Vous êtes sur la page 1sur 2

Respiración

68. Una corriente Imperceptible

Aprendo a distinguir dos corrientes de vibración. Una viene de los


pensamientos y emociones y me retiene en un nivel inferior. La otra es
una corriente más sutil que puede despertar y animar otras zonas de
pensamiento y sentimiento. No puedo acceder a una nueva comprensión
a no ser que haya experimentado por un largo tiempo la diferencia entre
estas dos corrientes y su influencia sobre mí ser. Su acción sobre mí
depende de la pasiva tolerancia que le doy a la primera corriente o, por el
contrario, debido a la vigilancia consciente que le doy a la segunda.
Mediante la respiración, abriéndome voluntariamente a ésta fuerza
misteriosa dadora de vida puede hacerme consciente a esta corriente más
fina que abre las posibilidades latentes en mí.

Participo en la vida mediante la respiración. Siento que estoy respirando.


Esa es la forma en que existo. Pero no confío en ella. No me permito
respirar naturalmente. Inhalo pero nunca exhalo completamente. Quiero
intervenir, incapaz de aceptar éste movimiento de vida tal cual es.

Necesito observar si respiro desde el pecho o desde más abajo, desde el


diafragma, y ver qué es lo que no está bien con mi respiración. No dejo
que la respiración se manifieste libremente: me resisto o la fuerzo a ser
más completa. En ambos casos hay una intervención. Y aún percibiendo lo
que es necesario y tratando, nunca soy completamente exitoso en
permitir que ella se exprese. Aún cuando creo que estoy simplemente
observándola, estoy interviniendo. Es mi forma de observar la que no esta
correcta. No puedo evitar que mi “yo” crea que es más inteligente que la
fuerza de vida contenida en mi respiración.
-2-

Yo no conozco qué es lo que soy cuando respiro. No veo que el acto de


respirar siempre está siendo modificado por imágenes, ideas y emociones
que provienen del ego. Debo aprender a permitir que mi respiración tome
lugar de tal manera que su ritmo no sea modificado. Debo acceder a un
estado en el que mi “yo” habitual no interfiera. Nunca tendré éxito en
esto si no siento que mi centro de gravedad se encuentra en mi abdomen.
Es un evento real permitir que mi respiración se manifieste por sí misma,
sola. Participo en algo más grande. Soy parte de ésta experiencia que me
transforma.

La respiración perceptible no es la verdadera respiración, esto es, la


corriente que anima la inhalación y la exhalación. Estamos conscientes del
aire pero no así de la corriente, que es imperceptible. Es un tipo de
magnetismo que produce la acción y toca las partes esenciales de nuestro
ser. Inhalar y Exhalar no se manifiestan en una línea recta. Es como un
círculo, una rueda con radiaciones que toca todas las partes del cuerpo.
No vemos la acción de la respiración sobre el cuerpo, esa radiación. En
realidad, ésta corriente pone al cuerpo en contacto con todos los niveles
del ser. En la medida en que sienta unidad experimentaré una necesidad
de respirar más conscientemente.

--------------------------------------