Vous êtes sur la page 1sur 8

MAQUINAS QUE SE UTILIZA EN LA ELABORACION DE CURTIEMBRES DE

PIELES

I. OBJETIVOS:

 Conocer las distintas maquinas que utilizan en la curtiembre.


 Conocer el funcionamiento e importancia para la obtención de una buena
calidad de piel y cuero.

II. NOCION TEORICA:

MAQUINAS DE ABLANDAR.

La elección de la máquina de ablandar y la forma de realizar el mismo dependerá del tipo de


cuero a procesar y del artículo deseado. Por ejemplo: cuero para capellada conviene
ablandar cabeza y patas con palizón, y luego pasar el cuero por mollisa. En el caso de cuero
vestimenta conviene ablandar el cuero, su periferia, en la rueda de ablandar y luego palizonar
todo el cuero. Lo que en definitiva estamos buscando es evitar que el cuero se rompa.
Una vez ablandados los cueros y antes de que empiecen a secarse se lo estiran en el togling
para dejarle un 10-14% de humedad. El togling no debe estar muy caliente (30-35%) para no
resecar y acartonar el cuero; se desclavan y se dejan reposar un cierto tiempo para que vaya
absorbiendo la humedad ambiente y uniformizar la partida de cuero.

SISTEMA DE PINOS (MOLLISA). Los cueros a ablandar se pasan entre placas que contienen
pinos desencontrados. Las placas tienen movimiento vibratorio vertical, haciendo que los pinos
inferiores penetren entre los pinos de las placas superiores. El movimiento de los cueros se
ejecuta por cintas, siendo la alimentación hecha por un lado de la máquina y la salida por el

otro lado. Es un sistema continuo y de alta producción, pero no se gana en superficie.

FULÓN DE BATANAR. Es un fulón que no tiene trancas internas ni paletas para evitar que los
cueros se rasguen, pero sí bolas de goma como carga, que al chocar con los cueros logran el
ablandado de los mismos. Es una alternativa cuando el aspecto de la flor suelta no tiene
importancia, así como la obtención de superficie. Es indicado para napas (vestuario y tapicería)
gamuza, descarne y cueros con pelo (alfombras) etc. Su velocidad varía en la faja de 15-18
rpm, normalmente. Para descarnes, por ejemplo, puede ser utilizado con inyección de vapor,
pues reacondiciona y ablanda al mismo tiempo, agilizando la producción. Los fulones de
ablandado son generalmente más estrechos y con diámetro mayor que los de recurtido lo que
causa la caída de los cueros a una distancia mayor dentro de los fulones.
MAQUINAS PARA EL SECADO.

Existen diferentes formas de eliminar el agua de los cueros, desde un simple secado al aire
libre donde el equipo es elemental y se depende absolutamente de las condiciones climáticas
hasta los sofisticados métodos de secado al vacío que requieren un equipo especial y caro y
que se adaptan a la curtiembre sin depender de los factores climáticos.
El calor necesario para secar los cueros puede transmitirse por convección (de aire), por
conducción (placa caliente) o por radiación. Otro aspecto a tener en cuenta es si los cueros
están o no tensionados durante la operación del secado.

CÁMARAS DE SECADO. Puede secarse al aire libre o con la ayuda de una estufa.

AL AIRE. Es el mejor secado ya que no exige para nada a la piel, el cuero llega al equilibrio
final en forma lenta. La desventaja es que lleva un tiempo mayor
y que se requiere de un gran espacio al aire libre bajo techo. Se
debe procurar que la luz del sol no toque directamente los
cueros porque se podrían oxidar los taninos.

SECADO CON ESTUFA. Recintos cerrados por donde se hace


la circulación forzada del aire caliente, regulándose la
temperatura y la humedad. La primera se controla mediante un
termostato y existe una válvula de vapor que regula la cantidad
de vapor que llega al calefactor. La segunda se controla con un
higrómetro y se regula según la recirculación de aire.

TUNEL DE SECADO.

El túnel de secado consta de varias secciones


independientes llamadas celdas o cámaras en las cuales se
puede determinar independientemente la temperatura y la
humedad del cuero.
Como vemos en el esquema la primera celda puede empezar
con 70ºC. Al principio la piel está más fría porque está
húmeda. Interesa la recirculación para absorber más
humedad. La cuarta celda se puede poner a unos 40º C y con
mucha recirculación para que la piel no se reseque. A veces
incluso se pone la última celda a 30°C para que al salir la piel
los operarios no se quemen al manipularla.
Como a medida que pasa el tiempo el cuero tiene menor
cantidad de agua, la temperatura seguiría subiendo. Lo que
se hace es pasar a la otra celda y así se mantiene
aproximadamente constante la temperatura del cuero.
Las pieles se pueden colgar con unas pinzas y sin tensar. A
veces estos secaderos son de 2 pisos y hay unas barras, con
cadenas para moverlas, que van dando vuelta y las pieles se
cargan y descargan por el mismo sitio.

SECADERO DE PINZAS.
Se pinzan las pieles sobre
placas perforadas. Si se desean pieles blandas deben secarse previamente al aire,
acondicionar a una humedad del orden del 20-22% y ablandarse. Si tienen demasiada
humedad al pinzar quedarán acartonadas. Una vez pinzadas se ponen en una cámara de
secado con calefacción y recirculación de aire.
Hay otros sistemas basados en el pinzado. En uno de ellos, los marcos se tensan y destensan
de manera automática.
Las pieles quedan muy planas.

SECADERO PASTING. En 1911 Smith desarrolló un nuevo


método de secar cueros adheridos a una placa con
aplicación de calor y aire a través de su paso por un túnel al
que le llamó pasting. Consiste en un túnel, pero las pieles en
vez de colgarse se pegan a placas usando adhesivos.
Las placas pueden ser de vidrio, hierro esmaltado, madera
tratada, material plástico como resinas epoxi, acero
inoxidable. Todos los materiales tienen sus ventajas e
inconvenientes. El vidrio tiene mucha finura y es poco
conductor, protege mejor la flor, pero al aumentar la
temperatura puede haber roturas y son muy caras. La
madera no se rompe, pero se doblan, son poco lisas, valen
para serraje pero no para plena flor. El material plástico no
se rompe y es poco conductor pero es caro y menos fino que
el vidrio. El acero inoxidable es muy fino, pero se raya más
que el vidrio, es conductor y es muy caro. Las placas suelen
medir alrededor de 1,80 m x 3,25 m.
Tiempo de secado: 5-8 h.

TOGGLING. El toggling consiste en el clavado del cuero en


marcos metálicos de chapa perforada con ganchos especiales y
secado controlado; en consecuencia, una unidad de toggling
consiste en una cantidad de chapas perforadas colocadas en un
secador de temperatura y humedad controladas. El cuero se estira y
se sujeta mediante un número de abrazaderas (ganchos especiales
o toggles) que se enganchan en las chapas. El toggling tiene la
ventaja de permitir el secado de grandes cantidades de cuero en un
espacio relativamente pequeño; además, durante el secado se
estira el cuero. Tiene la desventaja de que resulta difícil mantener y
controlar condiciones de temperatura y humedad constantes.

PLACAS SECOTHERM. Se pega el cuero a ambas caras de unas placas metálicas, en general
de acero inoxidable, aluminio o cobre, dentro de las que circula un líquido caliente,
normalmente agua.
La medida aproximada de las placas es de 1,5 m x 3 m.
Es un sistema más económico que el pasting porque se pueden comprar las placas que se
quiera.
Las placas suelen ir fijas para poder pegar bien las pieles. La piel se pega con adhesivo por el
lado flor y a veces hay unas pinzas para asegurar que se aguante.
El calor va de adentro hacia afuera y no como en el pasting que va de afuera hacia adentro,
con lo cual en el sistema secotherm la piel queda menos compacta.
Se usan a temperaturas entre 80-90ºC por lo que se recomienda para cueros al cromo bien
curtidos, recurtidos y engrasados y nunca para cueros al vegetal. El tiempo de secado oscila
entre los 20-30 minutos

SECADO AL VACIO. Consta de una plataforma lisa de acero inoxidable con orificios y una
cubierta que puede tapar en forma de bisagra o subiendo y bajando. Hay varios sistemas. Lleva
incorporado una bomba de agua que suele ser de anillo hidráulico para reducir la presión
(hacer el vacío)
La placa inferior es calefactor y comunica por conducción la temperatura necesaria para
evaporar el agua de la piel. El tamaño de las placas oscila entre 1,8 m x 3,25 m y 2,3 m x 5 m.
El cuero previamente alisado es colocado con el lado flor sobre la superficie de la placa (sin
formar arrugas). La placa se calienta entre 50°C para cuero vegetal y 85°C para cuero cromo.
En el cabezal se pone un filtro o bien una red metálica de malla fina que presiona el cuero al
cerrar y para que el vapor de agua pase hacia la cámara de vacío principal en que hay un
condensador que transforma el vapor en agua líquida.
Luego, se cierra en forma hermética y se produce el vacío que provoca en breves minutos la
evaporación del agua que contiene el cuero. Como la flor va apoyada en la placa calefactor y
se seca primero, sale el vapor de agua por el lado carne:

No es conveniente realizar el secado total ya que al secarse primero la flor se perdería


conductividad y se alargaría mucho el tiempo de secado. Además, se aumentaría el riesgo, ya
existente, de migración de productos como grasas, recurtientes, colorantes, etc. Normalmente
se usa como pre-secado. Se ponen las pieles unos 2 minutos, reduciendo la humedad del 50%
al 25-30% y luego se pasan a otro secadero.

BOMBAS DE CALOR. Se puede trabajar a temperaturas bajas y se obtienen cueros más


blandos. Es un buen sistema para el vegetal ya que se evitan los fenómenos de contracción.
la unidad de refrigeración consta de dos radiadores, un compresor y una válvula. Hay dos
zonas: una de baja presión y una de alta presión. Es como un refrigerador: hay un gas que
recorre el circuito cerrado, se comprime con un compresor y se condensa (pasa a líquido) y
pasa por el radiador caliente que se refrigera con el aire. El líquido pasa por la zona de baja
presión a temperatura amiente y automáticamente se evapora (pasa a gas) y se enfría
fuertemente debido a la pérdida de calor latente de evaporación. El gas frío pasa por el
radiador frío y vuelve al compresor, cerrando el circuito.
En el secadero hay unos ventiladores que impulsan el aire. Dicho aire (húmedo) pasa por el
radiador frío y se condensa la humedad de dicho aire, secándolo. Luego el aire seco pasa por
el radiador caliente para calentarlo a la temperatura deseada y aumentar así su capacidad de
secado y se vuelve a la cámara.

EQUIPO PARA EL DESCARNADO.

El proceso someramente descrito consiste en pasar la piel por medio de un cilindro neumático
de garra y otro de cuchillas helicoidales muy filosas La piel circula en sentido contrario a este
último cilindro, el cual está ajustado de tal forma que presiona a la piel, lo suficiente, como
asegurar el corte (o eliminar definitivamente) sólo del tejido subcutáneo (grasa y/o carne)
adherido a ella.

Descarne manual del cuero. Rodillo de máquina de descarnar

Máquina de descarnar Máquina descarnar (trinchadora)


MAQUINA DESCARNADORA (Adelgazadora de
Cuero)

-300mm (Ancho de Cuchillo)


-Motor Monofásico de 3 HP
-Transmisión con Cadena
- Esmeril para filo de cuchillo incluido en estructura de la
máquina

MAQUINA PARA DIVIDIR EN TRIPA.

Para poder dividir los cueros perfectamente es muy importante tener la colaboración de los
productores de las máquinas para dividir, del productor de las cuchillas y de las personas que
se ocupan de la división.

La acción de la máquina de dividir se basa en seccionar la piel, apoyada entre dos cilindros,
mediante una cuchilla en forma de cinta sin-fin, que se mueve en un plano paralelo al lado de
la flor y al lado de la carne.

La parte de la piel que queda entre la cuchilla y la flor es la


que será el cuero terminado y la parte entre la cuchilla y la
carne es el descarne, que según su grosor puede ser más
o menos aprovechable. El grosor del cuero y del descarne
se determinan por la distancia entre el filo de la cuchilla
sin-fin y el plano de la flor de la misma. En una piel sin
dividir un grosor total determinado, cuanto mayor es esta
distancia mayor es el grosor del cuero terminado y menor
el del descarne. Cuanto mayor sea el espesor de la piel
sin dividir y con una misma distancia y por el ello un
mismo grosor para el cuero final, mayor espesor tendrá el
descarne y viceversa. En algunos casos se pueden
obtener dos descarnes al dividir de nuevo el descarne
obtenido, comprobándose previamente que el descarne
que se obtuvo pueda resistir las acciones mecánicas
necesarias para obtener el artículo deseado.
Cuando el cuero que se va a dividir tiene un grosor no
mucho mayor que el cuero a obtenerse, sólo se consiguen
descarnes muy finos que no se pueden utilizar en la
industria del cuero, pero se comercializan para la
obtención de colas y gelatinas.

Las máquina de dividir son máquinas de precisión delicadas y la operación del dividido
requiere buen conocimiento de la operación y de la máquina a manejar.
MAQUINAS PARA EL ESCURRIDO.

El escurrido del cuero, tanto si es de curtición al cromo como si es de curtición vegetal, es


más fácil sí previamente ha sido dividido en tripa. El cuero sin dividir aunque sólo fuera por su
espesor necesita una mayor presión para lograr el mismo grado de escurrido. Para reducir el
contenido de humedad de la piel en la cantidad indicada es necesario utilizar una máquina
hidráulica.

Máquina discontinua de cilindros.- Las máquinas de escurrir constan de las siguientes


partes. Dos cilindros grandes recubiertos de mangas de fieltros. El cuero pasa entre los rodillos
a los cuales se les aplica una elevada presión, que comprime las fibras del cuero y las obliga a
expulsar el agua contenida entre ellas. Los fieltros absorben el agua expulsada del cuero y la
envían en dirección contraria. Sin estos fieltros el cuero no se escurre.
Estos fieltros deben ser resistentes a la acción mecánica, tener la suficiente elasticidad para
compensar las diferencias en el espesor del cuero y ser de un tejido que no deje marcas sobre
la flor.

Existe también un cilindro de cuchillas romas, distribuidas helicoidalmente y en forma de v, que


sirve para extender el cuero y que cuando la piel se escurre se reduzca al mínimo la formación
de pliegues.
Las máquinas de escurrir tienen una velocidad de transporte de aproximadamente 714 metros
por minuto y la presión que se aplica al cuero es de 8-17 kilos fuerza por centímetro lineal, lo
que representa una fuerza total de hasta unas 35 toneladas. La cantidad de agua escurrida del
cuero dependerá de la presión aplicada y de la velocidad de transporte. Si el cuero pasa más
rápido, para obtener el mismo grado de escurrido habrá que aplicar una mayor presión. En
general la presión se logra mediante un sistema hidráulico.
Este tipo de máquina trabaja en dos etapas; en la primera se escurre la mitad de la piel y en la
segunda la otra mitad, es discontinua. Pero existen máquinas de escurrir continuas, en las
cuales la piel entra por un lado y sale por el otro totalmente escurrida.
El escurrido de los cueros curtidos al vegetal para suela que en general es un cuero grueso y
firme, se realiza en máquinas especialmente desarrolladas para ello que pueden ser continuas
o discontinuas. En este caso la presión hidráulica puede llegar hasta 65 toneladas.

Máquina continua de cilindros.- Las llamadas máquinas de escurrir continuas pueden estar
formadas por dos máquinas de escurrir normales unidas por un transportador.

La piel se introduce de forma manual en la primera máquina y a la salida, mediante el


transportador, se lleva a la segunda prensa, para escurrir la otra mitad de la piel.
Las máquinas de escurrir continuas se caracterizan por tener dos cintas de fieltro cilíndricas
que se pueden tensar y que en la zona de trabajo disponen de dos o más pares de rodillos a
los cuales se les puede aplicar presión para comprimirlos entre sí. La presión entre los rodillos
se regula por un mecanismo hidráulico, así como la velocidad de transporte, que puede llegar a
alcanzar los 20 metros por minuto.
Las precauciones que hay que tomar es que estos cilindros no deben producir un
desplazamiento de la flor sino que deben estar regulados entre sí, dimensionados por los
fabricantes de manera que uno no gire más rápido que el otro, o cosas por el estilo que
pudieran producir una aflojamiento de la flor.
Centrifugadoras.- Un sistema de escurrir pieles destinadas a la peletería es el centrifugado.
Mediante este sistema se dañan menos los pelos que en el escurrido clásico.

En el centrifugado se colocan las pieles en forma uniforme en un canasto de plancha de acero


inoxidable perforado. El peso debe estar bien equilibrado en el canasto. Este, gira a gran
velocidad y el agua se expulsa a través de los orificios de manera similar al centrifugado de las
máquinas de lavar domésticas.
Este tipo de máquinas centrifugadoras tienen un canasto con un diámetro que oscila entre 600
a 800 mm.

III. REVISION BIBLIOGRAFICA:

 WWW.CUEROSNET.COM
 WWW.GOOGLE “TODO SOBRE MAQUINAS SOBRE CURTIEMBRES”