Vous êtes sur la page 1sur 1
__Bermuann Mae se rechaza puta y simplemente el sorteo. La posicién de Platén, sobre la cuestin de la democracia no se reduce asus enérgicos ata- ues contenidos en La repiblica. En Las lees rata de combinat la ‘monarquta con la democracia 0, para ser mis preciss, de hallar tuna via media entre ambas formas de gobierno®”. Muchos andlisis ¥ comentarios han tratado de buscar respuesta a esta variacién en el pensamiento politico de Platén. No es lugar para enter en tales discusiones interprecativa, pero ya sea porque Lr lye reflejan una posterior evolucién cronolégica del pensamiento de Platén, 172 porque el dislogo reflec un objetivo distinto del de Le rep lo cierto es que en esta siltima obra Platén no es siempre critico con lz democracia®. Sin manifester ningsin entusiasmo por el tema, reconoce que probablemente sea prudence prestar alguna atencién alas opiniones e insticuciones democritics. Esto es par- ticularmente evidente en sus comentarios sobre el sortco. El cextranjero cn Atenas empieza distinguiendo dos tipos de igualdad: igualdad de «medida, peso y nimerov ¢ igualdad de wdar a cada cual en proporcin con su personas. La primera seal, ge efecria ficiimente con el sorteo. La segunds, que es mas divina ya nica forma real de igualdad, requiere la ayuda de Zeus. Los fundado- res de la ciudad deben pretender primariamente una verdadera justicia en el sentido estricto dela palabra, 0 sea, justicia propor