Vous êtes sur la page 1sur 10

RESISTENCIA Y DEFORMABILIDAD EN LOS MACISOS

ROCOSOS

Los criterios de rotura son expresiones matemáticas que representan


modelos que permiten estimar la resistencia del material en base a los
esfuerzos aplicados y a sus propiedades resistentes, y predecir cuando
ocurre la rotura.

Los criterios de rotura constituyen la base de los métodos empíricos y


permiten evaluar la resistencia de los macizos a partir de los esfuerzos
actuantes y de las propiedades resistentes del material rocoso

El criterio de rotura de hoek-brown fue originalmente propuesto en 1980,


fue desarrollado para estimar la resistencia triaxial de los macizos rocosos
competentes, para el diseño de excavaciones subterráneas. Posteriormente
fue aplicado para el cálculo de las propiedades de un macizo rocoso
diaclasado.

Hoek-Brown sugirieron relacionar este criterio empírico con uno de los


sistemas de clasificación de macizos rocosos, y eligieron para este
propósito el RMR de Bieniawski.

Este trabajo da explicación de la secuencia de cálculos propuesta para


analizar el criterio de rotura de Hoek-Brown, así como a la obtención de los
parámetros resistentes del criterio de Mohr-Coulomb a partir de la
envolvente de rotura del criterio de Hoek-Brown.

ASPECTOS GENERALES

Existen dos formas para definir el comportamiento de una roca en rotura:


mediante el estado de tensiones o mediante el de deformaciones.
Normalmente se utiliza la primera. De esta forma, se toma como resistencia
de la roca la máxima tensión que ésta puede soportar.

Para cualquier punto del macizo el tensor de tensiones viene definido por
seis componentes, tres componentes normales (σ), y tres componentes
tangenciales (τ). Dependiendo de la magnitud y dirección de las seis
componentes del tensor, se obtienen las tres tensiones principales:σ1i, σ2i,
σ3i, donde σ1i es la tensión mayor, σ2i la tensión intermedia y σ3i la
tensión menor.
En el caso de un material isótropo (material que presenta las mismas
característica físicas en cualquier dirección), cualquier dirección es
dirección principal, con lo que las tres tensiones principales se representan
σ1, σ2, σ3. En este caso se define como criterio de rotura a la superficie f,
que delimita en el espacio de tensiones principales (σ1, σ2, σ3) un cierto
dominio que llamamos dominio elástico viene expresado por la siguiente
ecuación:

En general, los equipos utilizados para la obtención de resultados


experimentales nos dan datos sobre las tensiones principales, si a esto le
añadimos que la tensión intermedia
(σ2) se suele ignorar, el criterio de rotura se define bidimensionalmente en
función de la tensión mayor (σ1), y la tensión menor (σ3), como:

f es la superficie que limita el dominio elástico del material, en el espacio


bidimensional de tensiones principales, y la ecuación que describe esta
superficie de fluencia es el criterio de rotura,
Los puntos representados encima del dominio elástico
están en situación de rotura, por el contrario, los puntos del macizo con
estado tensional en el interior del dominio elástico no están en rotura, sino
que están en estado elástico. Los puntos del exterior del dominio elástico
son puntos tensiónales inaccesibles, es decir no se pueden obtener dichas
tensiones para el macizo rocoso.

Dependiendo de cómo se defina la ecuación de la superficie de fluencia (f)


se obtienen distintos criterios de rotura.

ASPECTOS ESPECIFICOS

CRITERIO DE ROTURA LINEAL DE MOHR-COULOMB

El criterio de rotura de Mohr-Coulomb, introducido por primera vez por


Coulomb en el año 1773, inicialmente pensado para el estudio en suelos, es
un criterio de rotura lineal
Esto significa que la ecuación que define la superficie de fluencia es una
ecuación lineal.

Aunque el comportamiento de la roca en un ensayo triaxial no concuerda


con un modelo lineal, Mohr-Coulomb se sigue utilizando mucho por su
sencillez y comodidad.

Generalmente para el caso del criterio de Mohr-Coulomb, se define el


criterio de rotura en función de la tensión tangencial y la tensión normal en
un plano. En este caso la superficie de fluencia es de la forma τ = f (σ). La
expresión matemática de dicha ecuación es:

Donde:
 c es la cohesión, una constante que representa la tensión cortante que
puede ser resistida sin que haya ninguna tensión normal aplicada.
 φ es el ángulo de fricción.
 τ es la tensión tangencial que actúa en el plano de rotura.
 𝜎𝑛 es la tensión normal que actúa en el plano de rotura
A continuación, se representa el criterio de Mohr-Coulomb en el espacio de
tensiones normal y tangencial. Se puede apreciar que la ecuación de la superficie
de rotura es la ecuación de la recta tangente a todos los círculos de falla.

El dominio elástico viene representado por la envolvente de Mohr. Por lo tanto


los puntos del macizo con estado tensional por debajo de dicha envolvente están
en un estado elástico mientras que los que se sitúan encima se encuentran en
rotura. La zona de estados tensionales inaccesibles para este macizo es aquella
que se encuentra por encima de la envolvente de Mohr.

La envolvente de mohr también puede expresarse en términos de tensiones


principales:

𝜙 𝜙
𝜎1 = 𝜎3 tan2 (45 + ) + 2𝑐. tan(45 + )
2 2

Problemas de Mohr-Coulomb

• Asume que se produce una fractura de corte al momento de alcanzar la


resistencia maxima. Esto no siempre ocurre
• Implica una dirección de falla por corte que no siempre se ve
experimentalmente
• Envolventes experimentales de resistencias maxima son generalmente no
lineales

CRITERIO DE ROTURA NO LINEAL DE HOEK-BROWN

El criterio de rotura de Hoek-Brown su versión original fue introducida en el


1980, es un criterio empírico adecuado para macizos rocosos, aunque
originalmente se desarrollo para el diseño de excavaciones subterráneas, su
empleo se ha extendido a otras aplicaciones, debido a esto, y con el fin de
mejorarlo, el criterio ha sufrido varias modificaciones así como la introducción
de nuevos parámetros para definir el estado del material, y nuevas propuestas
para obtener la caracterización del macizo, la última versión fue en el 2002
(Hoek - Brown 2002).

Se trata de un criterio no lineal que permite valorar, de manera sencilla, la rotura


de un medio rocoso mediante la introducción de las principales características
geológicas y geotécnicas.

En la siguiente figura se representa las tensiones de rotura para el criterio de


Hoek-Brown. En la figura se aprecia que la función que define el dominio
elástico es no lineal. Tal y como se ha indicado para el criterio de rotura de
Mohr-Coulomb, los estados de tensiones encima de la curva están en rotura,
mientras que los interiores están en el dominio elástico, y los estados tensionales
por encima de la curva son inaccesibles para este determinado caso.

El criterio original, es un criterio empírico para el estudio de macizos rocosos


duros. Su expresión es

Donde:
 σ' 1 y σ'3 son las tensiones principales mayor y menor en el momento
de rotura
 σci es la resistencia a compresión uniaxial del material intacto
 m y s son constantes del material, que dependen de las propiedades de la
roca y del grado de fracturación de la roca antes de someterla a las
tensiones de rotura.

El parámetro s es la medida de disminución de la resistencia a


compresión simple de la roca debido al fracturación, S = 1 para roca
intacta y S = 0 cuando la resistencia a la compresión tiende a 0. Por su
parte, m influye en la resistencia al corte del material. Ambos parámetros
se pueden obtener a partir de la clasificación geomecánica Rock Mas
Rating (RMR), introducida por Bieniawski, (1976)

DESARROLLO DE TEMA

1) CRITERIO DE ROTURA GENERALIZADO DE HOEK – BROWN


2002

El uso del criterio original de Hoek-Brown, no solo en macizos rocosos duros,


sino también en macizos de rocas débiles, ha supuesto una reformulación del
criterio, así como la introducción de nuevos parámetros. Su última versión se
expresa:

a
  
 1   3   ci  mb 3  s 
 (1)ci 

Donde mb es un valor reducido de la constante del material mi.

 GSI  100 
mb  mi exp  
 28  14 D 
 GSI  100 
s  exp  
 9  3D 
a    e GSI 15  e  20 3 
1 1
2 6

mi = para roca intacta


mb = para roca fracturada
s y a son constantes del macizo rocoso
GSI = Geological Strength Index

El parámetro mi se obtiene por medio de ensayos triaxiales en laboratorio,


en caso de no realizar dichos ensayos, el valor del mi se puede tomar de los
valores recomendados por hoek-brown, aunque tienen menor precisión
debido a que no son valores específicos para cada tipo de roca sino que son
valores por grupos de rocas

D = factor que depende sobre todo del grado de alteración al que ha sido
sometido el macizo rocoso por los efectos de las excavaciones (mecánicas
o por voladuras) o por la relajación de tensiones debido a la retirada de
material estéril de recubrimiento. Varía desde 0 para macizos rocosos in
situ inalterados hasta 1 para macizos rocosos muy alterados. Más adelante
se explica detalladamente cómo obtener el factor de alteración D.

La resistencia a la compresión uniaxial del macizo se obtiene haciendo σ'3 = 0


en la ecuación (1) dando así:

 c   Ci .S a
y siendo la resistencia a tracción:

 S . Ci
t 
mb

La ecuación se obtiene haciendo 1'   3'   t


en la ecuación (1). Esto representa una condición de tensión biaxial.

Las tensiones normal y tangencial en función de las tensiones principales tienen


la siguiente expresión (Balmer, 1952).
2) ESTIMACIÓN DEL FACTOR DE ALTERACIÓN D

El factor de alteración del criterio de rotura de Hoek-Brown D, es un factor que


depende principalmente del grado de alteración al que ha sido sometido el
macizo como alteraciones debidas a la relajación de esfuerzos, o causados por
excavaciones por voladura, o por otras causas.

El factor fue introducido en la última versión del criterio de rotura de Hoek-


Brown (2002), porque se detectó que para el caso de macizos de rocas no
alteradas (D=0), el criterio daba parámetros resistentes demasiado optimistas o
sobrevalorados.
El factor adopta valores desde 0 para la roca no alterada en condiciones in situ,
hasta el valor de 1 para la roca muy alterada.

La siguiente tabla muestra los valores del factor de alteración D, para las distintas
situaciones del macizo.
3) OBTENCIÓN DE LA ENVOLVENTE DE ROTURA DE
MOHR-COULOMB A PARTIR DE LA ENVOLVENTE DE
HOEK-BROWN.

La sencillez, la experiencia de muchos años y a la gran cantidad de


software que permiten el análisis de estabilidad mediante el criterio de rotura
lineal de Mohr-Coulomb, hacen que éste sea ampliamente utilizado. Por lo tanto
al analizar la estabilidad de un talud rocoso, es habitual la linealizacion
(transformación) del criterio de rotura no lineal de Hoek-Brown para obtener una
envolvente de rotura lineal de Mohr-Coulomb equivalente.

Existen distintos métodos de linealización del criterio de rotura de Hoek-


Brown, que permiten la obtención del ángulo de fricción y el valor de la
cohesión para la aplicación del criterio de Mohr-Coulomb.

El programa geotécnico Roclab utiliza el método de equivalencias de


áreas, el cual consiste en encajar una recta que equilibre las áreas entre la
envolvente curva de Hoek-Brown y la linealización de Mohr-Coulomb,
para un determinado rango de tensiones, σt<σ3<σmáx . σt es la resistencia a
tracción, y σmáx es la máxima tensión de confinamiento que se espera, ésta
tendrá que ser determinada en cada caso, y su valor tendrá gran influencia
en los valores obtenidos.
Representación gráfica de linealización del criterio de Hoek-Brown mediante el
método de la equivalencia de áreas. σ1 y σ3 son las tensiones principales mayor y
menor; σt resistencia a tracción;σ3máx es el valor máximo esperado de la tensión
de confinamiento, que tendrá que ser estimado en cada caso.

El proceso de ajuste supone equilibrar las áreas por encima y por debajo de la
curva de Mohr-Coulomb. Esto da lugar a las siguientes ecuaciones para el ángulo
de fricción φ’ y la resistencia cohesiva c’

Obsérvese que el valor de σ 3max, (el límite superior del esfuerzo de


confinamiento sobre el que se ha considerado la relación de los criterios de
Mohr- Coulomb y de Hoek-Brown), ha sido determinado para cada caso
individual. Más adelante se presentan pautas para tomar valores de σ3max para el
caso de taludes y túneles superficiales y profundos.

La resistencia al corte de Mohr-Coulomb τ , para un esfuerzo normal dado σn, se


encuentra sustituyendo estos valores de c y φ en la ecuación:

Entonces al ajustar la curva de hoek-brown mediante el método de áreas


equivalentes la grafica estaría definida por:

De aquí se obtiene la resistencia a compresión uniaxial del macizo rocoso (σ3 =


0):