Vous êtes sur la page 1sur 3

JUCIO MORAL

Es una facultad del alma que permite diferenciar entre el bien y el mal. Cuando se
pone en palabras, el juicio es una opinión o un dictamen.
La moral, por otra parte, está asociada las costumbres, valores, creencias y
normas de una persona o de un grupo social. La moral funciona como una guía
para actuar ya que distingue entre lo correcto y lo incorrecto.
Se conoce como juicio moral, por lo tanto, al acto mental que establece si una
cierta conducta o situación tiene contenido ético o, por el contrario, carece de
estos principios. El juicio moral se realiza a partir del sentido moral de cada
persona y responde a una serie de normas y reglas que se adquieren a lo largo de
la vida.

Formalmente se denomina como juicio moral a aquel acto mental que afirma o
niega el valor moral ante una situación determinada o un comportamiento del que
somos testigos, es decir, el juicio moral que se da como resultado se pronunciará
específicamente sobre la presencia o ausencia de ética en un hecho o actitud.
Los juicios morales son posibles gracias al sentido moral que cada ser humano
posee. Este sentido moral es el resultado de los esquemas, normas y reglas que
hemos ido adquiriendo y aprendiendo a lo largo de nuestra vida. A través de
nuestro juicio moral podremos establecer si una acción carece de principios éticos
o contraría a los mismos.
Juicio moral es un acto mental que permite diferenciar entre lo correcto o
incorrecto. Es una valoración que la persona realiza frente a una acción juzgando
si es buena o mala.
El juicio es la facultad de entendimiento que permite discernir y juzgar mientras
que la moral es relativa a las conductas de las personas desde el punto de vista
de la bondad o maldad, es por ello que el juicio moral es la aptitud de cada
persona para afirmar o negar el valor moral de una situación determinada.
El interés por el comportamiento ético y el desarrollo moral de las personas se
manifiesta de manera creciente en diversos ámbitos de la esfera social. Entre
ellos, se ha resaltado con mucha frecuencia el carácter moral de la educación y la

en estos casos la conciencia moral quedara un tanto suprimida. como resultado del juicio de valor que efectúa la conciencia moral sobre los actos del propio individuo. En este campo intervienen una serie de elementos a los cuales se les ha dado en llamar PUENTES DE LA MORALIDAD. que constituyen la conformidad o disconformidad con la recta razón que dirige al acto humano. Con frecuencia. se conduce lo siguiente: *A un sentimiento de culpa *A un remordimiento *A un arrepentimiento.necesidad de que las instituciones escolares promuevan más eficazmente la educación moral o la formación de determinados valores en los alumnos de todos los niveles educativos. Se podría poner con ejemplo la acción de un soldado en tiempo de guerra En la actividad profesional a veces se toman decisiones por obligación o por seguir esquemas o sistemas preestablecidos. No puede haber un juicio de conciencia cuando los actos efectuados han sido obligados por una autoridad o por una acción coercitiva de agentes extraños a nosotros mismos. o sea los actos en los que ha intervenido la libertad de acción. sólo puede darse cuando éstos son actos humanos voluntarios. Continuamente emitimos juicios sobre el comportamiento y los actos de los demás. En otras ocasiones intentamos dar razones que convenzan a las personas que nos rodean de que nuestros actos han tenido que realizarse así y no de otra manera. corno juez de nuestros actos. que muy poca libertad de acción dejan al sujeto. . nos convertimos en jueces de los demás. en la acción educativa se ha puesto mayor atención al desarrollo moral y a la formación de valores de los estudiantes. Ahora bien. En general. La conciencia moral. y nos pronunciamos sobre la honestidad o la deshonestidad del comportamiento ajeno.

nuestra conciencia se pronuncia sobre la base de esos actos y tenemos consigo tres consecuencia a nuestros actos: Un sentimiento de culpa. ¿Pero quién nos las ha trasmitido?. ante este aprendizaje y. constituyen lo que podríamos llamar nuestro equipaje moral. prescindido de ellas. . pautas de conducta. y que mantenemos en el momento de emitir un juicio moral. las instituciones educativas en las que hemos estado. Indiferencia. nuestra familia. también. sin más. un conjunto de reglas o normas morales. con facilidad. lo que a lo largo de ella se nos ha trasmitido. No es un rechazo efectivo. Rechazo. Por medio del juicio moral se pretende la búsqueda de la verdad. o. conservado. cuando por cansancio o saturación hemos. a hacer un análisis detallado de nuestro entorno y ciertas circunstancias y eso nos conlleva a adoptar tres tipos de actitudes: Rechazo. lo que. si revisamos nuestra propia historia individual. El conjunto de reglas que hemos mantenido. cuando las hemos sustituido por otras. cuando esa norma o normas. con las que crecemos. Aceptación. hemos decidido olvidarlas. también la propia sociedad en la que vivimos y de la que dependemos. ante esas normas de conducta hemos podido tener tres actitudes: **Rechazo **Indiferencia **Aceptación. normas y reglas que hemos adquirido a través de nuestra educación. indiferencia y aceptación. nuestros educadores consideraban bueno o malo. Rechazo. podremos recordar. Es el conjunto de esquemas. rechazo también. En primer lugar. Bueno una vez que nosotros hemos adoptado una actitud. El desarrollo del juicio moral supone un apoyo educativo explícito. Se nos ha dicho continuamente lo que es bueno y lo que es malo. familia y medio ambiente. en mi opinión personal de acuerdo a todo el entorno al que hayamos sido expuestos desde nuestro nacimiento hará una base en nuestro juicio moral nosotros decidimos las actitudes a tomar de acuerdo a lo que nosotros pensamos lo que es bueno y lo que es malo. cuando la norma o regla no nos dice nada. un arrepentimiento. caminamos por la vida y que constituyen lo que en un principio hemos llamado sentido moral El juicio moral es el acto mental que afirma o niega el valor moral frente a una situación o comportamiento.Se puede afirmar que los juicios morales son posibles por el Sentido Moral. cuando la norma o normas que se nos han trasmitido no nos han convencido y. luego. un remordimiento. y volvemos la espalda a su contenido. pero tampoco una aceptación consciente. tras un razonamiento y una crítica.