Vous êtes sur la page 1sur 7

Introducción

Los primeros auxilios, son medidas terapéuticas urgentes que se aplican a las
víctimas de accidentes o enfermedades repentinas hasta disponer de
tratamiento especializado. El propósito de los primeros auxilios es aliviar el dolor
y la ansiedad del herido o enfermo y evitar el agravamiento de su estado. En
casos extremos son necesarios para evitar la muerte hasta que se consigue
asistencia médica.
Los primeros auxilios varían según las necesidades de la víctima y según los
conocimientos del socorrista. Saber lo que no se debe hacer es tan importante
como saber qué hacer, porque una medida terapéutica mal aplicada puede
producir complicaciones graves. Por ejemplo, en una apendicitis aguda un
laxante suave puede poner en peligro la vida del paciente.
Primeros auxilios
Los primeros auxilios consisten en la atención inmediata que se le da a una
persona enferma, lesionada o accidentada en el lugar de los acontecimientos,
antes de ser trasladado a un centro asistencial u hospitalario. Los primeros
auxilios son limitados a los conocimientos de la persona que los aplica y esta no
debe pretender reemplazar al personal médico o profesional paramédico,
pueden ser de primera instancia o de segunda instancia.

Importancia de los Primeros Auxilios


Existen momentos que son catalogados como Situaciones de Emergencia,
donde sucede un acontecimiento inesperado, que se desarrolla en forma grave,
inesperada y que desborda nuestro accionar, la previsión y todas las acciones
que podemos pensar para llevar a cabo ante hechos específicos, que suceden
en forma accidental, tanto como que pudieron haberse prevenido, pero que de
todos modos demandan que actuemos rápidamente, a consciencia y con los
conocimientos necesarios.
El factor común de todos estos desgraciados hechos tiene a las acciones que
son conocidas como Primeros Auxilios, que pueden ser llevadas a cabo tanto
por Médicos o Paramédicos, como también por personal idóneo, estando al
alcance de todos si realizamos algún Curso de Primeros Auxilios que no lleva
mucho tiempo, o bien informándonos acerca de qué es lo que debe realizarse,
cuándo debe llevarse a cabo y cómo es que debemos actuar.
La principal finalidad que persiguen estos actos está en Preservar la Vida de las
personas que han sido afectadas, teniendo ello en el caso de que el hecho sea
grave y demande acciones Rápidas, Precisas y Eficaces, mientras que por otro
lado tenemos aquellas que tienen una Finalidad Preventiva, evitándose males
mayores o evitándose la manifestación posterior de Trastornos a la Salud que
pueden generar daños graves o permanentes en el individuo.
Tal como sucede en cualquier Metodología Científica, y como la salud está
apoyada en muchas ciencias que derivan de la Medicina, el primer paso que
debemos llevar a cabo es la Observación, notando tanto el entorno como el
sujeto en sí, pasando desde el análisis general de estos aspectos hasta derivar
en los Detalles Intrínsecos, para poder plantearse posteriormente qué acciones
deben llevarse a cabo en forma Sistemática y Ordenada.
La necesidad de actuar rápido y con precisión radica en que en la mayoría de
los casos es necesario poder asistir a la víctima que se encuentra en Situación
de Emergencia, teniendo a veces por cuestión de minutos la diferencia entre la
vida y la muerte, y teniendo como característica adicional que se pueden realizar
con Materiales Limitados, siendo esto comprensivo no solo a los objetos que se
utilizan sino también a las técnicas y acciones que se llevan a cabo.
Esto se traduce en que la práctica de los Primeros Auxilios no es una solución
definitiva a lo que ha acontecido, sino que es el primer paso fundamental para
poder derivar a una persona a la posterior Asistencia Médica, cuya revisión,
observación y evaluación es obligatoria.

Quemaduras
Son un tipo específico de lesión de los tejidos blandos producidos por agentes
físicos, químicos, eléctricos o radiaciones. Se producen por exposición al fuego,
a metales calientes, a radiación, a sustancias químicas cáusticas, a la
electricidad o, en general, a cualquier fuente de calor (por ejemplo el Sol). Las
quemaduras se clasifican según la profundidad del tejido dañado y según la
extensión del área afectada. Una quemadura de primer grado, que sólo afecta a
la capa superficial de la piel, se caracteriza por el enrojecimiento. Una
quemadura de segundo grado presenta formación de flictenas (ampollas), y una
de tercer grado afecta al tejido subcutáneo, músculo y hueso produciendo una
necrosis. La gravedad de una quemadura también depende de su extensión.
Ésta se mide en porcentajes de la superficie corporal. Las quemaduras graves
producen shock y gran pérdida de líquidos. Un paciente con quemaduras de
tercer grado que ocupen más del 10 % de la superficie corporal debe ser
hospitalizado lo antes posible.

Signos vitales
Los signos vitales son mediciones de las funciones más básicas del cuerpo, es
decir las señales o manifestaciones de vida que presenta un ser humano con
vida. Los principales signos vitales que los médicos y los profesionales de salud
monitorizan de forma rutinaria son los siguientes:
 Temperatura: Es el procedimiento que se realiza para medir el grado de
calor del organismo humano en las cavidades bucal, rectal, axilar o
inguinal.
 Respiración: Es la función por la cual los seres vivos toman oxigeno (O2)
y expelen el dióxido de carbono (CO2).
 Pulso Arterial: Es la vibración producida en las paredes arteriales por el
paso de una onda recurrente de la sangre bombeada mediante la
contracción ventricular del corazón.
 Presión Arterial: Es la fuerza con que el corazón expulsa la sangre hacia
las arterias.
 Reflejo Pupilar: Normalmente las pupilas se contraen al estímulo de la luz.
Si ambas pupilas están más grandes de lo normal (dilatadas), la lesión o
enfermedad puede indicar shock, hemorragia severa, agotamiento por
calor, o drogas tales como cocaína o anfetaminas.
El estar visos tiene implícito mantener en forma automática un sin número
de funciones que pasan inadvertidas: Temperatura del cuerpo (frío-calor), la
respiración (rápida-lenta), el pulso arterial (acelerado-desacelerado), la presión
arterial (alta o baja) y el reflejo pupilar (dilatado-no dilatado). La importancia de
los signos vitales radica en que expresan de manera inmediata los cambios
funcionales que suceden el organismo, cambios que de otra manera no podrían
ser cualificados ni cuantificados.
Signo: cualquier manifestación objetiva o física de un estado patológico.
Vital: relativo a la vida, que da y conserva la vida.
Al prestar primeros auxilios es importante valorar el funcionamiento del
organismo y detectar las alteraciones que son frecuentes en caso de accidentes.

Heridas
Las heridas se definen como la pérdida de continuidad de un tejido u órgano,
secundario aun traumatismo, incluyendo la cirugía. Algunos conceptos
importantes en la nomenclatura de las heridas incluyen:
a) Erosión: Herida superficial, epitelial, limitada a epidermis en la piel y que no
va más allá de la muscularis mucosa en las mucosas, por ejemplo, en el
estómago.
b) Abrasión: Erosión cutánea difusa en un área más extensa de piel que la
erosión simple, provocada habitualmente por roce o fricción intensa.
c) Úlcera: La úlcera es una lesión más profunda que las erosiones,
acompañándose a menudo de inflamación y/o infección. Las heridas
superficiales son de manejo más sencillo que las heridas profundas, que ya
comprometen dermis, subcutáneo, aponeurosis, músculos, tendones, vasos
sanguíneos, nervios, serosas, órganos e incluso vísceras.
Hematomas
Los hematomas son colecciones de sangre por ruptura de vasos sanguíneos.
Los hematomas pueden ser de diferentes formas y patogenia:
1.- Hematomas espontáneos, en pacientes con discrasias sanguíneas como
hemofilia, hipertensión arterial, hematoma de la vaina de los rectos y hematoma
intramural del intestino.
2.- Hematomas secundarios a trauma, incluyendo el trauma quirúrgico.
3.- Hematomas cerebrales, con compresión de diversas estructuras neurales y
disfunciones neurológicas.
4.- Hematomas en intestino, con obstrucción intestinal (muy raro).
5.- Hematomas en hígado en pacientes con eclampsia por aumento de la presión
arterial.
6.- Hematomas superficiales, con aumento de volumen, dolor y coloración típica.
Conclusión

Se entiende por primeros auxilios a las técnicas y procedimientos de carácter


inmediato, limitado, temporal, no profesional que recibe una persona, víctima de
un accidente o enfermedad repentina. Su carácter inmediato radica en su
potencialidad de ser la primera asistencia que esta víctima recibirá "in situ".
Limitado porque de todas las técnicas, procedimientos y concepciones que
existen en la Medicina de emergencias y desastres, solo utiliza una pequeña
parte de estas, por esto el socorrista nunca debe pretender reemplazar al
personal médico. Su temporalidad es marcada por la interrupción de las técnicas
y procedimientos ante la llegada de personal mejor calificado (profesionales de
la salud). Su carácter de no profesional nos indica que los conocimientos de los
primeros auxilios deben ser universales, es decir ser difundidos a todos los
habitantes del territorio sin restricciones.
En todo accidente hay que tener en cuenta las lesiones que se han producido
por consecuencia inmediata del accidente; el daño que éstas producen si no son
tratadas; el peligro de nuevos daños.
Anexos

Pulso Arterial.