Vous êtes sur la page 1sur 23

Miguel Pozuelo Gómez

MIS MEMORIAS

SUMARIO

~::JC>-<i:.:,=O

 

9

 

O

13

-"'

-"-.=,,-u->

17

--=-.'--"'~~~DE

PÁRVULOS

23

•••• •

-

>O< . A

I O ~ ~

PRIMARIA

27

••••'-"-'.->.•.•'u

-

CIVIL

31

~

,.

.=.-,.u

-

41

""--'¡:""-" .•.•.~CENCIA

 

47

. •• .••' ' '' ' ' - " ~. •'' ' L . n . MATERNA

57

,

J."""""-~RE

 

63

 

~~OS

 

PATERNOS

67

 

-~ LO MATERNO

 

71

 

R TRABAJO EN HUELVA

75

~

•• íZO DE LA CARRERA DE FACULTATIVO DE MINAS

•-

,•

81

 

-

~ :> . CATALUÑA Y MIS PRIMEROS TRABAJOS EN ELLA

87

 

O DE 1950: MI FINAL DE CARRERA

95

AD DE 1950

99

.

?

IONAL 1

 

105

U É s DE LA VUELTA DE CALAÑAS

,

119

'="ESIONAL II

125

IENTO DE MIS HIJOS

131

 

fESIONAL 111

137

. ' l . ROSARIO. SU FINAL

143

--

FESIONAL IV

147

~IO

DE MECÁNICA DE ROCAS

161

RESO EN LA POLITÉCNICA DE MANRESA

167

HIJOS, SUS ESTUDIOS, SUS VIDAS

173

. ÍLOGO

 

187

Itl'

I

,

. ( d,

u m o

1

.

d

n t on

s, f u e pesa do .

Por l a y por del

all í y tomar un tren al

día al

is-Zafra

n l tr e n , lu e go Z a fr a -Mérid a

Ll e g a mos

por la mañana

al tercer

111 M ( · I ' d n - M d r id .

11111 dio. ,1 M a dr id, p a r a e spe r ar

1, I m l c, p a r a

ll e gar a Barcelona

h

I 1" Y a n o

e sp e r a b a

la familia de Sallent y nos

ti

I li ra s

d e C a brianes donde vivían la tita Rosario ,

111 ¡ I , m l s h e rma no s

111111,

Pepe y María y mis primos Pepe y

 

r

a gr a ndís i ma

y estab a

pegada

a l a iglesia ,

I'tllIHO

q u e por eso la llamaban la rectoría.

El a lqu i l e r se

l ' IHoIba a l cura que viví a en la casa d e enfrent e

de

11 1I11'()S.

M e dej a ba

muchos

días el periódico

(Corre o

I 1111.'11I).

M

presenté

en la oficina de Pot as as

Ibéricas

S.A. en

rlh-nt e ntregué

la cart a de Don José de Areba y me dieron

de la mina. Al día

al jefe del taller el Sr. Durín que era

h nncés. Jamás dije que tenía el título de "maestro de taller"

y me puso junto a un mecánico que me daría trabajo,

J l l o rentino Santafé. El primer trabajo que tuve fue reparar m a rtillos picadores de la mina. Un día llevé a la bocamina

un par de martillos arreglados,

se interesó por el trabajo . Pregunté después quien era y me

contestaron:

mina " -.

y estaba allí un señor que

1I II¡ jo en el taller mecánico del exterior

g u íe nte me presenté

-"El

señor Estévez, facultativo

jefe de la

En cuanto al señor Dur í n, al p r inc i pio vi que dab a

89

muchas voces en ca t alán, creo que también

poco en castellano. Yo me trataba muy bien con Florentino que hacía honor

en francés y

a su apellido,

enciclopédico, en el taller lo tocaba todo.

muy buena

persona.

Era

un

hombre

Pasado el tiempo,

un día, el señor Durín vio que leía

unos apuntes

estaba cursando

me dijo nada. Pero cuando marchaba

de la escuela de minas de Manresa donde ya

el segundo

curso. Los miró un poco y no

a su casa a comer al

En la Escuela de Minas de Manresa, inicié el segundo

de los

curso (46-

47) que había

a creditación del director del centro.

Había dos profesores en Manresa que eran ingenieros en Potasas Ibéricas de Sallent. El director Sr. Duran y el Sr.

G

de

M a nresa, el viaje lo hacíamos en bicicleta, generalmente

curso (47-48) después

de presentar

las notas

ex á menes de todas las asignaturas

cursado

del primer

en la escuela

de Huelva, y la

arbayo.

Como que

Sallent

está

a 15 kilómetros

mediodía

me llamó y me dijo: -"Pozuelo,

mi despacho

c

o n el amigo Estanislao Capdevila, q.p.d., Solo cuando llovía

queda libre durante

todo este rato, y puedes

ocuparlo a

m

pleábamos el coche de línea.

voluntad

para estudiar,

te

dejo la llave y te cierras

por

dentro"-.

No abusé de su

confianza

pero sí lo utilicé e n

momentos cruciales del estudio.

El señor

Durín, que tenía la costumbre

a veces

parecía

una fiesta

enfadado,

al Padre

de hablar t a n

una t a ll a muy l a r ga

fuerte que

humana no común . Un día me trajo una pancarta

y me dijo: -"Hay

tenía

Claret y vien e n

L as clases se hacían en el instituto

de Manresa, porque

ún no teníamos pr e st ado.

a

edificio propio y estábamos

allí de

De jé el taller porque me

pasaron a la sala de proyectos y

d ib u jaba a las órdenes

,\xt rior de talleres mecánicos, eléctricos, carpinteros,

""í e n contré al amigo Ricardo Buixó que había terminado

del Sr. Almirall, que era el jefe del

etc.

algunos altos dignatarios

1,1

y, l a carrera

de facultativo

y era un veterano

en la sala .

pondremos

en la carretera

de la iglesia. Esta pancart a de lado a lado y dirá Lo or

'1' unbién tenía allí su sede, Alejandro Zuazua , Jano para los

gloria a Sant Antoni Maria Claret. y lo tienes que escribi r 111

11111 os y geómetra

de la mina. Me gustaba

aquel sitio

Pozuelo" -

a lo que dije: -"Pero

hombre, no sé si yo sab r

I'tII ' < ' l u e con Zuazua hablábamos de topografía

minera, de

hacer esto'i-> . El me respondió animándome

-"Yo

s é q u

1'111ft i a , etc. Entre otras cosas, era un clásico asturiano,

si lo harás, y tomate

el tiempo que quieras" -.

Se hi zo I

h,Ihía vi vido mucho y también

había sufrido mucho en

la

pancarta y se colgó. Mi relación con él fue inmejorabl e.

,

t i , ra. Me enseñó muchas

cosas de la profesión

y de

la

Los sábados

no podía ir al trabajo porque

era el únh 11

día de clase en la escuela de minas de Manresa, per o

Durín consideraba

puso

trabajando poco más de un año.

jamás

('1 ,',

que la escuela era importante

falta

el sábado.

p a r a 111 V

. ' 1"

me

En el taller

90

,1 I ( n ge neral. Con él yo era todo oídos, y guardo de él un

11 I rn o recuerdo.

11. ' ' O po r las mañanas, quedábamos

solos Buixó y yo

1"11 11"(\

I Sr. Zuazua bajaba a la mina. Nosotros haciendo

I I I 11 ilos y dibujos

del exterior.

Allí conocí mejor al Sr.

91

Estévez, jefe de la mina, porque cada mañana

nuestra

dependencias de la mina, y hablábamos un poco. M

preguntó qué curso

preguntaba

sondeaba, pero amigablemente. Un día nos dieron la noticia

de Sallent un facultativo

enterraba

porque estaba haciendo

llevarse los franceses.

Potasas Ibéricas, estaba semi-dominada por los francese y

e n a l a

entraba

sala, para esperar

al coche que lo llevara

hacia en la Escuela de minas y m e

que me daba la impresión

que me

que había muerto en su ca sa

de la mina, el Sr. Suarez.

pero yo no podía ir al entierr o

unos planos

que tenían

qu e

Debo decir que en esos tiempo s,

casillas,

por la tarde

ejercían

suavemente

su poder.

Llegó a buscarme

el

1',

Estévez,

que vivía en el mismo edificio de la oficina y 1 1 ·

expliqué lo que me impedía

ir al entierro .

Y entró en <· 1

despacho

contiguo donde estaba mi jefe Almirall

y le dijo :

-"Mira,

el muerto es compañero

también de Pozuelo, as'

que se viene conmigo y los franceses que se vayan, porqu e

los planos los recibirán

conocido" -. Así era el Sr. Estévez.

por todo ,

por correo, un invento

Recuerdo que fue después

de esas fechas cuando

1111'

con el Sr. Zuazua. Me gustab a o)

puesto, bajábamos

topografía

general de la . mina de lo tomado por la mañana. Otros dí a , ,

a marcar la dirección prevista una zona determinada.

para cal a r ,1

y por la tarde, pasar las coordenadas

pusieron ya de ayudante

por la mañana

a la mina para h a ( ' 1

al pl a n n

a los mineros

En la oficina,

Buixó, el compañero

que tenia

por 1,1

mañana

pidió la cuenta. También

ingresó

en el servi do

92

o pográfico

t

ta

Estanislao

Capdevila,

q . p.d . , un amigo

mbién estudiaba en Manresa y trabajaba en la mina.

que

En la oficina de Planos, ingresó Salvador Altarriba, pero

te, dependiente de otro jefe, el Sr. Almirall, ya conocido.

C

o n Salvador lo pasábamos

muy bien, tenía

un buen

s e n tido del humor, que todavía conserva. Los viernes,

que ponerlo al corriente de la política, incluso la I nte rnacional, porque los sábados, cuando iba a ver a la

no via , la suegra que ría demostrarle

política y él Ahora nos

r un imos, C. bri anes,

y disf rutamos mucho. Él dejó

tenía

le sacaba la conversación

que dominaba

el asunto.

el primero

de Mayo, con treinta

o cuarenta

de

su pueblo natal y nuestras respectivas mujeres,

su profesión de delineante

y

t i h ace años,

es pintor y de eso vive en Sabadell, dónde

t ne una galería. Dibuja de maravilla y además, se hizo un

(' istíllo en el campo, con sus

propias manos, digno de ver.

93

Ab a j o , v i s i ta a l as min as d e c a r b ó n

A

r r i b a, h a c i e n d o

t ra b a j os

topo g r a ña

1'11 11

c

o n un o s co mp añ e ro s .

A m i lado , m i n l olll l l

y

S eb ast i á n V a lls; ag a c h a d os

[ a n í n Z U I I ~ II I I

D

o m i n g o. S olo q u e d a m o s

[ a n í n y yo.

d

A ba j o d u r a n t e

un a v i s ita a l as m in as dI' (,11111

e Fí g o l s. M o n t a d o s

e n un a

v

ago n e t a , e n prim e r té r m i n o e l co m p a ñe r o F á b r e g as; d esp u és

v

e nim os Dur án y yo m i s m o, y d e tr á s aso m a n d o

l a c a b e z a , e l amig o

nte ri o r

I

d e s a l .

de l a min a, bl a n ca s

p a r e d e s

i s i ta d e fac u lt a ti v o s

V

m ina .

al i n t erio r

d e l a

Ab a j o , e l b a r r i o

d e l a e st a c ión

d e

Sa

d

v

min a, d e tr ás

m

és e l p un t o

d

oc

d

l l e nt , co n s t r uid o e l a ex p l ot a c i ó n.

e r s e

l a ve rti ca l

A l fond o pu e d e n

s obre

l as naves

d e l a

e l cerro de l Cogu ll ó y

de sa l , qu e y a

de l exte ri or

ás a ll á , l a mont a ñ a

m á s a lto d el mun i c i p i o

qu e

ca sa

e Sa ll en t y c u b re los te r r e n os

up a b a

l a Bo t josa , l a p r imera

onde fui a vi v ir r ec i én c as ad o .

VI ITA DEL DIRECTOR GENERAL DE MINAS

Aquí, en Sallent, en la oficina técnica,

recuerdo que

1 , t a ba Salvador Altarriba , dependiente del señor Almirall,

m i n o ya he dicho jefe de los trabajos

Z lI a z ua le pasaron, supongo

1 x te r i or, a la

f i n a r gado de la topografía

fábrica. Y yo ayudado por Capdevila, quede

del exterior.

Al Sr

que por razones

de salud, al

de la mina Enrique de Sallent y

1 1 t o pografía del exterior concerniente a la subsidencia de

(Ver

1 s te,

debido

a

la

explotación

subterránea.

lu s tra ciones en páginas centrales)

U n a mañana me llamó el director de Potasas, Sr. Durán,

p

u r a deci r me

que al d í a siguiente

vendría

el di r ector

II ' n e ra l

de minas y que tuviera

preparado

el plan de

l u ho re s que habíamos hecho, que lo pediría.

P u es bien, al día siguiente,

me llamó el director,

llegué

¡

l

' o n lo s planos

o n e r a l

a su despacho,

me presentó

al director

que me

que había llegado

con ellos. Mi sorpresa

y que me pid i eron

ql l d ar a

fue total, ya que el director

1

1 11 ra l había

sido mi profesor

de matemá ticas

en la

¡.; l C u e l a de Minas de Huelva. En un momento

que este

1

r , pasó al despacho y este, llamándolo

contiguo, se lo comuniqué

por su nombre,

al Sr .

llurán

ti (' Po zuelo, que fue tu alumno en Huelva"-,

le dijo: _"Me

y él dijo -

/11'11 S no lo recuerdo " -.

Yo aclaré: -"Es normal, porque

It th l a unos cincuenta

alumnos,

pero ¿si le

digo que yo

, I n ba en el curso de Santamaría,

y que

venía con usted de

It n rl nt o a Huelva?"-.

Contestó

en el

acto -"¡Es

cierto!

106

1:0" a ntamaría íbamos juntos hasta Huelva"-. La reunión

107

se relajó y al Sr . Durán le habló de su época de profesor en Huelva, olvidándose un poco de su dirección general. Había

visto de nuevo, pero con más años, a aquel profesor

d e

matemáticas

que

con su desidia,

hacía recordar

con

nostalgia a Don José de Areba.

LA CONCESiÓN ENRIQUE

E~lt<tconcesión, situada en la zona, sur-este de la Cuen c a

Potásica Catalana, dentro del término municipal de Sall e nl ocupaba una extensión de 950 pertenencias* . Actualmenu es rr í t í cho menor porque la empresa renunció a la zona y I

explotada por cuestiones de impuestos.

ESTRA TIGRAFíA DEL AREA

La formación

salina que contiene

los niveles potási (1

explotables ,

tiene

Biarritziense y como techo, las formaciones continen t a h

del terciario

evaporítico de cuenca marina profunda con alimentaclón del agua del mar abierto en condiciones restringidas .

pertenece

al Eoceno Superior

marinas

o Bartoni e n s t I de Vi c de I

e

como muro

de las margas

El origen

medio.

de este yacimiento,

* Pertenencia: Unidad de superficie del Dominio Minero . $ < ' I { I \II

la Ley de Bases d e 1868, se establece como un paralelepípt

de profundidad ilimitada y de base un cuadrado de 100 111. él! lado. Una concesión debía tener al menos cuatro perten >11«'111

IItI

yuxtapuestas. (Nota del editor)

108

LITOLOGíA DEL SALINO Y SUPRASALINO

La formación salina está compuesta por cuatro estratos, o m i embros , diferentes:

M iembro fu rma do

po r 150 m de sal Gema. En su base tiene una c apa de

a

Miembro potásico: Zona explotable, compuesta por las

e

e

r

de A 3,50 - S 2,50 Y 8 1,00 m

de "sal vieja": Muro de la zona explotable, .

n hidrita de 1 a 8 m de potencia.

p a s potásicas "A" y "8" separadas

n potencias medias s p ectivamente.

I pa rados

por una capa de halita,

Cada capa a su vez está formada por lisos

que

por finas intercalaciones

arcillosas

r o ns tituyen los diastemas de la sedimentación.

M i embro

de "sal joven": Techo de la zona explotable

t o ns ti tuida por una serie alternada

h

de capas de carnalita y

m,

n l i ta , destacando

la c a pa

de carnalita

de

1

a

4

u

rlranzar unos 45 m de potencia.

me diata

a la zona

explotable.

Este conjunto

puede

por 40 m

de

1I li no s de unos 15 m de arcillitas y margas, con bancos de I t l lza s de hasta 5 m de potencia y algunos de arenisca de 1

111. El e spesor

tln r na r gas yesíferas y saladas seguido por alternancias

m suprasalino: Está formado primeramente

total de esta formación,

puede alcanzar los

100 m.

/¡,STRUCTURA GEOL6GICA

10:1 ya cimiento

se encuentra

dentro

de

un

amplio

u r l l na l lirnttado al Sur con un pliegue falla del "Guix" que

109

produce

un salto de 70 m y al Norte por la falla del

"Tordell" de unos 400 m de salto.

Dentro

de

ese

sinclinal,

localmente

en Sallent

el

yacimiento tiene un buzamiento bajando del 5% orientado

al NW y una serie de pliegues

de unos 5 - 6 m de altur a ,

perpendiculares

al buzamiento

debido

del empuje

d e l

Pirineo.

VENIDAS DE AGUA EN LOS POZOS

U n problema impo r tante

con esta tipología

de suelos

p

ue den ser las inundaciones

o venidas

de agua en los

p

o

zos de acceso .

 

Ya en la profundización

de pozos

a 15

m de la

up erficie, se encontró a gua de 120 m 3 / d ía

s

d

un manto acuífero con una venida

que a más profundidad ,

en los

 

t

rr enos de recubrimiento

del yacimiento

salino dio una

HIDROCEOLOCÍA

v

nida de agua de 2,5 m 3 /día.

Todas

las rocas

de l suprasalino

son práctícamenu

impermeables,

puesto

que incluso

las areniscas

S( I

encuentran

muy cementadas ,

solo los paquetes

o ban co .

calizos, presentan cierta permeabilidad secundaria debi do

a su fracturación en las proximidades

"Guix" que es el accidente

Fig.2, en la página 140)

del pliegue falla de l

que afecta a esta mina . (V <r

PROFUNDIZACIÓN DE POZOS

El acceso a la mina se hacía por los pozos n º 1 y n º 2 COII

profundidad de 295 m . La profundización

tuvo lugar en año 1931 y la del n? 2 el año 1934.

del pozo n U l

110

Una vez revestidos

los pozos de hormigón

daban

5

I II / d í a de agua. Pero con el tiempo se produjo un deterioro

ti la impermeabilidad

de los pozos , sobre todo después

el I paréntesis

de la guerra civil (1936-39).

En esos

años

l

o trabajos de explotación se desarrollaron

en una

zona

muy próxima

[

a los pozos

y ese vacío creado,

provocó

un aumento

ra c t uras

m p ortante

en el nivel acuífero, lo que produjo

de la venida de agua, en los niveles anteriores

rtc l o s pozos.

,'t1PONAMIENTO DEL AGUA

Se a tacó el problema

en el mismo punto de salida del

'HIla (nivel

60

del

banco

calizo).

Se cambió

el

I I ve s timiento

en varios metros

de altura

y a través

de

V i rtos sondeos se inyectó cemento en cantidad, detrás del

11 v st imiento .

p 1.'6 a los datos anteriores

8 m 3 / dí a . Este método se hizo en

El efecto fue inmediato,

la venida de agua

111

los dos pozos y al mismo nivel, el 60, que era el mi s mo

banco calizo. Como las causas que produjeron las averías de los pozos

Como creemos que estas decisiones

r nos inclinamos

no se tomaron

al

aza

tuviera en el hecho un poder

que fuera el factor económico

determinante,

el que

ya que la

persistían

(las del movimiento

debido

a las

lab o r :

(

I mpresa después

de la perforación

de los pozos

y la

mineras),

con

el tiempo

hubo

que

seguir

haci en do

lm

permeabilización

de los mismos llegarían al yacimiento

cimentaciones periódicas, cada vez que las venidas de agu I

pasaban de lo razonable.

ZONAS DE EXPLOTACIÓN

La primera zona en explotar fue la del 280, denomi n a d n

así

profundidad

río. Esto me pareció, en principio,

consideraciones importantes.

por

su correspondencia

en

ese

mismo

nivel

dr

en el pozo nº 1 y es la zona entre el pozo 1 y 01

un grave error por d o ,

La primera,

que rara vez se tiene en cuenta, es q u e In

explotación

de una

mina

se debiera

empezar

con \11

preparación

de galerías

hasta el final de la concesió n

y

luego venir con la explotación

en retirada

hacia el poz o dr

salida. Esto evitaría perdidas de aire de ventilación

rellenos que siempre quedarían

atrás

po r l o .' m en o s

mantenimiento

de las galerías de transporte,

de las

mismas, al estar siempre

y al ser m en or

el deterioro

entre ma c i z o ,

seguros sin explotar. La segunda y bastante

más grave, es que sabiendo

l as

dificultades que tuvieron con el agua en la perforación

d

los pozos, eligieron la orientación

para la primera explotación, con la posible llamada al ag u a ,

a pesar de que dejaban 100

hacia el río Llobr eg a t

m de protección al río.

112

p

o tásico no muy boyantes

y con urgente

necesidad

de

producción para reparar su economía.

 

PRIMERA VENIDA

DE AGUA EN LA MINA

 

La primera

aparición del agua en la explotación,

tuvo

lu g ar en la primavera

d 1 comienzo de los trabajos de explotación, situada a unos

110 m al Norte del pozo 1 ya una profundidad

de

1935, dos años y medio después

de 293 m.

E

n principio

pareció que dada la proximidad

de los

p o zos, esta agua, podría venir de ellos, pero después

linos trabajos de recuperación de galerías viejas, limpieza

d rellenos y minados antiguos,

a

p o zo 1. Aquí no había duda, estábamos

11 ga da del agua al yacimiento

estaba ubicada

de

se vio que la llegada del

200 m al Este del en la verti cal de la

g ua a la explotación

potásico. El agua acusaba

una fuerte salinidad, 250 kg de cloro por m", Esto es lógico,

it

c

r a vesaba

todo

o nstituido por sal y carnalita

el

techo

111.

del yacimiento

potásico,

con potencia de unos 40-50

Esto hacía que el agua tuviera poco poder disolvente

hacer deposito

él, mandar

metálico situado

al

en la sal

11 gar a bajo, lo que nos permitió

d l suelo (sal v i eja) para desde

el agua por

al pié de pozo,

Iu bería, a un deposito

d e s de donde se bombeaba

al exterior. En esta situación

113

preocupante,

venida hasta el año 1948,

el aforo

como decimos en 11

año 48 donde tuvimos una media de 90m 3 /d fa . En 1952 se hicieron una serie de labores para lle gar ;,1

nivel 275 por donde manaba

bastante

trabajos de reconocimiento

meses por dificultades

esta pr im r n

pero no alarmante

se mantuvo

con unos pequeños altibaj os

estaba en los 50 m 3 / d í a-

se rompió

11

diario, cuya media

Esta etapa estabilizada,

el agua y esta agua, ll eg ab a

con rapidez

el piso. E st o . '

quedaron suspendidos

del agu a

u n o . co n

dulce, pues erosionó

en la recogida

inundación de la galería de entrada.

La situación

había pasado

pues de preocupante

a

n

YAc imiento potásico.

Tr e s meses después, el agujero por donde se vio la primera

pi e dra caliza, se agrandó con

mucha precaución y ayudados

l

mucha agua que caía en forma de lluvia.

l a rmante.

Teníamos

el agua

casi

en

el mismísimo

el agua y pudimos

ver con

por la luz de un gran foco ,

de piedras

en el centro y

a gran sima

con un montón

CAPTACIÓN DEL AGUA POR ENCIMA DEL YACIMIENTO SALINO

En los primeros

meses

de 1953

el agua aparec í a

 

y

Dado el cariz que había

tomado

la situación

en los

desaparecía

con

gran

r apidez,

con

gran

poder

d

primeros meses del 1954 iniciamos una galería en el pozo

disolución. El 17 de Julio de 1953 llegamos

agua y vimos que había un agujero en el techo en el cu a l había atraves a da una piedra de caliza de buen tamaño.

al punto de salid a d I

1 a l nivel 192 con dirección

a la sima encontrada

en el

y cimiento pot á sico,

era el nivel

que nos indicaba

la

p

r imera piedra caliza encontrada

abajo. En octubre

de

1

95 4 calamos

a la sima con unos sondeos

y unos días

el

spués, comunicábamos con la sima al nivel 192.

Lo que

se había

venido

sospechando

en aqu e ll o , '

últimos años, deducido de la observación

de los análisis d

Una plomada nos dio la profundidad.

A unos

25 m

las aguas y sus aforos, de que en algún sitio no muy lej an o

 

estaba la sima hasta este nivel rellena. En el tiempo

que

de esta zona, se debía estar formando una formid ab l

h

a bíamos tardado

en hacer la galería 192 se había llenado

cavidad o sima, se mostraba como una realidad irrefut a bl El agua había disuelto todo el techo salino de unos 40 °

.

l

a s ima hasta ese nivel, y un globo nos dio la altura

del

I c ho de la sima,

unos 20 m desde la galería que habíamos

50 m de espesor

cuyos análisis nos indicaban que podía pertenecer

185. Según esto la piedra había caído de una altura de 9 2

metros .

y aparecían

piedras

calizas margo s a

, al niv 1

114

h cho. (Ver Fig.l en la página siguiente)

Era evidente que

teníamos que subir más de 25 m sobre

l a g alería 192 si queríamos

a chimenea partiendo

un

nivel 166 y luego una corta galería nos puso en el techo de

ello se hizo

al

captar el agua. Para

de la galería

192 y llegando

l a sima desde donde hicimos un abanico de sondeos en el

115

~

o

~

1 0 m

~'M*u:'~~~.,~~,J ~~~~~~

'_L ~

Fig. 1. Corte v e rtical de la cúpula de la sima.

116

techo para captar el agua que luego por medio de tuberías la llevábamos hasta el exterior.

En abril de 1955 conseguimos

por este método captar

un 50% del agua que sacábamos a la calle y evitábamos que cayera en el yacimiento potásico. Como lo anterior

era suficiente

se inició un plano inclinado

no

llamado plano

129 desde la galería

192 y a 60 m del pozo 1. Con este

plano, se llegó al nivel deseado por encima de la sima.

Por otra

parte

dotamos

la galería

192 y el plano

inclinado con cintas transportadoras,

con el fin de rellenar

la sima

con el residuo

de sal que salía del lavadero

de la

fábrica.

Con esto saturábamos

el agua que aún caía en

la

sima, llegando esta al yacimiento disolución.

potásico

sin poder

de

En el año 1956 seguimos

restando

agua de la sima,

rebajando la primera venida y recogiendo

por la galería

192 casi toda el agua que caía.

SEGUNDA VENIDA DE AGUA

Cuando la captación

de agua

en los terrenos

de

recubr i miento progresaba muy bien y el agua que llegaba

al yacimiento

era cada día menor, se presento

una nueva

venida .

El 3 de Enero de 1957 empezó

a salir agua por una no se dio mucha

galería

más al Norte de la primera,

importancia.

Venía

de

unos

rellenos

y

se

suponía

acumulación

de sobrante

del personal

de

niveles

superiores.

117

El 6 de Enero de 1957 fiesta de Reyes, bajó un equi p o d e

conservación

inundada alguna galería .

y su sorpresa

fue grande

al enco n t r a r

El facultativo

de servicio, mi amigo Sr. Zuazua, se f u e

directamente

tres

verdadera tromba de agua. La Dirección General de Minas, suspendió los traba j o s

en

a la galería donde se inició la salida del ag u a

y en efecto,

en ese punto,

salía

un a

días antes,

el interior,

autorizando,

su reanudación

un

m es

después,

cuando

se vio que la curva del caudal de esta

segunda

venida

era la clásica del embalse

que se vací a

rápidamente.

 

Comparando

el grafico de las venidas

de agua 1 y 2

vimos

crestas de una coincidían con las depresiones de la otra.

que había

una relación

total entre

ambas.

118

L as

Aquí en S a llent y en Potasas

Ibéricas, los franceses

tenían una buena participación

mov í an sin un puesto determinado. Hab í a uno , el señor Durafur, ingeniero de minas, que me

visitaba cada día para hablar de proyectos

algún chiste que cada fin de semana tra í a de Carcassone , en Fr a ncia , dónde t e nía a su familia. Este señor, bastante mayor que yo, en su juventud había estado haciendo los pozos de la mina de Cardona, en

compañía de mi suegro. Cuando

los años y se encontraron

a

b a stante

llegó a Sallent, al cabo de

en la empresa y algunos se

o contarme

de nuevo, se llevaron una gran

juntos

pero tenía

leg r ía .

Ahora,

aquí, no trabajaban

conexión conmigo y cada día venía a verme para

que le diera forma a algunas ideas que se le ocurrían , saber mi opinión sobre ellas.

o

Un día, llenábamos

la sima echa en la mina por el agua,

con residuos

de la sal de la fábrica de flotación , bajando

con vagones

hasta

la galería

192, luego

con

cinta

transportadora

por aquella galería y finalmente

por un

plano inclinado que descargaba

dijo entonces que el chorro de sal no caía centr a do y

convenía hacerlo para que no quedaran

dulce que manab a hacia el yacimiento

de niveles superiores

en la cúpula de la sima. Me

huecos y el agua no se nos colara

potásico inferior . Naturalmente esto no

podíamos consentirlo. El agua dulce tenía que encontrar la

sal que echábamos y saturarse, para que lleg a r a al

y

emp e z aría a estudi a rlo y por la mañana hablaríamos.

a cimiento

pot á sico

sin hacer

daño. Le contesté

que

127

Al día siguiente

le conté lo que en mi opinión debíamos

Juan de Lizaur. Un señor renovador

que poco a poco fue

hacer. Me dijo que le dibujara el proyecto.

Cuando lo tenía preparado

todo, dos días después,

se

presentaron

en mi despacho

el director Señor Durán,

el

mecanizando

la mina en lo que respecta

al arranque

y el

transporte.

Un día

me llamó a su

despacho y me dijo: -"Quiero

que

Señor Estévez y Señor Durafur. Este me dijo que sacara el

proyecto

y lo explicara.

Y cuando terminé

de hablar,

el

director miró al Señor Estévez y dijo: -"Estoy

con

Pozuelo"-. Me quedé helado. No sabía Estévez tenía otra idea y parecía que

rechazado cuando le consideraba

me gustaba esto. Durafur no me había informado de ello. Al día siguiente, nos encontramos con el Señor Estévez

en la mina. Estaba muy enfadado conmigo

que planteas

me tranquilizó.

ninguna idea sólo se oponía a su realización.

que el Señor se la habían

muy superior

a mí, No

y dijo: -ilEso

Esto

expuesto

no se debe hacer, no se puede hacer" -.

Comprendí

que

él no había

Yo sabía de su estado

físico, alguna vez,

el Señor Estévez,

exterior, y usted deje lo que hace y pase fijo a la mina para empezar la mecanización, en una zona determinada"-.

de este

a la mina,

acompañado

y como

cambio. Una mañana, como siempre,

que ha pisado

ya mucha

sal, pase al

El Señor Estévez, no

tuvo tiempo de enterarse

bajó

un nuevo ingeniero

de Meseguer,

otras veces se puso mal pero no le dio tiempo de sacarse la

pastilla. El acompañante no lo sabía y

dejó para siempre, muriendo

método de explotación él había creado.

el Señor Estévez nos

en la mina, la mina cuyo

sido mejor

A pesar

de que para su salud le hubiera

 

trabajar

en el exterior,

no creo que le hubiera

gustado

el

vi como se

cambio.

ponía

mal y con una pastillita

en la boca,

volvía

a la

normalidad. Jamás lo vi en la zona de que hablábamos.

Él

era muy responsable

puestos

estado físico. Le aseguré que para mí, la primera condición

era la seguridad y estaría presente

plenas garantías. Se hizo el trabajo. Conseguimos

queríamos y mi amistad

cauce. No podía

primer orden y yo lo admiraba.

y por eso le gustaba visitar todos los

su

de trabajo pero a este no podía, se lo impedía

para que se hiciera con

lo que

con el Señor Estévez volvió a su

Era un técnico

de

ser de otra forma .

Poco tiempo después el director Señor Durán se marchó

de la empresa,

a la jefatura de minas. En su lugar vino Don

128

129

TERCERA VENIDA DE AGUA EN LA MINA

El día 23 de Agosto de 1962 se produce

una nueva

entrada de agua en la mina más al norte de l a segunda y al nivel 362.

Esta tercera venida, la consideramos

con la segunda y podemos

Vimos por los aforos que la tercera

estrechamente deci r que fue una

agua a la de las

relacionada

ampliación de ella encontrándose

a unos 150 m de ella.

restaba

segunda. Contemplando

el gráfico, la evolución

curvas

galería

192 y 2ª

la relación

entre

ambas

era de una gran

Y 3ª venidas, evidencia.

Según esta relació n

podíamos

agua de la 3ª se había hecho paso a través del relleno o

procedía del techo. Se intentó encontrar

de entrada,

decir que su origen era común. No sabemos si el

un posible punto

pero la zona era peligrosa, con ruido continuo

de caída de piedras. Desde la profundización

de los pozos,

al pasar

los

banc o s calizos ya encontrábamos

el agua , llegando

a la

conclusión

del Guix ya que algunos bancos calizos afloran al torrente Soldevila y peor aún, que también lo hacen al río Llobregat. Esto es una buena zona de recarga de esos bancos calizos. (Ver Fig.2 en página siguiente)

se supone, que la caliza ya de por sí un poco

agrietada, al doblarse por el movimiento de la falla de Guix,

p rodujo buenas entradas

Al producirse la explotación del yacimiento potásico se crea r on unos huecos de cinco metros de altur a que nunca se

de que el agua podría entrar

por la contrafalla

También

de agua e n su seno.

139

l'

,I

I

F ig . 2. Po s ibl e p aso d e l ag u a.

140

de

superf i c ie , d e p e ndi e ndo dejamos p ara soste n e r

menos subs id encia y menos posibilidad de r omper los

depósitos de a g ua que son los bancos c a lizos.

La s m a rg a s imperme a bles que los separan también se

agr iet an como e s natural por la explot a ción

donde se cu e la el a gua, con un gran poder disolvente,

yacimiento

agua, con el hu ec o que se formó, e s a sim a de 90m de altu ra.

venida de

salino , como vimos en l a p r ime r a

rellenaron por compl e to. E s to dió lug a r a l a subsid e nc i a

su valor del núm er o d e pilares qu e

los techos.

Cu a nto m á s pila res,

y es por a h í al

Con el tiempo se cerró

la mina Enrique de Sallent, no sin

antes l le narla de agua con cierto porcentaje

Se tratab a de evitar

de salinidad.

que entrara la dulce del e x terior.

Esperamos

que el agua que llena la mina no tuviera

ninguna salida desconocida.

141

que la zona

donde yo empecé la mecanización, la llevaran tres

facultativos: mi primo Domingo Vargas y José Idigora, uno

En la mina Enrique de Sallent, se estableció

en el relevo de la mañana

relevo central.

Esto duró

y otro en el de la tarde, y yo en el unos a ños , no acierto a recordar

cuantos, hasta

que la dirección

decidió hacer una serie de

proyectos,

para la puesta

en marcha

de la explotación

conjunta

de las minas de Sallent y Balsareny ,

que serían

desarrollados por Manuel Matallana, como jefe de equipo y

cinco técnicos más, entre los cuales me encontraba

pasaron entonces de la oficina de Sallent a la de Balsareny, sede del señor Matallana. A mí, me encargaron el proyecto

de un silo subterráneo

pozo 3, y por otra parte que ayudara

yo. Me

de cinco mil toneladas

cerca del

de

en un estudio

mecánica de rocas para dimensionar los pilares necesarios

en los tajos de explotación .

EL SILO, GENERALIDADES

En la explotación conjunta de las minas de Balsareny

diaria

y

de 7.000 T

Sallent, se calculaba una producción aproximadamente.

Este mineral debía ser extraído

por el pozo 3 y después

de recorrer

fábrica donde será tratado para su concentración.

1,Skm por las cintas del exterior,

llegar a la

La parada

por

a vería

de

la

fábrica,

band a s

transportadoras,

o s i stema de extracc ión por skips, llevaba

149

,

irremisiblemente

a la parada de todos los minado res

en e l

arranque de mineral.

Con el fin de independizar

en lo posible la march , a

de l a

mina, del funcionamiento

del sistema

de extracción

transporte, se preparó la construcción

y de un silo de 5.000

T de capacidad,

orgulloso responsable. El proyecto permitiría e l almacenamiento del 75% de la producción diaria , consiguiendo de esta manera que la producción de la mina

no se viera afectada por un paro eventual de la extracción,

de las bandas transportadoras

siempre que la duración relevos.

a partir

del diseño y cálculo del que soy

del exterior o de la fábr i ca,

a dos

de la avería fuera inferior

SITUACIÓN DEL SILO

El silo se situó en la mina a unos 250m del pozo 3 (pozo

de extracción)

cinta que transportaba explotación.

y debajo de la galería por donde circulaba la

de

el mineral

de

los

tajos

Las dimensiones del silo estaban condicionadas

por la

capacidad útil que deseábamos

obtener.

página siguiente) La evacuación del mineral se realizaría

página siguiente) La evacuación del mineral se realizaría

(Ver Fig.3, en la

por una cinta

transportadora

recorriendo el fondo del silo longitudinalmente

hasta alcanzar la galería de transporte pozo 3.

que circularía

por

una galería,

que terminaba

y que

ascendería

en el

150

Fig, 4. D e lantal de tolva y me sa d e tolva.

151

FORMA DEL FONDO METÁLICO

Aquí me encontré director de proyectos estado en Alemania

evacuador del silo igual al que pretendíamos

Al preguntarles

decían separadamente,

más". Se suponía que este proyecto

alguien de los que fue a verlo a Alemania, pero no sé por

qué, se había cambiado de opinión, encargándome tema.

instalar aquí.

algo sobre el tema, me

con alguna dificultad, porque

y algún otro ingeniero

el

más, habían

para ver algo similar, con un carro

que me explicaran

"que vieron

mucho hierro y nada

lo tendría

que hacer

a mí el

Yo le veía a esto, dos caras. La primera,

que no era fácil

f

l

!

·

· ·

y la segunda que precisamente por eso, me gustaba hacerlo.

Como se puede ver, el fondo del silo sería metálico, (Ver

Fig.4, en la página

horizontal

anterior)

con la "mesa

de tolva"

de

y a todo lo largo de ella (SOm), el delantal

tolva formado por una chapa colgante, firme y vertical que

"

' \

quedaría

a 22cm por encima de la mesa de tolva. Por ese

 

espacio

libre, saldría

el mineral

formando

un pequeño

. ~ ' .

'

talud encima de la mesa, (Ver Fig.S, en la página siguiente)

y podría penetrar último circularía

que

transportándolo

con la carga a los skips, se subiría el mineral a las cintas del exterior que lo llevarían a la fábrica de tratamiento.

banda transportadora

Éste

el molinete del carro evacuador.

sobre

raíles que van por encima

recibiría

el

de la

mineral,

al silo de 300 T. a pié de p~zo. Finalmente

152

, - --

-

' -~ - .-'

Fig. 5. Detalle de la mesa de tolva.

153

P a r a dimension a r dicho f ondo se ti e n e qu e e mpez a r p or

Como vemos en l a Fig. 3 d e l a p a gm a 1 44 , nues t ro

s i lo

con o c e r l a s pr e sion es

qu e e j e rc e r á

el m i n e r a l ensil a d o.

S e

tie n e como sec c ión ho r i z ont a l

e n el fondo , un rec tán g u lo

s

a b e

qu e un m a t er i a l

d e r e ll e no ,

c onfin a do

entr e

dos

de SOm de longitud y 1, 5m de a n ch u ra . S e gún e s t o

p

a r e d e s

o dentro de un recipiente,

está somet i do a l efe c to

tend re mos:

silo cuando su altur a lleg a a un límite dete r min a do .

efecto hace que las presiones en el fondo se manten gan

const a ntes a pa r tir

dejen de guardar proporcion a lidad con la altu r a.

E st e

de e se nivel hacia a bajo y por t a nt o

RUBIO SANJUAN en su tratado de RESISTENCIA DE MATERIALES, Y basándose en las experien c i a s de JAN SE N y KOENEN nos da las siguientes formulas.

Pj, max . =

A

- y

Utg e p '

p v ma x .

=

Ph

q> t g ~ (4 5- -- ) 2

?

Ph = pr e si ó n horizont a l en k g /rn ? A = á rea d e la sección e n m - U = p erím e tro d e l a s e c ci ó n e n m

y = p eso e n mo n t ó n d e l m in era l e n kg/ r n ! <f) = á n g ulo d e r o za mi e nt o in t er i or de l min e ral

rp ' = áng ulo de ro za mi e nt o d e l m i n era l s obr e l a p are d

P , = p res i ó n v e rtic a l e n k g /rn ?

154

A

50

x

1,5

75 m-'

U

(50

+

1,5 )

2

10 3 m

Y

1250 Kgj m 3

<f)

36

0

<f)'

 

31

0

 

75

x

1 25 0

'" 1500 Kg/ r n -

103

x

t g 31!.!

P

,

ma x .

1 500

'" 6000 Kg/rn ?

?

tg · ~ ( 4 5 ! ! - -

.

36

2

2

)

Como decíamos antes, yo tenía dificultades pa r a rea l izar

este proyecto , al no haber visto el carro ev a cuador

ne c esi dad de pon e rme en cont a cto con los a lemanes, para que me d ieran las med i das de dicho carro y me r esolviera n algunas otras dudas. No fue tarea f á cil porque

de pe nd í amos

que ca mbiarlos porque sus t ra duccion e s

al fin c o nseguimos lo que pretendíamos.

hacían re í r. Pero

y tuve la

de los t ra ductores.

Los p r imeros, tuvimos

Ya se ha dicho que el fondo metálico está form a do

independientes.

po r

(V e r Fig.4 en

dos partes comple tamente

p á gi na 151)

155

No incluiré aquí el cálculo de este fondo metálico

pero sí que podría

facilitar

(un

una copia del

poco pesado)

mismo si a alguien le interesara el tema .

Pero sí indicaré

que el tipo de vigas que se pusieron ,

tenían un módulo resistente

ALTOS HORNOS, muy superior al que solicitaba la carga según su posición, generalmente inferior a 12 Kg/rnrn - ,

W

x según

el catálogo

de

MESA DE TOLVA

Esta parte la formamos

con vigas empotradas

en el

paramento

cada 2m, , y entre estas, otras soldadas

a ellas

(indicadas

en la ilustración

con los nº 1, 2, 3, 4, 5) en

sentido longitudinal

con el silo. (Ver Fig. 5 de la página

153,

para

observar

la situación

de

los elementos

estructurales de esta parte del silo)

 

Perpendiculares

a las

vigas 1, 2, 3, etc.,

iban otras más

pequeñas (indicadas con

las que terminan de formar el entramado.

conjunto de vigas, soldamos encima de ella y atornillada, recambiable .

el n? 6 en la ilustración),

que son

Encima del

la chapa que forma la mesa y

otra de desgaste

y por tanto

Las vigas n º 6 de la mesa de tolva, son de 100 x 50. Las

nº 1 y 2 son perfiles I de 260 x 113. La viga

transversales

n?

3 es un perfil 1 de 120 x 106. Finalmente

las

n? 4 y 5, son

de

120 x 55 con 60,7 cm '. de módulo resistente.

156

-- / ' t--

,

, ~

.

I

I

I

I

I

~

I

. ~

- '

J

.•

o

'cl

-¡-.

"

--

~

-•-.-

A LZAO O

I

¡

~

,

J

1

I

el

B

~I

:¡-,-

" I ~ . ----- I

- {S ;.

-

i I S

I 1

í t ,

-,

0-.

' PL4 t 1T A

.'

I

r

-

~

I

.

~

; .

Fig: 6. Detalle del delantal de tolva ;

157

Para la viga A, se pusieron

30cm entre

separados

empotramiento

ejes.

P, a 12 Kg/rnrn-.

DELANTAL DE TOLVA

dos perfiles

! de 360 en su

Esta

viga trabaja

El delantal

de tolva, se formó con una serie de vigas

horizontales,

(Ver Fig. 6 de la página anterior),

situadas

transversalmente

dispuso una viga S, empotrada a ambos paramentos

tanto, atravesando

a la muesca de salida del silo. Cada 4m se

y por

el fondo del silo. Cada dos vigas S y

paralelas

a ellas se dispusieron

otras

vigas S', que no

atraviesan

el silo, sino que por un extremo

quedaron

empotradas

al paramento

y por el otro, colgadas

a una

nueva viga C, que a su vez se apoyó en las 8. En el ala

inferior de

las vigas

S y S' y perpendiculares

a ellas,

se

soldaron otras D que son las que ya forman el delantal.

Entre estas D situamos

las vigas n? 7, 8, 9, y 10

de

dimensiones

soportan la chapa.

180x70,

Rx = 150 y 12,3

Kg/mm- que

La viga

D soldada a la S con una cartela, la calculamos

como viga

empotrada

en 8. Se escogió para ella un perfil !

300

empotramiento

y cartela

de

300.

La carga

era de 8,4 Kg/mm - .

de trabajo

en

el

Para

la viga S' se escogió un perfil! 400x155 con lo que

la carga de trabajo resultó de 12,2 Kg /rnm - .

La viga C tenía como misión, aguantar

por su extremo

todo el peso del hierro,

libre a la S' y al mismo tiempo

entre

queda a 8,5 Kg/rnm - .

las vigas 8. Se optó por un perfil ! de 200x200

158

y

La viga B, igual que la B', además

de estar

sometida a

esfuerzos de compresión

tenia que soportar

también la

carga vertical de la C. A ella le correspondería

1,3 Kg/rnm- '

que sumados

a los 12,2 que da la B', resultan

1,3 + 12,2 =

13,5 Kg/mm-.

Por fin terminé

el proyecto de dicho silo, una

de las cosas

más difíciles que se me habían presentado,

tener que pensar

también,

inventarlo todo.

y que significó

el trabajo,

en él, no sólo durante

una vez estaba

sino

en casa. Había que

sin querer

159