Vous êtes sur la page 1sur 2

Las 10 frases del Ho'oponopono que ayudan a solucionar problemas

Basadas en una antigua técnica hawaiana, apuntan a borrar pensamientos tóxicos y a


reprogramar las emociones. Te contamos cuáles son las palabras recomendadas para cada
situación.

El Ho'oponopono es un sistema de sanación físico, mental, emocional y espiritual practicado


desde hace 5.000 años por los nativos hawaianos.

En la antigüedad, la práctica era siempre grupal y estaba guiada por el chaman de la tribu. De
esta forma, cuando necesitaban resolver problemas entre ellos, se reunían, aplicaban las
frases que implica esta técnica y solucionaban sus disputas, sin violencia, discusiones ni
guerras. Así funcionó durante miles de años.

Hoy llegó a nuestro alcance simplificado y adaptado para su aplicación en forma individual. El
mérito de esta actualización es de Morrnah Nalamaku Simeona, quien, además, se encargó de
difundirlo en colegios y universidades y lo presentó a la Organización Mundial de la Salud.

¿Cómo funciona?

El fundamento del ho'oponopono se basa en que los seres humanos repetimos


sistemáticamente pensamientos tóxicos, pautas mentales y emociones negativas que
provienen de nuestros ancestros, vidas pasadas y todo aquello que se adquiere en las
experiencias tempranas de la infancia y en el desarrollo posterior de nuestra vida. Esta
información debe ser borrada, para luego ser realmente nosotros mismos.

¿Cómo aplicarlo?

La técnica se base en la repetición de ciertas frases, como si fuera un mantra. Puede hacerse
en cualquier momento del día y sin límite. Acá, alguna de ellas.

“Lo siento, perdóname, gracias, te amo”. Son las frases gatillos más conocidas de esta técnica.
Sirven para mejorar conflictos con otro. Apuntan a borrar la memoria que nos llevó a esta
situación.

“Divinidad, limpia en mí todo lo que está contribuyendo a que aparezca este problema”. Es
una frase recomendada en casos de enfermedades, dificultades económicas, laborales, peleas,
entre otras situaciones.

“Los amo queridos recuerdos. Agradezco la oportunidad de soltarlos a ustedes y a mí”.


Cuando nos sentimos agobiados por la repetición de recuerdos tristes o relacionados con un
problema.
“Te amo, y si desperté en ti sentimientos hostiles lo siento y te pido perdón. Gracias! Puede
aplicarse para mejorar vínculos.

“Llovizna, llovizna, llovizna”. Para trabajar situaciones relacionadas con la carencia de dinero o
sustento y borrar miedos o recuerdos que tienen que ver con dificultades económicas. La lluvia
siempre estuvo relacionada con la abundancia y las antiguas culturas le otorgaban un lugar
especial en sus ritos. Una lluvia generosa y equilibrada es sinónimo de prosperidad y
abundancia.

“Hojas de otoño”. Es una frase para dejar ir o borrar pensamientos de apego a cosas, personas
o situaciones que ya no tienen lugar en nosotros, pero que de todos modos seguimos
manteniendo y es necesario soltar.

“Flores de primavera”. Recomendada para momentos de dudas e inseguridad sobre el dinero,


cuando los ingresos no alcanza o no surgen las oportunidades laborales suficientes.

“Dios te bendiga, te amo”. Diciéndolo una y otra vez durante un conflicto o después de este,
limpia las causas del problema y ayuda a restablecer la relación.

“Hu”. Es una palabra de limpieza de gran alcance. Brinda paz y ayuda espiritual.

“Hágase tu voluntad”. Permite que todo lo que sea perfecto y correcto para todos los
involucrados se manifieste. Requiere de valor para dejar ir y confiar en una fuerza superior.

Estas frases o palabras no son afirmaciones, aunque se parezcan. Representan un pedido de


limpieza, borrado o cancelación de memorias.

Del libro "Ho'oponopono, La paz comienza contigo", de Raúl Pérez (Editorial Continente).