Vous êtes sur la page 1sur 12

PLAZOS Y TÉRMINOS DEL JUICIO DE AMPARO

Para poder entender los términos señalados en la Ley de Amparo para


la interposición de la demanda, es oportuno señalar la justificación para
los mismos que se dio en la exposición de motivos de la ley, teniendo
que:
“El tema relativo a los plazos de promoción del juicio de amparo es de suma
importancia, pues se modifican por completo los supuestos de la ley en vigor.
En términos generales se busca ampliarlos, lo cual resulta paradójico con el
sentir general de que es necesario lograr la más pronta tramitación y
resolución de los juicios. La ampliación obedece, sin embargo, a razones
mucho más complejas e instrumentales que la rápida tramitación por virtud
de la disminución de los plazos.
Debe sostenerse que una correcta impartición de justicia requiere de una
colaboración amplia y constante entre el juzgador y las partes, debido a que
son éstas las que, en principio, presentan los argumentos y fijan los hechos
y puntos de derecho sobre los que aquél habrá de resolver. En ese sentido,
existen argumentos de peso para considerar la ampliación de los plazos que
rigen el juicio de amparo. La Comisión coincidía con las mismas
preocupaciones, por ello explica que ampliar los plazos permite “otorgar el
tiempo necesario que haga factible que las partes preparen con mayor
cuidado y calidad la exposición de los argumentos en que basan sus
pretensiones. Lo anterior logrará que la calidad de los litigios se eleve y, con
ello, se facilite la función del juzgador sobre los puntos de derecho que habrá
de resolver. Asimismo, la ampliación de los plazos, no sólo para la
presentación de la demanda sino de aquellos establecidos para la tramitación
del juicio, permitirá un cabal acceso a la justicia y que la calidad de ésta se
incremente”. Estas son razones contundentes que soportan la intención de
ampliar los plazos.
En cuanto a los plazos en lo particular, la regla general consistió en
aumentarlo de quince a treinta días y se establecieron como excepciones las

1
siguientes: de cuarenta y cinco días tratándose del amparo contra normas
generales autoaplicativas; de dos años naturales cuando se trate de
sentencias condenatorias en un proceso penal o de actos de privación de los
derechos agrarios, y en cualquier tiempo, cuando se trate de ataques a la
libertad personal fuera de procedimiento, deportación, destierro, cualquiera
de los prohibidos por el artículo 22 constitucional y la incorporación forzosa
al Ejército, Armada o Fuerza Aérea Nacionales.
Además de la simple ampliación de los plazos, la innovación más relevante
tiene que ver con las sentencias condenatorias en materia penal. La razón
de su previsión es, ante todo, por el hecho de que en el país han cambiado
las circunstancias que hacían necesaria su falta de fijación, sobre todo en lo
que hace a la dificultad de obtener defensor o contar con las defensas
adecuadas en el juicio de amparo. En adelante, se contará con un plazo de
dos años naturales para la promoción de amparo, mismo que se estima más
que suficiente para permitir una debida defensa pero, también, para lograr
una adecuada definición sobre la situación de las partes sometidas a un
proceso penal”.

Una vez señalado lo anterior, es oportuno referirnos a los conceptos de


términos y los tipos que existen para poder entender completamente los
términos señalados en la Ley de Amparo.

Concepto de Términos

Se pretende estudiar lo que es el término procesal, entendido como el


periodo, lapso o intervalo de tiempo que la ley otorga a una persona, ya
sea parte o tercero en un proceso, para desarrollar una conducta. Dicho
término puede correr en contra de las partes o en contra de un tercero,
como lo es el juez o un perito.

2
Plazos y términos
Marco de referencia

SUPUESTOS GENERALES
PARA PRESENTAR
LA DEMANDA
SUPUESTOS ESPECIALES
PLAZOS

DURANTE LA
TRAMITACION
DEL PROCESO

PLAZOS Y TERMINOS DIAS Y HORAS HABILES

AUDIENCIA Y COMPARECENCIA CON


TERMINOS
DIAS Y HORAS FIJOS PARA SU REALIZACION

Existen diversas clasificaciones de términos, en el juicio de amparo


tenemos dos clases de términos, a saber:

I. Términos Prejudiciales, términos judiciales y términos


postjudiciales. En esta clasificación obedece al momento procesal
oportuno para ejercitar una acción o desarrollar una conducta. Son
aquellos de que dispone todo individuo, después de que una ley o acto
de autoridad viola sus garantías individuales y entonces surge el término
para ejercitar la acción constitucional, por lo cual son antes del inicio del
juicio de amparo, y

3
II. Términos prorrogables, términos improrrogables y términos
fatales. De aquí depende que la persona en contra de quien corre el
término, está en aptitud u oportunidad de actuar y de que se considere
la promoción o actuación que haga. Consistente en periodos que
legalmente se otorgan a las partes dentro del juicio de amparo para
desplegar determinados actos procesales.

En el juicio de amparo los términos, en forma general, tienen el carácter


de improrrogables y fatales.

Son improrrogables porque para la realización de los diversos actos


procesales se requiere de un periodo cronológico especial, cuya
duración no puede ampliarse.

Son fatales porque una vez que transcurre el periodo en que debieron
ejercitarse sin haber desplegado junto a él el acto que se debió haber
realizado, automáticamente se pierde ese derecho.

A) Términos Prejudiciales

El termino prejudicial es el tiempo que corre antes de la presentación de


la demanda; por tanto, es el tiempo con que cuenta el agraviado por un
acto de autoridad para demandar el amparo y la protección de la justicia
federal, y transcurrido ese tiempo o periodo que marca la ley de amparo
(art. 17,18…) sin que se entable la demanda, se entenderá consentido
tácitamente el acto reclamado, tornándose improcedente el juicio de

4
garantías (art…..). Es decir, precluye el derecho para interponer la
demanda o inconformarse con el acto de autoridad lesor de la esfera
jurídica del quejoso.

Regla General

El término ordinario para la interposición del juicio de amparo es de 15


días hábiles, según se desprende de lo establecido en el art. 17 de la
Ley de Amparo.

Ahora bien, dicho término debe empezar a contar a partir del día
siguiente conforme al art. 18 de la Ley de Amparo.

“Artículo 18. Los plazos a que se refiere el artículo anterior se computarán a


partir del día siguiente a aquél en que surta efectos, conforme a la ley del
acto, la notificación al quejoso del acto o resolución que reclame o a aquél en
que haya tenido conocimiento o se ostente sabedor del acto reclamado o de
su ejecución, salvo el caso de la fracción I del artículo anterior en el que se
computará a partir del día de su entrada en vigor.”

Excepciones a la Regla General

Ciertamente el juicio de amparo debe interponerse dentro del término


de 15 días, sin embargo, conforme a la Ley de Amparo, existen casos
en los cuales no opera dicho término y que veremos a continuación:

5
CAPÍTULO
Plazos
Artículo 17. El plazo para presentar la demanda de amparo es de quince
días, salvo:

I. Si se pretende presentar amparo contra una norma general autoaplicativa


(las que por su sola entrada en vigor me causan un afectación en mis
garantías individuales como lo pueden ser una norma tributaria si estoy dado
de alta en la Hacienda Federal con una actividad regulada) o si quiero
presentar mi amparo contra un procedimiento de extradición, el plazo para
interponer mi amparo será dentro de los 30 días siguientes al en que surta
efectos el acto reclamado.

II. Si se reclama inconstitucional una sentencia definitiva en un proceso penal


que imponga pena de prisión a un particular, podré interponer mi demanda
de amparo hasta en un plazo de 8 años contados a partir del día siguiente al
que surta efectos la notificación de la citada sentencia.

III. Cuando un acto administrativo tenga o pueda privar: total o parcialmente


(en forma temporal o definitiva) la propiedad, posesión o disfrute de los
derechos agrarios de un núcleo de población ejidal o comunal, el plazo para
interponer un amparo será de 7 años contados a partir de que la autoridad
responsable notifique el acto reclamado al núcleo de población ejidal o
comunal.

IV. Finalmente, si quieres presentar un amparo en contra de un acto que


implique privación de la vida, libertad fuera de un procedimiento, deportación,
destierro, desaparición forzada de personas o incorporación forzosa al
Ejército, Armada o Fuerza Aérea Nacionales, el plazo para interponer la
demanda de amparo podrá presentarse en cualquier tiempo. Es muy
importante señalar que en este supuesto la expresión “cualquier tiempo” se

6
podrá entender en que si a una persona aún y cuando hace 30 años le
afectaron uno de los derechos anteriormente mencionados, aun así podría
presentar su amparo.

B) Términos Judiciales.

Por término judicial se entiende al periodo o lapso que la ley procesal


respectiva, da una parte en juicio o un tercero dentro del mismo, para
desarrollar una determinada conducta. Así pues, los términos judiciales
imperan en relación a las partes (quejoso, tercero perjudicado, autoridad
responsable y ministerio público federal), al juez, a los testigos y peritos.

C) Términos Postjudiciales.

El termino postjudicial es el periodo previsto por la ley para que se


desarrolle una conducta con posterioridad al juicio, es decir, se
presentan una vez que ha sido resuelto este por sentencia definitiva.
Son lapsos que la ley marca para que se de cabal cumplimiento a la
sentencia definitiva dictada en ese juicio.

A) Términos Prorrogable

El término prorrogable consiste en la posibilidad de que el periodo que


se le dio a una parte para desarrollar una determinada conducta, pueda
ampliarse.

7
B) Términos Improrrogables

El término improrrogable no puede ampliarse. En esta clase de término,


el juez marca determinada cantidad de días para que se desarrolle una
conducta, sin que quepa la posibilidad de ampliar ese tiempo.

C) Términos Fatales

El término fatal es el periodo que se concede a una parte para cumplir


con determinada conducta procesal y que de no hacer lo que se le
impone como obligación procesal, perderá su derecho para ello.

Los términos prorrogables e improrrogables no son términos


fatales, salvo que la ley prevea lo contrario.

Jurisprudencias y/o tesis aisladas en las que se observa la


forma de computar el término para promover juicio de amparo, así
como las excepciones al término general de 15 días para interponer
la demanda de amparo

Registro: 2009604
Pleno del Vigésimo Noveno Circuito
Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, Libro 20, Julio de 2015,
Tomo II
Página 904
Tesis: PC.XXIX. J/3 P (10a.)
Jurisprudencia Común

AMPARO INDIRECTO. PLAZO PARA PROMOVERLO CONTRA ACTOS


DENTRO DEL PROCEDIMIENTO PENAL QUE AFECTAN LA LIBERTAD
PERSONAL, DICTADOS A PARTIR DEL 3 DE ABRIL DE 2013, EN

8
CUMPLIMIENTO A UNA EJECUTORIA DE AMPARO ANTERIOR. La
resolución de la autoridad judicial que afecta la libertad personal del quejoso
emitida a partir del 3 de abril de 2013, en cumplimiento a la ejecutoria de
amparo que otorgó la protección constitucional conforme a la Ley de Amparo
abrogada, por falta o indebida fundamentación y motivación, constituye un
acto nuevo desvinculado de la anterior decisión, que al pronunciarse durante
la Ley de Amparo vigente e impugnado mediante un nuevo juicio de amparo,
está sujeto al plazo de 15 días previsto por el artículo 17 de esta última
legislación.

PLENO DEL VIGÉSIMO NOVENO CIRCUITO.


CONTRADICCIÓN DE TESIS 1/2013. Entre las sustentadas por el Primer y
el Segundo Tribunales Colegiados, ambos del Vigésimo Noveno Circuito. 21
de abril de 2015. Unanimidad de cinco votos de los Magistrados Fernando
Hernández Piña, Aníbal Lafragua Contreras, José Guadalupe Sánchez
González, Guillermo Arturo Medel García y Miguel Vélez Martínez. Ponente:
Aníbal Lafragua Contreras. Secretario: Javier Vargas Brito.
Tesis y/o criterios contendientes:
El sustentado por el Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Noveno Circuito,
al resolver el amparo en revisión 306/2013, y el diverso sustentado por el
Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Noveno Circuito, al resolver la
queja 70/2013.
Ejecutorias
CONTRADICCIÓN DE TESIS 1/2013.
Esta tesis se publicó el viernes 10 de julio de 2015 a las 10:05 horas en el
Semanario Judicial de la Federación y, por ende, se considera de aplicación
obligatoria a partir del lunes 13 de julio de 2015, para los efectos previstos en
el punto séptimo del Acuerdo General Plenario 19/2013.

Comentario a la jurisprudencia transcrita con anterioridad:

El hecho de haber promovido amparo con la nueva Ley de amparo, el


cual sea derivado de una ejecutoria otorgada por falta o indebida
fundamentación y motivación con fundamento en la Ley anterior y que
el mismo tenga efectos en la libertad de la persona, por este hecho, se
debe realizar un nuevo amparo y para promoverlo se cuenta con el
9
plazo genérico de 15 días previsto en el artículo 17 de la Ley de Amparo
vigente.

Registro: 2007760
Cuarto Tribunal Colegiado del Décimo Octavo Circuito
Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, Libro 11, Octubre de 2014,
Tomo III
Décima Época
Página: 2826
Tesis Aislada (Común)
Tesis: XVIII.4o.17 K (10a.)

DEMANDA DE AMPARO DIRECTO. PARA SU PROMOCIÓN DEBE


APLICARSE EL PLAZO PREVISTO EN EL ARTÍCULO 17 DE LA LEY DE LA
MATERIA, VIGENTE A PARTIR DEL 3 DE ABRIL DE 2013, SI EL ACTO
RECLAMADO SE EMITIÓ Y NOTIFICÓ CONFORME A ELLA, AUNQUE EL
JUICIO NATURAL DEL QUE DERIVA LA SENTENCIA RECLAMADA SE
HAYA INICIADO CUANDO ESTABA EN VIGOR LA LEY ABROGADA. Los
artículos 17, 18 y primero transitorio de la Ley de Amparo, vigente a partir del
3 de abril de 2013, establecen que el plazo para presentar la demanda de
amparo directo será de 15 días, y que los plazos se computarán a partir del
día siguiente al en que haya surtido efectos, conforme a la ley del acto, la
notificación al quejoso de la resolución o acuerdo reclamado; al en que haya
tenido conocimiento de ellos o de su ejecución; o bien, al en que se hubiese
ostentado sabedor de los mismos. Por tanto, si el acto reclamado se emitió y
notificó conforme a la citada ley, entonces, para la presentación de la
demanda de amparo directo debe aplicarse el referido plazo de 15 días,
aunque el juicio natural del que deriva la sentencia reclamada se haya
iniciado cuando estaba en vigor la ley abrogada (vigente hasta el 2 de abril
de 2013) que preveía un plazo de 30 días, en términos del artículo 218,
cuando el amparo se promovía contra actos que causaren perjuicio a los
derechos individuales de ejidatarios o comuneros, sin afectar los derechos y
el régimen jurídico del núcleo de población a que éstos pertenecían. Lo que
se afirma, porque las partes de un juicio no adquieren el derecho a que se
les apliquen las normas procesales vigentes al momento del inicio de su
tramitación y durante todo su curso, toda vez que como el procedimiento
judicial se compone de diversas etapas y de una serie de actos sucesivos,
es inconcuso que los derechos adjetivos que concede la Ley de Amparo, sólo
se adquieren o concretan a medida que se actualizan los supuestos
normativos correspondientes, en el desarrollo de la secuela procesal y, con
antelación, sólo deben reputarse como expectativas de derecho o situaciones
jurídicas abstractas, sin que por ello se viole el derecho de irretroactividad, al
tratarse la ley de la materia, de una norma procesal que tiene únicamente

10
como efecto instrumentar el procedimiento del juicio de amparo.

CUARTO TRIBUNAL COLEGIADO DEL DÉCIMO OCTAVO CIRCUITO.


Recurso de reclamación 7/2013. Ernesto Gutiérrez Alcázar. 29 de agosto de
2013. Unanimidad de votos. Ponente: Gerardo Vázquez Morales, secretario
de tribunal autorizado por la Comisión de Carrera Judicial del Consejo de la
Judicatura Federal para desempeñar las funciones de Magistrado, en
términos del artículo 81, fracción XXII, de la Ley Orgánica del Poder Judicial
de la Federación, en relación con el diverso 42, fracción V, del Acuerdo
General del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, que reglamenta la
organización y funcionamiento del propio Consejo. Secretaria: Lorena
Domínguez Ávalos.
Nota: La presente tesis aborda el mismo tema que la sentencia dictada por
el Segundo Tribunal Colegiado en Materias Administrativa y de Trabajo del
Décimo Primer Circuito, al resolver el juicio de amparo directo 378/2013, que
fue objeto de la denuncia relativa a la contradicción de tesis 397/2013,
resuelta por el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación el 6 de
noviembre de 2014, de la que derivaron las tesis de jurisprudencia P./J.
69/2014 (10a.) y P./J. 70/2014 (10a.), de títulos y subtítulos:
"OPORTUNIDAD PARA PROMOVER JUICIO DE AMPARO EN LOS CASOS
PREVISTOS EN EL ARTÍCULO 218 DE LA LEY DE AMPARO ABROGADA,
EN CONTRA DE ACTOS DICTADOS DURANTE LA VIGENCIA DE ESA LEY
Y RESPECTO DE LOS CUALES, A LA ENTRADA EN VIGOR DE LA
ACTUAL LEY DE AMPARO, AÚN NO HABÍA VENCIDO EL PLAZO PARA
SU IMPUGNACIÓN. NO SE RIGE POR EL ARTÍCULO QUINTO
TRANSITORIO DE ESTE ÚLTIMO ORDENAMIENTO.", y "OPORTUNIDAD
PARA PROMOVER JUICIO DE AMPARO EN LOS CASOS PREVISTOS EN
EL ARTÍCULO 218 DE LA LEY DE AMPARO ABROGADA, EN CONTRA DE
ACTOS DICTADOS DURANTE LA VIGENCIA DE ESA LEY Y RESPECTO
DE LOS CUALES, A LA ENTRADA EN VIGOR DE LA ACTUAL LEY DE
AMPARO, AÚN NO HABÍA VENCIDO EL PLAZO PARA SU IMPUGNACIÓN.
SE RIGE POR LO DISPUESTO EN ESE PRECEPTO DE LA LEY
ABROGADA.", respectivamente.
Ejecutorias
contradicción de tesis 397/2013
OPORTUNIDAD PARA PROMOVER JUICIO DE AMPARO EN LOS CASOS
PREVISTOS EN EL ARTÍCULO 218 DE LA LEY DE AMPARO ABROGADA,
EN CONTRA DE ACTOS DICTADOS DURANTE LA VIGENCIA DE ESA LEY
Y RESPECTO DE LOS CUALES, A LA ENTRADA EN VIGOR DE LA
ACTUAL LEY DE AMPARO, AÚN NO HABÍA VENCIDO EL PLAZO PARA
SU IMPUGNACIÓN. NO SE RIGE POR EL ARTÍCULO QUINTO
TRANSITORIO DE ESTE ÚLTIMO ORDENAMIENTO
OPORTUNIDAD PARA PROMOVER JUICIO DE AMPARO EN LOS CASOS
PREVISTOS EN EL ARTÍCULO 218 DE LA LEY DE AMPARO ABROGADA,

11
EN CONTRA DE ACTOS DICTADOS DURANTE LA VIGENCIA DE ESA LEY
Y RESPECTO DE LOS CUALES, A LA ENTRADA EN VIGOR DE LA
ACTUAL LEY DE AMPARO, AÚN NO HABÍA VENCIDO EL PLAZO PARA
SU IMPUGNACIÓN. SE RIGE POR LO DISPUESTO EN ESE PRECEPTO
DE LA LEY ABROGADA
Esta tesis se publicó el viernes 24 de octubre de 2014 a las 9:35 horas en el
Semanario Judicial de la Federación.

Comentario a la tesis aislada antes transcrita:


Se refiere a que aun cuando el acto contra el que se promueve el
amparo haya sido dictado cuando estaba en vigencia la ley de amparo
abrogada, para la promoción del juicio de amparo se debe ocupar la
nueva Ley de Amparo, dado que se hará un nuevo juicio aun cuando el
acto del que deviene el acto impugnado se haya realizado con apego a
la ley abrogada.
Los plazos para presentarla serán los señalados en la nueva Ley de
Amparo (artículo 17).

Bibliografía:
- DEL CASTILLO DEL VALLE, Alberto, Segundo Curso de Amparo
(Aspectos Procesales del Amparo), 8° edición, Ediciones
Jurídicas ALMA, S.A. de C.V., México, 2008

12