Vous êtes sur la page 1sur 12

CROACIA

A toda vela
CROACIA

Con más de mil islas y muchas calas resguardadas entre ellas, la


costa adriática de Croacia es el lugar ideal para practicar el arte
de la navegación, especialmente si es la primera vez
TEXTOS RORY GOULDING l FOTOS LAURA EDWARDS @laurajayneedwards
El 'Skalice' navega delante
de Ravni Žakan, una de las
89 islitas que conforman
el parque nacional croata
de Kornati
CROACIA

Un olivo junto a una


puerta natural en la
iglesia de la Asunción
de María de Zlarin, de
principios del siglo XVIII

DÍA 1 sobre navegación que la dife- 25 años para llegar a conocer


De Šibenik rencia entre babor, estribor, proa
y popa (y las dos últimas tengo
todo este tramo de costa –dice
Mate–, pero me gusta estar cer-
a Zlarin que pensarlas). En cambio, es
Mate Bedrica –tripulante profe-
ca de Šibenik. Es mi casa”.
En un momento lleva el bote
Cae la tarde en el puerto y nada sional desde los 18 años– quien hasta el pequeño puerto de la
se mueve entre el bosque de está preparando el Skalice para isla de Zlarin, en plena hora
mástiles blancos excepto un el corto primer tramo del viaje. punta de vida social a lo largo
cisne solitario; todos quienes Mate es un “típico nombre dál- de todo el embarcadero. A la
tenían planes ambiciosos para mata”, explica, que equivale a luz de color miel, con el aroma
pasar el día hace horas que se Mateo y que se pronuncia tal y de los pinos que llena el aire,
han hecho a la mar. A dos kiló- como se escribe. Nada de bro- la gente está sentada en torno
metros y medio al otro lado del mas con la palabra mate (capi- a mesas, en la popa de los bar-
puerto, los cafés en la orilla de tán de barco) en inglés. Ahora cos, con copas de vino y platos
Šibenik se están llenando mien- tiene 24 años, ha navegado una de prosciutto o pršut, como
tras las campanas tañen sobre amplia gama de barcos, pero se conoce al jamón curado al
las calles empedradas de la este modelo en particular es viento del lugar, después de
población. Casi exactamente a nuevo para él. “Tiene 2,2 me- quitarle unas cuantas vocales
medio camino en la costa croa- tros de calado”, dice, señalando italianas que molestan. Después
ta, cuajada de islas, en la his- hasta donde entra la quilla en el de medianoche, con el sonido
tórica región de Dalmacia, este agua. “Eso es mucho en un bote de conversaciones que todavía
puerto es uno de los lugares de este tamaño. Cuanto más llega levemente desde alguno
más adecuados para comenzar profunda es, más alto el mástil, de los barcos vecinos, entro en
un viaje de exploración. más grande la vela, y mayor mi cabina por primera vez. Hay
Amarrado en uno de los em- velocidad”. suficiente espacio superior para
barcaderos del puerto náutico Pero esta tarde hemos salido estar sentado en la cama, siem-
Mandalina está el Skalice. De a motor, tal y como se requiere pre y cuando entre con los pies
poco más de trece metros, este en el estrecho canal que une por delante.
barco está construido a una el puerto con el mar Adriáti-
escala más pequeña que los co. Pasamos los campanarios DÍA 2
megayates que hay atracados
junto a él, pero alberga tres
de Šibenik y salimos por la
isla fortificada de St Nicholas, De Zlarin a
espaciosas cabinas y una cocina
debajo de cubierta, y cuando
construida en el siglo XVI por
los venecianos para guardarla
Murter
tiene las velas izadas puede contra los turcos. Croacia tiene El pueblo de Zlarin es una
navegar a buen ritmo. Aunque 1.244 islas, según un recuento delicia a la hora de levantarse.
no gracias a mí, pues comienzo oficial. “Creo que tendría que Aunque de vez en cuando algu-
la semana sabiendo poco más estar trabajando los próximos na casa abandonada cuenta la

50 Lonely Planet Traveller Julio-Agosto 2017


Un banco en el embarcadero CROACIA
que utilizan los barcos
que visitan Zlarin A LA
IZQUIERDA Mate Bedrica
al timón del 'Skalice'

Calle que lleva del


puerto de Zlarin a la
iglesia de la Asunción
A LA DERECHA Todo
el pueblo está lleno
de amapolas

Un barco pesquero en el puerto de


Zlarin A LA DERECHA En la mayoría
de puertos náuticos locales, los barcos
pueden engancharse a una “línea
perezosa” en lugar de tener que dejar Julio-Agosto 2017 Lonely Planet Traveller 51
un ancla en el puerto
CROACIA

52 Lonely Planet Traveller Julio-Agosto 2017


CROACIA

Kravljačica es una bahía


de Kornat, y solo está
habitada en temporada
alta AL OTRO LADO Una
comida a bordo a base de
'pršut' (jamón), higos, pan
y queso de la isla de Pag

historia de la moderna emigra- en los que la elección estaba igual de bueno”. Ayudándole en
ción de los trabajadores de las entre remar o esperar a la próxi- el mostrador, Kristina Turčinov
islas a la ciudad, el lugar está ma racha favorable. sostiene una guirnalda de higos
bastante bien conservado; sus De camino a Murter, un y hojas de laurel. “Prueba unas
calles y jardines están llenos pueblo más grande en la isla pocas con el jamón, está delicio-
de higueras, moreras, girasoles, del mismo nombre, Mate canta so”, propone.
amapolas, lavanda y adelfas. retazos de canciones mientras Eso mismo hacemos al cabo
Gran parte del atractivo de va al timón. Forma parte de una de unas pocas horas, después
navegar por esta costa consiste klapa, una coral tradicional de soltar el ancla para comer en
en descubrir aldeas y pueblos dálmata, y actúan a la puerta de una tranquila cala de Levrnaka,
como este, donde los monu- la catedral de Šibenik casi todos una de las islas Kornati. Una
mentos son modestos y no están los sábados. Mientras practica enorme gaviota observa la comi-
llenos de gente. Una corta tra- sus cánticos, miro hacia el puer- da sobrevolando el barco como
vesía a la próxima isla Prvić nos to y diviso formas nebulosas si fuera un insistente aduanero.
da la oportunidad de parar en el y redondeadas dispersas en el La larga y estrecha isla de
pequeño pero bien presentado horizonte, que se difuminan Kornat, de 24 kilómetros de lar-
museo de Faust Vrančić, un hasta un punto final como las go, y sus vecinas más pequeñas
inventor y estudioso local na- notas de una sinfonía. Son las parecen desiertas desde el mar.
cido en 1551, quien puede que islas Kornati, el archipiélago Sus bosques de encinas fueron
hiciera el primer salto exitoso más numeroso de toda la costa, cortados hace siglos para crear
en paracaídas de la historia. y nuestro objetivo para el día pastos para las ovejas.
Desde Prvić, Mate lleva el siguiente. Sin la cobertura de los árbo-
Skalice hacia el noroeste, toda- les, los contornos de las islas
vía impulsado a motor. DÍA 3 son más suaves y parecen más
“Que se pueda o no navegar
a vela depende de la fuerza y De Murter a esculpidos; los largos pliegues
de la roca se entrecruzan con
la dirección del viento”. Este
barco en particular puede na-
Ravni Žakan las paredes de piedra seca
construida por los pastores. Las
vegar contra una brisa de hasta En las islas Kornati escasean los islas forman un parque nacio-
treinta grados a ambos lados de edificios de cualquier tipo, así nal, aunque el terreno todavía
su rumbo, pero no vale la pena que antes de irnos de Murter nos es propiedad de los isleños de
hacerlo hacia el lugar al que nos acercamos a Delikatese Vukšić, Murter, quienes todavía lo utili-
dirigimos hoy. Aunque es muy en la pequeña plaza del merca- zan esporádicamente.
romántico cruzar los mares im- do, para comprar jamón, queso y Justo después de irnos de Le-
pulsado tan solo con la fuerza otros víveres para hacer pícnic. vrnaka, diviso dos edificios en
del viento, los navegantes de la El propietario, Mile Vukšić, la costa de Kornat y le pregunto
época de Faust Vrančić segura- comparte el orgullo croata por a Mate si podemos pararnos en
mente hubieran agradecido que los embutidos de cerdo. “El ellos. Llevo la barca hinchable
se hubiera inventado entonces jamón español tiene todo el mar- del Skalice a un pequeño em-
el motor, al menos en los días keting –dice–, pero el nuestro es barcadero, y subo por un cami-

Julio-Agosto 2017 Lonely Planet Traveller 53


Siempre es fácil
encontrar helado
en la costa dálmata
A LA IZQUIERDA
Una integrante de
un grupo de música
folk de Primošten
DERECHA Una
higuera en una
entrada de Skradin

Restaurantes a pie de
playa en el casco antiguo
de Primošten, frente a
una playa de piedras
que bordea el muelle
no a una iglesia encalada, al pie
de una colina coronada por las
ruinas de un fuerte bizantino.
En julio, centenares de barcos
se reúnen aquí en una romería,
pero hoy no hay rastro de ha-
bitantes humanos: solo cuatro
ovejas sorprendidas que tienen
la cara negra.
La parada de la tarde es la
más recóndita de toda la sema-
na: la pequeña isla de Ravni
Žakan, que, sin embargo, cuenta
con un buen restaurante. El em-
barcadero está más resguardado
del Adriático que en otros puer-
tos náuticos y, aunque el oleaje
es ligero, las maromas crujen
contra el casco. A las once de
la noche estoy a punto de acos-
tarme cuando Mate oye que se
acerca un gran barco pesquero
al puerto, y sugiere que les
compremos unas gambas.
Los pescadores del Ares traba- Una familia de cisnes
nada en el río Krka
jan con presteza a la luz de las
bajo las cascadas de
lámparas, repasando lo que han Skradinski Buk, en el
pescado y tirando por la borda Parque Nacional de Krka
todo lo que no quieren, que es
devorado por las fantasmales
gaviotas que revolotean en la Antaño una isla, la joroba de la El Skalice pasa de camino
oscuridad que nos envuelve. ciudad vieja ahora está unida bajo dos altos puentes. Mate
al continente y los barrios nue- sabe que el mástil puede pasar
DÍA 4 vos por una estrecha franja de por debajo, pero no puedo evitar
De Ravni tierra. En la plaza que hay justo
al entrar por la puerta principal
contener el aliento. Un puente
más bajo río arriba implica que
Žakan a de Primošten, a un corto paseo el pueblo de Skradin, escondido

Primošten
de distancia del puerto náutico, entre acantilados, es lo más lejos
unos chavales le están dando pa- que podemos llegar. Comien-
tadas a un balón que se les escapa za a parecer tierra de frontera.
Se ha levantado el viento y el hacia una monja que ha salido a Mientras que Venecia controló
Skalice se transforma. Plegamos hacer unos recados. Les pasa el toda la costa dálmata durante
la mesa de las cenas de la cu- balón, y sigue jugando con ellos más de cuatro siglos, hasta 1797,
bierta para dejar espacio a las cinco minutos más. Skradin –apenas unos kilóme-
sogas, y todo cuanto hay debajo tros tierra adentro– estaba en
de cubierta que pudiera caerse DÍA 5 manos turcas en su momento de
se asegura. Mate iza las velas,
dirige el barco hacia el este y De Primošten a esplendor. Hoy es conocido por
ser la entrada del Parque Nacio-
el sur, y pronto este toma una
marcada inclinación. Cada vez
Skradin nal de Krka.
Junto a la guía del parque
que creo que no puede incli- Las velas vuelven a plegarse una Nikolina Jarić, tomamos un
narse más, Mate sube las velas vez más mientras Mate traza el barco de madera de dos pisos
un poco más. “Nos movemos a rumbo tierra adentro, introdu- para ir de excursión a una serie
ocho nudos –dice–, es una bue- ciéndose otra vez en el canal de cascadas que atruenan en el
na velocidad”. hacia Šibenik y luego río Krka bosque.
Después de parar a comer en arriba, pasando criaderos de meji- A pesar del ruido, el agua está
el puerto de la isla de Kaprije llones entre acantilados cada vez muy transparente. “Parece azul
–pasta con las gambas de ano- más altos. Dos faros gemelos con o verde por las plantas acuáticas
che, tomate, ajo y un chorrito una luz roja y otra verde a orillas y los minerales que hay”, cuenta
de vino (“muy sencillo, a la ma- del río brindan orientación a lo Nikolina. Señala los enebros,
nera dálmata”)–, las velas vuel- largo de esta zigzagueante vía flu- que se utilizan para dar sabor a
ven a levantarse durante una vial, con alguna pequeña ermita la travarica, una variante dálma-
rápida veintena de kilómetros tallada en la roca como respaldo ta de la tradicional rakija (aguar-
hacia el puerto de Primošten. espiritual. diente). “Se hace con hierbas
CROACIA
Tarde en el muelle
de Šibenik. La ciudad
aparece en documentos
croatas del año 1066 y
más tarde se la conoció
como Sebenico durante el
dominio véneto

56 Lonely Planet Traveller Julio-Agosto 2017


CROACIA

autóctonas, o sea, que debe ser


saludable”, añade. Llegamos a
un complejo de viejos molinos
y una pequeña iglesia de 1761.
“La gente venía de toda Dalma-
cia a moler el grano aquí –relata
Nikolina–. La iglesia se cons-
truyó para proteger a los ma-
rineros, y está dedicada a San
Nicolás, su santo patrón”.

DÍA 6
De Skradin a
Šibenik
La mañana se presenta despe-
jada y húmeda, y Mate necesita
que nos vayamos pronto de
Skradin para prepararse para Mate Bedrica (a la
sus obligaciones corales del derecha) canta con
sábado. Somos el único barco el resto de su 'klapa'
ARRIBA Las tallas de
que cruza el lago Prokljan, liso
Šibenik: el rosetón de
como un espejo, de camino la catedral y una de
a Šibenik, nuestro puerto de sus cabezas
llegada.
En época medieval la ciudad
fue tan importante como Split,
costa abajo, y la prosperidad
se nota en las finas tallas de
piedra que decoran sus iglesias
y dinteles. Aunque había muy
pocos hoteles o incluso pensio-
nes hasta hace cinco años en
Šibenik, hoy en día el pueblo
se va animando. Algunas partes
de su catedral, protegida por
la Unesco, están cubiertas por
andamios de restauradores,
pero la mayor parte del trabajo
de sus constructores originales
aún luce orgulloso. Fuera, una
hilera de pequeñas cabezas de
piedra envuelve la catedral.
No son imágenes de santos ni
reyes, sino ciudadanos aparen-
temente normales de Šibenik
del siglo XV.
La talla se vuelve aún más
elaborada en el pequeño bap-
tisterio de la catedral. Aquí se
ha dejado abierta una puerta
a la calle, y un profundo eco
resuena en el interior. Es Mate,
vestido con un traje oscuro y
una camisa sin cuello, con los
demás miembros de su klapa.
Están a punto de terminar por
hoy, pero aún tienen tiempo
para una última actuación. Las
notas graves que oí mezcladas
con la brisa unos días antes
ahora reverberan en los arcos
de piedra y por las callejuelas.

Julio-Agosto 2017 Lonely Planet Traveller 57


Croacia
HAZLO REALIDAD

CÓMO LLEGAR están en el centro de las Parque Nacional


Para ir a Šibenik, vuela al ciudades o a una corta Paklenica
HUNGRÍA
aeropuerto de Split, a una distancia a pie; desde el
ESLOVENIA
hora de coche al sudeste, o a puerto náutico de Mandali- CROACIA SÉRBIA
Zadar, a una distancia similar na en Šibenik, lejos del
al noroeste. Vueling vuela centro, un taxi acuático M
ar
BOSNIA Y
HERZEGOVINA
de
desde Barcelona sin escalas a tarda un cuarto de hora en lA
dr

Split (a partir de 221 €, llegar al antiguo embarcade- tic
o

vueling.com), pero haciendo ro (3,50 € por trayecto). CROACIA


ITALIA

escala las posibilidades se


abren. A Zadar no hay vuelos ALQUILAR UN BARCO
directos desde España. NCP & mare es una empresa Lago
de barcos chárter que opera Vransko P.N. de Krka

MOVERSE desde Šibenik (ncp-charter.


Para llegar a Šibenik lo mejor com). Una semana de
es cerrar un transfer privado alquiler de un yate del MAR
con la empresa de alquiler tamaño del Skalice comienza ADRIÁTICO Parque
Nacional
de yates (ver apartado en 2.000 €. Los que no de Kornati

"alquilar un barco"). Esto tengan el titulo de patrón de


puede costar unos 45-60 € embarcaciones de recreo
por trayecto, y significa no tendrán que contratar a un
tener que alquilar un coche tripulante profesional, a LEYENDA Levrnaka Šibenik
para dejarlo en el puerto una partir de 140 € al día. Kaprije Murter Skradin
semana. Hay autobuses a Kornat Pag Split
Šibenik desde el centro de MÁS INFORMACIÓN Parque Nacional de Primošten Zlarin
Split y Zadar, pero no desde Descubre más en la guía Krka Prvić
sus aeropuertos. La mayor Lonely Planet de Croacia Lake Prokljan Ravni Žakan
parte de los embarcaderos (23,70€) o en croatia.hr.

CENAR POR LA COSTA


La gastronomía dálmata tiene ecos
de la de Italia, y tiende a las carnes y
pescados a la brasa. Si buscas alguna
alternativa a la comida de a bordo,
cena en alguno de estos
restaurantes en los que los platos
principales cuestan entre 10 y 20 €.
DÍA 1 Koralj, en Zlarin, ofrece platos
contundentes como el cordero en
salsa de romero, a unos pocos pasos
del muelle (00 385 22 553 621).
DÍA 2 Marina Hramina ofrece
platos de marisco del día en una
terraza cubierta en el puerto náutico Primošten (restaurant-kamenar.com).
de Murter (marina-hramina.com). DÍA 5 La ensalada de pulpo
DÍA 3 El restaurante de Ravni – izquierda– y las vistas hacia el
Žakan en el muelle es refinado, si interior del puerto son imbatibles en
tenemos en cuenta su remota el Skala, en la ladera de Skradin
ubicación (marina-hramina.com/en/ (restoran-skala.com).
tavern-zakan). DÍA 6 Tinel tiene una terraza
DÍA 4 Disfruta de platos como la pequeña y sombreada que da a una
lubina rellena de gambas –arriba pequeña plaza en el casco antiguo
derecha– en el casco viejo de de Šibenik (00 385 98 870 080).
A BORDO
Si vas a alquilar un modelo de barco de poca eslora, viaja ligero
de equipaje; una maleta plegable entrará mejor en tu cabina.
Las chanclas son prácticas, y los tapones de los oídos también
si eres de los que se desvelan con las olas (aunque la mayor
parte de puertos náuticos están bien cobijados). Hay lavabos
y duchas a bordo, pero ahorra agua usando las dependencias
FOTOGRAFÍAS: LAURA EDWARDS

de tierra cuando puedas; la mayor parte de puertos náuticos


las ofrecen a sus clientes. En los yates con nevera, fogones de
gas y utensilios de cocina es posible cocinar durante toda la
semana. Podrás comprar provisiones en la mayoría de las
escalas, exceptuando las islas Kornati.

Centres d'intérêt liés