Vous êtes sur la page 1sur 11

El crecimiento de planta de pimiento es reducido cuando las plantas son alimentadas solamente con amonio como fuente

de nitrógeno (planta de la derecha) en comparación de una mezcla de amonio y nitrato (planta de la izquierda).

la reducción del crecimiento de una planta de pimiento cuando su fuente de nitrógeno es exclusivamente amonio en
comparación con una mezcla de nitratos y amonios

Fuente: Weir and Cresswell, 1993.

un desequilibrio por deficiencia de un cierto nutriente puede ser provocado por un desequilibrio por exceso de otro nutriente. Los síntomas
de desequilibrios por deficiencias de nutrientes

 La deficiencia de nitrógeno resulta en:


 Crecimiento enano, hojas pequeñas de color amarillo-verde (Figura )
 Tallos finos y con menos ramificaciones.
 Menor proporción de flores cuajadas.
 Número de frutos formados se reduce.
 Frutos con color amarillo-verde.
Desequilibrio por deficiencia de nitrógeno demostrado como crecimiento enano, hojas pequeñas con el color
amarillo-verde.

Un exceso de nitrógeno provocado por altas dosis de amonio o por sobredosis de fertilizantes resultarán en
un crecimiento vegetativo excesivo, mayor predis-posición a necrosis apical, retraso en la maduración del
fruto y problemas de coloración en pimientos recogidos en estados maduros

La deficiencia de P es indicado en la siguiente planta (Figura 50):

El crecimiento está restringido y, en contraste con la deficiencia de nitrógeno, el follaje se queda verde
oscuro.
Las hojas son pequeñas con un color verde-gris muy oscuro y los márgenes tienden a curvarse hacia abajo.
El crecimiento total es débil (Miller, 1961).

El fruto es reducido tanto en diámetro como en longitud, muchos de ellos defor-mados (Miller, 1961).
Menos frutos son formados por planta, mientras que la cosecha es retrasada (Vereecke, 1975).

+P -P -P +P

Desequilibrio por deficiencia de fósforo

En el caso de deficiencias de K, el crecimiento es restringido y se desarrollan man-chas rojizo-marrones en las


hojas más viejas (Figura 51). En las plantas jóvenes estas manchas generalmente se extienden desde las
puntas de las hojas. Los márgenes de las hojas son amarillos

Desequilibrio por deficiencia de K.


el desequilibrio por deficiencia de calcio, hay desarrollo amarillo en las már-genes de las hojas mas jóvenes la
cual se empieza a desarrollar primero en las puntas de hoja pasando a las áreas intervenales.

Áreas quemadas café pálido se desarrollan en el fruto, usualmente cerca de la parte distal de éste

Áreas quemadas café pálido se desarrollan en el fruto, usualmente cerca de la parte distal de éste (Figura 52).

Desequilibrio por deficiencia de calcio

La deficiencia de Mg ocurre principalmente en hojas maduras desarrollando clorosis intervenal. Una clorosis
intervenal de color verde-amarillo se desarrolla en hojas viejas, aunque algunas áreas verdes oscuras podrían
quedar al lado de las venas principales (Figura 53).

Desequilibrio por deficiencia de magnesio


La deficiencia de S se manifiesta a través de un color verde amarillo claro en las hojas jóvenes (Figura 54) y el
crecimiento es restringido.

Figura 54. Desequilibrio por deficiencia de azufre (planta a la derecha).

La deficiencia de Fe ocurre en las hojas más jóvenes tornándose éstas de color amarillo y llegando incluso al
color blanco en deficiencias muy severas (Figura 55). Al principio las puntas se quedan verdes mientras el
color amarillo se extiende desde la base de la hoja. En plantas maduras, un amarillo intervenal se desarrolla
cerca de la base de las hojas.

Desequilibrio por deficiencia de hierro

La deficiencia de Zn aparece con hojas verde oscuras desarrollándose intervenal-mente áreas moradas
pequeñas que son esparcidas al azar. Estas áreas se tornan en café claro cuando se extienden (Figura 56).
6. Desequilibrio por deficiencia de zinc

En caso de deficiencia de Mn, las hojas jóvenes se tornan verde-amarillo brillante y pueden desarrollar áreas
intervenales marrones oscuras. Pequeñas áreas difu-sas de color amarillo se desarrollan en las hojas viejas;
después éstas se pueden tornar color marrón. La presencia de una red de venas color verde oscura uni-forme
en las hojas amarillas es característica para esta deficiencia (Figura 57) y lo distingue de la deficiencia de Fe.

Figura 57. Desequilibrio por deficiencia de Mn. En la hoja se presentan áreas difusas y amarillas con una red
de venas uniformes de color verde oscuro.

La Figura 58 describe el desequilibrio por exceso de Mn. Las hojas más viejas se tornan amarillo - naranja y se
mueren prematuramente. Esta sintomatología se puede encontrar en suelos ácidos

Desequilibrio por exceso de Mn.

Deficiencias por B. Las hojas nuevas de plantas jóvenes se ponen distorsionadas cuando el suministro de B es
inadecuado. El color amarillo en las puntas de las hojas maduras gradualmente se extiende alrededor de los
márgenes, y las venas principales se tornan color rojizo – marrón

Desequilibrio por deficiencia de boro.


La Figura 60 describe las síntomas de desequilibrio por exceso de B con la sin-tomatología de una grave
quemadura

Desequilibrio por exceso de boro.

En el caso de deficiencia de Cu, el crecimiento es restringido, pero las hojas se quedan de color verde oscuro.
Los márgenes de las hojas maduras tienden a encresparse hacia arriba y hacia adentro, pero ningún otro
síntoma foliar característico ha sido identificado.

En caso de desequilibrio por deficiencia de Mo, el follaje se torna verde-amarillo, y el crecimiento es


restringido. La deficiencia se presenta en forma más común en sustratos ácidos (pH < 5,0).

Las Figuras indican intoxicación por exceso de cloruro de sodio NaCl (aguas salinas) y desequilibrio por exceso
del ión sodio

Desequilibrio por exceso de NaCl (agua salina


Desequilibrio por exceso de Na (carbonato de sodio
Nutrición Vegetal de Especialidad para cada Nutriente

Nitrógeno

La urea, amonio y nitrato, son las 3 formas principales de nitrógeno en los fertili-zantes nitrogenados que
sufrirán diferentes procesos una vez que se encuentre en la solución del suelo (Figura 63).

Figura 63. Proceso de transformación química en el suelo cuando se usan fertilizantes nitrogenados que
contienen urea, amonio y nitrato.

Urea

La urea no puede ser absorbida directamente por las plantas. Sin embargo, una vez aplicada al suelo, será
hidrolizada en amonio. Antes o durante esta hidrólisis, las pérdidas de nitrógeno pueden ocurrir como
lixiviación de urea o como vola-tilización de amoníaco. La urea es eléctricamente neutra y así no será
adsorbida por las capas del suelo cargadas eléctricamente. Por consiguiente, se moverá fácilmente a los
bordes del bulbo húmedo del sistema de riego por goteo y se encontrará fuera del alcance de las raíces
Amonio

El amonio es fácilmente fijado por las partículas del suelo y lo hace menos sus-ceptible a ser lixiviado. Al
mismo tiempo es, por consiguiente, casi inmóvil en el suelo lo que restringe su disponibilidad para las plantas.
La mayoría del amonio se transforma en nitrato previo a la absorción por la planta. Antes de este proceso
llamado nitrificación, se pueden perder cantidades significativas de amonio como amoníaco (NH3) en suelo
con un pH alto.

La conversión de la urea y amonio en nitrato puede durar de una a varias sema-nas dependiendo del pH, la
humedad del suelo, temperatura y la presencia de ciertas bacterias (Nitrosomas y Nitrobacter). Esto implica
un retraso en la dis-ponibilidad de nitrógeno y resulta en una mayor imprecisión en el manejo de la nutrición
nitrogenada.

Una cantidad alta de amonio, en la zona radicular, puede conducir a la inanición o desnutrición de las raíces
en condiciones de temperatura alta en la zona radicu-lar, como consecuencia del agotamiento de oxígeno
debido a los proceso de nitrificación.

El amonio compite para la absorción de las raíces con otros cationes (antago-nismo) como el potasio,
magnesio y calcio, y esto puede inducir a severos desórdenes nutritivos.

En particular, un exceso de amonio puede llevar a los problemas de BER (Figuras 25 y 52), como resultado de
una escasez de calcio en las frutas, aun cuando se encuentra presente altos niveles de calcio en la solución
nutritiva del suelo.

El amonio aplicado en suelo calcáreo con pH > 7,5 conducirá a la formación de amoníaco (NH3) y por lo tanto,
a pérdidas por volatilización

3 Nitrato

Por otro lado, las plantas pueden absorber directamente el nitrato aplicado al suelo. No requiere ninguna transformación y,
porque el nitrato es soluble en la solución del suelo, entra fácilmente en contacto con las raíces. La aplicación parcial de
fertilizantes con nitratos permite un manejo muy preciso en el sum-inistro de nitrógeno al cultivo. El nitrato no es volátil lo que
significa que no hay ninguna pérdida de nitrógeno vía volatilización de amoníaco. Existe una sinergia en la absorción de
+ 2+ 2+
nutrientes entre los aniones y cationes. El nitrato es un anión y promueve la absorción de cationes (K , Ca , Mg , and

+
NH4 ) (Figura 64). La conversión de nitrato en aminoácidos ocurre en la hoja. Esto lo hace un proceso energético eficiente,
porque se usa energía solar en la conversión. La conversión de amonio sucede principalmente en las raíces. La planta tiene
que quemar azúcares sintetizados previamente para proporcionarle combustible a esta conversión. Esto significa que menos
azúcares están disponibles para el crecimiento y desarrollo de la fruta. El nitrato no se fija en las partículas del suelo y por
consiguiente es susceptible a ser lixiviado. Sin embargo, el manejo apropiado de los volúmenes de riego puede reducir a un
mínimo el riesgo de perder nitrógeno por lixiviación.

Figura 64. Sinergismo y antagonismo en la absorción de cationes en la zona radicular de la planta cuando la fuente de nitrógeno
es nitrato o amonio

2 Fósforo

Todos los fertilizantes fosforados son neutralizantes del pH. Sin embargo, algunos de ellos tienen mayor poder acidificante
que otros. Otra diferencia importante se encuentra en su pureza química y en su solubilidad (i.e. la cantidad de insolubles).
Por ejemplo el MAP está disponible como fertilizante de campo, para aplicación directa al suelo y como grado técnico usado
para fertirrigación. Por consiguiente, la opción por la que el fertilizante fosfatado debe usarse está principalmente en función
del efecto deseado en el pH del agua y suelo, y de su solubilidad.

Tabla 29. Características de los fertilizantes fosforados.


En sistemas de fertirrigación no se puede mezclar en soluciones madres altamente concentradas fertilizantes que contengan
fósforo con fertilizantes que contengan calcio, debido a que se produciría la precipitación de fosfato de calcio (producto insoluble).
Sin embargo, se puede mezclar fosfato de urea con nitrato de calcio en ciertas concentraciones

Características de los fertilizantes potásicos

Características de los fertilizantes cálcicos

Las fuentes principales de cloruro son CaCl2, MgCl2, KCl y NaCl. El cloruro no es recomendable en el crecimiento de pimiento por su sensibilidad
a las altas concen-traciones de sal en la zona radicular. El uso de fertilizantes conteniendo cloruro

- - 2-
causara la competencia en la absorción en la zona de las raíces con otros aniones (NO3 , H2PO4 , SO4 ), produciendo un desequilibrio entre
los nutrientes