Vous êtes sur la page 1sur 2

Prensa FEMPINRA

--------------------------------------------------------------------

SCHMID, DECEPCIONADO POR EL VETO A DOS ARTÍCULOS DE LA LEY DE MARINA


MERCANTE

El secretario general de la Federación Marítima, Portuaria y de la


Industria Naval (Fempinra) y cotriunviro de la CGT, Juan Carlos Schmid,
expresó hoy la "decepción, preocupación y malestar" de los gremios de la
actividad ante "el duro revés" que significó la decisión presidencial de
vetar dos artículos de la nueva Ley de Marina Mercante.

"Lo que podría haber sido el punto de partida para pensar la reactivación
de la actividad se transformó en un duro revés a partir del veto de dos
artículos centrales del régimen de promoción aprobado por el Congreso y
acordado por varios sectores productivos del área portuaria y maritima",
dijo Schmid en declaraciones al portal de transporte Notitrans.

El gobierno vetó con el decreto 1.076/17 dos artículos que eran "la
columna central del proyecto: la creación de un fondo de 1.500 millones
de pesos anuales, ajustado por índice de precios, y el mantenimiento de
los bonos por bienes de capital", señaló el dirigente.

La conducción de la Fempinra, que integran 16 organizaciones sindicales,


expresó su "enorme preocupación" y destacó que "de nada sirvió la
búsqueda de consensos y el diálogo, ya que la orientación económica se
acentúa con endeudamiento y primarización".

Schmid denunció a través de las redes sociales que el veto presidencial


demostró "ausencia de interés marítimo y de voluntad de promoción del
desarrollo de una industria madre y de la marina mercante", concluyó el
dirigente de dragado y balizamiento.

El artículo 10 del proyecto creó ese fondo, que fue "observado" por el
Ejecutivo porque "no está claro si implica una nueva asignación de gastos
no previstos en el presupuesto o es por el contrario una línea específica
en el contexto de los fondos fiduciarios administrados por el Ministerio
de Producción de a Nación", sostuvo el PEN.

En los considerandos se expresó que "la determinación de un monto mínimo


anual con un fin específico no previsto por las normas que rigen los
fondos fiduciarios -desconociendo la situación y disponibilidad de cada
uno de ellos-, conlleva un claro avasallamiento de las facultades de
administración de la autoridad de aplicación a cargo de ese dinero".

Para el caso de los bonos por bienes de capital, el gobierno entendió que
configura "una indebida injerencia en las facultades del Ejecutivo al
determinar la obligación de mantener un régimen de promoción para un
sector de la economía por un período de diez años".

Miguel Sánchez, dirigente de la Asociación Bonaerense de la Industria


Naval, aseguró que la Federación "no esperaba esa decisión oficial", que
definió como "sorpresiva y decepcionante" a partir de "la existencia de
canales de diálogo abiertos y respetados".
"Luego de tanto trabajo, negociaciones y consensos alcanzados, los
gremios merecían otro trato. Antes de nacer, un país de 8.450 kilómetros
de costas fluviales y marítimas perdió su ley de industria naval. Habrá
que ver si es posible remontar eso", puntualizó.

En el debate de la iniciativa participaron profesionales, docentes,


estudiantes, técnicos, obreros, empresarios, sindicatos, diputados,
senadores y funcionarios de primera línea.

Prensa:
Franco Frenquelli, 156-350-0746
Matías Frisone. 153-174-3090
Marina Lauría, 153-423-7660