Vous êtes sur la page 1sur 8

Chile Sociedad Oligárquica

Profesor: Leopoldo Benavides


Profesora Ayudante: Mónica Venegas

Ensayo Final

En nuestra historia nacional podemos evidenciar distintos procesos y una variedad de


importantes actores sociales. En la siguiente veremos algunos de estos como lo es la
oligarquía chilena, haciendo un paso por la definición o características que representan, otro
actor importante de la historia del siglo pasado es lo que definimos como bajo pueblo, el
sector del que pocos se hacen cargo los que no escriben la historia y finalizaremos con el
proceso de politización obrera, también referente a los sectores más populares, su estilo de
vida y las movilización o búsqueda de reivindicaciones populares.

La oligarquía tiene distinta perspectiva de significado en lo etimológico, no así en lo que


respecta a la utilización del término en la historiografía Latinoamericana y específicamente
la chilena como concepto de clase, aunque se señala que tiene distintas connotaciones, de
primera siempre fue llevada con una definición negativa.

Conceptualmente no es una clase social, pero si la mencionamos como tal, podríamos


encasillarla como una categoría política que ejerce la dominación por sobre los demás,
excluyendo de hecho a la mayoría de la sociedad, siendo un grupo pequeño quien detenta
el poder, estos son pertenecientes a las clases sociales altas que tienen el poder económico y
por ende el social. Así lo podemos ver en el caso chileno donde la elite nacional era la que
estaba en el poder, era la oligarquía parte de la elite económica y social dominante, una
base angosta que contaba en parte de burgueses, hacendados, mineros, comerciantes, etc.
según la importancia que tenían sus inversiones o ascensión social.
Estas en un plano general comprenden los periodos de la economía primaria exportadora,
donde lo importante o lo que se busca es el mercado externo, donde se depende e las
demandas de las economías desarrolladas industrialmente.

"La concentración del poder en un núcleo pequeño de personas es muy alta mas el espacio
de aplicación de ese poder es reducido. De allí la necesidad de articular poder central y
poderes locales."1

Así es como podemos ver también las problemáticas que existen dentro de esta elite, en el
ejercicio del poder y el compartimiento de este, ya que estos son los que tienen el acceso al
extranjero, a estudiar en otros continentes, etc. por lo que va logrando en ciertos sectores de
la elite otros pensamiento ilustrados, por esto es que se van gestando rencillas al interior de
la oligarquía chilena.

Comenzando los quiebres en la sociedad oligarca por las demandas de los sectores medios,
que son los que se van dando cuenta del sentido de las acciones de la clase política
dominante, las acciones de quienes gobiernan para con sus gobernados.

"Los cuestionamientos a la dominación oligárquica se hicieron crecientes a partir de los


años 1910-1920, cuando fue fuerte y extendido el reclamo del derecho a decidir reclamado
por clases medias y trabajadoras-que querían que quienes las integraban fuesen, además
de sujetos de la economía, titulares de derechos de ciudadanía política.” 2

Los sectores medios se comienzan a dar cuenta de las necesidades que están presentes en
estos sectores y que deben exigir ciertas condiciones mínimas para la clase política, que
debiera poder entregar al común de los civiles, ya que estos son los que mueven la
economía del país. Presentan su descontento y se va abriendo en algún sentido la
participación política ciudadana lo que cambia el curso de la política.

Hacia el siglo XX el desarrollo económico en base al modo exportados y acumulación del


capital, se ve marcado por las luchas sociales, una importante que podemos evidenciar en

1
(Ansaldi s.f.)
2
(Ansaldi s.f.)
nuestra historia es la de la cuestión social, lo que corresponde a exigencias de la población
obrera, la que busca mejores condiciones laborales y de vida. Se hacen parte del proceso de
proletarización, evidenciando las ganancias e importancia que genera para el empresariado
chileno, por lo que lo mínimo es buscar mejores condiciones para la clase obrera, la que es
quien mueve el sistema económico.

El sistema parlamentario trae una inclusión en cierto modo de acceso a la política de mas
número de personas, de mas inclusión al sistema electoral, aunque las deficiencias son
claras al momento de sufragar, los controles y dominaciones de los influyentes para
conseguir quienes eran los escogidos.

“Puede que, cuantitativamente hablando, la nueva miseria urbana e industrial no haya


sido peor que la antigua miseria campesina o peonal, pero sin duda que su misma
novedad, así como la inexistencia de redes establecidas de solidaridad y protección, o de
normas reconocidas para negociar conflictos, contribuyeron a dotarla de un carácter
particularmente angustiante” 3

En lo anterior podemos ver el reflejo de lo que se iba dando en el bajo pueblo, en el obrero,
de pasar de campesino o peón al trabajo semi proletarizado o casi industrial, donde las
condiciones eran paupérrimas. Para hacer un cambio o este se iba desarrollando por medio
de una politización popular, la que debía levantarse como cuerpo social.

“para la realización de este ambicioso programa, y considerando los muchos obstáculos


que había que vencer, se postulaba como herramienta esencial la unión de los
trabajadores y sectores desposeídos en general, ya fuese para la defensa de sus intereses
mas inmediatos, ya para la reivindicación de sus derechos ciudadanos o la implantación
de un nuevo orden social” (pag 13)

El programa que se refiere la cita es son las visiones que peleaban por ganar el apoyo
popular, esta debía afianzarse en la importancia que estaba logrando los movimientos
obreros en el norte en las provincias donde se formo el Partido obrero socialista (futuro
Partido comunista de Chile). Donde se plantea como propuesta el llamado a los sectores

3
(Pinto 2001)
mas afectados por la cuestión social a levantarse para así exigir de los poderosos las
condiciones que se merecían y que no querían entregar. Estas ideas eran recurrentes y
mencionadas por una línea de pensamiento de lo que podríamos denominas como la
izquierda política , incluyendo así variadas expresiones anarquistas, sindicalistas y
socialistas que posterior después de la crisis del 1930 se concentraría en los dos partidos del
sector, como lo fue el Partido Socialista y el Partido Comunista.

Esto es analizado por la historiografía sobre lo que sucede en las acciones y motivaciones
políticas del periodo. Donde cabe destacar la visión de politización autónoma y
contestataria de los obreros, algo que se va dando casi de manera natural, como desarrollo
de las clases sociales dentro de este sistema capitalista que va desarrollándose a pasos
agigantados, algo que casi no requiere mayor explicación de lo que produce en si mismo.

Por el otro lado del bastión y tras el estallido de la cuestión social, fue casi negado por las
clases acomodadas hasta que el movimiento y la violencia de este se hizo escuchar,
estallando en grandes huelgas y como resultados matanzas obreras para reprimirlas, fueron
hechos que no se pudieron disimular o hacer oídos sordos de ello. La elite y la formación
del Partido Demócrata, aunque con sus elementos progresistas, trata o busca acercarse al
mundo obrero, tratado así de acercarse al electorado obrero o demostrar acciones para hacer
sentir una mayor sensibilidad social.

Así es como ya en el nuevo siglo hacia 1920 se convirtió en política de Estado la


reconciliación entre patrones y obreros, ricos y pobres, era una opción para evitar una
posible revolución, y asi también poder lograr una unión de todas las clases e torno a un
proyecto compartido de desarrollo nacional. Así es como Arturo Alessandri llegando a la
presidencia propone el despliegue de un programa que busca la consolidación de la
ciudadanía popular, la creación de un marco legal de regulación de las relaciones entre
capital y trabajo, donde el Estado debía estar a favor y protegiendo al desvalido.

Lo anterior podemos analizarlo por lo que se va dando cuenta la elite política, de quienes
han dejado atrás pero que mueven un sector importante del que se desarrolla el país, como
es la clase obrera, y lo que los movimiento populares podían lograr. Se debía poner atajo a
la violencia o desorden que se veía del sector popular, y poder así generar control pero con
un discurso mas protector, se da a saber los problemas que suceden en el mundo obrero, las
paupérrimas condiciones o explotación a la cual son sometidos, donde otros sectores se
hacen cargo de los problemas que podrían causar, una revolución sobre la la clase
dominante, por lo que debe hacerse cargo de lo que pide el pueblo, ganándoselo en las
elecciones y en la participación en los proyectos políticos que estos proponen.

Otro actor social importante de lo que nos saltamos, podemos verlo poco frecuente en la
historiografía, pasa a ser un personaje casi oculto pero con mucha incidencia en nuestra
cultura y sociedad chilena, podemos decir que es la firmeza de nuestra clase obrera y
trabajadora, me refiero a la identidad popular femenina, la mujer, donde los estudios son
menos bastos que los hechos históricos o los grandes personajes de nuestra nación, pero al
hablar de los movimientos sociales, de la politización de la clase obrera, la dejamos de lado,
pero con eso estamos dejando de lado a alguien forjador igualmente de nuestra cultura y
sociedad.

Los roles de la mujer en el periodo que estamos analizando van variando segun las
necesidades que se van dando y que va buscando. Durante un periodo que la sociedad
chilena experimenta una seria de cambios que van adecuándose a la noción de una sociedad
moderna. Partiendo de la migración, el traslado de la mujer desde el rancho suburbano
hacia el conventillo fue parte de la historia del movimiento popular chileno. Los procesos
que tiene que vivir son de necesidad y búsqueda de condiciones propias para sostenerse en
este chile que iba en desarrollo.

El procesos de modernización va de la mano con la urbanización de principales ciudad


como lo son Concepción, Valparaíso y Santiago. La oligarquía impulsaba una
remodelación al mas estilo europeo, de mansiones y calles pavimentadas con
iluminaciones, sistema de agua corriente, transporte y paseos públicos. Santiago presumía
de la prosperidad que le entregaba el salitre y por le otro lado cargaba con las tensiones que
se provocaban en e l movimiento obrero como consecuencia de este mismo procesos de
modernización,

Los que antes habitaban en los ranchos a los lados de la ciudad, eran de apoco desalojados
para dar paso a esta nueva visión moderna, para cambiar a la gente de lugar y mantener
cierto orden de la ciudad, la solución fue la creación de conventillos, un conjunto de cuartos
redondos a lo largo y repartidos por un largo pasillo que tenían como patio común.

“El conventillo fue concebido como la solución urbanística para el problema de los pobres
desalojados de los ranchos, que al mismo tiempo mantenía la especulación con el suelo
urbano”4

Fue la solución mas rápida y tratando de ordenar el fin de ciudad que se buscaba ( al estilo
europeo) si bien el aspecto general por fuera de este era al nivel que se quería, los detalles
al interior de este demuestran lo dramático de las condiciones de vida que tenían
principalmente mujeres y niños. Las fuentes hablan de conventillos de población de 50,100,
300 y hasta 1000 personas, como es de suponer las condiciones higiénicas eran totalmente
escasas, los dueños de las propiedades no se hacían cargo de tales necesidades pues no les
convenía invertir, solo hacían arriendo excesivo donde el hacinamiento era algo normal
como vimos en la cifra anterior.

Para mantenerse la mujer pobre de la ciudad debía realizar distintas labores para poder
comer o poder vivir en un lugar aunque denigrante era al que podían acceder. Las
relaciones en los conventillos también eran rodeadas de violencia, el hacinamiento, las
rencillas podían tomar ribetes inesperados.

Los trabajos a los que nuestra mujer popular debía ejercer eran a través de sus propias
capacidades y necesidades que traía el proceso de modernización como lo fueron el
comercio, el lavado, la costura y el servicio domestico

“Del total de mujeres trabajadoras, en promedio un 76,2 por ciento se dedico a estas
actividades; esto es, dos tercios de la población trabajadora femenina eran mujeres pobres
que realizaban actividades marginales muy alejadas de lo que es una fuerza de trabajo
moderna” 5

Tales condiciones se aferraban a las necesidades que tenían, un gran porcentaje de estas
mujeres vivían solas con sus hijos, donde el mantenimiento familiar recaían en ellas.
Algunas tenían la suerte de trabajar en el servicio domestico, donde tenían techo y comida,
4
(Brito 1994)
5
(Brito 1994)
si tenían suerte podrían tener buenos patrones, pero también por otro lado estaba el trabajo
a todo horario, sometidas bajo el alero de los patrones donde las vejaciones también se
sostenían bajo el tipo de trabajo sin condiciones aseguradas. El ser comerciantes les
aseguraba algo de libertad sobre todo si se tenían hijos, para así ir manejado su tiempo
vendiendo cosas, pero también estaba la represión policial, la persecución contra el
comercio ambulante del que eran acusadas. Las lavanderas también tenían cabida las
mujeres con hijos, ya que podían realizarlo de manera independiente sin ocupar mucho
material, ya que ocupaban aguas públicas y posteriormente en los patios de los
conventillos. Ser costurera también significaban gran cantidad de mujeres en esa labor, al
aumentar la producción de vestidos, aumenta la demanda de costureras para al reparación
de estos, la importación de telas abrió otra labor que requerían las mujeres de la elite para la
creación de vestidos, tras la incorporación de maquinas este oficio se fue masificando, a
pesar de lo difícil de adquirir maquinas de coser, era más accesible y era una importante
inversión ya que al hacer los trabajos por encargo le agregaban el trabajo en talleres, se
repartía el trabajo para poder así mantener una leve economía familiar. La prostitución
considerada una actividad legal, siempre y cuando se cumpliera ciertos requisitos (ser
mayor de edad, se hiciera dentro de recintos privados y no ocasionar escándalos públicos).
Se negaba la ocupación por el rechazo social, de hecho el establecimiento de casas de
tolerancia, burdeles o prostíbulos, eran negocios regidos por reglamentaciones municipales
establecidas, aunque se percibían las malas condiciones de higiene y hacinamiento.

En este chile en proceso de modernización, la mujer va abriéndose paso de las herramientas


que tiene, la necesidad de un trabajo aunque sea se bajo beneficio era lo que daba el
sustento, tenia que moverse según lo que encontraba.

Asi y concluyendo puedo establecer que los actores populares de nuestro periodo estudiado
van a la par de los procesos que se van gestando en el chile post independencia, estos van
desarrollándose a la sombra de las clases dominantes, de manera que llegan a ser invisibles
en cierto modo pero van adquiriendo protagonismo en la medida que para esta elite
comienza a ser un problema, la irse manifestando o haciéndose notar ya sea por los
levantamientos populares, o haciéndose parte de un sistema, buscando aunque difícil las
herramientas o situaciones que ayuden a desarrollarse en esta nueva sociedad que se va
formando. La clase política se va haciendo cargo del poder que tiene quien tenga el apoyo
de los sectores populares, así como se va viendo en los años posteriores a las
reivindicaciones sociales de la cuestión social y el proceso de proletarización.

Bibliografía

Ansaldi, Waldo. ¿Clase social o categoría política? Una propuesta para conceptualizar el término
oligarquía en América Latina.

Brito, Alejandra. «La mujer popular en Santiago 1850- 1920.» Santiago: Ediciones SUR, 1994.

Pinto, Julio. ¿Revolucion proletaria o querida chusma? Santiago: LOM, 2001.

Centres d'intérêt liés