Vous êtes sur la page 1sur 4

Viaje al Vestíbulo de los Registros Akashicos

Lee la sesión guiada a un tercio de la velocidad normal. Puedes leerlo a un amigo o a un ser querido
o hacer una cinta para tu propio uso. Al contar descendentemente de diez a uno, con cada número
descendente parpadea lentamente. Sólo mira hacia el frente y hacia arriba. Parpadea despacio, con
movimiento lento, con cada número y al llegar al numero uno puedes entrar en tu propio nivel de
relajación.
(Lentamente) Diez- nueve- ocho- siete- seis- cinco- cuatro- tres- dos- uno.

Tú recuerdas cómo lograr tu propio nivel profundo, así que tomate tu tiempo y relaja tu cuerpo
completamente. Una parte de ti está siempre consciente y una parte está ya relajada. Quizás más
relajado de lo que haz estado desde hace largo tiempo. Está bien dejarse ir. Está bien confiar. Está
bien irse muy profundo ahora (pausa). Estás en completo control en cada nivel de tu mente. Puedes
aceptar o rechazar cualquier cosa que se te dé hoy. Esto es algo que tú haces. Nadie puede hacer
esto por ti. Tú eres quién lo haces.

Sólo toma tu tiempo y completamente a salvo entra en el nivel más profundo en el que puedas llegar
esta vez. Al nivel de confianza, al nivel de centrarte, al nivel de paz interior. Y mi voz te puede
acompañar como un cordón de plata en el viaje que harás. El viaje en busca de tu visión, del centro
de tu ser, ese sitio sagrado dentro de lo profundo.

Tú estás consciente, sin embargo tan relajado, tan relajada. Todos los sonidos parece que
solamente te ayudaran a sentirte mas y más relajado, relajada, todavía mas, mas callado, mas
callada en tanto empiezas a abrirte a lo divino, al espíritu de Cristo, a la consciencia y a la luz, que
está en lo profundo dentro de ti.

Y mientras te abres en confianza, puedes imaginarte una luz en la parte superior de tu cabeza, en el
chakra de la corona. Imagina una luz en la parte superior de tu cabeza. Puede ser una luz blanca o
una luz dorada o puede tener algún color. Puede haber alguna vibración o sonido asociado con la
luz. Permite que la luz llene el centro de la corona. Y en tanto aspiras trae la luz hacia adentro a
través de la parte superior de la cabeza. Deja que la luz penetre e inunde este centro espiritual.
(Pausa un minuto.)

Permite que la luz se dirija al tercer ojo, en el área de la frente, nota cualquier sonido o color o
vibración asociado con este centro espiritual, llenando este centro con la luz. (Pausa).

A medida que aspiras ahora, trayendo la luz al chakra de la garganta, llenando el centro de la
garganta con la luz. La luz de la protección de la fuerza. Trayendo la luz al centro de la voluntad.
(Pausa).

Y ahora a medida que aspiras, trae la luz al chakra del corazón y a la apertura del corazón. Nota
cualquier sonido, color o vibración asociado con la apertura del corazón. Abrirse a la confianza.
Abrirse a lo divino. (Pausa)

Aspira ahora y trae la luz al plexo solar, llenando éste centro espiritual con la luz. (Pausa).

Y trayendo la luz al centro de Lyden , llamado el asiento del alma, justo abajo del ombligo. Inunda
este centro espiritual de luz, al tiempo que abres el centro del alma, en paciencia y en confianza.
(Pausa).
Aspirando, trae la luz ahora al chakra fundamental, llenando este centro espiritual con la luz, con la
vibración de la armonía. (Pausa).

Y permite que la luz penetre todo tu cuerpo yendo a las extremidades, hasta alcanzar las manos, los
pies. Permite que la luz llegue mas allá del cuerpo físico llenando tu Aura, llenando tu campo de
energía con la luz de la protección y de la fuerza.

Y ahora te preparas para emprender el viaje, el viaje sagrado al mismo centro de tu alma. La
búsqueda de la visión en el sitio sagrado dentro de lo profundo de ti. A través de la dimensión del
tiempo sin tiempo hasta los sagrados registros de tu alma, al origen sagrado, a ti. Quizás hayas
hecho éste viaje antes, con confianza. Y ahora lo haces para aprender, para comprender y para
experimentar. Te ves como un pequeño punto fuera de tu cuerpo físico que permanece inerte frente
a ti. Te encuentras oprimido, oprimida por la obscuridad y hay una sensación de intensa soledad.
(Pausa) Repentinamente, estás consiente de un rayo de luz blanca. Como si fuera éste pequeño
punto, te mueves hacia arriba siguiendo la luz, sabiendo que debes seguirla o perderte. (Pausa).

Al tiempo que te mueves a lo largo de ésta senda de luz, gradualmente te haces consciente de
varios nivele en los que hay movimiento, en los primeros niveles hay figuras vagas, horribles, unas
formas grotescas como las que uno ve en las pesadillas. (Pausa)

Mas adelante, empiezan a aparecer de cada lado unas figuras contrahechas de seres humanos con
alguna parte del cuerpo agrandada. (Pausa).

De nuevo hay un cambio y te haces consciente de unas formas con gorros grises que se mueven
hacia abajo. (Pausa). Gradualmente, éstas se hacen de color mas claro. Entonces la dirección
cambia y éstas formas se mueven hacia arriba y el color de sus túnicas se hace rápidamente mas
claro.

Enseguida empiezan a aparecer a ambos lados vagos contornos de casas, paredes, arboles, etc.
Pero todo está inmóvil. Cuando pasas, hay mas luz y movimiento en lo que parecen ser ciudades y
pueblos normales. Con el aumento de movimiento te haces consciente de sonidos, al principio
rumores indistintos, luego música, risas y el canto de los pájaros. Hay mas y más luz, los colores se
hacen más hermosos y se escucha el sonido de una música maravillosa. Las casas van quedando
atrás, adelante hay sólo una mezcla de sonido y color. (Pausa).

Bastante repentinamente, te encuentras frente al vestíbulo de los registros. Es una sala sin paredes,
sin techo, pero estás consciente de ver a un anciano que te entrega un gran libro, tu libro de los
recuerdos de Dios. Tú aceptas éste libro que el anciano pone ahora en tus manos. Por favor, ve si
tiene alguna escritura, el color. Sin siquiera pensarlo, sólo empieza a contarme sobre los propios
registros, sin leer de ellos todavía. (Pausa y permitir a la persona que describa sus registros o
libro(s).

Y ¿Cómo percibes la información de tus registros? ¿Es hablada? ¿L lees en alguna forma? ¿Cómo
te llega la información? Lee y entiende el mensaje que se te comunica. Puede pedir ayuda si la
necesitas en éste momento para traducción o para abrir tu libro. (Pausa).

Sin pensamiento ni evaluación, poniendo al ser a un lado simplemente permite que la información
venga. Tan rápida o tan lentamente como desee. En primera, segunda o tercera persona, por favor
empieza ahora a transmitir la información como se te esté dando. (Pausa larga para permitirles decir
la información en voz alta).

Muchas gracias. Ahora mira tus registros del alma y cuéntame de cualquier vida anterior que tenga
relación con tu vida presente. ¿Cuál él la gran lección de esa vida? Sin penar la información, por
favor empieza –cuando estés listo(a). (Pausa).
¿Cómo puedes utilizar mejor ésta lección en la vida presente? (Pausa).

Ahora puedes preguntar el nombre de tu alma –y se te da.(Pausa) ¿Cuál es el significado del


nombre de tu alma? (Pausa).

Muchas gracias. ¿Hay algunas otras preguntas que hacer, información que transmitir o guía que
dar? De otra forma, empezaremos el procedimiento de regreso. (Pausa). Muchas gracias por sanar
el pasado y por la gran aventura que hay adelante.

Regresa los registros ahora. Y al tiempo que regresas el (libro, etc.) y cuando agradeces al guardián
se te da una gran bendición. Esta bendición es la bendición de la fuerza, del propósito, de la pureza.
Tu irradias la luz pura dentro de ti. La luz pura de la santidad, la luz pura del propósito. Estaré
callado ahora, al tiempo que se te confiere esta gran bendición. Cuando la aceptas en toda la
plenitud con la que se te ha dado. (Pausa).

Aceptando el regalo ahora y preparándote para el viaje de regreso, a través de los niveles, te
despides del guardián. Regresando a través del nivel de la mezcla de sonido y color. Regresando a
través del nivel de la música, de la risa y del canto de los pájaros. Regresando a través de lo que
parecen ser ciudades y pueblas. Regresando a través de los vagos contornos de casas, paredes,
arboles, etc. Regresando a través del nivel de las formas de gorro gris. Regresando a través del
nivel de las formas contrahechas de seres humanos y de las formas grotescas, como las que uno ve
en las pesadillas. Regresando a través de los primeros niveles y en tanto el rayo de luz pasa por la
obscuridad y por la intensa soledad en el cuerpo físico que permanece frente a ti. Entrando al chakra
fundamental, normalizando y sanando éste cuerpo espiritual. Subiendo lentamente. Normalizando y
sanando el centro Lyden . Equilibrando y armonizando el plexo solar. Armonizando el chakra del
corazón. Equilibrando el centro de la voluntad, el chakra de la garganta. Armonizando el tercer ojo y
ahora el chakra de la corona. Y si deseas cerrar mas el chakra de la corona puedes poner cualquier
mano sobre tu cabeza. Si cualquier otro centro necesita equilibrio adicional en este momento,
puedes colocar tu otra mano sobre ese centro. (Pausa larga).

Y en un breve instante cuando despiertes, puedes estar bien despierto(a), refrescado(a), dándote
cuenta de lo que haz hecho muy bien aquí. Haz logrado mucho. Contaré de uno a diez. A la cuenta
de diez puedes abrir los ojos, estar perfectamente despierto(a), sintiéndote muy bien, pleno(a), feliz,
equilibrado(a), por haberlo hecho tan bien. Uno, regresando plenamente ahora. Dos, reorientate en
el presente (fecha) en (lugar). Tres, quizás quieras mover las manos, pies o cuello. Cuatro, saliendo
ahora. Cinco, siente la circulación regresando a las extremidades. Seis. Siete, Subiendo a todo tu
potencial. Ocho. Nueve, reenergetizado(a). Y Diez, lentamente abre los ojos. Y estás perfectamente
despierto(a).

Graba en una cinta todas las sesiones que tú guíes.

NOTA: Permite a la persona discutir ampliamente la experiencia –en la grabadora- aún después de
la sesión.

Centres d'intérêt liés