Vous êtes sur la page 1sur 14

LA ORACIÓN.

CLASIFICACIÓN Y OTRAS CARACTERÍSTICAS


2011

CLASIFICACIÓN
Los enunciados se clasifican de acuerdo con la MODALIDAD ORACIONAL. Este criterio
atiende a la actitud del hablante, al acto que realiza y a su relación con el interlocutor.
De acuerdo con él, se habla de enunciados exclamativos y desiderativos, enunciativos,
interrogativos e imperativos. Los dos primeros se relacionan con la 1ª persona (yo), el
modo subjuntivo y la función expresiva. Los enunciativos se relacionan con la 3ª
persona (él), el modo indicativo y la función informativa. Interrogativos y exhortativos,
finalmente, se relacionan con la 2ª persona (tú), el modo subjuntivo y la función
apelativa.

Exclamativas y desiderativas: YO, modo subjuntivo y función expresiva.


Enunciativas: ÉL, modo indicativo y función informativa.
Interrogativa y exhortativas: TÚ, modo subjuntivo y función apelativa.

Esta clasificación se entrecruza con esta otra que habla de enunciados AFIRMATIVOS,
NEGATIVOS y DUBITATIVOS.

A su vez, oraciones y cláusulas se clasifican según su estructura. Según este criterio,


aparecen numerosas clases de oración o cláusula. La oración puede ajustarse
(REGULAR) o no (IRREGULAR) al esquema normal sujeto-predicado. El desajuste puede
deberse a la inexistencia del sujeto (ORACIÓN IMPERSONAL) o a la del verbo (ORACIÓN
NOMINAL). Desde el punto de vista de la estructura del predicado, las oraciones
pueden ser ATRIBUTIVAS (o COPULATIVAS) y PREDICATIVAS. En las oraciones
predicativas, según la relación entre el sujeto y el predicado, se habla de ACTIVAS y
PASIVAS. Finalmente, según el número de oraciones contenidas hay SIMPLES y
COMPUESTAS.

SUJETO-PREDICADO

La oración presenta una estructura sujeto-predicado. El SUJETO es el responsable del


la persona y el número del verbo, de modo que si cambia la persona o el número del sujeto
también lo hará el verbo:

Me gusta la película → Me gustan las películas.


Ardió aquella casa → Ardieron aquellas casas.

Observa que el sujeto puede ir detrás del verbo, así sucede con los dos ejemplos. Tampoco el sujeto es
siempre aquello de lo que se habla en la oración. En Me gusta la película de quien se habla es
de mi, que funciona como complemento indirecto. Por tanto, estos dos criterios (la posición o
aquello de lo que se habla) no son concluyentes a la hora de reconocer el sujeto. Igualmente
no son un buen criterio las viejas preguntas de ¿qué? o ¿quién?, tan problemáticas a menudo.
El sujeto puede ser:

1. Un nombre, un pronombre, un infinitivo o cualquier elemento sustantivado:

Vuelan aviones por el cielo.


Ha venido ella.
Está prohibido fumar.
Mañana es un adverbio.

2. Un sintagma nominal:

Manuel Martí Sánchez Universidad de Alcalá


LA ORACIÓN. CLASIFICACIÓN Y OTRAS CARACTERÍSTICAS
2011

La ciudad dormía heroicamente la siesta.

Con mucha frecuencia, el sujeto es un sintagma nominal, pero es importante tener en cuenta
que los sintagmas nominales desempeñan también otras funciones y así no pensar que
sintagma nominal y sujeto son equivalentes. En el último ejemplo, además del sintagma
nominal sujeto (la ciudad), hay un sintagma nominal (la siesta) que funciona como
complemento directo.
Los sintagmas preposicionales no funcionan como sujetos, por lo que estos no admiten
una preposición delante. Incumplen esta norma unos pocos casos con entre, hasta y según:

Entre todos terminaron el trabajo.


Hasta Isabel tuvo un hijo.
Según ese señor mayor dice, quien no se fía, no es de fiar.

Este incumplimiento es solo aparente, pues en realidad no se trata de preposiciones.

3. Una oración subordinada sustantiva:

Me gusta que Eva estudie mucho.


Está prohibido que la gente se bañe aquí.

PREDICADO: ATRIBUTO Y COMPLEMENTOS DEL VERBO

El predicado es un sintagma verbal. Examinando su estructura aparecieron todos los


componentes que acompañan al verbo, que ahora van a caracterizarse:

a) ATRIBUTO. Es el componente fundamental del predicado nominal. Sin él el predicado


es verbal y el verbo deja de ser copulativo. Es lo que sucede en estos ejemplos con ser,
estar o parecer:

No es aquí [complemento circunstancial de lugar].


Está hoy [complemento circunstancial de tiempo].
Parece que está enfermo [oración subordinada sustantiva en función de sujeto].

El atributo posee, por tanto, un carácter obligatorio, señala una propiedad del sujeto y admite
la sustitución por el pronombre lo. El atributo puede ser un adjetivo o sintagma adjetivo (Está
muy hermosa), un nombre o sintagma nominal (Él es Juan, Es un verdadero psicópata), un
sintagma preposicional (María es de Nazaret) y un adverbio de modo o sintagma adverbial (Él
es así, Mi tío está muy mal).

b) COMPLEMENTO DIRECTO. Solo aparece en los predicados verbales. Es un


complemento muy unido al verbo. Si es de persona, lleva la preposición a (Veo a
Isabel), si es de cosa, no va con preposición alguna (Escucho una canción de Bob
Dylan). Se convierte en el sujeto paciente de las oraciones pasivas y puede sustituirse
por los pronombres personales lo, la y los, las.

Veo a Isabel → Isabel es vista por mí → La veo.


Escucho una canción de Bob Dylan → Una canción de Bob Dylan es escuchada por mí → La
escucho.

Manuel Martí Sánchez Universidad de Alcalá


LA ORACIÓN. CLASIFICACIÓN Y OTRAS CARACTERÍSTICAS
2011

c) COMPLEMENTO INDIRECTO. Aparece en ambos predicados, nominal y verbal. Lleva


necesariamente la preposición a, casi siempre tiene carácter personal. Puede
sustituirse por el pronombre le o les:

Es muy doloroso poner esa nota a Bárbara → Es muy doloroso ponerle esa nota.
El profesor entregó los exámenes corregidos a los estudiantes → El profesor les entregó los
exámenes.

Complemento directo e indirecto pueden duplicarse en numerosas oraciones:

A Emma la han visto salir de su casa.


A mis amigos no les gusta ir al fútbol con sus mujeres.

Los complementos que representan una realidad no personal con la preposición para son
complementos circunstanciales de finalidad. Los complementos de persona con esta
preposición son complementos circunstanciales de beneficiario:

Prohibieron la circulación de turismos para que no se colapsara el transporte público [oración


subordinada complemento circunstancial de finalidad].
Dio a María [complemento indirecto] un libro para el profesor [complemento circunstancial de
beneficiario].

d) COMPLEMENTO DE RÉGIMEN. Conocido también como suplemento, es un


complemento exigido por el verbo que lleva necesariamente una preposición. Dado
que esta habitualmente posee un significado muy general y abstracto (a, con, de, en),
los complementos de régimen no expresan circunstancia alguna, bastantes de los
cuales guardan semejanza con el complemento directo (Cargó con el vehículo, Cargó el
vehículo). La semejanza no supone la igualdad: el complemento de régimen se
distingue del directo por las preposiciones que lleva, por que no puede sustituirse por
lo, la, los y las, y por que no se convierte en sujeto de la pasiva:

Nunca se refiere a su infancia.


Sueña con las vacaciones.
Se olvidó de la cita.
Piensa en la reunión.

Sin embargo, existen otros complementos regidos cuya proximidad no es con el complemento
directo sino con otros complementos. Es el caso de aquellos que indican una circunstancia (Se
fue de casa, Chocó contra el muro), una propiedad como los predicativos (Se las da siempre de
sabia, Yo te tenía por una persona más seria) o, al menos, una información no asimilable al
complemento directo (jugar al fútbol, oler a gas, traducir al alemán…).

e) COMPLEMENTO CIRCUNSTANCIAL. Son complementos que representan las distintas


circunstancias en que se desarrolla el suceso verbal. Así, hay complementos
circunstanciales de lugar (Vivo en Alcalá de Henares), tiempo (Hoy se casan Ana y
Pedro), modo (Hace las cosas minuciosamente), cantidad (Trabaja mucho para la paz
del mundo), causa (Lo hago por gusto), compañía (Ana pasea con Pedro), finalidad
(Trabaja mucho para la paz del mundo), instrumento (Rompió el cristal con un
diamante), materia (Hizo el arroz con muchas especias) …

f) COMPLEMENTO PREDICATIVO. Es un complemento de los predicados verbales que


ejerce una doble función. Por un lado, complementa al verbo como si fuera un
complemento circunstancial de modo (Se fue enfadado) o un complemento directo
(Sus amigas la ponen verde). Por otro lado, complementa a un constituyente de la

Manuel Martí Sánchez Universidad de Alcalá


LA ORACIÓN. CLASIFICACIÓN Y OTRAS CARACTERÍSTICAS
2011

oración con el que a menudo concierta. Este constituyente es el sujeto (Mi padre anda
preocupado con la situación económica), el complemento directo (Me devolvió el
portátil estropeado) y menos habitualmente, el complemento indirecto (Me robaron la
cartera borracho) o de régimen (Sueña contigo en casa, Una de las tiendas de Adolfo
Domínguez en Ferrol ha amanecido este viernes con el escaparate cubierto de
pintadas).

Eva cruzó descalza [complementa al verbo como un complemento de modo y al sujeto Eva].
Hicieron a Margarita supervisora [complementa al verbo como un complemento directo y al
complemento directo Margarita].
Llevó enfermo [complementa como un complemento de modo al verbo y al complemento
directo su hijo] a su hijo a urgencias.

A veces, el predicativo complementa a un verbo omitido, con el que hay que contar para
entender su función (Me gusta el café muy cargado → Me gusta que el café *se encuentre+
muy cargado).

g) COMPLEMENTO AGENTE. Es un complemento exclusivo de las oraciones pasivas.


Representa la persona que realiza la acción en estas oraciones. Por eso, coincide con el
sujeto de las oraciones activas. Lleva siempre la preposición por y es de carácter
personal. Esto último es lo que lo diferencia de los complementos circunstanciales de
causa:

El atracador fue descubierto por casualidad [complemento circunstancial de causa] por la


policía *complemento agente+ → La policía descubrió al atracador por casualidad.

Manuel Martí Sánchez Universidad de Alcalá


LA ORACIÓN. CLASIFICACIÓN Y OTRAS CARACTERÍSTICAS
2011

ORACIÓN COMPUESTA

1. CARACTERIZACIÓN
1.1. Coordinación y subordinación
Las oraciones compuestas son aquellas que contienen dentro de sí dos o más
oraciones, esto es, dos o más combinaciones de sujeto y predicado:

Fanny me preguntó si venían los compañeros.

Existen dos procedimientos fundamentales para unir dos o más oraciones en una oración
compuesta:

a) COORDINACIÓN. Por ella se constituye una oración compuesta agregándose oraciones


(coordinadas) sin que ninguna pueda decirse que domine. Esta falta de jerarquía es la
causa de que pueda suprimirse cualquiera de las oraciones coordinadas:

Mañana iré al médico, visitaré a mis abuelos y quedaré con mis amigos.
Mañana visitaré a mis abuelos y quedaré con mis amigos.

b) SUBORDINACIÓN. Por ella una oración (subordinada) depende de la oración (principal)


en que se inserta. Esta dependencia se manifiesta en que la oración subordinada
desempeña en la oración principal una función (sujeto, complemento del nombre,
objeto directo…), que puede ser cualquiera de las que desempeñan palabras y
sintagmas en la oración simple:

Descubrí su enfermad *complemento directo+ → Descubrí que estaba enfermo [oración


subordinada en función de complemento directo].
Llegó en el momento de la despedida *complemento circunstancial de tiempo+ → Llegó cuando
todos se iban [oración subordinada en función de complemento circunstancial de tiempo].

Las oraciones subordinadas adverbiales impropias desempeñan una función global, que afecta
a toda la oración principal. Por eso, está justificado en ellas mantener la división oración
principal-oración subordinada.

La subordinación solo sirve para unir oraciones, sin embargo, la coordinación puede unir
también palabras y sintagmas, además de oraciones:

Se han casado el hijo de Pedro y la sobrina de mi hermana.


Lo hizo muy bien, pero sin ganas.
Se tomó un bocadillo de jamón y queso.

Para determinar si hay coordinación o subordinación, el camino más seguro es fijarse


en el conector (ver, más abajo, § 4)., en si es coordinante o subordinante. Por ejemplo, si
aparece y, piensa en una oración compuesta por coordinación copulativa; si lo que se ve es
pero, habrá una oración adversativa. Sin embargo, con la conjunción subordinante causal
porque lo que habrá será una oración compuesta por subordinación causal:

Hay dos asientos libres y yo estoy cansado.


El otro día salió muy pronto, pero ya había gente en la cola.
Era muy orgullosa porque sus padres habían sido muy ricos.

Manuel Martí Sánchez Universidad de Alcalá


LA ORACIÓN. CLASIFICACIÓN Y OTRAS CARACTERÍSTICAS
2011

1.2. Yuxtaposición y correlación


A estas dos relaciones fundamentales se suman otras dos más marginales: la
yuxtaposición (Llegué, vi, vencí) y la correlación (Bien se echa a reír como un loco, bien llora
desconsoladamente).

A la hora de analizar estas oraciones yuxtapuestas, lo más práctico es pensar cuál


puede ser el conector que podría haber aparecido y, de acuerdo con ello, decidir si hay
coordinación o subordinación:

Llegó, se sentó, se puso a ver la televisión [oración compuesta por yuxtaposición que se analiza
como una compuesta por coordinación+ → Llegó, se sentó y se puso a ver la televisión.
Llámalo otra vez, quizá ya esté en casa [oración compuesta por yuxtaposición que se analiza como
una compuesta por subordinación+ → Llámalo otra vez, porque quizá ya esté en casa.

En las oraciones donde ya correlación también se seguirá el mismo camino de asimilarlas a la


coordinación:

Bien se echa a reír como un loco, bien llora desconsoladamente.

Oraciones coordinadas distributivas

O la subordinación:

Gritaron tanto que al final se quedaron afónicos

Oración compuesta por subordinación, con una oración subordinada


consecutiva

2. ORACIONES COORDINADAS
2.1. Copulativas, disyuntivas y adversativas
En general, se señalan estas tres grandes clases de oraciones compuestas por
coordinación:

a) COPULATIVAS. Como si fueran objetos que van sumándose, las oraciones copulativas
se agregan una tras otra. El hablante se limita a indicar la relación entre ellas y, por
tanto, su compatibilidad:

El pueblo le encantaba y volvía a él todos los años en verano.

Las conjunciones copulativas fundamentales son y y ni. Y puede coordinar cualquier elemento,
ni solo lo hace con elementos negativos, como un equivalente de y no:

Quiero una hamburguesa de carne y no de pescado.


No quiso la comida ni la bebida *= ‘No quiso la comida y no quiso la bebida’+.

b) DISYUNTIVAS. En ellas, se presentan bajo la forma de una alternativa entre dos o más
opciones. La disyunción puede ser exclusiva, cuando los términos son incompatibles en
el sentido de que solo puede existir uno de ellos (¿Vienes o te quedas?); o inclusiva,
cuando la incompatibilidad de los términos es solo formal, puesto que no hay

Manuel Martí Sánchez Universidad de Alcalá


LA ORACIÓN. CLASIFICACIÓN Y OTRAS CARACTERÍSTICAS
2011

diferencias en el contenido (Ordenador o computadora es el nombre que se les da en


español a estas máquinas electrónicas).

c) ADVERSATIVAS. Frente a copulativas y disyuntivas, donde el número de oraciones


coordinadas no está determinado, en las adversativas solo pueden coordinarse dos
oraciones. Como un adversario, la segunda se opone a la primera, lo que produce un
contraste entre ambas:

El coche era nuevo, pero presentaba ya un fallo.

Si la oposición solo es parcial, y la segunda oración solo corrige parcialmente la primera, la


oración adversativa es restrictiva. El conector fundamental de estas adversativas es pero. Si la
oposición es completa y la primera oración se niega, tenemos una oración adversativa
exclusiva. Su conector fundamental es sino:

No quiero café sino té.

En lugar de pero son posibles otros conectores como las locuciones conjuntivas sin embargo o
no obstante:

Estaba cansado, sin embargo, decidió salir.


Discuten mucho, no obstante, llevan ya treinta años casados.

En mensajes formales puede aparecer el arcaico mas (Se presentó en el día y la hora indicados,
mas sin los papeles necesarios), en lugar de pero. Este mas sin tilde no puede confundirse con
el adverbio de cantidad más, que sí la lleva:

Llegó muy alterado, mas [conjunción adversativa] no se atrevió a decir una palabra más [adverbio
de cantidad].

2.2. Enunciados distributivos y explicativos


A estas tres oraciones coordinadas, suele sumarse alguna más. Es el caso de las
consecutivas (Tomó dos cafés por la noche, así que le costó luego dormir), que se estudiarán
como subordinadas, o distributivas y explicativas, que se explican a continuación.

a) DISTRIBUTIVAS. La atención se detiene alternativamente en las distintas informaciones


que presenta cada oración. Un signo distintivo de las distributivas es la presencia en
cada una de las oraciones coordinadas (casi siempre sólo dos) de un conector, que no
siempre es una conjunción:

Unos se dirigían a la primera planta, otros subían a la segunda.


Ya bailan, ya cantan.

b) EXPLICATIVAS. El segundo miembro sirve para aclarar, formular mejor lo dicho por el primero,
semejando a las aposiciones. Sus conectores son locuciones conjuntivas (es decir, esto es, o sea,
por ejemplo):

Estuvo trabajando en la capital de la Rioja, es decir, en Logroño.


Era carioca, esto es, de Rio de Janeiro.

Estos enunciados recuerdan a otros en los que generalmente por medio también de un
conector se introduce, como un inciso, un ejemplo o una digresión:

En el Museo del Prado hay grandes pinturas, por ejemplo, las Meninas de Velázquez.

Manuel Martí Sánchez Universidad de Alcalá


LA ORACIÓN. CLASIFICACIÓN Y OTRAS CARACTERÍSTICAS
2011
En el Museo del Prado, por cierto, siempre abarrotado, hay grandes pinturas.

3. ORACIONES SUBORDINADAS
Son de tres clases:

a) SUSTANTIVAS. Se llaman así porque desempeñan funciones propias de un nombre (o


sustantivo). Estas funciones son, fundamentalmente, las de sujeto, complemento
directo o término de una preposición:

Me gusta que hayas conseguido la beca [oración subordinada sustantiva en función de sujeto].
Veo que estás mejor [oración subordinada sustantiva en función de complemento directo].
Espero a que me llames [oración subordinada sustantiva en función de término de la preposición].

Su conector fundamental es la conjunción subordinante completiva que y si la subordinada


sustantiva es una interrogativa indirecta, la conjunción subordinante completiva si (Dime si lo
ha terminado) o un interrogativo (Le preguntó de dónde venía tan tarde).

b) ADJETIVAS. Funcionan como un adjetivo complementando a un nombre. Se las conoce


asimismo como relativas, puesto que van introducidas por un relativo:

Echan en el cine de verano la película que vimos el otro día en la ciudad [oración subordinada
adjetiva o de relativo].

c) ADVERBIALES. Funcionan dentro de la oración principal como un adverbio.


Fundamentalmente, actúan como un complemento circunstancial:

Fue al médico porque le dolía la espalda [oración subordinada adverbial complemento


circunstancial de causa]

Dentro de las subordinadas adverbiales, están, en primer lugar, las subordinadas de LUGAR,
TIEMPO y MODO, que actúan como complementos circunstanciales de esta naturaleza. Los
conectores principales son los adverbios relativos, respectivamente, donde, cuando y como:

Acamparon donde se ven aquellos árboles lugar].


Se fue de la boda cuando empezó el baile [tiempo].
Lo hizo como quiso [modo].

En segundo lugar, están las COMPARATIVAS. Se caracterizan por comparar el grado con que se
presentan una misma cualidad, estado o acción en dos oraciones distintas. Tomando como
referencia la primera oración, las comparativas pueden ser de superioridad, igualdad o
inferioridad:

Las entradas del teatro cuestan más que valen las localidades del cine.
Esa película la han echado tanto en el cine como han puesto esa serie en televisión.
Ese musical ha costado menos dinero que valió el musical del año pasado.

El último grupo de las subordinadas adverbiales lo forman unas oraciones que con la
principal se agrupan en torno a la relación CAUSA-EFECTO. Esto es algo abstracto, pero es que
estas subordinadas existen porque los hablantes necesitamos representar y transmitir
pensamientos abstractos.
Las CONCESIVAS expresan una causa que no produce el efecto esperado. Su conector
fundamental es la conjunción aunque:

Manuel Martí Sánchez Universidad de Alcalá


LA ORACIÓN. CLASIFICACIÓN Y OTRAS CARACTERÍSTICAS
2011
Aunque tenía mucho sueño, no pudo dormirse.

Las CAUSALES representan la causa de la oración principal. Su conector fundamental es


la conjunción porque:

Este año se ha perdido la cosecha de trigo porque ha caído una gran granizada.

Las CONDICIONALES indican que si se cumple el hecho que representan, se cumplirá


también la oración principal. Su conector principal es la conjunción si:

Si no sacas con tiempo el billete, no podrás viajar.

Las FINALES comunican el efecto que persigue la oración principal. Su conector


fundamental es la conjunción para que:

Se preparó muy bien para que le dieran el trabajo.

Las CONSECUTIVAS son bastante variadas, por lo que no tienen un conector


representativo de todas ellas. Su punto en común es representar el efecto que se sigue de la
primera oración. No es un efecto buscado como en las finales, sino su consecuencia natural:

Estudia mucho de modo que aprobará fácilmente.


Hizo mucho viento, así que se suspendió la corrida.
Pienso, luego existo.

4. CONECTORES DE LAS ORACIONES COMPUESTAS


4.1. Principales conectores

COORDINADAS
a) Copulativas: y/ e, ni, tanto…como. Junto con, además de, amén de… Le gusta el yoga y
correr por el parque, Hablaron tanto unos como otros de la crisis, No bebo ni fumo
apenas.
b) Disyuntivas: o/ u, o bien. Tengo dudas: ¿me llevo un jersey o salgo en camisa?
c) Distributivas: ya…ya, bien…bien, ora…ora, unos…otros, tan pronto…como, lo
mismo…que. En ocasiones, el conector puede desempeñar una función. Lo mismo va a
los toros, que firma un manifiesto en contra de ellos.
d) Adversativas: sino, pero sí (exclusivas); mas, pero, aunque, sin embargo, no obstante
(restrictivas). No estuve en casa, sino que salí a la calle. No nos dejes caer en tentación,
mas líbranos del mal.
e) Explicativas: esto es, es decir, o sea, por ejemplo. Se declaró liberal, esto es, partidario
de la libertad de mercado.

En las coordinadas, el conector (una conjunción o una locución conjuntiva) no forma parte de
los miembros coordinados, se queda entre medias. Las distributivas se apartan de esta norma
general.

SUBORDINADAS
a) Sustantivas: que, como (completivas), si, palabras interrogativas (interrogativas), Estos
conectores se dan cuando el verbo aparece en forma personal; cuando está en
infinitivo, el conector desaparece. Mira como/ cómo lo hizo. ¿Recuerdas quién me
llamó? El que sigas pensando así me descorazona profundamente. Basta con que
avises un poco antes.

Manuel Martí Sánchez Universidad de Alcalá


LA ORACIÓN. CLASIFICACIÓN Y OTRAS CARACTERÍSTICAS
2011

b) Adjetivas: pronombres (que, el que, quien, el cual), determinante/ adjetivo (cuyo) y


adverbios (donde, cuando, como, cuanto) relativos. Esa crítica fue el auténtico motivo
por que se fue. El fracaso escolar se produce más a menudo en los niños cuyos padres
no están nunca en casa.
c) Adverbiales:
i. Lugar: donde. El accidente ocurrió donde había un bache terrible.
ii. Tiempo: apenas, cuando, mientras. Apenas había salido, cuando vinieron
todos.
iii. Modo: como. Habla como lo hace su jefe. Se oye como el otro día.
iv. Comparativas: (más/ menos) que, (tanto) como. Se oye tan mal como el otro
día.
v. Concesivas: aunque, aun cuando, a pesar de que, por más que, por mucho
que… Aunque te empeñes, lo tienes muy difícil.
vi. Causales: porque, puesto que, como (con indicativo), ya que… Se sentó porque
estaba cansado.
vii. Condicionales: si, como (con subjuntivo), a no ser que, con tal que… Irá
mañana al banco, a no ser que lo llamen antes.
viii. Finales: para que, para (con infinitivo). Déjale el libro para que nos deje en paz.
ix. Consecutivas: tan(to) …que, de tal manera/ modo que, por lo tanto, por
consiguiente, luego. Empezó a diluviar, de modo que hubo que suspender el
acto.

Los conectores de las subordinadas son conjunciones (o locuciones conjuntivas) o


relativos. Unos y otros se analizan dentro de su oración subordinada. Las conjunciones solo
funcionan como conectores, los relativos desempeñan también una función dentro de la
oración subordinada, derivada de su condición pronominal (anáforas):

Echan en el cine la película que anunciaban en la televisión

Oración subordinada adjetiva

Que = complemento directo

Cuando no aparezca conector o este sea desconocido, el procedimiento más


aconsejable para el análisis será sustituir la oración por una equivalente que presente un
conector conocido: el otro día te reíste de mí, ahora bien, será la última vez (= el otro día te
reíste de mí, pero será la última vez).

4.2. Valores de los principales conectores


Los conectores más empleados (que, si, como) son lógicamente los más polisémicos, por
tanto, pueden introducir oraciones subordinadas de distinta naturaleza. La situación se
complica aún más cuando el conector se relaciona con otro elemento, bien dando lugar a un
conector complejo, bien formando una correlación:

I. QUE. Puede ser conjunción completiva (No quiero ni pensar que lo hayas perdido),
relativo (No quiero ni pensar en la chica que lo perdió), conjunción comparativa (Las
policías autonómicas cobran mucho más que las nacionales), causal (Vete, que no
quiero verte), final (Échate a un lado, que quiero sentarme), copulativa (Sus padres,
arruinados y ella baila que baila). También puede ser un pronombre relativo (La chica
que viste ayer se llama Lara y estudia INEF).
II. COMO. Puede ser un adverbio relativo en oraciones subordinadas de modo (Lo haré
como me dices) o comparativas (Lo haré tan pronto como mi compañero), componente

Manuel Martí Sánchez Universidad de Alcalá


LA ORACIÓN. CLASIFICACIÓN Y OTRAS CARACTERÍSTICAS
2011

de un conector discontinuo distributivo (Tan pronto ríe y habla descontroladamente


como se encierra en el mayor de los mutismos), conjunción causal (Como lo has vuelto
a hacer, te la has cargado), condicional (Como vuelvas a hacerlo, te la cargas) o
completiva (Ya verás como acaba llamando), preposición (Ingresó como administrativo
en la Seguridad Social) o adverbio (Es como muy agresivo).
III. SI. Puede ser una conjunción interrogativa indirecta (No sé si está lloviendo),
condicional (Si vuelve a subirte la tensión, tendrás que ir al médico), concesivo (Si esta
mañana hacía frío, esta tarde luce un sol extraordinario) o causal (Si hemos llegado ya
hasta aquí, ¿cómo no vamos a entrar en la iglesia?).

Manuel Martí Sánchez Universidad de Alcalá


LA ORACIÓN. CLASIFICACIÓN Y OTRAS CARACTERÍSTICAS
2011

APÉNDICE A: TIPOS DE SE

Se = le o les El verbo Solo puede Funciona como Robaron el bolso


mantiene el aparecer se. No complemento a la señora = Se
significado. coincide con el indirecto. Aparece lo robaron
sujeto solo junto a lo/la,
los/las. Sustituye a
le/les.
Reflexivo El verbo Alterna con me, Funciona como Se lavó; Se lavó la
mantiene el te, nos y os. complemento cara.
significado. Coincide con la directo e
misma persona indirecto.
del sujeto.
Recíproco El verbo Alterna con nos, Funciona como Se miran; se
mantiene el os y se. Coincide complemento miran la cara
significado. con la misma directo e
persona del indirecto.
sujeto.
Medio El verbo a Alterna con me, Se analiza junto al Aquí caben el se
menudo te, nos y os. verbo. obligatorio
experimenta Coincide con la (quejarse), el se
un cambio. misma persona que modifica la
del sujeto. sintaxis y/o la
semántica del
verbo (irse) y el
se innecesario (él
se leyó cuatro
libros seguidos).
Impersonal El verbo Solo puede Se analiza junto al Se vive bien aquí.
mantiene el aparecer se. verbo. Equivale a
significado. un sujeto genérico
Solo puede ir (= uno, alguien).
en 3ª
persona del
singular.
Pasivo. El verbo Solo puede Se analiza junto al Se terminaron
mantiene el aparecer se. verbo, que tiene todos los
significado. un sentido pasivo. informes a
Solo puede ir tiempo.
en 3ª
persona y ha
de ser
transitivo.

1. Analiza los siguientes se :


Se divisan unos paisajes extraordinarios desde esta montaña.
Se peinó deprisa y corriendo.
No se le ha caído todavía ningún diente.
Se ha realizado una estupenda tarea.
Los niños están pegándose otra vez.
Se lo arrancaron de sus manos.
Se cortó una pierna.

Manuel Martí Sánchez Universidad de Alcalá


LA ORACIÓN. CLASIFICACIÓN Y OTRAS CARACTERÍSTICAS
2011

APÉNDICE B: ANÁLISIS MORFOLÓGICO


Existen dos análisis morfológicos posibles. El análisis morfológico tradicional, el
practicado desde siempre en el colegio, se ocupa de clasificar y subclasificar las palabras
(categorías verbales) según el criterio de su significado, función y terminaciones. Este análisis
es el que habla de nombre (propio o común, concreto o abstracto…), adjetivo... Si la palabra es
variable, también examinará sus morfemas gramaticales. Por ejemplo, si analiza han cantado,
dirá que es un verbo en tercera persona del plural del pretérito perfecto compuesto de
indicativo.
El otro análisis morfológico se corresponde con la idea moderna. Se centra en la
estructura de la palabra y de su clasificación en simple, derivada, compuesta, parasintética…
En este segundo análisis morfológico, inhumanidad se descompone en in-human-idad y se
clasifica como palabra derivada puesto que existe humanidad.

APÉNDICE C: ANÁLISIS SINTÁCTICO


a) Presupuestos

 Es un medio para representar en un esquema la organización de enunciados y


oraciones (existen diversos modos de representación gráfica)
El análisis sintáctico está al servicio de la comprensión del enunciado, ya que la sintaxis
determina un parte importante del significado de este
El análisis sintáctico va de arriba abajo, esto es, parte del enunciado y acaba en la
palabra
Muestra la organización del enunciado y, sobre todo, de la oración en sus distintos
niveles, configurado cada uno de los cuales por diversos constituyentes
Cada constituyente está relacionado con los otros que aparecen en su nivel dentro de
una misma unidad superior
Esta relación determina la función de ese constituyente
La función de un constituyente se manifiesta a través de una forma determinada

b) Etapas
Comprender el significado del enunciado
Distinguir entre enunciado (unidad comunicativa y dependiente de contexto) y oración
(unidad gramatical y abstracta).
Identificar lo que pertenece a una y otra unidad
Enunciado (conectores discursivos, modificadores oracionales, vocativo, modalidad,
tópicos extraoracionales, orden de palabras)
Identificada la oración, es importante distinguir si esta es simple o compuesta por
subordinación (se descompondrá inicialmente en sujeto y predicado), o bien,
compuesta por coordinación (se descompondrá en sus oraciones coordinadas).
Disponer la oración para el análisis como la estructura básica previa a las
modificaciones experimentadas por su inserción en un contexto
Descomponer ordenadamente la oración
Clasificar el enunciado (modalidad)
 Aseverativos, interrogativos, imperativos, exclamativos
 Afirmativos, negativos, probables/ posibles/ improbables
Clasificar la oración
 Regulares/anómalas (impersonales)
 Simples/ compuestas, predicativas/ atributivas, transitivas/ intransitivas

Manuel Martí Sánchez Universidad de Alcalá


LA ORACIÓN. CLASIFICACIÓN Y OTRAS CARACTERÍSTICAS
2011

Con este ejemplo, esperamos que puedas entender mejor la naturaleza del análisis sintáctico:

El río mayor del mundo está en Brasil

D N CN CN (SP) N (V) CCL (SP)

SN SV (Predicado verbal)

Oración enunciativa afirmativa, simple y predicativa

Manuel Martí Sánchez Universidad de Alcalá