Vous êtes sur la page 1sur 4

3.7.1.

Efectos sobre las actividades enzimáticas

Las actividades de un amplio rango de enzimas de diferentes vías metabólicas son afectadas por el
plomo. La inhibición del 50 % de la mayoría de enzimas se produce a una concentración de entre
10-5 y 2x10-4M de plomo. A esta concentración se hace referencia en términos de la constante de
inactivación (Ki ).

La inhibición sobre la actividad enzimática es causada por la interacción de Pb con los grupos
sulfidrilo (.SH) que están presentes en el centro activo de los enzimas, los cuales son esenciales
para la estabilización de su estructura terciaria. Además, la reacción con los grupos (.SH) puede
bloquear los grupos .COOH con iones plomo, lo que parecer también juega un papel importante
en la inhibición de la actividad enzimática bajo el tratamiento con este metal (Levina, 1972). El
plomo forma un mercáptido con el grupo (.SH) de la cisteína y también forma complejos con
grupos fosfato. La inhibición de metaloenzimas bajo tratamiento con plomo parece ser debida a
un desplazamiento del metal esencial por plomo. La inhibición de la actividad enzimática debida al
plomo no parece ser específica para este metal: tales inhibiciones son también evidentes con
otros cationes que tienencomparables afinidades por grupos proteicos funcionales. Sin embargo,
las actividades de algunos enzimas se han visto incrementadas al ser expuestas a plomo. Tales
resultados aparentemente conciernen a cambios en la síntesis enzimática, inmovilización de los
inhibidores de los enzimas, o como un resultado efector de moléculas, las cuales son sintetizadas
bajo fitotoxicidad con plomo. Las actividades enzimáticas afectadas por la toxicidad por Pb han
sido ampliamente reportadas por varios investigadores basándose en los principales procesos
metabólicos que suceden en las especies vegetales. Los efectos del plomo se presentan con un
signo (+/-) indicando un incremento o un decrecimiento de la actividad enzimática por acción del
plomo (Tabla 11).

3.7.2. Efectos sobre la fotosíntesis

El proceso de la fotosíntesis de las plantas es alterado en los cloroplastos por la toxicidad por
plomo causando innumerables efectos adversos. Sin embargo, se pueden resumir a continuación
para facilitar su comprensión:

Disminución de la tasa fotosintética

Distorsión de la ultraestructura del cloroplasto

Restricción de síntesis de clorofila, plastoquinona y carotenoides

Obstrucción de transporte de electrones

Inhibición de actividades enzimáticas del ciclo de Calvin.

Deficiencia de CO2 como un resultado de cierre estomático.


Los cloroplastos son los principales órganos indicadores de los daños ocasionadospor el plomo
sobre el proceso metabólico de la fotosíntesis. Plantas de Ceratophyllum demersumcrecidas
enmedio acuático con Pb (NO3)2 mostraron distintos cambios en la ultraestructura de los
cloroplastos (Rebechini y Hanzely, 1974). Las células de las hojas de tales plantas exhibieron
reducción de apilamientos de granas junto con una reducción en la cantidad de estroma en
relación con la del sistema lamelar. También exhibieron ausencia de granos de almidón. El
tratamiento con plomo también cambió la composición lipídica de las membranas tilacoidales en
hojas de Zea mays L.

El plomo perjudica la absorción de elementos esenciales tales como hierro y magnesio en plantas
de pepino y, como consecuencia, inhibe la síntesis de clorofila (Burzynski, 1987). Estos daños de
los aparatos fotosintéticos son debido a la afinidad del plomo por ligandos de proteínas N- y S-
(Ahmed y Tajmir-Riahi, 1993). Asimismo se ha observado degradación de la clorofila debido al
incremento de la actividad clorofilasa (Drazkiewicz, 1994).

El plomo también causa una fuerte disociación del polipéptido extrínseco del complejo disociador
de oxigeno del PS II originando desplazamiento de Ca, Cl- y Mn desde este sitio donador del PSII
Esto hace proponer que los cambios conformacionales de las LHC II, subunidades fundamentales
del PSII, conllevan al no ensamblaje de los componentes redox, de los cofactores y de las proteínas
extrínsecas, conduciendo a la degradación de las subunidades PSII (Ahmed y Tajmir-Riahi, 1993).
En suma, el plomo in vitro altera los complejos proteína-pigmento responsables de la absorción de
la radiación incidente.

. (2002) probaron concentraciones de plomo en el desarrollo del tilacoide de pepino y álamo, y


observaron incremento del contenido de clorofila en las LHC II a bajas concentraciones de plomo,
mientras que a una concentración de 50 m de plomo el nivel de clorofila decreció en las plantas.

3.7.5 Efectos sobre las relaciones hídricas.

Una disminución en la tasa de transpiración y en el contenido hídrico de los tejidos ocurre en


plantas crecidas bajo exposición con plomo. Varios mecanismos se han sugerido para comprender
cómo el plomo induce estos efectos. Inicialmente, el plomo retarda el crecimiento dando como
resultado una reducida área foliar, y por consiguiente una desventaja para los órganos con mayor
transpiración en las plantas, las hojas . Así, se ha observado que las células guarda generalmente
presentan un tamaño menor al ser tratadas con plomo. El plomo baja el nivel de componentes que
están asociados con el mantenimiento de la turgencia celular y de la plasticidad de la pared celular.
De esta forma, baja elpotencial hídrico dentro de la célula. Los iones metálicos, incluyendo el
plomo, incrementan el contenido en ABA e inducen el cierre estomático. Desordenes en la
respiración y en la fosforilación oxidativa observados bajo toxicidad con plomo también pueden
causar desajustes en el régimen hídrico.

Relación con el medio ambiente Cd


La contaminación ambiental por cadmio es un tema complejo que ha sido analizado por diversos
investigadores desde diversos frentes: desde el punto de vista de la salud humana y otros seres
vivos, la toxicología ambiental, las implicancias en la industria y la economía en la elaboración de
diversos productos que contienen cadmio, con distintas aplicaciones, etc. Particularmente, en el
sector agropecuario la preocupación por el cadmio se centra principalmente en la fertilización
fosfatada, el uso de biosólidos, la alimentación animal con productos fosfatados, el agua de riego y
la biodisponibilidad para los cultivos. Algunos países se han preocupado seriamente del desarrollo
de estrategias para la reducción del cadmio ya sea en el origen de la fabricación de fertilizantes
fosfatados, usando rocas fosfóricas de bajo contenido en cadmio, o en campo, usando fertilizantes
fosfatados con menores concentraciones de este metal. Otra estrategia de campo ha sido la
aplicación de correctores de pH del suelo ya que se ha comprobado que a pH ácido el cadmio se
solubiliza, volviéndose más biodisponible para las plantas.

Contaminación del suelo

El concepto de contaminación también merece reflexión. Se define como contaminación, según la


Unión Europea, “la introducción directa o indirecta como consecuencia de la actividad humana de
sustancias, vibraciones, calor o ruido en el aire, el agua o el suelo que pueden ser nocivos para la
salud humana o la calidad del medio ambiente, causar daños a la propiedad material o perjudicar
o entorpecer las actividades recreativas y otros usos legítimos de medio ambiente”. Por tanto, nos
podemos encontrar con suelos con niveles extraordinariamente elevados de metales pesados por
causas naturales (por ejemplo suelos mineros), y no estar catalogados como suelos contaminados.
Las concentraciones anómalas de metales pesados en los suelos pueden deberse básicamente a
dos tipos de factores: causas naturales y causas antropogénicas. Las causas naturales pueden ser
entre otras, actividad volcánica, procesos de formación de suelos, meteoros, erosión de rocas,
terremotos, tsunamis, etc. Las causas antropogénicas pueden ser la minería, la combustión de
carburantes fósiles, la industria a través de los vertidos, emisiones, residuos (incineración,
depósito), como algunos pesticidas y fertilizantes, etc.