Vous êtes sur la page 1sur 12

Colegio Parroquial Padre Lorenzo Mondanelli

La feroz crítica de Jane Austen,


en Orgullo y Prejuicio

Felipe Abarzúa

Nicolás Sepúlveda

3 de Mayo 2017

Profesor Juan Pablo Cifuentes

Lenguaje y comunicación

3º Medio
ÍNDICE

 Introducción…………………………………………………………………………....3
 Desarrollo……………………………………………………………………………...5
 Conclusión…………………………………………………………………………......9
 Bibliografía…………………………………………………………………………….11
 Linkografía …………………………………………………………………………....11
El libro Orgullo y prejuicio (2016) es una de las obras más famosa de Jane Austen, que fue
escrita cuando la autora apenas tenía veinte años, y hasta hoy es una de sus obras más conocidas,
por su crítica a cómo era la vida en la época en la que vivía, como el machismo, la mujer como un
objeto y las diferencias entre las clases sociales, y a la corta edad que lo descubre. La novela centra
su historia en la familia Bennet, que busca un marido ideal para sus cinco hijas. Los protagonistas
de la historia son Elizabeth Bennet, la segunda de las cinco hermanas de la familia, y Mr. Darcy,
él es, en el principio de la historia, un prejuicioso, pero luego será el futuro amor de la protagonista
ya que cambia su forma de ser. El tema central de esta obra es el matrimonio por conveniencia
económica, como única esperanza de supervivencia en un contexto clasista.

De esto surgen las siguientes interrogantes:

¿En qué personajes del libro se evidencia el orgullo y el prejuicio?

¿Qué relación tenía la época en que la autora vivió con el libro?

¿Existe alguna relación entre otros textos, como La meningitis y su sombra de Horacio
Quiroga, con el libro de Jane Austen, Orgullo y Prejuicio (2016)?

A partir de esto emerge el objetivo general:

Analizar la obra de Jane Austen, Orgullo y Prejuicio (2016), para comprender el clasismo
presente en la sociedad

Y de este surgen los siguientes objetivos específicos:

Identificar en qué personajes del libro, Orgullo y Prejuicio (2016), se evidencian las
características mencionadas en el título de la obra, para interpretar de mejor manera la historia de
la novela.

Establecer relaciones entre textos ajenos al libro, como La meningitis y su sombra de


Horacio Quiroga, para encontrar intertextualidad entre ambos textos.

Comprender qué relación existe entre la época en la que vivió la autora con el libro Orgullo
y Prejuicio (2016), para entender el contexto de producción de la novela.
En el libro Orgullo y prejuicio (2016), la autora, Jane Austen, se ocupó de mostrar una
realidad que se vivía en Inglaterra a principios del siglo XIX, las cuales eran el matrimonio por
conveniencia económica (lo que llevaba a las mujeres que no eran adineradas tuvieran que casarse
bien, es decir, con un hombre de mayor estatus social a ella, de modo que cualquier hombre con
buenos ingresos, cumplía con los requisitos para la Caza Matrimonial); el machismo viviente en
la época y la diferencia entre clases sociales. Si se vincula este libro con la actualidad, se puede
decir que no hay grandes diferencias entre ambos, pues el machismo sigue vigente en estos días,
quizás no tan notorio como lo era hace muchos años atrás, pero aún existe, se puede identificar en
frases o dichos típicos y “normales” que algunas personas aún utilizan, tal como “detrás de un gran
hombre, hay una gran mujer”. Por parte de los matrimonios arreglados o por conveniencia, quizás
hoy en día no son de esta manera, pero se relaciona con la parte de las diferencias entre las clases
sociales, pues jamás una mujer u hombre de una familia adinerada se comprometería con alguien
de una diferencia abismal de clase social, pues los ricos no se fijarían en un pobre diablo y los
padres no permitirían que arruinara su “reputación” o estatus social contrayendo matrimonio con
un pobre. Aunque sí se pueden ver relaciones de personas con dinero con otra de más dinero
haciendo que su fortuna aumente desmesuradamente.

En el libro de Jane Austen, Orgullo y prejuicio (2016), también se nos enseña a un tipo de
heroína moderna a través de un personaje en particular de esta obra, que es Elizabeth Bennet.
Según Rivera De La Cruz, M, en Elizabeth Bennet, Una heroína moderna, señala que:

“Elizabeth Bennet, sin embargo, podría ser una heroína moderna, tan decidida a casarse
por amor que asume sin dramatismo la amenaza de la soltería. Su energía, su valor, la
naturalidad con la que se enfrenta a los pretendientes indeseables o a la lengua afilada de
una aristócrata, hacen de ella uno de esos personajes que permanecen en la memoria del
lector más allá incluso de la propia novela.”(Rivera De La Cruz 2016:1)

A partir de esto se puede decir que se identifica como un tipo de heroína a Elisabeth debido
a su forma de pensar, la cual impulsa al resto de las mujeres a no quedar atrás de los hombres, de
escoger su propio camino, sin dejar que influyan en este, de formar sus propias opiniones e incluso
reflexionar más allá de los asuntos que les interesan. Además vemos reflejada la vida de la autora
en este personaje, pues la primera vez que publico su obra Orgullo y Prejuicio, su padre le pidió
que lo publicara de forma anónima para que así no se burlaran de la familia Austen, al saber que
su hija se inclinaba por el mundo literario, pero luego, cuando este libro fue un gran éxito, revelaron
el gran secreto, para ganar prestigio como familia, y así es como Jane Austen a través de sus
experiencias vividas transmitía por sus libros una feroz crítica a las convenciones sociales y el
abismo entre clases. Además de que Jane Austen siendo muy joven supo lo que era renunciar al
amor por motivos económicos, pues estaba enamorada de un muchacho que no podía pensar en el
matrimonio, por su posición económica. Esto lo sucedió a la autora cuando empezaba a redactar
Orgullo y prejuicio, y es fácil suponer que la joven autora debió dar muchas vueltas al hecho de
que su felicidad se había visto obstaculizada por algo tan vulgar como una renta.

Por otra parte, en el libro Orgullo y prejuicio (2016), la autora Jane Austen quiso
representar en Elizabeth Bennet, protagonista del libro, el orgullo, que en esa época no muchas
mujeres lo tenían ya que la mayoría de ellas estaban principalmente centradas en su bienestar
económico dejando su orgullo detrás, esto producto de que se vivía una época muy interesada y
machista. Elizabeth sabía que estaba en una sociedad donde los hombres estaban por encima de
las mujeres, pero a pesar de eso, ella nunca se sintió inferior a los hombres y sin la necesidad de
depender, ni menos casarse con uno por simple conveniencia. Una mañana el Sr. Collins pide la
mano de Elizabeth sabiendo que ella necesita casarse para mantener la casa y para tener una vida
plena, pero aunque ella sabía los beneficios que le daría casarse con el Sr. Collins, lo rechaza, ya
que lo consideraba en muchos sentidos como un mal esposo y carente de modales, además de que
sabría que a un mayor plazo seria juzgada por ser una mujer soltera, que en esa época era muy
mal visto por la gente. Elizabeth a pesar de saber que el casarse con él le favorecería, mantuvo su
orgullo bien en alto teniendo en mente que cuando llegara el momento de casarse tendría que ser
con alguien a quien amara y no por conveniencia propiamente monetaria. Austen, J, en el libro
Orgullo y prejuicio (2016), relata lo siguiente:

“–– ¡Caramba, señor! ––Exclamó Elizabeth––

. ¡No sé qué esperanzas le pueden quedar después de mi contestación! Le aseguro que no


soy de esas mujeres, si es que tales mujeres existen, tan temerarias que arriesgan su
felicidad al azar de que las soliciten una segunda vez. Mi negativa es muy en serio. No
podría hacerme feliz, y estoy convencida de que yo soy la última mujer del mundo que
podría hacerle feliz a usted. Es más, si su amiga lady Catherine me conociera, me da la
sensación que pensaría que soy, en todos los aspectos, la menos indicada para usted.”
(Austen, J 2016:51)

A partir de esto podemos identificar cómo Elizabeth muestra su orgullo y le deja en claro
al Sr. Collins que no es como las demás mujeres que se casaban por dinero, sin sentir amor, además
que siente que no es la indicada para él, ni él para ella.

Elizabeth siempre fue orgullosa, pues aceptaba su estado socioeconómico y no se sentía


avergonzada, ni menos inferior a los demás, por eso no le importaba quedar sola sin un marido
rechazando así la primera propuesta de matrimonio del Sr. Darcy por resentimiento de lo que le
hizo a la relación de Jane y dejando sus sentimientos atrás segada por el orgullo. Según Austen, J,
en el libro Orgullo y prejuicio (2016), relata lo siguiente:

“––Se interesa usted muy vivamente por lo que afecta a ese caballero ––dijo Darcy en un
tono menos tranquilo y con el rostro enrojecido. –– ¿Quién, que conozca las penas que ha
pasado, puede evitar sentir interés por él?–– ¡Las penas que ha pasado! exclamó Darcy
despectivamente––. Sí, realmente, unas penas inmensas...–– ¡Por su culpa! ––Exclamó
Elizabeth con energía––. Usted le redujo a su actual relativa pobreza. Usted le negó el
porvenir que, como bien debe saber, estaba destinado para él. En los mejores años de la
vida le privó de una independencia a la que no sólo tenía derecho sino que merecía. ¡Hizo
todo esto! Y aún es capaz de ridiculizar y burlarse de sus penas...” (Austen, J 2016:93).

Aquí podemos reconocer como Elizabeth se mantiene firme con su orgullo ya que no podía
aceptar una propuesta después de que le hiciera daño a su hermana y por ende, a ella también.

Igualmente en el libro Orgullo y prejuicio (2016), la autora Jane Austen representó al Sr.
Darcy como alguien prejuicioso y terco que en el desenlace de la historia se va dando cuenta de lo
prejuicioso que es y de los errores que él va teniendo, como el prejuicio que tuvo sobre Elizabeth
la primer vez que la vio caracterizándola como una mujer carente de hermosura y que era igual a
las demás mujeres. Austen, J, en el libro Orgullo y prejuicio (2016), relata lo siguiente:

“–– ¿Qué dices? ––y, volviéndose, miró por un momento a Elizabeth, hasta que sus
miradas se cruzaron, él apartó inmediatamente la suya y dijo fríamente: ––No está mal,
aunque no es lo bastante guapa como para tentarme; y no estoy de humor para hacer caso
a las jóvenes que han dado de lado otros. Es mejor que vuelvas con tu pareja y disfrutes de
sus sonrisas porque estás malgastando el tiempo conmigo.” (Austen, J 2016:6)

En base a esto podemos afirmar que el Sr. Darcy era una persona que poseía un ego
bastante grade, y alguien muy prejuicioso, sabiendo su estado socioeconómico, y dándose el lujo
de que tenía el derecho de juzgar a la gente por lo que veía.

Elizabeth se entera de que el Sr. Bingley iba a pedir la mano de su hermana Jane, pero el
Sr. Darcy interviene para que no se concrete, tras esto Elizabeth enfurece ya que su hermana Jane
estaba muy adolorida y sentía que el Sr. Darcy no tenía ningún derecho de interferir en la relación
de ellos. Sr. Darcy y Elizabeth se encuentran frente a frente y se ponen a discutir sobre la situación
de Jane y Sr. Bingley, en donde Sr. Darcy se justifica diciendo que Jane no estaba verdaderamente
enamorada de Sr. Bingley y que solo era por interés de la familia Bennet, con esto Elizabeth
responde que Jane era tímida y por eso no se veía demostrado su amor por Bingley. Austen, J, en
el libro Orgullo y prejuicio (2016), relata lo siguiente:

“––No he de negar que hice todo lo que estuvo en mi mano para separar a mi amigo de
su hermana, ni que me alegro del resultado. He sido más amable con él que conmigo
mismo. ––contestó Darcy fingiendo estar sereno. –– ¿Por qué lo hizo?––Porque creía que
su hermana le era indiferente. –– ¿Indiferente?––Les observé y comprendí que su interés
era más grande que el de ella. ––Porque ella es tímida. ––Bingley también lo es pero estaba
convencido de que ella no le amaba. ––Usted le convenció de ello. ––Lo hice por su propio
bien. ––Mi hermana a penas me expresa sus sentimientos. Me imagino que piensa que su
fortuna también…––No, yo no le haría tal deshonor a su hermana aunque se sugirió. ––
¿Qué se sugirió?––Era evidente que se trataba de un casamiento ventajoso. –– ¿Es que mi
hermana dio esa impresión?––No, no. Sin embargo tengo que admitir que influyó lo de su
familia.” (Austen, J 2016:93)

Con esto podemos observar cómo claramente el Sr. Darcy fue prejuicioso al sacar
conclusiones apresuradas según lo que había visto sobre Jane, la hermana de Elizabeth, creyendo
que estaba con Bingley solo por interés ya que no se demostraba muy entusiasmada, siendo en
verdad su timidez la que no le permitía demostrar su afecto, además que la madre de Jane estaba
muy feliz por la relación, pero con fines económicos.
Por otro lado, si se buscara alguna relación con otros textos narrativos, ya sea en diferentes
ámbitos, se puede encontrar en un cuento en específico, el cual es La meningitis y su sombra de
Horacio Quiroga. Si nos adecuamos a algún tema en particular para relacionar estos textos, sería
el amor presente en ambas obras. El tipo de amor con el que más se relacionan estos relatos es el
que corresponde al amor mutuo entre amantes, es decir, el amor recíproco, pero aun así, no implica
que quede libre de dificultades. En el cuento de Quiroga la se presenta la historia de una mujer con
una enfermedad que le hace delirar, diciendo que ama a un hombre que apenas conoce, entonces
llaman a este para que fuera a ver a su “amada”, sin embargo, el hombre no tenía idea de quién
era, pero con el tiempo que pasó con ella se fue enamorando cada vez más y más de esta mujer, al
final del cuento nos percatamos de que ambos amantes se encuentran como una pareja casada,
escribiendo su historia de cómo se conocieron. Y en la obra de Austen se presenta la historia de
dos amantes que en un principio no congenian pero luego ambos se enamoran el uno del otro,
creando un amor mutuo. También se pueden identificar otros tipos de amor, tal como el amor
idealizado, pues en ambos textos los amantes exaltan al objeto de su amor y se vuelven incapaces
de ver los defectos que posee la otra persona, o el amor tirano, pues se priva a uno de los dos
amantes de su libertad, ya que en el relato de Quiroga se puede ver claramente como uno debe
sacrificar su tiempo para estar con una muchacha enferma a quién apenas conoce, y Austen lo
expone mediante el teniente Wickham, porque a través de él se enseña dos historias de amor tirano,
una es cuando este estaba de pareja con la hermana de Darcy, y cuando estos discuten la abandona
y la olvida, dejando destrozada a la muchacha, y también lo expone cuando se muestra la historia
de Wickham y Lydia, una de las hermanas Bennet, pues con el tiempo comenzó a tratarla mal y a
despreciarla.

Por otra parte la autora Jane Austen expone otros temas dentro de esta obra, como el
clasismo y la hipocresía. Austen, J, en el libro Orgullo y prejuicio (2016), relata lo siguiente:

“Falta ahora explicar mi intervención en el asunto. El disgusto de sus hermanas se había


exasperado también y pronto descubrimos que coincidíamos en nuestras apreciaciones.
Vimos que no había tiempo que perder si queríamos separar a Bingley de su hermana y
decidimos irnos con él a Londres.” (Austen, J; 2016:96)

Contextualizando de mejor manera la historia, esto se refiere a cuando Darcy interfiere en


la relación que tenía Bingley con Jane, la hermana mayor de la familia Bennet, esto lo hace porque
Darcy piensa que ella realmente no quería a Bingley, sino que solo estaba interesada en su dinero
y decide alejar a Bingley de Jane hablándole sobre esto. A partir de esto se puede identificar el
clasismo presente en la novela, pues se fijan solo en la clase social a la que una persona pertenece
para relacionarse con ella. También Austen, J, en el libro Orgullo y prejuicio (2016), relata lo
siguiente:

“- ¡Oh!, soltero, querido, por supuesto, Un hombre soltero y de gran fortuna; cuatro o cinco
mil libras al año. ¡Que buen partido para nuestras hijas!” (Austen, J 2016:2)

A partir de lo anterior se puede confirmar el clasismo presente en la novela, ya que se


recalca la posición social de un personaje en específico, con el cual una de sus hijas podría casarse
y así ascender en su estatus social. Por parte de la hipocresía se puede identificar fácilmente por la
falsedad de muchos personajes en medio de una sociedad muy estricta y llena de vanidades, y
además se ve en cualquiera de los dos protagonistas, sin embargo no son los únicos personajes en
los que se nota la hipocresía, también se ve en el Teniente Wickham; pero en el caso de estos
enamorados, se identifica cuando el lector se percata de que tanto Elizabeth como Darcy se aman,
pero hablaban del otro tanto cosas buenas como malas dependiendo del momento de la historia y
de con qué personaje de la novela interactúan, generando un conflicto hipócrita dentro del relato.

También en el libro Orgullo y prejuicio (2016), se exponen una variedad de matrimonios


que se reflejan en el desarrollo de la historia pudiendo ser identificables fácilmente como por
ejemplo tenemos el caso de Charlotte con el Sr. Collins, como un matrimonio por conveniencia.
También tenemos por otro lado el matrimonio de Lydia con Wickham, que están principalmente
basados en la lujuria y dinero, que tienden a ser cortos, al igual que del Sr. y la Sra. Bennet. Y
también tenemos un supuesto matrimonio por amor, que es el caso de Jane y el Sr. Bingley. Cada
tipo de estas relaciones tienen su lado bueno como su lado malo y algunos de estos, por no decir
la mayoría, eran arreglados, pero el amor verdadero tiene la mayor probabilidad de no llegar, ya
que la sociedad que se vivía en ese entonces era mayormente machista y guiada por el dinero. En
este último caso donde encontramos a Elizabeth y el Sr. Darcy, el tipo de matrimonio encontrado
es el reciproco ya que sienten un amor mutuo, que no se dejan llevar por los comentarios de las
personas y los prejuicios que tengan, sino que se sienten libres de hacer lo que quieran.
Es un hecho que la novela Orgullo y prejuicio (2016) de la autora Jane Austen, es una
crítica feroz a las convenciones sociales y el abismo entre clases, junto con el machismo y consigo
la perspectiva de la mujer objeto, sin embargo la autora no se queda solo con eso, sino que también
entrega a un personaje que es considerada una heroína moderna, ella es Elizabeth y esta invita a
todas las mujeres a no quedar detrás de los hombres. De esto se pueden deducir las siguientes
conclusiones.

a) En la novela Orgullo y Prejuicio (2016), la autora Jane Austen, dentro de todo el


contenido y la historia de su libro, da a conocer una crítica al abismo entre clases y a
las convenciones sociales.
b) La autora, Jane Austen, muestra la realidad que se vivía a principios del siglo XIX,
haciendo que se vea el clasismo, el machismo y las convenciones sociales que se tenía
en ese entonces, provocando que se compare con la actualidad y haciendo que se
percaten de que no han habido grandes cambios en estos temas.
c) En el libro Orgullo y Prejuicio (2016), de la autora Jane Austen, se puede identificar
claramente cómo esta autora representó a los dos personajes principales en el título de
la novela, al Sr. Darcy como el prejuicio y a Elizabet Bennet como el Orgullo.
d) En el libro Orgullo y Prejuicio (2016,) de la autora Jane Austen, se puede interpretar
de mejor forma al identificar a qué personaje corresponde el orgullo y el prejuicio
presentes en el título
e) El libro Orgullo y Prejuicio (2016), se puede relacionar fácilmente con otros textos, ya
que entrega gran variedad de temas como pueden ser el amor, clasismo, hipocresía, etc.
f) El libro Orgullo y Prejuicio (2016), puede ser relacionado con La meningitis y su
sombra de Horacio Quiroga, y encontrar en ambos similitudes en temas que tratan los
dos textos, como el amor reciproco.
g) En esta novela se puede comprender la relación que tiene la autora con el libro en torno
a la época, es que está situado en la misma, y está relacionada con la vida de la autora,
en donde la sociedad era mayormente machista lo que provocó también que la autora
al publicar el libro no pudiera hacerlo con su nombre hasta un tiempo después.
h) En este libro al entender más claramente sobre el contexto de producción que este tuvo
podemos ver como la vida de la autora en una sociedad machista influyo mucho en la
creación de esta.
En resumen, la novela Orgullo y Prejuicio (2016), de la autora Jane Austen, da a conocer
una feroz crítica al abismo entre clases y las convenciones sociales, sin embargo no le bastó con
esto, pues también creó a un personaje que puede ser considerada por muchos como una heroína
moderna, este es Elizabeth Bennet, ya que invita a no quedar más, atrás de los hombres, como
sucedía en esos tiempos.
Bibliografía

 Austen, J (2016) En el libro Orgullo y Prejuicio, Ediciones Promocionales Ltda. Santiago,


Chile, número de páginas: 347

Likografía

 http://www.biblioteca.org.ar/libros/131513.pdf [Revisado el 23/07/2017 a las 15:40]