtió. como fiesta de la nueva Eva.. y sobre todo de la Iglesia. . Una fiesta que nos hace admirar por una parte la iniciativa salvadora de Dios y por otra la colaboración de María con una actitud total de fe. como memoria del "sí" salvador del Verbo encarnado. llénala del don de tu alegría" (oración sobre las A la Virgen la celebramos en esta fiesta como a la representante de Israel o de toda la humanidad. de alguna manera encierra ya en sí mismo.. Cristo dijo "sí" a Dios en el momento mismo de su encamación (Hebreos 10: 2. que obedeció a la palabra de Dios. En el prefacio se afirma que "así Dios cumplió sus promesas al pueblo de Israel y colmó de manera insospechada la esperanza de los otros pueblos".

Es todo un símbolo: María que lleva en su seno al Mesías y se encuentra con Isabel que lleva también en el suyo al precursor. María es la que lleva en su seno al Hijo de Dios (colecta) y por eso puede ser llamada "tálamo purísimo de tu habitación y sagrario del Espíritu Santo" (preces de Laudes).31 de mayo: LA VISITACION DE LA VIRGEN MARIA Fiesta En la fiesta de hoy "la liturgia recuerda a la Santísima Virgen que. sus sacramentos y su predicación. tiene que saber reconocerle presente. Dios sale al encuentro y "visita" a la humanidad entera. Ahora es la Iglesia la que tiene encomendada la misión de evangelizar al mundo y llevarle la presencia de Cristo. Las lecturas de Sofonías en la Misa ("alégrate. entre Dios y la humanidad. y se pide como súplica central de la oración del día: "que dóciles al soplo del Espíritu. Un diálogo entre dos mujeres llenas de Dios y de su Espíritu. Pero ella misma. debe ser contagiosa para la Iglesia: también ella debe contemplar. cantar tus maravillas durante toda nuestra vida". un diálogo entre el AT y el NT. Por medio de la Iglesia. va a casa de Isabel para ofrecerle la ayuda de su caridad y proclamar la misericordia de Dios Salvador" (MC 7). La escena central es la que leemos en el evangelio del día. Pero los varios textos nos ayudan a desentrañar los varios sentidos de la fiesta para la comunidad cristiana. sobre todo en el momento privilegiado de la Eucaristía: "haz que tu Iglesia lo perciba siempre vivo en este sacramento" (poscomunión). La actitud de alegría y de alabanza que hace exclamar a María en el canto de su Magnificat. admirar y agradecer a Dios "por todas las maravillas que has hecho con tus hijos" (poscomunión). Pero también hay una lección de caridad y servicialidad en la escena de la Visitación y los textos del día la ponen de relieve: "te has complacido en el gesto de amor de la Virgen María al visitar a su prima Isabel" (oración sobre las . podamos. llevando en su seno al Hijo. la comunidad cristiana. hija de Sión") y del Cantar de los Cantares en el Oficio de Lecturas (la llegada del amado) dan a esta alegre alabanza un tono de lirismo que comparten varias de las antífonas de la Liturgia de las Horas. Ante todo María aparece como la portadora de Cristo: la presencia salvadora del Mesías es la que produce la alegría y la alabanza: "Juan Bautista exultó de alegría al presentir a Cristo en el-seno de la Virgen" (poscomunión). Por medio de María el Dios con -nosotros salió al encuentro de la familia de Isabel. con María.

en unión con María. y como comunidad orante que sabe alabar con alegría y lirismo a su Señor. además de la pureza radical y de la plenitud de gracia que Dios le concedió. * la alegría que siente ante lo que Dios ha hecho con ella: "mi corazón y mi carne retozan por el Dios vivo" (antífona del Benedictus). y la "llamamos bienaventurada" también en nuestra generación. y también la antífona de la comunión). se pide que también la Iglesia se esfuerce. pues. aprendemos de ella las mejores actitudes cristianas. En las Vísperas de hoy -o como canto final de la Eucaristía. en 1944.9ss. porque ha hecho obras grandes por mi" (antífona del Magnificat). meditándolas en su corazón" (evangelio de Lucas. "mi corazón se regocija por el Señor. si no hay Vísperas- cantamos con las mismas palabras y el mismo sentimiento que María. Estas "obras grandes" de Dios en Maria.ofrendas). con una clara llamada a la caridad fraterna. Tanto María como la Iglesia movidas por el mismo Espíritu. el haberla escogido como Madre de su Hijo. estableció esta memoria del Corazón de María. nuestro "Magnificat". espejada de varias maneras en María: como portadora de Cristo al mundo. En el caso de María. donde sucede el encuentro salvador con los dones de Dios y nuestra respuesta . en la fiesta de hoy. su corazón aparece en los textos del día como raíz de estas actitudes: * la meditación contemplativa del Misterio de su Hijo: "María conservaba todas estas cosas. y se ofrece como lectura alternativa de la Misa Rm 12. en vistas a la salvación que su Hijo nos iba a conseguir. por ser un solo corazón y una sola alma (preces de Vísperas). y esto afecta a lo más íntimo de su ser: "has preparado en el Corazón de la Virgen María una digna morada al Espíritu Santo" (oración colecta). A la vez que alabamos gozosamente a María. naturalmente. son. "la Madre del Señor". Sábado siguiente al 2 domingo después de Pentecostés: EL INMACULADO CORAZON DE LA VIRGEN MARIA Pío XII. en nuestro corazón. Para cada uno de nosotros es también en lo más íntimo. Memoria El corazón ha sido siempre el símbolo predilecto de las actitudes más íntimas de la persona humana. se ve. La Iglesia. como ejemplo de caridad servicial hacia el prójimo.

se pobló de ermitaños. en el XVIII. Y también la lectura de San León Magno. antes de concebir corporalmente a su prole. incluye el primer párrafo de la hornilla de la Navidad (que curiosamente faltaba el mismo día de Navidad). Ya en el siglo XIV existía esta memoria de la Virgen del Carmelo. Las antífonas del Benedictus y del Magníficat también llaman bendita a María y le piden su intercesión por nosotros. Alabanzas que se prolongan en el responsorio. La idea central que los textos de la Misa y de la Oración de las Horas destacan en la memoria de hoy es la relación de la Virgen María con la oración contemplativa: "deseé la sabiduría con toda el alma y creció como racimo que madura" (antífona del Benedictus). glosando el saludo del Ave María. alabando a María como Madre de Dios y a la vez como Virgen. en el Oficio de Lecturas. lleno de recuerdos bíblicos. nos ayude y nos haga llegar hasta Cristo. viendo cumplidos los anuncios del Magnificat sobre las felicitaciones que María iba a recibir de generación en generación. Esta conmemoración de la Virgen del Carmen es una invitación a interiorizar en la oración y en la meditación la fe en Cristo Jesús: "la poderosa intercesión de la Virgen Maria en su advocación del monte Carmelo. porque en verdad es el templo mariano más importante de Occidente. En el Oficio de Lecturas proclamamos las entusiastas palabras de San Cirilo de Alejandría en el citado concilio de Efeso. que formaron allí una Orden contemplativa. por intercesión de la Virgen. 16 de julio: NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN Memoria En el siglo XII el monte Carmelo. 15 de agosto: LA ASUNCION DE LA VIRGEN MARIA Solemnidad .de fe: "haz que nosotros. llamada "la mayor". 5 de agosto: LA DEDICACION DE LA BASÍLICA DE SANTA MARIA Memoria Después del concilio ecuménico de Éfeso (año 431) en el que se pro clamó solemnemente a la Virgen María como "Madre de Dios". pasó al calendario general. la concibió en su espíritu".. lleguemos a ser templos dignos de tu gloria" (oración colecta).. y que hace referencia a la actitud interior de fe de la Virgen: "esta virgen. que más adelante. monte de salvación" (oración colecta). meditándola en su corazón" (antífona del Magnificat). se levanté en Roma esta Basílica de Santa María. "María escuchaba la palabra de Dios y la cumplía. divina y humana a la vez.

Se llama a la Virgen nueva Eva: "por Eva se cerraron a los hombres las puertas del paraíso y por María Virgen se han vuelto a abrir a todos" (antífona de 1 Vísperas): idea que recoge también Pío . ha recibido nombres corno "dormición". teniendo en común con ellos la carne y la sangre" (MC 6). que conociera la corrupción del sepulcro la mujer que. "deposición". "asunción9' Es la fiesta "en que recordamos su destino de plenitud y bienaventuranza. en 1950. "con razón no quisiste. porque reina con Cristo para siempre" (antífona del Magníficat en las II Visperas). como la aurora cuando amanece" (antífona del Benedictus). fue asunta en cuerpo y alma a la gloria de los cielos" (Pío XII. Señor. Por eso los cantos y las antífonas de este día están llenos de entusiasmo lírico: "es bella y hermosa la hija de Jerusalén: subió al cielo resplandeciente. Madre de tu Hijo" (oración del día). Pues dicha glorificación plena es el gozoso destino de todos aquellos a quienes Cristo ha hecho hermanos. "ahora vives ya en la gloria de Dios" (antífona de Laudes). de su redención total. Pero a la vez el destino glorioso de María está íntimamente ligado al destino último de la Iglesia. Fiesta que propone a la Iglesia y a la humanidad la imagen y la consoladora garantía del cumplimiento de la esperanza final. Ella ha sido totalmente ganada por la victoria de Cristo: "has querido que la Inmaculada Virgen María -participara en cuerpo y alma de la gloria de Cristo" (preces de Vísperas). Por eso una de las lecturas bíblicas es la de 1Co 15. Hoy es la fiesta del Triunfo final de la Virgen. concibió en su seno al autor de la vida" (prefacio) Este triunfo de María se debe a su asociación a la Pascua de Cristo. La razón es evidente: la que desde el principio fue hecha inmaculada por Dios. la que mereció ser la Madre del Mesías. y por ello la alegría de la fiesta se convierte en cierto modo en alegría por nuestra misma victoria.La fiesta de hoy. donde Pablo proclama las consecuencias de la Pascua de Cristo sobre todos nosotros. has querido elevarla a la dignidad de Madre de tu Hijo y la has coronado en este día de gloria y esplendor" (oración de la vigilia y de las 1 Vísperas). Señor. la glorificación de su alma inmaculada y de su cuerpo virginal. "cuando terminó el curso de su vida terrena. en cuerpo y alma. era lógico que al final también fuera distinguida con la glorificación total: "porque te has complacido. por obra del Espíritu. "has elevado en cuerpo y alma a los cielos a la inmaculada Virgen María. la Virgen María. que se celebra al menos desde el siglo VI. "glorificación". en la humildad de tu sierva. al proclamar el dogma de la Asunción: su Bula Munificentissimus Deus" la leemos en el Oficio de Lecturas). "ale-graos. su perfecta configuración con Cristo resucitado. Asociada a Cristo vencedor de la muerte y del pecado.

es la Virgen María. explica muy bien en sus "prenotandos" por qué la Iglesia continúa dedicando este lenguaje hacia María. que toda ella fue un "sí" y un "magnificat" a Dios. sentada junto al Rey de los siglos. que ya empezó en la concepción inmaculada de María. Los textos nos invitan a alegrarnos porque la glorificación de la Virgen es también la nuestra: "ella es la figura y primicia de la Iglesia que un día será glorificada. como siempre. REINA Memoria "La solemnidad de la Asunción se prolonga jubilosamente en la celebración de la me-mona de la Virgen María Reina. Buen resumen. El "sí" de Dios. Se la identificará con la Mujer victoriosa que participa con Cristo. el verdadero Señor (Dominus) y . ella es consuelo y esperanza de tu pueblo. resplandece como Reina e intercede corno Madre" (MC 6). igual que se emplea para con Cristo el título de Rey. el que mejor ha sabido conjugar su realeza con la entrega total por los demás. "lleguemos a la gloria de la resurrección" (poscomunión). su Hijo. En los textos litúrgicos de hoy se resalta la participación de María en el Señorío de Cristo. lleva a la plenitud la vida de la Virgen. y después de Cristo mismo.XII en la lectura que hacemos de su Bula. La actitud de "sierva" y de "reina" no se contradicen: precisamente se anuncia en el evangelio que "el que se humilla será ensalzado". Con este misterio comienza ya y se nos da la garantía de nuestro destino de salvación. "lleguemos a participar con ella de su misma gloria en el cielo" (oración del día). corno todo lo relacionado con la realeza. Como Madre del Mesías. en la lucha contra el mal (en la Misa del día leemos Ap 11- 12). Se la bendecirá corno la nueva Arca de la Alianza (lectura de 1Cro 15 en la vigilia. El título de Reina. Es la fiesta de la alegría y de la esperanza. El nuevo Rito de la Coronación de las imágenes de la Virgen -primer Ritual aprobado por Juan Pablo II-. y alusión también en las preces de Laudes). 22 de agosto: SANTA MARIA VIRGEN. porque nos presenta en toda su medida el don de Dios y la respuesta de fe de María. que tiene lugar ocho días después y en la que se contempla a Aquella que. todavía peregrino en la tierra". y para bien de toda la Iglesia. y no en consonancia con el nombre de "sierva" que Ella misma se da en el evangelio. que también se mueve en este simbolismo de la realeza y de la corona. Y piden insistentemente a Dios que nos haga partícipes del mismo destino de la Virgen: "nos concedas también el premio de tu gloria" (oración de la vigilia). del espíritu de la fiesta en el documento de Pablo VI. puede parecer a algunos pasado de moda.

Rey, ("la Madre de mi Señor", como la saluda Isabel), también ella participa del
triunfo de su Hijo y puede ser llamada Señora (Domina), sin empañar para nada
la centralidad debida a Cristo: "santa María, siempre Virgen, Reina del mundo,
tú engendraste a Cristo, el Señor, Salvador universal" (antífona del Benedictus).

Así vemos en Ella a nuestra Madre y Señora, con una relación muy estrecha
hacia nosotros: "nos has dado como Madre y corno Reina a la Madre de tu
Unigénito: concédenos que, protegidos por su intercesión, alcancemos la gloria
de tus hijos en el reino de los cielos" (oración del día).

Este día, más que nunca, convendría recordar y cantar la antífona "Salve, Reina
de los cielos" (Ave Regina caelorum), así corno otros cantos que poéticamente
ensalzan sus títulos de Madre y Señora.

8 de septiembre: LA NATIVIDAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARIA
Fiesta

Procedente del Oriente, ya se con9cía en Roma esta fiesta en el siglo VII.
Nueve meses después del 8 de diciembre, celebramos el día del Nacimiento de
la Virgen. No ha hecho falta que el N.T. hablara explícitamente de este
Nacimiento, para que la comunidad cristiana haya dado singular relieve al día.
Sólo celebrarnos el nacimiento de dos Santos: de la Virgen y de Juan el
Bautista, ambos estrechamente relacionados con Cristo Jesús (de los demás
Santos celebramos el día de la muerte).

Este día de la Natividad es la aurora, como la Asunción es el día del triunfo
final. Los textos litúrgicos rezuman alegría. La comunidad cristiana ve en el
nacimiento de Maria el inicio de la salvación para todos: "el Nacimiento de la
Virgen María fue para el mundo esperanza y aurora de salvación"
(poscomunión), "cuando nació la Santísima Virgen, el mundo se iluminó"
(antífona de Laudes), "tu nacimiento, Virgen Madre de Dios, anuncia la alegría
a todo el mundo. De ti nació el sol de la justicia, Cristo, nuestro Dios" (antífona
del Benedictus) Si hay un día en que el lenguaje poético puede colorear nuestra
oración, es precisamente hoy.

Naturalmente, como en todas las fiestas marianas, el centro de nuestra fe sigue
siendo Cristo, el Hijo. Por eso en el evangelio leernos la genealogía de Cristo.
El es el verdadero sol, al que precedía la aurora de María: "tu nacimiento,
Virgen Madre de Dios, anuncia la alegría a todo el mundo: de ti nació el sol de
la justicia, Cristo, nuestro Dios" (antífona del Benedictus). Pero si el Hijo de
Dios se hizo de nuestra familia en lo humano, fue corno hijo de Maria, de la
raza de David: "hoy es el nacimiento de la gloriosa Virgen Maria, descendiente
de Abraham, de la tribu de Judá y de la noble estirpe de David" (antífona de

Laudes).

Al celebrar con gozo esta fiesta, esperarnos todos que de ella nos venga
aumento de gracia y de paz: "cuantos hemos recibido las primicias de la
salvación por la maternidad de la Virgen María, consigamos aumento de paz en
la fiesta de su Nacimiento" (oración del día).

15 de septiembre: NUESTRA SEÑORA, LA VIRGEN DE LOS DOLORES
Memoria

Ayer celebrábamos la exaltación de la Cruz de Cristo. Hoy, al recordar a la
Madre, tenemos una "ocasión propicia para revivir el momento decisivo de
la historia de la salvación y para venerar junto con el Hijo exaltado en la
Cruz a la Madre que comparte su dolor" (MC 7).

Este aspecto del misterio de la Virgen, su presencia materna junto a la Cruz de
su Hijo, lo difundieron ya desde el siglo XIII los Servitas, y más tarde los
Pasionistas. Y ahora, sin el duplicado del viernes de Pasión, se ha centrado este
recuerdo en el día de hoy.

La cercanía a la fiesta de ayer no es sólo cronológica: el centro de nuestra
celebración, según los textos litúrgicos, sigue siendo la Cruz Pascual de Cristo.
Por eso se leen Hb 5 y Jn 19: las mismas lecturas que el Viernes Santo, aunque
más breves, y las antífonas de la Liturgia de las Horas son claramente
cristológicas. Pero contemplarnos hoy con admiración que junto a El, como
representante de la Iglesia y de la humanidad, está su Madre: "tu has
querido que la Madre compartiera los dolores de tu Hijo al pie de la Cruz"
(oración del día).

No celebramos la anécdota o el puro sentimiento. Es el misterio teológico de
María, la Madre, que está junto a su Hijo en su Hora Pascual. Ella, la mujer
experta en dolor, ya desde el anuncio de la espada por el anciano Simeón
(antífona de entrada de la Misa): la que sabe de fatigas y pobreza, de soledad e
incomprensiones, y que ahora da a todos un magnífico ejemplo de entereza al
pie de la Cruz. Un verdadero símbolo de todo el dolor en la historia de la
humanidad.

El día de hoy es una invitación para que todos nos asociemos también, como
Ella y con Ella, a la Pascua de Cristo, también en el momento del dolor: "haz
que la Iglesia, asociándose con Maria a la pasión de Cristo, merezca participar
de su resurrección" (oración del día), "al recordar los dolores de la Virgen
María, completemos en nosotros, en favor de la Iglesia, lo que falta a la pasión
de Jesucristo" (poscomunión).

Pero a la vez la memoria de hoy nos hace mirar con alegría al testamento
espiritual que Jesús dejó a su Madre y a Juan: "la Virgen María, a quien tú nos
entregaste como Madre amorosa cuando estaba junto a la Cruz de tu Hijo"
(oración sobre las ofrendas): Madre de todos los que estaban representados en
Juan, el discípulo. O sea, Madre de la Iglesia y de todos los hombres.

7 de octubre: NUESTRA SEÑORA, LA VIRGEN DEL ROSARIO Memoria

Aunque esta conmemoración tiene su origen en el siglo XVI, a raíz de la
victoria de Lepanto, en 1571, sólo en el siglo XVIII obtuvo un lugar en el
calendario universal.

El objeto de la fiesta no es la devoción del rosario, sino la Virgen Maria, a la
que con diversas antífonas y responsorios de la Misa y de la Liturgia de las
Horas alabamos y dirigimos las palabras del Ave María: "Alégrate, María, llena
de gracia, bendita tú eres entre las mujeres

La devoción al rosario ha sido para muchas generaciones de cristianos, y lo
sigue siendo para nosotros, una hermosa ocasión para meditar en el Misterio de
Cristo, centro de toda la fe cristiana, tanto en su aspecto de Encarnación como
en el del Dolor y la Resurrección pascual. La oración del día, aunque nombra a
la Virgen, se centra sobre todo en este triple misterio salvador de Cristo: "por el
anuncio del ángel hemos conocido la encarnación de tu Hijo... lleguemos por su
pasión y su cruz, a la gloria de la resurrección". Meditar "los misterios" de
Cristo (oración sobre las ofrendas) es de alguna manera sintonizar con ellos y
asimilarlos en nuestra vida: y éste es el camino para poder "participar en el gozo
de su gloria" (poscomunión).

La Virgen María, la primera salvada por Cristo, la que mejor supo conservar
"todas estas cosas, meditándolas en su corazón" (antífona del Magníficat), es
para nosotros como una memoria continua del Evangelio de su Hijo. De la
mano de ella es corno mejor podemos aprender a ser discípulos de Cristo y a
recorrer el camino mismo que El siguió, el de la vida a través del sacrificio de
su muerte. Las antífonas de Laudes y Vísperas, uniendo sabiamente los
misterios de gozo, dolor y gloria, nos ayudan a ver a la Virgen presente en el
camino de Cristo y en el nuestro.

12 de octubre NUESTRA SEÑORA DEL PILAR Fiesta

Según una antigua tradición, el origen de la fe cristiana en España, cuando
"brilló sobre nosotros la luz de la fe" (oración sobre las ofrendas), estuvo
relacionado con la presencia maternal de la Virgen. Desde entonces el Pilar de

Zaragoza es lugar de oración y un centro de esperanza para los pueblos de
España y América (cfr. la primera lectura del Oficio de Lecturas).

Pero más que un hecho histórico o una advocación concreta, los textos de hoy
celebran a la misma Virgen María. Damos gracias a Dios "por todas las grandes
maravillas que has realizado en la Virgen, Madre de tu Hijo" (prefacio) y
enumeramos su concepción inmaculada ("concebida sin pecado"), su Virginidad
("intacta en su virginidad"), su maternidad divina ("gloriosa en su
descendencia... Madre de Cristo, Esposo de la Iglesia, luz de las gentes ..."), y
finalmente su participación en el triunfo de su Hijo sobre la muerte ("no fue
contaminada por la corrupción del sepulcro... triunfante en su Asunción").

Nos unimos así a todas las generaciones que la felicitan y la llaman
bienaventurada (antífona de comunión), porque también para nosotros es ella
"la gloria de Jerusalén y la alegría de Israel" (antífona de Laudes) y en ella Dios
nos ha dado "una madre", la "madre de la Iglesia, madre de la gracia y la
misericordia" (preces de Laudes y Vísperas).

En concreto todos los que "la invocamos con la secular advocación del Pilar",
pedimos a Dios que por intercesión de la Virgen nos conceda "fortaleza en la fe,
seguridad en la esperanza y constancia en el amor" (oración del día),
"permanecer firmes en la fe y generosos en el amor" (oración de ofrendas) y que
finalmente podamos "contemplarte eternamente en el cielo" (poscomunión).

El Templo de Zaragoza nos recuerda que ante todo fue ella, la Virgen, la "santa
morada" para el Hijo; por eso leernos como primera lectura de la Misa
(alternativa con Hch 1, la escena de Pentecostés, con la Virgen y la
Comunidad), el capítulo 1 Cro 15, donde se narra la entrada solemne del Arca
de la Alianza, el lugar simbólico de la presencia de Dios entre los suyos. Pero
también nos recuerda que todos nosotros estamos invitados a ser en verdad "el
templo del Espíritu" (preces de Laudes).

Todos deseamos que la Virgen del Pilar sea para nosotros guía para el camino,
columna para la esperanza, luz para la vida" (antífona del Magníficat).

21 de noviembre: LA PRESENTACION DE LA SANTISIMA VIRGEN
Memoria

La conmemoración de hoy, muy apreciada por los orientales, tiene su origen en
la dedicación, en el siglo VI, de la iglesia de Santa María la Nueva, junto al
Templo de Jerusalén. Hace relación a la "dedicación" que la Virgen hizo de sí
misma a Dios, como niña: hecho no narrado en el evangelio, pero posible, y que
muestra una consagración y disponibilidad de las que dio ejemplo durante toda

su vida.

La idea central de la celebración queda muy bien expresada en la antífona del
Magnificat: "dichosa eres, María, siempre Virgen, templo del Señor, santuario
del Espíritu Santo...". Ella, la Virgen, fue el verdadero Templo que Dios eligió
para su presencia, corno morada de su Hijo. Un privilegio al que María
respondió con una actitud de fe:
"dichosa tú, María, que has creído" (antífona del Benedictus). Como dice San
Agustín, en la lectura de la Liturgia de las Horas, la Virgen "concibió por su fe",
"cumplió con toda perfección la voluntad del Padre y por esto es más
importante su condición de discípula de Cristo que la de madre de Cristo, es
más dichosa por ser discípula de Cristo que por ser madre de Cristo, Por esto,
María fue bienaventurada, porque, antes de dar a luz a su maestro, lo llevó en su
seno

También nosotros somos Templo de Cristo y de su Espíritu, como comunidad y
como personas. Tanto el Templo de Jerusalén como María, santuario del
Espíritu y morada de Cristo, nos llevan a contemplar el misterio de una Iglesia,
la comunidad cristiana, que también es portadora de Cristo. La comparación
entre María y la Iglesia hace decir a San Agustín, en la lectura de hoy: "María
fue dichosa, pero más importante es la Iglesia que la misma Virgen María. ¿En
qué sentido? En cuanto que María es parte de la Iglesia, un miembro santo, un
miembro excelente, un miembro supereminente, pero un miembro de la
totalidad del cuerpo. Y el cuerpo entero es más que uno de sus miembros...
También vosotros sois miembros de Cristo, cuerpo de Cristo".

La santidad y la total apertura de María a Dios, nos indican el camino para que
también nosotros seamos Templo de Cristo y portadores de su salvación a la
humanidad.

8 de diciembre: LA INMACULADA CONCEPCION DE SANTA MARIA
VIRGEN Solemnidad

Hoy es una de las fiestas principales de la Virgen, "en que se celebran
conjuntamente la Inmaculada Concepción de María, la preparación radical a la
venida del Salvador y el feliz comienzo de la Iglesia, hermosa, sin mancha ni
arruga" (MC 3).

La "fiesta del comienzo absoluto", en que celebramos la gratuita iniciativa de
Dios, que ha elegido a María como Madre del Salvador. Antes de mirar al "si,'
de la Virgen (que leemos en el evangelio de Lc 1), nos alegramos del "sí"
absoluto de Dios a María, y en ella a toda la humanidad: "por pura iniciativa
suya" (Ef 1, segunda lectura de la Misa), "preservaste a la Virgen María de toda

ante la inminencia de la salvación mesiánica que celebraremos sacramentalmente en la Navidad.. la preservaste de todo pecado" (oración del día). llena de juventud y limpia hermosura". Cristo. "con la eficacia de tu redención. en el Oficio de Lecturas). y además en plenitud. mostrándonos así toda la medida del plan salvador de Dios para con la . tú el orgullo de nuestra raza" (antífona de Vísperas II).. con el relato del primer Adán. ciudad de Dios" (antífona del Oficio de Lecturas). En verdad toda la humanidad ha quedado beneficiada de esta plenitud de gracia que María ha recibido: "por tu bendición queda bendita toda creatura" (San Anselmo. sobre Adán y Cristo. Por eso los textos de hoy están llenos de alegría y de alabanza a Dios. para que en la plenitud de la gracia fuese digna madre de tu Hijo. el Salvador. en el Oficio de Lecturas. respondiendo al don de Dios. Es la maduración plena del don que desde su inicio ha recibido de Dios. Y en particular la comunidad cristiana. en la Eucaristía. "porque el Poderoso ha hecho en ti grandes obras" (antífona comunión).... Una vez más podemos hoy cantar: "tú eres la gloria de Jerusalén. y Gn 3. En el clima del Adviento. preservaste a tu Madre de toda mancha de pecado" (preces de Laudes). la Iglesia: "preservaste a la Virgen María de toda mancha. Las preces de Vísperas no sólo recuerdan el comienzo de esta salvación.mancha de pecado original. Comienzo e imagen de la Iglesia: la figura mejor de todo lo que la Iglesia quiere llegar a ser. nos alegramos de que la Madre haya recibido ya de antemano la salvación de su Hijo. purísima había de ser la Virgen que nos diera el Cordero inocente que quita el pecado del mundo" (prefacio).. pero es la Iglesia entera la que~se goza y se llena de esperanza en la fiesta de hoy. pero también con la gran imagen de María como la segunda Eva: leernos Rm 5. Cada uno de nosotros pide hoy que Dios nos guarde "limpios de todas nuestras culpas" (oración colecta). esposa de Cristo. Recordamos con gozo el anuncio de las "enemistades entre la serpiente y la mujer" (antífona de Laudes). para que fuera comienzo e imagen de la Iglesia. Participa también ella en la lucha y en la victoria contra el mal: en el fondo de los textos de hoy se vislumbra el gran paralelo del primer Adán y del segundo y definitivo Adán. en vistas a su maternidad mesiánica. "qué pregón tan glorioso para ti. al ver en María a la "madre" (preces de Vísperas 1) y al mejor "ejemplo de santidad" (prefacio). y que repare "en nosotros los efectos de aquel primer pecado" (poscomunión). María aparece así como la primera redimida por la Pascua de Cristo "preparaste a tu Hijo una digna morada y en previsión de la muerte de tu HUO. en esta perspectiva de la Encarnación y el Nacimiento de Cristo. sino que lo relacionan gozosamente con su final: el misterio de Maria como Asunta al cielo y Reina del universo. Pero también es fiesta para la Iglesia. por su íntima relación con Maria.

Aceptar incomprensiones. Es fácil ser coherente por un día o algunos días. en los labios de María. Difícil e importante es ser coherente toda la vida. Por eso la cuarta dimensión de la fidelidad es la constancia. Es el momento en el que el hombre se abandona al misterio con la disponibilidad de quien se abre para ser habitado por algo -por Alguien. estoy pronto. quizás el núcleo más íntimo de la fidelidad. La segunda dimensión de la fidelidad se llama "acogida"... momento en el cual el hombre percibe que jamás comprenderá totalmente el cómo. Vivir de acuerdo con lo que se cree. enero 1979) EUCARISTÍA . quizás la más bella e importante es esta lección de fidelidad" (Juan Pablo II.. en la catedral de Méjico. Virgen fiel. ¿Qué significa esta fidelidad de María? ¿cuáles son las dimensiones de esa fidelidad? La primera dimensión se llama "búsqueda".. LA VIRGEN FIEL "De entre tantos títulos atribuidos a la Virgen a lo largo de los siglos. María fue fiel ante todo cuando. por el amor filial de los cristianos. Pero toda fidelidad debe pasar por la prueba más exigente: la de la duración. Ajustar la propia vida al objeto de la propia adhesión... "Coherencia" es la tercera dimensión de la fidelidad.humanidad... con amor. De todas las enseñanzas que la Virgen da a sus hijos.más grande que el propio corazón. en un "fiat". persecuciones antes que permitir rupturas entre lo que se vive y lo que se cree: esta es la coherencia. El "fiat" de María en la Anunciación encuentra su plenitud en el "fiat" silencioso que repite al pie de la cruz. paciente y generosa búsqueda. El "cómo sucederá" se transforma. Aquí se encuentra. No habrá fidelidad si no hubiere en la raíz esta ardiente. acepto. hay uno de profundísimo significado: Virgo fidelis. que hay en el Designio de Dios más zonas de misterio que de evidencia. se puso a buscar el sentido profundo del designio de Dios en Ella y para el mundo: "¿cómo sucederá esto?". "que se haga".. Este es el momento crucial de la fidelidad. preguntaba ella al ángel de la Anunciación... aceptación..

que ha posibilitado un tratamiento más crítico quizá. Marialis cultus. TENA La revisión del calendario mariano y la consiguiente remodelación de la liturgia de la palabra de las solemnidades y fiestas de la Virgen. unida con lazo indisoluble a la obra salvífica de su Hijo. La parte dedicada a analizar las fiestas de María es. Brevemente: la Madre de Cristo y la "primera" cristiana. su valor pedagógico. la Iglesia admira y ensalza el fruto más espléndido de la redención y la contempla gozosamente como una purísima imagen de lo que ella misma. de una renovación eclesial de la fe . Son los días que van desde el 17 de diciembre . así corno del común. la mejor catequesis del calendario mariano. cuya categoría será difícilmente superable. es precisamente el programa conciliar: "En la celebración de este círculo anual de los misterios de Cristo. la santa Iglesia venera con amor especial a la bienaventurada Madre de Dios. influye en que los cristianos puedan progresar -a través de ella. toda entera. síntesis magnífica del pensamiento conciliar sobre la función y situación del María en la historia de la salvación. Los textos citados insisten en la doble dimensión de toda contemplación mariana: la íntima conexión de María con el misterio de nuestra salvación y el carácter tipológico en relación con toda la Iglesia. el texto que define mejor el trabajo realizado. ansía y espera ser" (SC 103). la Virgen Maria. El primero de ellos ha sido el deseo de situar correctamente la figura de María en las celebraciones de la Iglesia. a su vez. Creo que se puede estudiar el leccionario mariano según esta doble orientación. una aplicación concreta del influjo sobre la lex orandi. su origen histórico confrontado con los valores actuales que pueden representar. etc. La plasmación típica de esta fuente de inspiración es. La presencia de Maria en el leccionario de las fiestas de Navidad Hay quince días en el leccionario litúrgico dedicados a la lectura continua del evangelio de la infancia de Jesús. El segundo influjo ha sido el mismo principio que ha movido a revisar estrictamente el calendario: un deseo de examinar el sentido de cada fiesta. por si sola. pero también más intenso. han sido el fruto conjunto de una serie de factores realmente benéficos. y todo el trabajo de los exégetas. Como amplio y autorizado comentario a este articulo tenemos la magnífica exhortación apostólica de Pablo VI. en definitiva. el capítulo VII de la Constitución Lumen gentium. Globalmente. en ella.en una mejor lex credendi. En tercer lugar. sin duda. de la Escritura en la liturgia. la lex orand¡.EL LECCIONARIO BÍBLICO EN LAS MISAS MARIANAS P. un mandato conciliar de proveer con mayor abundancia de textos bíblicos la liturgia de la Palabra.

y -alternativa en el leccionario. precisamente en su situación más exacta: corno mediación de la encarnación del HUO de Dios y de su presencia entre los hombres. de los grandes acontecimientos salvíficos en los que María tiene un papel decisivo: la Anunciación. como culminación de una historia de la alianza en el pueblo de Dios y primicia de una fidelidad nueva. basada en el don del Espíritu de Cristo. Si exceptuamos las escenas más directamente referidas a la historia de Juan. La situación de la lectura evangélica durante esta quincena recibe una iluminación especial a partir de las primeras lecturas que la acompañan. la lírica exultación de la Esposa ante la invitación del Esposo. la humilde y pobre madre de Samuel. nacido de María (¡la mujer que interrumpe la sucesión masculina!). y cántico de Zacarías. tienen su centro en Navidad y su conclusión en la solemnidad de santa María Madre de Dios. y . la Visitación. la profecía de Isaías sobre la Virgen y el Emmanuel prepara la anunciación del ángel a María: "Concebirás en tu vientre (la Virgen está encinta) y darás a luz un hijo. En este sentido. himno a la misericordia del Señor que enaltece a los pobres. hijo de David. y de algún modo la celebración misma. La razón de esta lectura continua es obvia: celebrarnos el misterio de la venida de Dios entre nosotros. -anuncio a Zacarías. que esta lectura posibilita la referencia. a partir de la historia de la salvación: la bendición de Judá como trasfondo de la genealogía de Mateo. prepara el cántico de María. que representa -en Lucas-44 el encuentro de Jesús y Juan por la mediación de sus madres. en lectura continua). algunas veces con la discreta compañía de José. las primeras lecturas están escogidas claramente en función del texto evangélico.en todas las restantes María es la protagonista. y éste es precisamente el contenido de estos capítulos evangélicos. cabe decir que en estos quince días tenemos el tiempo fuerte de la celebración mariana. son introducción a la escena de la visitación. igualmente. Durante los días anteriores a Navidad. la Presentación al Templo. Esto sucede especialmente en los días antes de Navidad (ya que entre Navidad y el día 1 de enero la primera lectura asume la primera carta de Juan. y le pondrás por nombre Jesús" (y le pone por nombre: Dios-con-nosotros). corno interpretación de la función peculiar de José. el anuncio del vástago de David. Esta amplitud de lectura de los grandes textos evangélicos referentes a María. la Compasión (anuncio de Simeón). Está claro. por la encarnación y el nacimiento de Jesucristo. y forman como el tejido de fondo para la inteligencia del evangelio correspondiente.el gozo de la Hija de Sión ante la presencia del Señor. nacimiento del Bautista.hasta el 1 de enero. Está claro que esta celebración induce a la presencia frecuente de María en las lecturas bíblicas. el cántico de Ana. que culmina en la génesis de Cristo. en relación con el misterio de la maternidad de María.

Cabe destacar.14-18.el carácter cristológico de la fiesta. Sin embargo la liturgia de la Palabra cuida de actuar la referencia eclesiológica en cada una de ellas. pero siempre desde la perspectiva de la mediación humana. dio la bendición a los hombres). y la súplica de bendición sobre el pueblo invocando el nombre del Señor (un antiguo texto litúrgico dice de María que. incluso de la Madre que "sabe el nombre". base para su mediación sacerdotal.4-1 0. la presencia de la Madre. con Cristo.en que de una manera más directa se celebra la "gloria" de María. hace que prácticamente proclamemos en estos días todos los textos bíblicos en los que aparece María (exceptuando la escena de Caná. El misterio que se celebra en ellas. desde su misma entrada en el mundo. sin embargo. ciertamente. evidentemente corno en Navidad. El calendario actual ha devuelto a estas fiestas su carácter predominantemente cristo-lógico. en el calendario litúrgico. es una extensión del misterio de Navidad.salvífico con que es contemplada María en el ciclo de la fiesta de Navidad queda todavía corno fundamento en las diversas solemnidades y fiestas que se celebran durante el año. Hay dos fiestas. en realidad. especialmente en aquellas -corno la Concepción Inmaculada y la Asunción. las referencias en la predicación de Jesús. En el día 25 de marzo. y la Anunciación/Encamación. En el día 2 de febrero. continuación estricta del evangelio de la noche de Navidad. La presencia de María en ella es.la consiguiente presencia de las profecías mesiánicas que se refieren a los mismos. al cual se une íntimamente su Madre. Las otras dos lecturas son de intención clara: el testimonio de Pablo sobre el nacimiento "de mujer". De ahí que el leccionario haya incluso reforzado con las nuevas lecturas segundas. que han oscilado a través de los siglos entre fiesta del Señor y fiesta mariana: la Presentación del Señor / Purificación de María. El leccionario en el ciclo de las fiestas marianas El carácter estrictamente cristológico . la presencia de María es imprescindible. con el texto de Hb 2. sino un hecho de fe: María conserva en su corazón los acontecimientos. y casi con una renovación total en relación con el . y el protagonista es Cristo. con el texto de Hb 10. El texto evangélico de este día es la adoración de los pastores. Creo que estos dos textos son una prueba evidente de que estas dos fiestas deben ser consideradas primariamente como fiestas del Señor. Pero aquí el acento se ha hecho en favor de la dimensión eclesial. la escena de la cruz y su presencia en la comunidad de Jerusalén). Esta distinción conviene plantearla de entrada.han sido igualmente reforzadas en el leccionario. para acentuar el carácter de ofrenda sacrificial de la existencia de Cristo. es madre en su corazón tanto y más que en su cuerpo virginal. de una manera especial.pero su maternidad no es puramente biológica. las lecturas de la solemnidad del día 1 de enero. para acentuar la fraternidad humana de Cristo. Las otras dos solemnidades marianas -Concepción y Asunción.

la visión apocalíptica contempla el arca de la alianza situada ya en la ciudad santa. Pero esta alabanza no termina en Maria.leccionario preconciliar. Las dos segundas lecturas están tomadas del capítulo 15 de la primera carta a los Corintios.estarnos llamados a ser santos e inmaculados en la presencia de Dios. El nuevo leccionario ha planteado la solemnidad de una manera más global.¡la primera su Madre! . amada por El desde siempre. realizada en María de una forma absolutamente peculiar y gratuita. en la fiesta de la presencia en el mundo de la primera "cristiana". que habla de la Sabiduría de Dios. sino porque resultaban demasiado lejanas al misterio de la comunión entre María y los cristianos. La solemnidad del 8 de diciembre tenía como primera lectura el texto de Pr 8. como misterio humano y misterio de salvación. Corno primera lectura. la primera lectura y el salmo explican la historia de la "entrada" gloriosa del arca de la alianza en la ciudad de David. uno para la misa de vigilia y otro para la misa del día. madre y perseguida al mismo tiempo. De nuevo se destaca así el . Las palabras de la Sabiduría divina han desaparecido. Esta solemnidad tiene ahora dos formularios completos de liturgia de la Palabra. "cada uno en el momento que le corresponde": ¡éste es el privilegio de María. En ellas se desarrolla el fundamento cristológico de la gloria de María. con el cántico. como símbolo y medio de la presencia de Dios entre su pueblo. De la gloria solitaria de María pasamos a la gloria de la Iglesia. significada en la mujer anónima del texto de Lucas 11. Con la solemnidad del 15 de agosto se ha hecho algo parecido. en función de su maternidad y de su compasión. lo que para la Iglesia es fe y sacramento. Aquí el tema que se ha ampliado en relación con el leccionario anterior ha sido el del arca de la alianza. para María es gratuidad sobreabundante y preservación. y todos resucitaremos con El. la intención litúrgica es contemplar la gloria de María. el protoevangelio: el misterio del pecado y de la gracia. Como segunda lectura.22ss. no sólo porque su atribución corresponde más a Cristo que a María. es una maravillosa imagen de la entrada de María en la Jerusalén celestial. En la misa del día. el comienzo del cántico de Efesios: todos los que estamos en Cristo . Finalmente. En la misa de vigilia.27-28 y en la madre del Bautista. el evangelio nos trae la escena de la anunciación por entero. ya que ella misma la refiere al Señor. para destacar el fundamento de la "plenitud de gracia" de Maria: su vocación a la maternidad divina. así. que se transforma en cierta manera en el signo de la mujer gloriosa. que es el mismo para todos los que estamos en Cristo: la muerte ha sido vencida en la resurrección del Señor. y como evangelio la salutación del ángel en su inicio. perseguida también aunque con la seguridad de la victoria pascual. ya que a Ella le corresponde ya! Los textos evangélicos recogen la alabanza de la Iglesia. a la vez que prefigura la gloria de la Madre Iglesia. La Concepción Inmaculada de Maria se convierte.

finalmente.carácter de primicia e imagen que corresponde a la Virgen gloriosa. fueron como una entrega solemne de este típico Evangelio que hay que anunciar a toda la comunidad de los creyentes".. En ella los numerosos e intensos sufrimientos se acumularon en una tal conexión y relación. el día 8 de septiembre. cabe destacar que se ha suprimido la memoria de esta compasión que se hacía el viernes de la quinta semana de Cuaresma. Y la confirmación de ello le vino lo bastante pronto. Su subida al Calvario. en la fiesta del 31 de mayo se acentúa un aspecto que no se atiende en el ciclo de los días anteriores a Navidad: el carácter de ayuda fraternal que implica la visita de María a Isabel. además de su carácter de mediación. resulta orientada cristo- lógica y ejemplarmente la contemplación de María al pie de la cruz. así como de las ansias y estrecheces de la fuga precipitada a Egipto.. desde el antiguo coloquio tenido con el ángel. cuanto del anuncio formal del anciano Simeón. Ella entrevé en su misión de madre el "destino" a compartir de manera única e irrepetible la misma misión del Hijo. la visitación. pero ciertamente misterioso y sobrenaturalmente fecundo para los fines de la salvación universal. como por otra parte las palabras que pudo escuchar de sus labios. El calendario mariano tiene. que es el fundamental. tanto de los acontecimientos que acompañaron al nacimiento de Jesús en Belén. En realidad. junto al de Jesús. en primerísimo y muy destacado lugar junto a El está siempre su Madre Santísima por el testimonio ejemplar que con su vida entera da a este particular Evangelio del sufrimiento. En cuanto a la memoria de los dolores de María. que habló de una espada muy aguda que la traspasaría el alma. fueron una participación del todo especial en la muerte redentora del Hijo. fueron también una contribución a la redención de todos. el día 15 de septiembre. Con ello. El leccionario de estas fiestas apenas ha variado. alcanzó un vértice ya difícilmente imaginable en su profundidad desde el punto de vista humano. Cabe destacar que. los dolores de María. otras tres fiestas que merecen una mención: el nacimiento de María. EXPERTA EN DOLOR "Es consolador notar que al lado de Cristo. su estar a los pies de la cruz junto con el discípulo amado. y por consiguiente se mantiene para ellas la misma orientación anterior. el misterio de la visitación recibe también un matiz de "ejemplaridad". .) fue en el Calvario donde el sufrimiento de María Santísima. el día 31 de mayo. que si bien fueron prueba de su fe inquebrantable. De esta manera. (. Más aún. quedando solamente esta memoria del 15 de septiembre. provocada por la cruel decisión de Herodes. complementaria claramente de la fiesta de la exaltación de la santa Cruz.

3. Para que el Espíritu del Señor. nuestras voces suplicantes al Padre todopoderoso. Para que cuantos lloran en este valle de lagrimas sientan la protección de María y se sientan reconfortados en sus sufrimientos. 3. Para que la Iglesia. Escucha. y por la intercesión de la gloriosa Madre de Dios. las oraciones de tu pueblo y dígnate acceder a nuestras peticiones. nos esforcemos por imitarla y como ella crezcamos en toda clase de virtudes. Dios de bondad. aunque seamos indignos de tu ayuda. hermanos. . roguemos al Señor. pues las ponemos bajo la protección de la Madre de tu Unigénito. 2. 4.II - Elevemos. por los méritos de la Virgen María. Juan Pablo II. que engendró en las entrañas de María al Hijo del Padre eterno. la esperanza firme y la caridad ardiente. nuestro Señor Jesucristo. cumpliendo fielmente como María la voluntad del Padre. Para que la Iglesia. supliquemos a Dios por las necesidades de todos los hombres: 1. que cubrió con su sombra las entrañas de María. Para que el ejemplo de María sufriente al pie de la cruz dé valor a los que viven rodeados de dificultades y dolor. Para que todos nosotros. roguemos al Señor. 2. conserve virginalmente la fe integra. 1984) LA ORACION DE LOS FIELES Confiados en la bondad del Señor que hizo obras grandes en María. invoquemos la misericordia divina por las necesidades de todo el mundo: 1. por la predicación y el bautismo engendre nuevos hijos para la vida inmortal. . roguemos al Señor. ilumine y aliente a todos los hombres y les lleve al conocimiento y al amor de su Creador. roguemos al Señor. poniendo los ojos en María. que vive y reina contigo por los siglos de los siglos.(Carta apostólica "Salvifici Doloris"'. y. ilumine a todos los hombres y les haga discernir los signos de su presencia en el mundo. 4. las oraciones que tus fieles te han presentado a' celebrar hoy esta fiesta en honor de la Madre de tu Hijo. roguemos al Señor. a imitación de María. roguemos al Señor. roguemos al Señor. Para que a todos nosotros el afecto maternal de María nos aliente a cooperar con nuestro esfuerzo en la misión apostólica de la Iglesia. roguemos al Señor. concédenos lo que te hemos pedido. Para que el Espíritu Santo. Escucha. Señor.

humilde esclava del Señor. 8. suspiran todos los hombres. 3. otorgue a todos los fieles ser reflejo de la santidad que brilla en María. roguemos al Señor. roguemos al Señor. que por la salvación del mundo quiso nacer de Santa María Virgen. se conviertan y retornen al buen camino. refugio de pecadores. que dispuso que el nacimiento de María anunciara la alegría al mundo entero. Por cuantos se han apartado de la senda del bien: para que por intercesión de María. Por todos nosotros: para que por intercesión de María. aún sin saberlo. Por la Santa Iglesia de Dios: para que a ejemplo de María. Para que el Todopoderoso. . hermanos. -III- Pidamos. Te rogamos. roguemos al Señor. ponga sus ojos en la familia humana y le otorgue la esperanza de aquella vida eternamente feliz por la que. roguemos al Señor. -IV- Pongamos nuestros ojos en Jesús. 2.Por Cristo nuestro Señor. roguemos al Señor. al Señor que venga en nuestra ayuda y por la pode- rosa intercesión de la Madre de su Hijo escuche nuestras plegarias: 1. que venga en nuestra ayuda la intercesión de la Virgen María para que obtengamos los bienes que hemos pedido de tu bondad. la más santa de todas las creaturas. Para que el Señor. roguemos al Señor. perseveremos en el bien hasta la muerte. que quiso que la perfección de la Iglesia se prefigurara y culminara en la Madre de su Hijo. lleguen al conocimiento del Evangelio y encuentren en él su felicidad. que en su Reino ha colmado a María de felicidad. Virgen fidelísima. Por Cristo nuestro Señor. Por los hombres que no conocen a Jesucristo: para que por intercesión de María. se compadezca de quienes lloran en este valle de lágrimas y aleje de ellos la causa de sus sufrimientos. 4. Para que el Padre del cielo. no pretenda grandezas sino que acalle y modere sus deseos como un niño en brazos de su madre. 2. roguemos al Señor. y encomendémosle confiados las necesidades de todos los hombres: 1. Señor.

Para que el Rey de la gloria. otorgue a quienes hoy recordamos a la Madre de su Hijo ser plenamente fieles a la vocaci6n a la que hemos sido llamados. Para que por la intercesión de María. 4. los que . pidamos hermanos. compadécete. roguemos al Señor Por la gloria de tu nombre y por la intercesión de santa María Virgen y de todos los santos. sintamos la protección maternal de María en nuestro último combate y podamos presentarnos confiados ante el tribunal de su Hijo misericordioso. 3. roguemos al Señor. la ambición o la sensualidad pongan sus ojos en María y. Señor. a María. escucha nuestras oraciones y otórganos siempre tu protección. otórganos el gozo de ver realizadas nuestras peticiones. Virgen poderosa. hermanos. que para salvar al mundo nació de santa María Virgen. 2. Por Cristo nuestro Señor. Para que todos aquellos hermanos y hermanas nuestros que han consagrado a Dios la integridad de su cuerpo y el amor exclusivo de su espíritu amen cada día con mayor intensidad la virginidad que han prometido. por la mediación maternal de santa María Virgen. de nosotros. que interceda también ahora por nosotros y ore con nosotros al Señor: 1. que oró junto con los discípulos en el cenáculo. roguemos al Señor. alentados por su ejemplo y ayudados por su oración. Para que cuando nos llegue la hora de nuestra muerte. roguemos al Señor. la oración de tu Iglesia y. Por Jesucristo nuestro Señor. Trono de la Sabiduría. la Iglesia se vea libre de todo mal.4. venzan sus tentaciones. al que hizo obras grandes en María y pidámosle que muestre también el poder de su brazo escuchando nuestra oración: 1. Escucha. Oremos. que hizo de María la Virgen fidelísima. -V. Para que los que se sienten tentados por la soberbia. Para que el Hijo de Dios. roguemos al Señor. se compadezca de todos los que viven aún sumergidos en las tinieblas y el pecado. roguemos al Señor. 2. Señor. Para que por la intercesión de María. -VI- Al elevar a Dios nuestra oración.

roguemos al Señor. para que. reavive en ellos la esperanza y los conforte con su amor materno. para que la santísima Virgen. que interceda por nosotros la santísima siempre Virgen María. roguemos al Señor. y muéstrate propicio ayudándonos en nuestras necesidades. Por Jesucristo nuestro Señor. reina de misericordia. los pecadores alcancen el perdón de sus culpas. Señor. Por todos los que estamos aquí reunidos. Por todos los pueblos del mundo. y todos los pueblos gocen de una convivencia fecunda. con la ayuda de la Reina de la paz. 4. anuncie a todos los pueblos las maravillas de Dios. roguemos al Señor. roguemos al Señor. para que. diciendo: Te rogamos. Por la Iglesia. 5. para que. por cuantos languidecen en las prisiones o padecen persecución. Te pedimos. 2. nos esforcemos en imitar su humildad y espíritu de servicio y la amemos con amor cada vez más ardiente. en la pobreza. roguemos al Señor. que ha hecho obras grandes en la santísima Virgen María. Por. cumplamos con los deberes de nuestra vocación y perseveremos hasta la muerte en el bien. Para que por la intercesión de María. y sigue continuamente obrando maravillas de bondad en su Iglesia. 3.. Madre de misericordia. .consagran su vida al estudio progresen en el conocimiento y en el amor a la verdad. modelo de la Iglesia suplicante. Señor. Virgen fidelísima. bajo el reinado de Cristo. roguemos al Señor. para que también nosotros podamos participar de la plenitud de tu gracia. 4.. roguemos al Señor. la oración de tus hijos que unen su plegaria a la intercesión de María. que nos diste como Madre y como Reina. para que. movidos por el Espíritu Santo se congreguen felizmente en el único pueblo de Dios. roguemos al Señor. en la soledad. desaparezcan las guerras. Escucha. óyenos. y exalte la misericordia del que derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes. uniendo su voz a la de María. reconociendo la singular dignidad de la santísima Virgen. Por la concordia entre las naciones. 1. Por los que sufren en la enfermedad. Para que por la intercesión de María. se apaguen los odios. VII- A Dios Padre. dirijamos suplicantes nuestra oración. 3.

. Pidamos por todos los que luchan al servicio de un mundo más digno. Oremos por el mundo entero. y. Oremos por cada hombre y cada mujer. Porque ella concibió a tu único Hijo por obra del Espíritu Santo.. Oremos por las familias. Y pidamos por todos los que sufren a causa de la dureza de corazón de otros hombres. (Nuestra Señora de. por las tristezas y fracasos que viven los hombres. para que derrame su gracia sobre nosotros y sobre todos los hombres. bendecir y proclamar tu gloria en la Maternidad de santa María. Escucha. presentemos al Padre nuestra oración. Misal Romano En verdad es justo y necesario. PREFACIOS MARIANOS 1. siempre virgen. sin perder la gloria de su virginidad. Padre. Oremos. como fecundó a María. . 3. hermanos.. por todos los pueblos y naciones.). nuestras plegarias. fieles al Evangelio como ella lo fue. Oremos diciendo: Escúchanos..-EN LA FIESTA PATRONAL.Celebrando hoy gozosamente la fiesta de la Virgen María. por los que no tienen lo necesario para vivir. como María. Oremos. Oremos. los grupos. cada niño. cada anciano. La Maternidad de María Prefacio 1 de Santa Maria Virgen. portadores de Jesucristo al mundo. en este día de fiesta. Pidamos que el Espíritu de Dios fecunde a la Iglesia. las instituciones.. 1. es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar. por los que no encuentran solidaridad ni ayuda. y que mantengamos siempre vivo el deseo de crecer como cristianos. Oremos por la Iglesia. hermanos. Que nunca nos falte su compañía. Padre. Oremos. Señor. Oremos finalmente por todos nosotros. 2. cada joven. por todos los cristianos. los que con fe y alegría celebramos hoy nuestra fiesta bajo la advocación amorosa de María. derramó sobre el mundo la luz eterna. Y alabar.. Dios todopoderoso y eterno. Oremos ante todo por nuestro pueblo (ciudad) de. hermanos. 4. Y concédenos todo lo que con fe te hemos pedido.. Que Dios nos conceda a todos su bendición y su gracia. las entidades. Pidamos que la Iglesia y cada uno de los cristianos seamos. Por. hermanos. Padre santo. Oremos por nuestros gobernantes. por todos los que se esfuerzan al servicio del amor. Pidamos por las ilusiones y las esperanzas.

Misal Romano En verdad es justo y necesario. Ella. te alabamos sin cesar. hasta la venida gloriosa del Señor. diciendo: . y alabarte debidamente en esta celebración en honor de la Virgen María. Señor nuestro. Desde su asunción a los cielos. al conmemorar a la bienaventurada Virgen Maria. Jesucristo.. María. La Iglesia alaba a Dios inspirándose en las palabras de María Prefacio II de Santa Mar(a Virgen. HUO tuyo y Señor nuestro. Ella. Por eso. exaltar especialmente tu generosidad inspirándonos en su mismo cántico de alabanza.. mereció concebirla en su seno virginal. al unir sus oraciones a las de los discípulos. tomó como hijos a todos los hombres. al aceptar tu Palabra con limpio corazón. y has mantenido tu misericordia de generación en generación. Por el. y protege sus pasos hacia la patria celeste. y. Santo. y proclamar tus maravillas en la perfección de tus santos. con todos los ángeles y santos. Santo. Señor. Santo. es nuestro deber y salvación darte gracias. darte gracias siempre y en todo lugar. Permítenos asociarnos a sus voces cantando humildemente tu alabanza: Santo. en la espera pentecostal del Espíritu. Permítenos unirnos a sus voces cantando tu alabanza: Santo. Señor. Padre santo. al mirar la humillación de tu esclava. Misal Romano En verdad es justo y necesario. y al dar a Luz a su Hijo preparó el nacimiento de la Iglesia. Modelo y Madre de la Iglesia Misa Votiva. nacidos a la vida sobrenatural por la muerte de Cristo. En verdad hiciste obras grandes en favor de todos los pueblos. los ángeles y los arcángeles te adoran eternamente.. Santo. 3.Jesucristo. gozosos en tu presencia. es nuestro deber y salvación. Por él. por ella nos diste al autor de la vida. Dios todopoderoso y eterno. cuando. se convirtió en el modelo de la Iglesia suplicante. al recibir junto a la cruz el testamento de tu amor divino. los ángeles y los arcángeles y todos los coros celestiales celebran tu gloria. Ella. 2. unidos en común alegría.. acompaña con amor materno a la Iglesia peregrina.

Jesucristo. 5. Santo. Dios todopoderoso y eterno. Hijo tuyo y Señor nuestro. Señor nuestro. por Cristo.. Porque la Virgen creyó el anuncio del ángel: que Cristo. por todas las grandes maravillas que has realizado en la Virgen. ella es figura y primicia de la Iglesia que un día será glorificada. Santo. Dios cumplió sus promesas al pueblo de Israel y colmó de manera insospechada la esperanza de los otros pueblos.. concibió en su seno al autor de la vida. ella es consuelo y esperanza de tu pueblo. que conociera la corrupción del sepulcro la mujer que. Padre santo.. todavía peregrino en la tierra. . 12 de octubre Nuestra Señora de Montserrat. Santo. por obra del Espíritu. La gloria de la Asunción de María La Asunción de la Virgen Mar(a. 27 de abril En verdad es justo y necesario. por obra del Espíritu Santo. unidos a los ángeles.. Señor. Señor. iba a hacerse hombre por salvar a los hombres. Con razón no quisiste. Santo. Padre santo. Madre de Dios. y lo llevó en sus purísimas entrañas con amor. es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar. Por eso. Señor. Así. La Gloria de la Virgen Nuestra Señora del Pilar. Dios todopoderoso y eterno por Cristo. Por eso. Santo. Padre santo. 15 de agosto En verdad es justo y necesario. los ángeles te cantan con júbilo eterno y nosotros nos unimos a sus voces cantando humildemente tu alabanza: Santo. Santo. 6. es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar. Madre de tu Hijo. 25 de marzo En verdad es justo y necesario. 4.Santo. es nuestro deber y salvación darte gracias siempre yen todo lugar. Porque hoy ha sido llevada al cielo la Virgen. Dios todopoderoso y eterno. El Misterio de la Encarnación La Anunciación del Señor. Señor nuestro. Señor. te aclamamos llenos de alegría: Santo...

cantando sin cesar el himno de tu gloria: Santo. para que en la plenitud de la gracia fuese digna madre de tu Hijo y comienzo e imagen de la Iglesia. al celebrar ahora la solemnidad del Pilar. Santo. (la fiesta de Ntra. esposo de la Iglesia. gloriosa en su descendencia y triunfante en su asunción. refugio los pecadores. 8 de diciembre En verdad es justo y necesario. Purísima había de ser. a fin de que ella. 9. y con todos los coros celestiales. Señor.. Porque preservaste a la Virgen María de toda mancha de pecado original. todos los hombres. Padre santo. Dios todopoderoso y eterno. Madre y Medianera de gracia Del Misal propio de los Servitas por las grandes maravillas que has realizado en la Virgen. 8. En tu inefable bondad has constituido a la Virgen María madre y abogada nuestra: en ella encuentran consuelo los afligidos. al hacernos renacer para ti. Santo.. Santa María al pie de la Cruz Del Misal propio de los Servitas Porque. llena de juventud y de limpia hermosura. la Virgen que nos diera el Cordero inocente que quita el pecado del mundo. no fue contaminada por la corrupción del sepulcro. los necesitados. fue madre de Cristo. pues. esperanza de los fieles y gozo de todo nuestro pueblo... Por eso. unidos a los ángeles... es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar. y los dolores que no sufrió al darlo a la luz. Sra. . Santo. auxilio. que por obra del Espíritu Santo fue su Madre. por un nuevo don de tu bondad. Señor. los padeciera. Por eso. El misterio de María y de la Iglesia La Inmaculada Concepción. inmensos. Maria.Ella. concebida sin pecado. esposa de Cristo. Santo. Salvador nuestro y único mediador. luz de las gentes. para salvar al género humano has querido misericordiosamente asociar a la Virgen con tu Hijo. de Montserrat) te alabamos con los ángeles y arcángeles. gracia y misericordia. es abogada de gracia. Madre de tu Hijo.. 7. te aclamamos llenos de alegría: Santo. Purísima la que entre todos los hombres.. siendo intacta en su virginidad. colaborara con él en la redención. y ejemplo de santidad.

toda su confianza: aceptando con fe tu palabra concibió al Hijo del hombre. señal segura de esperanza y consuelo.10. el nuevo Adán. Señor.. unidos a los ángeles. que habían anunciado los profetas. en la fiesta (memoria) de Santa María Virgen.. sirviendo con amor a la obra de la salvación. y ahora resplandece en nuestro camino como signo de consuelo y de segura esperanza. Y nosotros. unidos a los ángeles.. P. LITURGIA DE LAS HORAS SALMOS DE VISPERAS Moniciones y oraciones. Santa Maria. admirablemente unida al misterio de la redención. apareció finalmente tu Iglesia. hasta que brille el día de la gloriosa venida de Cristo Señor. María. Y ella. Tu humilde Sierva puso en ti. la nueva Eva.. perseveró con los apóstoles en oración esperando la venida del Espíritu Santo. María. 12. Sierva del Señor Del Misal propio de los Servitas Porque en Jesucristo nos has dado el salvador del mundo y en Maria un modelo de esperanza.. Por este don tuyo toda la creación. como primicia de la humanidad redimida. Ella como humilde sierva acogió tu palabra y la conservó en su corazón. fue la nueva Eva. imagen de la humanidad nueva Del nuevo Misal italiano Tú revelaste en la plenitud de los tiempos el misterio escondido durante siglos. por el poder del Espíritu Santo. dirigen sus ojos a la Virgen.. Por este regalo de tu amor. para que el mundo entero vuelva a vivir y a esperar. y en Maria.. En Cristo. FARNÉS 1 VÍSPERAS Salmo 112 . quienes en su camino hacia la plenitud de la libertad. 11. madre de todos los vivientes. por Cristo tu Hijo. que por la acción de la gracia es el fruto más excelso de la redención. emprende de nuevo su camino hacia la Pascua eterna. por su condición de mujer es hermana de todos los hijos de Adán. signo de consuelo y esperanza Del nuevo Misal italiano Te alabamos y te bendecimos.

Alabado sea el nombre del Señor: las antiguas maravillas de la liberación de Egipto que canta nuestro salmo se han realizado de nuevo. bendiciendo al Señor porque ha realizado obras grandes en María. tú que has mirado la humillación de María. El Señor se ha abajado para mirar a la tierra y ha alzado a María sentándola entre los ángeles y santos -los príncipes de su pueblo constituyéndola madre feliz de hijos: de Jesús. Iglesia. las flores han brotado en nuestro mundo y todo se ha revestido de la alegría de un retorno feliz: ¡alaba a tu Dios. tu sierva. Amén. te abajas para mirar a la tierra: contémplanos también a nosotros y levántanos de nuestra miseria para que. incluso en su concepción. de los miembros de su Cuerpo como otros tantos hijos que ella ha dado a luz espiritualmente: ¡Siervos. uno de sus cantos era el salmo 147: Glorifica al Señor. príncipes de tu pueblo. Por Maria. el 112. Verdadera-mente. desde lo alto miró a la tierra y alzó de la basura a Israel para sentarlo entre los príncipes de su reino. ya fue plenamente santa. podamos alabar tu nombre por los siglos de los siglos. entramos en la fiesta de la Virgen. pobre y desvalido. Salmo 147 Cuando después de largos años de destierro los israelitas retornaban a su patria para reconstruir la Jerusalén devastada. y de manera más maravillosa aún. R. tú que. si por Eva se cerraron las puertas del paraíso. y la has levantado del polvo de la muerte para sentaría con los ángeles. su Primogénito. Jerusalén. su propio pueblo. Bendito sea el nombre del Señor: él líbró a Israel de la esclavitud de Egipto. porque. por María. que te elevas sobre los cielos. en María: ha sido librada de la esclavitud de la muerte la que no conoció la corrupción del sepulcro. ha sido salvada de las ligaduras del pecado la que. que Dios ha reforzado los cerrojos de tus puertas. por María el mensaje de Dios ha sido enviado a los hombres pues fue a ella a quien el Ángel anunció la venida del Verbo. por Maria todo ha quedado restaurado: las puertas del reino se han abierto de nuevo. elevado en tu trono. Dios ha bendecido a todos tus hijos dentro de ti! Oración . Este es también hoy nuestro canto de acción de gracias al contemplar cómo la presencia de María ha fortificado las murallas de la Iglesia acrecentando la santidad de la misma. con Maria y los ángeles. alabad el nombre del Señor! Oración Señor Dios. hizo de un pueblo esclavo. Dios ha puesto paz en nuestras fronteras pues ella nos ha restaurado la comunión con Dios.Con este salmo de alabanza.

hija de nuestro pueblo. Padre de nuestro Señor Jesucristo. Señor. la humanidad entera. recibe la alabanza de tu Iglesia y haz que. inundados de esta alegría. el saber que nuestros pies ya están pisando los umbrales de la Jerusalén eterna. ya que en este día llegó al descanso del Padre el Señor resucitado. te pedimos. R. Pero este mismo canto tiene un gran sentido con relación a Maria. las tribus del Señor. Por los siglos de los siglos. Amén. Allá esperamos subir también te-dos nosotros. para formar con María la ciudad bien compacta simbolizada en la antigua Jerusalén. Cántico de la carta a los efesios Nuestra salmodia festiva culmina con un canto que nos invita a contemplar el plan de salvación realizado por Dios en favor nuestro. que allá suban las tribus. como primicia de nuestra humanidad. a la Jerusalén del cielo. la mujer bendecida por Dios. y que en la paz de los muros de la nueva Jerusalén todos podamos alegrarnos con María y con . en efecto. como destinataria primera y fruto más preclaro de esta bendición. porque en la glorificación de María nos deja8 ya entrever la esperanza a la que nos llamas y la riqueza de gloria que darás en herencia a tus santos bendecidos en la persona de Cristo.Señor Dios. que nos has anunciado tu palabra y has hecho obras grandes con nosotros como con ninguna nación obraste. los cristianos lo usamos con frecuencia para inaugurar el domingo. ella la glorificada por encima de todos los ángeles y santos. todos sus hijos sean bendecidos dentro de la Sión definitiva. A ti la gloria por los siglos de los siglos. María. II VÍSPERAS Salmo 121 El canto de alegría de los israelitas que llegaban a Jerusalén. Al cantar este himno de acción de gracias. pues este día es como un símbolo de nuestra llegada al reino definitivo de Dios. Oración Que nos colme de alegría. todas tus tribus. nuestros pies ya están pisando los umbrales de Jerusalén definitiva. pues ella es la llena de gracia desde su concepción. Amén. ¡Qué alegría! María ha llegado ya. por la que hemos recibido a Cristo hombre. Como causa de salvación pues ha sido por ella. donde gocemos de tu paz. Señor. con María. raíz de todas las bendiciones. Por ella. ocupa un lugar destacado en el plan de salvación de los hombres tanto como causa como en cuanto destinataria principal de la salvación. la figura de María a quien hoy celebramos puede iluminar nuestra oración. te bendecimos y te damos gracias. R. Oración Señor Dios.

Amén. por ello fue enaltecida. Cántico de la carta a los Efesios (Como en 1 Visperas) EL SALUDO FINAL A LA MADRE R. que hirió sólo su talón. la serpiente.29). laetare. En la actualidad son únicamente cinco. Siendo pequeña fue enaltecida porque Dios da el pan a sus amigos mientras duermen. el Señor. porque se consideró inútil como una esclava. que eres tú quien das a tus amigos mientras duermen el pan de los sudores. GRANDEZ Diariamente la Liturgia de las Horas se concluye con uña antífona mariana. para que así. pero "además de las antífonas que se contienen en el libro Liturgia de las Horas. donde reina por los siglos de los siglos.aquellos hermanos y compañeros que nos han precedido en el signo de la fe y ahora duermen el sueño de la paz. cfr. sobre la competencia de las Conferencias Episcopales SC 38). que. tiene un trono adornado con estrellas. pues. los hijos de la juventud. Saludos efusivos. Por ello también tuvo la mejor herencia. saludos que son al mismo tiempo humilde plegaria a la Virgen. de las Horas son éstas: Salve Regina Alma Redemptoris Mater Ave. 1 Cor 1. El salmo que vamos a rezar responde a esta actitud de María: ella no quiso construir su casa ni guardar su ciudad sino que se durmió tranquila en los brazos de Dios. con el que derrotó al antiguo adversario. Por Cristo nuestro Señor. alleluja ¿Qué son estas antífonas a María? Son plegarias en forma de saludo. que unen la gracia literaria y la densidad teológica. dormimos confiados en tus brazos como el niño descansa en brazos de su madre. Todo ello con un acento filial de confianza y de . casi todas ellas. por ello fue constituida reina para que así nadie pueda gloriarse ante Dios (cf. la casa que cobija y la ciudad que protege. sepamos. Salmo 126 Porque María se hizo pequeña y Dios pudo contemplar su humillación. Amén. también como ella. 92. donde Cristo. R. pueden ser aprobadas otras por la Conferencia Episcopal" (JGLH. Cristo. Las cinco que trae el libro. Regina caelorum Sub tuum praesidium Regina caeli. a ejemplo de María. Oración Ayúdanos. Señor. R. El Rey de reyes. seamos llevados por ti al tálamo celestial. a confiar plenamente que eres tú quien actúas en nosotros.

María es protección de la Iglesia (bajo tu protección nos acogemos). líbranos siempre de todo peligro. sino = libera nos. El llamar a María "siempre Virgen" está indicando la reflexión eclesial sobre el dato bíblico. gloriosa et benedicta (la Gloriosa y Bendita . sancta Dei Genetrix. oh Virgen gloriosa y bendita. Es la plegaria más antigua que conocemos dedicada a María. Virgo gloriosa et benedicta. Y si al texto objetivo añadimos como ámbito de interpretación el momento en que las pronunciamos -el final del día. . la siempre Virgen). El valor de la plegaria podemos ponerlo en estos puntos: . El Concilio de Efeso (431) da a María el título de Theótocos (Mater Dei. en cambio.ternura. semper virgo (aei partaenos. Entonces ya no diríamos como la letra latina y la música gregoriana "libera nos semper. y el que nosotros rezamos es o bien una versión latina "Sub tuum praesidium confugimus" o bien una versión (castellana) tomada del latín. o mejor Dei Genetrix). María es la "gloriosa y bendita": es la "bendecida" en la Encamación y la que posee una "gloria" escatológica. entonces se intensifica más este acento íntimo y familiar de despedida a la Madre antes del sueno. La plegaria posiblemente es de antes del Concilio. no deseches las súplicas que te dirigirnos en nuestras necesidades. la que puede recibir la oración de la Iglesia. virgo gloriosa et benedicta". ND: Este matiz no lo recogen ni la versión de nuestro Libro de la Liturgia de las Horas. antes bien. El texto original es griego. sed a periculis cunctis libera nos semper. Sub tuum praesidium Sub tuum praesidium confugimus. santa Madre de Dios. ni la edición del episcopado americano. iluminada y concentrando las miradas de la asamblea-. . María es la "sancta Dei Genetrix". Deiss. . Habría que restablecer su forma genuina. nostras deprecationes ne despicias in necessitatibus. Bajo tu amparo nos acogemos. De cualquier modo el reconocimiento de la Madre de Jesús como Madre de Dios tiene testimonios anteriores al Concilio. tal como se presenta en un papiro griego. se ha atendido .y un cierto escenario que fácilmente suele darse -la imagen de María en el ábside. Veamos alguna nota sobre el contenido de estas antífonas. María es la "siempre Virgen".

Alma Redemptoris Matar Alma Redemptoris Mater. Muy difícil que una versión castellana tenga en densidad y hermosura el acierto de las frases latinas. en el Ave malis Stella. El pueblo pecador pide misericordia (peccatorum miserere) a la dulce. o dulcis Virgo Maria. santa. peccatorum miserere. Madre del Redentor. illos tuos misericordes oculos ad nos converte. OSB.al texto más original. estrella del mar. virgo prius ac posterius (= semper virgo). Caeli Porta. O clemens. y ten piedad de nosotros. monje de Reichenau. Daly. al musicalizar el "Bajo tu amparo". . himno transmitido en manuscritos del siglo IX. Con esta y las siguientes antífonas pasamos a la Edad Media. tiempo en que tan intensa y dulcemente se ha vivido la piedad mariana. Carol.. tuum sanctum genitorem). quae pervia caeli porta manes. el pueblo que constantemente cae y procura levantarse. Salve Regina Salve. Ad te clamamus. Se inspira.. virginal (¿cómo traducir alma?) Madre del Redentor. nobis post hoc exsillum ostende. en laMar¡olog(a de J. Gabrielis ab ore sumens illud ave (cfr. ha engendrado a su Santo Engendrador (tu quae genuisti. virgen fecunda. o pia. Gabrielis ab ore sumens illud Ave. Ante la admiración de cielo y tierra. Se atribuye a Hermanus Contractus (+1054). populo. engendraste a tu santo Creador y permaneces siempre virgen. Literariamente es de gran perfección. tuum sanctum Genitorem. 5. María en la liturgia occidental. OFM). natura mirante. Por su maternidad es María la puerta del cielo siempre abierta. Ella que ha tenido el honor de recibir el Ave de Gabriel tendrá misericordia de los pecadores. et stella maris. permaneciendo virgen antes y después. Et Iesum. es para el pueblo la estrella del mar. puerta del cielo siempre abierta. Virgo prius ac posterius. vita. salve. Eia ergo. tu quae genuisti. ven a librar al pueblo que tropieza y quiere levantarse. dulcedo et spes nostra. Ad te susplramus. Regina. Stella maris. Hay expresiones en el Alma Redemptoris Mater que tienen su correspondencia en el Ave maris Stella: Alma Mater. succurre cadenti. benedictum fructum ventris tui. con pasmo de la naturaleza (natura mirante). exsules filii Evae. pecadores. Recibe el saludo del ángel Gabriel. surgere qui curat. Ella. gementes et flentes in hac lacrimarum valle.B. advocata nostra. mater misericordiae. al parecer.

pues. Se le dice "vida. Alégrate. ave. salve. El valor teológico de la Salve es la intensidad de su dulzura. hemos traducido el o clemens/ del latín por el superlativo ¡Oh clementísima! Es la línea afectuosa de la Salve. Regina caelorum. "¡Oh clemente.!" A decir verdad. Decirle Señora no es sino volver al principio cuando invocábamos a María como Reina. Abogada nuestra". oh hermosa doncella. super omnes speciosa. oh dulce Virgen María. Reina de los cielos y Señora de los ángeles. Advocata nostra". raíz. y su autor pudo ser el citado Hermanus Contractus. vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos. Gaude. oh piadosa. radix. et pro nobis Christum exora. en la Salve que hemos conocido. La versión es el calco del original sin violencia de la lengua. oh piadosa. Muy bien traduce el castellano la expresión "Eia. gimiendo y llorando. Virgo gloriosa. dulzura y esperanza nuestra". pero hoy desconocemos otros datos de fecha y autor. oh dulce Virgen María! En cambio la Salve Regina se diría que es de la misma hermosura el texto latino y el texto castellano.1352) la . Salve. Reina que es Madre de misericordia. Dios te salve. oh piadosa. entre todas la más bella. a quien se llama en el mismo instante de nombrarla Reina. Por eso ninguna como ella ha encontrado el genuino eco popular. salve. a ti suspiramos. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva. Madre de misericordia. La Salve es del siglo XI. Señora. salve. oh dulce Virgen María!". y no hay que atribuir al Doctor Melifluo la triple invocación final del " ¡Oh clementísima. en castellano. y después de este destierro. Domina angelorum.Dios te salve. muéstranos a Jesús. ¡Oh clementísima. puerta. Esta súplica la encontramos en manuscritos del siglo XII. que dio paso a nuestra luz.. Es una súplica que se apega al corazón. de la confianza filial que respira hacia la Madre de misericordia. Regina caelorum Ave. ruega a Cristo por nosotros. Ea. salve.. ex qua mundo lux est orta. desbordando la carga de confianza. dulzura y esperanza nuestra. De todas formas ya antes de San Bemardo tenía su forma completa. vida. virgen gloriosa. Reina y Madre de misericordia. en este valle de lágrimas. de dulzura. o bien Adhemar de Puy (+1098). porta. Ave. La Salve es un saludo a la Reina. o valde decora. salve. ergo. Clemente VI (1342. fruto bendito de tu vientre. abogada nuestra. que nosotros los desterrados hijos de Eva hemos puesto en la Señora de esos ojos misericordiosos. pues. Se termina con una exclamación. Señora. vale. por "Ea.

San Efren. Nuevas antífonas marianas: una tarea para mariólogos y liturgistas . resurrexit sicut dixit. laetare. que es parte esencial o cuasi esencial al texto. alleluja. Carol: "Se usó como antífona en la fiesta de la Asunción. alleluja. laetare. resucitó. Reina de los ángeles. el Deum se traduce aquí por Señor).las nobles aspiraciones de doctores eminentes en mariología: San Atanasio. muy bien traducido el "quem" por "el Señor"). "Salve. re-conociendo en ella -nos dicen los peritos. El "Vale.B. alleluia. es la intercesora de la comunidad creyente ante su Hijo. a quien mereciste llevar. Alegría escatológica para la Madre del Señor (laetare). o valde decora" lo vierte la traducción castellana: "Salve -oh hermosa doncella!" (ed. La gracia de la rima. agraciada doncella" (ed. es menos apropiado t-aducir el "o valde decora" por "¡oh hermosa (agraciada) doncella". allelula Regina caeli. alleluia.. sino por ¡Adiós! Y además de esto. espanola). hoy la Madre del Señor resucitado (resurrexit sicut dixit). alégrate. Reina del cielo. no podemos traducir Vale por Salve. Ruega al Señor por nosotros. Se dice adiós a la Virgen en su camino hacia el cielo. un día la Madre del Señor a quien llevó en su seno (portare).introdujo en la liturgia. intercediendo por nosotros ante Cristo". aleluya. adiós'. Ella es la Reina del cielo (Regina caeli). Apurando con rigor la expresión latina y partiendo de la base del significado asuncionista. es la santa y agraciada (meruisti). portare. Regina caeli. aleluya. Virgen gloriosa. alegría que nos evoca la que se anuncia a la Hija de Sión. Para situarla en su contexto litúrgico nos remitimos a esta observación de la citada Mariología de J.. es la Madre del Señor (quem. porque el Señor. ora pro nobis Deum. Todo lo que esta antífona tiene de conciso lo tiene de denso y poéticamente bello. si vemos a la Virgen que asciende al cielo después de su peregrinación terrestre. el Señor (ora pro nobis Deum. Convendrá tener presente el texto latino para preciar los sencillos versos de ocho silabas -metro totalmente normal en la himnología eclesiástica latina. se desvanece en cualquier traducción que intentemos. alégrate. quia quem meruisti portare. aleluya.y en forma de pareados. según su palabra. lo cual explica su texto: 'Reina del cielo. San Ildefonso. americana). donde reinará como soberana de los ángeles. aleluya. Una felicitación a Maria entre aleluyas.

Y es efigie de nuestro propio corazón. Inmaculada Guiados por la lectura que la Iglesia hace de las santas Escrituras.La "Institutio" general de la Liturgia de las Horas deja el camino abierto. 3)." (Lumen gentium. Aunque ninguna de las antífonas citadas se ha compuesto como antífona nocturna. . tu nombre en nuestro pecho está grabado? Porque eres la respuesta muy sencilla a aquello que anhelamos. como hemos indicado al principio. Virgen Inmaculada.. El libro de la Liturgia de las Horas dice: "También pueden usarse otros cantos (?) aprobados por la Conferencia Episcopal". Virgen vence-dora. .. hermosa sin mancha ni arruga" (Marialis cultus. "Como ya nos enseñó san Ambrosio. pero con esta observación de que no se trata de una oración colecta a María. El misterio de la Inmaculada en el Adviento nos introduce en el misterio de la Iglesia. María misteriosamente está dentro de nosotros. Queda abierta una tarea para enriquecer la oración cristiana de las horas.Que al mismo tiempo se abran a la súplica confiada. Inicio de la Iglesia. como obra de Dios. HIMNOS MARIANOS R. insignificante Nazarena. Virgen signo. Sin duda que en la tradición los mariólogos podrán encontrar una hermosa colección. sí. . caída de nuestros padres. para que las Conferencias episcopales puedan introducir otras "antífonas" (aliae). al mismo tiempo efigie de la Iglesia.Valdrían bellos textos de la tradición y pueden ser también composiciones nuevas. que lleven consigo un hondo contenido mariológico. pues la Virgen. En efecto.Ante todo. ¿Cómo tendrían que ser estos otros cantos o antífonas a María? A mi parecer. que quizás necesitaría ligeros retoques. podemos ver a María ya en el jardín de la caída. y que también se pueden cantar en tantas otras ocasiones. Los cristianos nos hemos complacido en hacer esta relación: Paraíso. 63). tendrían que tener estas características. . Allí es luz tras el pecado. ¿Por qué. bien se podría componer alguna precisamente para este momento con un motivo de súplica de despedida. GRANDEZ Dedicamos a la Virgen cuatro himnos litúrgicos que se refieren a las cuatro solemnidades nucleares. la Madre de Dios es tipo de la Iglesia.Que tengan un carácter de saludo. como Inmaculada es "el feliz inicio de la Iglesia. el ser humano ha nacido con una vocación imborrable de ser lo que la . con vuelo y poesía.

oh límpida belleza que admiramos. la Madre de Jesús. ¿por qué. en las estrofas del himno. queremos juntar el sentido hondo de una maternidad dogmática y el cariño y la ternura que llevan consigo la evocación de una palabra: Madre. porque eres nada tuyo. que vence y vencerá tu amor más grande. no puede pensarlo sino con inmensa ternura. por no sé qué instinto. de humana vida Madre como nadie. si no está vestida con la túnica de la sencillez. entrañas de mujer jamás nos dieran el fruto celestial que de ellas nace. de Dios fecunda cual ninguna. Valga la alusión: Morada de la paz es tu regazo. Porque eres obediencia al Fuego y Soplo. Esa es la Virgen María. tu gracia desbordada sea gloria. A la Virgen María al comienzo del año le encomendamos la causa de la paz.la Virgen es Madre. oh Virgen signo. divino barro-. Morada de la paz es tu regazo. Por obra de la Santa Trinidad la Virgen pura es Madre. nuestro rostro y nuestro destino. amor soñado. Por eso. contigo al Dios de gracia celebramos. Es una maternidad que viene por obra directa de la Trinidad. Mujer perfecta por ser limpia. Mujer. que a Dios y al hombre traen. de Dios fecunda cual ninguna. el mundo por María restaurado! Amén. es repugnante. Esa maternidad excepcional es "más" maternidad que cualquier otra: mujer. . cuántas alabanzas de ti dicen los bien enamorados. todo suyo. la Madre nuestra. de humana vida Madre como nadie. Efigie de la Iglesia. fanal de nuestros pasos. Misterio de maternidad que el hombre. Ah. Madre buena. primer amor del mundo. insignificante Nazarena. tal como Dios lo ha constituido. porque eres simplemente pura gracia. Por obra de la Santa Trinidad la Virgen pura es Madre. las debilidades del corazón materno: no mires nuestro olvido. Virgen pura. mujer. la toda santa. Virgen vencedora. Nos atrevemos a llamarle a la Virgen Madre buena. tu nombre en nuestro pecho está grabado? Porque eres la respuesta muy sencilla a aquello que anhelamos. Madre de Dios Por encima de cualquier cosa la Virgen para el creyente sencillo -y la sabiduría. Santa María. Oh Virgen del jardín de la caída. ¡Divina Trinidad de nuestra vida. casi con el mohín del niño que conoce.Virgen fue desde el principio. -tu ser. dulcísimo regalo. no es una maternidad por cooperación de varón. consciente creatura entre sus manos. oh luz tras el pecado. oh límpida belleza que admiramos.

oh Eva del anuncio. porque ese "sí" ha traído la salvación del mundo. Abriste el corazón cuando creíste con ojos agrandados. la Madre que nos lleva en el regazo. Madre buena. Morada de la luz y toda gracia. y creyendo concibió por obra del espíritu santo y vino la salvación al mundo. mas eres ya. oh Dios de los milagros. Por esta fe. Anunciación La esclava del amor ha dicho si:. que la Nube luminosa la penetra (Lc 1. excelsa Madre.35). No hace falta más que mirar al cuadro de la Anunciación del Beato Angélico. tu ardiente fe nosotros imploramos. . no mires nuestro olvido. toda humilde. casa preparada en donde todos caben. cual Madre por nosotros intercede al Hijo que en tus ruegos se complace. que vence y vencerá tu amor más grande. ¡Benditos esos labios!. María entra en el misterio de su maternidad. Temblando de estupor y de ternura al lado tuyo estamos. el pan de la unidad y la alegría y todo lo que es bueno de ti sale. sino que cooperó a la salvación de los hombres con fe y obediencia libres". cantándole con cantos a la Madre! Amén. ¡benditos esos labios! y cruza en obediencia sobre el pecho las manos que ya guardan al Amado. 56). la suma gloriosa y gozo por María.Oh Madre nuestra. teniendo tal tesoro en su sagrario! María. que será siempre misterio de fe. Es lo que el himno quiere cantar. La esclava del amor ha dicho sí. Fe y obediencia. Callada Madre. pero admiremos que ella es la Nueva Eva. toda humilde. ¡Al Hijo Redentor que ha preparado los brazos maternales. fecunda el vientre casto. El Ángel del Señor anunció a María. que ella es la Madre que nos lleva en el regazo. Madre de la espera. que estás y a todos abres. se vuelva todo amor de nuestra tierra. oh Eva del anuncio. añadimos. socorro de mortales. dulce hermana al par de los hermanos. ¡Gloriosa Trinidad. ábrenos tus brazos como al Hijo y ciérranos al pecho cobijados. tomemos una página del Concilio: "María en la Anunciación" (Lumen gentium. ¡La Anunciación! Para meditar este misterio. ¡oh!. Ponderemos eso que define a María como la más pobre y pequeña. tu fe de creatura. Contemplemos su actitud de acogida en el "sí": y cruza en obediencia sobre el pecho las manos que ya guardan al Amado. para ella la primera. tributamos! Amén.. "Con razón piensan los Santos Padres que María no fue un instrumento puramente pasivo en las manos de Dios. por esta obediencia. ¡qué gozo ser la más pobre y pequeña. oh Dios amor. la Madre y Virgen Santa. La Nube luminosa la penetra.

el Hijo suyo. Descanse ya la Santa. definido como dogma de nuestra fe por Pío XII (1 de noviembre de 1950) es celebrado en Oriente como Dormición (en griego Koimesis) de María. 1 Re 2. Es breve sueno. y sella con la paz aquellos ojos. tiene con el Verbo de Dios. La vida silenciosa se ha cumplido y es hora de lo eterno. y en todas las iglesias se encontrará este santo icono más que milenario. la Madre goza ya del bien que espero.. sino por el instinto que el Espíritu comunica a la Esposa)..2). Muerte verdadera que le conduce a la tierra: Bajó a la oscura tierra como el Hijo. al beso del Amado la llama de su cuerpo. toda pura. Primicia de la Iglesia. a imitación del Hijo. Por la especial solidaridad que la Santa. flor temprana. cerrados para ver todo el misterio. la toda pura. Lo específico del misterio de la Asunción (que la Iglesia percibe por la unidad de toda la Escritura. primero de los muertos. impresa en el corazón por Cristo mismo. Bajó a la oscura tierra como el Hijo. ha tenido ya cumplimiento. cruzó el común sendero (cfr. Y surge al tacto. La muerte para María es dormición. ¿Por qué? Porque Dios así lo quiso. descanse ya la Santa. pudo captarlo. el tiempo vence al tiempo y se adelanta. María alcanza el Reino. cruzó el común sendero. en ella y no en ningún santo. Lo que un día tendrá realidad en nosotros. y deje nuestra luz tras breve sueno. Sólo la fe contemplativa de la Iglesia. la cual no se capta por un simple método científico. la carne sin mancilla es consumada . En este himno cantamos el misterio acentuando el tránsito por la muerte. mas vino Cristo y fue la Parusía: María en cuerpo y alma está en el cielo. Es éste el misterio.Asunción (Dormición) El misterio de la Asunción de la Virgen María. Se acerca el Redentor. lo específico del misterio consiste en que para María se adelanta la Parusía de Cristo. La muerte de María acontece bajo la presencia vivísima del Hijo.

o sea. para tratar de imitar en nuestras vidas sus mejores actitudes cristianas. han sido renovadas y tienen que seguir las orientaciones que la Iglesia de hoy ha querido señalar. no subrayando una espiritualidad distinta o alejada de la que se está viviendo en un . a ti la gratitud. Ciertamente tienen mayor dignidad y eclesialidad las celebraciones litúrgicas. el misterio de salvación que Dios ha realizado para nosotros por medio de Cristo. OTRAS CELEBRACIONES CELEBRACIONES MARIANAS DE ORACION J. Cualidades o condiciones Eso sí: también estas celebraciones devocionales. en las que la comunidad cristiana expresa y realiza su culto mariano de un modo superior. sobre todo los que se centran en la escucha de la Palabra de Dios (SC 35. . porque hoy recibes a aquella que te tuvo junto al pecho! Amén. ¡Oh Cristo. tienen la ventaja de una mayor libertad en su estructura y en su lenguaje y admiten una sana creatividad y adaptación a los diversos grupos. y que se ha cumplido de forma eminente en María. y a pesar de su mayor libertad formal. a) Tienen que ir de acuerdo con los tiempos litúrgicos (SC 13). que. mi Señor. El Concilio recomendó encarecidamente los ejercicios piadosos del pueblo cristiano (SC 13). que eres tú solo la tienda del encuentro.ayudar a contemplar y meditar. Por ejemplo. entre otras cosas. ALDAZABAL Además de las celebraciones litúrgicas -Eucaristía y Liturgia de las Horas- nuestra oración puede tomar otras formas. La finalidad de las varias formas de oración mariana es la misma: .invitar a recurrir a la materna intercesión de María ante Dios. .4). provocar la alabanza y la acción de gracias por esta admirable obra de Dios.recordar que la devoción a la Virgen nos compromete a todos a mirarnos en Ella como en un espejo.por otra carne. profundizando en el misterio de María. Pero también son dignas de atención las celebraciones piadosas. fruto de su seno. En un clima de oración es donde mejor vamos profundizando en lo que significa la figura de María en nuestra fe.

. despreciando a priori los ejercicios piadosos no litúrgicos. por una parte. Así olvidan que el Concilio dijo. con el peligro de que el Memorial del Señor no sea ya el momento culminante del encuentro de la comunidad cristiana. la actitud de otros que. otras en el esquema de la Liturgia de las Horas. que se inspiren en la Biblia.. b) También tienen que ir "de acuerdo con la sagrada liturgia. distinguir y subrayar la naturaleza propia de los actos litúrgicos. d) Otras recomendaciones que Pablo VI hizo para todo culto mariano también afectan a los ejercicios piadosos (MC 2555): que tengan un tono trinitario y cristológico. abandonando el sano sentido pastoral y litúrgico. mezclan ejercicios piadosos y actos litúrgicos en una celebración híbrida. ya que la liturgia. no que se confundan con ella. por su naturaleza. la participación activa de toda la asamblea. sino que se armonicen con la liturgia".. valorar también los ejercicios no litúrgicos para adaptarlos a la necesidad de cada comunidad eclesial y hacerlos auxiliares válidos de la liturgia" (MC 31).tiempo determinado del ano. A veces estos momentos de oración se inspirarán en la primera parte de la Eucaristía. sino como una ocasión para alguna práctica devocional. Esquemas variados . Y siempre tratando de asimilar las grandes líneas de la nueva liturgia postconciliar: por ejemplo la centralidad de la Palabra.. Las celebraciones en tomo a la fiesta de la Inmaculada deben respetar la dinámica propia del Adviento. no que se suprimieran tales ejercicios. A veces ocurre que dentro dé la misma celebración del Sacrificio Eucarístico se introducen elementos propios de novenas y otras prácticas piadosas. "en segundo lugar. A cuantos así obran quisiéramos recordarles que la norma conciliar prescribe que se armonicen los ejercicios piadosos con la liturgia. Una clara acción pastoral debe. está muy por encima de ellos" (SC 13). que utilicen las grandes direcciones de la Liturgia. c) Convendrá recordar una página de Pablo VI sobre dos defectos que son bastante reales en relación a estas celebraciones piadosas: "en primer lugar. la actitud de algunos pastores de almas que.. los abandonan y crean un vacío que no pueden luego llenar. Y por otra. en cierto modo deriven de ella y a ella conduzcan al pueblo. Los ejercicios piadosos del mes de mayo han de tener en cuenta la primacía del Tiempo Pascual.. que pongan de relieve la entrañable relación de la Virgen con la Iglesia. que respeten el espíritu ecuménico.

con lecturas. un canto presentado. Admite desarrollos sencillos. c) A imitación del Rosario. que se centra en el misterio de Cristo. e) También puede estructurarse una celebración mariana inspirándose en el Angelus. cantado. aunque con mayor libertad para la elección de lecturas tanto bíblicas como actuales y en la introducción de can-tos y oraciones. Su rezo admite una sana creatividad. El rezo del Rosario ha sido en los últimos siglos la oración mariana -no litúrgica.La estructura de estas celebraciones puede ser muy variada: a) A imitación de la liturgia de la Palabra de la Eucaristía. En verdad es un cántico que resume las mejores actitudes de Israel: un cántico que a la vez es de la Virgen y de la Iglesia entera. . aunque también estas celebraciones -así como el Oficio de Lecturas o el de Vigilia. meditado. A esta clásica oración le dedica Pablo VI unos números muy laudatorios (MC 4041). pueden muy bien servir de línea conductora de una celebración mariana.más extendida en el pueblo cristiano. entre la iniciativa divina y la respuesta de fe de la que representaba a la humanidad entera. Vale la pena releer los números que la "Marialis Cultus" de Pablo VI les dedica (MC 42-52): el Rosario es en verdad una "oración evangélica". d) Pueden ser también celebraciones centradas en torno a uno o varios cantos marianos que nos parezcan oportunos para celebrar algún aspecto de la Virgen y su relación con nosotros. aprovechando algunos o todos sus misterios. b) A imitación de la Liturgia de las Horas. a la vez que se invoca a la Virgen con las palabras del Evangelio y de la Iglesia. convenientemente motivadas y comentadas. meditando en él. intercalando si se cree conveniente otras lecturas y cantos. 1) Lo mismo puede hacerse con el Magniflcat. sin necesidad de que su desarrollo sea exactamente el de Laudes o Vísperas. también con mayor posibilidad de alterar algunos de sus elementos. puede aya-darnos mucho a entrar en el misterio de María y a encontrar en él motivos de gozo y estímulo para nuestra vida cristiana. cantos y oración.pueden ser muy convenientes para la comunidad cristiana. con un sentido agudo de historia de salvación. porque es un modo muy válido de centrar el recuerdo mariano con la meditación sobre el misterio de la Encamación del Dios-con- nosotros. la oración bíblica que Lucas pone en labios de la Virgen y que expresa toda la alegría y la alabanza de la Iglesia a Dios. Es una oración que resume admirablemente el diálogo salvador entre Dios y María. y terminando en una oración. Sus varias estrofas. comentado.

Modelo de las actitudes de apertura para con Dios o de fortaleza en el cumplimiento de su misión. . según la fiesta o el tiempo litúrgico.su presencia animosa al pie de la cruz. e) Pablo VI presenta en la "Marialis Cultus" a Maria como modelo de la Iglesia orante. . estos ejercicios piadosos de oración mariana admiten también gran variedad y creatividad. .por ejemplo. Maria como llena del Espíritu de Pentecostés.María como Madre. Sus varios aspectos pueden muy oportunamente ser objeto de celebraciones marianas: la Virgen oyente.su respuesta de fe a Dios.. en la espera del Espíritu.. . como en la visita a Isabel o la escena de Caná. . . . b) Otras veces una celebración mariana se fijará en su relación actual para con nosotros. en la escena de la Anunciación. pueden muy bien ser construidos como una celebración independiente. la Virgen Madre. a) A veces se preferirá centrar la oración en tomo a algún aspecto del misterio de Maria tal como aparece en el Evangelio: .. de modo que con su recuerdo nos sintamos más motivados a sintonizar con el misterio de Cristo: Maestra de la espera en el Adviento..María como modelo de la Iglesia orante.su disponibilidad servicial para con los demás. ... actitud pascual de la Virgen.Temática y contenidos En cuanto a los contenidos. presente en la Pasión y en la Muerte. c) Cada uno de los misterios del Rosario.su experiencia del dolor. ayudándonos a profundizar una vez en un aspecto más monográfico de esta oración. en solidaridad con todo el dolor de la humanidad y sobre todo de su Hijo.María como Madre y Modelo de la Iglesia. la Virgen oferente. sobre todo en su alabanza del Magnificat. Auxiliadora de los cristianos y de la comunidad eclesial. la Virgen orante.su comunión con la Iglesia naciente. . Abogada. d) Los varios tiempos del Año Litúrgico pueden darnos ocasión para hacer una celebración mariana.

la "Marialis Cultus" de Pablo VI. así como el de la Liturgia de las Horas. o de cada familia religiosa. las iglesias particulares. f) Elementos audiovisuales. a modo de preces (que también admiten mayor creatividad en esta clase de celebraciones) o en forma litánica. a) Las lecturas bíblicas: el Leccionario mariano de las fiestas. ofrece una abundante selección.. Sería muy conveniente conservar los cantos gregorianos marianos más sencillos. b) Las lecturas patristicas y actuales: en el Oficio de Lecturas de las fiestas marianas hay una serie de las mejores páginas marianas de los Padres. Juan Pablo II. g) Los signos y símbolos: en torno a una imagen o icono de la Virgen. e) Momentos de silencio. en el jardín de una comunidad religiosa. c) Los cantos: eligiéndolos de entre los que destacan los aspectos concretos que se quieren resaltar en una celebración determinada. o con gestos de ofrenda. y páginas selectas de las alocuciones del mismo Pablo VI y del Papa actual. Pueden ser útiles también aquellos números de las Reglas propias de una familia religiosa que hablan de la Virgen. La sensibilidad tradicional del pueblo cristiano. o con el movimiento procesional (por ejemplo al aire libre. si se eligen con discreción y adaptación. hacia la Virgen María o a algún aspecto concreto de su figura. a un clima de alabanza y oración. sin que falten los salmos que la liturgia de las Horas emplea en las fiestas marianas. las familias religiosas y las comunidades de fieles" para que "favorezcan una genuina actividad creadora" (MC 24) y a "renovar sabiamente prácticas y ejercicios de devoción a la Virgen María y secundar el impulso creador de cuantos con sincero fervor personal y sensibilidad pastoral por el bien de los fieles desean dar vida a nuevas formas de veneración" (MC 40). el Ave Regina caelorum. Evitando el extremo de prescindir totalmente de ellos.. d) La oración: que puede ser de diversas maneras: presidencial (con formularios más libres que los litúrgicos). y sobre todo el canto del Magníficat. que el pueblo cristiano canta con gozo: el Ave María. o de cada población. a las que hay que añadir para estas celebraciones otras tomadas de la "Lumen Gentium".Elementos de una celebración mariana Los diversos elementos de que puede constar una celebración mariana son en su mayoría los que ya utilizamos en las celebraciones litúrgicas. porque estas celebraciones a veces pueden tomar un tono más pausado y contemplativo.. que pueden ayudar. pueden y deben encontrar apoyo bien orientado en este momento de las celebraciones de oración. la Salve. el Ave Maris Stella. del común y de los sábados. hacia un monumento de la Virgen). en su capítulo octavo. . Creatividad Aquí sí que se puede recordar la invitación que Pablo VI hacía a "las Conferencias Episcopales.

y que la misma Iglesia ha señalado. Porque depende de cada uno adaptar los matices de la espiritualidad mariana propia. y por otra el mes de mayo coincide con el "tiempo fuerte" por excelente del Ano Litúrgico. En este Dossier no vamos a ofrecer muchos esquemas o materiales. y que ofrecen formularios no litúrgicos pero muy válidos para expresar y fomentar la fe mariana de la Iglesia actual. que junto con el sentido pastoral propio y la imaginación creadora.bajo el pretexto de la liturgia. y a la vez renovándolos y revisándolos a la luz de los criterios antes enumerados. en la línea de las alocuciones de Pablo VI o de Juan Pablo II. . que terminan muchas veces con una oración dirigida a la Virgen. Sobre todo la oración es un campo magnífico de creatividad.Hay infinidad de libros y publicaciones periódicas que ofrecen material para estas celebraciones marianas. Conjugar la Pascua con el recuerdo de la Virgen No es una decisión constructiva el suprimir sin más el color mariano del mes de mayo. Sólo algunos ejemplos. No es bueno el despreciar las formas más populares de la religiosidad y de la fe. Pero estos dos motivos no obligan necesariamente a suprimir toda celebración mariana para el mes de mayo. ALDAZABAL Tradicionalmente el pueblo cristiano ha tenido un recuerdo mariano especial el mes de mayo. . EL MES DE MAYO J. puede muy bien favorecer una verdadera devoción y oración mariana. Pero hay también mucho aprovechable. Habrá que ejercitar un sano sentido de discernimiento. Eso sí: habría que saber conjugar sabia y proporcionalmente este recuerdo de la Virgen María con lo que es la celebración central de este tiempo: la Pascua de Cristo y el don del Espíritu en Pentecostés. o buscar la sintonía con una fiesta o un tiempo determinado. la Cincuentena Pascual y la celebración de Pentecostés. porque no todo lo que ofrecen está de acuerdo con las condiciones de que hablábamos antes. Parece haber disminuido este acento mariano: por una parte el "tiempo fuerte" del culto mariano ha pasado al Adviento y la Navidad.

sino ayudarnos eficazmente a celebrar mejor el misterio del Hijo. con su hermoso prefacio. Si hay alguien que ha recibido plenamente el don del Espíritu. Ella estuvo maternalmente presente junto a la Cruz de su Hijo y con la comunidad pascual de los creyentes. La relación de María con Cristo. Sugerencias para las celebraciones de mayo a) En la: celebraciones litúrgicas se pueden subrayar algunos de los elementos variables en la dirección mariana: . la Madre.en que celebramos la Pascua de Cristo y de la Iglesia: y ella. en la fe y en la celebración del pueblo cristiano duran-te este mes. el canto de entrada para la Eucaristía o la Liturgia de las Horas puede ser algunos días un himno mariano. de esa misma Pascua de Jesús. es María. en la Eucaristía. en mayo puede muy bien centrarse en el misterio pascual de Cristo. sobre todo en su Asunción. Ella fue la llena de Pascua. Sino porque es el tiempo -la Cincuentena. En ambas ocasiones el centro de la atención es el mismo Cristo Jesús. Si hay alguien que ha asimilado la Pascua de Cristo. podrían ser los puntos dominantes de este recuerdo mariano del mes de mayo. algunas veces durante este mes -sobre todo los sábados- se puede utilizar la Misa votiva de la Virgen Madre de la Iglesia.Si el recuerdo de María en diciembre se centra en el misterio de la Encamación y Nacimiento del Hijo de Dios. y en la venida del Espíritu sobre la Iglesia. El mes de mayo no habría que motivarlo porque es el "mes de las flores" o el mes de la primavera. ya desde su concepción y luego en su maternidad. Ella estuvo maternalmente presente en la espera y en el nacimiento del Salvador. Y así ayudar-nos a todos a celebrar mejor la Pascua de Jesús. Pero también en ambas ocasiones la presencia de la Madre puede no sólo ser legítima. Es la mejor Maestra que tenemos para la vivencia de la Pascua. . con el Espíritu y con la comunidad eclesial. y estuvo presente activamente en la comunidad de Cristo. el más perfecto. del Espíritu y del misterio eclesial. pero también con amor e imaginación. estuvo más que nadie presente en el gran acontecimiento y es el primer fruto. es María. Con discreción y equilibrio. . Es todo un arte el saber conjugar la presencia de la Virgen María con la de Cristo. la llena del Espíritu. que resume la presencia de María a lo largo del misterio de Cristo y de la Iglesia.

respecto a los cantos. se puede hacer alguna clase de oración . Siempre la Eucaristía y la Liturgia de las Horas serán la celebración más importante. los misterios gloriosos. Y en medio. las celebraciones en tomo a la Palabra de Dios pueden aprovechar aquellos pasajes marianos que se refieren precisamente a los temas de la Cincuentena: la Pascua.. tal vez con un ritmo semanal -¿el sábado?. como también de la 'Gaudium et Spes". . se tiene que decidir con sentido pastoral y con la convicción de que no deben convertirse en el punto fuerte de la vivencia pascual. c) En cuanto al lenguaje de los signos. . . convendrá también convocar a una oración de más color mariano. Y antes o después. d) El ritmo de frecuencia de tales celebraciones marianas no litúrgicas.. puede subrayarse de modo especial este mes.o incluso. hay bastantes que se centran en la relación de María con Cristo. con el Espíritu o con la Iglesia. el esquema del Rosario puede muy bien durante este mes ser como la pauta de unas celebraciones marianas centradas en la Pascua. como el mejor fruto de la Pascua y la más entrañable Maestra de nuestra vida pascual. y la imagen de la Virgen María. b) En las celebraciones no litúrgicas es cuando habría que tener en cuenta lo que hemos dicho sobre los ejercicios piadosos marianos: . que presentan a la Virgen cQmo cumplimiento de la Pascua de Cristo. porque subraya el aspecto de "Señora" y "Reina" de la Virgen María. algunos días. y sobre todo hay que potenciar el canto del "Regina coeli". cada día. el canto mariano pascual por excelencia. la venida del Espíritu. la presencia de María en la comunidad primera. el canto del Magníficat.. conviene destacar dos elementos que por otra parte están muy bien relacionados entre sí: el Cirio Pascual. por su coherencia evidente con el misterio pascual. Ciertamente el primero y último días de este mes de mayo merecen una celebración especial. en cuanto a las lecturas actuales. la oración litánica que mejor conviene a este tono mariano y pascual es la nueva letanía del Rito de la Coronación. Sin mezclar la celebración litúrgica y los ejercicios piadosos. en Vísperas. como recordatorio del Triunfo del Señor. se eligen aquellos pasajes de la "Lumen Gentium" o de la "Marialis Cultus". . . si es con discreción. en las preces de Laudes o Vísperas se podría añadir alguna en la que se exprese nuestra fe mariana y la relación de la Virgen con la Pascua o el don del Espíritu.

mariana.S. El afecto. CELEBRACION DEL ROSARIO Misterios gozosos Monición.46-55. dóciles al soplo del Espíritu. concédenos. avemarías y Gloria. para que lleguemos por su pasión y su cruz a la gloria de la resurrección. el deseo de visitar a su prima Isabel. creyendo. Con-templar estos misterios significa que hacemos nuestra una actitud de la Virgen María cuando vivió estos acontecimientos. como puede ser una procesión o una peregrinación. cantar tus maravillas. * oración: "Dios todopoderoso. se tienen que conjugar con lo que es el centro de la Pascua. Flp 2. el sentimiento. * Padrenuestro.S.15-17. avemarías y Gloria. Por Jesucristo N. avemarías y Gloria. María.39-45 (o Lc 1.5-6. cuando llevaba en su seno a tu Hijo. a meditarla. misterio: la visitación de Nuestra Señora: * lectura bíblica: Lc 1.6-7 (o Lc 2. la alabanza y la oración a María. Que ella nos ayude a escuchar también con fe la divina palabra. tu gracia sobre nosotros. pueden convertirse en una ocasión buena para insistir en la relación de la Virgen con la Pascua de Cristo o la plenitud del Espíritu o con la comunidad eclesial.68-72) * Padrenuestro. hemos conocido la encarnación de tu Hijo. como Virgen oyente y Virgen orante. Hb 1. nos dice el evangelista san Lucas. Hermanos. después de cada misterio se pueden cantar una estrofa del mismo canto. con María. Por eso ella va a ser nuestro modelo. o Lc 1. e) Allí donde hay tradición de otra clase de celebraciones. * oración: "Derrama. * Padrenuestro. Señor.9-11). Todos ellos se refieren a los comienzos de la vida terrena del Hijo de Dios hecho hombre: la infancia de Jesús. misterio: el nacimiento del Hijo de Dios: * lectura bíblica: Lc 2.4-6. los misterios del Rosario que hoy vamos a recordar y contemplar son los gozosos. . que. a hacerla nuestra en la oración y en la vida. "Madre del Salvador" o "Hija de Sión". 1. que. podamos. Ella acogió la Palabra de Dios con fe y. tu que inspiraste a la Virgen María. Por Jesucristo N. guardaba todas estas cosas meditándolas en su corazón. Canto mariano. misterio: la encarnación del Hijo de Dios: * lectura biblica: Lc 1. por el anunció del ángel.5-8). Mt 2. Por ejemplo. te rogamos.30-35 (o Ga 4. concibió en su seno a Jesús." 3." 2.

es la Virgen oferente que presentó a su Hijo en el Templo anunciando la oblación en el ara de la cruz y escuchando las palabras de Simeón de que una espada atravesaría su alma. Se pueden ir cantando sus estrofas en medio de los misterios. e imitemos la disponibilidad de María para cooperar positiva y activamente en esta obra salvadora. Por Jesucristo N. que en el parto de la Virgen María has querido revelar al mundo entero el esplendor de tu gloria. Canto mariano: por ejemplo "Santa María de la Esperanza". la Virgen fiel que se llama a sí misma la "sierva del Señor". 4.40-52 * Padrenuestro. indisolublemente unida a Cristo. asístenos con tu gracia. nos concedas de igual modo a nosotros la gracia de ser presentados delante de ti con el alma limpia. para redimirnos." Letanías de la Virgen: (al final.S. . si no se ha hecho o se va a hacer próximamente en la Eucaristía o en Vísperas).33-35). o "Dolorosa". la Iglesia.22-24 (o Lc 2. antes del "Cordero de Dios"." 5. ha sido presentado en el Templo. te rogamos humildemente que. María.S. Ella. avemarías y Gloria * oración: "Dios. los misterios que hoy vamos a meditar son los del dolor de Cristo y de su Madre. revestido de nuestra humanidad. se hizo obediente hasta la muerte y muerte de cruz. * Padrenuestro. avemarías y Gloria * oración: "Dios todopoderoso y eterno. Por Jesucristo N.* oración: "Dios y Señor nuestro. Que vive y reina por los siglos de los siglos". te rogamos. misterio: el niño perdido y hallado en el Templo: * lectura bíblica: Lc 2. Procuremos asociarnos a los padecimientos de aquél que. lleguemos a gozar de los premios eternos en el hogar del cielo. misterio: la purificación de Nuestra Señora: * lectura bíblica: Lc 2. para que proclamemos con fe íntegra y celebremos con piedad sincera el misterio admirable de la Encarnación de tu Hijo. Padre nuestro. que has propuesto a la Sagrada Familia como maravilloso ejemplo a los ojos de tu pueblo. Que ella nos ayude a hacer nuestros los sentimientos de Cristo en la pasión y a completar en nuestra carne sus dolores redentores. así como tu Hijo unigénito. Canto final. Hermanos. que puede ser muy bien la Salve. que. imitando sus virtudes domésticas y su unión en el amor. Misterios dolorosos Monición. estará firme junto a la cruz para recibir maternalmente la herencia de Jesús: sus discípulos. se pueden añadir algunas intenciones. concédenos.

5. Jn 19. Mt 27. Señor Dios nuestro.27-31.1." 2. misterio: la flagelación * lectura bíblica: Jn 19.45-50. Canto final: por ejemplo la Salve o el Magníficat.41-46. Por Jesucristo N. conserva en nosotros la acción de tu misericordia para que. concédenos que las enseñanzas de su pasión nos sirvan de testimonio. 28-30) * Padrenuestro.5-9) * Padrenuestro. que has redimido a todos los hombres con la Sangre preciosa de tu Hijo unigénito.1-5 (o Mt 27. y~que un día participemos en su gloriosa resurrección. Tu has querido que la Madre compartiera los dolores de tu Hijo al pie de la Cruz. Por Jesucristo N. misterio: Jesús es crucificado: * lectura bíblica: Mc 15. misterio: la coronación de espinas: * lectura bíblica: Mc 15. avemarías y Gloria * oración: "Oh Dios. avemarías y Gloria * oración: "Señor. avemarías y Gloria * oración: "Dios todopoderoso y eterno. para que vivamos siempre de aquel mismo amor que movió a tu Hijo a entregarse a la muerte por la salvación del mundo.17-19 (o Mt 27. misterio: la oración de Jesús en el huerto: * lectura bíblica: Mt 26.36-39 (o Lc 22. asociándose con María a la Pasión de Cristo." 5. y levanta nuestra débil esperanza con la fuerza de la pasión de tu Hijo. Por Jesucristo N.33-38.26b-30) * Padrenuestro. que tu gracia nos ayude. Hb 5.7-10) * Padrenuestro." 3.S.26-32) * Padrenuestro. Mt 26. Que vive y reina por los siglos de los siglos". Por Jesucristo N. 4.S. misterio: Jesús con la cruz a cuestas: * lectura bíblica:. avemarías y Gloria * oración: "Dios todopoderoso. para mostrar al género humano el ejemplo de una vida sumisa a tu voluntad. Haz que la Iglesia. merezca participar de su resurrección. mira la fragilidad de nuestra naturaleza.S. Jn 19. avemarías y Gloria * oración: "Te rogamos.20-21 (o Lc 23.Mc 25.42-46." Letanías de la Virgen. celebrando siempre el misterio de nuestra salvación. podamos conseguir sus frutos eternos. tú quisiste que nuestro Salvador se hiciese hombre y muriese en la cruz.22-27 (o Lc 23. .

misterio: la asunción de la Santísima Virgen a los cielos: * lectura bíblica: Ef 2. que. que nos has abierto las puertas de la vida por medio de tu Hijo. vivamos la esperanza de nuestra resurrección futura. es ya nuestra victoria. misterio: la venida del Espíritu Santo: * lectura bíblica: Hch 2. Perseveremos unánimes en la oración con María.16. reúne a los discípulos en la espera expectante de los dones del Espíritu. renovados por el Espíritu.1-7 (o Mc 16. tu Hijo.4-11 (o Mc 16.Misterios gloriosos Monición. al celebrar su resurrección. porque la ascensión de Jesucristo. misterio: la gloriosa Resurrección del Señor: * lectura bíblica: Mt 28. que por la glorificación de Jesucristo y la venida del Espíritu nos has abierto las puertas de tu Reino.4-7 (o 1 Co 15.S." 3. y él. Por Jesucristo N. Pidamos por intercesión de la Virgen. vencedor de la muerte. Se pueden ir cantando sus estrofas en medio de los misterios. que has elevado en cuerpo y alma a los cielos a la Inmaculada Virgen Maria. misterio: la admirable Ascensión del Señor a los cielos: * lectura bíblica: Hch 1. concédenos. avemarías y Gloria * oración: "Concédenos." 4.1-9) * Padrenuestro. Lc 24.S.1) * Padrenuestro. Dios todopoderoso. avemarías y Gloria * oración: "Oh Dios. haz que la recepción de dones tan grandes nos mueva a dedicar-nos con mayor empeño a tu servicio y a vivir con mayor plenitud las riquezas de nuestra fe.1-6. Hermanos. avemarías y Gloria * oración: "Dios todopoderoso y eterno." 2. que aspirando siempre a las realidades divinas lleguemos a participar . Madre y Maestra del culto divino. los misterios que hoy vamos a rezar son los gloriosos. té rogamos. que es la cabeza de la Iglesia. "Regina coeli". avemarías y Gloria * oración: "Señor Dios.46-52) * Padrenuestro.S. Dispongámonos a recibir la alegría pascual que brota de la Resurrección del Señor y que es un signo de su presencia en medio de nosotros. que. exultar de gozo y darte gracias en esta liturgia de alabanza. que todos gocemos la gracia de una pro-funda renovación interior para ofrecer nuestros cuerpos al Padre como víctima viva. Por Jesucristo N.1-4 (o Hch 11. 1. la Madre del Señor Jesucristo. 16.15-17) * Padrenuestro.3. concédenos.19-20. Madre de tu Hijo. como entonces. santa y racional en unión del Sacrificio de Cristo.15a. nos ha precedido en la gloria a los que somos miembros de su cuerpo. Por Jesucristo N.Jn 20. Canto mariano: por ejemplo "Reina del cielo".

c) Canto: por ejemplo. Por Jesucristo N.S. Por Jesucristo N. con la meditación de sus misterios gozosos. su comentario cara a la vida de hoy. o bien "Madre de los pobres". Saludo y monición: explicar brevemente el espíritu y el esquema que se va a seguir.con ella de su misma gloria en el cielo. el dolor de María como retrato del dolor de la Humanidad de siempre. concédenos que...19a. que nos has dado como Madre y como Reina a la Madre de tu Unigénito. d) Unos momentos de silencio. rezo o canto de algunas (por ejemplo tres) Avemarías. . la anunciación. 1. b) Comentario homilético (por el mismo de antes o por otro. introducir el canto siguiente) c) Canto: por ejemplo. en Juan 19. o "Santa María de la esperanza”. breve (dos o tres minutos: sobre la Virgen creyente que responde "sí" a la llamada de Dios. el silencio meditativo y el clima festivo con canto. avemarías y Gloria * oración: "Dios todopoderoso.S. 2. alcancemos la gloria de tus hijos en el reino de los cielos. introducir el canto que sigue). 3. misterio: la coronación de Nuestra Señora: * lectura bíblica: Ap 11. 12. El gozo de un Anuncio y la fe de una respuesta (= misterios gozosos) a) Lectura (abreviada) de Lc 1. protegidos por su intercesión. Canto final: "Regina caeli" o "Salve" CELEB RACION A IMITACION DEL ROSARIO La idea general es aprovechar el espíritu del Rosario." Letanías de la Virgen: para estos misterios gloriosos parece adecuada la nueva letanía de la Coronación de la Virgen. "Dolorosa" (todas las estrofas). rezo o canto de (tres) -Avemarías. Pero subrayando la lectura bíblica. también breve: dos o tres minutos. "Feliz la que ha creído". d) Momentos de silencio.1 (o Is 61. o "Estrella de la mar"..10) * Padrenuestro. o el "Stabat Mater". dolorosos y gloriosos.. o "Santa María del Amén"." 5. b) Comentario homilético. El dolor de la Madre y de la Humanidad (=" misterios dolorosos) a) Lectura: la Madre al pié de la Cruz.

Nosotros los cristianos celebramos con frecuencia la Eucaristía. Oración conclusiva: si se quiere. rezo o canto de (tres) avemarías). En esta oración repetimos muchas veces las palabras que la Virgen María escuchó de boca del ángel y de su prima Isabel. A estas palabras se asocia toda la Iglesia. pasan ante los ojos del que las reza los principales episodios de la vida de Cristo. podríamos decir. capítulo que trata de la admirable presencia de la Madre de Dios en el misterio de Cristo y de la Iglesia. 5. de los que más queremos. Así. la Virgen como miembro. de modo particular.4. La alegría del triunfo pascual (= misterios gloriosos) a) Lectura: la Virgen en Pentecostés. de cada nación. MODELO DE LOS QUE CELEBRAMOS LA EUCARISTÍA J. de la Iglesia y de la humanidad: los acontecimientos personales y los del prójimo y. dolorosos y gloriosos. ALDAZABAL Monición. la sencilla oración del Rosario late al ritmo de la vida humana". María". Se puede decir que el Rosario es. en cierto modo. "Madre del Salvador" ("aceptando nuestra carne') d) Momentos de silencio. dos o tres minutos. una litánica "El Rosario es mi oración preferida. Madre y Modelo de la Iglesia. Canto del Magnificat: a ser posible con una ver su actualidad. Tenemos muchos motivos para hacerlo con fe y con gozo. EL ROSARIO breve monición haciendo presidencial. a través del corazón de su Madre. comentar ya el canto) c) Canto: por ejemplo. con sus misterios gozosos. que nos hacen entrar en comunión con Cristo. Nuestro corazón puede encerrar en estas decenas del Rosario todos los hechos que componen la vida de cada individuo. de cada familia. porque este . MARIA. una oración-comentario del último capítulo de la Constitución "Lumen Gentium" del Vaticano II. 6. Sobre el fondo de las palabras "Dios te salve. Oración maravillosa en su sencillez y en su profundidad. de los Hechos (Hch 1) b) Comentario homilético (por el mismo o por otro. antes de la participada.

lectura: Hech 1. Pero la que mejor ejemplo nos ha dado de escucha de la Palabra de Dios y docilidad para con ella. 1. formamos comunidad. formar comunidad con ellos. Canto de entrada. ha sido la Virgen María. Escuchamos la Palabra Monición. canto: "Feliz porque has creído". Nosotros acogemos su mensaje con fe y mostramos nuestra actitud de obediencia y cumplimiento. en nuestra Eucaristía. Monición. 3.13-14 y 2. . pausa .42. Pero hoy vamos a meditar sobre un aspecto de nuestra Eucaristía: el ejemplo que nos ha dado la Virgen Maria de las actitudes que nosotros deberíamos tener cuando la celebramos.Sacramento es en verdad el centro de nuestra vida. Ella. La Virgen. escuchamos y acogemos la Palabra de Dios. Ofrecemos a Dios lo mejor que ha sabido dar la humanidad en todos los tiempos: la entrega hasta la muerte de su Hijo por la salvación de todos. Cada Eucaristía nuestra es memorial y participación del Sacrificio de Cristo en la Cruz. o "Santa María del Amén". La iniciativa la tiene El. elevamos a Dios nuestra acción de gracias. Por ejemplo: "Estrella y camino". canto: "Pueblo de Reyes" o "Juntos como hermanos" 2. los "celebrantes" de la Eucaristía. Somos todos. Lo primero que hacemos los cristianos. para celebrar juntos. En la celebración renovada después del Concilio. Ofrecemos a Dios el sacrificio pascual de Cristo Monición. en verdad. en él nos congregamos como hermanos. la que dijo: "hágase en mi según tu Palabra". la asamblea entera de los congregados. Nos da ejemplo de solidaridad con el sacrificio de su Hijo y nos enseña a decir también . le ofrecemos el sacrificio pascual de su Hijo y participamos después en el mejor don que Cristo nos hace: su Cuerpo y su Sangre. . La Virgen nos dio ejemplo de una presencia admirable y una pertenencia entrañable a la comunidad cristiana. es reunirnos con otros cristianos. Su ejemplo nos anima a celebrar mejor la Eucaristía. En la Eucaristía. precisamente cuando se hallaba congregada para la oración. la que meditaba todo en su corazón. su Madre. los cristianos damos mucha más importancia a la escucha de la Palabra de Dios. estuvo con entereza al pie de esa Cruz. pausa . lectura: MC 17 . . es "el modelo de la actitud espiritual con que la Iglesia celebra y expresa en su vida los divinos misterios" (MC 16).

Y nadie mejor que la Madre de Jesús se ha sumado a El en esta ofrenda. dos estrofas. lectura: MC 18 (párrafos primero y último) . nuestro dolor. Pero nunca alcanzaremos el grado de unión que la Virgen. canto: "Dolorosa". 5. No basta con que ofrezcamos a Dios el sacrificio de Cristo. Nos queremos convertir en "víctima viva" para alabanza de Dios.nuestra "sí" a la entrega de Cristo. . que permanecerá en El. La Eucaristía supone también nuestra auto-ofrenda: juntamente con El nos ofrecemos nosotros mismos. pausa . lectura: LG 52-53 . El nos ha prometido que el que le come tendrá vida. proclamó las grandezas de Dios. Toda la finalidad de la Eucaristía es hacernos entrar en comunión con Cristo. lectura: MC 20 (párrafos 1. En esta oración imitamos mejor que en ninguna otra aquella otra oración de alabanza y acción de gracias que el Evangelio pone en labios de María: el Magníficat. También ella. y finalmente hasta la participación de María en la Pascua por la Asunción. tuvo con El. . como en representación de su pueblo y de toda la humanidad. ha sido Ella el modelo de todos los salvados y creyentes en Cristo. . 2 y 4). Ha querido ser no sólo la Palabra salvadora. canto: "Dolorosa" (CLN 315). Participamos del Cuerpo y Sangre de Cristo Monición. Y sobre todo al pie de la Cruz. Alabamos y bendecimos a Dios por todo lo que ha hecho y sigue haciendo en la historia de la salvación. sino también nuestra comida y bebida. canto: dos estrofas de un "Magníficat" cantado 6. pausa . Entonamos nuestra acción de gracias a Dios Monición. hasta su Muerte y Resurrección. otras dos estrofas. . nuestra vida. 4. Y nos ofrecemos también nosotros mismos Monición. su Madre. lectura: MC 21 (párrafos 1. 4 y 5) . La oración central de la Eucaristía es la Plegaria Eucarística que el presidente proclama en nombre de todos. pausa . . Ella es la que mejor nos puede ayudar a comulgar perfectamente con Cristo. que vivirá por El. Desde el momento de la Encarnación del Hijo de Dios. Ya al presentarlo en el Templo oyó las palabras del anciano Simeón anunciándole una espada de dolor para ella. y es nuestro mejor modelo de oración eucarística.

signo de la gratuidad y de la gratitud) Oh Dios. mira a la Virgen María. 3. tu HUO. (El trono de la Sabiduría) Eterno Padre. para que en el esplendor de la verdad camine hasta el pleno conocimiento de tu misterio de amor. (María. 4. (La humilde sierva del Señor) Dios santo y misericordioso. NUEVAS ORACIONES MARIANAS Del MISAL ITALIANO 1. que sepa obedecer sin titubeos cualquier signo de tu voluntad. tú hiciste nacer de la Virgen María el santo "brote". Y se acaba con el canto de la "Salve" o alguna otra antífona mariana. ilumina a tu Iglesia con la luz de tu Palabra de vida. según el tiempo o la fiesta. canto: dos estrofas más del "Magníficiat" 7. o bien sólo la oración presidencial: tomándola del Misal. Padre de nuestro Señor Jesús. que te complaces en los humildes y realizas en ellos por medio de tu Espíritu las maravillas de la salvación. mira a la inocencia de la Virgen María y danos a nosotros un corazón sencillo y blando. Cristo. cuya existencia terrena fue toda ella un signo de la gratuidad de tus dones y de la respuesta de un corazón agradecido. Oración Se puede hacer o una oración a modo de preces.. nuestro Padre. abre nuestro corazón a la bienaventuranza de la escucha. puedan renovar su juventud y dar frutos de gracia para alabanza de tu gloria. 2. y con la fuerza de tu Espíritu haz que también nosotros nos convirtamos en lugar santo en el que se cumple hoy tu Palabra de salvación. pausa . 5. como de una raíz en tierra fértil. haz que todos los cristianos. (De María brota el germen) Oh Dios. injertados en El por medio del Bautismo en el Espíritu. que pusiste en la Virgen María el trono real de tu Sabiduría. concédenos también a nosotros el don de la oración . que hiciste de la Virgen María el modelo de quien acoge tu Palabra y la pone en práctica. (La Virgen de la escucha) Señor Dios nuestro.

tu Hijo. 7. abre nuestros corazones a la alegría del Espíritu y haz que a imitación de la Virgen aprendamos a dirigirte nuestras alabanzas por la obra estupenda realizada en tu Hijo Cristo Jesús. manda a tu Espíritu en ayuda de nuestra debilidad para que. (Causa de nuestra alegría) Dios de eterna gloria. en la oración (5 y 7). en el valor radical de la maternidad divina (3) por obra . peregrina sobre la tierra. para que ningún obstáculo nos haga desviar del camino que lleva a la salvación. en la actitud de pobreza y sencilla humildad (4). que en el sol de justicia. 8. líbranos del peso del pecado que entristece y extingue a tu Espíritu. Con un estilo discreto. que en María. imagen de la Iglesia) Oh Dios. y acógenos a la mesa de tu reino para saciarnos del pan que contiene en sí toda dulzura. perseverando en la fe. 6. para formar todos un solo corazón y una sola alma. Estas oraciones del Misal italiano -cuya sola aparición es un hecho ejemplar de creatividad eclesial. Padre de Cristo nuestro Salvador. primogénita de la redención. para que nuestra vida de cada día sea transfigurada por la presencia de tu Espíritu Santo. nacido de la Virgen María. reflejan claramente las direcciones de la LG y de la MC. y así gustar los frutos suaves y duraderos de nuestra redención. 9. imagen de la misma en la escucha de la Palabra y en la fe (1 y 2). (Con Maria orante. 10. fortalece por su intercesión nuestra fe y reaviva nuestra esperanza.tienen riqueza de contenido. que has querido que la Madre de tu Hijo estuviera presente en la oración de la primera comunidad cristiana. (Maria. y caminemos juntos hasta la meta de la feliz esperanza. Cristo. concédenos perseverar con ella en la esperanza del Espíritu. (María. como modelo de la Iglesia. Padre bueno. en el cenáculo) Señor. crezcamos en el amor. nos has dado una madre de inmensa ternura. primogénita de la redención) Oh Dios. que en María. que en el camino de la Iglesia. pusiste aquella señal luminosa que es la Virgen María. (Signo de esperanza en el camino de la Iglesia) Padre santo. entre poético y teológico. María aparece en ellas: . has introducido en el mundo la verdadera alegría. Dios nuestro.incesante y del silencio. nos has dado la imagen de la Iglesia. virgen santa y solícita madre.

porque se funda. En este sentido la llamamos también Madre de la misericordia: Virgen de la misericordia o Madre de la divina misericordia. como cercana a la comunidad cristiana (6 y 7) su Madre y modelo (7. Nadie como Ella.del Espíritu Santo (1 4.. De este amor misericordioso participaba de manera singular y excepcional el corazón de la que fue Madre del Crucificado y del Resucitado. sobre el tacto singular de su corazón materno.. LA MADRE DE LA MISERICORDIA "Durante su visita a Isabel Maria dijo: "Su misericordia de generación en generación" (..8 y 9). por un designio misterioso de tu providencia completas con las infinitas cruces de los hombres lo que falta a la pasión de Cristo. Sabe su precio y sabe cuánto alto es.." ORACIONES DEL MISAL PROPIO DE LOS SERVITAS (Santa María al pie de la Cruz) a) Dios nuestro. María.. el pasmoso encuentro de la trascendente justicia divina con el amor: el beso dado por la misericordia a la justicia. y también de manera excepcional ha hecho posible con el sacrificio de su corazón la propia participación en la revelación de la misericordia divina. 8 y 10). Pero es un buen ejemplo del nuevo estilo de oraciones marianas que todos quisiéramos continuara en la Iglesia. Tal revelación es especialmente fructuosa. a imitación suya. María es la que conoce más a fondo el misterio de la misericordia divina. permanezcamos junto a los hermanos que sufren para darles consuelo y amor. por parte de la Madre de Dios. como María estuvo junto a la cruz de tu Hijo moribundo. ha acogido de corazón este misterio. Dios nuestro. sobre su sensibilidad particular. naturalmente. 5' 7. María es la que de manera singular y excepcional ha experimentado la misericordia. todos los aspectos del rico misterio de María. b) Señor. No pueden encontrarse. compartiendo su pasión. Nadie ha experimentado como la Madre del Crucificado el misterio de la cruz. sobre su especial aptitud para llegar a todos aquellos que aceptan más fácilmente el amor misericordioso de parte de una madre. así nosotros. en diez oraciones.. concédenos participar cada día más de los frutos abundantes de la redención.). que quisiste que al pie de la cruz de tu Hijo estuviera también su Madre. concédenos que. . .

Salve. Sierva del Señor) Señor. Virgen y Esposa".(Maria. por ti sucumbió el adversario. Salve. Dios nuestro. inmortal salvación de mi alma. En 1981 se publicó un nuevo libro litúrgico: el Rito de Coronación de las imágenes de la Virgen María. Salve. tu sierva. Salve. oh Arca que Espíritu dora. Siendo una oración para el Rito de Coronación. Salve. firmísimo alcázar de toda la Iglesia. Dios nuestro. Salve. nos has dado al Autor de la gracia por medio de la Virgen María y la has asociado a la obra de la redención humana. remedio eficaz de mi carne. muralla invencible de todo el Imperio. fuera la Madre de Cristo y colaboradora suya en la obra de la redención. por misterioso designio de tu providencia. HIMNO MARIANO ORIENTAL "Salve. (Santa María. Salve. diadema preciosa de reyes devotos. Salve. con un lenguaje y unos contenidos distintos de los de la clásica "letanía lauretana". por ti enarbolamos trofeos. Salve. tesoro inexhausto de vida. que dispusiste misericordiosamente que la santísima Virgen. Incluida en este libro aparece una nueva letanía mariana. Madre y Medianera de gracia) Señor. se han publicado última-mente otras varias. a imitación de nuestra Señora. que. oh tienda del Verbo divino. Salve. más grande que el gran Santuario. Salve. Salve. seamos siempre fieles testimonios del Evangelio y dediquemos la vida a la salvación de los hombres. las más conocidas. Además de las letanías "lauretanas" (de Loreto). prevalece evidente-mente el . concédenos que. NUEVAS LETANIAS A LA VIRGEN La forma litánica de oración es la más popular. inspiradas en la "Lumen Gen tium "y en la "Maria-lis Cultus" Aquí ofrecemos unas nuevas letanías oficiales. concédenos que ella nos alcance la abundancia de la gracia y nos lleve al puerto de la salvación eterna. orgullo glorioso de sacros ministros.

eleison Christe. La construcción es ternaria: las invocaciones van en grupos de tres. Kyrie. A la Virgen se la llama "Señora "y 'Reina". ten piedad Señor. ten piedad Cristo. generalmente.tono "glorioso". La traducción es la oficial en España. eleison Sancta Maria Sancta Dei Genetrix Sancta Virgo virginum Electa Filia Patris Mater Christi Regis Gloria Spiritus Sancti Señor. ten piedad Santa María Santa Madre de Dios Santa Virgen de las vírgenes Hija predilecta del Padre Madre de Cristo Rey Gloria del Espíritu Santo Virgo Filia Sión Virgo pauper et humilis Virgo mitis et oboediens Ancilla Domini Mater Domini Socia Redemptoris Plena gratia Fons pulchritudinis Summa virtutum Praecelsus redemptionis fructus Perfecta Christi discipula Purissima Ecclesiae imago Mulier nova Mulier amicta sole Mulier stellis coronata . eleison Kyrie.

Domina benigna Domina clemens Domina nostra Laetitia Israel Splendor Ecclesiae Decus humani generis Advocata gratiae Ministra pietatis Adiutrix Populi Dei Regina caritatis Regina misericordiae Regina Pacis Regina Angelorum Regina Patriarcharum Regina Prophetarum Regina Apostolorum Regina Martyrum Regina Confessorum Regina Virginum Regina Sanctorum omnium Regina sine labe originali concepta Virgen Hija de Sión Virgen pobre y humilde Virgen sencilla y obediente Esclava del Señor Madre del Señor Colaboradora del Redentor Llena de gracia Fuente de hermosura Conjunto de todas las virtudes Fruto escogido de la redención Discípula perfecta de Cristo Imagen purísima de la Iglesia .

MARIA Y LOS RELIGIOSOS .Mujer nueva Mujer vestida de sol Mujer coronada de estrellas Señora llena de benignidad Señora llena de clemencia Señora nuestra Alegría de Israel Esplendor de la Iglesia Honor del género humano Abogada de la gracia Dispensadora de la piedad Auxiliadora del pueblo de Dios Reina de la caridad Reina de la misericordia Reina de la paz Reina de los ángeles Reina de los patriarcas Reina de los profetas Reina de los apóstoles Reina de los mártires Reina de los confesores Reina de las vírgenes Reina de todos los Santos Reina concebida sin pecado original Regina in caelum assumpta Reina asunta a los cielos Regina mundi Regina caeli Regina universorum Agnus Dei.... Reina del mundo Reina del cielo Reina del universo Cordero de Dios..

¡Qué pobre fue en la noche de Belén y qué pobre en el Calvario! ¡Cuán obediente se mostró durante la Anunciación. Tú eres la elegida por Dios. que se ha hecho obediente hasta la cruz! ¡Cuán entregada estuvo durante su vida terrena a la causa del reino de los cielos por purísimo amor! Si toda la Iglesia encuentra en María su primer modelo. se te instruye con el conocimiento de los milagros y se te conduce a la gloria de un nuevo milagro nunca oído. se te confirma en tu confianza." (Exhortadón apostólica "Redemptionis Donum". Y lo sigue -Ella. Ella -la Virgen de Nazaret. madre de mi Señor. Dichosa tú para mi fe. consagrada del modo más perfecto. He aquí que tú eres dichosa entre las mujeres. bendita y glorificada por el ángel. para que yo conozca lo verdadero y digno de ti y para que ame todo lo que sea verdadero y digno de ti. que como Madre lleva en sus brazos a Cristo. y después -al pie de la Cruz.. llamada por Dios. se te manda que no temas. personas y comunidades consagradas dentro de la Iglesia. Ella. atónita en tu pensamiento. con más razón lo encontráis vosotros. te adivinan feliz los profetas todos y celebran tu felicidad todas las naciones. pobreza y obediencia. y del nombre de la prole tu virginidad certifica: se te predice que de ti ha de nacer el Santo. estupefacta por la salutación y admirada por la enunciación de las promesas. recibida por Dios en el cielo.como a su Maestro. en castidad. que tenga el espíritu de mi Redentor. saludada por el ángel. Ella es la primera. dueña y poderosa sobre mí. señora entre las doncellas. a ti te ruego. la Madre. Juan Pablo II. Sobre tu prole es advertida tu pureza. Su amor esponsal alcanza el cúlmen en la maternidad divina por obra del Espíritu Santo. Escuchas que has encontrado gracia ante Dios. próxima a Dios e íntimamente unida a Dios Tú visitada por el ángel. reina entre las hermanas. te conocieron feliz las celestiales virtudes. . al mismo tiempo realiza del modo más perfecto su llamada: Sígueme."Entre todas las personas consagradas sin reserva a Dios.es también la más plenamente consagrada a Dios. el que ha de ser llamado hijo de Dios y de modo milagroso se te da a conocer el poder que tendrá el que nacerá de ti. te oro y te pido que tenga el espíritu de tu Señor.cuán obediente se mostró hasta el punto de aceptar la muerte del Hijo. dichosa tú para mi alma. que tenga el espíritu de tu Hijo. 1984) ORACION DE SAN ILDEFONSO A LA VIRGEN MARIA Señora mía. He aquí que desde ese momento te dicen feliz todas las gentes. engendradora del que creó el mundo. sierva de tu Hijo.

al recibir sólo a Dios. de gritar a los hombres que se odian: que Dios es Padre y los ama. Y a los que tienen el corazón cansado: Adelante. contenta por tu descendencia y por tu pureza y fiel a tu Hijo y a tu esposo. al hombre y a Dios. Señora del Silencio y de la Luz. ORACION A NUESTRA SEÑORA DE BELEN Card. Tú. A desprendernos y entregarnos. Te predicaré cuanto debes ser predicada. al engendrar a un tiempo a Dios y al hombre. Señora de la Noche y la Mañana. Señora de los que peregrina. A ser los mensajeros de la Paz y la Esperanza. al recibirle solamente al venir. Gracias por habernos hecho ricos con tu pobreza y fidelidad de Esclava. Señora de Belén. eres antes que el hombre hijo. PIRONIO Señora de Belén. Que esta Noche la Luz que Tú nos diste sea el comienzo de una claridad que no . Señora de la Paz. la Alegría y la Esperanza. al mismo tiempo. recibiste a Dios por huésped. Gracias por habernos dado al Señor en esta Noche. Paz en la tierra a los hombres que Dios ama. En el pasado eres limpia para Dios. porque no encuentran comprensión en ningún alma. por habernos entregado el Pan que nos faltaba. en el futuro serías madre del hombre y de Dios. te amare' cuanto debes ser amada. y al concebirle tuviste por morador. Señora de la noche más buena y esperada. sin hallar tampoco una posada.dichosa tú para mi amor. como Tú. te alabaré cuanto debes ser alabada. de los que sufren soledad. alegre por tu concepción y tu virginidad. Señora de la sencillez de los pastores y de la claridad de los ángeles que cantan: Gloria a Dios en el cielo. E. Señora de los campos que despiertan porque Jesús ha nacido en la comarca. te serviré cuanto hay que servir a tu gloria. De gritarles a los que tienen miedo: no temáis. dichosa tu para mis predicciones y predicaciones. al cual. Nos sentimos felices esta Noche y con ganas de contagiar esta dicha a muchas almas. Señora de los pobres y de los niños. en el presente tuviste en ti al hombre y a Dios. tú. A no tener ambición por nada. Señora de los que no tienen nada. Gracias por tu silencio que recibe y rumia y engendra en nosotros la Palabra. Enséñanos a ser pobres y pequeños. que Dios os acompaña. eres posterior al Hijo de Dios.

Que esta noche Jesús nazca en nosotros y que al volver después a nuestra casa. el Señor. os ha nacido el Salvador. Que el amor sustituya a la violencia. . os traemos la Buena Noticia la gran Alegría para todo el pueblo: hoy en la ciudad de David.se acaba. la Justicia y el Amor. Que en la Verdad. podamos decirles a los hombres. que viven inseguros y sin esperanza: No temáis. que haya justicia entre los hombres y los pueblos. se haga la verdadera Paz cristiana. el Mesías. Que así sea.