Vous êtes sur la page 1sur 2

CORMORAN

Cormorán, nombre común de cada una de 26 especies de aves acuáticas palmípedas que se
alimentan de peces y constituyen la familia Falacrocorácidos; anidan en colonias en las costas de
regiones templadas y tropicales. Algunas viven en grandes islas lacustres y ríos. La familia
comprende dos géneros: Phalacrocorax y Nannopterum y está comprendida dentro del orden de
los Pelecaniformes. Tienen picos delgados y curvos, cuellos largos y flexibles, cola rígida y pies
palmeados. Otra particularidad es que lucen una porción de piel desnuda bajo la boca. Su plumaje
suele ser negro lustroso y algunos tienen partes blancas. Muchos lucen anillos sin plumas de
colores brillantes en torno a los ojos. Son buenos nadadores y buceadores y se sumergen a gran
profundidad en el agua en busca de sus presas, pero dado que su pelaje no es impermeable del
todo, tras varias zambullidas se ponen a secar al sol. También vuelan muy bien, excepto el
cormorán áptero propio de las islas Galápagos, que ha perdido esa capacidad. Los cormoranes de
las zonas septentrionales son migradores, pero el resto de las especies son sedentarias.

Aves nadadoras y buceadoras que se alimentan exclusivamente de peces. Su habilidad ha sido


explotada por los pescadores de la India, Japón y China durante siglos. Los pescadores les
permiten bucear con anillos alrededor del cuello, y de esta forma recuperan el pescado. El anillo
impide que el cormorán se trague el pez. Un solo ejemplar puede cazar más de 100 peces en una
hora. Los cormoranes de la costa de Perú son también importantes porque sus excrementos
producen el fertilizante más rico del mundo, el guano, que es muy rico en nitrógeno, potasio y
fósforo y se ha convertido en un importante producto de exportación. Dorling Kindersley
Ampliar

La capacidad de estas aves para capturar peces debajo del agua es asombrosa y, por ello, en Asia
hay dos especies, el cormorán grande y el cormorán japonés, que se emplean para pescar. Se les
entrena para capturar peces y regurgitarlos, o bien se recupera al ave mediante un cordel atado a
la pata. Para impedir que se traguen los peces se les coloca un anillo o collar en el cuello.

2 ESPECIES EUROASIÁTICAS

Hay tres especies euroasiáticas. El cormorán grande alcanza más de 90 cm y anida en las costas
(excepto en el este de Europa, donde también es frecuente que anide tierra adentro). Los que
crían en la costa construyen un nido con algas marinas donde la hembra empolla tres o cuatro
huevos de color azul pálido. Esta especie abarca desde el Atlántico norte hasta Norteamérica y es
posible verlo durante el invierno en la península Ibérica, a diferencia del cormorán pigmeo, que es
un visitante accidental. Éste mide aproximadamente 48 cm y carece del vistoso y plumoso cuello
del cormorán grande. Su hábitat se reduce a las zonas pantanosas y a los cañaverales de los
cursos de agua dulce del este de Europa. El cormorán moñudo es una especie residente en la
península Ibérica, donde es habitual a lo largo de todo el año.
3 ESPECIES AMERICANAS

La especie más extendida en Norteamérica es el cormorán de doble cresta que habita tanto en la
costa atlántica como en la del Pacífico y es la única especie que aparece en el interior del
continente. En la costa del Pacífico sur hay otras especies como el guanay, cholo o pato lile, cuyos
excrementos constituyen el guano, que se aprovecha como fertilizante y que se explota
comercialmente, lo que representa una fuente de riqueza para Chile y Perú, ya que es en las islas
de este último donde se localizan importantes depósitos de guano. El guanay es de color
blanquecino en las partes inferiores y para alimentarse depende de los bancos de peces que
transporta la corriente de Humboldt. Más espectacular en cuanto a su colorido, gris plateado con
reflejos morados y pico y patas rojas, es el cormorán gris, cuita o patilla, especie que también se
localiza en las costas de Chile y Perú. En la horquilla que forman los litorales chilenos y
argentinos, así como en la zona de influencia que alcanza a las islas Malvinas, se encuentra el
cormorán de cuello negro y, con un área más restringida, el cormorán imperial. Por su parte, el
cormorán negro es la especie más extendida puesto que se distribuye por toda América Latina,
desde México hasta Tierra del Fuego, lo que explica que se le conozca con nombres muy
diversos, como biguá, yeco, cuervo de mar, cotúa y sumucho.

Clasificación científica: los cormoranes pertenecen a la familia Falacrocorácidos, orden


Pelecaniformes. El nombre científico del cormorán áptero es Nannopterum harrisi, el del cormorán
grande Phalacrocorax carbo, el del cormorán pigmeo Phalacrocorax pygmeus, el del cormorán
japonés Phalacrocorax capillatus, el del cormorán moñudo Phalacrocorax aristotelis, el del
cormorán de doble cresta Phalacrocorax auritus, el del cormorán guanay es Phalacrocorax
bougainvillii, el de la cuita Phalacrocorax gaimardi, el del cormorán de cuello negro Phalacrocorax
magellanicus, el del cormorán imperial Phalacrocorax atriceps, y el del cormorán negro
Phalacrocorax olivaceus.